Las Ideas de Platón

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /12

 Cada cierto tiempo, la teoría de las Ideas de Platón se recupera y se adapta a las circunstancias presentes. No es extraño, ya que es una teoría muy sugerente y es muy difícil escapar a su encanto. Yo mismo he desarrollado una interpretación sui generis con la que no voy a fatigar aquí al lector (me refiero a Que nada se crea).

Pero, ¿qué dice la teoría de las ideas de Platón?

Lo explicaré de manera muy simplificada: Platón opina que existe un mundo superior a este terrenal en el que vivimos y que en ese mundo se encuentran las Ideas o Arquetipos de todo lo que existe. Ese mundo de las Ideas es el de la realidad inteligible, en el que las cosas son inmateriales, eternas, permanentes e indestructibles, mientras que el mundo en el que habitamos es la realidad sensible, en el que las cosas son materiales, impermanentes, corruptibles y por supuesto perecederas o morales. El mundo sensible es una copia del mundo inteligible.

Y sigue diciendo la teoría platónica de las Ideas:

“La primera forma de realidad, constituida por las Ideas, representaría el verdadero ser, mientras que de la segunda forma de realidad, las realidades materiales o “cosas”, hallándose en un constante devenir, nunca podrá decirse de ellas que verdaderamente son. Además, sólo la Idea es susceptible de un verdadero conocimiento o “episteme”, mientras que la realidad sensible, las cosas, sólo son susceptibles de opinión o “doxa”.” (webdianoia)

Con una definición como esta, podríamos pensar que lo que Platón quiere decir es que las Ideas o Arquetipos o Formas ideales son los conceptos mentales, aquello que también llamamos vulgarmente ideas. Este es un sentido en el que puede interpretarse y es un sentido muy fructífero, pero Platón lo niega, como se explica en Webdianoia:

“En cuanto a las Ideas, en la medida en que son el término de la definición universal representan las “esencias” de los objetos de conocimiento, es decir, aquello que está comprendido en el concepto; pero con la particularidad de que no se puede confundir con el concepto, por lo que las Ideas platónicas no son contenidos mentales, sino objetos a los que se refieren los contenidos mentales designados por el concepto, y que expresamos a través del lenguaje. Esos objetos o “esencias” subsisten independientemente de que sean o no pensados, son algo distinto del pensamiento. Las Ideas son únicas, eternas e inmutables y, al igual que el ser de Parménides, no pueden ser objeto de conocimiento sensible, sino solamente cognoscibles por la razón. No siendo objeto de la sensibilidad, no pueden ser materiales.” (webdianoia)

Para quienes no estén familiarizados con la terminología filosófica: las Ideas no son los conceptos mentales, sino que son el modelo de esos conceptos mentales y existen más allá del pensamiento. Existirían aunque nadie pensara en ellas. Y como no son materiales, no pueden ser vistas o percibidas por los sentidos, sino tan solo por la razón.

El problema que se plantea entonces es: puesto que esas Ideas son inmateriales y no tienen ninguna conexión con el mundo material, ¿cómo es posible la comunicación entre ambos mundos?

La respuesta de Platón es que las cosas participan o imitan a las Ideas:

“Por lo que respecta a la relación entre las Ideas y las cosas expone Platón dos formas de relación: la imitación y la participación. La semejanza mutua que existe entre los objetos es el resultado de la imitación de un modelo que permanece él mismo inmutable” (webdianoia).

Es decir, las Ideas siempre permanecen iguales a sí mismas y son las cosas las que cambian e imitan o participan de esas ideas. ¿Y qué relación tiene todo esto con los memes de Dawkins?

La primera relación es obvia: las cosas imitan a las Ideas. La imitación, la mímesis, es, según nos dice Dawkins, el origen de la palabra meme. Pero la similitud entre las Ideas platónicas y los memes dawkinianos (y sus diferencias también) serán examinados en el próximo capítulo.

Continuará…

 


[Publicado por primera vez el 29 de febrero de 2004
Revisado en 2016 y 2017 (el texto en otro color es de la revisión)]


Dawkins---el-gen-egoista-Daniel-Tubau

Ideas platónicas, mundos popperianos y memética

MEMES: LOS NUEVOS REPLICADORES

Leer Más
Los genes egoístas

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /1


Leer Más
La otra teoría de Dawkins: los memes

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /2


Leer Más
¿Qué son los memes?

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /3


Leer Más
Precedentes de los memes

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /4


Leer Más
Los tres mundos de Popper

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /5


Leer Más
La teoría de los memes, un meme exitoso

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /6


Leer Más
El prestigio de la memética

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /7


Leer Más
El problema de la complejidad

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /8


Leer Más
La divina vaguedad de los memes

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /9


Leer Más
Los positivistas lógicos intentan domesticar el lenguaje

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /10


Leer Más
Wittgenstein y la metafísica lógica

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /11


Leer Más
Las Ideas de Platón

|| Ideas platónicas, mundos popperianos y memética /12


Leer Más

 CUADERNO DE CIENCIA

La memoria holográfica

Leer Más
Dios y la doble rendija

Leer Más
Enfermos imaginarios

Leer Más
El reloj personal

Leer Más
Velocidad y realidad

Cómo es el mundo /2


Leer Más
Ciencia, medicina, magia y superstición

Leer Más
Erwin Schrödinger (1887/1961)

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Las moscas, Hofstadter y los vampiros

Leer Más
Cuenta atrás para el bosón de Higgs

Leer Más
El efecto doppler

Leer Más
Números interesantes

Leer Más
Cuaderno de ciencia

Leer Más
La fuerza del espíritu

Leer Más
Multi-funcionalismo , de Karin Öpfel

Leer Más
Curiosidad

Leer Más
Einstein y las explicaciones demasiado convincentes

Leer Más
Chesterton contra Einstein

Leer Más
Guitton y la física cuántica

Leer Más
Homeopatía y frenología

En las fronteras de la ciencia /1


Leer Más

CUADERNO DE BIOLOGÍA

Algo de Darwin

Leer Más
Dawkins: genes, memes y determinismo

Leer Más
Autobiografía de Charles Darwin

Leer Más
Darwin y el dios omnipotente

Leer Más
Un poco más sobre el respeto en Darwin

Leer Más
De Vries y Darwin, mutación y selección natural como origen de las especies

Leer Más
Darwin y la ceguera

Leer Más
Otros mundos: Uexkhull y el Zhuang Zi

Leer Más
Uexkull contra Darwin

Leer Más
Todo explicado, nada explicado

Leer Más
Lo que sí está en los genes

Leer Más

BREVÍSIMA INTRODUCCIÓN A LA BIOLOGÍA MOSCA Y CAJA

1. Invitación a la biología

Leer Más
2. Teorías evolutivas de las moscas y las cajas

Leer Más
3. La trágica historia de la Bistun Betularia

Leer Más
4. La teoría de la evolución de Lamarck

Leer Más
5. La evolución de las jirafas
Brevísima introducción a la biología

Leer Más

Share

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, eso no implica que las teorías rivales al innatismo sostengan que el cerebro es una tabula rasa, una superficie virgen sin nada escrito en ella. Esa es una parodia que usan los chomskyanos para conseguir de manera rápida y elocuente que sus enemigos parezcan grotescos, pero lo cierto es que esos rivales, incluidos los conductistas, sabían que el cerebro humano no es igual que el cerebro de otras especies animales, puesto que, como cualquier científico sensato aceptaban la teoría de la evolución.

Es cierto que los conductistas no consideraban observables o mensurables los llamados estados internos, como todas aquellas emociones o sentimientos que no fueran expresados de manera observable, por ejemplo mediante el llanto o mediante una expresión oral como: “Odio a mi padre” o “Tengo hambre”. Pero también es cierto que a veces experimentaban  directamente sobre el cerebro, sobre esa supuesta tabula rasa, como en el caso del célebre perro de Pavlov, o como en las intervenciones quirúrgicas, en algunas ocasiones bordeando el crimen, en las que se extirpaba una parte del cerebro del paciente para intentar modificar su comportamiento.

El célebre y polémico experimento del niño Albert, por el conductista John Watson. Albert no tenía miedo a casi nada, excepto a los ruidos fuertes. Cuando vio una rata blanca por primera vez, no sintió ningún temor. Pero después, cada vez que se presentaba la rata, sonaba un ruido que asustaba a Albert. Al final se logró que el bebé se asustara de la rata y de cualquier cosa blanca y peluda, incluso de Santa Claus, e incluso aunque ya no sonara un ruido potente al mismo tiempo. El experimento tuvo que ser interrumpido antes de su conclusión.

Tabula rasa o tablilla de cera en la que escribir. En esta se puede leer “AVE” (“salud” en latín).

En realidad, Aristóteles no propuso la idea del cerebro como tabula rasa para afirmar que el cerebro era equivalente a una tablilla de cera sin grabar. Si sucediera así, entonces las tablillas de cera se podrían haber hecho con el dominio del planeta, en dura competencia con los seres humanos. Aristóteles usó esa imagen para oponerse al innatismo de Platón, a la teoría que sostiene que tenemos, ya desde el nacimiento, todo el conocimiento en nuestra mente y que, por lo tanto, lo único que debemos hacer es recordarlo.

 

 

Continuará…


[Publicado en 2006 en Pasajero. Revisado en 2017 (en verde)]

 

LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY

Chomsky recupera lo innato

|| La gramática innata de Chomsky /1


Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2


Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3


Leer Más
Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4


Leer Más

SIGNOS

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1


Leer Más
¿Qué es el Trund?

Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Leer Más
Los filoetimólogos

Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
El revés y la trama

Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

Leer Más
Sherlock Holmes, los jeroglíficos y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1


Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2


Leer Más
Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2


Leer Más
Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico


Leer Más
El libre fluir del lenguaje

Leer Más
Autores virtuosistas

Leer Más
Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Leer Más

Share

Victor Trevor contra el joven Stamford

|| Fe de erratas (p37)

Ramón Edgardo Baide Gómez me escribió recientemente para preguntarme acerca del hermano más listo del hermano más listo de Sherlock Holmes, es decir Sherrinford Holmes, del que cuento una de sus increibles hazañas de deducción (o de aducción) en No tan elemental. Le extrañaba que esa misma anécdota se atribuyera al filósofo y semiólogo Charles Sanders Peirce. Le respondí en un comentario y allí quedó aclarado el asunto. Puedes leer el comentario de Ramón y mi respuesta aquí: No tan elemental.Cómo ser Sherlock Holmes.

Pero Ramón, que demuestra poseer las dotes de un verdadero detective holmesiano, ha encotrado otra errata en mi libro. Reproduzco aquí su comentario (que también puedes leer entero en el enlace ya citado):

Ahora que tengo certeza de que respondes y atiendes tu página, me siento en la necesidad de hacerte una pregunta que me tiene bastante inquieto y confundido. Debes saber que tengo un millón de interrogantes sobre Sherlock Holmes, pero no es mi intención abusar de este espacio que tan generosamente tu nos brindas a quienes leemos tu libro. Así las cosas, por ahora, me limito a plantearte el asunto:

En la página 32 de tu libro, haces una cita textual de Estudio en Escarlata, en la que -según tu libro- Victor Trevor le comenta a Watson ciertas peculiaridades de Sherlock Holmes. Me llama mucho la atención el hecho de que en el libro que yo he leído, no se menciona a Victor Trevor, sino al Joven Stamford. Cito lo que tengo en mi libro: “No había pasado un día de semejante decisión, cuando, hallándome en el Criterion Bar, alguien me puso la mano en el hombro, mano que al dar media vuelta reconocí como perteneciente al joven Stamford, el antiguo practicante a mis órdenes en el Barts. […] En los viejos tiempos no habíamos sido Stamford y yo lo que se dice uña y carne, pero ahora lo acogí con entusiasmo, y él, por su parte, pareció contento de verme.”

El joven Stamford es quien presenta a Watson y Holmes, quienes posteriormente se vuelven a encontrar para finiquitar el ausnto de compartir la vivienda en el 221B de Baker Street. No obstante, tu lo mencionas a ese mismo personaje con el nombre de Victor Trevor. 

¿A qué se debe esto? 

Mil gracias por tu ayuda”.

En este caso no se trata de un juego o broma por mi parte, sino que es un verdadero error: me equivoqué al mencionar a Victor Trevor. Como todo el mundo sabe (o al menos los holmesianos), no fue Trevor, sino Stamford quien presentó a Holmes y Watson. Me avergüenzo ante tan grave error, que habrá irritado a más de un lector holmesiano. En mi descargo solo puedo decir que también ellos habrán advertido fácilmente la causa del lapsus mental que me ha llevado a confundir los nombres: tanto Victor Trevor como el joven Stamford son amistades tempranas de Sherlock Holmes, dos personas que lo conocieron antes de que John Watson apareciera en su vida. Supongo que esa es la razón de mi error, propio de un exceso de conocimiento y de una confianza ciega en la intuición, pues mi memoria me ofreció ese nombre de manera inmediata y no apliqué la precaución que tanto recomiendo de poner a prueba la intuición, los instintos o los datos que la memoria nos ofrece. Y tampoco lo hice, en contra mi costumbre, en las sucesivas y continuas revisiones y relecturas del libro. Es una prueba de que los errores causados por el conocimiento son casi siempre más difíciles de detectar que los de la ignoracia: si hubiera escrito “Julio César” en vez de “Víctor Trevor” sin duda me habría dado cuenta del error.

Solo me queda agradecer desde aquí a Ramón su aviso y quedar a la espera de que su preciso escalpelo de lector atento siga encontrando aquí y allá errores y erratas (conozco algunos más, que pronto subiré a esta Fe de erratas en la que nos acompaña el querido Basil).

¡Saludos en Holmes!


Fe de erratas de No tan elemental

El sueño dogmático de Kant

Fe de erratas (p37)


Leer Más
Victor Trevor contra el joven Stamford

|| Fe de erratas (p37)


Leer Más

Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)



carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


 Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

La relación entre teoría y observación… [y Sherlock Holmes]

Leer Más
Sherlock Holmes, científico

Leer Más
Piensa como Sherlock Holmes en 12 pasos

Leer Más
Deducción, inducción… abducción
en “Las mañanas” de RNE

Leer Más
Sherlock Holmes, experto en creatividad

Leer Más
No tan elemental en “La aventura del saber”

Leer Más
Sherlock Holmes: más que un lector de signos

Leer Más
Sherlock Holmes y la intuición

Leer Más
Sherlock Holmes entre políticos, editores y guionistas

Leer Más
Los pastiches de Sherlock Holmes

Leer Más
Indagaciones lógicas de Sherlock Holmes

Leer Más
Cómo ser…

Una charla en TED


Leer Más
Tú puedes ser Sherlock Holmes

La Contra, con Víctor Amela


Leer Más
Sherlock Holmes en La Vanguardia

La Contra, con Víctor Amela /2


Leer Más
Sherlock Holmes en Bilbao

Radio Popular, con May Madrazo


Leer Más
Hamlet, detective

Leer Más
El alimento de los dioses

Daniel, detective bíblico


Leer Más
Susana y los viejos

Daniel, detective bíblico /2


Leer Más
Sherlock Holmes en las conferencias TED

Leer Más
Sherlock Holmes y las pisadas misteriosas

Leer Más
Una intuición muy entrenada

Leer Más
El mundo paranormal y Sherlock Holmes

Leer Más
La manera de pensar de Holmes

Leer Más
Holmes, el hombre que nos graduó la mente

Leer Más
Un libro holmesiano… para cualquier lector

Leer Más
Sherlock Holmes, el inconformista

Leer Más
Holmes, el violinista

Las otras profesiones de Sherlock Holmes


Leer Más


Sobre el libro

Algunas pistas acerca del autor

Leer Más
No tan elemental en Calibre 38

Leer Más
No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes

Leer Más
No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes

Leer Más
No tan elemental, querido Holmes

Leer Más
El mundo holmesiano en España

Leer Más
Sherlock Holmes y Proust se encuentran…

Leer Más
No tan elemental, por Guzmán Urrero (The Cult)

Leer Más
No tan elemental, con Carlos García Gual

Leer Más
El origen de No tan elemental

Leer Más
Presentación de No tan elemental en Barcelona

Leer Más
Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental

Leer Más


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

Prueba de atención selectiva con Sherlock Holmes

Leer Más
Prueba de desatención selectiva

Leer Más
La calavera fantasma de Sherlock Holmes

Leer Más
Huevos de Pascua en Sherlock

Leer Más
¿El canón holmesiano?

Leer Más
Protegido: Pistas para un enigma holmesiano
Más pistas aquí: http://goo.gl/EuuEJ1

Leer Más
Protegido: Sherlock Holmes, Tarzán y Leopold Bloom
Pistas aquí: http://goo.gl/EuuEJ1

Leer Más
Algunos enigmas de No tan elemental

Leer Más
¿Qué tiene en común Sherlock Holmes con Tarzán?

Leer Más


International: Not So Elementary

showexcerpt=’1′ showimage=’1′ masonry=’1′]


 

No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

 

Share

Un hippie secreto

|| Juicio y sentimiento 6

“Por el bien de los demás, cada una resolvió fingir que estaba contenta.”

                                          Jane Austen, Juicio y sentimiento

 

(24 de septiembre de 2004)

…en el capítulo anterior…

Dije que este ensayo-folletín iba a llenarse de pasión y vigor para desdecir a quienes me hayan colocado ya la etiqueta de cura.

Pero antes de contratacar, y puestos a contar secretos, diré algo que sólo algunos conocen: no soy un cura, pero sí soy un hippie secreto.

En Formentera

Hay que tener valor para decirlo en un momento en el que los hippies reciben bofetadas de sus hijos y sus nietos (como se puede ver en las novelas de Houllebecq).

Es evidente que no tengo aspecto de hippie, pero lo soy por algunas cosas que dije en capítulos anteriores. Es cierto que creo que es bueno amar a los demás, no sólo apreciarlos, no sólo tolerarlos, sino sentir un cierto cariño espontáneo incluso por los desconocidos; también creo que la verdadera salvación empieza por uno mismo y que los hijos han de ser ante todo amigos; creo que hombres y mujeres son fundamentalmente iguales y creo que no existe ningún argumento convincente en contra del amor libre. Estas cosas las decían los hippies y ahora, al menos algunas de ellas, son consideradas ridículas.

Jugando a los chinos con María Pía en Formentera

Ahora bien, esas cosas también las decían Aristipo y Epicuro, y Montaigne y Diderot, y Bertrand Russell y cualquier persona que razona, cualqueir persona que es un librepensador, un pensador libre. En realidad estas ideas no tienen estas ideas nada de extraordinario ni de extravagante, pero, como diría Chesterton: “¡Qué tiempos estos en los que las cosas del más sencillo sentido común tienen que ser defendidas como si fueran peligrosas extravagancias!”. El problema, como ya sabemos es que cada uno entiende de manera distintas la expresión “sentido común”. Las ideas por las que Chesterton sentía más afecto, las relacionadas con su predicación del catolicismo, a mí me parecen un puro dispare. Un disparate ingenioso, eso sí. A él, por el contrario, le parecerían un disparate las mías, puesto que escribió un libro titulado La superstición del divorcio.

En la playa de Formentera

Sea como sea, lo aquí me interesa destacar es los hippies eran muy asertivos en su amor al mundo, como lo era también Francisco de Asís. No eran amantes pasivos, sino muy activos. Por un tiempo lucharon, con un éxito notable, contra las guerras, contra la violencia, contra las represiones sexuales, contra la discriminación racial y contra muchas otras cosas. La sociedad actual sin duda ha sido influida por ellos más que por todos los movimientos revolucionarios del pasado siglo. Las libertades sexuales de que ahora disfrutamos no proceden de las ideologías organizadas, y sobre todo no proceden de los que se declaraban y declaran comunistas, que siempre han sido los más reaccionarios dentro de la llamada izquierda, sino de movimientos como los hippies, los beatniks y el feminismo.

Pero, como he dicho, hoy en día se ve a los hippies como de unos fracasados. Ojalá todos los fracasos tuvieran estas características, porque fueron ellos quienes defendieron derechos y libertades que hoy nos parecen de sentido común, como la igualdad de la mujer, la homosexualidad, el uso anticonceptivos….) pero que eran apenas aceptadas en los países desarrollados y reprimidas con dureza en el resto del mundo, especialmente en dictaduras como la de Franco o en los países islámicos e incluso en los autonombrados comunistas.

Allen Ginsberg, beatnik y hippie, con Orlovsky (Fotografía de Richard Avedon)

Esta es mi modesta defensa de los hippies. Por supuesto, también existen caricaturas hippies con las que no me identifico, pero existen caricaturas de cualquier cosa. El fracaso de los hippies es quizá su mayor triunfo, porque las comunidades hippies organizadas casi siempre derivaron hacia algo demasiado parecido a una secta. No se me oclta, sin embargo, que mi defensa es apresurada y simplista, propia de un folletín de verano, pero esconde, creo, bastante verdad.

Continuará…


[Publicado en 2004. Revisado en 2009, 2016 y 2017]

Juicio y sentimiento

Atroz autocontrol

|| Juicio y sentimiento 1


Leer Más
El hermano más listo de Henry James

|| Juicio y sentimiento 2


Leer Más
¡Dios mío, otro americano no!

|| Juicio y sentimiento 3


Leer Más
Bondad y egolatría

|| Juicio y sentimiento 4


Leer Más
Un desnudo muy moral

|| Juicio y sentimiento 5


Leer Más
Un hippie secreto

|| Juicio y sentimiento 6


Leer Más

Share

Alfonso Azpiri

El día 19 de agosto murió Alfonso Azpiri, el gran dibujante e ilustrador.

He seguido sus historietas desde sus comienzos en la revista Trinca, de la que llegué a tener todos los números, y también en Cimoc (“comic” al revés), en Delta y en tantas otras. Muchos lo recordarán por historietas como Zephyd, Lorna, y en especial por aquel encantador monstruo llamado Mot. Me parece recordar que en una ocasiíon legué a entrevistarlo, quizá en Salón del Comic de Barcelona, cuando yo era apenas un adolescente. También es recordado por sus extraordinarias ilustraciones para videojuegos.

Hace unos meses, Agustín Cordes me contó que se había puesto en contacto con Azpiri para tenerlo como ilustrador para el proyecto de editar una colección de libros que recordarán los tiempos de la mítica Biblioteca Universal de Misterio y Terror, en la que participé con varios cuentos. Poco despùés llegaron los primeros bocetos e ilustraciones del maestro Azpiri, y me llevé la alegría de ver ilustrado uno de mis cuentos por él. Se trataba, además, casi del primer cuento que escribi, a los catorce o quince años, “Monthy”, que había permanecido inédito y que pronto se publicará gracias a Agustín en Historias de Misterio y Terror.

La muerte de Azpiri nos ha sorprendido a todos cuando menos lo esperábamos y cuando más ilusionados estábamos por el comienzo de una aventura editorial junto a este gran creador.

Ilustración de Alfonso Azpiri para mi cuento Monthy


ENTRADAS DE CÓMIC EN “EL NOVENO CIELO”

[Para ver todas las entradas de cómic no incluidas en El Noveno Cielo (Craven, Mosca y Caja, Filocomic), haz clic aquí]

¿Qué es el Trund?

Leer Más
Will Eisner

Leer Más
El robot de Google y 3,14 de Pastecca

Leer Más
La Gran Luz

|| El día de los trífidos, por Iván Tubau /1


Leer Más
Pyongyang, de Guy Delisle

Leer Más
Krazy Kat y el pato de Pekín

Leer Más
Poema a Fumetti, de Dino Buzzati

Leer Más
Suehiro Maruo y Lunatic Lovers

Leer Más
El noveno cielo
PÁGINAS DE CÓMIC

Leer Más
Will Eisner

Leer Más
Will Eisner y Orson Welles

Leer Más
La guerra de Alan

Leer Más
El noveno arte

Leer Más
La eternidad en 24 horas

Leer Más
El robot 3,14 conoce a su Creador

Leer Más
Alfonso Azpiri

Leer Más

Share