Aristóteles y la amistad

Aristóteles fue discípulo de Platón durante, creo, al menos veinte años. Sus primeros escritos eran diálogos escritos a la manera de su maestro y que se han perdido, lo que es una lástima. Con el tiempo, sin embargo, Aristóteles se fue alejando de las ideas de Platón y creó su propio sistema filosófico. Algunos le reprochaban que contradijera las ideas de quien había sido su amigo y maestro. Aristóteles respondía: “Soy amigo de Platón, pero más amigo soy de la verdad”.

En la Retórica de Aristóteles he encontrado un texto muy interesante en el que trata ese tema de la amistad y la razón, y en concreto cómo opinamos de distinta manera según de quien vengan las ideas, y especialmente si provienen de amigos o de enemigos. Antes podías leerlo en El espejo, pero ahora lo reproduzco aquí.

Aristóteles

Juzgamos de distinta manera según la amistad

De la Retórica de Aristóteles este texto elocuente y preciso:

“Pues el juicio no será, desde luego, el mismo si se debe deliberar acerca de las opiniones de un amigo, o si se debe, por el contrario, aplicar nuestro veredicto sobre un enemigo. Así que cuando los oradores deliberan acerca de la malicia de un amigo, o bien opinan rectamente en la materia juzgada, pero encuentran atenuantes a la acción, o bien aplican un nuevo criterio que les permita aparecer como sensatos, imparciales y honrados pero, al mismo tiempo, salvar al amigo. Ahora bien, sucede que si el sujeto de la disputa es un enemigo, olvidan entonces quienes juzgan los atenuantes que antes encontraron tan fácilmente, e incluso descubren razones que agravan el caso y que antes no consideraron ni siquiera dignas de mencionar.”

(Retórica, Gredos, II,22.7)


2018: Ahora reproduzco aquí ese texto en vez de en mi página El espejo, con la advertencia de que no fue escrito por Aristóteles y que, por lo tanto, no vale la pena esforzarse en buscarlo en la Retórica. El texto no es de Aristóteles, sino mío, pero como ahora la falsificación de textos ha dejado de ser una broma ingeniosa para convertirse en una molesta costumbre en internet, he preferido revelar la broma (y pedir disculpas a mi lector JLR, que al parecer buscó en vano el pasaje, como acabo de saber al descubrir sus comentarios, catorce años después).


Aristóteles

Las categorías de Aristóteles

Leer Más
Preguntas acerca del movimiento según Aristóteles

Leer Más
Aristóteles y la amistad

Leer Más
Ética y política en Aristóteles

Leer Más
Aristóteles no dogmático

Leer Más
La Poética y Aristóteles

Leer Más
Dios y el deus ex machina

Leer Más
Aristóteles como deus ex machina

Leer Más
La prudencia en los viajes

Leer Más
Aristóteles y la teoría de las Ideas

Leer Más
Un paseo con Aristóteles por las librerías

Leer Más
Aristóteles en Toledo y la nariz de Freud

Leer Más
La causa de todas las causas

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más

ÉTICA DE DEMÓCRITO Y ARISTÓTELES
Comparación entre la ética de Demócrito y la de Aristóteles.

ÍNDICE

Leer Más
Introducción

Leer Más
1.1 Bienes y fines. La política y el bien supremo

Leer Más
1.2 El bien supremo es la felicidad

Leer Más
1.3 La felicidad y los tres modos de vida

Leer Más
1.4 Refutación de la idea platónica de “Bien”

Leer Más
1.5 La felicidad es un fin perfecto

Leer Más
1.6 ¿Qué es la felicidad?

Leer Más
1.7 Bienes exteriores: del cuerpo y del alma

Leer Más
1.8 ¿Cómo se puede acceder a la felicidad?

Leer Más
1.9 La felicidad en la adversidad

Leer Más
2.1 La ética de Demócrito

Leer Más
2.2 La felicidad es el bien supremo y el fin de la vida

Leer Más
2.3 Los bienes exteriores

Leer Más
2.4 Acceso del hombre a la felicidad

Leer Más
2.5 Lo bueno y lo malo y el criterio

Leer Más
2.6 Pensamiento, palabra y acción

Leer Más
2.7 Conclusión

Leer Más

Share

3 pensamientos en “Aristóteles y la amistad

  1. Abro la página de El Espejo pero no encuentro por ninguna parte ese párrafo de la Retórica de Aristóteles sobre la amistad a que se alude aquí.
    Podrían por lo menos haber dado razón de en qué lugar de la Retórica de Aristoteles se habla de eso. teniendo una referencia clara lo puede uno buscar en la traducción que uno tenga a mano.

  2. Dispensen las erratas. Manejo el teclado demasiado descuidadamente.
    Sigo esperando que me den la Referencia concreta del lugar de la Retórica en el que Aristóteles se ocupa del tema de la amistad. Pues que él trata ampliamente ese tema en la Ética a Nicómaco es bien sabido. Pero nunca había visto ese tema tratado en la Retórica.

  3. Ahora que ya no hace falta mantener la farsa, puedo intentar una traducción más moderna del pasaje, con un estilo menos arcaizante. Lo que “dice” Aristóteles se podría traducir también así: “No juzgamos de la misma manera una opinión cuando procede de un amigo que cuando procede de un enemigo. Cuando se trata de un amigo, aunque admitamos sus errores, encontramos atenueantes y excusas, o bien redefinimos de alguna manera la cuestión, para que no se perciba de la misma manera ese error y así nosotros logremos al mismo tiempo parecer imparciales y honrados. Todo cambia cuando esa misma opinión es expresada por un enemigo, porque entonces ya no encontramos atenuantes y sí, por el contrario, agravantes, recurriendo a matices que en el primer caso ni siquiera considerábamos dignos de mención.”
    Es una traducción quizá más acorde con el estilo actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *