China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

zhulong

Zhulong, el colosal dragón rojo que al cerrar y abrir los ojos daba comienzo al día o a la noche

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece de algunos de los rasgos que definen a una mitología e incluso a una religión, como la falta de una clase sacerdotal tan influyente como la del cristianismo o incluso el islamismo. Tan solo encontramos algo semejante durante la época de máxima expansión del budismo, durante la dinastía Tang, cuando los sacerdotes y los templos adquirieron un gran poder en China.

A pesar de lo anterior, la cultura china posee en sus tradiciones más antiguas muchos elementos propios de las mitologías, como mitos de origen y creación del cosmos, como el de Pangu; mitos de héroes civilizadores, como los emperadores legendarios; un panteón de dioses y antepasados míticos, aunque bastante adaptado a las necesidades de los mortales; unos cuantos mitos etiológicos, que explican el origen de diversas cosas, actos o costumbres. Y, por supuesto, fábulas de todo tipo protagonizadas por criaturas celestes o demoníacas o por espíritus que habitan en ríos, montañas o mundos lejanos.

La civilización china, hablando siempre en términos muy generales y por tanto muy discutibles, al menos cuando descendemos a los detalles, ha sido casi siempre bastante racional y razonable, ya desde la época de los Reinos Combatientes (-481/-221) y cuando se instauró el imperio, bajo la dinastía Qin (-221), que es el origen de lo que hoy conocemos como China. Esa racionalidad se hizo más explícita con la dinastía posterior, la Han, que adoptó ideas cercanas al filósofo Xunzi, y después con la implantación oficial del confucianismo.

Divinidad en un templo de Yunnan (Foto de Daniel Tubau)

Cuando llegaron a China las primeras ideas religiosas o metafísicas procedentes de la India, como las del budismo, la mitología china se pobló de divinidades coloridas y  vistosas como las que solo la irrefrenable imaginación india es capaz de crear. Los dioses comenzaron a ocupar su lugar en barrocos y superpoblados panteones, no solo entre los budistas chinos, sino también entre los taoístas e incluso entre los confucianos. En mis viajes a China he visitado muchos templos llenos de decenas de dioses, demonios y todo tipo de criaturas fantásticas, como se puede ver en algunas de las fotos que acompañan estos artículos.

Una divinidad en un templo chino de Yunnan (foto de Daniel Tubau)

Ahora bien, esa fase mitológica ya tardía no me interesa en esta investigación, en la que pretendo no solo contar los primeros mitos chinos, sino también descubrir las huellas de acontecimientos históricos que quizá se conservan en esos mitos de la China primitiva. Pondré un ejemplo: en otro lugar me he referido a un personaje llamado el Emperador de Jade, que a pesar de que se supone que existió en tiempos anteriores a la historia conocida, en realidad no resulta nada útil para rastrear los orígenes de China, ya que su culto es muy tardío. Se trataba de una divinidad menor, a la que no se dio demasiada importancia hasta que, en el año 1007, el emperador Shenzong aseguró haberse encontrado con él durante una noche. Creo que es mejor no hacer excesivo caso a mitos tardíos como este del Emperador de Jade y prestar más atención a las figuras mitológicas de los mitos primitivos chinos, llenas de aspectos fascinantes que quizá sí tengan relación con  recuerdos de épocas que se sitúan entre la historia y la leyenda. La entrada dedicada al Emperador de Jade tiene, en consecuencia, el único propósito de dar un ejemplo de esta barroca mitología tardía.

mitologia_clasicamitologia-clasica-china-gabriel-garcia-noblejas-trotta-18957-MLA20163033506_092014-FA pesar de que es cierto que la mitología china no puede competir con la griega, la india, la céltica o incluso la escandinava o germana, cuando se emprende una investigación rigurosa, se pueden recuperar bastantes mitos, como los que cuenta el sinólogo Gabriel García Noblejas en su Mitología clásica china, cuya edición en la editorial Trotta, me resulta una ayuda fundamental. A ella pertenecen muchos de los textos que he citado, cuando proceden de fuentes chinas clásicas.

 

 


china-cabecera-origenes

Fuxi <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Fuxi

||Orígenes mitológicos de China

Fuxi (伏羲) es el hermano o amante, o ambas cosas, de Nüwa, la creadora de los seres humanos. Se le ...
Leer Más
Nüwa <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China

La cronología de los personajes legendarios de China ofrece muchas variaciones y confusión, suele considerarse que el primero de los llamados ...
Leer Más
Pangu <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Pangu

||Orígenes mitológicos de China

Pangu es lo más parecido a un dios creador que existe en la mitología china. Su mito pertenece a un mitema ...
Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade <br><h4><i>Orígenes mitológicos de China</i></h4>

Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China

Antes de que China se convirtiera en China, con la unificación llevada a cabo por el reino de Qin en ...
Leer Más
China, ¿un pueblo sin mitología? <h4>||Orígenes mitológicos de China /1 </h4>

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece ...
Leer Más
CHINA

CHINA

A continuación, puedes ver todas las entradas y artículos que tienen relación con China, su historia, su filosofía y su ...
Leer Más
CUENTOS CHINOS: <i>El gobernador del Sur </i>, de Li Gongzuo

CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en ...
Leer Más
CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

En agosto de 2005 pasé unos días en Beijing con Ana Aranda. Beijing es la capital de China, es decir, ...
Leer Más
LOS SIETE SABIOS CHINOS /1 <h4>Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1 </h4>

LOS SIETE SABIOS CHINOS /1

Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1

En la época de los Tres Reinos (220 a 280), además de la llegada del budismo, hubo movimientos intelectuales muy ...
Leer Más
WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO <h4>Un experimento chino /1</h4>

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un ...
Leer Más
¿Qué es el <i>Zhuangzi</i>? <h4>UNA LECTURA DEL <i>ZHUANGZI /1</i>

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1

Zhuangzi es el nombre de uno de los libros chinos más importantes y conocidos. Hasta hace poco, lo habitual era ...
Leer Más
CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

  Cuando hace bastantes años me disponía a iniciar una sucesión de viajes que finalmente me llevaría a Perú, decidí ...
Leer Más
HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

La historiografía china tradicional tenía la costumbre de considerar que lo único que importaba era la sucesión de las diversas ...
Leer Más
LA ÉPOCA TANG

LA ÉPOCA TANG

La época Tang es una de las más interesantes de la historia de China y es un buen ejemplo de ...
Leer Más
La persona tras la máscara<h4> ESCRITO EN EL CIELO ~1</h4><h4> Ensayo sobre las máscaras /1</h4>

La persona tras la máscara

ESCRITO EN EL CIELO ~1

Ensayo sobre las máscaras /1

 Avión volando entre Madrid y Barcelona Lunes 1 de diciembre de 1997 Original del primer “Escrito en el cielo” En ...
Leer Más


Share

CHINA

 

A continuación, puedes ver todas las entradas y artículos que tienen relación con China, su historia, su filosofía y su cultura.


Metáforas

Metáforas

Un aspecto interesante de la cuestión del conocimiento metafórico es la evidente relación entre las metáforas y aquello que decía ...
Leer Más
Modas efímeras

Modas efímeras

Desde al menos los años 60 se produce algo que no había sucedido antes: la recuperación de estilos del pasado ...
Leer Más
Hable como un verdadero experto<br> <h4> Lenguaje de expertos /1 </h4>

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ...
Leer Más
El juego de Goethe

El juego de Goethe

En su Viaje a Italia, Goethe explica un curioso juego, que llama "el juego etimológico" y que atribuye a su amigo ...
Leer Más
trund

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué ...
Leer Más
Nexos

Nexos

Estoy haciendo unos experimentos para sacarle partido a los libros que leo en la Biblioteca. Como leo varios a la ...
Leer Más
NEXOS 20031209

NEXOS 20031209

Nexos es un juego de combinaciones azarozas que inventé para pasar el rato y aprovechar mis lecturas. Lo cuento en ...
Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Signos, semiótica y lenguaje

Aquí puedes ver todas las páginas alojadas en mi sitio web dedicadas al estudio de los signos, la semántica y ...
Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard ...
Leer Más
La paradoja de secleb

La paradoja de secleb

Ana Aranda me ha enviado un correo a propósito de lo que dije acerca de la palabra secleb y de ...
Leer Más
¿Qué es secleb?

¿Qué es secleb?

Está página está dedicada a secleb, una idea que nació en el weblog Mundo flotante. Aquí reuniré todas las entradas ...
Leer Más
Marshall McLuhan <h4>Cómo se inventó el futuro / 4</h4>

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el ...
Leer Más
La boca de Gargantúa

La boca de Gargantúa

McLuhan habla de la boca de Gargantúa como la imprenta que contiene la Edad Media. O quizá lo recuerdo mal ...
Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que ...
Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi ...
Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Secleb y la Biblioteca de Babel

Borges es uno de mis autores favoritos. He leído probablemente todos sus libros, algunos de ellos varias veces y también ...
Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su larguísimo ...
Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Entre las muchas ideas y paradojas del pensador canadiense Marshall McLuhan, una de las más interesantes es la que dice ...
Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan<h4> La cicatriz de Ulises /10 </h4>

Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10

En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas, que trascurre en las calles de Singapur, ...
Leer Más
El medio es y no es el mensaje <h4> Paradoja nº2

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2

Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro ...
Leer Más
Algo más que un mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /1</h4>

Algo más que un mensaje

El modelo de la información de Shannon /1

Claude Shannon propuso un modelo explicativo de la información que se convirtió en legendario, a pesar de su aparente sencillez ...
Leer Más
El ruido es el mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /2</h4>

El ruido es el mensaje

El modelo de la información de Shannon /2

Desde hace bastante tiempo me interesa un aspecto del ruido, que no sé si ha sido tratado por los teóricos ...
Leer Más
Los SWIFTIES de Stephen King <h>CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS </h4>

Los SWIFTIES de Stephen King CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS

Los swifties es un  juego del que habla Stephen King en Mientras escribo, sus memorias . Según parece, el juego ...
Leer Más
Los filoetimólogos

Los filoetimólogos

Con la expresión filoetimólogos me refiero a los filósofos que piensan que las cosas se pueden explicar conociendo el origen ...
Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

"Búsquese en un diccionario manual cualquiera una palabra, mientras más corriente mejor, y se podrá seguir, por ejemplo en la ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Es un juego que aparece mucho en los libros de lingüística, aunque no se plantea como un juego con el ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

En el juego de la ambigüedad, las frases que se proponen son equívocas para el que las lee o las ...
Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué ...
Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Gary Klein, analista premortem

El análisis premortem es una herramienta que no se debe confundir con el premortem que le practicaron al pobre médium Washington ...
Leer Más
"Will it blend?" o cómo triturar el marketing <br> <i>Storytelling y marketing </i>

“Will it blend?” o cómo triturar el marketing
Storytelling y marketing

Una de las más exitosas campañas de marketing que se conocen es la de la firma Blendtec, que fabrica batidoras ...
Leer Más
El obituario de Coca Cola

El obituario de Coca Cola

En otra ocasión he hablado del análisis premortem,  una técnica que se emplea en el desarrollo de proyectos y que consiste ...
Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola ...
Leer Más
El revés y la trama

El revés y la trama

Estamos tan acostumbrados a escuchar aquello de “Traduttore, traditore” cada vez que se habla de la traducción, que se ha ...
Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

El regreso de Ulises y la traducción

Hace más de diez años, una de las primeras páginas que subí a la red se llamaba Utanapishti. Era un extraño ...
Leer Más
<i>El rey Lear </i> en tres dimensiones

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey ...
Leer Más
CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico  <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /1 </h4>

CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1

Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores ...
Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /2 </h4>

Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2

En su libro El enigma del laberinto, Margalit Fox cuenta el desciframiento del lineal B,  un misterioso lenguaje encontrado en ...
Leer Más
Expertos y marxistas<br> <h4>Lenguaje de expertos /2</h4>

Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2

Sin duda, usted, al ver la lista de palabras recomendadas en Hable como un verdadero experto, se habrá dado cuenta ...
Leer Más
Hablar, escribir... ¿bitear? <h4> Charlas en el templo masónico

Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico

Entrevista con Markus Edjical y Odilius Vlak para Zothique, the Last Continent.  Aunque puedes escuchar la entrevista al final de ...
Leer Más
Los navajos vencen a los japoneses <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes 3</h4>

Los navajos vencen a los japoneses

Cómo descifrar códigos y lenguajes 3

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además ...
Leer Más
Audiovisual extensions<h4>Understanding new audiovisual media 2</h4>

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also ...
Leer Más
Cinema and other media<h4>Understanding new audiovisual media 3</h4>

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer ...
Leer Más
El cine y los otros medios<h4>Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3</h4>

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se ...
Leer Más
El libre fluir del lenguaje

El libre fluir del lenguaje

En el artículo de "La línea de sombra", Patria, me referí a la supuesta grandeza de algunos personajes históricos que, más ...
Leer Más
Autores virtuosistas

Autores virtuosistas

Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios ...
Leer Más
Félix Guattari <br>|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari solía escribir con Deleuze, pero este texto le pertenece sólo a él: "Aquí se observa perfectamente que no ...
Leer Más
Chomsky recupera lo innato <h4> || LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1 </h4>

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1

Se puede pensar, y por lo tanto se ha pensado, que existen en ideas innatas, que no son adquiridas mediante ...
Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón <h4> La gramática innata de Chomsky /2 </h4>

De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2

 Al contrario que los innatismos religiosos, como el pecado original de los cristianos, judíos y musulmanes, o la idea del ...
Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa? <h4> || La gramática innata de Chomsky /3 </h4>

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, ...
Leer Más
Una <i>tablet</i> sin estrenar<h4> || La gramática innata de Chomsky /4 </h4>

Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4

A pesar de que los partidarios de la gramática innata de Chomsky dibujaron una caricatura de sus rivales, como creyentes ...
Leer Más
Pretaporter y consumo feroz

Pretaporter y consumo feroz

Es cierto que gracias a la globalización disponemos de ropa y zapatos baratos, siempre que sepamos comprarlos fuera de temporada ...
Leer Más

 

Share

CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en muchas batallas, apenas tenía dinero.

— ¡Y yo que creía que me haría rico gracias a lo buen espadachín que soy! -se lamentaba el pobre Fen.

Un día, Fen salió a dar un paseo por el jardín de su casa y se sentó junto a una acacia que daba una fresca sombra. Era una acacia enorme. Pero entonces oyó una trompeta y vio venir hacia él a dos heraldos que vestían con túnicas rojas y armaduras brillantes.

— Su majestad, el emperador del Reino de la Gran Acacia -dijeron los dos heraldos a la vez- nos ha ordenado que te llevemos a su presencia.

Fen se incorporó al instante y acompañó a los dos hombres hasta un carruaje de color verde tirado por cuatro caballos blancos. Muy sorprendido, subió al carruaje y enseguida el cochero se dirigió hacia la acacia.

— ¡Adentro! -dijo el cochero, y guió los caballos hacia el árbol.

–¡Ay, ay ay! -gritó Fen, cerrando los ojos.

En cuanto volvió a abrir los ojos, Fen vio que entraban por un agujero y  recorrían un paisaje maravilloso. A lo lejos pudo ver una ciudad, y en la ciudad un castillo. Después, llegaron a las murallas del castillo, en las que estaba escrito en letras de oro: “Bienvenido al Pacífico País de la Gran Acacia”. Entraron en el castillo y, tras recorrer varias calles llenas de gente, se detuvieron junto a un palacio con una cúpula que brillaba como el sol. Nada más bajar del carruaje, Fen vio que se le acercaba un anciano de barba blanca que llevaba una corona de diamantes y rubíes.

–Este debe ser el emperador -pensó Fen, e hizo una reverencia muy cortés .

–He oído hablar de tu valor como soldado -dijo el emperador- y  quiero que te cases con mi hija menor. Espero que no te parezca demasiado poco mi pequeño reino.

“Será un honor, majestad”, respondió Fen, que pensaba: “¿Cómo es posible que un simple soldado como yo pueda convertirse en príncipe?”

Pero no dijo nada, no fuese a ser que el emperador se arrepintiese. Durante los siguientes días, Fen vivió rodeado de lujo y comodidades y conoció a muchos habitantes de aquel reino. Todos tenían nombres muy raros, como Mujer del Charco Trasparente, General del Monte Arenoso o Ministro del Foso de Maíz. Finalmente, le presentaron a la que iba a ser su esposa, la princesa de la Rama Dorada.

–Es la mujer más hermosa que he visto nunca -pensó Fen-. Esto sí que es suerte.

[bctt tweet=”[bctt tweet=”Tenían nombres muy raros: Mujer del Charco Trasparente, General del Monte Arenoso o Ministro del Foso de Maíz” via=”no”]” username=”danieltubau”]Y como estaba un poco preocupado porque no sabía cómo se portan los grandes señores, decidió estudiar todos los días durante varias horas. Leyó muchos libros, aprendió a cocinar, a bailar, a comer sin coger la carne con las manos y a discutir sin gritar. Cuando llegó el día de su boda con la princesa de la Rama Dorada, nadie habría sido capaz de descubrir que lo único que había tenido Fen en su vida anterior era una casita con un jardín.

— Querido hijo -dijo el emperador a Fen después de la boda-. Ahora eres un príncipe, así que puedes vivir conmigo en el Palacio de la Tortuga.

Y allí se fueron a vivir el príncipe Fen y la princesa de la Rama Dorada. El palacio tenía una cúpula gigantesca y estaba lleno de salones y habitaciones lujosas. Aunque Fen era muy feliz, seguía bastante preocupado por si algún día se le acabaría la suerte, así que, cuando el emperador le hizo llamar, se temió lo peor.

–Majestad -dijo Fen intentando disimular sus nervios-, ¿qué deseáis de mí?

— Te he hecho llamar -dijo el emperador- porque quiero que seas el gobernador de la Provincia de las Raíces, que es  la que está más al sur de mi reino.

Fen, naturalmente, no podía decir que no, así que hizo una profunda reverencia y se puso en camino junto a su esposa hacia la Provincia de las Raíces. Como había estudiado mucho, puso en práctica lo que había aprendido. Mandó construir graneros para que nunca faltara comida, ni siquiera en los años de sequía. Y hospitales para los pobres, y colegios para que todos los niños pudiesen estudiar. En poco tiempo, solucionó todos los problemas de la Provincia de las Raíces. Un día le llegó un mensaje urgente del emperador: “Querido Fen. Has sido un gran gobernador de la Provincia de las Raíces, pero necesito que me ayudes a luchar contra el País del Melocotón, que acaba de invadir mi reino”.

Sin dudarlo ni un instante, Fen se puso al mando de su ejército y se dirigió a la capital del reino. Llegó justo a tiempo para salvar al emperador y liberar el palacio  de la Tortuga.

— Gracias a ti -le dijo el emperador- se ha salvado mi reino. Así que he decidido que seas mi heredero.

Fen se puso muy contento, aunque no sabía si sería capaz de gobernar un reino con tantos habitantes. Pero un día, el emperador hizo llamar a Fen.

— Mi querido Fen, tengo malas noticias que darte. Escucha lo que dicen los  adivinos del reino: “El cielo y las estrellas muestran que un gran peligro amenaza el reino. Habrá grandes inundaciones y tendremos que abandonar la capital por culpa del hombre que vino de fuera”.

–Majestad -dijo Fen-, ¿No pensaréis que yo puedo ser ese peligro del que hablan los adivinos?

–No lo sé, pero tú eres el único hombre que ha venido de fuera.

–Pues entonces me iré -aseguró Fen-. Así no podré hacer ningún daño a vuestro reino.

Y la verdad es que Fen sentía tanto amor por el reino de la Gran Acacia, que no quería que le pasase nada por su culpa. Muy triste, se despidió de la princesa de la Rama Dorada y pidió que le condujeran de vuelta a su casa en el carruaje verde. Los dos heraldos de las túnicas rojas le llevaron por los mismos caminos por los que había venido años antes, y salieron de un brinco por un agujero. Fen se dio cuenta de que estaba otra vez en su jardín, pero lo que más le sorprendió fue verse a sí mismo dormido junto al árbol.

–¡Fen, Fen, despierta! -dijeron los dos heraldos a la vez.

–¿Qué sucede? -preguntó Fen, pero al abrir los ojos vio que quien le hablaba era un amigo suyo y que allí no había ni heraldos ni carro, ni caballos.

— ¿Dónde se han ido todos? -preguntó Fen.

— Si aquí sólo estamos tú y yo -le contestó el amigo-. Me parece que has estado soñando durante un buen rato.

¡Todo había sido un sueño! Eso decían todos, pero Fen no quería creer que el País de la Gran Acacia no existía y se pasaba los días sin comer ni dormir, recordando al emperador y a la princesa  y buscando el agujero en el árbol. Sus amigos estaban tan preocupados por él, que decidieron que lo mejor sería cortar la acacia, a pesar de las protestas de Fen.

Al cortar el tronco, descubrieron el agujero del que había hablado Fen. Removieron la tierra y vieron un gran hormiguero lleno de galerías. En cada galería había diminutas construcciones y, en una galería muy ancha, vieron un caparazón de tortuga boca abajo, y cientos de hormigas que intentaban escapar. Un poco más allá descubrieron otra galería que atravesaba las raíces de un árbol y todavía más lejos descubrieron un hormiguero al pie de un melocotonero.

— ¿Lo véis? -dijo Fen-. Es todo como yo os lo conté. El palacio de la Tortuga, el País de las raíces, el reino de la gran acacia y el país del melocotón.

— Es verdad -respondieron los amigos, que seguían sin creerle-. ¿Pero ya ves que no se ha cumplido lo que dijeron los adivinos. Todo eso de las inundaciones.

Y nada más decir eso, empezó a caer una tormenta tremenda. Fen quería quedarse para ayudar al emperador de las hormigas, pero sus amigos le obligaron a entrar en casa. Cuando acabó la tormenta, Fen salió al jardín. El agujero estaba completamente inundado, y ya no quedaba nada del Reino de la  Gran Acacia.

Desde entonces, Fen, ya no sabía si es que había soñado todo aquello o si había sucedido de verdad. Pero, por si acaso, nunca más volvió a dormirse junto a un árbol.

 **********

Este cuento fue escrito por Li Gongzuo durante la dinastía Tang (618-907). Es uno de mis cuentos preferidos, aunque mi versión carece del encanto meticuloso del original, ya que tuve que prescindir de casi todos los detalles para ajustarme a la longitud requerida por la colección. El lector puede leer un comentario sobre el cuento en El tiempo de la fábula en “El gobernador del sur.

 

Cuentos del mundo

La teoría de la relatividad de Urashima

Leer Más
CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Leer Más
El pescador Urashima

Leer Más
El tiempo de la fábula en El gobernador del Sur

Leer Más

Share

CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

En agosto de 2005 pasé unos días en Beijing con Ana Aranda. Beijing es la capital de China, es decir, lo que solemos llamar Pekín.

No creas que escribo Beijing para hacerme el interesante: yo prefiero todavía Pekín y por eso he llamado a esta página Cuaderno de Pekín. Pero hay razones para escribir Beijing y razones para preferir Pekín.

Calles de Pekín o Beijing

Se dice que el nombre Pekín procede del chino cantonés y no del mandarín. El mandarín o pekinés es precisamente el chino que se habla en Pekín.

Sin embargo, parece que esto no es cierto, sino que en el antiguo mandarín la pronunciación era semejante a Pekín, cosa que no sucede actualmente, cuando la pronunciación es algo semejante a Peichín o Peiyín (más adelante se explica porque se escribe Beijing).

La mejor razón para emplear Beijing es que en 1979 la trascripción de las palabras chinas a los idiomas occidentales cambió, adoptándose un nuevo sistema llamado pinyin. Es un sistema mucho más preciso y científico que el anterior, llamado Wade-Gilles.

El pinyin fue elaborado por el propio gobierno chino con ayuda de lingüistas portugueses o rumanos y, por ello, resulta bastante intuitivo para los españoles, aunque hay ciertas reglas que al principio resultan chocantes. Una de ellas es que lo que era antes Pekín ahora se escribe Beijing y que, aunque se escriba Beijing, se pronuncia Peiying. La j se dice como la j inglesa (jeep), lo que entra dentro de lo intuitivo, pero la B se pronuncia P, que ya es más complicado.

Me dirás: ¿si la B se dice P, cómo se dice la P? Pues la P se dice P’, es decir es una P con fuerte exhalación de aire.

Asimismo, el célebre Tao del taoísmo (pero que también se usa en el confucionismo) no se escribe ahora Tao, sino Dao. Pero se sigue pronunciando Tao.

¿Y cómo se pronuncia la T? Pues como una T’, es decir, también con una fuerte exhalación.

Alguien pensará que lo lógico habría sido hacer que la D se escribiera y pronunciara D, y la T lo mismo. Sí, parece razonable a primera vista, pero nos obligaría a escribir la T como T’, que es algo bastante antipático. Lo cierto es que se hace en algunos libros, que escriben la dinastía Tang como T’ang. Pero eso parece casi más confuso que lo otro, ¿no?

Es decir, para quienes conocen el pinyin o cualquier sistema de trascripción del chino al español, les da igual poner T o T’ para expresar la T fuerte, mientras que para los que no saben siquiera lo que es el pinyin les resulta igual de confusa una y otra convención.

A lo mejor te preguntas: ¿pero cómo se escribe el sonido D y el sonido B en pinyin? No se escriben de ninguna manera, porque no existen. De ahí que los creadores del pinyin tomaran esas dos letras vacantes para expresar la diferencia entre la P suave y la fuerte y la T suave y la fuerte. Esto facilita mucho las cosas, por ejemplo al utilizar un teclado de un ordenador y escribir sólo D o T, en vez de T y T’ (dos pulsaciones para una letra).

En cualquier caso, conviene ir acostumbrándose al pinyin por una sencilla razón: el pinyin es la trascripción que emplean los propios chinos para sus caracteres. Y es la que emplea cualquiera que maneje textos chinos en cualquier idioma, lo que puede servir para que franceses, egipcios, rusos o españoles podamos entendernos mejor cuando hablamos o escribimos acerca de cosas chinas.

El ejemplo más conocido de este cambio de trascripción es el nombre de Mao Tse Tung, que ahora se escribe en pinyin Mao Ze Dong, pero se pronuncia Mao Tse Tong, casi como antes.

Escultura junto a una de las más impresionantes librerías de Pekín (y del mundo)

Si el pinyin es la trascripción correcta, entonces, ¿porque no llamar a esto Cuaderno de Beijing, en vez de Cuaderno de Pekín?

Porque Pekín no es el nombre pinyin de la capital de China, sino su nombre en español. Es un caso parecido al de Londres, que es el nombre español de la ciudad de London, o Nueva York, que es el nombre español de New York.

Es algo parecido a lo que sucede con “Cataluña”: es completamente absurdo que alguien diga Cataluña como “lo dicen los catalanes”, es decir “Catalunya”, por la sencilla razón de que los catalanes no dicen “Catalunya”, sino “Cataluña”.

“Catalunya” es la manera catalana de escribir lo que en español se escribe “Cataluña”. Pero la pronunciación es la misma: Cataluña.

Es decir, cada idioma puede no sólo adaptar el sonido de algo perteneciente a otro país a su grafía propia, sino que puede incluso cambiar la palabra y el sonido (el grafema y el fonema), como en los casos de Londres o Nueva York.

Sin embargo, esto de que si se tiene una “traducción” de una palabra extranjera se deba adoptar dicha traducción tampoco va a misa. Por ejemplo, decimos el tratado de Mastrich, en vez de decir el Tratado de Mastrique, que sería lo correcto en español. Lo correcto, pero quizá no lo razonable.

Yo creo que lo razonable es pronunciar los lugares de la manera más cercana posible a como lo hacen sus habitantes, y que deberíamos decir London, New York, Paguí [=París] y Beijing, pronunciado Peiyin. Eso evitaría muchos problemas, como el que gentes de distintos países no se entiendan cuando hablan de lugares, ciudades o personas del mundo. Parece fácil reconocer Londres, Londra y London, pero hay casos en los que la diferencia es asombrosa, como Letonia (español) y Latvia (inglés).

También es cierto que cambiar usos establecidos desde hace mucho tiempo es bastante complicado, y por eso se mantienen, incluso por los expertos, palabras chinas como Confucio (Kung Zi) o Pekín (Beijing), aunque sí empieza ya a aceptarse Lao Zi por Lao Tse y Dao por Tao.

Así que, tras muchas dudas, he decidido llamar a esto Cuaderno de Pekín.

 *********

Información detallada acerca de la polémica Pekín/Beijing en los foros de discusión de la Agencia Efe: Fundéu

NOTA 2012
Ahora creo que es preferible emplear sustituir Pekín por Beijing, del mismo modo que hemos cambiado muchos nombres chinos como Mao Tse Tung por mao Zedong o Lao Tse por Laozi. Sin embargo, por ahora no cambiaré el nombre de este Cuaderno de Pekín.


CUADERNO DE PEKÍN

Share

LOS SIETE SABIOS CHINOS /1

Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1

En la época de los Tres Reinos (220 a 280), además de la llegada del budismo, hubo movimientos intelectuales muy importantes en China, como las llamadas conversaciones puras (quintang) que eran una evolución de los juicios puros (quingyi) de la época Han.

De estas conversaciones se habla en un libro que se escribió entonces llamado Nueva compilación de palabras mundanas, que debe ser muy interesante, pero que todavía no he podido consultar en su traducción inglesa. Los intelectuales que participaban en estas discusiones solían ser ingeniosos y refinados:

“Iconoclastas y asociados en particular al espíritu anarquista y antiritualista de los “siete sabios del bosque de bambúes” que se reunen en casa de Xi Kang y escandalizan a sus contemporáneos embriagándose, paseándose desnudos u orinando en público.”  (Anne Cheng, Historia del pensamiento chino).

En este ambiente nació también Wang Bi, un genio precoz que murió a los 23 años, pero que determinó en gran parte la futura interpretación del taoísmo y el confucianismo. Pero esa es otra historia. La de ahora es la de esos siete sabios del bosquecillo de bambú, que eran:

Ruan Ji

Xiang Xiu

Shan T’ao

Liu Ling

Yüan Hsien

Wang Jung

Xi Kang

 

Seguramente cada uno de estos sabios tenía su propia manera de pensar, aunque también tenían algo en común:

“Todos ellos reverenciaban el Vacío y la no acción y rechazaban los ritos y la ley. Bebían vino hasta el exceso y desdeñaban los asuntos del mundo.”

 

chinasietesabios2

Uno de los temas más queridos de la pintura china
y japonesa es la representación de los Siete sabios

Mi intención es hablar de cada uno de estos siete sabios en esta página.


[Publicado en Il Saggiatore el 23 de diciembre de 2005]

Share

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei

Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un artículo de Eliot Weinberger en un número especial de la revista El Paseante dedicado a China. Tengo ese ejemplar desde hace bastante tiempo, y de vez en cuando leo alguno de los artículos. No sé por qué leí precisamente un artículo de Eliot Weinberger durante una breve enfermedad (seis días) que me obligó a mantenerme en ayunas durante dos días. Se me ocurrió hacer una especie de juego y empecé a mandárselo a varias personas. Esta es la carta (enviada ya entonces a través de correo digital) que envié:

 

Wang WeiLAS REGLAS DEL PRIMER MOVIMIENTO

Hola. Puesto que voy a mandar esto a varios amigos y amigas, me dirigiré a un ente abstracto que parezca muy concreto. Tú puedes imaginar que te hablo precisamente a ti.

Se trata de una especie de juego, ya conoces mi enfermiza afición a los juegos. Estaba en Madrid en mi casa en mi lecho de dolor y leía un artículo de un número especial de una revista (El Paseante) y entonces sucedió algo. Pero, lo mejor será que tú también leas el artículo que yo leía, para que te pueda suceder lo que a mí me sucedió y puedas hacer lo que yo hice.

 

CÓMO SE TRADUCE UN POEMA CHINO

Eliot Weinberger
(Traducción del inglés de Menchu Gutiérrez)

Poesía es aquello que es digno de ser traducido. Por ejemplo, este poema de cuatro versos, de mil doscientos años de antigüedad: una montaña, un bosque, un pedazo de musgo iluminado por el sol poniente. Se trata de un fragmento de la literatura china. Su forma hablada ha dejado de ser la que utilizó su autor en el pasado. Se ha hecho —por siempre y en sí mismo— inseparable de su lenguaje. Y , sin embargo, algo inherente a él le ha obligado a llevar una vida nómada: a insinuarse en la mente de los lectores; a exigir comprensión (pero en los términos propios del lector); a provocar pensamientos; incluso, algunas veces, a imponer su escritura en otras lenguas. La gran poesía vive en un estado de perpetua transformación, de perpetua traducción: el poema muere cuando no tiene dónde ir.
Las transformaciones impresas, que adoptan el nombre formal de «traducciones», se convierten en sus propias criaturas, e, igual que el poema, llevan vidas errantes. Algunas de estas vidas son largas, otras no. ¿Qué clase de criaturas son? ¿Qué sucede cuando un poema, cuyo origen fue y sigue siendo chino, se convierte en una composición de poesía inglesa, española o francesa?

 

I. TEXTO

 

El poema fue escrito por Wang Wei (c.700-761), conocido en su tiempo como acaudalado pintor y calígrafo budista, y para las generaciones posteriores, como maestro de la poesía, en una época de grandes maestros como fue el período de la dinastía Tang.
La estrofa de cuatro versos pertenece a una serie de veinte poemas inspirados en distintas vistas cercanas al río Wang (nombre no relacionado con el de su autor). Los poemas fueron escritos como parte de un paisaje horizontal, pintado en un rollo de papel de gran tamaño: un género de su invención. La pintura fue copiada (traducida) durante siglos. El original se perdió y las copias más antiguas que se conservan datan del siglo XVII: el paisaje de Wang después de novecientos años de transformaciones.
En chino clásico, cada carácter (ideograma) representa una palabra de una sola sílaba. En contra de la opinión más extendida, son pocos los caracteres completamente figurativos; si bien, parte de su vocabulario básico es pictográfico y, con la ayuda de esos pocos centenares de caracteres, uno puede jugar a creer que lee la escritura china.
Si leemos el poema de izquierda a derecha, y de arriba abajo, el carácter 2 de la línea 1 parece una montaña, el último carácter de la misma línea, una persona, se trata en ambos casos de estilizaciones desarrolladas a partir de representaciones más literales. El carácter 4 de la línea 1 era el favorito de Ezra Pound; según su interpretación: un ojo soportado por dos piernas, es decir, el ojo en movimiento, ver. El carácter 5 de la línea 3 está formado por dos árboles, bosque. Las relaciones espaciales aparecen particularmente representadas en el carácter 3 de la línea 3, entrar, y el carácter 5 de la línea 4, arriba o sobre, encima de.
Más característico de la escritura china es el carácter 2 de la línea 4, brillar, el cual contiene una imagen del sol, en el extremo superior izquierdo, y del fuego, en la parte inferior, así como un elemento puramente fonético —clave para la pronunciación de la palabra— en el extremo superior derecho. La mayoría de los caracteres restantes no tiene un contenido pictórico que ayude a su comprensión.

 

II. TRANSLITERACIÓN

LÙ ZHÁI

Kóng shan bù jiàn rén
Dàn wén rén yü xiang
Fan jing (ying) ru shén lin
Fu zhao qing tai shang

La transliteración ha sido efectuada a partir del chino moderno, utilizando el singular sistema en curso, el sistema pinyin. Obvio, quizá para los rumanos que colaboraron en su desarrollo, pero no para personas de habla inglesa, el sonido zh equivale a un sonido 11 fuerte, con un vestigio de ch (j, inglesa); el sonido x a un sonido s (s, inglesa, fuertemente aspirada); el sonido g a un sonido ch (una dura ch inglesa) y el sonido a equivale a un sonido a (ah, inglesa, como en father).
A pesar de que los caracteres siguen siendo los mismos, su pronunciación ha cambiado considerablemente desde la dinastía Tang. En los años veinte, el filólogo Bernhard Karlgren intentó recrear el lenguaje Tang; podemos encontrar una transliteración de este poema, realizada con el sistema Karlgren, en el libro 55 Tang Poems (Yale,1976), de Hugh M. Stimson.
Lamentablemente, la transliteración aparece escrita en su propio lenguaje imponente, con letras invertidas, letras que flotan por encima de palabras y un bosque nivelado de señales diacríticas.
De entre las lenguas más importantes, la china es la que menor número de sonidos tiene. En chino moderno un monosílabo se puede pronunciar en cuatro tonos, pero cualquier sonido dado en cualquier tono dado tiene gran número de posibles significados. De esta forma, una palabra monosilábica china (y, a menudo, el carácter escrito) resulta comprensible sólo en el contexto de la frase; un fundamento lingüístico, quizá, para la filosofía china, que siempre estuvo basada en la relación más que en la sustancia.
En el caso de la poesía, esto significa que la rima es inevitable, y el «metro» occidental, imposible. La métrica china está íntimamente relacionada con el número de caracteres integrados en cada línea y la distribución de los tonos, ambos intraducibles. Pero los traductores tienden a precipitarse allí donde los hombres sabios nunca se atrevieron, y, a menudo, los encontramos intentando insuflar patrones de rima chinos en el medio hostil de una lengua occidental.

 

III. TRADUCCIÓN CARÁCTER POR CARÁCTER

He presentado sólo aquellas definiciones que son  aplicables a este texto. Existen varias más.
Un solo carácter puede ser nombre, verbo y adjetivo. Puede, incluso, tener lecturas contradictorias: el carácter 2 de la línea 3 significa, al mismo tiempo, jing («esplendor») y ying («sombra»). Una vez más, el contexto lo es todo. Una de las grandes dificultades que se le plantean al traductor occidental es la ausencia de tiempos en los verbos chinos; en el poema, lo que está sucediendo ahora, ya ha sucedido y sucederá. De la misma forma, los nombres no tienen número: rosa es una rosa y todas las rosas. Contrariamente a lo que se evidencia de la mayor parte de las traducciones, la primera persona del singular raras veces se utiliza en poesía china. Al eliminar la mente individual y controladora del poeta, la experiencia se torna, simultáneamente, universal e inmediata al lector.
El título del poema, Lu zhai, es el nombre de un lugar, algo parecido a Arboleda del ciervo (Deer Grove), el cual he tomado de un mapa de Illinois. Probablemente, alude al Parque de los Ciervos de Sarnath, donde Gautama Buddha predicó su primer sermón.
Las dos primeras líneas son bastante claras. El segundo par, como veremos, presenta muchas lecturas posibles, todas ellas igualmente «correctas».

[FIN DEL ARTÍCULO DE ELIOT WEINWERGER]

MÁS INFORMACIÓN

Por si todo esto no fuera suficiente, añado aquí, el poema en pinyin (el pinyin es la transliteración al alfabeto occidental de los caracteres chinos):

 

El poema de Wang Wei en pinyin:

LÙ ZHÁI

Kōng shān bù jiàn rén

Dàn wén rén yǔ xiǎng

Fǎn jǐng rù shēn lín

Fù zhào qīng tái shàng

Como puedes observar, existen cuatro acentos diferentes. Cada uno indica un tono distinto en la pronunciación. Esa es una de las mayores dificultades cuando se aprende chino, pues una misma palabra puede significar cosas muy diferentes según el acento.

No puedo detenerme aquí a explicar cómo suena cada uno de estos tonos, pero puedes ver y escuchar los tonos en este vídeo (los tonos se explican a partir del minuto 3:11)

El poema de Wang Wei en sonoridad española

Finalmente, de mi propia cosecha, añado un intento de transliteración al sonido español del poema, pues lo que ofrece Weinberger es una transcripción del poema en pinyin y mucha gente no sabe leer pinyin

La t’ pronunciada expulsando aire, casi escupiendo

La j como en francés “Je”

Lu chai

Kong shan pu tchian jen

Tan wen jen yu siang

fan jing ju shen lin

Fu tzao ching t’ai shang

Además, gracias a Hugo Rocha y a la página China the beautiful puedes escuchar una lectura del poema, pero ten en cuenta que es una lectura en chino actual, no en el de la época Tang (más adelante se hablará del intento de reconstrucción del chino de la época Tang al que alude Weinberger):

[audio:http://wordpress.danieltubau.com/wp-admin/images/2011/11/Wang-Wei-High-quality6.mp3|titles=Wang Wei]

Aquí termina el primer envío, pero no el artículo de Weinberger, que empieza a ponerse realmente interesante. Antes de enviarte el resto, me gustaría que hicieses lo que yo hice: interrumpí la lectura y escribí una traducción del poema. Envíame la traducción usando lso comentarios de esta página. Después sigue leyendo.

Para traducir el poema, por supuesto, lo único que tienes son las palabras que aparecen en la tabla “Traducción carácter por carácter”: en cada casilla se ofrecen las posibles traducciones de cada uno de los caracteres chinos del poema. Es decir, la primera fila son los primeros cinco caracteres, etcétera.

Esto es sólo un entretenimiento, y espero que un placer: yo no dediqué más de cinco minutos a mi intento de traducción. Ten en cuenta lo que dice el autor del artículo acerca de la ambigüedad de las palabras chinas: no se indica si es plural o no, no se indican los pronombres personales, no se indica tampoco el tiempo verbal… Así que tú tienes que decidir esas cosas.

Cuando hayas enviado tu traducción, puedes seguir leyendo este documento y hacer el segundo movimiento.

Si tienes alguna duda, puedes consultarme por cualquier método, aunque temo que sólo podré resolverla si lo haces por uno de los canales tradicionales para la comunicación humana (por ejemplo, correo electrónico: danieltubau@gmail.com).

Salud

daniel tubau

 


[Este experimento chino comenzó en 2000. La primera versión en internet es de 2006, creo. Pronto empezaré a subir la primera traducción que recibí de varias decenas de jugadores. Si quieres participar, puedes enviar tu traducción en un comentario]


UN EXPERIMENTO CHINO

Antonio Salmerón y Wang Wei

Antonio Salmerón y Wang Wei

Antonio Salmerón me contó que hace tiempo encontró el juego que consiste en traducir un poema de Wang Wei y ... Leer Más
Primera traducción del poema (#2)

Primera traducción del poema (#2)

Años después de iniciar mi experimento chino en vivo y por correo privado, subí el juego a mi nueva página ... Leer Más
Un experimento chino  <br> Primera traducción del poema (#1)

Un experimento chino
Primera traducción del poema (#1)

  Respuestas al Primer Movimiento ¡No leas estas respuestas si no has enviado ya tu traducción! ...La primera en contestar ... Leer Más
WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO <h4>Un experimento chino /1</h4>

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un ... Leer Más
Wang Wei en la Casa Encendida

Wang Wei en la Casa Encendida

Hace unos días fui con mi amigo Aitor a la Casa Encendida a un recital dedicado a los Poemas del ... Leer Más
Sobre la fidelidad en "Un experimento chino"

Sobre la fidelidad en “Un experimento chino”

Algún comentario para el texto de Octavio Paz a propósito del poema de Wang Weis y el artículo de Eliot ... Leer Más
Share

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1

Zhuangzi es el nombre de uno de los libros chinos más importantes y conocidos.

Hasta hace poco, lo habitual era llamar a este libro “Chuang Tse” o “Chuang Tzu”. Ahora se prefiere escribir Zhuangzi, siguiendo las normas de transcripción pinyin aprobadas por la República Popular China y que permiten convertir al alfabetro latino los caracteres chinos. A pesar de que se escribe distinto, se pronuncia muy parecido, pues’zh’ en pinyin equivale a ‘ch’ y, por tanto, Zhuang se pronuncia Chuang.

Se considera que el Zhuangzi es el segundo libro taoísta más importante, por detrás sólo del Lao Zi (antes conocido como Lao Tse o Tao te King). Ya se verá, sin embargo, que no está nada clara la relación entre el Zhuangzi y el Laozi, y que incluso se ha llegado a considerar que el Zhuangzi ni siquiera es un libro taoísta. Aunque parezca asombroso, las fuentes o textos originales más antiguos del taoísmo se han descubierto en los últimos años y todavía se están traduciendo algunos. Se esperan grandes sorpresas, que tal vez cambiarán la manera tradicional de entender esos libros.

El Zhuangzi es una delicia inagotable, una maravilla llena de ingenio, sorpresas y humor, que mejora a cada lectura. Los expertos aseguran que el autor que da nombre al libro sólo escribió los siete primeros capítulos de un total de treinta y tres, los llamados capítulos interiores, pero yo creo se pueden encontrar muchas cosas interesantes en los otros capítulos, a menudo subestimados.

 

¿Quién era Zhuang zi?

El título Zhuangzi quiere decir “Maestro Zhuang”. Se supone que el maestro Zhuang fue quien escribió el libro, o al menos los primeros siete capítulos, y por eso se titula con su propio nombre.

En realidad, Zhuang es su apellido, porque el nombre de este personaje era Zhou. En cuanto a “zi” quiere decir “maestro”. Lao Zi significa “maestro Lao”, Kung Zi (Confucio) “maestro Kung”, y Zhuang zi “Maestro Zhuang”. Parece seguro que el maestro Zhuang existió, algo que no se puede afirmar de Lao zi. Se cree que nació en -369 o -365 en Meng, pero los estudiosos ni siquiera están seguros de a qué lugar exacto corresponde Meng. Se cree que murió hacia el año -290.

No sé si este título de maestro lo tuvieron todos estos personajes ya en vida o si es un añadido como el “San” o “Santo” de la iglesia cristiana. Cuando hablo de San Agustín, prefiero llamarlo Agustín de Hipona, puesto que él nunca se llamó San Agustín mientras vivió. No me gustan los títulos honoríficos y tampoco se me ocurriría decir “Sir Bertrand Russell”, aunque Russell recibió ese título cuando todavía vivía. Esta es una de mis pequeñas radicalidades inocentes, que llevo al extremo de no apreciar tampoco el tratamiento de “usted”, tal vez porque leí un ensayo de Voltaire sobre los cuáqueros en el que se explicaba por qué los cuáqueros no trataban de usted ni al rey de Inglaterra.

VOLTAIRE Lettres sur les Anglois Titel-3Según contaba Voltaire, los cuáqueros argumentaban su rechazo al “usted” con este argumento: si los discípulos de Jesucristo se dirigían a su maestro, que era el propio Dios, tratándolo de “tú”, ¿quién es el rey de Inglaterra para merecer un tratamiento más elevado? Todos, en consecuencia, somos hermanos en Cristo y nadie merece un título ni un tratamiento que él no tuvo.

Aunque yo no soy cristiano, el argumento me gustó, porque es cierto que es una delicia leer los evangelios cristianos, o los diálogos de Platón, en los que todo el mundo se trata de tú con naturalidad. El tratamiento de “usted” no me parece una muestra de respeto, sino de temor, de distancia o una herencia de virtudes jerárquicas como la fidelidad (he dedicado un ensayo a refutar que la fidelidad sea una virtud: Elogio de la infidelidad). Ya sé que algunos usan el “usted” con sus amantes, como una pequeña perversión: “abra usted las piernas”, “bájese usted los pantalones”; mientras sea sólo una pequeña perversión no le veo nada de malo, porque me gustan las pequeñas perversiones.

Otro tratamiento respetuoso que no me gusta es el “Don” que a menudo se aplican entre sí los tertulianos de la radio y que, bajo la apariencia de respeto hacia el oponente, suele servir para marcar una distancia infranqueable, y la incapacidad de hablar al interlocutor como quien habla a un amigo o a una persona a la que de verdad respeta. Tras la exagerada cortesía de quienes se tratan así, casi siempre se puede detectar el odio que se profesan unos a otros y la impaciencia con la que afrontan el tener que escuchar sus réplicas.

cuaqueros-shakers_dancing

Cuáqueros bailando (los célebres shakers). Puedes leer lo que cuenta Voltaire acerca de los cuáqueros y el tratamiento de “usted” en la Primera Carta sobre los cuáqueros, de Voltaire.

 

¿Por qué un comentario al Zhuangzi?

El Zhuangzi es inabarcable. Me ha influido mucho, pero pocas veces he escrito extensamente acerca de él, precisamente por lo difícil que es acercarse a una obra tan repleta de cosas interesantes. Lo haré ahora, con pequeños textos que espero me permitan mostrar el Zhuangzi tal como yo lo veo, lo que será también en cierto modo un mostrarme yo mismo, puesto que es uno de esos autores que no sólo mejora al lector, sino que a menudo es creado o re-creador por cada lector. Otro es Shakespeare.

zhuangzi-billeterAcabo de leer un libro de Jean François Billeter en el que propone una lectura diferente a la tradicional del Zhuangzi, con la insólita pretensión de entender lo que dice, cosa a la que, al parecer, renuncian los especialistas. A esa pretensión de Billeter yo añado otra, que él también adopta de vez en cuando: opinar si Zhuang zi tiene razón en las cosas que dice.

Los aficionados a la filosofía casi siempre se muestran muy preocupados acerca de si el filósofo en cuestión dijo esto o lo otro, de si una teoría se debe entender de esta o de aquella manera,  de cuales son las diferencias entre el primer Wittgenstein y el segundo Wittgenstein, pero casi nunca se preguntan si lo que dicen los filósofos es cierto o no, dudoso o no, falso o no, como si eso fuese algo ajeno a la filosofía. Curiosa actitud.

En consecuencia, este será un comentario muy libre al libro chino Zhuangzi.


Traducciones del Zhuangzi


 

zhuiangzi-IñakiZhuangziTrottaConviene leer primero el texto original y sólo después mi comentario. En cada capítulo de esta lectura ofreceré una traducción de los pasajes comentados, pero no siempre elegiré la misma versión. Existen diversas traducciones del Zhuangzi en castellano. Aquí seguiré principalmente las realizadas por Iñaki Ignacio Ydoeta, Carmelo Elorduy o la de Alex Ferrara, así como la traducción de los capítulos interiores (los siete primeros libros) realizada por Pilar González España y Jean Claude Pastor-Ferrer: Los capítulos interiores. Todos estos materiales se referencian en Bibliografía. Si no tienes ninguna traducción del Zhuangzi, puedes encontrar alguna en Internet. Por ejemplo, la de Alex Ferrara, que no es directa del chino, sino que se basa en la traducción inglesa de Burton Watson: en Chuang Tzu. Mi lectura del Zhuangzi es un documento de trabajo, por lo que habrá muchos errores que iré corrigiendo poco a poco. Las comparaciones científicas que a veces establezco no tienen como objetivo dotar al Zhuangzi de rigor científico o demostrar que coincide con las últimas teorías de la física o la biología. Se utilizan tan sólo para hacer los argumentos más fácilmente comprensibles por vía de comparación.


Más información acerca de personajes, lugares y conceptos en Enciclopedia del Zhuangzi


Metáforas

Metáforas

Un aspecto interesante de la cuestión del conocimiento metafórico es la evidente relación entre las metáforas y aquello que decía ...
Leer Más
Modas efímeras

Modas efímeras

Desde al menos los años 60 se produce algo que no había sucedido antes: la recuperación de estilos del pasado ...
Leer Más
Hable como un verdadero experto<br> <h4> Lenguaje de expertos /1 </h4>

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ...
Leer Más
El juego de Goethe

El juego de Goethe

En su Viaje a Italia, Goethe explica un curioso juego, que llama "el juego etimológico" y que atribuye a su amigo ...
Leer Más
trund

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué ...
Leer Más
Nexos

Nexos

Estoy haciendo unos experimentos para sacarle partido a los libros que leo en la Biblioteca. Como leo varios a la ...
Leer Más
NEXOS 20031209

NEXOS 20031209

Nexos es un juego de combinaciones azarozas que inventé para pasar el rato y aprovechar mis lecturas. Lo cuento en ...
Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Signos, semiótica y lenguaje

Aquí puedes ver todas las páginas alojadas en mi sitio web dedicadas al estudio de los signos, la semántica y ...
Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard ...
Leer Más
La paradoja de secleb

La paradoja de secleb

Ana Aranda me ha enviado un correo a propósito de lo que dije acerca de la palabra secleb y de ...
Leer Más
¿Qué es secleb?

¿Qué es secleb?

Está página está dedicada a secleb, una idea que nació en el weblog Mundo flotante. Aquí reuniré todas las entradas ...
Leer Más
Marshall McLuhan <h4>Cómo se inventó el futuro / 4</h4>

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el ...
Leer Más
La boca de Gargantúa

La boca de Gargantúa

McLuhan habla de la boca de Gargantúa como la imprenta que contiene la Edad Media. O quizá lo recuerdo mal ...
Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que ...
Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi ...
Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Secleb y la Biblioteca de Babel

Borges es uno de mis autores favoritos. He leído probablemente todos sus libros, algunos de ellos varias veces y también ...
Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su larguísimo ...
Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Entre las muchas ideas y paradojas del pensador canadiense Marshall McLuhan, una de las más interesantes es la que dice ...
Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan<h4> La cicatriz de Ulises /10 </h4>

Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10

En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas, que trascurre en las calles de Singapur, ...
Leer Más
El medio es y no es el mensaje <h4> Paradoja nº2

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2

Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro ...
Leer Más
Algo más que un mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /1</h4>

Algo más que un mensaje

El modelo de la información de Shannon /1

Claude Shannon propuso un modelo explicativo de la información que se convirtió en legendario, a pesar de su aparente sencillez ...
Leer Más
El ruido es el mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /2</h4>

El ruido es el mensaje

El modelo de la información de Shannon /2

Desde hace bastante tiempo me interesa un aspecto del ruido, que no sé si ha sido tratado por los teóricos ...
Leer Más
Los SWIFTIES de Stephen King <h>CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS </h4>

Los SWIFTIES de Stephen King CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS

Los swifties es un  juego del que habla Stephen King en Mientras escribo, sus memorias . Según parece, el juego ...
Leer Más
Los filoetimólogos

Los filoetimólogos

Con la expresión filoetimólogos me refiero a los filósofos que piensan que las cosas se pueden explicar conociendo el origen ...
Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

"Búsquese en un diccionario manual cualquiera una palabra, mientras más corriente mejor, y se podrá seguir, por ejemplo en la ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Es un juego que aparece mucho en los libros de lingüística, aunque no se plantea como un juego con el ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

En el juego de la ambigüedad, las frases que se proponen son equívocas para el que las lee o las ...
Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué ...
Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Gary Klein, analista premortem

El análisis premortem es una herramienta que no se debe confundir con el premortem que le practicaron al pobre médium Washington ...
Leer Más
"Will it blend?" o cómo triturar el marketing <br> <i>Storytelling y marketing </i>

“Will it blend?” o cómo triturar el marketing
Storytelling y marketing

Una de las más exitosas campañas de marketing que se conocen es la de la firma Blendtec, que fabrica batidoras ...
Leer Más
El obituario de Coca Cola

El obituario de Coca Cola

En otra ocasión he hablado del análisis premortem,  una técnica que se emplea en el desarrollo de proyectos y que consiste ...
Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola ...
Leer Más
El revés y la trama

El revés y la trama

Estamos tan acostumbrados a escuchar aquello de “Traduttore, traditore” cada vez que se habla de la traducción, que se ha ...
Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

El regreso de Ulises y la traducción

Hace más de diez años, una de las primeras páginas que subí a la red se llamaba Utanapishti. Era un extraño ...
Leer Más
<i>El rey Lear </i> en tres dimensiones

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey ...
Leer Más
CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico  <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /1 </h4>

CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1

Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores ...
Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /2 </h4>

Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2

En su libro El enigma del laberinto, Margalit Fox cuenta el desciframiento del lineal B,  un misterioso lenguaje encontrado en ...
Leer Más
Expertos y marxistas<br> <h4>Lenguaje de expertos /2</h4>

Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2

Sin duda, usted, al ver la lista de palabras recomendadas en Hable como un verdadero experto, se habrá dado cuenta ...
Leer Más
Hablar, escribir... ¿bitear? <h4> Charlas en el templo masónico

Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico

Entrevista con Markus Edjical y Odilius Vlak para Zothique, the Last Continent.  Aunque puedes escuchar la entrevista al final de ...
Leer Más
Los navajos vencen a los japoneses <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes 3</h4>

Los navajos vencen a los japoneses

Cómo descifrar códigos y lenguajes 3

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además ...
Leer Más
Audiovisual extensions<h4>Understanding new audiovisual media 2</h4>

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also ...
Leer Más
Cinema and other media<h4>Understanding new audiovisual media 3</h4>

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer ...
Leer Más
El cine y los otros medios<h4>Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3</h4>

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se ...
Leer Más
El libre fluir del lenguaje

El libre fluir del lenguaje

En el artículo de "La línea de sombra", Patria, me referí a la supuesta grandeza de algunos personajes históricos que, más ...
Leer Más
Autores virtuosistas

Autores virtuosistas

Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios ...
Leer Más
Félix Guattari <br>|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari solía escribir con Deleuze, pero este texto le pertenece sólo a él: "Aquí se observa perfectamente que no ...
Leer Más
Chomsky recupera lo innato <h4> || LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1 </h4>

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1

Se puede pensar, y por lo tanto se ha pensado, que existen en ideas innatas, que no son adquiridas mediante ...
Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón <h4> La gramática innata de Chomsky /2 </h4>

De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2

 Al contrario que los innatismos religiosos, como el pecado original de los cristianos, judíos y musulmanes, o la idea del ...
Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa? <h4> || La gramática innata de Chomsky /3 </h4>

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, ...
Leer Más
Una <i>tablet</i> sin estrenar<h4> || La gramática innata de Chomsky /4 </h4>

Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4

A pesar de que los partidarios de la gramática innata de Chomsky dibujaron una caricatura de sus rivales, como creyentes ...
Leer Más
Pretaporter y consumo feroz

Pretaporter y consumo feroz

Es cierto que gracias a la globalización disponemos de ropa y zapatos baratos, siempre que sepamos comprarlos fuera de temporada ...
Leer Más

Share

CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

 

Cuando hace bastantes años me disponía a iniciar una sucesión de viajes que finalmente me llevaría a Perú, decidí escribir algo en todos los lugares por los que pasara: trenes, autobuses, salas de espera… El resultado fue un cuaderno de viaje que llamé Escrito en el cielo y en ningún lugar.

Escribir en salas de espera, aeropuertos, autobuses, trenes, cafeterías de paso, es uno de los secretos para vivir más tiempo: porque no se considera tiempo perdido el tiempo de espera, sino tiempo de vida plenamente vivida.

En este viaje no tengo la intención de escribir en todos los lugares por los que pase, pero sí quiero dejar un breve testimonio en este tren lanzadera sin conductor, en el que nunca antes había escrito, que me lleva ahora al Satélite de la Terminal 4.

Share

HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

La historiografía china tradicional tenía la costumbre de considerar que lo único que importaba era la sucesión de las diversas dinastías que gobernaron sobre todo el territorio considerado chino. Sin embargo, muchos de los acontecimientos más importantes de China tuvieron lugar en los períodos de desunión y también antes de la creación de China, en las tres primeras épocas o dinastías, Xia, Sahng y Zhou.

Primeras dinastías: Xia, Shang, Zhou

 Las primeras dinastías no gobernaron todo el territorio de China, que entonces no existía como tal, pero los chinos los consideran sus antepasados

1523-1027 AC

SHANG

1027-771 AC

Zhou del Oeste
(occidentales)

Las dos primeras dinástías chinas son la Shang y la Zhou. Existe otra anterior, la Xia, pero es, por el momento, sólo legendaria, aunque empiezan a aparecer indicios de su existencia. De todos modos, como ya he dicho, la época Shang y Zhou Occidental no pueden identificarse sin más con lo que luego sería China

Territorio ocupado por la dinastía Shang.
Tomado de The Art of Asia

La dinastía Shang es conocida por sus bronces y por los caparazones de tortuga grabados con signos, que parecen ser el origen de lo que sería la lengua china.

chinashangmascaras

Inquietantes cabezas de bronce de la época Shang. Tomado de National Geographic

Hasta el siglo XX se consideraba que la dinastía Shang no había existido. Su descubrimiento se debió precisamente a aquellos fósiles de tortuga, que los campesinos trituraban para hacer medicinas. Resultó que un médico los vio y pensó que aquellos signos podían significar algo. Uno se estremece pensando las toneladas de huesos que debieron triturar los campesinos en los últimos 2000 años (ese ha sido el destino de miles de libros y estatuas de todas las civilizaciones, consumidas como combustible para el fuego o metal para fabricar armas). A pesar de todo, se han encontrado muchísimas inscripciones Shang, algunas recientemente.

Vasija Shang en el Museo Nacional de Pekín

La época Zhou

Territorio de la dinastía Zhou
Tomado de The Art of asia

Se supone, aunque sobre eso hay también mucha discusión últimamente, que los Zhou (pronunciado Chou) vencieron a los Shang y crearon su propia dinastía. La época Zhou se divide en dos períodos: los Zhou ocidentales y los Zhou orientales, que les sucedieron.

Primer período de desunión

Nos encontramos con el primer período de desunión tras la caída de los Zhou occidentales, hacia el año -770, y el establecimiento de los Zhou orientales. En realidad, los Zhou orientales no controlaban el territorio y todo el mundo era consciente de que su época ya había pasado, incluido el propio Confucio, que luchó toda su vida por conservar y recuperar la cultura Zhou.

La época de los Zhou orientales fue, en consecuencia, más bien una época de desunión y, por ello, es más adecuado referirse a ella por los dos períodos en que suele dividirse.

Zhou del Este (orientales)
770-221 AC

770/-476   Período de Primaveras y Otoños

-475/-221  Período de los Reinos Combatientes

reinoscombatientes chinareinoscombatientes

reinos-combatientes

Fue durante estas dos épocas de desunión cuando surgieron decenas de filosofías (“las Cien Escuelas”), y entre ellas las que más han influido en la historia de China: el confucianismo y el taoísmo, pero también el legismo, que está en el origen de la terrible unificación de China bajo el reino de Qin (pronunciado “Chin”), o el moísmo de Mo Di (Mo Ti), que tuvo bastante éxito en su momento, pero que no llegó a consolidarse.

Unificación de China

-221/-207      Qin (pronunciado Ch’in)

El primer emperador de China, rey del reino de Qin (Chin) que venció a los reinos rivales

 

A la furia destructiva del primer emperador de China, Shi Huandi ( 始皇帝), debemos la pérdida de centenares de libros y de escuelas filosóficas tan interesantes como la Ming Chia (la Escuela de los nombres). De las cien escuelas apenas quedaron fragmentos.

En la película Hero, de Zhang Yimou, película estrenada hace no mucho, se cuenta su historia desde una perspectiva ligeramente favorable.

La época Han

Tras el emperador que unificó China, vino la época más reverenciada de la historia china, la Han, en la que se intentaron recuperar algunos de los libros perdidos, pero limitándose fundamentalmente a textos confucianos y taoístas.

Dinastía Han

206 AC.-. 9

Han del Oeste

9-24

Hsin (interregno de Wang Mang)

25-220

Han del Este

 

Primer período de desunión

El primer período de desunión propiamente dicho de China va desde el final de la dinastía Han (220) hasta la reunificación de China bajo los Sui. En este período se produjo la llegada del budismo, tercera gran corriente del pensamiento chino, que, curiosamente, desapareció de India pero creció en China y en Japón: el zen, hoy tan de moda, es una derivación del budismo indio dhyana pasado por el tamiz del Ch’an chino.

Período de desunión (época de Los Tres Reinos)

220-280

Los Tres Reinos

220-265 — Wei

221-263 – Shu

229-280 – Wu

Este período de desunión fue larguísimo. La primer época es la de Tres Reinos, durante la que vivieron los Siete sabios del bosquecillo de bambú, a los que estoy dedicando una investigación, que puedes leer con el enlace.

Continuará…


Todas las entradas de China en: CHINA

XIA, SHANG, ZHOU Y REINOS COMBATIENTES

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1


Leer Más
El pájaro Peng
Lectura del Zhuangzi /2

Leer Más
Otros mundos
Lectura del Zhuangzi /2b

Leer Más
Zhuang visita la caverna de Platón
Lectura del Zhuangzi /2c

Leer Más
Xu You y el gobierno del mundo
Lectura del Zhuang Zi /3

Leer Más
Los disparates de Jieyu
Lectura del Zhuangzi /4

Leer Más
La calabaza de Huizi
Lectura del Zhuangzi /5

Leer Más
La música del cielo

Lectura del Zhuangzi /6


Leer Más
La gran sabiduría y la pequeña
[Lectura del Zhuangzi /7]

Leer Más
El origen de todas las cosas
Lectura del Zhuangzi /8

Leer Más
Nos cortamos con el filo de las cosas
Lectura del Zhuangzi /9

Leer Más
El maestro de todos
Lectura del Zhuangzi /10

Leer Más
Palabras en el viento

Lectura del Zhuangzi /11


Leer Más
Los soplos de la voz

Lectura del Zhuangzi /12


Leer Más
Viajes al Otro Mundo

Lectura del Zhuangzi /13


Leer Más
Enciclopedia del Zhuangzi
Lectura del Zhuangzi

Leer Más
Voltaire: Primera carta sobre los cuáqueros

Leer Más
Bibliografía

Leer Más
Platón: el mito de la caverna

Leer Más
Otros mundos: Uexkhull y el Zhuang Zi

Leer Más

 

Share

LA ÉPOCA TANG

La época Tang es una de las más interesantes de la historia de China y es un buen ejemplo de la falsedad del tópico que habla de China como de un Imperio encerrado en sí mismo, sin relación con el exterior. O como si se tratatara de un gigante que se mantiene inmutable a través de las generaciones, como sostenían Hegel y su discípulo Marx, tan mal informado como su maestro.

Hay momentos en los que la historia de China es mucho más dinámica y movida que la de Europa, por ejemplo si comparamos la China de la época Tang con largos períodos de la Edad media Europea o de la historia de España.

[bctt tweet=”Hay momentos en los que la historia de China es mucho más dinámica y activa que la de Europa” username=”danieltubau”] La época Tang es considerada una de las más brillantes en lo que se refiere a la poesía, lo que quizá se deba al hecho de que los exámenes para convertirse en funcionario exigían un gran dominio del arte poético. Uno de mis poetas favoritos vivió en la época Tang: Po Chu I, también llamado Bai Juyi, pero hay otros que suelen ser más elogiados, quizá con razón: Wang Wei, Du Fu o Li Po (Li Bai). En español ya se han publicado varias antologías de poesía de la época Tang y siguen apareciendo más y más, lo que es una demostración de que, aunque tarde, el mundo hispano está recuperando el tiempo perdido.

Hice esta página dedicada a la época Tang en 1999.

Precedentes de los Tang: la dinastía SUI

Emperador Wen, de los Sui

tang

Territorio dominado por la dinastía SUI

La dinastía Tang está considerada como una de las más brillantes de la historia china, comparable a la Han. Sucede a la breve dinastía Sui (581-618), que había puesto fin al período llamado Edad Media china.

Los dos emperadores Sui fueron:

  Wen (Yang Jian)  (581-604)

  Yang (604-617).

Se atribuyen a Yang crueldades sin límite, aunque eso es algo habitual en la historiografía china: el último emperador de las dinastías siempre era desastroso en todos los sentidos, porque así se justificaba el cambio de dinastía, que había perdido el mandato del Cielo y debía ser reemplazada por una nueva dinastía.

Los Sui, además de unificar muchos territorios que habían permanecido en conflicto desde la caída de los Han y establecer la nueva capital en Changán, iniciaron la construcción del Gran Canal y construyeron grandes graneros cerca de Changán y de Luoyang (la otra capital).

 

Características fundamentales de la dinastía Tang

Los Tang mantuvieron la capital en Chang’an y extendieron el territorio más allá de las fronteras Han. Se fortalecieron los contactos con la India y el budismo se consolidó y  se convirtió en una de las principales características chinas, ya para siempre, junto al confucionismo y el taoísmo.

También se inventó la imprenta por bloques con lo que los escritos se extendieron entre muchas más personas. Los exámenes u oposiciones se extendieron por todo el país.

Dos damas Tang juegan con un perrito. Su peinado y las cejas negras superpuestas a las reales muestran la gran influencia que esta dinastía china tuvo en Japón

Aunque consiguieron que los árabes no se hicieran con el imperio, los Tang fueron derrotados en 751 en Talas (Asia Central) y ello, unido a crisis económicas y todo tipo de rebeliones, hicieron posible que una invasión de gentes del norte acabara con la dinastía en el año 907, produciéndose una nueva fragmentación en cinco dinastías del norte y diez reinos en el sur.

China-Tang

  Circunscripciones chinas de los Tang en 742 y las “provincias” de 822

Las circunscripciones (Dao) chinas de los primeros Tang carecían de contenido estructural administrativo. No eran más que zonas para la inspección de los comisarios, que supervisaban tan sólo la administración de las prefecturas. Tras la rebelión de An Lushan en 755, el Imperio se dividió en aproximadamente 40 departamentos, regidos por gobernadores militares, muchos de los cuales eran de hecho independientes. Esto provocó una tremenda fragmentación del imperio. La corte intentó restaurar el centralismo con cierto éxito hacia el 820. Pero tras la insurrección de Huang Chao (874-884) el colapso de al autoridad central en las provincias fue total

 

Changán, la capital

changan

Changán en las épocas Sui y Tang

 

changan

Plano de un palacio de Changán, procedente del Chang’anzhi (Memoria sobre Changán) de Song Minqiu (1019-1079)

Cronología y Emperadores

Hace años yo mismo confeccioné una tabla cronológica de los emperadores Tang con mucho esfuerzo, pero no logré completarla. Ahora ya se puede encontrar una tabla completa en la Wikipedia: List of Emperors of Tang Dinasty.


[Escrito en 1999, publicado en 2004]

CHINA EN LA ÉPOCA TANG

China, ¿un pueblo sin mitología? <h4>||Orígenes mitológicos de China /1 </h4>

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece ... Leer Más
CHINA

CHINA

A continuación, puedes ver todas las entradas y artículos que tienen relación con China, su historia, su filosofía y su ... Leer Más
Los placeres de la soledad en Bai Juyi

Los placeres de la soledad en Bai Juyi

En el año 832, el poeta chino Bai Juyi (Po' Chui) reparó una parte desocupada del monasterio Hsiang-shan, en Lung-mên ... Leer Más
Antonio Salmerón y Wang Wei

Antonio Salmerón y Wang Wei

Antonio Salmerón me contó que hace tiempo encontró el juego que consiste en traducir un poema de Wang Wei y ... Leer Más
CUENTOS CHINOS: <i>El gobernador del Sur </i>, de Li Gongzuo

CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en ... Leer Más
Xue T’ao, poeta y cortesana

Xue T’ao, poeta y cortesana

Xue T’ao (768-831) fue una cortesana y poeta de la época Tang. Provenía de una buena familia de la capital, ... Leer Más
Gaozu y la familia Li, el origen de la dinastía Tang

Gaozu y la familia Li, el origen de la dinastía Tang

La dinastía anterior a la Tang era la Sui, que había logrado reunificar China después de varios siglos de desunión ... Leer Más
CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

En agosto de 2005 pasé unos días en Beijing con Ana Aranda. Beijing es la capital de China, es decir, ... Leer Más
LOS SIETE SABIOS CHINOS /1 <h4>Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1 </h4>

LOS SIETE SABIOS CHINOS /1

Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1

En la época de los Tres Reinos (220 a 280), además de la llegada del budismo, hubo movimientos intelectuales muy ... Leer Más
WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO <h4>Un experimento chino /1</h4>

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un ... Leer Más
¿Qué es el <i>Zhuangzi</i>? <h4>UNA LECTURA DEL <i>ZHUANGZI /1</i>

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1

Zhuangzi es el nombre de uno de los libros chinos más importantes y conocidos. Hasta hace poco, lo habitual era ... Leer Más
CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

  Cuando hace bastantes años me disponía a iniciar una sucesión de viajes que finalmente me llevaría a Perú, decidí ... Leer Más
HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

La historiografía china tradicional tenía la costumbre de considerar que lo único que importaba era la sucesión de las diversas ... Leer Más
LA ÉPOCA TANG

LA ÉPOCA TANG

La época Tang es una de las más interesantes de la historia de China y es un buen ejemplo de ... Leer Más
El emperador taoísta

El emperador taoísta

Se habla de un emperador llamado Li Lung-chi (a.k.a. Hsuan Tsung) que reinó 44 años y fue taoísta. Intentó crear ... Leer Más
La persona tras la máscara<h4> ESCRITO EN EL CIELO ~1</h4><h4> Ensayo sobre las máscaras /1</h4>

La persona tras la máscara

ESCRITO EN EL CIELO ~1

Ensayo sobre las máscaras /1

 Avión volando entre Madrid y Barcelona Lunes 1 de diciembre de 1997 Original del primer “Escrito en el cielo” En ... Leer Más

Share