MI VIDA CONTADA POR TONINO

Daniel Tubau, por Tonino /1

Tonino

 

En la presentación de Recuerdos de la era analógica en Valencia, Antonio López Guitián (“Tonino”) me sorprendió con una detallada semblanza de mi persona. Aunque suelo mantener en la sombra ciertos pasajes de mi vida, creo que en esta ocasión puedo hacer públicos algunos de ellos y transcribir aquí ese retrato que me hizo Tonino y que le agradezco mucho.

Este es el vídeo de la primera parte de la biografía, pero, como debido a la situación de una presentación en vivo, algunas frases o contenidos que Tonino tenía previstos se modificaron, ofrezco a continuación del vídeo el magnífico texto original, que además del interés por su contenido, demuestra las dotes literarias de Tonino.

Esta es la primera parte de la biografía, en la que habla de mis padres.

Es cierto lo que dice Tonino acerca de mi afición a escaparme de diversos lugares. La razón fundamental, supongo, es que me aburren los hábitos, y que también me aburro de mí mismo haciendo la misma cosa mucho tiempo.  Unos siente que acaba repitiendo las mismas cosas y recurriendo a fórmulas manidas.

Es por eso que cambio también el nombre de este blog cada dos o tres meses: se trata de una fobia que contraí en la adolescencia a ser etiquetado. Creo que el asunto lo explico más o menos bien en el ensayo El problema de la identidad, que publicaré pronto.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9GEX6k_xQZI[/youtube]

Vida de Daniel Tubau por Tonino

1. La busqueda del personaje

Daniel Tubau es un enamorado de los acertijos, de las versiones, de lo chino en el sentido más críptico de la palabra y de lo didáctico. Esto unido a algunas particularidades, que llamaremos pequeñas manías sobre el alma, la materia y la existencia, podrían parecer excentricidades si no fuera porque Daniel es una persona extremadamente rigurosa, metódica, científica dentro del concepto más amplio de la ciencia especialmente el teórico y además le gustan también las diversiones mundanas comunes lo que le ratifica como una persona asequible por no utilizar el término “normal”, que aquí no viene al caso.

cienanhossoledadSi uno tiene la intención de hacer un rastreo sobre Daniel se encontrará con un pequeño problema: apenas existen datos biográficos sobre su existencia, lo que nos lleva a pensar en que se trata de un personaje excesivamente humilde o bien celoso de su intimidad o quizá que ha dedicado algún tiempo a borrar las huellas que se suelen dejar en el tiempo. Muchos suponemos que su nombre es un seudónimo acróstico hecho con una frase de “Cien años de soledad” de García Márquez” que dice “Tú, el Buendía” pero tampoco él ha querido pronunciarse nunca sobre esto.

 Continuará…

REcuerdos de la era analógica

Antonio Penadés, Daniel Tubau y Antonio López Guitián Tonino

Acerca de este pasaje de la semblanza de Tonino, escribí algunos comentarios, que ofrezco a continuación.

 

Acrósticos y anagramas

En cuanto al acróstico o anagrama que mencionó Tonino en la presentación: “Daniel Tubau= Tú el Buendía”, hay que decir que es un anagrama imperfecto, pues falta una a y sobra una e.

Pero me gustó mucho ese detalle, porque en la adolescencia me pasaba las horas buscando anagramas de mi nombre, lo que no es fácil, por las dos “ues”. Uno de ellos fue “Lien Tau Buda”, que empleé en mi Breve historia del budismo, que publiqué en Esklepsis. He de reconocer, sin embargo, que nunca he encontrado uno tan bueno como el que Paul Eluard lanzó contra Dalí:

Salvador Dalí

Avida Dollars

 avida

Sobre este asunto de los anagramas, hemos seguido conversando Tonino y yo en internet. Reproduzco a continuación los diversos intercambios.

José Antonio Lopez: El famoso acróstico TÚ, EL BUENDÍA, una acertada falsedad.

Daniel Tubau: Sí, lo iba a decir en una entrada próxima en mi página comentando estos primeros fragmentos de la entrevista. Falta una E y sobra una A para que sea correcto (DANIEL TUBAU= TÚ, EL BUEN DÍA), pero aunque no sea un acróstico (o más bien un anagrama) perfecto, sí que es lo que los americanos llaman una traslación, según cuenta Marius Serra en Verbalia.
 
José Antonio Lopez: No es un acróstico, en efecto, era otra falsedad. Es un anagrama. Pero tampoco es una anagrama porque faltan letras, como bien dices. Pero bien sabes que dos falsedades consecutivas constituyen una verdad.
 
Daniel Tubau: Tienes razón López: una doble negación equivale a una afirmación, como en “Esta frase no es no correcta”, que es una frase bastante correcta, ciertamente.
O cómo dirían en ciertos test: “¿Cuándo dejó usted de tener problemas con el alcohol?”. Lo que me pregunto es si una doble verdad también se convierte en una falsedad.
 
José Antonio Lopez: Mon cher Daniel: ¡claro que una doble verdad se convierte en una falsedad, en una obviedad o en una tautología, que es la manera más sencilla de mentir! “Esta frase, que es es correcta, es correcta” Cuando la explicación es la propia verdad no se puede hablar de verdad sino de dogma.

Daniel Tubau: C’est vrai. No hace falta que recordemos el teorema de incompletitud de Godel para recordar que, como señalas, una verdad que dice de sí misma que es una verdad está operando desde fuera del sistema: un lenguaje o metalenguaje que se refiere a otro lenguaje inferior. Y así sucesivamente.

***********

Vida de Daniel Tubau contada por Tonino

MI VIDA CONTADA POR TONINO

Daniel Tubau, por Tonino /1


Leer Más
Una personalidad misteriosa

Semblanza de Daniel Tubau, por Tonino /2


Leer Más
La filofísica de Tubau

Semblanza de Daniel Tubau, por Tonino /3


Leer Más
Andanzas en China y relación con Cortazar

Semblanza de Daniel Tubau, por Tonino /4


Leer Más


Recuerdos de la era analógica,
una antología del futuro Amazon

Web: Recuerdos de la era analógica

*********

Recuerdos de la era analógica
(entradas encontradas en la Arqueo Red)

Share