Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China /1

Emperador de jade

Antes de que China se convirtiera en China, con la unificación llevada a cabo por el reino de Qin, hubo una época que se llamó la tierra de los Zhou. Pero antes de los Zhou reinaron los Shang, y antes de los Shang, los Xia, que es una dinastía que todavía permanece entre las brumas de la leyenda (estamos hablando de épocas situadas más allá del año 2000 antes de nuestra era), aunque se empiezan a encontrar indicios de su existencia.

Incluso antes de los Xia, los chinos consideraban que habían existido personajes que aunque reciben el nombre de emperadores y augustos, se encuentran en muchos sentidos más cerca de la mitología que de lo legendario, pues muchos de sus rasgos parecen más celestiales o demoníacos que humanos.

Aunque la cronología de estos seres ofrece muchas variaciones y confusión, algunos mitos chinos aseguran que el primero de los seres que dieron origen a las primeras civilizaciones era Yu Di, el Emperador de Jade.

El problema es que las historias que se refieren al Emperador de Jade son muy posteriores a los primeros mitos chinos y han sido tan tremendamente adornadas por la influencia india posterior y las evoluciones mágicas y místicas de un taoísmo ya muy evolucionado, que resulta muy difícil separar los rasgos originales. Aquí voy a contar su historia tal como suele ser presentada y más adelante intentaré aislar el germen original.

Al parecer, el Emperador de Jade era una figura casi sin importancia o incluso inexistente en la tradición china primitiva, pero que se convirtió en una de las principales deidades taoístas, tal vez durante la dinastía Tang (618-907). En la dinastía posterior, la Song, el emperador Shenzong aseguró que había visto al emperador de Jade durante una noche (en el año 1007) y a partir de entonces su culto se hizo oficial y muy popular.

Aquí me interesa el Emperador de Jade en relación con el origen de la civilización china y por su posible relación con los orígenes de los pueblos que con el tiempo se convertirían en China, pero, debido a todo lo que acabo de comentar, posiblemente nada de lo que se cuenta de él nos servirá en esta investigación evemerista (el evemerismo busca el origen de los mitos en lejanos recuerdos de hechos históricos), excepto por alguna de esas carambolas que a veces se producen en la transmisión de los mitos, por ejemplo cuando un mito reciente conserva de alguna extraña manera un detalle de otro mito perdido.

 

Yu Di

Yu Di no había salido de la nada, sino que era el príncipe heredero del Reino de la Dicha Pura y de las Majestuosas Luces y Ornamentos Celestiales. Era hijo o al menos ayudante de Yuanshi Tianzun, el Venerable Celeste del Comienzo Original.

Su historia acumula adjetivos y cifras mareantes que son más propios de la India que de China, en las que se detecta la influencia que supuso la llegada del budismo a China muchos siglos después, lo que hace difícil distinguir, como ya he dicho, el mito original de su adorno posterior. Lo resumiré brevemente: tras una vida en la que demostró benevolencia y atención constante hacia sus semejantes desde el trono de su reino, decidió retirarse para dedicarse a la contemplación o la búsqueda del Tao. Tras 211.708.000 años, consiguió primero la Inmortalidad Dorada  y después logró transformarse en el Emperador de Jade.

A pesar de todo el aspecto grandielocuente y celestial del mito, hay detalles que nos pueden hacer pensar en el recuerdo lejano de luchas entre pueblos. En especial un mito que se refiere a la época en la que Yu Di todavía no había alcanzado todo su poder.

 

Yu Di y el demonio

Se cuenta que Yu Di vagaba por la tierra, intentando mejorar su propio ser y que ya había hecho más de 3200 intentos, cada uno de tres millones de años. Sin embargo, una criatura malvada quiso hacerse con el poder sobre el universo y también empezó a acumular poder durante millones y millones de años. En la India está muy extendida la idea de que mediante la meditación o tapás, un sabio puede acumular un poder superior al de los mayores dioses. Después de tres mil intentos, aquel ente maligno se unió a todo tipo de criaturas demoníacas y asaltó el Cielo y lo conquistó, venciendo a los Tres Puros (aunque según algunas versiones el propio Yu Di es uno de estos Tres Puros).

El Emperador de Jade, que estaba en ese momento luchando contra diversos monstruos en la tierra, percibió lo que había sucedido en el Cielo y ascendió para enfrentarse a la criatura maligna, a la que logró vencer gracias a su benevolencia, pues sus poderes eran semejantes. Una vez vencido el demonio, el Emperador de Jade fue proclamado Ser Supremo del Universo.

Por otra parte, el Emperador de Jade fue también el creador de los seres humanos según ciertas versiones, a los que fabricó a partir del barro. Lamentablemente, al secarlos al sol, comenzó a llover y las figuras se deshicieron un poco, lo que explica el origen de las enfermedades y las deformidades físicas de nacimiento.

Existen otros mitos relacionados con Yu Di que se podrían investigar en busca de lejanas huellas de acontecimientos históricos, como el que cuenta como su hija Zhinu, la costurera celeste, se enamoró de un pastor llamado Niulang. En este tipo de mitos a veces se puede encontrar el lejano eco del contacto entre pueblos agricolas y ganaderos, por ejemplo, aunque la historia del pastor Niulang y la costurera Zhinu suele emplearse con carácter cosmológico, para explicar un fenómeno que se puede observar en la Vía Láctea.

También se atribuye al Emperador de Jade la creación del zodiaco chino, cuando convocó en el cielo a los animales. Aunque uno de ellos tenía que ser el gato, no pudo presentarse allí por culpa de la rata y su lugar fue ocupado por el cerdo. Aunque la función del mito es clara y no parece nada terrenal, sino más bien astronómica, no hay que descartar el considerar a esos doce animales como totémicos, quizá en representación de clanes primitivos. Volveré a hablar de este asunto al tratar de Fu xi y su hermana y/o esposa Nuwa.

El sucesor de Yu Di como gobernante del universo fue Yùchén Tianshi, es decir, el Maestro Celestial del Amanecer de Jade de la Puerta Dorada.

 

Emperador de Jade Portraits_of_Jade_Emperor_and_the_Heavenly_Kings

El Emperador de Jade y los soberanos celestiales.

YU DI, EL EMPERADOR DE JADE

chino: 玉帝, pinyin: Yù Dì.

También llamado Yu Huang o Augusto de Jade (玉皇, Yù Huáng).

Otros nombres: Emperador Augusto de Jade (玉皇上帝, Yù Huáng Shàngdì) o Gran Emperador Augusto de Jade (玉皇大帝, Yù Huáng Dàdì). Los niños le llaman Abuelo Celestial (天公, Tiān Gōng).

 

 

 

 

 


china-cabecera-origenes

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China /2


Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China /1


Leer Más


NUMEN, mitología comparada
(Para otras entradas de mitología, ver MITOLOGÍA)

NUMEN, mitología comparada

Leer Más

El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
La venganza de Alcmeón

Un mito recuperado por Carlos García Gual


Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
El Mahabharata y otras obras del tiempo

Leer Más
El deus ex machina de la Medea de Eurípides

Leer Más
Mitología, mística y religión

Leer Más
La mitología comparada, ¿arte o ciencia?

Leer Más
Hipótesis mitológicas

Leer Más
El tiempo de los mitos

Leer Más
Salvado por el terror (y la mitología)

Leer Más
El héroe en el estiercol

Leer Más
La infiel Helena

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Teseo y la identidad

Leer Más
El barco de Teseo

Leer Más
La maternidad extravagante de Atenea y Satana

Leer Más
Atenea y Satana: el dios “embarazado”

Leer Más
Hefesto y el nacimiento de Atenea, reinterpretación de un mito

Leer Más
La prostitución masculina en los mitos armenios

Leer Más
Primera defensa del deus ex machina

Leer Más
Héroes trágicos o victoriosos

Leer Más
¡Felicidades!

Leer Más
El álbum de Pandora

Leer Más
Tuan Mac Carell
Seres proteicos 2

Leer Más
Los indoeuropeos y la mitología comparada

Leer Más
La fidelidad de la tradición

Leer Más
Helena de Troya y su doble

Leer Más
Las invasiones afortunadas

Leer Más
El origen de los indoeuropeos

Leer Más
Dioses viajeros
ESCRITO EN EL CIELO 20

Leer Más

CHINA
(para ver todas las entradas: China)

La escuela negativa del taoísmo

Leer Más
Fu, suerte

Leer Más
El críptico carácter chino

Leer Más
La anaconda china

Leer Más
¿Un país, dos sistemas?

Leer Más
Krazy Kat y el pato de Pekín

Leer Más
Huang Qi y Xu Wei

Leer Más
El mandato del cielo

Leer Más
Mao, Stalin y Hitler

Leer Más
El Gabinete Oriental de las Curiosidades de Ana Aranda

Leer Más
Viaje al Oeste

Leer Más
Cosmogonía china

Leer Más
Gao Xingjian en la Alianza Francesa

Leer Más
CHINA

Leer Más
Hágase la ley y muera yo

Leer Más

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en Orígenes míticos de China | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China /2

nuwa

Se suele considerar que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, parece que los chinos, en efecto, carecen de algunos de los rasgos que definen a una mitología e incluso a una religión, como la falta de una clase sacerdotal tan definida e influyente como la de otras culturas. Sin embargo, China sí posee muchos elementos propios de la mitología: mitos de origen y creación del cosmos, como el de Pangu; de héroes civilizatorios, como los emperadores legendarios; un panteón de dioses y antepasados míticos, aunque bastante adaptado a las necesidades de los mortales; unos cuantos mitos etiológicos, que explican el origen de cosas, actos o costumbres y, por supuesto, fábulas de todo tipo protagonizadas por criaturas celestes, demoníacas y espíritus diversos que habitan en ríos, montañas o mundos lejanos.

Pero el pueblo chino, hablando en términos muy generales y siempre discutibles en sus detalles, ha sido casi siempre bastante racional y razonable, probablemente ya desde la época de los Reinos Combatientes (-481/-221); con más claridad cuando se instauró la dinastía Qin (-221), que es el origen de lo que conocemos como China; de manera mucho más explícita con la dinastía posterior, la Han, que adoptó ideas probablemente muy cercanas al filósofo Xunzi, y posteriormente con la adopción oficial del confucianismo (suele considerarse que el propio Xunzi era confuciano).

Por otra parte, con la llegada a China de ideas procedentes de la India , y en especial con la llegada del budismo, la mitología china se llenó de deidades comparables a las que la irrefrenable imaginación india había creado, construyéndose barrocos y superpoblados panteones, no solo entre los budistas chinos, sino también en los taoístas e incluso en los confucianos. En mis viajes a China he visitado muchos templos llenos de decenas de dioses, demonios y todo tipo de criaturas fantásticas, como se puede ver en algunas de las fotos que acompañan estos artículos. Pero esa fase mitológica no me interesa en esta investigación acerca de las huellas de acontecimientos históricos en los mitos de la China primitiva.

mitologia_clasicamitologia-clasica-china-gabriel-garcia-noblejas-trotta-18957-MLA20163033506_092014-FA pesar de que, como ya he dicho, la mitología china no puede competir con la griega, la india, la escandinava o germana o incluso la céltica, lo cierto es que se pueden recuperar bastantes mitos, cuando se emprende una investigación rigurosa, como la que hace unos años llevó a cabo el gran sinólogo Gabriel García Noblejas en su magnífico libro Mitología clásica china, cuya edición en la editorial Trotta, me resulta una ayuda fundamental (a ella pertenecen muchos de los textos citados aquí que proceden de fuentes chinas clásicas).

En el primer capítulo me referí a un personaje llamado el Emperador de Jade, que no resultaba demasiado útil para rastrear los orígenes de China, ya que su culto parece ser muy posterior, aunque se trate de una divinidad menor, a la que no se dio demasiada importancia hasta llegar a ese año 1007 en el que el Emperador Shenzong aseguró haberse encontrado con él en una noche, hay que suponer, inolvidable.

Ahora, sin embargo, sí vamos a empezar a conocer a figuras mitológicas de los mitos primitivos chinos, llenas de aspectos fascinantes en relación con los recuerdos de épocas que se sitúan entre la historia y la leyenda.

 

De Pangu y Hsu Hsu a Nüwa y Fuxi

Fuxi-Nuwa 800px-Anonymous-Fuxi_and_Nüwa3

Nuwa y su hermano/esposo Fuxi

Aunque la cronología de estos personajes ofrece muchas variaciones y confusión, suele considerarse que el primero de los llamados “Tres Soberanos” era Fuxi (Fu-Hsi), aunque otras versiones lo consideran el tercero, y otras asegurar que su esposa y hermana Nüwa también debe considerarse uno de los tres primeros soberanos, junto a Fuxi y Shennong.

Se decía que Fuxi y Nüwa tenían la mitad del cuerpo escamoso, tal vez como el de una serpiente, quizá incluso con cola de serpiente. A veces se les representa con cabeza y torso humano hasta la cintura y cola de serpiente, mientras que en otras ocasiones solo tienen cabeza humana y una larga cola serpentina. Su apellido o segundo nombre era Feng.

El padre  o madre de ambos era una criatura llamada Hsu Hsu, que había nacido a su vez de la criatura primordial llamada Pangu, que había dado origen al universo al descomponerse su gigantesco cuerpo.

panku_5652

PANGU (PANKU) Y EL ORIGEN DEL MUNDO: “Estando Pan Gu —el primero en nacer— a un punto de la muerte, se le metamorfoseó todo el cuerpo: el hálito se transformó en el viento y en las nubes; la voz en el estampido de los truenos; el ojo izquierdo en el sol y el ojo derecho en la luna; las cuatro extremidades y los cinco miembros en los cuatro puntos cardinales y en las Cinco Cumbres; la sangre en los ríos Azul y Amarillo; los tendones y las venas en las principales vías de comunicación en la tierra; los músculos y la carne en las terrazas de sembrado; el cabello y los demás pelos del cuerpo en los astros y los planetas; la piel y el vello en los prados y los bosques; los dientes y los huesos en los minerales y las piedras; el esperma y la médula en las perlas y los jades; la transpira­ción y el sudor en la lluvia y en los pantanos, y, en fin, los ácaros que en su cuerpo hubiera se transformaron, como despertados por el contacto con el viento, en los hombres y en los pueblos. [Crónica de los cinco ciclos del Tiempo, en Conjeturas acerca de la Historia, 1, en Mitología Clásica China]

Fu Xi y Nüwa tienen todos los rasgos de los héroes civilizadores. Se les atribuye la invención de la escritura, el descubrimiento de los ocho trigramas del Yi Ching (I Ching), la creación de los seres humanos, la invención de la caza, la pesca y la costumbre de cocinar la comida.

¿Y cuándo sucedió todo esto? Se supone que hacia el año 12.000 antes de nuestra era.

Ahora bien, los chinos, que como ya he dicho antes, son muy aficionados a lo razonable también practicaron a su manera el evemerismo e intentaron despojar a sus mitos del contenido imaginario y descifrar su significado histórico. De este modo, algunos estudiosos llegaron a la conclusión de que la época en la que tuvieron lugar estos acontecimientos era menos lejana, quizá hacia el -2600.  Más recientemente, algunos expertos han aventurado que Hsu Hsu podría representar a alguna sociedad o clan matriarcal, mientras que sus hijos ya representarían la sociedad patriarcal posterior.

Quizá haya que aclarar que el paso de la sociedad primitiva matriarcal a una patriarcal todavía es solo una hipótesis que hay que tomar con prudencia, aunque en las últimas décadas se han llevado a cabo muchos intentos de demostrar que esta transición ha sido universal y puede ser rastreada en culturas tan diferentes como la griega, la mesopotámica o la china. Marija Gimbuttas es probablemente la persona (quizá junto a Robert Graves) que más ha buscado las huellas de la Diosa o Diosa Madre, pero los resultados no son concluyentes y ella misma no afirmaba la existencia de una sociedad matriarcal primitiva, sino más bien de una sociedad ni matriarcal ni patriarcal. En definitiva, aunque transiciones materiales como el paso de la edad del bronce a la edad del hierro han demostrado a menudo su inmensa utilidad para entender ciertos procesos históricos (cosa que podremos comprobar también en China), no sucede lo mismo con la supuesta transición de una sociedad pacífica y matriarcal a una violenta y patriarcal. Habrá que esperar resultados o descubrimientos más concluyentes.

Algunos aspectos del mito de Fuxi y Nüwa hacen pensar que ella es anterior a él, así que me referiré primero a ella.

 

La creación de los seres humanos

La creación de los seres humanos se atribuye a Nüwa, quien los habría fabricado con arcilla amarilla:

“Primero troceaba el barro con una soga y luego hacía las personas con los trozos, empleando arcilla amarilla para los nobles ricos y hebras de soga para los hombres del pueblo pobres”. [Estudios sobre las costumbres, en Recopilación imperial de los escritos de los años «de la Paz Universal»]

Shanhaijing_illustration_of_Nüwa

Nüwa tal como se representa en El clásico de las Montañas y los Mares (Shanhaijing)

No estoy seguro de si otra posible traducción de este texto es que usó arcilla amarilla en ambos casos pero que uso sogas para enderezar el barro, pero que unas cuerdas eran de mejor calidad que otras, lo que dio origen a la división social, tal como se explica en el fragmento anterior.

Por otra parte, también se ha llegado a considerar que Nüwa era esposa del Emperador de Jade, aunque probablemente se trate de un mito muy posterior, basado en una novela de la época Ming.

Del resto de hazañas de Nüwa me interesan algunas que pueden relacionarse con acontecimientos históricos. Una de ellas es una especie de incendio, inundación y catástrofe provocada por el deterioro de las cuatro columnas que sostenían la Tierra (que es cuadrada según este mito), que Nüwa tuvo que reparar el cielo y las cuatro columnas, que sustituyó por las patas de una tortuga gigantesca. El desastre en sus inicios provocó que las Nueve Regiones se resquebrajaran, aunque se señala específicamente a la región central de Ji, asolada por Zhuanxu, el Dragón Negro, al que Nüwa venció, devolviendo la tranquilidad a Ji, que podría identificarse con el territorio habitado en aquel entonces por los chinos. La localización exacta de Ji no la conozco en este momento, pues, aunque había un pequeño estado de ese nombre muy cerca de lo que hoy es Pekín, la acción que estamos contando parece trascurrir muy lejos, cerca del monte Buzhou, al noroeste de las montañas Kunlun, en el Pamir, al norte de la cordillera del Himalaya.

Tortuga y columna

Esta tortuga, que al parecer está en zoo de Washington D.C., quizá se inspire en el mito chino de Nüwa y la catástrofe cósmica.

Más adelante habrá ocasión de regresar a este mito de destrucción, a los incendios, las inundaciones, las nueve regiones, la provincia de Ji y la presencia de las tortugas, pero antes debemos conocer las causas de la catástrofe.

Nuwa-repara el cielo

Nüwa, aquí representada con solo cabeza y brazos de mujer, repara el Cielo

Qu Yuan, uno de los personajes más interesantes de la historia china, se preguntaba en Las preguntas del Cielo “qué relación había entre la cólera de Kanghui y la inclinación del suelo hacia el sureste”, lo que nos hace pensar que quizá la causa de los terribles incendios e inundaciones pudo ser un terremoto. Otro texto chino responde a Qu Yuan y explica lo que sucedió.

Resulta que ese tal Kanghui, también conocido como Gong Gong, “forzaba la ley” y “gobernaba como un déspota” y creía que el Agua (su elemento) ganaría a la Madera (elemento de su enemigo), por lo que se enfrentó al Dragón Luminoso. Al no poder vencer al dragón, embistió con su cabeza cornuda el Monte Partido (Buzhou) y fue entonces cuando se produjo la catástrofe. Hay algunos detalles en el mito relacionados con la identidad de Kanghui y sus aliados y enemigos muy interesantes, que trataré en otro artículo. Pero antes conviene conocer al hermano y esposo de Nüwa, Fuxi.


 

china-cabecera-origenes

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China /2


Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China /1


Leer Más


NUMEN, mitología comparada
(Para otras entradas de mitología, ver MITOLOGÍA)

NUMEN, mitología comparada

Leer Más

El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
La venganza de Alcmeón

Un mito recuperado por Carlos García Gual


Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
El Mahabharata y otras obras del tiempo

Leer Más
El deus ex machina de la Medea de Eurípides

Leer Más
Mitología, mística y religión

Leer Más
La mitología comparada, ¿arte o ciencia?

Leer Más
Hipótesis mitológicas

Leer Más
El tiempo de los mitos

Leer Más
Salvado por el terror (y la mitología)

Leer Más
El héroe en el estiercol

Leer Más
La infiel Helena

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Teseo y la identidad

Leer Más
El barco de Teseo

Leer Más
La maternidad extravagante de Atenea y Satana

Leer Más
Atenea y Satana: el dios “embarazado”

Leer Más
Hefesto y el nacimiento de Atenea, reinterpretación de un mito

Leer Más
La prostitución masculina en los mitos armenios

Leer Más
Primera defensa del deus ex machina

Leer Más
Héroes trágicos o victoriosos

Leer Más
¡Felicidades!

Leer Más
El álbum de Pandora

Leer Más
Tuan Mac Carell
Seres proteicos 2

Leer Más
Los indoeuropeos y la mitología comparada

Leer Más
La fidelidad de la tradición

Leer Más
Helena de Troya y su doble

Leer Más
Las invasiones afortunadas

Leer Más
El origen de los indoeuropeos

Leer Más
Dioses viajeros
ESCRITO EN EL CIELO 20

Leer Más

CHINA
(para ver todas las entradas: China)

La escuela negativa del taoísmo

Leer Más
Fu, suerte

Leer Más
El críptico carácter chino

Leer Más
La anaconda china

Leer Más
¿Un país, dos sistemas?

Leer Más
Krazy Kat y el pato de Pekín

Leer Más
Huang Qi y Xu Wei

Leer Más
El mandato del cielo

Leer Más
Mao, Stalin y Hitler

Leer Más
El Gabinete Oriental de las Curiosidades de Ana Aranda

Leer Más
Viaje al Oeste

Leer Más
Cosmogonía china

Leer Más
Gao Xingjian en la Alianza Francesa

Leer Más
CHINA

Leer Más
Hágase la ley y muera yo

Leer Más

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en Orígenes míticos de China | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mesas y organismos: cómo frente a para qué

el-manual-del-guionista-syd-fieldEl paradigma de Syd Field ha sido durante muchos años la teoría ortodoxa para la escritura de guión. Según Field, un guión debe tener una estructura que se dividen tres partes: planteamiento, desarrollo y desenlace.

Field aseguró en sus libros y sus seminarios que Aristóteles también pensaba que una narración debía dividirse en tres partes, aunque la lectura atenta de la Poética no revela tal cosa, o al menos no con tanta claridad, pues el filósofo griego habla de dos, cuatro, cinco o muchos episodios (como en la Ilíada):

Dos partes:

“Cada tragedia es, en parte, complicación y, en parte, desenlace; los incidentes antes de la escena inicial, y a menudo también algunos de aquellos dentro del drama, forman la complicación, y el resto es el desenlace. Por complicación significo todo desde el comienzo de la fábula hasta el instante justamente antes del cambio en la fortuna del héroe; por desenlace, todo desde el comienzo del cambio hasta el fin”.

Cuatro o más partes:

“Desde el punto de vista de su cantidad, es decir, las secciones separadas dentro de las cuales se divide, una tragedia posee las siguientes partes: prólogo, episodio, éxodo y una canción coral, dividida en párodo, y estásimo”.

[El párodo se refiere a la aparición del coro en la orquesta o a la canción que cantaba al entrar; el estásimo era lo que cantaba el coro sin moverse de su lugar]

La célebre referencia a las tres partes a la que se refiere Field es esta:

“La construcción de sus fábulas debe ser tan clara como la de un drama; ellas han de basarse en una acción única, que debe ser un todo completo en sí mismo, con un principio, medio y fin, de manera que la obra esté capacitada para producir su propio placer con toda la unidad orgánica de una criatura viviente”.

Resulta bastante asombroso que la mayoría de los comentadores se hayan atascado en el asunto de las tres partes (del “principio, medio y fin”) y que no hayan advertido que la verdadera teoría aristotélica de la narración se encuentra también en ese párrafo, pero al final:

“Que la obra esté capacitada para producir su propio placer con toda la unidad orgánica de una criatura viviente.” 

La narración, nos dice Aristóteles, debe ser como un organismo, en el que todas las partes, sean tres, cuatro o dieciocho, contribuyan a un mismo fin, por ejemplo, proporcionar placer al espectador. Debe estar construida de tal modo que, si se quita una parte, el conjunto se vea afectado por ello. En Las paradojas del guionista comparaba esta teoría de la narración teleológica, es decir que tiende o se dirige a un fin u objetivo, con la formalista de Syd Field, quien compara su paradigma (o estructura universal que debe tener todo guión) con una mesa:

“El paradigma de una mesa, por ejemplo, es «una superficie con cuatro patas». Dentro de este paradigma se puede tener una mesa corta, larga, alta o baja. Se puede tener una mesa redonda, octogonal, rectangular, de cristal, de cromo, de hierro forjado, de madera, de plástico, etc., y el paradigma de una mesa sigue siendo el mismo: «una superficie con cuatro patas».” (Syd Field)

Como diría mi padre, Iván Tubau, esta es una buena muestra de cómo una estupenda teoría puede ser refutada por un ejemplo mal elegido. Todos sabemos que una mesa puede tener cuatro patas, tres, dos o incluso una. Sabemos también que una silla se puede convertir en mesa si nos sentamos en el suelo o que un mantel en un prado también es una mesa. Lo que define una mesa es su función, aquello para lo que sirve, no sus patas:

Una mesa sirve para comer, un guión para hacer una película. «Una superficie con cuatro patas» es una definición tan poco satisfactoria para una mesa como «Una estructura con tres actos y con dos, tres o cinco puntos de giro» lo es para un guión.
(
Las paradojas del guionista)

Aristóteles, por Rafael

Aunque Aristóteles hablaba al menos de cuatro causas, entre ellas la formal, era teleologista en casi todo, también en la física y la biología. Lo que le interesaba era la causa final o teleológica: aquello a lo que tiende una cosa, el objetivo por el que existe o ha sido hecha. Es una causa que está situada por un lado en la intención del artífice, del creador, que quiere conseguir algo, pero que por otro lado se sitúa en el futuro: es ese objetivo deseado lo que hace que las cosas sean como son o se hagan de esta o de aquella manera.

En los asuntos científicos, la ciencia se ha alejado de las teorías aristotélicas. La teoría de la evolución, por ejemplo, no confirma sus ideas, que coincidirían más bien con el lamarquismo. Aristóteles estaría de acuerdo con que las jirafas tienen el cuello largo porque se esfuerzan en alcanzar las ramas más altas y eso hace que el cuello se alargue poco a poco generación tras generación. El darwinismo, por el contrario, afirma que no es que los cuellos se alarguen en función de ese objetivo, sino que lo que sucede es que en cada generación de jirafas algunas tienen el cuello más largo que otras y esas sobreviven y tienen descendencia.

jirafas2

 

 

 


Dos viñetas de mi Brevísima Introducción a la Biología Mosca y Caja. Puedes leer la historieta completa en “La evolución de las jirafas

Sin embargo, en lo que se refiere a la narrativa y alas obras creadas por el ser humano, Aristóteles podría tener razón: las obras de arte se escriben para algo, por ejemplo para causar placer al espectador. De ser así, su estructura, ya se fabrique o no a conciencia, debería obedecer a ese objetivo. Esta conclusión es contraria a la mayoría de las teorías del guión de las últimas décadas,  que han querido hacer encajar la narración en plantillas estructurales prefabricadas.


Comentario en 2015

espectadoreselprotagonistaEscribí el artículo anterior en 2011. Aunque he mencionado en alguna ocasión el asunto de las partes o actos de un guión en mis libros Las paradojas del guionista y El guión del siglo 21, en septiembre publicaré El espectador es el protagonista, manual y antimanual de guión, en el que intento mostrar los errores y confusiones que las teorías del guión de los últimos treinta años han provocado entre los aspirantes a guionistas e incluso entre los profesionales del medio. Uno de esos errores es la obsesión por la estructura férrea y los tres actos.


NOTA EN 2015:
Supongo que no hace falta decir que una mesa no solo sirve para comer, por lo que su función no es única, sino que se define por la intención de quien la usa. La mesa de un carpintero sirve para otras cosas, por ejemplo.


 

***********

[Publicado el 30 de diciembre de 2011 en Divertinajes]

 

LA ILUSIÓN IMPERFECTA

dragon-mecanico2

El arte y la visión mística

Leer Más
El héroe en el estiercol

Leer Más
Lo innecesario, Sócrates y Steve McQueen

Leer Más
David Chase contra la televisión convencional

Leer Más
Jerome Perceval, el crítico perfecto

Leer Más
El montaje transparente de Georges Simenon

Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
La lógica demente en El jovencito Frankenstein

Leer Más
Mesas y organismos: cómo frente a para qué

Leer Más

 

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en La ilusión imperfecta | Etiquetado , , | Deja un comentario

Todas las entradas publicadas en Diletante

bibliomaniaco

En esta pantalla podrás ver pronto todas las entradas publicadas en mis blogs, salones y páginas web. Cuando esté completo, serán más de 2000 entradas, así que moverse por esta pantalla puede ser inacabable.

Afortunadamente, hay maneras de buscar en una página web que facilitan mucho las búsquedas.

Si quieres saber cómo buscar, navegar y orientarte en Diletante, lee esta entrada: Cómo encontrar casi cualquier cosa en Diletante.


 diletante-cuantica-lateral2

TODAS LAS ENTRADAS DE DILETANTE

Estas entradas están ordenadas por grandes categorías.

Las dos primeras son:

CINE, GUIÓN, TELEVISIÓN Y AUDIOVISUAL

LIBROS, LITERATURA, POESÍA, SEMIÓTICA Y LENGUAJE


Cine, guión, televisión y audiovisual

 

Películas y cineastas

El deus ex machina y el diabolus ex machina
El guión de cine y los prejuicios
El cine antes del cine

Las paradojas del guionista, reglas y excepciones en la práctica del guión               Las 38 paradojas del libro y algunas más
Reglas y excepciones (Las paradojas del guionista)
Entradas y críticas (Las paradojas del guionista)

El guión del siglo 21, el futuro de la narrativa en el mundo digital
       Series de televisión
Mundo Digital e Internet, la narrativa hipertextual y la multinarrativa
       Crisis y alternativas a las teorías convencionales

El espectador es el protagonista, manual y antimanual de guión

Cursos de guión y asesorías

***********************

 

Libros, literatura, poesía, semiótica y lenguaje

El resto es literatura
La biblioteca Imposible
La ilusión imperfecta
William Shakespeare
Elias Canetti
Jorge Luis Borges
Giacomo Casanova

Poesía
Un experimento chino
Nostoi, los regresos
Signos
Cibernia, juegos con el lenguaje
Secleb

(Hay muchas más entradas relacionadas con la literatura y los libros, en especial en la sección Mitología, donde hay secciones enteras dedicadas a la Ilíada y la Odisea o al Poema de Gilgamesh, por ejemplo)


CINE Y GUIÓN

PELÍCULAS Y CINEASTAS

The Host y la verosimilitud

Leer Más
El almanaque de Taniguchi

Leer Más
El cine del futuro

Leer Más
El ruido y la furia
Eli eli lema sabachtani, de Shinji Aoyama

Leer Más
Invisible Waves , de Pen-ek Ratanaruang

Leer Más
Joni’s promise [Janji Joni] , de Joko Anwar

Leer Más
Cuando no se muestra todo Tres tiempos [Zui Hao De Shi Guang], de Hou Hsiao-hsien

Leer Más
Calistofel Doyle y el error en el cine

Leer Más
Cine y guión- Todas las entradas

Leer Más
Syriana y la teoría conspirativa

Leer Más
Hirokazu Kore Eda

Leer Más
After life [Wandafuru Raifu], de Hirokazu Kode-Eda

Leer Más
Ágora, de Alejandro Amenábar

Leer Más
Toni Takitani

Leer Más
Hana y la verdad verosímil

Leer Más
Meterse en la película

Leer Más
Dedicación

Leer Más
¿Es el arte siempre imitación?

Leer Más
El este de la brújula , de Jordi Torrent

Leer Más
Cinema Redux

Leer Más

 

El deus ex machina y el diabolus ex machina

¿Qué es el deus ex machina?

Leer Más
Dios y el deus ex machina

Leer Más
Cómo usar bien un deus ex machina

Leer Más
Primera defensa del deus ex machina

Leer Más
Aristóteles como deus ex machina

Leer Más
El diabolus ex machina

Leer Más
La siembra de Gilgamesh

Leer Más
El deus ex machina de la Medea de Eurípides

Leer Más

El guión de cine y los prejuicios

Yo soy libre, vosotros no
(El guión de cine y los prejuicios #1)

Leer Más
¿Un cine de masas aburrido?
(El guión de cine y los prejuicios #2)

Leer Más
Acción trepidante
(El guión de cine y los prejuicios #3)

Leer Más

El cine antes del cine/El cine mudo sonoro

El cine antes del cine: Muybridge

Leer Más
El sonido antes del sonido
El cine mudo sonoro y el montaje 1

Leer Más
El efecto Kuleschov sonoro
[El cine mudo sonoro y el montaje 2]

Leer Más
Montaje ideológico e idealógico
[El cine mudo sonoro y el montaje 3]

Leer Más
La música emocional
[El cine mudo sonoro 4]

Leer Más
La banda sonora
[El cine mudo sonoro 5]

Leer Más
Cuando el leitmotiv salvó al cine
[El cine mudo sonoro 6]

Leer Más

***************


 

LAS PARADOJAS DEL GUIONISTA

En este sitio web puedes encontrar todo tipo de contenidos relacionados con Las paradojas del guionista: entradas acerca del libro, noticias y presentaciones, críticas y comentarios… Sin embargo, casi todas las entradas presentan nuevos contenidos, a veces para matizar o enriquecer algo que se dice en el libro, en otras ocasiones para tratar asuntos que no pudieron desarrollarse a fondo en el libro. A continuación, se muestran las entradas, ordenadas en categorías o secciones.Casa del Libro||Amazon


 

Las 38 paradojas del libro y algunas más

Se enumeran las paradojas que aparecen en Las paradojas del guionista, pero se añaden nuevas ideas y consideraciones, a veces mostrando que incluso existen interesantes excepciones no ya respecto a las normas y reglas, sino también respecto a las propias excepciones.

Las 38 paradojas del guionista (y algunas más)

Leer Más
Decir que no se deben dar normas es dar una norma
Paradoja nº1

Leer Más
El medio es y no es el mensaje
Paradoja nº2

Leer Más
Causas sin efecto y efectos sin causa
Paradoja nº3

Leer Más
El guionista debe trabajar para que su trabajo no se note
Paradoja nº4

Leer Más
Se debe proporcionar información sin que parezca información
Paradoja nº5

Leer Más
La mejor manera de mostrar algo es no mostrarlo nunca del todo
Paradoja nº6

Leer Más
Promete pero no cumplas
Paradoja nº10

Leer Más

Reglas y excepciones (Las paradojas del guionista)

Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Las reglas del juego y las convenciones en Shakespeare

Leer Más
Las formas narrativas… no narrativas

Leer Más
Will Eisner y Orson Welles

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
El guionista a la búsqueda del espectador

Leer Más
El viaje del héroe

Leer Más
La infidelidad del guionista

Leer Más

Entradas y críticas (Las paradojas del guionista)

El autor y sus personajes

Leer Más
Cine y guión- Todas las entradas

Leer Más
Las paradojas del guionista

Leer Más
Las paradojas del guionista (y de cualquier otra persona)

Leer Más
Las paradojas del guionista

Leer Más
El índice completo de Las paradojas del guionista

Leer Más
Excalibur , entre las leyes del mito y las del guión

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Las paradojas del guionista en Puebla (México)

Leer Más


El guión del siglo 21
El futuro de la narrativa en el mundo digital

“Si en Las paradojas del guionista Daniel Tubau nos ponía en guardia contra las teorías dogmáticas, en El guión del siglo 21nos anuncia que el guión previsible de Hollywood y de la televisión convencional está en crisis. Los guionistas ya no quieren seguir esquemas simples o fórmulas mágicas. Frente al miedo instintivo hacia las nuevas narrativas, cada día surgen alternativas interesantes, gracias a este asombroso futuro que nos ofrecen las nuevas tecnologías, desde la narrativa hipertextual y la realidad aumentada a los videojuegos o Internet; desde las series de canales como HBO al crossmedia o el transmedia. Otras propuestas e ideas se encuentran en el pasado, en la historia audiovisual. Tubau demuestra que la profesión de guionista se está trasformando y que no se limita a la televisión o el cine, sino que puede y debe invadir todos los medios, o incluso la realidad misma.” Casa del Libro

En este sitio web dedicado a El guión del siglo 21 amplío los contenidos del libro, corrijo errores, amplío cuestiones y muestro ejemplos en vídeo que, como es obvio, no podían estar presentes en un libro analógico. Los temas son casi inabarcables y para que el visitante de esta página pueda orientarse es muy recomendable que lea el libro.

Nuevas series televisión

La precisión de la multitrama

Leer Más
Hombres difíciles y fuera de serie

Leer Más
David Chase contra la televisión convencional

Leer Más
Actuación, sobreactuación y Mad Men

Leer Más
“La conciencia culpable de Adriana” (en LOS SOPRANO)

Leer Más
Sexo en Nueva York, y también en la televisión

Leer Más
Homero en televisión y el mecanismo acausal
La cicatriz de Ulises /3

Leer Más

Crisis de las teorías convencionales y alternativas

Vértigo Redux y el hipertexto

Leer Más
Transmitir información en los videojuegos

Leer Más
Cine y guión- Todas las entradas

Leer Más

Mundo Digital e Internet, la narrativa hipertextual y la multinarrativa.

La dinastía Tang y el hipervínculo

Leer Más
Mundo digital y multinarrativa

Leer Más
Por qué el futuro ya está aquí

Leer Más
La escritura y la muerte

Leer Más
B. S.Johnson y Los desafortunados

Leer Más
El algoritmo de Polifemo

Leer Más
Chesterton, inventor de los Juegos de Realidad Alternativa

Leer Más
Toda creación es hipertextual

Leer Más
El degustador de los nuevos medios

Leer Más
Hablar, escribir… bitear

Leer Más

 Sobre El guión del siglo 21

La inevitable conclusión personal
Epílogo a El guión del siglo 21

Leer Más
¿Por qué El guión del siglo 21

Leer Más
El guión del siglo 21 , el futuro de la narrativa en el mundo digital

Leer Más
¿Qué contiene El guión del siglo 21? (índice completo)

Leer Más


espectadoreselprotagonistaEl espectador es el protagonista
Manual y antimanual de guión

Desde hace décadas los guionistas han examinado la estructura de sus guiones pensando en las cosas que pueden sucederle al protagonista, olvidando que lo que realmente debe preocupar a un narrador es lo que le sucede al espectador. En El espectador es el protagonista. Manual y antimanual de guión, Daniel Tubau ofrece una alternativa a la manera mecánica y previsible de escribir guiones y propone redescubrir la riqueza del gran arte narrativo. Un libro perspicaz en el diagnóstico, innovador en el aspecto teórico y muy estimulante en lo práctico que hará recuperar el placer de escribir no solo al guionista profesional sino a cualquier narrador inteligente.


CURSOS DE GUIÓN

Curso sobre la estructura del guión, en Cuba
(septiembre de 2015)
Curso de guión en la ECAM
(verano de 2015)
Estructuras clásicas y alternativas del Guión de Cine y Televisión
El guionista del siglo 21
CURSO DE GUIÓN EN CUBA
23 de febrero a 13 de marzo de 2015
Curso de guión en la ECAM
(verano de 2014)
Taller de creatividad para guionistas en Málaga (ECAM)
ASESORÍAS Y CURSOS DE GUIÓN PERSONALES
CURSOS Y TALLERES DE GUIÓN
EL GUIONISTA DEL SIGLO 21
TALLER INTENSIVO DE GUIÓN EN CUBA
(San Antonio de los Baños, febrero-marzo de 2014)
Curso de Storytelling y marketing de contenidos
AGRM. Murcia, octubre de 2013





Libros, literatura, poesía, semiótica y lenguaje

EL RESTO ES LITERATURA

Artículos sobre literatura.

El resto es literatura

Leer Más
Primera afición al teatro

Leer Más
Leer 18.000 libros

Leer Más
La colina de los sueños de Arthur Machen

Leer Más
La autonomía de los personajes y Nozick

Leer Más
Nozick y la justificación del mal

Leer Más
Akutagawa y Montaña otoñal

Leer Más
Coincidencias con Proust

Leer Más
Un par de ojos azules, de Thomas Hardy

Leer Más
Hardy, Casanova y el ideal

Leer Más
Acerca de las descripciones

Leer Más
Amores de un vividor

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
SUSAN SONTAG

Leer Más
El olvidado William Cornwallis

Leer Más
Verso y prosa en Ovidio y Moliere

Leer Más
El subrayado es suyo (de Nina Berberova)

Leer Más
¿Dónde están los escritores soviéticos?

Leer Más
La Poética y Aristóteles

Leer Más
Casanova, segundo acto

Leer Más
La teoría de la relatividad de Urashima

Leer Más
Rabelais, precursor de la Ilustración

Leer Más
Algunos retratos de Goethe

Leer Más
Kungzi según Gore Vidal

Leer Más
Poseído por Dostoievsky (Kim Chun-Su)

Leer Más
Viaje al Oeste

Leer Más
Fuerza y debilidad de Chesterton

Leer Más
Arthur Schnitzler y su época

Leer Más
Demócrito, precursor de la Biblioteca Total

Leer Más
La confianza lamentable de Dionisio de Halicarnaso

Leer Más


bibliotecaimposible-cabecera

LA BIBLIOTECA IMPOSIBLE

Una biblioteca imposible de libros improbables.

Libros que hablan

Leer Más
El Talmud y otros libros que contienen todos los libros

Leer Más
Jorge Luis Borges, santo patrón del hiperenlace

Leer Más
El primer libro contiene todos los libros

Leer Más
De nasis y el género nasal

Leer Más
Tritogenia , de Demócrito, y otros libros recuperados

Leer Más
Metalenguaje y otros libros que no has escrito

Leer Más
Cardenio, la obra perdida de Shakespeare
Shakespeare y Cervantes /1

Leer Más
El Shakespeare cervantino
Shakespeare y Cervantes /2

Leer Más
Los libros que queremos leer y el Cardenio
Shakespeare y Cervantes /3

Leer Más
La ciencia fuera de la ley

Leer Más
Los Cuatro Libros del Emperador Amarillo

Leer Más
Los libros de Dios

Leer Más
La Nueva Teología, deconstruyendo al Autor

Leer Más
Ossian de Macpherson

Leer Más
Los libros que escriben los lectores

Leer Más
Instantes de “Jorge Luis Borges”

Leer Más
LA HISTORIA NEMINE Y OTROS LIBROS DE NADIE

Leer Más
El libro en blanco

Leer Más
El Mahabharata y otras obras del tiempo

Leer Más
Pierre Menard, autor de Ficciones

Leer Más
Multi-funcionalismo , de Karin Öpfel

Leer Más
El revés y la trama

Leer Más
El libro múltiple y sus hiperlectores

Leer Más
La vida es una obra de teatro

Leer Más
Literatura mortal y otros libros que matan

Leer Más
Falsarios anónimos

Leer Más
A Juliana , de Jeffrey Aspern

Leer Más
Los libros improbables de la biblioteca imposible

Leer Más


LA ILUSIÓN IMPERFECTA

Sobre recursos narrativos y otros trucos de los escritores.

dragon-mecanico2

El arte y la visión mística

Leer Más
El héroe en el estiercol

Leer Más
Lo innecesario, Sócrates y Steve McQueen

Leer Más
David Chase contra la televisión convencional

Leer Más
Jerome Perceval, el crítico perfecto

Leer Más
El montaje transparente de Georges Simenon

Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
La lógica demente en El jovencito Frankenstein

Leer Más
Mesas y organismos: cómo frente a para qué

Leer Más


WILLIAM SHAKESPEARE

El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
Shakespeare y la imperfección

Leer Más
Los celos en Shakespeare y Calderón de la Barca

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Las reglas del juego y las convenciones en Shakespeare

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Proteo el cambiante

Leer Más
Todo Shakespeare

Leer Más
Los libros que queremos leer y el Cardenio
Shakespeare y Cervantes /3

Leer Más
El Shakespeare cervantino
Shakespeare y Cervantes /2

Leer Más
Cardenio, la obra perdida de Shakespeare
Shakespeare y Cervantes /1

Leer Más
El guionista a la búsqueda del espectador

Leer Más
Shakespeare y su época

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Leer Más
Shakespeare según Johnson

Leer Más
Shakespeare y los androides

Leer Más
La vida y la obra en Shakespeare y Catulo

Leer Más
Hamlet, el primer romántico

Leer Más
La invención humana

Leer Más
Escribir sobre Shakespeare

Leer Más
Diatriba contra la virginidad

Leer Más


ELIAS CANETTI

Canetti y los libros para especialistas

Leer Más
Todos muertos
Una investigación sobre la manía de escribir /3

Leer Más
Las intenciones de Canetti
Una investigación sobre la manía de escribir /2

Leer Más
La obra oculta de Elias Canetti
Una investigación sobre la manía de escribir /1

Leer Más
Gilgamesh y Canetti

Leer Más


JORGE LUIS BORGES

Demócrito, precursor de la Biblioteca Total

Leer Más
La mirada crítica y el poema Instantes

Leer Más
¿Quién escribió Instantes?

Leer Más
Instantes, de Jorge Luis Borges

Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Leer Más
Borges, santo patrón del hipertexto
Cómo se invento el futuro /2

Leer Más
Menardismo y anacronismo deliberado

“La novia en el fotógrafo”, de Klein


Leer Más


POESÍA

Un poema de Louise Labé

Leer Más
Anaxágoras (-500/-428)

Leer Más
Carta a Bruno

Leer Más
El tigre , de William Blake

Leer Más
Prohibid los placeres (John Milton/Iván Tubau)

Leer Más
El haiku de Cuervo

Leer Más
Ono no Komachi, una poeta japonesa

Leer Más
La librería Rafael Alberti

Leer Más
Poseído por Dostoievsky (Kim Chun-Su)

Leer Más
Antonio Salmerón y Wang Wei

Leer Más
La miasma y el retrato de la dama (John Donne)

Leer Más
Fábula del origen del mundo y primera tentación

Leer Más
¿Qué culpa tiene la rosa?

Leer Más
Sextina de amistad
[EL ALBUM DE PANDORA]

Leer Más
Los placeres de la soledad en Bai Juyi

Leer Más
Toda la poesía

Leer Más
Omar Jayyam entre Dios y el vino

Leer Más


UN EXPERIMENTO CHINO

Juego para traducir un poema chino de Wang Wei

Invitación a traducir un poema chino

Leer Más
Un experimento chino
Primera traducción del poema (#1)

Leer Más
Primera traducción del poema (#2)

Leer Más
Antonio Salmerón y Wang Wei

Leer Más


NOSTOI, LOS REGRESOS

El tema poético de los regresos de los héroes griegos y troyanos tras la conquista de Troya, entre ellos el “Viaje a Ítaca”

El regreso de Ulises y la traducción

Leer Más
Seferis: Sobre un verso extranjero

Leer Más
Du Bellay: Feliz quien como Ulises

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Kavafis: Ítaca

Leer Más
Neruda Peregrino

Leer Más
Tennyson: Ulises

Leer Más
Petronio: Exhortación a Ulises

Leer Más
NOSTOI, los regresos

Leer Más


SIGNOS
Semiótica, signos y lenguaje

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1


Leer Más
¿Qué es el Trund?

Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Leer Más
Los filoetimólogos

Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

Leer Más
Sherlock Holmes, los jeroglíficos y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1


Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2


Leer Más
Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2


Leer Más


cibernia

CIBERNIA, JUEGOS CON EL LENGUAJE

 

Los SWIFTIES de Stephen King

Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

Leer Más


SECLEB

Investigación en torno a una extraña palabra

La paradoja de secleb

Leer Más
¿Qué es secleb?

Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Leer Más

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en Diletante | Deja un comentario

Curso sobre la estructura del guión, en Cuba
(septiembre de 2015)

EICTVCuba

Durante el mes de septiembre participaré en un Curso de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, en Cuba. Se trata del AVANZADO DE GUION Y DESARROLLO DE PROYECTOS, que tendrá lugar entre el 7 de septiembre y el 9 de octubre. Aquí puedes ver el programa: AVANZADO DE GUION Y DESARROLLO DE PROYECTOS y consultar la inscripción al curso.

Descarga el programa del curso

 

Impartiré clase durante dos de las cinco semanas que dura el curso, ocupándome de la estructura del guión. Habrá tiempo para analizar, entender y practicar las estructuras más empleadas (paradigma de Field, estructuras de McKee, multitrama de Bochco, hoja de tiempos de Blake Snyder…), pero también las estructuras alternativas y las nuevas maneras de plantearse la escritura de un guión que ponen en cuestión los métodos más convencionales y devuelven al guionista el placer de escribir, más allá de las fórmulas dogmáticas. Mis compañeros en el curso, que impartirán sus clases antes y después de las mías, son Inês Braga y Francisco López Álvarez.

Toda la información del curso


 

 

PROFESOR
Daniel Tubau, guionista y director de televisión durante más de veinte años, es autor del clásico Las paradojas del guionista, reglas y excepciones en la práctica del guión. Recientemente ha publicado El guión del siglo 21, el futuro de la narrativa en el mundo audiovisual, donde explora las nuevas formas narrativas llegadas con el mundo digital, Internet, la multinarrativa hipertextual, los videojuegos o las nuevas series de televisión, demostrando que muchas de ellas recuperan grandes enseñanzas olvidadas de guionistas y narradores clásicos. En la actualidad se encuentra en prensa dos nuevos libro El secreto de la invención, dedicado a las técnicas y el estímulo de la creatividad tanto para guionistas como para escritores, y El espectador es el protagonista.

 

 ************

El guión del siglo 21
El futuro de la narrativa en el mundo digital

“Si en Las paradojas del guionista Daniel Tubau nos ponía en guardia contra las teorías dogmáticas, en El guión del siglo 21 nos anuncia que el guión previsible de Hollywood y de la televisión convencional está en crisis. Los guionistas ya no quieren seguir esquemas simples o fórmulas mágicas. Frente al miedo instintivo hacia las nuevas narrativas, cada día surgen alternativas interesantes, gracias a este asombroso futuro que nos ofrecen las nuevas tecnologías, desde la narrativa hipertextual y la realidad aumentada a los videojuegos o Internet; desde las series de canales como HBO al crossmedia o el transmedia. Otras propuestas e ideas se encuentran en el pasado, en la historia audiovisual. Tubau demuestra que la profesión de guionista se está trasformando y que no se limita a la televisión o el cine, sino que puede y debe invadir todos los medios, o incluso la realidad misma.” (Contratapa del libro(Comprar en En Casa del LibroPágina web: El guión del siglo 21


Las paradojas del guionista
Reglas y excepciones en la práctica del guión

Casa del Libro
Amazon

“Con esta obra Daniel Tubau desmonta muchos de los tópicos que rodean el mundo del guión. Y lo hace rehuyendo las fórmulas magistrales y buscando más las excepciones que las normas.Y qué mejor manera de enfrentarse a ello que mediante paradojas propias de la creación. Todas se relacionan con la naturaleza de la redacción de guiones y el trabajo del guionista.”

Página web de Las paradojas del guionista


espectadoreselprotagonistaEl espectador es el protagonista
Manual y antimanual de guión

 

Desde hace décadas los guionistas han examinado la estructura de sus guiones pensando en las cosas que pueden sucederle al protagonista, olvidando que lo que realmente debe preocupar a un narrador es lo que le sucede al espectador. En El espectador es el protagonista. Manual y antimanual de guión, Daniel Tubau ofrece una alternativa a la manera mecánica y previsible de escribir guiones y propone redescubrir la riqueza del gran arte narrativo. Un libro perspicaz en el diagnóstico, innovador en el aspecto teórico y muy estimulante en lo práctico que hará recuperar el placer de escribir no solo al guionista profesional, sino a cualquier narrador inteligente.
Publicación: septiembre de 2015


 

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en cursos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Ciencia y seudociencia

Contra el juicio instantáneo 4

Durante la adolescencia fui muy aficionado a las lecturas paranormales, a todo lo que tuviera que ver con la telepatía, la telequinesis, el contacto con el otro mundo, la astroarqueología o búsqueda de huellas de los extraterrestres en la historia, las curaciones mágicas, el satanismo, la brujería o la precognición…

EnciclopediaConservo todavía varias decenas de libros relacionados con esos temas, de autores como Erich von Daniken, Peter Kolosimo o Louis Pawells y Jacques Bergier. También completé, junto a mi hermana Natalia, la Enciclopedia Planeta de Ciencias Ocultas y Parapsicología, en la que leímos las historias, abundantemente ilustradas, de los monjes flagelantes, los misteriosos templarios, la Bestia 666 (Aleister Crowley), el triángulo de las Bermudas o los misterios de la Isla de Pascua. mundo-desconocido-55También comprábamos cada semana revistas como Mundo Desconocido o Karma 7, que trataban de todos los temas mencionados y muchos más: todo lo que se saliera de lo habitual, de lo aceptado por la ciencia: pirámides en la luna, los viajes de Jesucristo a Cachemira, los avistamientos extraterrestres, la tierra hueca, los canales de Marte… Algunos de mis primeros cuentos, como Iliad, jugaban con la idea de esas visitas extraterrestres.

Aquellas lecturas me proporcionaron horas y horas de placer y entretenimiento. Era como leer novelas de aventuras parecidas a los cuentos de fantasía y ciencia ficción que leía entonces: Lord Dunsany, Arthur Machen, Edgar Allan Poe, Philip José Farmer, Alfred Elton van Vogt. Esas lecturas fueron un estímulo para mi inteligencia y para mi juicio crítico, y lo fueron doblemente. En primer lugar, porque me hicieron cuestionar las verdades aceptadas y atreverme a dudar de cualquier cosa. En segundo lugar porque me ayudaron a afinar mi juicio crítico cuando decidí aplicar esas facultades de observación y reflexión precisamente a todas esas lecturas que tanto me gustaban.

Llegó un momento, en efecto, en el que empecé a distinguir entre lo fascinante y lo convincente, entre lo posible y lo probable, entre lo plausible y lo imposible. Aunque todas esas revistas y libros estaban llenos de elaborados argumentos, poco a poco fui distinguiendo las opiniones de las certezas y entendí la diferencia entre buscar argumentos para  demostrar algo en lo que ya se cree frente a creer algo cuando se tienen buenas razones para ello; a ver desde lejos las falacias lógicas y a entender la lógica demente de los iluminados. A mi primeriza manera de adolescente, comencé a aplicar los métodos que la lógica, la filosofía y la ciencia han perfeccionado a lo largo de siglos de reflexión e investigación.

Con el tiempo, las visitas extraterrestres en el pasado o en el presente, los poderes de la telequinesis, la telepatía o la precognición se situaron en el estante correcto de mi biblioteca: cerca de las novelas y la fantasía. Puedo seguir leyendo todo aquello como quien lee una novela, y algunos de esos libros me pueden resultar entretenidos, del mismo modo que me entretengo a veces con la teología o la religión, a pesar de que tienen también protagonistas imaginarios, aunque debo confesar que ahora esos libros y artículos me parecen bastante repetitivos y previsibles, no porque conozca sus argumentos, sino porque conozco demasiado la forma de argumentar de los defensores de los fenómenos paranormales.

la-verdadera-historiaEn mi opinión, cuando de lo que se trata es de demostrar que algo es verdad, si se ve el truco se pierde el encanto, cosa que no sucede si aceptas jugar a un juego de fantasía, como leer un cuento de Philip K.Dick o una fábula filosófica de Platón, o incluso cuando ves una película de aventuras basada en cualquier fantasía parnormal. Otro de mis descubrimientos durante la juventud fue que descubrir la verdad casi siempre es más interesante que elaborar fantasías. Si juegas a descubrir qué ha sucedido, el interés decae si notas que algo es pura invención. Cuando muchos años después escribí La verdadera historia de las sociedades secretas, le puse un título que contiene una ironía casi indescifrable, pues imita los rimbombantes enunciados de aquellas revistas y libros de tema paranormal, pero, esta vez, para cumplir de manera modesta lo que afirma: contar la verdadera historia, o al menos una historia verdadera, de las sociedades secretas. Lo que se sabe y lo que no se sabe. No lo que se cree y lo que se quiere creer.

Pero aquí no voy a escribir acerca de los defensores de los fenómenos paranormales o de todo tipo de cosas seudocientíficas, como la homeopatía, el reiki y otros temas de moda, asuntos acerca de los que ya he hablado y escrito muy a menudo. Es obvio que la mayoría de quienes defienden estos mundos alternativos aplican de manera obsesiva el juicio instantáneo: una vez que han decidido creer en algo, están dispuestos a fabricar, aceptar o defender cualquier argumento que apoye sus ideas, y a rechazar, minimizar o sencillamente no escuchar cualquier otro que las ponga en cuestión. A pesar de que suelen presumir de apertura de mente, su capacidad de razonar y pensar más allá de lo obvio es muy limitada y casi nunca se desvían de su camino: rechazan lo que llaman el dogmatismo de la ciencia, no porque hayan descubierto los errores de lo establecido, sino porque se han convertido en dogmáticos de lo raro.

 

La sinrazón de la razón

En el asunto de la pseudociencia, la ciencia de salón y la afición a lo paranormal, la llegada del mundo digital ha provocado varios cambios importantes.

Uno de ellos es que lo que antes estaba en una sección de la librería, a menudo en un segundo término y claramente clasificado, ahora suele ocupar los primeros lugares en cualquier búsqueda en Internet. Si uno quiere averiguar si es cierto que la tierra está hueca y si existe un Sol interior bajo el que se tuestan nuestros vecinos subterráneos, lo más probable es que al buscar en Google “tierra hueca” obtenga una respuesta afirmativa: efectivamente, la Tierra esta hueca y los subterráneos son albinos de ojos rojos y hocico ratonil. Aunque siga buscando, tendrá que pasar diez o veinte pantallas, es decir, decenas o cientos de enlaces a diversas páginas, hasta encontrar una respuesta sensata al asunto. De este modo, en la red mundial lo razonable queda oculto bajo capas y capas de falacias y fábulas más o menos ingeniosas, por lo que no es extraño que la credulidad acrítica aumente entre los adolescentes (pero no solo entre ellos): en realidad sí se informan a fondo, pero mal.

tierrahuecoideaa

La segunda consecuencia de la extensión de internet en este terreno es más preocupante, porque consiste en que quienes intentan refutar todas esas supercherías que inundan la red acaban por convertirse en sus víctimas, no porque se las acaben creyendo, sino porque acaban empleando la misma manera de argumentar que las legiones de crédulos.  Se produce, en defnitiva, lo que he llamado en alguna ocasión “Ser vencido por los enemigos al vencerlos” (una variante inversa de aquello de “La Grecia conquistada conquistó Roma”).

En mi opinión se debería evitar y no hay ninguna necesidad de emplear descalificaciones ofensivas para quienes no piensan como nosotros, ni siquiera para aquellos que manifiestamente son incapaces de razonar de manera coherente. Se puede y probablemete se debe denunciar a quienes ponen en peligro la vida de otras personas, como quienes no vacunan a sus hijos, que ponen en peligro no solo a sus hijos, sino a los demás, pero no hay necesidad de descalificar de manera maleducada, soberbia, brutal o grosera a personas que han adoptado esas opiniones por ignorancia o porque les han convencido con esos argumentos de elocuencia engañosa que emplean los diversos farsantes de la pseudociencia. Todo eso se puede hacer sin recurrir a motes ofensivos, más propios de una charla de café que de un intercambio intelectual publico (y recientes casos nos han mostrado que todo lo que sucede en internet es público). No porque estas o aquellas personas no merezcan esos calificativos u otros peores, sino porque no lo merece una discusión razonable, y con menos motivo en asuntos en los que no se pone en peligro la vida de nadie, sino que tan solo se opina acerca de un asunto más o menos extravagante o curioso.

Tampoco creo que se deba usar la ciencia como arma arrojadiza y me parece que muchas veces deberíamos ser más prudentes cuando recurrimos a ella. La ciencia avanza muy poco a poco y no puede ser sometida a esos vaivenes y a ese juicio instantáneo que parecen exigir las redes sociales, porque los científicos también se equivocan a menudo y porque el descubrimiento científico a veces da inesperados rodeos. La respuesta inmediata y automática no es recomendable si realmente queremos adoptar las mejores virtudes de la investigación rigurosa. Hay que tener en cuenta también que muchas cosas aparentemente inocuas se han revelado peligrosas con el tiempo, así que conviene no meter la mano en el fuego por compuestos, elementos, inventos o descubrimientos que todavía no han podido ser puestos a prueba con todas las garantías. Para obtener conclusiones más o menos fiables desde el punto de vista científico acerca de cualquier cosa relacionada con la salud, la nutrición, la medicina o un nuevo compuesto o mecanismo deben transcurrir al menos dos generaciones.

 

Fantaciencia y ciencia fantasiosa

Por otra parte, también quiero reivindicar el derecho a la fantasía y al error, a fabular acerca de cualquier cosa, a lanzar hipótesis más o menos extravagantes. Algunas fábulas seguirán siendo siempre fábulas y otras poco a poco entrarán por el camino seguro de la ciencia. Pondré un ejemplo: es muy improbable que la telepatía exista o haya existido, pero es casi seguro que existirá en el futuro. Si no me equivoco, ya se han logrado enviar mensajes telepáticos sencillos entre dos cerebros conectados por algo así como un wifi o bluetooth neuronal. En mi opinión, casi todo lo que los diversos fabuladores han imaginado a lo largo de la historia, como Luciano, Cyrano de Bergerac, los escritores de ciencia ficción o los aficionados al mundo paranormal, acabará no por ser descubierto, sino inventado. Casi cualquier cosa imaginable, o al menos cualquier cosa que se pueda convertir en un algoritmo, será tarde o temprano posible.

ciencia

Es casi seguro que las teorías acerca de la presencia extraterrestre en nuestro planeta son todas pura fantasía, pero eso no hace imposible que no haya existido esa presencia extraterrestre. También es casi seguro que todas las religiones son pura fábula, pero eso no impide que exista eso que llamamos Dios. De hecho, la probabilidad de que nos hayan venido a visitar los marcianos o cualquier otro vecino galáctico es muchísimo más alta que la de que exista una entidad similar a eso que llaman Dios. Como es obvio, quien quiera demostrar una u otra cosa deberá hacer un gran esfuerzo para encontrar las pruebas, pero cualquiera es libre de fabular, siempre y cuando no presente sus hipótesis como certezas indiscutibles.

En definitiva, al alejarnos de los farsantes a menudo nos alejamos también o negamos uno de los procedimientos básicos del descubrimiento científico: la formulación de hipótesis extravagantes. Los estudiosos del método científico distinguen entre el contexto del descubrimiento y el contexto de verificación o justificación. Una cosa es cómo se elabora una teoría y otra muy diferente cómo se comprueba que es cierta, o al menos que es probable, o al menos que no es falsa.

En la discusión de hipótesis y probabilidades podemos ser muy locos e incluso debemos serlo. En la verificación, sin embargo, debemos ser conscientes de que no es tan fácil creer en algo como demostrarlo. Para creer solo hace falta un pequeño esfuerzo de la voluntad. Para demostrarlo hay que trabajra mucho más: hay que ser capaz, en primer lugar, de ponerlo a prueba, de investigarlo, de vigilarlo, hasta que contamos con los suficientes datos, observaciones dirigidas y experimentos verificados como para darle una pequeña o gran probabilidad.

Al escuchar o leer a personas que dicen o dan a entender que hablan en nombre de la ciencia, a veces me parece estar escuchando a los aristotélicos que decían que las cosas eran verdad porque las decía Aristóteles. Las cosas no son verdad porque las diga la ciencia, sino que la ciencia lo que dice, de manera diferente en cada caso particular, es que algo puede ser verdad o que, al menos, es muy probable. El hecho de que algo no tenga contraindicaciones observadas no quiere decir que no las tenga ni permite a la ciencia afirmar que no las tiene, en especial si es algo reciente, sino que quizá no ha sido todavía investigado a fondo.

La investigación en la ciencia nunca se detiene y siempre puede mejorarse, por lo que a veces puede resultar frustrante ver que lo que hace diez años aconsejaba la ciencia, por ejemplo la ciencia médica o la ciencia nutricional, ahora ya no se cree que sea bueno. Hay pocas teorías en ese tipo de terrenos que sobrevivan más de treinta años, como tampoco sobreviven demasiado tiempo las teorías de la antropología, la sociología o la psicología. En el futuro, sin duda descubriremos algunas contraindicaciones de cosas que ahora hemos empezado a usar, porque ya he dicho que tienen que pasar al menos treinta años en la mayoría de los casos para que lleguen resultados fiables en ciencia. Por eso, creo que hay que ser prudentes y no apostar de manera dogmática por cosas que todavía están bajo las investigaciones iniciales.

Recientemente, Umberto Eco dijo que las redes sociales han impulsado al tonto del pueblo a portador de la verdad, lo que es sin duda cierto, como hemos visto al hablar de la extensión de la seudociencia en internet, pero, como ya he dicho más arriba, creo que existe una consecuencia quizá más negativa que esa: internet y las redes sociales también han logrado que los que nunca han sido tontos del pueblo acaben por comportarse como ellos.

Como sucedía en la política (Animales políticos), la economía (El fenómeno fan en economía) y en cualquier otro terreno (¿Somos cebras o termostatos?), creo que lo más recomendable es evitar emitir juicios instantáneos y detenerse a pensar. Detenerse a pensar no solo para formarnos una opinión más compleja e interesante acerca del asunto que tenemos delante, sino también detenenerse a pensar en cómo vamos a expresar esa opinión. Si empezamos a hablar como hablan los fanáticos y los lunáticos, usando la ciencia para golpear la cabeza de nuestros enemigos más que para convencerlos, ellos también tendrán todo el derecho a pensar que nosotros exigimos razonar pero que no sabemos hacerlo.

 

 

*************

 [Escrito en la Escuela de cine de San Antonio de los baños (Cuba), en febrero-marzo de 2015. Revisado en julio de 2015]


CONTRA EL JUICIO INSTANTÁNEO

¿Somos cebras o termostatos?

Contra el juicio instantáneo /1


Leer Más
Animales políticos

Contra el juicio instantáneo 2


Leer Más
El fenómeno fan en economía

Contra el juicio instantáneo 3.


Leer Más
Ciencia y seudociencia

Contra el juicio instantáneo 4


Leer Más

lapaginanoaltEn La página noALT traté hace años algunas cuestiones relacionadas
con la polarización política, ideológica e idealógica. Y en especial el uso de ideas como armas arrojadizas aquí: “La evolución de las piedras

El origen del pensamiento no alternante (noALT)

Leer Más
Cómo funciona el pensamiento alternante

La página noALT 001


Leer Más
La ciencia confirma noALT
(La página noALT /002)

Leer Más
La evolución de las piedras
(La página noALT /004)

Leer Más
Nuclear noALT
(La página noALT /008)

Leer Más

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en contra el juicio instantáneo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cómo encontrar casi cualquier cosa en Diletante

 

diletante-cuantica-lateral2

En esta pantalla podras ver todas las entradas publicadas en mis blogs, salones y páginas web. Cuando esté completo, serán más de 2000 entradas, así que moverse por esta pantalla puede ser inacabable.

Voy a explicar todas las maneras de buscar algo en Diletante.

[Si lo que buscas es la página con todas las entradas publicadas en Diletante: haz clic aquí: TODAS LAS ENTRADAS]

En esta pantalla

La mejor manera de encontrar algo rápidamente en esta pantalla es mediante el buscador de página. Esa es una utilidad que tienen todos los navegadores (Chrome, Firefox, Opera, Explorer, Safari…), que sirve para buscar en la página en la que te encuentras. Habitualmente se accede al buscador pulsando al mismo tiempo las teclas CONTROL y F (CONTROL + F) o desplegándolo gracias a un menú.

No confundas el buscador de página  con el buscador del navegador o con el buscador de Google y otros buscadores, o con el buscador de WordPress. En el mundo digital las clasificaciones ordenadas y/o jerárquicas (por ejemplo alfabéticas) casi no sirven para nada y loq ue funciona bien son las búsquedas semánticas: escribes una palabra y encuentras resultados relacionados. Gracias al increíble poder de los buscadores podemos orientarnos en el extraordinario y desmesurado mundo digital.

A continuación, explicaré la diferencia entre los diversos buscadores.

1. Buscadores (Google, Bing, Yahoo)

Sirven para buscar cualquier cosa en todo internet, aunque a veces están especializados en un tipo de búsqueda. Aparte de la búsqueda simple, tienen un montón de potencialidades, algunas poco conocidas, para refinar las búsquedas.

Buscador típico de internet: Google es el más popular.

Los resultados no siempre coinciden en unos u otros buscadores, pero las mayoría de las búsquedas se resuelven con cierta facilidad con uno u otro.

motores-de-busqueda

 

 

 2. Barra de dirección

Está en la parte de arriba de cualquier página, en la llamada barra de navegación. Es un largo rectángulo en cuyo interior se puede escribir. Sirve para escribir una dirección web. Por ejemplo:

 http://wordpress.danieltubau.com/

Desde hace unos años, la barra de navegación o de dirección también sirve como buscador.

buscador y barra de navegación del navegador

Barra de navegación del navegador (en este caso, Opera), que también sirve como buscador de Internet, del mismo modo que Google, Bing, etc.

 

3. Buscador de sitio web, por ejemplo, de Diletante.

Las diferentes páginas, como Diletante o la web de un periódico, de un canal de televisión, de Youtube o de cualquier otro sitio web, suelen contar con un buscador propio, que sirve para buscar algo tan solo en las páginas que pertenecen a ese sitio.

En Diletante, ese buscador está en la parte de arriba de la columna o sidebar de la derecha, justo encima del logotipo de Diletante.

buscador -Diletante

La caja en la que pone BUSCAR es el buscador de Diletante: cualquier cosa que escribas ahí te devolverá los resultados de páginas en las que se encuentra eso que has escrito.

 4. Buscador de página 

En todas las páginas se puede usar un buscador que permite encontrar cualquier cosa en la entrada o página en la que estás. Es decir, para evitar confusiones: en la pantalla en la que estás. Por ejemplo en esta pantalla que ahora estás leyendo.

Buscador de la página. Esta vez en el navegador Opera. Aparece al pulsar CONTROL+F

buscador chrome

Buscador de la página del navegador Chrome. Aparece si pulsas CONTROL+F

Una vez que estés en el buscador de esta página o pantalla (no el del navegador, ni el de wordpress), escribe simplemente lo que buscas. Por ejemplo: “ética” o “China” o “camión”. De esta manera, encontrarás en esta pantalla cualquier aparición de ese término en los miles de enlaces a entradas que aquí aparecerán, sin tener que ir bajando por toda la página.

De todos modos, iré enumerando aquí de manera temática y alfabética las principales secciones y subsecciones de esta página o pantalla.

5. Menú de navegación de un blog

Otra manera de buscar y moverse por un sitio web es usando el menú de navegación que se encuentra en la parte de arriba de cualquiera de mis páginas. En ese menú están los principales temas de Diletante. Si haces clic en cualqueira de las palabras, irás a la página de inicio de cada uno de esos asuntos, por ejemplo Mis Libros, Filosofía o Cine y Guión. Esa página de inicio sirve de introducción al tema y muestra las entradas alojadas bajo esa categoría.

diletante-menu

Menú de navegación de Diletante. En este caso, estamos en la página de mitología Numen, lo que se deduce porque en el menú aparece en blanco la palabra Mitología.

6. Barra lateral (sidebar) 

diletante-sidebar menuEsta es probablemente la herramienta más útil para buscar en Diletante.

Si bajas por esa barra lateral, verás enlaces directos a todas las páginas alojadas en Diletante, pero también a las subpáginas y a las secciones y subsecciones. Se trata de un menú completo de Diletante, mucho más detallado que el que aparece en la cabecera de mis páginas (el que he descrito en el punto anterior).

Aquí están todos los temas, desde la mitología a la ciencia, desde los cuadernos de viaje a las páginas dedicadas al cómic, desde el Museo de los Mundos Posibles a Los inventos del TuBaU.

Un buen truco para encontrar rápidamente algo en este menú (porque también es muy extenso) es activar el buscador de página que ya conoces (CONTROL+F) y escribir eso que quieres encontrar en Diletante.

Si, por ejemplo, escribes “Numen”, el buscador te señalará dónde aparece esa palabra en la pantalla en la que estás. Uno de los resultados (a veces el único) será el del enlace de la barra lateral que te lleva directamente a Numen, la página de mitología.

diletante-buscador y lateral

Búsqueda de “Numen” y el resultado resaltado en el menú de la barra lateral. Como ves, en este caso aparecieron 8 resultados, porque estaba buscando en la propia pantalla inicial de la página Numen. Si estás en cualquier otra página, por ejemplo en una dedicada a mis historietas de Mosca y Caja, probablemente al escribir “Numen” te aparecerá solo el resultado del menu de la barra lateral.

Estas son algunas de las maneras de moverse, navegar y buscar en Diletante. Hay otras, pero con estas podrás encontrar casi cualquier cosa.


 

 

TODAS LAS ENTRADAS DE DILETANTE

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare
Publicado en Diletante | Deja un comentario
danieltubau@gmail.com