¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia

MUY HISTORIA: A lo largo de la Historia han surgido innumerables sociedades ocultas, como los masones, los rosacruces o los sicarios, entre otras muchas. ¿A qué se debe esta proliferación de entidades mistéricas o secretas?

Las razones son muy diversas, pero hay que tener en cuenta, en primer lugar, que la necesidad de crear sociedades secretas ha obedecido a menudo a la existencia de censura y represión de cualquier pensamiento que se alejase del establecido o dominante. La imposibilidad de compartir ciertas ideas de manera pública, obligó a menudo al secreto.

Otro factor importante ha sido el sentimiento de pertenecer a una élite, a un grupo de elegidos, o el de encontrar una comunidad afín. Sin duda en otros casos se debió a que era la manera de conseguir objetivos de todo tipo, desde los políticos y religiosos, a los criminales.

El cristianismo primitivo se ajusta a varias de estas características: en ciertos períodos se convirtió en sociedad secreta debido a la persecución, fomentó el sentimiento de comunidad entre personas discriminadas… y también presumía de poseer una verdad revelada que cambiaría la sociedad.


Entrevista acerca de las sociedades secretas.

 

En el libro dedico varios capítulos a los posibles orígenes secretos del cristianismo y a sociedades más o menos secretas y más o menos afines, como la de los esenios, y también hablo del cristianismo como sociedad secreta.

 

 


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas


 

La verdadera historia de las sociedades secretas

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

Mafia

 

Originally posted 2016-10-28 10:08:36.

El caballero D’Eon, masón

El caballero d'Eon, masón

En la última revisión de La verdadera historia de las sociedades secretas eliminé 70 páginas para que el libro no acabara siendo demasiado extenso o demasiado caro. Entre esas páginas había algunos apartados que quizá eran interesantes. Uno de ellos era el del curioso caso del caballero d’Eon, que venía a continuación de La única mujer masona, y se introducía tras este texto:

“Pero hubo una ocasión en la que los francmasones, a pesar de su declarada misoginia, permitieron el ingreso de una mujer por el procedimiento oficial. O tal vez no.”

A continuación, el apartado dedicado a ese ambiguo personaje.

 El caballero d’Eon, ¿hombre o mujer?

El caballero D’Eon protagonizó durante años uno de los más célebres casos de travestismo de la historia de Europa. Aunque no puedo contar en detalle su interesante caso, basta con saber que se sospechaba que el caballero D’Eon era un agente secreto al servicio de la corona francesa, que aparecía ante los demás a veces como hombre y a veces como mujer. Se suponía que le gustaba vestirse de mujer.

Caballero d'Eon, masón

D’Eon vestido de mujer vence en un duelo a esgrima

Sin embargo, hacia 1764, las sospechas tomaron otra dirección: empezó a propagarse el rumor de que no era un hombre, sino una mujer. D’Eon lo negó y, precisamente por esas fechas, fue admitido en la Logia de la Mortalidad de Londres. Se trataba de una logia masónica como cualquier otra, a pesar de su llamativo nombre, y, como cualquier otra logia, aplicaba el reglamento que prohibía ingresar a mujeres:

Hombres buenos y sinceros, libres de nacimiento, de edad madura y discreta; ni fiadores, ni mujeres, ni hombres inmorales o escandalosos, sino de buena reputación (…) Sano y fuerte, ni deformado ni desmembrado al momento de la iniciación; ni mujer ni eunuco.

El ingreso del caballero D’Eon en una logia masónica no disipó los rumores y muchos hablaron en tono burlón de la “hermana masona”. Pronto se empezaron a aceptar apuestas acerca de la identidad sexual del caballero D’Eon. Era tanto el dinero en juego que D’Eon desapareció durante un tiempo por miedo a ser secuestrado por quienes ansiaban certificar sus sospechas.

Cuando regresó, presentó una declaración jurada asegurando que era hombre y que siempre lo había sido, añadiendo que había rechazado grandes ofertas de dinero para que mostrara su sexo.

Unos apostadores decidieron llevar la cuestión a los tribunales y, aunque parezca asombroso, el juicio se celebró. En el trascurso del mismo, un periodista y un médico aseguraron que D’Eon era mujer. El propio D’Eon tuvo que admitirlo y a partir de 1777  se vistió como mujer, regresó a Francia e ingresó en un colegio de monjas. Los masones expulsaron a D’Eon de la logia.

El caballero d'Eon masón

Tiempo después, D’Eon regresó a Londres, donde vivió como mujer los veinticinco últimos años de su vida. Murió en la pobreza el 21 de mayo de 1810.

Fue entonces, al preparar su cuerpo para el funeral, cuando los médicos, dirigidos por el cirujano Père Elisée, descubrieron que era un hombre, y además sin ninguna deformidad en sus órganos sexuales.

Elisée pensó, con toda razón, que nadie le creería cuando lo contara, así que pidió a las autoridades que confirmaran sus observaciones. Más de veinte testigos comprobaron  que, efectivamente, D’Eon era un hombre.

La pregunta que se hacen los historiadores no es tanto por qué los masones admitieron a D’Eon, sino por qué lo expulsaron.

Los masones, al menos los que pertenecían a la Logia de la Mortalidad, siempre supieron que D’Eon era un hombre, puesto que en el rito de ingreso masónico, el postulante debe desnudar su pecho. Entonces, ¿por qué lo expulsaron al declararse en el juicio que D’Eon era mujer?

Jasper Ridley asegura que eso es una prueba del afán de los masones por conservar en secreto sus rituales y no contradecir a la opinión pública dominante.

Quizás también es una demostración de que los masones saben guardar un secreto: si el caballero D’Eon quería hacerse pasar por mujer, ellos no tenían derecho a revelar que no lo era.

O tal vez, y quizá esto es lo más probable, alguien ganó mucho dinero en las apuestas.

**********

Originally posted 2012-05-02 10:05:52.

El secreto es como morir

La idea  está presente en todo tipo de ceremonias y rituales en diversas culturas, que relacionan la iniciación con la muerte. Hablo de ello en La verdadera historia de las sociedades secretas y en especial en el capítulo titulado Otros misterios de la Antigüedad, que se inicia con la célebre frase de Platón.

orfeo-buzzatti

Orfeo a punto de descender a los infiernos (por Dino Buzzatti en Poema a Fumetti)

 Aparte de todo lo relacionado con la iniciación y, por ejemplo, con los ritos órficos, en los que la muerte y el descenso a los infiernos son seguidos por el regreso al mundo de los vivos, aunque habiendo sido transformado por la experiencia. En el caso de Orfeo podríamos considerar que esa parte suya que muere para siempre antes del renacimiento, es la propia Eurídice, su amada, que  permanece en las mansiones de Hades.

Pero en el caso de Platón, la frase tiene un doble significado  relacionado directamente con su filosofía y su metafísica y ontología, es decir, la disciplina que estudia el ser y la naturaleza última de los seres o, si se prefiere, “lo que hay”.

Platón, en efecto, consideraba que el mundo que habitamos es una copia de un mundo ideal, en el que viven los modelos perfectos o arquetipo de los que son copia todo lo que existe en este mundo vulgar nuestro. Nuestras almas habitan en ese mundo ideal y allí se pasan el tiempo contemplando las Ideas o Arquetipos. Por eso, cuando nacemos en realidad morimos, porque abandonamos el mundo perfecto para venir a esta prisión que llamamos realidad.

En consecuencia, morir significa regresar al mundo ideal, y por ello morir es ser iniciado, descubrir el secreto y la verdadera realidad de la que fuimos expulsados al nacer.

 

 **********

El primer capítulo de la novela El símbolo perdido de Dan Brown comienza conuna frase parecida: “El secreto es como morir”.

Originally posted 2013-04-25 21:32:20.

El Gran Mecanismo

Jan Kott llama el Gran Mecanismo a lo que en la Edad Media se llamaba la Rueda de la fortuna,que mostraba la ascensión, caída y sucesión de los monarcas. Es curioso, sin embargo, que Kott no aluda a aquello que decía Marx de que el engranaje no sabe que es una pieza de la maquinaria. Porque resulta interesante contemplar a toda esta sucesión de monarcas como una masa, no muy diferente de esas otras masas despreciadas, la plebe, el populacho, los esclavos, los obreros, los trabajadores. Los reyes, seres únicos por definición, al final se acumulan y se repiten unos a otros, como una masa casi indiferenciada.

ruedaJan Kott recuerda la puesta en escena que hizo Peter Hall  cuando represento en dos días seis tragedias históricas de Shakespeare en una misma reprsentación. Hall colocó una gigantesca escalera en el escenario, y al final de la escalera un trono en el que se sienta un rey anciano, que ve como van ascendiendo los que van a derribarle o sucederle. Podemos imaginarnos, no recuerdo si se refiere a ello Kott, a Ricardo III ascendiendo y derribando a los que le preceden, que casi ocupan todos los escalones. Todos van cayendo en su camino al trono y él sube escalón tras escalón, cubierto de sangre. Finalmente, supongo, se sienta en el trono, para ser inmediatamente derribado.

En La verdadera historia de las sociedades secretas)  hablé del Gran Mecanismo, como esa Rueda de la Fortuna que no deja de girar, llevando al pretendiente al trono y de allí a la tumba prematura, en relación con los lalmdos Reyes de Invierno y los Rosacruces.


La verdadera historia de las sociedades secretas

 

**********

[Publicado por primera vez el 27 de diciembre de 2008. Revisado en 2015]

 ************

La verdadera historia de las sociedades secretas

¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
Thelema

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

La verdadera historia de las sociedades secretas

 

 

Originally posted 2012-03-18 00:05:11.

Las sociedades secretas

en La aventura del saber

Entrevista con Salvador Gómez Valdés en La aventura del saber, a propósito de mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas. Fue, como siempre, un verdadero placer charlar con Salvador.

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

SALVADOR GÓMEZ: Hola a todos. Hace unas semanas hablamos de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Hoy vamos a hablar de La verdadera historia de las sociedades secretas. ¿Existe alguna relación entre Sherlock Holmes y las sociedades secretas?

DANIEL TUBAU: Que yo recuerde… Hay una aventura de Sherlock Holmes que trata del Ku Klux Klan [Las cinco semilals de naranja], de un americano que llega allí a Londres y al que persiguen… y al final dicen que se trata de una organización peligrosísima que existe en Estados Unidos, el KKK, y cuentan toda la historia. Y, no sé, después está el Club Diógenes, de Mycroft Holmes, donde no se puede hablar. Vas allí y nadie te interrumpe. Y no sé si hay otra relación más, ¿qué otra relación podría haber?

SALVADOR: Bueno, a lo largo de la historia de las sociedades secretas, cuentas también cómo surge de estas sociedades la Royal Society.
DANIEL: Ah, bueno, pues por ahí sí que podríamos encontrar una relación interesante.La Royal Society precisamente surge con una cierta influencia de sociedades secretas. Por ejemplo, hay una sociedad secreta muy interesante que es la de los Rosacruces, que es la más famosa del esoterismo. Y aunque ni siquiera es seguro que existiera, sí influyó. Es una especie de paradoja, la de sociedades que no han existido pero que han influido. Entre los fundadores de la Royal Society había algunos que se hacían llamar rosacruces o que estaban cercanos a esas ideas. El propio Francis Bacon con su Nueva Atlantida propone una utopía en la que toma ideas de los rosacruces. Y la Royal Society a su vez influirá en Sherlock Holmes, así que ahí podríamos encontrar una relación… y seguramente hay muchas más.

SALVADOR: Seguro. Oye, daniel, ¿y qué crees tú que hace que la gente quiera asociarse y que esas sociedades sean secretas?
DANIEL: Hay diversas razones. Una de las razones más claras es la persecución. Cuando en las épocas más represivas se han perseguido ciertas ideas o ciertos pensamientos, sobre todo en el terrreno religioso, la única solución era hacerlo todo en secreto, mantener ese pensamiento en secreto. Pero hay otras razones. con un aspecto más voluntario, más positivo, puede ser la intención de crear una especie de círculo selecto… Existe muchas veces en las sociedades secretas un sentimiento de élite, de crear una especie de microcosmos que incluso a veces reproduce la sociedad general con sus jerarquías. A lo mejor resulta que en la sociedad en general tú eres un simple empleado y en la sociedad secreta eres el Gran Maestre del Grado 33, ¿no? Lo que, claro, te da la sensación de pertenecer a algo muy selecto, un prestigio.

SALVADOR: Aunque, claro, te da prestigio solo ante los que pertenecen a esa sociedad.
DANIEL: Claro, pero eso le da a tu vida un trasfondo aventurero, un trasfondo de intensidad. En el libro trato fundamentalmente de sociedades secretas esotéricas, aquellas que dicen poseer un secreto, un conocimiento oculto que guardan. Pero hay otras que son criminales, por ejemplo, como la Mafia, los estranguladores, etcétera. Y hay otras que buscan el poder, que tampoco las trato mucho en el libro, aunque sí algunas que se relacionan con el conocimiento secreto, porque a veces confluyen los dos aspectos. Y después está la logia P2 de Lucio Gelli en Italia, que tienen la intención de alcanzar el control político. Pero aquí trato más el aspecto esotérico, de mantener un secreto, de una doctrina que es perseguida o de formar una especie de sociedad oculta… También, fíjate que otro aspecto que influyó mucho en al formación de los masones fue que en las sociedades masónicas de Inglaterra se relacionaban personas que de otra forma no tenían contacto: judíos, cristianos, musulmanes aunque había menos… o por ejemplo, gente rica que eran burgueses, con la nobleza… Unos tenían dinero, otros tenían prestigio. Y ahí se ponían en contacto, lo que es un aspecto también muy interesante de las sociedades secretas.

SALVADOR: ¿Y cuál es la primera sociedad secreta de la que se tiene constancia?
TUBAU: Bueno, yo comienzo en el libro incluso con la época prehistórica,  las hipótesis acerca de que en las cavernas, por ejemplo en Lascaux, hay dibujos de hombres con cabezas de ciervo que podrían llevar algún tipo de disfraz., pero también se habla de lo que se llamaban las manneburde o sociedades de guerreros y parece que sí, que ya eran esas sociedades de guerreros, donde había ritos de paso… en casi todas uno de los ritos de paso consistía en matar a un enemigo, a veces es matar un león pero otras es matar a un enemigo, cortarle la cabeza a uno de la tribu de al lado para entrar y prosperar en tu sociedad. Las sociedades de guerreros son el origen, pero luego ya encontramos muchas religiosas, a partir del momento en que existe la religión establecida: mientras más establecida y dogmática es una religión, más posibilidades hay de que se formen sociedades secretas de otras religiones.

SALVADOR: En la Edad Media estaban los gremios, ¿no? que mantenían sus conocimientos en secreto.
DANIEL: Sí, los gremios son otro de los factores que explican la creación de sociedades secretas. También en Roma ya existían las logias, había unas logias de trabajadores d ediferentes profesiones y ya luego en la Edad Media los gremios que mantenían los secretos de la profesión. Y, claro, esos secretos eran muy importantes, porque al tenerlos eras contratado en uno u otro sitio y tenías una manera de sobrevivir muy buena. Se supone además que los masones proceden de estos gremios. Masón (maçon) significa precisamente albañil, en francés maçonerie, albañilería, y por allí llegamos a los masones modernos. Por lo que hay una influencia clarísima de los albañiles, los constructores, los arquitectos, en la formación de la masonería.

SALVADOR. Y esto del culto al mal. Cuando presentamos tu libro y recomendamos su lectura, dijimos que era una manera excelente de entender la última película de Kubrick, cuando se van a una especie de misa negra.
DANIEL: Sí, a las sociedades secretas muchas veces se les ha atribuido la adoración al mal, al demonio, al satanismo. A veces ha sido mentira, han sido sus enemigos. En el caso de los templarios se les acusó de muchas cosas, de adorar a una cabeza cortada, de adorar al diablo, Bafomet lo llamaban… Pero no parece que adorasen al diablo. Parece que los templarios eran una sociedad influida en parte por los musulmanes durante su estancia en Tierra Santa… y además eran unos grandes banqueros. El gran poder que tenían los templarios es que eran unos grandes banqueros que hacían cheques que se podían devolver de aquí a otro país muy lejano. Y en cuanto al mal… Pues sí, hay algunas, que son las satanistas que, evidentemente lo que buscan es la adoración de Satán, de la cruz invertida, todo lo que sea contra el bien, se supone. La magia negra, el satanismo. Pero muchas otras han sido acusadas y en realidad no es que adorasen al mal, sino que sus detractores, la religión oficial casi siempre, les ha acusado de eso.

SALVADOR: En el libro hay un momento en el que hablas de la aparición, de la emergencia de la Royal Society y que viene de gente que se consideraban rosacruces…
DANIEL: Sí, que vienen de sociedades secretas. Pero aquí se da una curiosa paradoja. Porque Newton, por ejemplo, aparte de todos sus grandes descubrimientos en óptica, en los Principia Mathematica, en las leyes de la naturaleza, pues resulta que el 80% de lo que escribió Newton era sobre la interpretación de la Biblia, buscando códigos secretos y cosas así… Entonces, hay mucha influencia de las sociedades secretas, del misterio, pero la Royal Society es todo lo contrario: es el fin del secreto, consiste en hacer público el conocimiento secreto, discutirlo, ponerlo en común. Por ejemplo, se considera que Leonardo Da Vinci tenía que haber sido el primer científico. Cuando lees a Leonardo Da Vinci te das cuenta de lo cerca que está de la ciencia, de Newton, Galileo, cualquiera de ellos, y simn embargo, el propio Leonardo ya escribía al revés, para…

SALVADOR: Para que se tuviera que leer en un espejo y no se entendiera fácilmente…
DANIEL: Eso es, no había comunicación… pero la ciencia moderna surge del fin del secreto, de la comunicación. Existe una influencia de las sociedades secretas y al mismo tiempo es lo contrario de las sociedades secretas, el fin del secreto.

SALVADOR: ¿Y ahora mismo, existen sociedades secretas entre nosotros?
DANIEL: Muchas. Existen muchísimas sociedades secretas. Pero se tienen que registrar en el registro de sociedades, tienen que dar sus datos y quiénes son sus miembros y ya no son perseguidas, excepto en algunos países, como en China, que se persigue a varias sociedades secretas; o en los países musulmanes, en los que es difícil la admisión de sociedades secretas, pero en los otros lugares existen muchas. Por ejemplo, en Gran Bretaña, el rey o la reina es el Gran Maestre de la logia de Inglaterra hasta que se convierte en rey, que es cuando tiene que renunciar, porque sería un poco extraño que los socios votaran contra el Gran Maestre si fuera el rey. Pero en Gran Bretaña está admitido y es muy bien visto ser masón.

SALVADOR ¿Y para qué sirven hoy en día las sociedades secretas?
DANIEL: Para diversas cosas. En España, en los países más desarrollados apuntan a esta idea de crear un círculo selecto, donde te encuentras con personas que piensan como tú, una especie de club exclusivo. Y proponen un mundo muy interesante, porque todo lo que organizan es interesante: sus sitios, sus símbolos, etcétera. Yo creo que ahora cumple más este papel. Y las sociedades secretas perseguidas ya es más difícil que existan en el mundo moderno o en los países más desarrollados.

SALVADOR: Muy bien, daniel, ha sido un veradero placer como siempre contar contigo y te esperamos pronto. En cuanto saques un nuevo libro. Hasta siempre.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro


[Publicado por primera vez el 10 de mayo de 2015]

ENTRADAS PUBLICADAS

¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
Thelema

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

 

Originally posted 2018-06-05 14:52:12.

Ciencia y mística

Cuando Édouard Schure escribió Grandes iniciados, utilizó argumentos de la ciencia ortodoxa de entonces (siglo XIX o inicios del XX) para apoyar sus argumentos místicos. Ahora, quienes continúan en la estela de Schure siguen el mismo método y recurren a la ciencia para justificar las elucubraciones de sus místicos favoritos. Como es obvio, la ciencia de la época de Schure y la actual ya no es la misma. La ciencia ha cambiado, pero a los místicos que buscan el apoyo de la ciencia a sus teorías eso les da igual y retuercen la comparación, explicando las mismas propuestas de siempre, sea cual sea la actualidad científica. La vaguedad de sus argumentos les permite adaptarse a cualquier ciencia. Nada puede, en realidad refutar sus argumentos, sencillamente porque no se trata de verdaderos argumentos.

*******

Después de publicar lo anterior, recibí un comentario de Sarcástico:

“La ciencia ha cambiado”
Si llamas Ciencia al método científico estarías descalificando entonces a la antropología, la historia, la psicología, la filosofía…
La ciencia no ha cambiado, es la misma que, buscando respuestas cae en repeticiones mismas que, gente como tu critica y señala.
¿Acaso has visto tú un átomo? ¿O repites simplemente como se conforma uno por que así te lo enseñaron?
¿Cual es la diferencia entre eso y la repetición de las masas enajenadas de la Edad Media?

Mi afán es solamente decir que ciencia y mística no son tan distintas pero el divorcio dado debido al abuso de los que estaban en el poder en los 1000-1600 aun remite el estilo.”

En respuesta al comentario de Sarcástico escribí un largo comentario, que reproduzco aquí:

“Creo que quizá no me expliqué claramente, porque no me refería a lo que comentas.
No llamo ciencia al método científico, aunque creo que es difícil hacer ciencia sin seguir el método científico. Tampoco entiendo, por cierto, por qué el método científico no se puede aplicar a ciencias como la antropología, la historia o la psicología. En cuanto a la filosofía, la cosa es más compleja.
Tampoco creo que porque una cosa no sea científica sea por ello mala o incorrecta,  o que ello suponga una descalificación.
Lo que yo quería señalar en la entrada, cuando decía que la ciencia “ha cambiado”, era que la ciencia o las ciencias han cambiado en ciertos campos y en ciertos asuntos: la física de antes de Newton, la de Newton y la relativista de Einstein ofrecen explicaciones diferentes de los fenómenos, explicaciones que a menudo corrigen o refutan las anteriores.

Y si señalaba lo anterior, era para ponerlo en relación con los planteamientos de ciertas explicaciones más o menos místicas que intentan adaptarse a la ciencia del momento (a las explicaciones científicas del momento) para dotarse de prestigio.

A esos místicos, en realidad lo que diga la ciencia (errónea o acertadamente) no les importa: sólo lo usan como un medio para apoyar sus ideas previas. Asegurarán con dogmatismo y seguridad que el éter prueba la existencia de los ectoplasmas, pero si el éter deja de ser admitido por la ciencia, entonces serán los fenómenos cuánticos los que prueben la existencia de los ectoplasmas. Sus pruebas irrefutables de ayer ahora serán otras muy diferentes, lo importante es que sus creencias no cambiarán pase lo que pase, suceda lo que suceda.

En cuanto a la diferencia entre quienes “creen” en lo que dice la ciencia y “las masas enajenadas de la Edad Media”, pues sí, creo que hay bastante diferencia, la que media entre la atención prestada a un razonamiento coherente y la prestada a una afirmación dogmática.

La diferencia es, como decía el ceramista Bernard Palissy hacia 1600, que mientras que los místicos de su época hablaban de mil y una fantasías que nadie podía ver, el invitaba a cualquiera a que visitara su taller, donde por sí mismo podría experimentar y comprobar lo que afirmaba en sus libros y charlas.

Bernard Palissy

La diferencia es que la comprobación científica está al alcance de cualquiera, sin necesidad de ninguna revelación espiritual. No he visto un átomo, pero podría verlo en el acelerador de partículas del CERN, por ejemplo. Es cierto que hay otras partículas subatómicas que no se han visto, pero sí se pueden observar sus efectos, diseñar experimentos, hacer predicciones y comprobar, a la vista de cualquier persona interesada, si se cumplen o no.

Pero, insisto, precisamente la característica de la ciencia es que cambia. Por ejemplo, en el siglo XX cambió la idea que se tenía acerca de los átomos. No porque a un iluminado se le ocurriera, sino porque se propusieron nuevas hipótesis, se sugirieron experimentos que pudieran confirmar o refutar unas u otras teorías y porque esos experimentos, accesibles a cualquier interesado, obligaron a abandonar la antigua imagen.

A mí me gusta o me interesa la mística, o algunos aspectos de la mística, pero creo que es inevitable admitir que ciencia y mística son muy diferentes, en gran parte debido a eso que tu mencionas: el método científico.

Esa diferencia, por otra parte, es algo que admiten los propios místicos y, por supuesto, también los científicos.

Otro asunto es que las conclusiones de un místico y las de un científico puedan coincidir, que pueden hacerlo, por supuesto, pero esa es otra cuestión. Lo importante, lo que caracteriza a ciencia y mística, es cómo se llega a esas conclusiones. Se suele decir que la ciencia explica el “cómo” mientras que la mística se limita a afirmar el “qué”. No sé si es del todo correcto, porque la ciencia, en mi opinión, también explica el qué, pero ese qué lo explica, eso sí, a través del cómo. La ciencia suele hace afirmaciones modestas y las somete a escrutinio, mientras que los místicos hacen afirmaciones asombrosas pero no ofrecen ningún tipo de comprobación o falsación posible.

Cuando las observaciones, predicciones y experimentos de la ciencia muestran repetidamente un error, los científicos se ven obligados a modificar sus teorías y a menudo su visión del universo y la naturaleza, pero cuando un místico se entera de que la ciencia se ha visto obligada a cambiar sus explicaciones, eso no le afecta en absoluto: simplemente sigue diciendo lo mismo pero ahora jura y perjura que la nueva teoría científica también prueba sus afirmaciones y que el hecho de que se haya demostrado falsa la que antes servía de prueba no tiene la más mínima importancia..

*********

[Publicado por primera vez el 6 de junio de 2008]

De Schure también hablo en mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas

COMPRAR en Casa del Libro

Ahora también en ebook y para descargar al instante en todo el mundo
(kindle, Ipad y cualquier lector electrónico o computador):

La verdadera historia de las sociedades secretas

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

Originally posted 2012-03-06 12:01:14.

Tabla Esmeraldina

 

Tabla Esmeraldina (o Esmeralda)

Escrito atribuido a Hermes Trimegisto.

Aunque no es uno de los textos incluidos en el Corpus Hermeticum, desde que Marsilo Ficino tradujo aquellos extraña colección de textos, la Tabla Esmeraldina ha estado asociada a ellos. También se han encontrado versiones árabes de la Tabla Esmeraldina en el libro escrito en árabe Kitab Sirr al-Khaliqa, fechado entre 650 y 830, donde se asegura  que se trata de una carta escrita por Aristóteles a Alejandro Magno. Fue traducida al latín en el Secretum Secretorum (El secreto de los secretos) por Juan de Sevilla (Johannes Hispaliensis) hacia el año 1140 y por Felipe de Trípoli hacia el 1243.

El texto de la Tabla Esmeraldina es tan breve que se puede reproducir aquí, pero ha sido objeto de múltiples interpretaciones y contiene el que quizá es el concepto más célebre del hermetismo: “lo de arriba es como lo de abajo”. Ahora bien, los términos de la comparación (arriba/abajo) se han interpretado de muchas maneras, por ejemplo: que el macrocosmos se corresponde con el microcosmos,  que lo espiritual se corresponde con lo material o que la divinidad se corresponde con el ser humano.

Esta es la Tabla Esmeraldina:

Es real, sin mentira, cierto y muy verdadero.

Lo que está abajo es como lo que está arriba,

y lo que está arriba es como lo que está abajo, para hacer los milagros de una sola cosa.

Y así como todas las cosas han salido de una cosa por el pensamiento de uno, asímismo todas las cosas han nacido de esta cosa por adaptación.

Su padre es el Sol, su madre es la Luna,

el viento lo ha llevado en su vientre;

la tierra es su nodriza.

Ahí está el padre de todo,

el Thelema del Universo.

 

Su potencia sobre la tierra no tiene límites.

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo espeso, suavemente, con gran industria.

El que sube la tierra al cielo y enseguida vuelve a bajar sobre la tierra, y recoge la fuerza de las cosas superiores e inferiores.

Así tendrás toda la gloria del mundo, por eso toda la oscuridad se alejará de tí.

Es la fuerza fuerte de toda fuerza, porque vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida. Así es como fue creado el mundo.

He ahí la fuente de admirables adaptaciones, aquí indicada.

Por eso he sido llamado Hermes Trismegisto, que posee las tres partes de la Filosofía Universal.

Lo que he dicho de la operación del sol, es completo.

La palabra que he puesto en negrita en el texto, Thelema, ha sido traducido como “Voluntad” y es de gran importancia por varias razones. Se  encuentra en abadías de Thelema de Rabelais, de Dashwood o de Aleister Crowley, como se puede ver en la entradas de este diccionario dedicada a ella: Thelema.

Más información acerca de la Tabla Esmeraldina y los textos herméticos en La verdadera historia de las sociedades secretas, página 342. La imagen que encabeza esta entrada es de la edición del texto en latín por Chrysogonus Polydorus, Nuremberg 1541.

 

**********

Originally posted 2012-04-11 18:00:06.

La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Fragmento de una entrevista en MUY HISTORIA:

Entrevista acerca de las sociedades secretas.

MUY HISTORIA: En su libro La verdadera historia de las sociedades secretas, usted menciona organizaciones con un fuerte componente racista como, por ejemplo, la Sociedad Thule o el Ku Klux Klan. ¿Cuál es el fin de estas sociedades? ¿La primacía de la raza blanca?

En los casos mencionados, sí. La supremacía de la raza blanca en un caso (Ku Klux Klan) y de manera más específica de la raza aria o la germánica para la Sociedad Thule. También ha habido grupos secretos que han proclamado la superioridad de pueblos o etnias no caucásicos, como los boxers en China, que querían expulsar de su territorio ancestral a los “demonios blancos”.


Aunque La verdadera historia de las sociedades secretas no está dedicado a sociedades racistas, puesto que quise limitarme a la esencia que define a las sociedades secretas: su presunción de poseer un conocimiento secreto. POr eso, descarté a las sociedades secretas puramente criminales, conspirativas o racistas. Sin embargo, hablo de algunas de las más importantes sociedades de este tipo, en especial de la Sociedad Thule y su relación con el nazismo, porque también afirmaban buscar o poseer un conocimiento oculto.

Aquí ofrezco un fragmento que espero incite al lector a leer el libro:
LA SOCIEDAD THULE Y LA AHNENERBE

“La búsqueda del Grial no es arqueología, es una carrera contra el mal. Si es encontrado por los nazis, el ejército de las tinieblas dominará toda la tierra”.

    (Henry Jones a su hijo Henry “Indiana” Jones en Indiana Jones y la última cruzada).

Sociedad Thule, 1919

En 1933, Otto Rahn escribió Cruzada contra el Grial, donde aseguraba que el tesoro que salvaron los cátaros que escaparon de la fortaleza de Montsegur era precisamente el Grial. Para ello se basó en la identificación entre el Munsalwäsche de Eschenbach y el Montsegur de los cátaros. Sus investigaciones en el castillo de Montsalvat le llevaron a establecer ciertas teorías acerca de la orientación solar de la fortaleza, que tendría que ver con un simbolismo tal vez de origen persa. Lo que parece que nunca supo Rahn es que las ruinas que estaba investigando no eran las de los cátaros, sino las de una construcción posterior edificada por los que les vencieron y destruyeron toda huella de la fortaleza hereje.

Rahn publicó el resultado de sus investigaciones en Cruzada contra el Grial, libro que atrajo la atención de Heinrich Himmler, lugarteniente de Hitler y creador de las SS.

Guido von List

Guido von List

Himmler convenció a Rahn de que se uniese a la Ahnenerbe o Sociedad de la Herencia Ancestral, que tenía como objetivo recuperar el pasado ario de la humanidad. Se inspiraba en otra sociedad secreta llamada Última Thule o Sociedad Thule, fundada en 1918 por Rudolf von Sebottendorff a partir de otra sociedad secreta, la Orden de los Teutones (Germanenorder), creada en 1912, que a su vez se había inspirado en varias sociedades secretas creadas por Guido von List, como la Orden de los Nuevos Templarios, que fue la primera en usar el signo de la esvástica (común en China, India y Tíbet) con el sentido ario que le daría también Hitler.


Libro de Guido von List acerca de las runas, donde aparece el símbolo que acabaría derivando en el emblema nazi

Libro de Guido von List acerca de las runas, donde aparece el símbolo que acabaría derivando en el emblema nazi

El nombre de la sociedad Última Thule procedía de la época grecorromana y designaba a un lugar situado en el más extremo norte, probablemente Escandinavia, Groenlandia o Islandia, que los ariosofistas (versión aria de la teosofía de Blavatsky) consideraron, sin ningún fundamento, como la capital del país de los misteriosos hiperbóreos mencionados por Píndaro (aunque los ariosofistas lo tomaron de Nietzche, que inicia con esta cita El Anticristo):

Nunca sobre la tierra o por el mar encontrarás
La ruta que lleva al lugar donde se reúnen los hiperbóreos

Uno de los miembros de la Sociedad Thule, Anton Drexler fundó el Partido Aleman de los Trabajadores, al que se unió Hitler en 1919.

Un año después…

(Continúa en…)

La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas


 

La verdadera historia de las sociedades secretas

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

Mafia

 ENTRADAS PUBLICADAS

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

 

Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

 

daniel-muyhistoria

En el número de este mes de MUY Historia, me entrevistan a propósito de las sociedades secretas. Ya está en los quioscos. El número está dedicado íntegramente a las sociedades secretas.

DanielMuy Historia


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas


La verdadera historia de las sociedades secretas

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

 

El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Por fin, la tan esperada presentación de La verdadera historia de las sociedades secretas, con Juanjo de la Iglesia: el martes 19 de abril de 2016 en LAVERÓNICA (Moratín, 38) en Madrid.

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios. El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

Presentación-Sociedades-secretas--


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas

ENTRADAS PUBLICADAS

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

Mafia

 ENTRADAS PUBLICADAS

[pt_view id=”51c4d85nbf”]