10 dólares
NO LUGAR ~14

Autocar desde el Aeropuerto de Bogotá al centro de la ciudad

[Jueves 11 de diciembre]

Viajo en un autocar pequeño y negro. Al dar al conductor y su ayudante 10 dólares para pagar el billete se miran alucinados. Quizá me han devuelto menos cambio o me han cobrado de más. Les pido que me avisen cuando lleguemos al centro.

El autocar avanza por una larga carretera y los viajeros descienden parada tras parada; entramos en la ciudad y el autocar se va quedando vacío.

Ya quedamos muy pocos.

El instinto o la prudencia hacen que me baje antes de la última parada.

 


2011

No sé si le sorprendió que pagara con un billete tan grande (no me acuerdo lo que costaba el billete) o si su expresión obedecía a otra razón, pero sí recuerdo que a lo largo del trayecto les miré intentando que no lo advirtuieran y me pareció percibir algo raro. es por eso que me bajé antes de tiempo. Quizá era innecesario, puesto que la intuición a menudo nos engaña, per yo además andaba un pcoo desubicado tras el vuelo, como se explica en el texto del próximo día.

Share