Búsqueda azarosa

archivosbiblioteca

Me gusta mucho la búsqueda azarosa. Encontrar cosas no previstas. Ahora (2003) en la Biblioteca suelo buscar los libros con el ordenador y no consulto los ficheros manuales.

Cuando sólo había ficheros manuales, solía consultarlos de manera aleatoria. Me ponía al azar delante de uno de ellos, por ejemplo caminando a ciegas, lo abría sin mirar y metía mi mano entre las fichas. Entonces pedía los libros de las cinco primeras fichas. De este modo descubrí algunos libros y autores que no habría podido descubrir siguiendo un método ordenado.

Sucede que, querámoslo o no, nos movemos siempre dentro de círculos. Leemos a un autor que nos lleva a otro, o libros que nos recomiendan los amigos, pero al final leemos todos más o menos lo mismo. La manera de saltar del círculo y encontrar cosas nuevas es introducir el azar en la búsqueda.

También se puede hacer en el ordenador, por supuesto, y ya lo he hecho, poniendo una palabra cualquiera que veas por ahí en la búsqueda de título, por ejemplo, y pidiendo los libros que aparecen.

Me gustaría aplicar un método azaroso distinto, que explico en Pi y la biblioteca.

****************

Creatividad y teorías bastante extravagantes

losgrandesinventosdetubau

Algunos de mis inventos

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privado: Búsqueda azarosa

Me gusta mucho la búsqueda azarosa. Encontrar cosas no previstas. Ahora en la Biblioteca Nacional suelo buscar los libros con el ordenador y no consultó los ficheros manuales. Cuando sólo había ficheros manuales, solía consultarlos de manera aleatoria. Me ponía al azar delante de uno de ellos, por ejemplo caminando a ciegas, lo abría sin mirar y metía mi mano entre las fichas. Entonces pedía los libros de las cinco primeras fichas. De este modo descubrí algunos libros y autores que no habría podido descubrir siguiendo un método ordenado.

Sucede que, querámoslo o no, nos movemos siempre dentro de círculos. Leemos a un autor que nos lleva a otro, o libros que nos recomiendan los amigos, pero al final leemos todos más o menos lo mismo. La manera de saltar del círculo y encontrar cosas nuevas es introducir el azar en la búsqueda. También se puede hacer en el ordenador, por supuesto, y ya lo he hecho varias veces, escribiendo una palabra cualquiera que veas por ahí en la búsqueda por título en el catálogo informático de la Biblioteca, por ejemplo, y pidiendo los libros que aparecen. Pero me gustaría aplicar un método azaroso distinto, que explico en: Pi y la biblioteca.


[Escrito en 2003 en Libertalia]

 El azar y la necesidad

De las fascinantes paradojas y contradicciones alrededor del azar, la necesidad y el destino quise hablar en 2014 en la página Divertinajes, o quizá no lo quise, sino que me fue impuesto por una necesidad metafísica o por el golpear causal o casual en el interior de mi cerebro. Aquí he añadido otros textos relacionados con el azar y la necesidad, es decir, el determinismo y el indeterminismo.

Pi y la Biblioteca

Leer Más
Dawkins: genes, memes y determinismo

Leer Más
Casualidades causales

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más
Tersites y Palamedes, las leyes del azar
|| Homéricas /007

Leer Más
Aquiles y Áyax se la juegan en Troya
Homéricas /008

Leer Más
El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
Cómo ganar a los dados a un tonto

Leer Más
Lo que sí está en los genes

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más
Casualidades

Leer Más
Casualidades significativas y narrativa

Leer Más
La columna de fuego

Leer Más
Análisis retrospectivo y física cuántica en el problema del determinismo y el indeterminismo

Leer Más
Cicerón, el estadístico

Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *