Baringuleando en la familia Holmes

||El verdadero Sherrinford /1

Si me he decidido a tomar de nuevo la pluma, o quizá debería decir el teclado inalámbrico, ha sido porque mantenerme en silencio podría ser considerado como una complicidad imperdonable.

Trista Mayes en VideoUnit12

 Holmes, nuestro querido Sherlock, sabía lo mucho que el silencio puede expresar (y no dudo que los lectores avezados ya habrán pensado en Estrella de Plata), así que me siento en la obligación de aclarar quién es ese hermano de Sherlock y Mycroft llamado Sherrinford, a riesgo de que, de no hacerlo, acabemos todos en una institución mental llena de hermanos, hermanas, primas, hijos, hijas, padres y madres de Sherlock.

Lo conté en mi libro No tan elemental, y lo volveré a contar aquí, con tu permiso, amable lector, aunque añadiré algunos datos que entonces no pude dar a la imprenta, llevado quizá por una prudencia mal entendida.


Trista Mayes en VideoUnit12

Todo comenzó cuando, años después de la muerte de aquel prodigioso intermediario llamado Arthur Conan Doyle, alguien quiso reconstruir la biografía del misterioso detective que John Watson había hecho famoso. El hombre se llamaba William Stuart Baring-Gould (1913-1967) y dedicó a esta tarea demasiados años. Si este hombre, por lo demás notable, hubiera tenido menos tiempo libre, la figura de nuestro legendario detective estaría todavía sumergida en la bruma, esa bruma londinese de la que nunca debió salir, porque lo extraordinario ama el misterio y la sugerencia, o como dijera Kierkegaard: “la estética exige el ocultamiento”.

Pues bien, Baring-Gould dinamitó el misterio establecido por el Canón de las cuatro novelas y 56 cuentos y añadió más y más detalles de la vida del detective, haciendo que la figura de Sherlock Holmes se convirtiera en una de las más detalladas del mundo anglosajón, con permiso de Samuel Johnson… ¿temía esto Sherlock cuando otorgó de manera explícita y exclusiva a Watson el honroso título de “mi Boswell”? No podemos saberlo.

W.S.Baring Gould

El intento de Baring Gould podría considerarse una más de las ficciones postholmesianas llamadas pastiches, si no fuera porque ha logrado que muchas de sus invenciones, en ocasiones más o menos razonables, en otras absolutamente fantasiosas, se hayan convertido para muchos casi en sinónimo del Canon, o al menos en apócrifo, creando confusión incluso entre los propios expertos sherlockianos, que se ven obligados a revisar sus datos para no empezar a baringoulear sin darse cuenta.


Continuará


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


El verdadero Sherrinford Holmes

Baringuleando en la familia Holmes

||El verdadero Sherrinford /1


Leer Más
Sherrinford Holmes, según Baring-Gould

||El verdadero Sherrinford /2


Leer Más

Entradas holmesianas no tan elementales



Sobre el libro

SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes




No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.



Share