Brendan Dawes y Walter Murch, una historia de amor

Hay pocas cosas más hermosas que descubrir que dos personas que amas se aman entre sí. Esto me acaba de suceder con Walter Murch y Brendan Dawes.

Walter-Murch-at-the-Chicago-Humanities-FestivalWalter Murch es un editor o montador y técnico de sonido que ha trabajado en varias películas de Coppola. Colaboró en la primera edición de Apocalypse Now junto a otros editores, que se las tuvieron que ver con los miles de metros de fotograma rodados. Muchos años después hizo él sólo el remontaje de la película: Apocalyse Now Redux.

Murch es una de las personas que más me hacen disfrutar y que más admiro. Me parece inteligente e ingenioso, sensible e inquieto. He leído su libro En el momento del parpadeo y las largas conversaciones con Michael Ondaetje en The Conversations.

Brendan Dawes

Brendan Dawes es un sabio digital que trabaja con Flash y otros programas. Su página web es una de mis preferidas desde hace tiempo y ya era hora de que hablara de él. Tiene un montón de cosas fantásticas en su página y parece tan inquieto e inteligente como Murch.

Le chiflan según parece las películas de los años 70, pero también de los 60 y 50, y los créditos de artistas como Saul Bass. A través de la página de Dawes obtuve el cadáver de Anatomía de un asesinato que usé en mi página Cadáveres Exquisitos.

Lo curioso del asunto es que descubrí a Murch hace poco, por casualidad, al ver The Conversations en una librería de Londres. Me lo compré y disfruté muchísimo.

Sin embargo, a Brendan Dawes lo descubrí mucho antes, al comprar en Madrid un libro para programar con Action Script en Flash. Un libro sencillo pero extraordinario, del que quizá ahora empezaré  a sacar frutos. Pero lo más importante del libro es a quien muestra detrás: Brendan Dawes. Contínuas visitas a su página me confirmaron la impresión inicial.

Es decir, Dawes no me llevó a Murch ni Murch a Dawes, así que encontrar una relación entre ellos era sólo una hipótesis… que ni siquiera se me ocurrió plantearme.

Hoy (3 de marzo de 2004), al visitar la página de Dawes para recomendarla en este weblog, he encontrado muchas cosas nuevas. Ha variado muchísimo el diseño y me gustaría que  pudiérais ver la versión anterior, pero no sé si Dawes tiene un Cronoweb, como yo.

En cualquier caso, hay muchas novedades, como tarjetas de felicitación (ya he enviado a varios amigos algunas) y decenas de cosas fascinantes, entretenidas, divertidas, útiles o curiosas, muchas de ellas de uso libre.

Una de ellas es un proyecto que se llama Cinema Redux. Al leer el título pensé al instante en Walter Murch por Apocalypse Now Redux. Al ver las miniaturas del proyecto, no me cupo ninguna duda de que tendría algo que ver con  Murch. Escribí “Murch” en el buscador de la página de Dawes y ¡voila! ¡Eureka! ¡Ajá! Ahí estaba Walter Murch en varios lugares, pero sobre todo en Cinema Redux.

También encontré en la página de Dawes una crítica muy elogiosa a The Conversations. Precisamente Dawes está ahora aprendiendo a editar y ya ha hecho varios vídeos muy chulos. Como él dice, lo mejor para aprender es hacer algo concreto, que es lo mismo que yo hago con mi historieta Craven.

Lo que ya sería una delicia descubrir algo que una a Fisk con Dawes y Murch.

 Nota en 2015: Vuelvo a visitar la página de Dawes, que de nuevo ha cambiado mucho, pero sigue repleta de cosas interesantes y sorprendentes: Brendan Dawes. Y allí sigue Saul Bass on the Web:

 saulbass-brendan Dawes


REVISTA ENTRE DOS MUNDOS

Los ordenadores y el ajedrez

Leer Más
Una imagen vale más que mil palabras

Leer Más
Esto no es una página web (y otras paradojas)

Leer Más
¿Cómo debe ser una página web?

Leer Más
Neuromarketing

Leer Más
Brendan Dawes y Walter Murch, una historia de amor

Leer Más
La vorágine

Leer Más
Ordenadores y PES

Leer Más
Xanadú y el algoritmo de Google

Leer Más
Por qué el futuro ya está aquí

Leer Más
Trivial Language

Leer Más
El otro mundo

Leer Más
Derecho de cita audiovisual

Leer Más
Internet y la televisión

Leer Más
El cine del futuro

Leer Más
La muerte del autor

Leer Más
¿Son los blogs como los antiguos salones filosóficos?

Leer Más
Los salones digitales

Leer Más
El futuro ya está aquí

Leer Más
El cerebro auxiliar

Leer Más
Conocemos porque conocemos

Leer Más
El movil de McLuhan

Leer Más

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *