1.8 ¿Cómo se puede acceder a la felicidad?

Aristoteles3

Vuelve con esto Aristóteles a una pregunta que se hacía al principio y a la que no me he referido en su momento (para poder hacerlo aquí de un modo más completo): si la felicidad radica en nosotros o si es exterior, y, si radica en nosotros, si puede adquirirse por la costumbre, el estudio o algún otro ejercicio[1]. En efecto, al inicio de su tratado, planteaba Aristóteles el hecho de que, al parecer, “para ser capaz de ser competentemente un discípulo de las cosas buenas y justas, y en suma de la política , “es menester que uno haya sido bien conducido por sus costumbres”[2]. El punto de partida, el qué, ha de tenerse claro para alcanzar ese cómo del que se ocupa la ética (y despreciar el porqué, del que se ocuparía una ciencia demostrativa)?[3]. Plantea, pues, Aristóteles un requisito previo que puede resultar curioso, pero que no significa otra cosa sino el hecho de que para alcanzar la bondad hay que ser bueno ya en cierto modo, tal vez porque el mismo deseo de serlo es ya serlo, al menos en cuanto a la voluntad. En los libros II y III de la Ética, Aristóteles dice algo que parece contradecir lo anterior: no se puede ser bueno si no se realizan actos buenos[4]. Sin embargo, es obvio que el deseo de ser bueno es ya realizar un acto bueno, por lo que no hay contradicción.La opinión, en cualquier caso, de Aristóteles, será que la felicidad puede ser alcanzada por medio del aprendizaje, pero sólo por todos los que no están incapacitados para la virtud”[5], con lo que se reafirma en esa condición previa, de la que se volverá a hablar al exponer la ética democritea.


[1] “De ahí [del hecho de que la felicidad parezca necesitar también de los bienes exteriores o de la buena suerte], surge la dificultad de si la felicidad es algo que puede adquirirse por el estudio o por la costumbre o por algún otro ejercicio, o si sobreviene por algún destino divino o incluso por suerte” (1099b,10-15).
[2] 1095b, 1-5.
[3] “Pues el punto de partida es el qué, y si esto está claro, no habrá ninguna necesidad del porqué. Un hombre así ya tiene o ya puede adquirir los principios” (1095b,5-10).
[4] “Nos hacemos constructores construyendo casas y citaristas tocando la cítara. De un modo semejante, practicando la justicia nos hacemos justos” (1103a,30). En el Libro III dice: “Desconocer que los modos de ser se adquieren por las correspondientes actividades es propio de un completo insensato” (1114a,10).
[5] “Además, es compartido [el premio de la virtud, que es la felicidad] por muchos hombres, pues por medio de cierto aprendizaje y diligencia lo pueden alcanzar todos los que no están incapacitados para la virtud” (1099b,15-20).
***

ÉTICA DE DEMÓCRITO Y ARISTÓTELES

2.7 Conclusión

Read More
2.6 Pensamiento, palabra y acción

Read More
2.5 Lo bueno y lo malo y el criterio

Read More
2.4 Acceso del hombre a la felicidad

Read More
2.3 Los bienes exteriores

Read More
2.2 La felicidad es el bien supremo y el fin de la vida

Read More
2.1 La ética de Demócrito

Read More
1.9 La felicidad en la adversidad

Read More
1.8 ¿Cómo se puede acceder a la felicidad?

Read More
1.7 Bienes exteriores: del cuerpo y del alma

Read More
1.6 ¿Qué es la felicidad?

Read More
1.5 La felicidad es un fin perfecto

Read More
1.4 Refutación de la idea platónica de “Bien”

Read More
1.3 La felicidad y los tres modos de vida

Read More
1.2 El bien supremo es la felicidad

Read More
1.1 Bienes y fines. La política y el bien supremo

Read More
Introducción

Read More
ÍNDICE

Read More

CUADERNO DE FILOSOFÍA

Filósofos – De Aristóteles a Zenón

Read More
Daniel Tubau

Read More
La fidelidad de la tradición

Read More
Wittgenstein, Neurath y los memes

Read More
Casualidades causales

Read More
La metafísica de la ética

Read More
Cornwallis y Demócrito

Read More
El contagio por los adversarios

Read More
Mímesis y símbolos

Read More
Somos lo que comemos

Read More
SUSAN SONTAG

Read More
Por qué un caballo blanco no es un caballo

Read More
Taoísmo y tai chi

Read More
La escuela negativa del taoísmo

Read More
Yang Zhu, el sabio escondido que llenó el mundo de palabras

Read More
Relativismo cultural y malos tratos

Read More
Leibniz y el sonido

Read More
Nozick y la justificación del mal

Read More
Test de Turing y solipsismo

Read More
La autonomía de los personajes y Nozick

Read More
Níveles y metaniveles: autores y dioses

Read More
Teología o mística materialista

Read More
La relación entre teoría y observación… [y Sherlock Holmes]

Read More
Noúmenos y phenómenos

Read More
Los honestos materialistas

Read More
Razón y sentidos en Demócrito

Read More
TODA LA FILOSOFÍA

Read More

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *