La inevitable conclusión personal
Epílogo a El guión del siglo 21

mcluhan

Una cosa acabada es el mayor enemigo de nuestra imaginación.
Kenko Yoshida, Tsuresureguza

Marshall McLuhan fue en su momento el profeta de la nueva era electrónica, que anunciaba el paso de la galaxia Gutenberg a la galaxia Marconi, del mundo textual al audiovisual, de un universo alfabetizado y lineal a una nueva cultura global pero también tribal. Él mismo aceptaba el título de profeta e incluso inventó un método práctico para calcular de antemano el efecto que cualquier nuevo medio tendría sobre la sociedad, la tétrada. Sin embargo, era muy difícil lograr que hiciera una valoración personal acerca de sus profecías. Lo consiguió Eric Norden en una entrevista que le hizo para la revista Playboy, titulada Una cándida conversación con el sumo sacerdote del pop cult y metafísico de los medios: “Si usted insiste en que hable acerca de mis propias reacciones subjetivas cuando observo la reprimitivización de nuestra cultura, tendría que decir que veo tal trastorno con disgusto e insatisfacción personal”.

En mi caso, estoy muy interesado en los cambios que se están produciendo, los sigo con interés e incluso intento entenderlos y adaptarme a ellos, pero eso no significa que me entusiasmen, o al menos no todos ellos. El lector de El guión del siglo 21 tal vez me haya atribuido muchas opiniones cuando me he limitado a dar informaciones, y tal vez también le haya sucedido lo contrario y ha tomado opiniones por informaciones, aunque he intentado que unas y otras se distingan en la medida de lo posible. McLuhan también dijo en una ocasión: “Durante muchos años vengo observando que los moralistas suelen sustituir la ira por la percepción.” Creo que es una buena observación, que deberíamos recordar cada vez que nos olvidamos de observar y exponer las cosas con un mínimo de imparcialidad, cegados por el único objetivo de dejar muy claro qué es lo que nosotros pensamos y cuál es nuestra posición moral o ideológica ante cualquier asunto que nos pase por delante. Pienso, de nuevo como McLuhan, que “un punto de vista puede ser un lujo peligroso cuando ocupa el lugar de la comprensión y el entendimiento”, y, como Confucio, que “aprender sin pensar es inútil y pensar sin aprender peligroso”. He intentado en este libro aprender para poder pensar mejor y no precipitarme en el peligroso mundo de la intuición, el instinto y el prejuicio, que sólo son útiles, en el mejor de los casos, como estímulos transitorios para una reflexión posterior.

El ruido mediático que acompaña a las nuevas narrativas puede llevarme al escepticismo, como a mucha gente, pero la observación de que todos los nuevos medios fueron considerados formas inferiores en sus inicios, me hace poner en duda esas dudas. Como todas las personas nacidas en un mundo predigital, todavía vivo en el pasado y puedo tener dificultades para entender la radical novedad de estos tiempos y la que se avecina, pero estoy muy lejos de creer que el mundo se volverá loco y yo me mantendré cuerdo. Sé también que cada nuevo cambio narrativo ha sido contemplado con miedo y considerado una caída en la vulgaridad, pero que, con el paso de los años, muchas de esas novedades se han convertido en el modelo a imitar: el tiempo cambia no sólo el sentido de las obras, como en el Quijote de Cervantes y el de Menard, sino a menudo su valor.

No creo ni que cualquier tiempo pasado fue mejor ni que tenga que serlo cualquier tiempo futuro, sino que hay pasados y futuros peores o mejores y que en cada situación uno debe observar lo que tiene o ha tenido alrededor sin dejarse llevar por los prejuicios, las manías, o la seguridad dogmática de aquel que “desprecia cuanto ignora”. Me parece que no se puede negar que el mundo actual ofrece a los guionistas, sea lo que sea que seamos, algo mejor que lo que hemos visto en las últimas décadas, no sólo por el cuestionamiento de teorías dogmáticas del guión convertidas en clichés, o por la nueva narrativa aparecida en las series de televisión, o por las posibilidades que ofrece el mundo digital e Internet, sino también porque pocas veces como ahora, en este futuro presente, se ha conocido mejor el pasado, nunca antes los jóvenes pudieron acceder como ahora a los contenidos audiovisuales de sus padres, de sus abuelos e incluso de sus tatarabuelos. Mis alumnos de los últimos años a veces saben más acerca del mundo audiovisual de hace quince años que quienes vivieron en ese mundo. Ahora no sólo pueden oír hablar de lo que se hacía en los 80, en los 70 o incluso en los años 20, sino que pueden verlo, y el resultado es muchas veces el entusiasmo. Si fuera cierto aquello que dijo Brillat Savarin de que somos lo que comemos, entonces pronto empezarán a sentirse los efectos de una dieta audiovisual mucho más rica, y me atrevería a decir que más sana, que la de las últimas dos o tres décadas. Creo también que Hamlet y la holocubierta, la simulación de Platón y la caverna de Matrix, la historia de Gilgamesh escrita con signos cuneiformes sobre piedras y un montaje de machinima creado con bits no son excluyentes. Se puede disfrutar de la narración clásica y de la más actual, de Homero y de Joyce, de Lubitsch y de Wong Kar Wai; podemos, como los escépticos antiguos, “suspender transitoriamente el juicio” y disfrutar incluso de lo que parece chocar con nuestras teorías más queridas, con la narración que imita a la vida y con la que se aleja de ella, con el modelo aristotélico y el platónico, con el de Scribe y Spielberg o el de Fellini y Buñuel, con Homero y con el ciberespacio.

************

[Este texto era uno de los apartados finales de El guión del siglo 21. En la última revisión del libro, cambié el título por "Confesiones cándidas" y quité las referencias a McLuhan, lo que quizá fue un error, porque me gustan mucho esas reflexiones. Los párrafos que no aparecen en el libro publicado están aquí en color azul]

 

************

El guión del siglo 21

El futuro de la narrativa en el mundo digital

Comprar en Casa del Libro

Ahora también en ebook en cualquier país y para cualquier lector electrónico

 

Nuevas series televisión

David Chase contra la televisión convencional

David Chase, el creador de Los Soprano, dijo en una ocasión que a la narrativa convencional televisiva le falta silencio, escenas q

Leer Más
Actuación, sobreactuación y Mad Men

—Hace un calor infernal. —Sí que lo hace. —Hoy he visto amanecer. No podía dormir. —¿Y qué tal estuvo? —Regular —Og

Leer Más
“La conciencia culpable de Adriana” (en LOS SOPRANO)

Aunque se dice que el cine clásico y las series de televisión ofrecen una narración lineal (frente a la hipertextualidad, multilinealidad

Leer Más
Sexo en Nueva York, y también en la televisión

En las primeras versiones de El guión del siglo 21 incluí apartados dedicados a muchas más series de televisión de los que al

Leer Más
Homero en televisión y el mecanismo acausal
La cicatriz de Ulises /3

En La cicatriz de Ulises, me detuve en aquella escena clave de la Odisea en la que la criada Euriclea lava a un mendigo y al ver la cicatr

Leer Más

Crisis de las teorías convencionales y alternativas

El cine antes del cine: Muybridge

El guionista Jean Claude Carrière, que trabajó con Luis Buñuel en películas como Belle de Jour, El discreto encanto de la burguesía o Ese oscuro objeto del deseo, decía que el cine existió mucho antes de su nacimiento oficial. Existía … Sigue leyendo

Leer Más

Mundo Digital e Internet, la narrativa hipertextual y la multinarrativa.

La dinastía Tang y el hipervínculo

Escribí esta entrada en 2005; ahora, en 2011, después de haber publicado El guión del siglo 21, veo que tenía un carácter premonitorio, al menos en lo que se refiere a mis futuros intereses. A continuación reproduzco la entrada con … Sigue leyendo

Leer Más
Mundo digital y multinarrativa

     Internet          Multinarrativa     Videojuegos Mundo digital        Hipertexto Interactividad En El guión del siglo 21, tras ocuparme de la crisis del guión y de las fórmulas dogmáticas para escribir guioens de autores como Syd Field o incluso Robert … Sigue leyendo

Leer Más
Por qué el futuro ya está aquí

  El teleordenador “El desarrollo de los ordenadores personales ocurre tan deprisa que la futura televisión de arquitectura abierta es el ordenador, y no hay vuelta de hoja. El aparato receptor será como una tarjeta de crédito que al introducirla … Sigue leyendo

Leer Más
La escritura y la muerte

   En 1982, cuando los computadores estaban los comienzos de su prodigioso desarrollo posterior, Walter Ong publicó su gran libro Oralidad y escritura, una de las más estimulantes investigaciones acerca de las diferencias entre el mundo oral previo a la … Sigue leyendo

Leer Más
B. S.Johnson y Los desafortunados

  En  El guión del siglo 21 hablé de la novela que publicó J.B.Johnson en 1969, The desafortunates, al referirme a ejemplos de narrativa no lineal o hipertextual:  ”Un ejemplo literario de  estructura en mosaico es la novela Los desafortunados, de B.S. Johnson, que se … Sigue leyendo

Leer Más
El algoritmo de Polifemo

Para disfrutar de esta entrada, antes hay que saber en qué consiste un algoritmo. En El guión del siglo 21 dedico un apartado a explicarlo con toda claridad, pero no voy a copiar aquí todo el libro, claro, así que … Sigue leyendo

Leer Más
Chesterton, inventor de los Juegos de Realidad Alternativa

Uno de los entretenimientos narrativos de más éxito en el siglo 21 son los Juegos de Realidad Alternativa. La realidad alternativa (AR en sus siglas inglesas) es una de las muchas nuevas lecturas del concepto “realidad”: realidad aumentada, realidad virtual, … Sigue leyendo

Leer Más

 Sobre El guión del siglo 21

La inevitable conclusión personal
Epílogo a El guión del siglo 21

Leer Más
¿Por qué El guión del siglo 21

Leer Más
El guión del siglo 21 , el futuro de la narrativa en el mundo digital

Leer Más
¿Qué contiene El guión del siglo 21? (índice completo)

Leer Más

********

Otras páginas dedicadas al guión, el cine y el audiovisual en danieltubau.com: CINE Y GUIÓN

Publicado en El guión del siglo 21 - Sobre el libro | Deja un comentario

El asco como categoría moral

Blackburn-ruling pasions

El filósofo británico Simon Blackburn analiza en Ruling Pasions de qué manera una cuestión de gusto, como lo es aparentemente el asco, se convierte fácilmente en una categoría moral e ideológica.

Veamos algunos ejemplos:

Un enólogo puede sentir un cierto desprecio hacia quienes no son capaces de apreciar la diferencia entre un vino delicioso y un vino vulgar y no es raro que considere de manera instintiva que no se trata sólo de una cuestión de gusto, sino también de una cierta deficiencia personal, como si esa persona fuera incompleta en algún sentido que va más allá de la mera cultura acerca del vino.

Luis García Severiano, enólogo

Cuando en las calles de París se enfrentaban a puñetazos los wagnerianos y los antiwagnerianos, como muestra Villiers de l’Isle Adam en El asesino de cisnes, no se trataba sólo de dirimir cuestiones puramente musicales, sino también ideológicas y morales. Odiar o amar a Wagner significaba muchas más cosas que lo meramente musical, algo que podría estar más o menos justificado hoy en día (por la actitud de los herederos de Wagner y por el uso que se hizo de su música durante el nazismo), pero que en el París del siglo XIX no tenía demasiado sentido.

En la música, en la pintura, en la gastronomía, en el cine y en muchos otros terrenos es frecuente añadir a las cuestiones de gusto connotaciones que unen, por ejemplo, el sentimiento de asco con la opinión política, como hemos visto en el caso de los votantes de Bush y Kerry (La razón de la emoción).

El tema es complejo e interesante, pero empezaré con algo sencillo.

Las clases privilegiadas de la sociedad han sentido tradicionalmente algo casi idéntico al asco cuando se relacionaban con los pobres o simplemente con los trabajadores. Los aristócratas sentían asco al relacionarse con burgueses; los gentiles al tratar con los judíos, los payos al relacionarse con los gitanos. No se trata tan sólo de opiniones acerca de personas diferentes, sino de una especie de rechazo instintivo que se acerca al disgusto que podemos sentir hacia una comida que nos da asco o hacia un lugar sucio y pringoso.

Gran Hermano, TV verité

Voy a poner un ejemplo llamativo, inmortalizado por Edgar Morin y Jean Rouch en 1961, en su película Crónica de un verano, que creó o popularizó el género del cinema verité (no en vano su segundo título era: “Una experiencia de cinema verité”, es decir, “cine verdad”). En el cinema verité se persigue mostrar la realidad de una manera diferente a como lo hacen las diversas corrientes realistas: no se intenta mostrar la realidad tal cual es, como lo haría, por ejemplo una cámara oculta, sino que se hace evidente en todo momento la presencia de la cámara. Los protagonistas saben que están siendo grabados, por lo que sus reacciones no pueden ser por completo espontáneas. Sin embargo, esas reacciones son también una realidad: la de personas que saben que están siendo grabadas. El lector ya habrá caído en la cuenta de que la actualización del cinema verité son programas televisivos como Gran Hermano o Supervivientes.

Edgar Morin y Jean Rouch

Edgar Morin y Jean Rouch

En este fragmento de Crónica de un verano asistimos a una conversación más espontánea que otras de la película, porque las personas que están allí se disponen a hablar acerca de la situación política en África, pero antes de comenzar tienen una charla distendida y quizá hasta olvidan que allí está la cámara.  La protagonista de este fragmento es una mujer francesa, que no es aristócrata, sino burguesa; que no es conservadora, sino muy progresista; que no es racista… o al menos eso asegura ella.

[La conversación a la que me refiero comienza en el minuto 9.05 y dura hasta el minuto 10.30]

http://www.youtube.com/watch?v=6E2e-LS-nEM&t=9m5s

 Es evidente que la mujer que no siente atracción sexual y que tampoco se casaría con un negro no se consideraba a sí misma racista y es probable que tampoco admitiera calificar como “asco” lo que sentía al pensar en tener relaciones sexuales con un negro. Sin embargo, vista hoy en día, se me ocurren pocas maneras de describir su actitud que no incluyan las palabras “racismo” o “asco”.

 

La anterior es una primera aproximación a un asunto que quiero tratar en las próximas semanas: la manera en la que interiorizamos nuestro rechazo hacia aquello con lo que no estamos familiarizados en forma de reacciones viscerales como el asco o el miedo. Y, además, la facilidad para asociar esas reacciones viscerales con opiniones que creemos objetivas y desprejuiciadas.

[Publicado por primera vez en Divertinajes el 17 de octubre de 2012]

***************************

cuaderno-de-psicología-escher_bond

Cuaderno de psicología y neurociencia

Resulta verdaderamente difícil distinguir entre ciencias, artes o disciplinas como: psicología, neurociencia, ética y moral y dianoética, filosofía, sociología, epistemología y gnoseología, ontología y metafísica, e incluso entre las anteriores y la religión, la física, la biología, la semiótica, las ciencias de la comunicación… Es cierto … Sigue leyendo

Leer Más
La memoria holográfica

Esta teoría, que es una de las diez que Muy interesante define como las más nuevas, se me ocurrió, sin conocerla, cuando hable con mi amigo Xil de los hologramas que había visto en el Empire State. El día de … Sigue leyendo

Leer Más
La definición de inteligencia

Todas las definiciones intentadas de la inteligencia no conducen a nada concreto. Decir que la inteligencia o el pensar consiste en poseer semántica, significado, contenido, etcétera, tan solo sirve para sustituir una incertidumbre por otra, pues tales conceptos son tan … Sigue leyendo

Leer Más
Coincidencias significativas

Jung, el discípulo herético de Freud, llamaba “sincronización” a esos momentos de revelación en los que cosas aparentemente inconexas parecen señalar en una misma dirección. Es lo que pasa en las películas cuando el héroe se decide a entrar en … Sigue leyendo

Leer Más
El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Papa, a Juan Pablo I. Albino Luciani (Juan Pablo I) era un hombre excelente que no tuvo tiempo … Sigue leyendo

Leer Más
Metáforas del cuenco

Existe una comparación interesante de la mente con un cuenco en aquella historia de un profesor occidental que visitó a un maestro zen. El maestro le sirvió té y no dejó de hacerlo aunque la taza ya desbordaba. Al quejarse … Sigue leyendo

Leer Más
Refrán intuitivo

Hay un refrán que dice: “El hombre propone y Dios dispone”. Algo semejante se podría aplicar a la intuición y la reflexión: “La intuición propone y la reflexión dispone”. Hay que contar con la intuición, pero no ser llevado por … Sigue leyendo

Leer Más
Innato no significa ni bueno ni recomendable

A veces se da por sentado que lo innato es sinónimo no ya solo de natural y auténtico, sino de recomendable e inevitable. Pero el hecho de que algo sea innato no implica que sea obligatorio o recomendable. La cultura y … Sigue leyendo

Leer Más
Vestir con ropajes ajenos

Palabras e imágenes pueden penetrar en nosotros y actuar el fantasma, pero también el fantasma puede buscar la palabra o imagen en la que encarnarse. A veces no encuentra la adecuada y viste ropajes ajenos. ********** [Publicado en 1999,2000,2004 y … Sigue leyendo

Leer Más
Inteligencia intuitiva, de Malcom Gladwell

Este es uno de esos ensayos que logra convencerte completamente en favor de una tesis. Su único defecto es que la tesis que demuestra es la contraria a la que el autor defiende. Tras la lectura de Inteligencia intuitiva, a … Sigue leyendo

Leer Más
La ceguera psicológica

Al azar rescato una anotación a Darwin que hice en 1999 y que recuperé en 2004. Darwin y la ceguera Al revisar unos textos que escribí en el siglo pasado (que bien suena eso, pero espero poder decir: “algo que escribí … Sigue leyendo

Leer Más
McLuhan y la subjetividad

 Ofrezco aquí una buena observación de McLuhan, que deberíamos recordar cada vez que, llevados por nuestra moralidad o nuestra ideología, nos olvidamos de observar las cosas y de plantearlas con claridad y sosiego, cegados por el único objetivo de dejar … Sigue leyendo

Leer Más
La razón de la emoción

Los expertos no se ponen de acuerdo en si nuestro cerebro funciona, desde el punto de vista psicológico, racional y emocional, mediante dos hemisferios o mediante diversos módulos. La teoría psicológica del hemisferio derecho enfrentado al izquierdo ha sido muy … Sigue leyendo

Leer Más
El asco como categoría moral

El filósofo británico Simon Blackburn analiza en Ruling Pasions de qué manera una cuestión de gusto, como lo es aparentemente el asco, se convierte fácilmente en una categoría moral e ideológica. Veamos algunos ejemplos: Un enólogo puede sentir un cierto … Sigue leyendo

Leer Más

******

 BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO

Un optimista es sólo un pesimista…
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /1

Un optimista es sólo un pesimista ...bien informado. En la continua pugna entre pesimistas y optimistas, hasta hace poco los optimis

Leer Más
Los libros de autoayuda
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /2

En Un optimista es sólo un pesimista bien informado, dije que todo lo razonable del optimismo se veía comprometido por "la avalancha de

Leer Más
El efecto placebo y algo más (o menos)
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /3

Vuelvo a tratar el tema del optimismo y el pesimismo, ahora para ver su relación indudable con el efecto placebo: nos dan un azucarillo dic

Leer Más
Y finalmente… el efecto nocebo
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /4

En el capítulo anterior de esta breve investigación (El efecto placebo), he hablado del efecto placebo, un fenómeno en cierto modo asomb

Leer Más
El pesimista optimista
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /5

Frente a un equívoco frecuente, creo que hay que distinguir entre el optimismo y el pesimismo en cuanto actitudes ante la vida y, por otra

Leer Más
La búsqueda de la felicidad
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /6

Lichtenberg fue quizá uno de los primeros ateos que expresó esa paradoja teológica hoy tan conocida: "Soy ateo gracias a Dios". Él dijo

Leer Más
Cómo no ser un cenizo
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /7

En La búsqueda de la felicidad comparé tres textos escritos por Casanova, Lichtenberg y Darwin acerca de la búsqueda de la felicidad. Re

Leer Más
Lo psicosomático
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /8

Vuelvo al tema del optimismo. Como dije en la primera entrada de esta investigación, parece que  todos los resultados cuantificables ha

Leer Más

ENTRADAS DE ÉTICA Y COSTUMBRES

El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Pa

Leer Más
Somos lo que comemos

  "Has de saber que tus perfecciones futuras guardarán relación con los cuidados que prodigues aquí para alcanzarlas" Leibniz, U

Leer Más
El placer y la salud

Epicuro decía que la ausencia de dolor ya era placer, incluso consideraba que era el mayor de los placeres. No es extraño, si tenemos

Leer Más
Casanova y los vividores

He escrito en El placer y la salud que Casanova es uno de mis pensadores favoritos. Tal vez habría sido preferible escribir, en vez de pens

Leer Más
La maledicencia

Aunque ahora apenas se usa la palabra maledicencia, su existencia parece probar que se creó porque aquello a lo que se refiere era bastan

Leer Más
La imperfecta perfección

Estaba chateando hace unos días con una amiga. Me extrañó que tardase tanto en sus respuestas y le pregunté si es que corregía las fras

Leer Más
El feísmo y hacerlo mal demasiado bien

En La imperfecta perfección mencioné la tendencia del diseño actual de hacer las cosas mal a propósito. Ejemplos de este tipo se puede

Leer Más

ENTRADAS DE FILOSOFÍA

TODA LA FILOSOFÍA

Aquí puedes ver casi todas las entradas de filosofía que he publicado en los últimos años, tanto en el cuaderno de filosofía como en ot

Leer Más
Intento filosófico 1

Introducción y declaración de intenciones Contando veintidós años el autor, comienza, como hiciera Descartes, a edificar su propio

Leer Más
Razón y sentidos en Demócrito

Se da en los pensadores presocráticos, dice un libro de texto, una creciente desconfianza hacia el papel jugado por los sentidos en el cono

Leer Más
Desmitificadores y relativistas

Vacío perfecto es otro libro fascinante de Lem, que me reafirma en considerar a Lem como el Lauzier de la ciencia ficción, o de la narrati

Leer Más
“El todo es mayor que la parte” antes de Leibniz y una nueva objeción

Leibniz dice que el axioma "El todo es mayor que la parte" fue negado por Gregorio de San Vicente en lo que respecta al ángulo de conta

Leer Más
Objeciones a “El todo es mayor que su parte” formulado por Leibniz

Leibniz, en Demostración de las proposiciones primarias, pone un ejemplo de las llamadas proposiciones de razón: "El todo es mayor que su

Leer Más
Teología o mística materialista

La teología materialista postula que la única ciencia auténtica y con derecho a existir es la física y afirma que  todos los hechos o f

Leer Más
Níveles y metaniveles: autores y dioses y hombres

Creo que Nozick, en Ficción, propone aquello que creo haber escrito: el primero (el primer autor) crea al segundo, éste al tercero, etc.,

Leer Más
La autonomía de los personajes y Nozick

La agudeza de Nozick en Ficción continúa en la discusión acerca de si el autor aprende acerca de sus personajes a medida que escribe.

Leer Más
Test de Turing y solipsismo

El test de Turing, combinado con el solipsismo, plantea un problema impresionante. A todo lo ya sabido, añadir: qué pasa si con la

Leer Más
Nozick y la justificación del mal

Dice Nozick, en Ficción, respecto al problema del mal, que no juzgamos que el autor de una novela sea intrínsecamente malo por hacer s

Leer Más
Leibniz y el sonido

Dice Leibniz: "Es claro que para percibir efectivamente el ruido de las olas debemos percibir el que produce cada una de las gotas de a

Leer Más
Por qué un caballo blanco no es un caballo

La escuela de los Nombres (Ming Chia) que se desarrolló hacia  el -300 y -200 y cuyo representante más famoso es Gongsun Long, dice q

Leer Más
Waste Web

Siempre he sentido una mezcla de atracción y rechazo hacia los aforismos. Por un lado, admiro las breves reflexiones de grandes maestros

Leer Más
SUSAN SONTAG

  Susan Sontag es uno de los pensadores que más he admirado y por los que siento más respeto. Era también una de esas escasas personas

Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard. Antes de

Leer Más
Somos lo que comemos

  "Has de saber que tus perfecciones futuras guardarán relación con los cuidados que prodigues aquí para alcanzarlas" Leibniz, U

Leer Más
El contagio por los adversarios

Hace tiempo yo llamaba "ser vencido por los adversarios" a un fenómeno curioso que no consiste exactamente en que una persona sea vencida

Leer Más
La metafísica de la ética

Aristóteles se opuso de manera explícita en su Ética a Nicómaco a la metafísica de las ideas de Platón, ese mundo de los Arquetipos o

Leer Más
La fidelidad de la tradición

La poca fidelidad de la transmisión de las ideas mediante la tradición es algo que mucha gente desconoce. Son mayoría los que todavía cr

Leer Más
Aristóteles y la teoría de las Ideas

[caption id="attachment_10674" align="aligncenter" width="400" caption="Platón y su discípulo Aristóteles"][/caption] Un gran enigma i

Leer Más
William James y lo nuevo viejo

Compré hace unos días (febrero de 2006) en Montevideo un librito de William James editado en 1904 por una editorial de Barcelona en la q

Leer Más
Semblanza de Enrique José Varona

Varona es un filósofo cubano al que no creo que nadie conozca, excepto en las escuelas de filosofía de Cuba. Yo lo encontré por pura casu

Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su

Leer Más
Reglas para leer textos de filosofía

Hace más de 20 años me di a mí mismo unas reglas para leer a los filósofos. 1. Leer a los filósofos en sus obras originales. 2. Has

Leer Más
Las moscas, Hofstadter y los vampiros

[caption id="attachment_11237" align="aligncenter" width="300"] Douglas Hofstadter[/caption] Se acaba de publicar un nuevo libro de Douglas

Leer Más
La suavidad de las costumbres

Enrique José Varona, un filósofo cubano que vivió entre 1849 y 1933, decía:   "El hombre no se moraliza con mandatos; suavícese el me

Leer Más
Para qué he vivido, por Bertrand Russell
[PÓRTICO]

 Tres pasiones simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una ins

Leer Más
Los buenos aforismos

Los buenos aforismos siempre sobreviven a las intenciones de su autor. (más…)

Leer Más
Una regla de discusión de Juliano

Dice Juliano en Contra los galileos: "Como es mi intención tratar sobre todos los llamados dogmas fundamentales, quiero decir en primer lu

Leer Más

Publicado en Cuaderno de psicología | Deja un comentario

La razón de la emoción

Los expertos no se ponen de acuerdo en si nuestro cerebro funciona, desde el punto de vista psicológico, racional y emocional, mediante dos hemisferios o mediante diversos módulos.

La teoría psicológica del hemisferio derecho enfrentado al izquierdo ha sido muy matizada por los científicos en los últimos lustros, tras el entusiasmo inicial, que provocó un montón de teorías simplistas que lo explicaban todo, reduciendo nuestra vida mental a un contraste o balance entre esos dos hemisferios, uno creativo y otro racional, uno emotivo y otro intelectivo.

hemisferios cerebrales

Representación popular de los dos hemisferios

 En la actualidad los neurólogos, los neurobiólogos evolucionistas y los neuropsicólogos están haciendo interesantísimos descubrimientos acerca de cómo funciona nuestro cerebro cuando pensamos y cuando sentimos. No cabe duda de que en los próximos años nos esperan fascinantes descubrimientos.

A la espera de mayores aclaraciones acerca de hemisferios o módulos cerebrales, podemos admitir que existe una cierta diferencia en nuestros procesos mentales entre emoción y razón, pero también una indudable conexión entre ambas cosas, como mostró hace años el portugués Antonio Damasio en su fascinante libro El error de Descartes, en el que mostró la importancia de las emociones en las decisiones racionales. Por su parte, Daniel Kahneman en Pensar rápido, pensar despacio, propone distinguir entre Sistema 1 (más instintivo) y Sistema 2 (más analítico), pero aclarando que son dos maneras de pensar que no tienen por qué corresponderse con partes concretas del cerebro.

De todos modos, mi opinión es que la dicotomía clásica entre razón y emoción es falsa, o la menos incorrecta en algunos detalles. Siempre me ha llamado la atención, por ejemplo, que quienes hablan constantemente del “corazón” como guía de la conducta acaban mostrándose extraordinariamente intelectualistas y que una de las más interesantes paradojas del pensamiento mágico y espiritual es su exagerado materialismo (Cuando el mundo espiritual nos habla).

Del mismo modo, muchos de los que recomiendan guiarse por la razón desencarnada, en realidad se dejan llevar por sus emociones tanto como los otros. Por emociones que a menudo son muy mediocres, como las que hacen que alguien sea insensible a la muerte y el sufrimiento ajeno, o que incluso disfrute con ello. Los ejemplos son evidentes: Hitler, Lenin, Mao, Stalin… todos ellos muy científicos y razonadores en la construcción de sus crímenes. Porque la razón fría y calculadora es un tipo de emoción, excepto quizá en el caso extremo de los psicópatas.

La conclusión más razonable es que, en la mayoría de las situaciones,  ni la razón trabaja sin emoción ni la emoción trabaja sin razones.

Una vez establecido esto, vale la pena llamar la atención acerca de nuestra costumbre, a menudo exagerada, de superponer nuestras emociones a cualquier posible razonamiento. Hace tiempo leí que en una universidad de Estados Unidos habían comprobado que los votantes convencidos de una ideología eran literalmente incapaces de escuchar cualquier razonamiento de sus rivales.

Las pruebas se hicieron con personas que preferían a John Kerry (candidato demócrata a la presidencia del gobierno) y otros que preferían a George W.Bush (presidente y candidato a un segundo mandato). No es que a los votantes de Kerry les desagradasen las opiniones de Bush, sino que, antes incluso de oírlas, solo con ver su rostro, en su cerebro se activaba una zona que tiene relación con sentimientos de rechazo, como el odio, el asco y el miedo. Lo mismo sucedía entre los votantes de Bush cuando veían a Kerry. Sin embargo, cuando una persona veía a su candidato, se activaba un área cerebral relacionada con el razonamiento: ahora sí estaba dispuesto a reflexionar acerca de lo que escuchara. Lo expliqué con más detalle en La ciencia confirma el pensamiento no alternante, así que aquí sólo citaré una conclusión evidente:

“Si a alguien la mera visión de un político le causa irritación, sarpullidos, alergia o ira incontenible, sus opiniones acerca de cualquier cosa que diga ese político no resultarán muy fiables”.

Kerry y Bush

Kerry y Bush. Lo más probable, querido lector, es que, sin poder evitarlo, sientas un desagrado instintivo nada más ver a uno de los dos.

Continúa en El asco como categoría moral

**********************

[Publicado por primera vez en Divertinajes el 17 de octubre de 2012]

***************************

cuaderno-de-psicología-escher_bond

Cuaderno de psicología y neurociencia

Resulta verdaderamente difícil distinguir entre ciencias, artes o disciplinas como: psicología, neurociencia, ética y moral y dianoética, filosofía, sociología, epistemología y gnoseología, ontología y metafísica, e incluso entre las anteriores y la religión, la física, la biología, la semiótica, las ciencias de la comunicación… Es cierto … Sigue leyendo

Leer Más
La memoria holográfica

Esta teoría, que es una de las diez que Muy interesante define como las más nuevas, se me ocurrió, sin conocerla, cuando hable con mi amigo Xil de los hologramas que había visto en el Empire State. El día de … Sigue leyendo

Leer Más
La definición de inteligencia

Todas las definiciones intentadas de la inteligencia no conducen a nada concreto. Decir que la inteligencia o el pensar consiste en poseer semántica, significado, contenido, etcétera, tan solo sirve para sustituir una incertidumbre por otra, pues tales conceptos son tan … Sigue leyendo

Leer Más
Coincidencias significativas

Jung, el discípulo herético de Freud, llamaba “sincronización” a esos momentos de revelación en los que cosas aparentemente inconexas parecen señalar en una misma dirección. Es lo que pasa en las películas cuando el héroe se decide a entrar en … Sigue leyendo

Leer Más
El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Papa, a Juan Pablo I. Albino Luciani (Juan Pablo I) era un hombre excelente que no tuvo tiempo … Sigue leyendo

Leer Más
Metáforas del cuenco

Existe una comparación interesante de la mente con un cuenco en aquella historia de un profesor occidental que visitó a un maestro zen. El maestro le sirvió té y no dejó de hacerlo aunque la taza ya desbordaba. Al quejarse … Sigue leyendo

Leer Más
Refrán intuitivo

Hay un refrán que dice: “El hombre propone y Dios dispone”. Algo semejante se podría aplicar a la intuición y la reflexión: “La intuición propone y la reflexión dispone”. Hay que contar con la intuición, pero no ser llevado por … Sigue leyendo

Leer Más
Innato no significa ni bueno ni recomendable

A veces se da por sentado que lo innato es sinónimo no ya solo de natural y auténtico, sino de recomendable e inevitable. Pero el hecho de que algo sea innato no implica que sea obligatorio o recomendable. La cultura y … Sigue leyendo

Leer Más
Vestir con ropajes ajenos

Palabras e imágenes pueden penetrar en nosotros y actuar el fantasma, pero también el fantasma puede buscar la palabra o imagen en la que encarnarse. A veces no encuentra la adecuada y viste ropajes ajenos. ********** [Publicado en 1999,2000,2004 y … Sigue leyendo

Leer Más
Inteligencia intuitiva, de Malcom Gladwell

Este es uno de esos ensayos que logra convencerte completamente en favor de una tesis. Su único defecto es que la tesis que demuestra es la contraria a la que el autor defiende. Tras la lectura de Inteligencia intuitiva, a … Sigue leyendo

Leer Más
La ceguera psicológica

Al azar rescato una anotación a Darwin que hice en 1999 y que recuperé en 2004. Darwin y la ceguera Al revisar unos textos que escribí en el siglo pasado (que bien suena eso, pero espero poder decir: “algo que escribí … Sigue leyendo

Leer Más
McLuhan y la subjetividad

 Ofrezco aquí una buena observación de McLuhan, que deberíamos recordar cada vez que, llevados por nuestra moralidad o nuestra ideología, nos olvidamos de observar las cosas y de plantearlas con claridad y sosiego, cegados por el único objetivo de dejar … Sigue leyendo

Leer Más
La razón de la emoción

Los expertos no se ponen de acuerdo en si nuestro cerebro funciona, desde el punto de vista psicológico, racional y emocional, mediante dos hemisferios o mediante diversos módulos. La teoría psicológica del hemisferio derecho enfrentado al izquierdo ha sido muy … Sigue leyendo

Leer Más
El asco como categoría moral

El filósofo británico Simon Blackburn analiza en Ruling Pasions de qué manera una cuestión de gusto, como lo es aparentemente el asco, se convierte fácilmente en una categoría moral e ideológica. Veamos algunos ejemplos: Un enólogo puede sentir un cierto … Sigue leyendo

Leer Más

******

 BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO

Un optimista es sólo un pesimista…
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /1

Un optimista es sólo un pesimista ...bien informado. En la continua pugna entre pesimistas y optimistas, hasta hace poco los optimis

Leer Más
Los libros de autoayuda
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /2

En Un optimista es sólo un pesimista bien informado, dije que todo lo razonable del optimismo se veía comprometido por "la avalancha de

Leer Más
El efecto placebo y algo más (o menos)
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /3

Vuelvo a tratar el tema del optimismo y el pesimismo, ahora para ver su relación indudable con el efecto placebo: nos dan un azucarillo dic

Leer Más
Y finalmente… el efecto nocebo
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /4

En el capítulo anterior de esta breve investigación (El efecto placebo), he hablado del efecto placebo, un fenómeno en cierto modo asomb

Leer Más
El pesimista optimista
BREVE INVESTIGACIÓN ACERCA DEL PESIMISMO Y EL OPTIMISMO /5

Frente a un equívoco frecuente, creo que hay que distinguir entre el optimismo y el pesimismo en cuanto actitudes ante la vida y, por otra

Leer Más
La búsqueda de la felicidad
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /6

Lichtenberg fue quizá uno de los primeros ateos que expresó esa paradoja teológica hoy tan conocida: "Soy ateo gracias a Dios". Él dijo

Leer Más
Cómo no ser un cenizo
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /7

En La búsqueda de la felicidad comparé tres textos escritos por Casanova, Lichtenberg y Darwin acerca de la búsqueda de la felicidad. Re

Leer Más
Lo psicosomático
Breve investigación acerca del pesimismo y el optimismo /8

Vuelvo al tema del optimismo. Como dije en la primera entrada de esta investigación, parece que  todos los resultados cuantificables ha

Leer Más

ENTRADAS DE ÉTICA Y COSTUMBRES

El diablo y la maledicencia

Para sacar la contraria y mostrar cierta imparcialidad en estos momentos de felicidad tras unos días horribles, me permitiré citar a un Pa

Leer Más
Somos lo que comemos

  "Has de saber que tus perfecciones futuras guardarán relación con los cuidados que prodigues aquí para alcanzarlas" Leibniz, U

Leer Más
El placer y la salud

Epicuro decía que la ausencia de dolor ya era placer, incluso consideraba que era el mayor de los placeres. No es extraño, si tenemos

Leer Más
Casanova y los vividores

He escrito en El placer y la salud que Casanova es uno de mis pensadores favoritos. Tal vez habría sido preferible escribir, en vez de pens

Leer Más
La maledicencia

Aunque ahora apenas se usa la palabra maledicencia, su existencia parece probar que se creó porque aquello a lo que se refiere era bastan

Leer Más
La imperfecta perfección

Estaba chateando hace unos días con una amiga. Me extrañó que tardase tanto en sus respuestas y le pregunté si es que corregía las fras

Leer Más
El feísmo y hacerlo mal demasiado bien

En La imperfecta perfección mencioné la tendencia del diseño actual de hacer las cosas mal a propósito. Ejemplos de este tipo se puede

Leer Más

ENTRADAS DE FILOSOFÍA

TODA LA FILOSOFÍA

Aquí puedes ver casi todas las entradas de filosofía que he publicado en los últimos años, tanto en el cuaderno de filosofía como en ot

Leer Más
Intento filosófico 1

Introducción y declaración de intenciones Contando veintidós años el autor, comienza, como hiciera Descartes, a edificar su propio

Leer Más
Razón y sentidos en Demócrito

Se da en los pensadores presocráticos, dice un libro de texto, una creciente desconfianza hacia el papel jugado por los sentidos en el cono

Leer Más
Desmitificadores y relativistas

Vacío perfecto es otro libro fascinante de Lem, que me reafirma en considerar a Lem como el Lauzier de la ciencia ficción, o de la narrati

Leer Más
“El todo es mayor que la parte” antes de Leibniz y una nueva objeción

Leibniz dice que el axioma "El todo es mayor que la parte" fue negado por Gregorio de San Vicente en lo que respecta al ángulo de conta

Leer Más
Objeciones a “El todo es mayor que su parte” formulado por Leibniz

Leibniz, en Demostración de las proposiciones primarias, pone un ejemplo de las llamadas proposiciones de razón: "El todo es mayor que su

Leer Más
Teología o mística materialista

La teología materialista postula que la única ciencia auténtica y con derecho a existir es la física y afirma que  todos los hechos o f

Leer Más
Níveles y metaniveles: autores y dioses y hombres

Creo que Nozick, en Ficción, propone aquello que creo haber escrito: el primero (el primer autor) crea al segundo, éste al tercero, etc.,

Leer Más
La autonomía de los personajes y Nozick

La agudeza de Nozick en Ficción continúa en la discusión acerca de si el autor aprende acerca de sus personajes a medida que escribe.

Leer Más
Test de Turing y solipsismo

El test de Turing, combinado con el solipsismo, plantea un problema impresionante. A todo lo ya sabido, añadir: qué pasa si con la

Leer Más
Nozick y la justificación del mal

Dice Nozick, en Ficción, respecto al problema del mal, que no juzgamos que el autor de una novela sea intrínsecamente malo por hacer s

Leer Más
Leibniz y el sonido

Dice Leibniz: "Es claro que para percibir efectivamente el ruido de las olas debemos percibir el que produce cada una de las gotas de a

Leer Más
Por qué un caballo blanco no es un caballo

La escuela de los Nombres (Ming Chia) que se desarrolló hacia  el -300 y -200 y cuyo representante más famoso es Gongsun Long, dice q

Leer Más
Waste Web

Siempre he sentido una mezcla de atracción y rechazo hacia los aforismos. Por un lado, admiro las breves reflexiones de grandes maestros

Leer Más
SUSAN SONTAG

  Susan Sontag es uno de los pensadores que más he admirado y por los que siento más respeto. Era también una de esas escasas personas

Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard. Antes de

Leer Más
Somos lo que comemos

  "Has de saber que tus perfecciones futuras guardarán relación con los cuidados que prodigues aquí para alcanzarlas" Leibniz, U

Leer Más
El contagio por los adversarios

Hace tiempo yo llamaba "ser vencido por los adversarios" a un fenómeno curioso que no consiste exactamente en que una persona sea vencida

Leer Más
La metafísica de la ética

Aristóteles se opuso de manera explícita en su Ética a Nicómaco a la metafísica de las ideas de Platón, ese mundo de los Arquetipos o

Leer Más
La fidelidad de la tradición

La poca fidelidad de la transmisión de las ideas mediante la tradición es algo que mucha gente desconoce. Son mayoría los que todavía cr

Leer Más
Aristóteles y la teoría de las Ideas

[caption id="attachment_10674" align="aligncenter" width="400" caption="Platón y su discípulo Aristóteles"][/caption] Un gran enigma i

Leer Más
William James y lo nuevo viejo

Compré hace unos días (febrero de 2006) en Montevideo un librito de William James editado en 1904 por una editorial de Barcelona en la q

Leer Más
Semblanza de Enrique José Varona

Varona es un filósofo cubano al que no creo que nadie conozca, excepto en las escuelas de filosofía de Cuba. Yo lo encontré por pura casu

Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su

Leer Más
Reglas para leer textos de filosofía

Hace más de 20 años me di a mí mismo unas reglas para leer a los filósofos. 1. Leer a los filósofos en sus obras originales. 2. Has

Leer Más
Las moscas, Hofstadter y los vampiros

[caption id="attachment_11237" align="aligncenter" width="300"] Douglas Hofstadter[/caption] Se acaba de publicar un nuevo libro de Douglas

Leer Más
La suavidad de las costumbres

Enrique José Varona, un filósofo cubano que vivió entre 1849 y 1933, decía:   "El hombre no se moraliza con mandatos; suavícese el me

Leer Más
Para qué he vivido, por Bertrand Russell
[PÓRTICO]

 Tres pasiones simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una ins

Leer Más
Los buenos aforismos

Los buenos aforismos siempre sobreviven a las intenciones de su autor. (más…)

Leer Más
Una regla de discusión de Juliano

Dice Juliano en Contra los galileos: "Como es mi intención tratar sobre todos los llamados dogmas fundamentales, quiero decir en primer lu

Leer Más

Publicado en Cuaderno de psicología | Deja un comentario

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

…En Moralia

En capítulos anteriores (1 y 2), Natalia y Arlequín emprendieron la búsqueda de Moralia, debido a que Natalia había soñado que se veía a sí misma en un acantilado y no se ayudaba. Ahora han caído por un agujero.

Natalia-Daniel-Barcelona

Natalia, la Soñadora, y su hermano Daniel, cronista de sus sueños

Natalia y Arlequín descienden por un tubo en forma de espiral durante un tiempo que les parece interminable (dos minutos). Finalmente, son escupidos en un prado, uno encima del otro, primero Natalia, después Arlequín, que cae sobre ella.

Arlequín
Perdona, Natalia… Bueno, ya estamos en Moralia.

Arlequín señala, a su izquierda, un gran cartel en el que pone: “Bienvenidos a Moralia”.

Natalia
Me parece que te equivocas, Arlequín. Esto no puede ser Moralia. ¿No ves a es hombre clavado a una cruz y a ese otro con una capucha de verdugo que le está dando latigazos?

Arlequín
Es cierto, y después le echa sal y vinagre sobre las heridas [1]. Vamos a acercarnos.

Natalia
Quizá deberíamos irnos de aquí.

Arlequín
No te preocupes, Natalia. (Al verdugo) Perdone que le interrumpa. Estamos en Moralia, ¿verdad?

Verdugo
(con amabilidad) Bienvenidos. Esperen un segundo, en cuanto termine con este otro turista, me ocuparé de ustedes

Natalia
Ah, no, de verdad, por nosotros no se preocupe. Nos gusta esperar, ¿verdad, Arlequín?

Arlequín
¡Claro! usted cumpla bien con su trabajo, que eso es lo que importa: el trabajo bien hecho. Además, nos están esperando…

Arlequín agarra a Natalia y se la lleva lejos del lugar de tortura.

Arlequín
(señalando a lo lejos) Mira allí, Natalia, yo conozco a ese tipo.…

Natalia
¿Ese que está llorando y dándose golpes de pecho? Parece sufrir mucho.

Arlequín
(Al hombre que llora y se golpea) Perdone si interrumpimos un poco su congoja, ¿no es usted Inmanuel Kant?

Kant
En efecto, soy yo; pero, por favor, hable más bajo, no vaya a ser que me reconozcan mis víctimas pasadas, presentes y futuras.

Natalia
¿Se refiere usted a las que son torturadas en esa cruz?

Kant
Sí.

Natalia
¿Y qué tiene usted que ver con esto? Usted ha pasado a la historia como el pensador más moral de cuantos han existido [2]

Kant
¡Ay de mí! Esa es mi desgracia. Aquí, en Moralia, aplican mis preceptos a rajatabla. El hombre vestido de cuero negro con la capucha de verdugo, es uno de mis más fieles y perfectos partidarios.

Natalia
No puedo entenderlo.

Kant
Es muy sencillo. Ese hombre está aplicando mi imperativo categórico: “Obra como si la máxima de tu acción debiera convertirse por tu voluntad en ley universal de la naturaleza” [3].”

 Se acerca un hombre joven, con el rostro bien afeitado y con un taparrabos de tela grisácea. Antes de hablar, sonríe amablemente a todo el grupo.

Hombre
Sí, también está aplicando mi más importante doctrina, la Regla de Oro: “Cuanto quisiereis que os hagan a vosotros los hombres, hacédselo vosotros a ellos.”
[4]

Natalia¡Ah! Usted es Jesucristo. No le había reconocido sin barba.

jesucristo-bizantino

jesucristo rabbula Evangelios 6

El Jesucristo de pelo crespo y barba recortada en una representación de los Evangelios de Rabbula (siglo VI)

Jesucristo
Por favor, no me trates de usted, no puedo soportarlo.
[5]. En cuanto a lo de la barba, nunca la he llevado. Eso, como tantas otras cosas referidas a mí, es algo que se inventaron mucho tiempo después de mí muerte.
[6].

Confucio
Sí, no se puede uno fiar de las generaciones futuras. ¡Ah, en los buenos tiempos míticos las cosas no eran igual!

[7] Pero, claro, parte de la culpa también la tenemos nosotros por no pensar bien en las consecuencias de nuestras reglas cuando son aplicadas por otros temperamentos. Este hombre, el verdugo, no sólo es kantiano y cristiano, también aplica mi precepto llamado el cuadrado de medir: “No hagas a los demás lo que no quieras para ti mismo” [8]”.

confucioNatalia
Pero, no acabo de entender por qué hablan de ese verdugo como si se tratara de un ser perfecto desde el punto de vista de la moral que ustedes han creado, y como un fiel discípulo de sus doctrinas.

Kant
Lo es, lo es… Lamentablemente.

Jesucristo
Sí, porque ese hombre, además de ser un perfecto moralista cristiano-kantiano-confuciano, es masoquista.

Confucio
…Así que hace a los demás lo que le gustaría que le hicieran a él.

 Continuará…

*********

[Esta felicitación que escribí para mi hermana Natalia tiene notas, añadidas en 1997, y otras escritas en 2014. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Hace un tiempo que mi hermana Natalia me dio por fin permiso para subir a esta página las felicitaciones de aniversario que le he escrito

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Cuando mi hermana cumplió 23 años, le regalé la segunda felicitación. Si en la primera imité el estilo de Lovecraft, con el que me hab

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

La cuestión de los sucesivos aniversarios de mi hermana -es cosa sabida- siempre me ha preocupado. Su crueldad para con los años ya pasado

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Desde 1983 cumplo una condena que yo mismo me impuse voluntariamente: escribir cada 1 de septiembre una felicitación para mi hermana con

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

En este capítulo comienzan aquí los diálogos soñados y los viajes oníricos de Natalia Tubau, que se prolongarán a lo largo de los año

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo [1987]

Natalia y su doble inverso emprende un viaje a un extraño lugar en busca de respuestas a ciertas preguntas fundamentales. Natalia Tubau y

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Natalia emprende en sus aventuras oníricas un viaje en busca de la esencia del tiempo.   [Esta felicitación tiene notas, añadida

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

PRESENTACIÓN Una voz Ailatán, sé que estás ahí, no te escondas Ailatan No pretendía esconderme, Natalia. Es sólo que soy

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Después de tres años de aventuras oníricas, a Natalia le espera un viaje inesperado en el que buscará respuestas al comportamiento hum

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

[Natalia tras despertarse de una pesadilla en la que se vio a sí misma en un acantilado y no se ayudó (Sueños y pesadillas), emprende

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

...En Moralia En capítulos anteriores (1 y 2), Natalia y Arlequín emprendieron la búsqueda de Moralia, debido a que Natalia había s

Leer Más


  1. [1] Que no es lo mismo que darle a beber vinagre y hiel, como a Jesucristo: tal vez a él no se lo dieron para hacerle sufrir más, sino para anestesiar su dolor
  2. [2] Así, Kant ocupa ese puesto en la historia, tal vez con la posible excepción de Sócrates.
  3. [3] El Imperativo Categórico de Kant se conoce en distintas formulaciones: la que el propio Kant enuncia aquí es la segunda de las cinco que ofrece H.J.Paton en The Categorical Imperative 
  4. [4] Así lo dice Jesucristo en Mateo 7.12. Aunque la Regla de Oro se conoce popularmente como: “Haz a los demás lo que quisieras que los demás te hicieran a ti”, un enunciado no aparece en ninguna de las versiones bíblicas. Pero la idea sí se expresa con bastante claridad en otros pasajes. Así, en Lucas 6.31: “Y como queréis que os hagan los hombres, así hacerles también vosotros”. Y también en Tobías 4.15 en forma negativa: “Lo que no quieres para ti, no lo hagas a nadie” (aquí no es Jesús quien habla, sino Tobías, que se lo dice a su hijo Tobías). Respecto a este último pasaje, Asimov dice que es una expresión de la Regla de oro, la idea de “guiar las acciones por empatía, es decir, poniéndose en el lugar de la otra persona”. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Lo que sucede más bien es que se pone a las otras personas en el lugar de uno mismo: ponerse en lugar de la otra persona consiste en intentar saber cómo siente y qué piensa el otro, y no suponer sin más que siente y piensa como nosotros y que, por tanto, debemos hacer con ella lo que nos gustaría que ella nos hiciese a nosotros.

    Tobias-420px-Filippino_Lippi_016

    Tobías y el ángel, por Filippino Lippi, 1472). Uno de los pasajes más conocidos del libro de Tobías: el arcangel Rafael ayuda al ciego Tobías a recuperar la vista y a exorcizar a Sara, poseída por el demonio Asmodeo.

    En el pasaje que he citado en la felicitación, Jesucristo añade que esa doctrina “está en la Ley y en los Profetas.” En la Biblia que yo consulto (Nacar-Colunga) se dice que no se encuentra ni en la Ley ni en los Profetas esa doctrina de la caridad (?), al menos expresada de manera explícita. Ahora bien, tenemos esa formulación ya mencionada de Tobías 4.15. Sin embargo, Tobias es un libro que no se incluye ni en el Canón protestante ni en el judío jerosomilitano (pero sí por los judíos de la Diáspora), sino sólo en el católico (en el Antiguo Testamento, después de Nehemías). La historia de Tobías fue escrita probablemente hacia el año 200 antes de Cristo, pero la acción tiene lugar hacia el -720, en tiempos de Nínive (cuyo fin Tobías presencia). Aunque Tobías no es uno de los libros proféticos, guarda ciertas semejanzas con estos, como es el utilizar la narración de un desastre antiguo (la caída de Nínive) como símbolo de uno futuro (la caída del imperio seleúcida). Asimov dice, quizá con cierta ironía, que el autor del libro fue un excelente profeta: el Imperio Seleúcida cayó una generación después de ser escrito el libro de Tobías

  5. [5] Según parece, en el Nuevo testamento, Jesús habla con sus discípulos y ellos con él tratándose de “tu”, nunca de “usted”. Digo según parece porque no sé si en el original de los libros del NT, escrito en griego koiné (con la posible excepción de Mateo, que quizá fue escrito en Arameo), se empleaba una u otra fórmula. Es decir, no sabemos cómo hablaba Jesús con sus discípulos, pero todos los textos que cuentan su vida y andanzas lo muestran tratando de tú y siendo tratado de la misma manera por todos. Me di cuenta de este asunto cuando leí las Cartas Filosóficas de Voltaire, en las que éste cuenta, en un estilo no muy distinto del llamado Nuevo Periodismo, sus experiencias en Inglaterra. Las primeras cartas están dedicadas a los cuáqueros (quakers), quienes se negaban a quitarse el sombrero delante de nadie ni a tratarlo de “usted”, ya se tratase del mismísimo rey. Uno de estos cuáqueros le explica a Voltair por qué: “Confiesa que has tenido dificultad en no reírte cuando he respondido a todas tus cortesías con el sombrero en la cabeza y tuteándote; sin embargo, me pareces demasiado instruido para ignorar que en el tiempo de Cristo ninguna nación caía en el ridículo de sustituir el singular por el plural. Decían a César Augusto: te amo, te ruego, te agradezco… Sólo mucho después de él los hombres comenzaron a hacerse llamar vos en lugar de tú, como si fuesen dobles, y a usurpar los títulos impertinentes de Grandeza, de Eminencia, de santidad, que unos gusanos dan a otros gusanos, asegurándoles que son, con un profundo respeto y una falsedad infame, sus muy humildes y obedientes servidores.” Y termina diciendo el cuáquero: “Para salvaguardarnos de ese indigno comercio de mentiras y de halagos, tuteamos igualmente a los reyes y a los zapateros, no saludamos a nadie y no tenemos por los hombres más que caridad, y respeto sólo por las leyes”.
    Esta es una de las estupendas costumbres de los cuáqueros: yo creo que tratar alguien de “usted” indica sólo un respeto absurdo o un temor lamentable. Es cierto que al conocer a una persona suelo hablarle de “usted”, pero es sólo porque sé que muchas personas se ofenden tontamente si las tratas de “tu”, pensando que estás faltándoles al respeto. Yo no soy tan estricto o tan coherente como los cuáqueros, que a menudo se ganaron la cárcel o el destierro por tutear a jueces e incluso a reyes. Después de leer las cartas de Voltaire, embellecí la historia, haciendo que los cuáqueros remontasen el tuteo al propio Jesucristo y a sus discípulos, en vez de a César Augusto, como he descubierto al releer dichas cartas. Por otra parte, Corominas cuenta que ‘vos’ (del latín, vuos, vosotros) se empezó a emplear desde los orígenes del castellano además de en su forma plural, como forma singular reverente. Al final, se extendió tanto su empleo que ya no indicaba respeto, sino sólo la falta de familiaridad entre iguales y falta de respeto en boca de un noble. Se dejó de emplear, excepto en las zonas rurales (y así sobrevivió en las partes rurales de América de aquel entonces con el valor de ‘tú’). Para evitar la ambigüedad del singular de vos, se empleó sólo el vosotros con carácter plural. En cuanto a usted, es una contracción de vuestra merced, inventado para sustituir a vos, desgastado ya como pronombre de respeto. Una historia interesante, sin duda
  6. [6] Parece, en efecto, que el Jesús histórico (si es que existió alguna vez) e incluso el que es descrito en los Evangelios, no llevaba barba, aunque sí largos cabellos. No recuerdo exactamente a qué época se remontan las primeras imágenes del Cristo barbado. Entre mis libros, no he encontrado ninguna anterior al año 900: la de un iconoclasta bizantino que cubre con cal un retrato de Jesucristo (que parece llevar una ligera barba). Pero incluso en el año 1000 todavía se representa a Jesús sin barba en el Libro de los Evangelios de Otón III. En algún lugar he leído también una poderosa argumentación que sostenía que Jesucristo no podía haber llevado barba, por alguna razón muy concreta relacionada con su clase social, su oficio, o algo semejante. No recuerdo dónde.

    Caravaggio representó a Jesucristo sin barba, algo excepcional en su época.

    Caravaggio representó a Jesucristo sin barba, algo excepcional en su época.

    (Nota en 2014) Aunque estamos acostumbrados a las representaciones de Jesucristo con barba, expertos en la época en la que se supone que vivió Jesús de Nazaret creen que no podía llevar barba por razones del culto o de la secta a la que pertenecía. En las primeras representaciones de Jesucristo, se lo solía representar joven y perfectamente afeitado o con una barba pequeña y recortada y el pelo un poco crespo, es decir con un aspecto más semita que griego. Incluso hubo quienes protestaron contra la imagen que ahora tenemos de Jesucristo (y de Dios mismo) por parecerse demasiado al Zeus griego o el Júpiter romano. Así lo cuenta Teodoro Lector al recordar una anécdota que sucedió en los tiempos en que Gennadius era patriarca de Constantinopla (458-471): “En el tiempo de Gennadio era conocido un pintor que quereía pintar al Salvador con la apariencia de Zeus”. En opinión de Teodoro, en el siglo VI opina que la otra imagen, “la del pelo corto y crespo era más auténtica”. En la imagen se puede ver el Jesucristo de pelo crespo y barba recortada en una representación de los Evangelios de Rabbula (siglo VI) 

  7. [7] Para Confucio, como para muchos pensadores chinos, había existido en tiempos remotos una época mítica ideal, de carácter más o menos comunista y justo, además de varios emperadores, como el Emperador Amarillo, caracterizados por ser gobernantes perfectos. Esta idea de la edad de oro en el origen de la humanidad es común a muchas culturas. Existe, por ejemplo en Grecia. En algún lugar leí que la originalidad del cristianismo consistió en poner la Edad de Oro al final de los tiempos, en vez de al principio. Eso es muy discutible: no sólo en otras culturas existe también esa Edad de Oro futura, sino que toda la leyenda del Paraíso y Adán y Eva no es sino otro ejemplo del tópico de la Edad de Oro en la que vivieron nuestros antepasados
  8. [8] Confucio dice esta frase en Analectas XII,2., cuando su discípulo le pregunta por el significado de jen (hombre de virtud, más o menos). Efectivamente, fueron los confucianos posteriores los que llamaron a esta idea el “principio de aplicar un cuadrado de medir”, es decir uno se pone a si mismo como norma para regular la propia conducta, que, como se ve, coincide con la Regla de Oro cristiana (y también pitagórica al parecer) y con el precepto kantiano)
Publicado en Las aventuras oníricas de Natalia | Etiquetado , , | Deja un comentario

sí pero no/no pero sí

intelectuales

En Primus Inter Pares, diccionario para intelectuales selectos,  dediqué una entrada a una de las partículas fundamentales del idioma español, y probablemente de cualquier idioma: “pero”, es decir, la conjunción adversativa más empleada. 

 

 

pero
(del lat. per hoc).

Partícula fundamental y conjunción adeversativa cuyo uso usted debe dominar a la perfección. Compare estas frases:

“Es una gran novela, pero tiene fallos imperdonables”

“Tiene fallos imperdonables, pero es una gran novela”

  Habrá observado que, tras leer la primera frase, uno se queda con la sensación de que no vale la pena leer la novela, mientras que al leer la segunda frase sucede todo lo contrario.

  Es decir, lo que usted sitúa a la derecha del “pero” es lo que le interesa que sus lectores u oyentes recuerden, mientras que lo que coloca a la izquierda (o lo que dice antes) del “pero” es lo que quiere que olviden.

  Con este sencillo truco, usted puede minimizar o maximizar los fallos y virtudes de cualquier cosa. Sirve indistintamente tanto para la crítica de sus enemigos como para el elogio de sus amigos o de usted mismo. Y nadie podrá reprocharle ser injusto o parcial.

Si ha preferido decir que es una gran novela pero que tiene fallos imperdonables, ante cualquier reproche de injusticia, podrá usted replicar con gesto inocente: “¿Es que acaso no dije nada más empezar que era una gran novela?”.

He traído aquí esta entrada de mi diccionario porque me ha gustado mucho una reciente viñeta de El Roto en la que muestra que en asuntos como el asesinato ni siquiera sirve el truco que recomiendo en mi diccionario, o que al menos no sirve siempre, o que al menos en este momento ya no sirve.

Viñeta de El Roto en El País, 4 de enero de 2014

Viñeta de El Roto en El País, 4 de enero de 2014

¿Qué mejor manera de mostrar la sinrazón que respetar la manera de ordenar la frase de los propios asesinos, con el “pero” en el lugar que teóricamente serviría para intentar minimizar el crimen?

Es una estupenda muestra de que hay algo peor que el crimen injustificado: el crimen justificado. Para ser más precisos: la justificación del crimen.

 

SIGNOS

(lenguaje, significado y semiótica)

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué es. Así que, si queréis

Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi revista Esklepsis, dentro de la

Leer Más
Los filoetimólogos

[caption id="attachment_14231" align="alignleft" width="250"] Platón por Giovanni Pisano[/caption] Con la expresión filoetimólogos me

Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué recurro a las definic

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola de

Leer Más
sí pero no/no pero sí

En Primus Inter Pares, diccionario para intelectuales selectos,  dediqué una entrada a una de las partículas fundamentales del idioma e

Leer Más

**********

POLÍTICA

Pericles

El santoral revolucionario

En el Santoral Revolucionario se exploran los aspectos más religiosos del comunismo revolucionario: los profetas, los fundadores, las p

Leer Más
La ciudad de las estatuas

No recuerdo ninguna ciudad en la que haya visto tantas estatuas como en Budapest. Magris cuenta en El Danubio que cuando el Terror blan

Leer Más
Nazismo en Hungría

Hungría ha tenido la desgracia, como le sucedió a algunos otros países del este de Europa , de conocer el totalitarismo fascista y el c

Leer Más
La izquierda que no quiso ver

En los tiempos del bloque soviético, cuando una decena de países estaban bajo el férreo control de Rusia y en ellos existían regímenes

Leer Más
El 15 M tras las elecciones

(22 de noviembre de 2011) El resultado de las recientes elecciones y el movimiento iniciado el 15 de mayo en la Puerta del Sol de Madrid

Leer Más
Prensa, televisión y revolución

John Milton decía en su Areopagítica: “Los libros sé yo que son tan vivaces y vigorosamente medradores como aquellos dientes fabul

Leer Más
John Milton y los spartoi

He aquí una acertada comparación de John Milton entre los libros y el mito de Cadmo, quien arrojó dientes de dragón que se convirtie

Leer Más
Defensa del error por Milton y Selden

Esto que Milton atribuye a Selden recuerda mucho a algunos de los mejores pasajes escritos siglos después por Stuart Mill en Sobre la li

Leer Más
El imaginario revolucionario

"El Parlamento de Inglaterra, asistido por gran número de gentes que a él se manifestaron y a él se adhirieron, fidelísimos en la

Leer Más
John Milton y la libertad de imprenta

"Matar un buen libro es casi matar a un hombre". Areopagítica es el alegato de Milton en favor de la libertad de imprenta. El libro e

Leer Más
¿Dónde está la izquierda?

Tras los atentados del 11 de septiembre y el pésimo manejo de la crisis por George Bush, que hizo a Estados Unidos perder en apenas uno

Leer Más
sí pero no/no pero sí

En Primus Inter Pares, diccionario para intelectuales selectos,  dediqué una entrada a una de las partículas fundamentales del idioma e

Leer Más

Publicado en política, Signos | Deja un comentario