Henri Salvador en Barcelona

El día 20 de julio [de 2004] fui con mi hermana y mi padre a ver a Henri Salvador en Barcelona. Salvador es un cantante famoso en Francia desde hace más de 60 años, quizá más de 70, puesto que debutó en 1933. ¿Cuántos años tiene? Noventa.

La longevidad es una de esas cualidades o características de los artistas que pensamos que es propia de nuestra época, pero tal vez sea una de esas cosas que siempre han existido (de eso hablo en Cosas que siempre han existido). Me parece recordar, pero tal vez me equivoco, que Sara Bernhard, la más célebre actriz francesa del siglo XIX también actuó hasta una edad muy avanzada.

Henri Salvador durante su actuación en el Teatre Grec de Barcelona en 2004 (la h de Henri no se pronuncia en francés.: “Enrí”)

Es razonable, al ir a ver a un artista de 90 años, que se dude de si no vamos a asistir a un concierto un poco triste o que acabe por provocar en nosotros un tipo de emoción muy semejante a la compasión. Hace unos años fui al último concierto de Chavela Vargas en Madrid (desde entonces, Chavela ha dado diez o doce “últimos conciertos” más), que no me pareció triste ni me movió a compasión, al menos no a causa de que Chavela tuviera 80 o más años (como es obvio, muchas de sus canciones son tristes).

Uno de mis conciertos favoritos, que no pude ver, pero que escucho a menudo, es el que dio Charles Trenet con 87 años. También recuerdo lo emocionante que fue escuchar Strangers in the night en una emisora de radio que trasmitía el último concierto que dio Frank Sinatra en Madrid. Aquel concierto no se llenó debido a que la prensa extendió la idea de que Sinatra ya apenas tenía voz (yo me lo creí, y después me arrepentí). Ante la falta de público, en el último momento los organizadores autorizaron a una emisora a emitirlo en directo para recuperar algo de la inversión. El concierto fue impresionante, escuchado desde mi radio, y es el que más lamento no haber visto en vivo (en vez de quedarme en casa llorando a solas).

En fin, para terminar con los ejemplos, hace poco fui al “último” que dieron los Rolling en Madrid (a mis amigos Helen y Oliver les sorprende que en España digamos los Rolling, puesto que en Gran Bretaña y EE UU dicen “los Stones”). Este concierto de los Stones con 60 años fue casi tan bueno como el de 1982 y, por parte de Mick Jagger, ni siquiera se notó que hubieran pasado 22 años (ni 40 desde sus inicios). Tampoco sería malo que se hubiera notado, por cierto. No fue tan emocionante como el del 82 porque en el del 82 cayó sobre el estadio una tormenta impresionante.

El propio Henri Salvador bromeó a lo largo de su concierto acerca de lo que le dijo su agente cuando le propuso hacer una gira con 90 años. Lo contó con muchísimo ingenio y humor, porque Salvador es un artista de esos que antes se llamaban “One Man Show”, que no se limitan a cantar, sino que también cuentan anécdotas personales, chistes o bromas. Como Frank Sinatra.

Salvador incluso puso en escena un sketch divertidísimo en el último bis, interpretando a un actor que anuncia un whisky o una ginebra. Se trataba de uno de esos hombres o mujeres anuncio que en los inicios de la televisión aparecían  en las pausas publicitarias, y que se quedaban en la emisora todo el día, esperando el momento en que les tocase intervenir de nuevo. El personaje de Henri Salvador anunciaba una ginebra, así que cada vez que volvía a entrar en antena se tomaba un vaso y, claro, al final del día acababa completamente borracho. La interpretación de Salvador tambaleándose (a propósito) y farfullando un inglés ininteligible (también a propósito) fue fabulosa.

Sin embargo, un amigo con quien nos encontramos tras el concierto, y también un crítico en una reseña de prensa, dijeron que “todo estaba muy ensayado”.

¡Por supuesto! Lo que no entiendo es que lo dijeran como si eso fuera algo malo. No conozco a nadie capaz de hacer un sketch como ese sin tenerlo perfectamente ensayado. Interpretar un sketch sin ensayar es condenarse uno mismo al ridículo, a la torpeza y a un resultado desastroso. Aunque soy un firme partidario de la imperfección (como pronto argumentaré en este diario eléctrico), la imperfección no significa necesariamente improvisación. De hecho, a menudo la buena improvisación surge cuando te sientes seguro en las líneas básicas de un número.

Naturalmente, los cómicos y actores saben que hay cosas que se pasan de cocidas, de ensayadas, y que empiezan a resultar frías e insípidas, sin fuerza. A mí, como director, no me gusta repetir más de dos veces un número cómico en el que intervienen comediantes (con los actores el asunto cambia un poco). Si se repite varias veces un gag, conviene cambiar algo, y lo habitual es que el propio cómico lo cambie sobre la marcha para recuperar frescura, sorprendiendo a sus compañeros. Pero el número de Salvador nos divirtió a todos (o a casi todos) y estaba en su punto preciso de cocción.

Precisamente lo mejor de los comediantes es cómo improvisan y cómo encuentran durante su actuación cosas que no estaban en el guión, pero un cómico dejado a su suerte también está perdido. Es casi seguro que Salvador improvisó donde menos sospecha el público que pudiera hacerlo. Incluso el gran Jango Edwards, rey de la improvisación, ensaya las líneas maestras de su actuación, elige que tres o cuatro números hará y repite números que ha hecho tantas veces que quizá no necesita siquiera repasarlos… Y después se mueve libremente e improvisa. Cuando vi a Jango Edwards en Barcelona el año pasado, el primer día la cosa no salió redonda porque tuvo que improvisar la traducción al catalán de su número (además de al castellano). El segundo día prescindió del catalán y el tercero lo incorporó de nuevo, pero mejor ensayado y bien unido al número (cuento los dos primeros días y el escándalo en Jango Edwards en Barcelona).

Además de todo lo anterior, lo más importante de la actuación de Henri Salvador fueron sus maravillosas canciones, algunas de sus dos últimos discos y otras antiguas (yo estaba deseando que cantara mi favorita, C’était toute mon enfance, pero no la cantó). Todas fueron una delicia: Siracusse, Une chanson douce, Jardin d’hiver, Chambre avec vue… También contó anécdotas de su amistad con Boris Vian, de cómo compusieron juntos una canción apresurada dedicada a una chica, y una canción curiosa en la que se menciona a Dalí y a Barcelona.


2020: otro ejemplo de longevidad artística es Julieta Serrano, con su magnífica interpretación en Dolor y gloria, de Almodóvar, ganadora a la mejor actriz de reparto en los últimos Goya. La vi hace no mucho en la presentación de mi libro Maldita Helena y hablé con ella hace unos días, en este aislamiento del coronavirus: su vitalidad y lucidez se mantienen en plena forma ahora que tiene casi la misma edad que Henri Salvador en aquel concierto.

He buscado mi canción favorita de Henri Salvador, C’était toute mon enfance. No ha sido fácil. Está en un álbum inencontrable de canciones para niños (Pinocchio). Pero en un programa de radio francés he conseguido por fin escucharla. Aquí la puedes escuchar tú.


Sweet Molly Malone

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Henri Salvador en Barcelona

Leer Más

Casanova y los vividores

He escrito en El placer y la salud que Casanova es uno de mis pensadores favoritos. Tal vez habría sido preferible escribir, en vez de pensador, “vividor”, siempre y cuando se entendiese vividor como aquél que sabe vivir, que sabe utilizar bien la vida. Sin embargo, vividor suele emplearse de una manera más restringida para aquellos o aquellas que pasan por la vida como quien pasa por una fiesta; una fuiesta que suele tener, además, las características de una orgía.

Muchos vividores en este último sentido son un desastre en cuanto a saber vivir, del mismo modo que hay vividores en el primer sentido que viven una vida tranquila, moderada y muy alejada de las aventuras de Casanova. Así que, como se trata de un término confuso, he preferido no emplearlo y reservar la confusión para esta entrada que ahora lees.

Me parece, en definitiva, que dada las connotaciones del término “vividor” no existe ninguna palabra adecuada para definir a esa persona que sabe vivir la vida, sea cuál sea la manera en que la vive, agitada o moderada, de modo expansivo o introvertido. La más aproximada es “sabio”. Casanova era un vividor en los dos sentidos o, si se prefiere, un sabio.

Pero, quizá tú, lector, me dirás (y si no lo dices tú, ya lo digo yo): “No es tan fácil definir qué es saber vivir la vida”. Y yo te respondo: “No se puede definir, pero mi opinión es la misma que la de Casanova: si alguien al que no le falta salud ni le está sucediendo una notable desgracia no consigue disfrutar de la vida casi a cada instante, entonces podrá ser inteligente, listo, o cualquier otra cosa, pero no será un verdadero sabio”.

No es que haya que ser un sabio, por supuesto, se trata sólo de palabras de referencia que hay que tomar cum grano salis (no como un dogma), pero ser un amargado sin motivo o un cenizo o un triste, es una de las cosas más tontas que se puede ser.

¿Te parece que soy demasiado intolerante? Quizá, pero ten en cuenta que es sólo una opinión, no intento dar lecciones ni establecer dogmas de fe. Una mejor manera de mostrar todo esto quizá sea el clásico “Sabio”, que me habría gustado ofrecer en la versión de Gato Pérez, pero que aquí está interpretada por el no menos grande Héctor Lavoe.

********

[Publicado el 1 de marzo de 2005 en Intruso]

********

Sweet Molly Malone

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Henri Salvador en Barcelona

Leer Más

GIACOMO CASANOVA

Error: puede que no exista la vista de b63abe0a76

Elvis herido

El día que murió Elvis, un 16 de agosto de 1977, yo estaba con mi padre en un pueblo de la costa. Tal vez estaba también mi hermana y Ana, una amiga de mi padre, pero los recuerdos de fechas próximas a veces se mezclan de tal modo que es imposible asegurar que no nos estamos inventando parte de la historia. Recuerdo la fecha por dos razones: la primera porque el día siguiente cumplía años mi padre. La segunda, porque me gustaba muchísimo Elvis.

Su muerte me entristeció e incluso es posible que llegase a llorar, tal vez lloré discretamente en la ducha, o eso creo recordar. Como era un lugar lleno de turistas, compré todos los periódicos en todos los idiomas y recorté todos los artículos que hablaban de Elvis.

Junté cientos de páginas en esos días y en los siguientes meses, que guardé durante años en grandes cajas de revelado fotográfico color naranja. Creo que en un traslado nocturno, debido a las prisas para escaparnos de la casera a la que debíamos dinero, las olvidé.

elvispresley1956 El primer LP de Elvis Presley

clash

 1979 London Calling de The Clash

Aunque hoy, 25 de septiembre de 2005, no se celebra nada relacionado con Elvis, he puesto una canción suya en mi caja de música, que puedes escuchar al final de esta entrada.

Es una canción de las menos conocidas en España, Hurt (Herido), que se sale un poco de sus estilos más habituales (rock’n’roll, rockabilly, country, rock, pop moderado, crooner, baladista) y tiene unos toques de soul y un ritmo casi de vals. Es una pena que Elvis no hiciera demasiadas incursiones en este género.

Pongo aquí la letra, aunque tampoco se puede decir que sea gran cosa. En el rock y el pop anglosajón muchas canciones famosas no tienen letras especialmente buenas y si se grabaran con letras alternativas mejorarían muchísimo.

HURT
(Crane y Jacobs)

I’m so hurt to think that you lied to me.
I’m hurt way down deep inside of me.
You said our love was true,
And we’ll never, never part.
Now you’ve got someone new,
And it breaks my heart.

I’m hurt, much more than you’ll ever know.
Yes darling, I’m so hurt,
Because I still love you so.
Even though you hurt me
Like nobody else could ever do,
I would never hurt, hurt you.

¿He dicho alguna vez que me gusta mucho el vals aplicado a la música moderna? Ya hablaré de ello en otra ocasión.


 

La caja y el dibujo fueron creados por Aitor Méndez.

Edie, Moe y Nico

edie2

Edie Sedgwick en dos canciones, la primera, Femme Fatale, la compuso Lou Reed  por encargo de Andy Warhol para su musa Edie. La canta Nico con la Velvet Underground.

Edie y Andy

Andy y Edie

La segunda es After hours, también compuesta por Lou Reed, en 1969, y cantada por la baterista Maureen (“Moe”) Tucker, porque Lou Reed creía que la canción era demasiado pura e inocente para interpretarla él mismo.

En las dos canciones, imágenes de Edie Sedgwick.

Edie Sedgwick y Allen Ginsberg

Edie Sedgwick y Allen Ginsberg

LETRAS DE LAS CANCIONES

Femme Fatale
Here she comes, you better watch your step
She’s going to break your heart in two, it’s true
It’s not hard to realize
Just look into her false colored eyes
She builds you up to just put you down, what a clown’Cause everybody knows (She’s a femme fatale)
The things she does to please (She’s a femme fatale)
She’s just a little tease (She’s a femme fatale)
See the way she walks
Hear the way she talksYou’re written in her book
You’re number 37, have a look
She’s going to smile to make you frown, what a clown
Little boy, she’s from the street
Before you start, you’re already beat
She’s gonna play you for a fool, yes it’s true’Cause everybody knows (She’s a femme fatale)
The things she does to please (She’s a femme fatale)
She’s just a little tease (She’s a femme fatale)
See the way she walks
Hear the way she talks

Mujer Fatal

Aquí viene ella, es mejor que cuides tus pasos
Ella va a romper tu corazón en dos, es cierto
No es difícil darse cuenta de ello.
Basta con mirar sus ojos de color falso
Ella te construye solo para echarte abajo, como un payaso

“Todo el mundo conoce la causa (Ella es una mujer fatal)
Las cosas que hace a favor (Ella es una mujer fatal)
No es más que una tomadura de pelo (Ella es una mujer fatal)
Mira la forma en que camina
Escucha su modo de hablar

Estas escrito en su libro
Eres el número 37, hecha una mirada
Ella te va a sonreír para hacerte gesticular, como un payaso
Pequeño niño, ella es de la calle
Antes de empezar, ya estas listo
Ella va a tomarte por un tonto, sí, es verdad

“Todo el mundo conoce la causa (Ella es una mujer fatal)
Las cosas que hace a favor (Ella es una mujer fatal)
No es más que una tomadura de pelo (Ella es una mujer fatal)
Mira la forma en que camina
Escucha su modo de hablar

(Traducción de songstraducidas)

edie

After hours

one, two, three…
If you close the door
the night could last for ever
leave the sunshine out and say ‘hello’ to never
all the peolple are dancing and they’re having such fun
I wish it could happen to me
but if you close the door
I’ll never have to see the day again
if you close the door
the night could last for ever
leave the wineglass out
and drink a toast to never
Oh! someday I know someone will look into my eyes
and say ‘hello’
you are my very special one
but if you close the door
I’ll never have to see the day again
Dark cloudy bars
Shiny Cadillac cars
and the people are in subways and trains
looking grey under rain as they stand disarrayed
all the people look WELL in the dark
and if you close the door
the night could last for ever
leave the sunshine out and say ‘hello’ to never
all the peolple are dancing and they’re having such fun
I wish it could happen to me
’cause if you close the door
I’ll never have to see the day again
I’ll never have to see the day again
once more
I’ll never have to see the day again

 Fuera de horas

uno, dos, tres…

Si cierras la puerta
la noche podría durar para siempre
Deja el sol fuera
y di hola a “nunca”

Todos están bailando
y se están divirtiendo tanto
quisiera que eso me pasara a mí

Pero si cierras la puerta
nunca tendría que ver el día de nuevo

Si cierras la puerta
la noche podría durar para siempre

Deja la copa de vino fuera
y haz un brindis por nunca

Oh! algún día conoceré
a alguien que mirará en mis ojos
Y dirá “Hola,
tú eres la más especial para mí”

Pero si cierras la puerta
nunca más tendría que ver el día otra vez

Bares oscuros de fiestas, Cadillacs brillantes
y la gente en el metro y los trenes
mirando el gris en la lluvia, como indispuestos
oh, pero la gente ve bien en la oscuridad

Si cierras la puerta
la noche podría durar para siempre
Deja el sol fuera
y di hola a “nunca”

Todos están bailando
y se están divirtiendo tanto
quisiera que eso me pasara a mí

Porque si cierras la puerta
nunca tendría que ver el día de nuevo
nunca tendría que ver el día de nuevo
una vez más
nunca tendría que ver el día de nuevo

(traducción de songtraducidas, con algunos cambios)

********

LA DISCOTECA MORTAL

Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más
Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más

Sweet Molly Malone

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Henri Salvador en Barcelona

Leer Más

[La caja y el dibujo fueron creados por Aitor Méndez.]

**********

LA DISCOTECA MORTAL

Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más

LA DISCOTECA INFIEL

Champagne, de Peppino Di Capri

Leer Más
Anche se, de Gino Paoli

Leer Más
Pénélope (Brassens) por Barbara

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Una carezza in un pugno, de Adriano Celentano

Leer Más

La caja de música

Aquí puedes ver todas las entradas que contienen canciones o música, publicadas en mis páginas y blogs. Algunas están alojadas en La Discoteca Mortal, otras en La Discoteca Infiel y el resto en la Caja de Música.

LA CAJA DE MÚSICA
LA DISCOTECA MORTAL
LA DISCOTECA INFIEL

Error: puede que no exista la vista de 3aea54332d

La caja y el dibujo son de Aitor Méndez.

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola+De+Nieve++002

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que del cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola de nieve, apodo que al parecer le aplicó Rita Montaner, pero que a él no le gustaba, al menos al principio. Sin duda  era preferible a otros apodos con los que se habían burlado de él antes, como Bola de Fango o Bola de trapo.

La canción fue compuesta por los hermanos Expósito, que ya estaban predestinados desde el bautizo a ser grandes artistas, pues sus padres, ambos anarquistas, escogieron para ellos los nombres del mayor poeta griego y el más excelso entre los latinos. Virgilio Expósito compuso la música y su hermano Homero la letra. Era un tango, porque ellos solían componer tangos, como el magnífico “Naranjo en flor”, pero Ignacio Villa lo convirtió en bolero cubano.

Véte de mí

Tú,
que llenas todo de alegría y juventud,
y ves fantasmas en la noche de trasluz,
y oyes el canto perfumado del azul,
vete de mí.
No te detengas a mirar
las ramas muertas del rosal,
que se marchitan sin dar flor,
mira el paisaje del amor
que es la razón para soñar y amar…

Yo,
que ya he luchado contra toda la maldad,
tengo las manos tan deshechas de apretar,
que ni te puedo sujetar,
vete de mí.

Seré en tu vida lo mejor,
de la neblina del ayer,
cuando me llegues a olvidar,
como es mejor el verso aquel
que no podemos recordar.

homeroexposito

Podemos considerar al letrista Homero Expósito el creador de esa doble sinécdoque del verso: “y oyes el canto perfumado del azul”.

¿Por qué digo que es una doble sinécdoque?

La sinécdoque es la figura literaria que consiste en tomar el todo por la parte o la parte por el todo, como decir “vela” para referirse a un barco, o “Francia ganó el mundial” aunque en realidad  en realidad lo ganaron once o catorce jugadores que salieron al campo. En China se usa la expresión montaña-agua como sinécdoque de paisaje, .

bola de nieveLa primera sinécdoque de Vete de mí consiste en emplear la palabra “azul” para referirse al cielo. Se trata de un recurso clásico que se encuentra en todas las culturas. El ejemplo más temprano que conozco, y creo que sería difícil encontrar alguno anterior, fue escrito en caracteres cuneiformes en algún lugar de Mesopotamia hacia el año mil antes de nuestra era. Esa sinécdoque temprana aparece en el prólogo a un extraño torneo entre dos insectos, cuando el autor recuerda cómo fue creado el universo y dice:

“Cuando los grandes dioses, reunidos en su Consejo,
habían creado [el Cielo y la Tierra]
formado el Azul, consolidado el Suelo…”

El traductor precisa, sin embargo, que más que de azul, la expresión habla de colores tornasolados (“hasamu/hussumu”).


El azul en Santibáñez

En la canción de los hermanos Expósito cantada por Bola de nieve, tenemos, como se ha visto, el “azul “en lugar del “cielo” (la parte por el todo), pero esa sinécdoque forma parte de otra sinécdoque mayor: “el canto perfumado del azul”. Se trata, por supuesto, del canto de los pájaros, o de los pájaros mismos, si se prefiere. En vez de hablar del canto de los pájaros del cielo, Homero Expósito prefiere referirse a ellos de una manera doblemente elíptica y dice tan solo: “el canto (perfumado) del azul”.


Partitura en el azul

En esta doble sinécdoque tan hermosa, confieso que no estoy seguro de si el adjetivo “perfumado” es un acierto o un error. A primera vista parece innecesario, pues podríamos decir simplemente “el canto del azul”, a no ser que queramos distinguir ese sonido más o menos armónico del cielo del que son responsables los pájaros, de otros sonidos muy distintos, como los truenos o el viento, que también podrían considerarse cantos del azul, pero no tan perfumados  o hermosos como el de lo pájaros.

También podemos, por otra parte pensar que ese perfumado esconde algún otro tipo de figura literaria que no sabría cómo llamar, algo relacionado con la sinestesia, con la confusión y mezcla de los sentidos, puesto que el canto de los pájaros es un sonido y no un olor.


[Publicado el 17 de marzo de 2011]

LA ILUSIÓN IMPERFECTA

dragon-mecanico2

Error: puede que no exista la vista de b63abe0a76

 

Junto a los ríos de Babilonia

Ríos de Babilonia

Hace tiempo escribí acerca de un pasaje de La epopeya de Gilgamesh, refiriéndome a la versión ninivita del poema, escrita o transcrita por Sinleke Ununni. En ese pasaje, Gilgamesh se lamenta después de haber perdido la flor que rejuvenece (El diabolus ex machina). En un artículo de mi Biblioteca Imposible (El primer libro contiene todos los libros) también mencioné un párrafo, aludiendo a su influencia en el judaísmo:

Gilgamesh, entonces se sentó
y lloró.
Y las lágrimas resbalaban por sus      mejillas.”

Mencioné después dos novelas modernas que emplean el mismo recurso, la de Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré, y la de Paulo Coelho: A orillas del río Piedra me senté y lloré:

Smart y Coelho tal vez no supieran que sus títulos procedían de Gilgamesh y creyeran que el origen es el Salmo 137:

“Junto a los ríos de Babilonia,
allí nos sentábamos, y aun llorábamos,
acordándonos de Sion.”

Traigo aquí todo esto, simplemente para añadir que ese Salmo 137, hermoso y terrible, es uno de los más conocidos por todo tipo de público, porque lo popularizó el grupo Boney M con su adaptación en Rivers of Babylon.

Al parecer, el autor del salmo no se refería a los ríos de Tigris y Eúfrates, que están  a más sesenta kilómetros de distancia, sino a los canales que había en Mesopotamia.

Babilonia

Aquí puedes disfrutar de la simpática coreografía greco-jamaicana de Boney M.

 http://www.youtube.com/watch?v=bNk05WAsygQ

SALMO 137
Junto a los ríos de Babilonia

Junto a los ríos de Babilonia,
nos sentábamos a llorar,
acordándonos de Sión.
En los sauces de las orillas
teníamos colgadas nuestras cítaras.
Allí nuestros carceleros
nos pedían cantos,
y nuestros opresores, alegría:
“¡Canten para nosotros un canto de Sión!”
¿Cómo podíamos cantar un canto del Señor
en tierra extranjera?
Si me olvidara de ti, Jerusalén,
que se paralice mi mano derecha;
que la lengua se me pegue al paladar
si no me acordara de ti,
si no pusiera a Jerusalén
por encima de todas mis alegrías.

Recuerda, Señor, contra los edomitas,
el día de Jerusalén,
cuando ellos decían: “¡Arrásenla!
¡Arrasen hasta sus cimientos!”
¡Ciudad de Babilonia, la devastadora,
feliz el que te devuelva el mal que nos hiciste!
¡Feliz el que tome a tus hijos
y los estrelle contra las rocas!

Si prefieres una versión más cercana al ska-regage de Jamaica, aquí tienes a The Melodians:

******

[Publicado el 10 de enero de 2011 en Material sensible]

Error: puede que no exista la vista de 0f235c60bs

Sobre el Salmo 137

Error: puede que no exista la vista de 8ccea30o6p

Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Micah P.Hinson

En su extraordinario disco de versiones  All dressed Up and smelling of strangers, Micah P.Hinson interpreta esta versión de We almost had a baby (Casi tuvimos un niño), muy distinta de la original que compuso e interpretó Emmy The Great (“La gran Emmy”).

El ruido de fondo, por si a alguien le llama la atención, es a propósito y, en mi opinión, hace más hermosa la canción. Todo el disco de Hinson está lleno de imperfecciones que multiplican la belleza de las canciones.

 We almost had a baby

I didn’t stop when I knew I should stop
And there was a month that she wasn’t showed
The next time she saw me out on the road
I’d have something to say
Other than: “Pay all of the money that you owe”
She would like to have something above me
have something to hold
to know she could choose to let it growth
She would call me and she’d say
She would call me and she’d say
Hey you know I’m in control
I’ll let you know if you have
To come and choose a name
I am a man, you know I am a man
But before she met me I was only a kid
I knew there was alone what I thought I would break her
But I wanted to take her so I didAnd I don’t think of her now
That we are apart
I put my hands across my chest
I plan to feed it with a heartI’m not the boy that she remember from the start
I was only a baby

Now I’m what I made me don’t think of her now
We are apart
I put my hands across my chest
that I plan to feed it with a heartI’m not the boy
she may remember from the start
I was only a baby
But I’m not what I made me

Y aquí está la versión de su autora, Emmy the Great, que también me gusta mucho aunque sea tan diferente. En ella también se escucha un viento que se mete en la toma de sonido y que, de nuevo, hace más interesante la canción (es evidente que siento una cierta atracción hacia lo imperfecto). La letra de la canción original también  es diferente, porque muestra el punto de vista de ella, de la chica, que cree haberse quedado embarazada, mientras que en la versión de Hinson es el chico quien habla. Aquí la versión de Emmy:

We almost had a baby
Well you didn’t stop
When I told you to stop
And there was a month
That I wasn’t sure
The next time I saw you
Out on the river
I’d have something to say
Other than “pay me all of the money you owe”
I would have liked to
To have something above you
To have something to hold
And know I could choose to grown would’ve called you
And I’d have said “hey
You know I’m in control
I’ll let you know if you have to come and choose a name”
Well, I am a woman
But before I met you
I was only a kid
You know
When you thought you would break me
But you wanted to take me
So you did.

And I will think of you now
That we are apart
I’ve put my hand across my gut
I plan to beat it with a heart

I’m not the girl you remember from the start
I was only a baby
Now I’m what you made me

For once, you hit the spot
Twice, you let it fall
And once I tried to make a light
To keep myself in yours

Do you think of me
When you are playing?

 

Si quieres escuchar la canción grabada, muy orquestada y atmosférica, aquí la tienes:

******

[Publicado el 10 de enero de 2011 en Material sensible]

LA CAJA DE MÚSICA

Henri Salvador en Barcelona

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Sweet Molly Malone

Leer Más

LA DISCOTECA MORTAL

Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más

LA DISCOTECA INFIEL

Una carezza in un pugno, de Adriano Celentano

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Pénélope (Brassens) por Barbara

Leer Más
Anche se, de Gino Paoli

Leer Más
Champagne, de Peppino Di Capri

Leer Más

*******

La caja (que contiene diez cd’s) y el dibujo fueron creados por Aitor Méndez.

Impíos mexicanos

Ayer escuchaba cantar a Jose Alfredo Jiménez una canción que me recordó otra de Agustín Lara. Jose Alfredo y Agustín (se les suele mencionar más por el nombre que por el apellido) han sido quizá los dos compositores más importantes de México. También cantaban, pero son más conocidos por las interpretaciones que de sus canciones hicieron gente como Chavela Vargas, Pedro Infante, Pedro Vargas, Lola Beltrán o cualquier otro de los grandes cantantes mexicanos.

Sería interminable una lista de las delicias creadas por estos dos compositores, así que mencionaré tan sólo algunas. De Jose Alfredo: Le pido a la suerte, La noche de mi mal, El rey, Ella, Mi aventura, o la que tal vez sea mi favorita: Mundo raro.

De Agustín Lara: Noche de Ronda, Volverás, esa joya que es Se me hizo fácil, la famosísima Solamente una vez, o Piensa en mí, que cantó hace no mucho Luz Casal para una película de Almodóvar. Como curiosidad, Lara es autor también del famoso chotís Madrid, que empieza con aquello de: “Madrid, Madrid Madrid, en México se piensa mucho en ti”, y también del célebre tema Granada, que empieza diciendo “Granada tierra soñada por mí…” porque la escribió sin haber visitado Granada. Lara también hizo canciones a Toledo, Valencia y otros lugares de España.

Pues bien, la canción de Jose Alfredo que me recordó a otra de Agustín  es Canta, canta, canta, que dice:

“Canta, canta, canta
palomita blanca
que tu dicha es tanta
que hasta Dios te adora”

Hay una cierta ambigüedad en la apelación a la palomita, que podría referirse a la mujer que ama el narrador o bien a una paloma (o incluso al Espíritu Santo, porque el cantante viene de “rezar una oración”). En cualquier caso, se trata de una fórmula impía que convierte a una mujer o a una paloma en dios del propio Dios: “que hasta Dios te adora”.

Aquí la canción, interpretada por Pedro Infante….

[tube]http://www.youtube.com/watch?v=_BZCT9yUQwQ[/tube]

Estas fórmulas cuasi teológicas abundan en las canciones mexicanas, en las que el amor o la venganza muchas veces están por encima de Dios. El ejemplo más claro es el de la legendaria canción de Agustín Lara Palabras de mujer, que dice:

“Aunque no quieras tú
ni quiera yo, ni quiera Dios,
hasta la eternidad
te seguirá mi amor”

En este caso, a Agustín Lara le obligaron a reescribir la letra porque ya era demasiado enfrentarse a los deseos del propio Dios y además vencerlo. La letra corregida dice:

“Aunque no quieras tú
ni quiera yo, lo quiso Dios…”

Aquí puedes escucharla en la voz del propio Agustín Lara:

[tube]http://www.youtube.com/watch?v=wr298L1tjlg[/tube]

******

[Publicado el 2 de agosto de 2005 en Colapso de fotones]

Sweet Molly Malone

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Henri Salvador en Barcelona

Leer Más

LA DISCOTECA INFIEL

Champagne, de Peppino Di Capri

Leer Más
Anche se, de Gino Paoli

Leer Más
Pénélope (Brassens) por Barbara

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Una carezza in un pugno, de Adriano Celentano

Leer Más

LA DISCOTECA MORTAL

Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más
Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más

Fairuz entre Hong Kong y Madrid

En el vuelo de regreso desde Kumming a España disfruté muchísimo escuchando las canciones de Fairuz.

Fairuz es una cantante libanesa y la cantante árabe más conocida, admirada y escuchada durante décadas (junto a la egipcia Oum Kalsoum).

Escuché una y otra vez las hermosas canciones que ofrecía el archivo de audio del avión de Royal Jordania.

Fairuz con su madre en 1945 en Beirut

Una de ellas fue este Oumin, que pensé que tenía relación con la célebre sílaba sagrada india, pero que al parecer significa “Creo”.

Es una canción religiosa que Fairuz cantó en un disco navideño, si no me equivoco. Fairuz pertenecía a la religión cristiana ortodoxa.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=pYyQgUOt9WE]

Oumin

اومن أن خلف الحبات الوادعات

I believe that behind the gentle seeds

تزهو جنات

lies flowering Heavens

اومن أن خلف الليل العاتي الأمواج

  I believe that behind the violent waves
of the night

يعلو سراج

A lantern rises

اومن أن القلب الملقى في الأحزان

I believe that the heart that is suffering in grief

يلقى الحنان …

will find gentle love

كلي إيمان

I am full of faith

اومن أن خلف الريح الهوجاء شفاه

I believe that behind the reckless wind
there are lips

تتلو الصلاة

that say a prayer
اومن أن في صمت الكون المقفل
I believe that in the silence of the closed universe

  من يصغي لي

someone is listening to me

أني إذ ترنو عيناي للسماء

and when my eyes look at the sky ,

تصفو الأضواء

 the lights get clear

تعلو الألحان …

and the music rises
كلي إيمان
I am full of faith


(Viaje a Yunnan, 25 de junio de 2011)

LA CAJA DE MÚSICA

Henri Salvador en Barcelona

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
Elvis herido

Leer Más
Edie, Moe y Nico

Leer Más
La caja de música

Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
Dos versiones muy diferentes de una canción
Micah P. Hinson y Emmy the Great

Leer Más
Impíos mexicanos

Leer Más
Fairuz entre Hong Kong y Madrid

Leer Más
Xu Wei y cada momento es nuevo

Leer Más
Dutronc de nuevo

Leer Más
Significado, intención y doble lectura en Cole Porter y Barbara

Leer Más
Nick Cohn y “A wop bop A Loo Bop”

Leer Más
Sweet Molly Malone

Leer Más

LA DISCOTECA MORTAL

Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más

LA DISCOTECA INFIEL

Una carezza in un pugno, de Adriano Celentano

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Pénélope (Brassens) por Barbara

Leer Más
Anche se, de Gino Paoli

Leer Más
Champagne, de Peppino Di Capri

Leer Más