La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)

Un paisaje nevado, pero terriblemente sombrío al mismo tiempo. Dos pequeñas figuras junto a un peñasco. Una de ellas duerme apoyada en la roca helada: es NATALIA. La otra figura se mueve inquieta, es un anciano. Frente a los dos personajes, se alza una descomunal mole de piedra, cuya cumbre se pierde en el cielo oscuro. Una puerta de tamaño desmesurado esta incrustada en la mole pétrea.

Anciano
Muchacha, muchacha, debes despertar!

Natalia
Umm… Déjame dormir, tengo frío, mucho frío.

Anciano
Si no abres los ojos y das vida a tus miembros, el torrente de tu sangre se helará en su estrecha prisión.

Natalia
¿Dónde estoy? !Dios mío, esto parece el Polo Norte, o algo más frío! Tengo medio cuerpo casi congelado.

Anciano
Ven junto a mí y no temas, mi viejo cuerpo todavía puede dar al tuyo algo de calor.

Natalia
Sí, me abrazaré a ti, anciano. Oh, no puedo mover mi costado derecho.

Anciano
Esa es sin duda la parte de tu cuerpo que descansaba sobre el hielo.

Natalia
Sí, ¿Cuánto tiempo llevo aquí? ¿Quién eres? ¿Qué hacemos aquí?

Anciano
Tropecé con tu cuerpo hace apenas un momento. Mi nombre no merece ser pronunciado. De este modo respondo a dos de tus preguntas. A la tercera no me está permitido contestar, porque ignoro la respuesta.

Natalia
Como quieras, pero si nos quedamos aquí parados, nos moriremos de frío. Además, veo que te falta una sandalia y la túnica que llevas apenas te cubre[1]El hecho de el anciano solo lleve una sandalia es uno de los rasgos que identifica al personaje, como se verá más adelante. Lo mejor será llamar a esa puerta. ¿sabes a dónde conduce?

Anciano
No puedo responder a más enigmas, querida niña. Pero, ea, intentemos entrar, si nos dejan.

Natalia
Mira esas tres grandes máscaras: parecen rostros de mujeres, pero en vez de cabellos tienen serpientes.

Anciano
¿Qué? Retrocede, muchacha. Son las Gorgonas[2]Las Gorgonas son tres hermanas de la mitología griega. La más conocida es Medusa. . Si miras sus ojos quedarás convertida en una estatua de piedra.

Natalia
Pero, si sólo son inofensivas aldabas de bronce, anciano. Además, tienen cerrados los ojos.

Anciano
!Vuelve el rostro y no sigas mirando! Están vivas y abrirán sus ojos si las tocas. Deja que lo haga yo.

Natalia
(De espaldas)
¿Qué haces, anciano? ¿Qué ruido es ese?

Anciano
Golpeo con mi bastón y atravieso con él los ojos de Medusa y sus hermanas.

Natalia
Sus gemidos son horribles. No puedo soportarlo.

Anciano
Desfallecen ya los tres monstruos, la sangre gotea de las cuencas vacías de sus ojos. Ha de ser una horrible visión.

Natalia
(Se da la vuelta) Lo es, lo es. Y tú, sin embargo, no has muerto al mirar sus ojos. ¿Apartaste la vista al golpear?

Anciano
No las miré ni aparté la mirada, pues ambas cosas no son posibles para mí.

Natalia
¿Qué? !Calla! Ya comprendo. Ahora me doy cuenta de que eres ciego, anciano [3]La ceguera es otro de los rasgos distintivos de este anciano misterioso.. No te mueves torpemente.

Anciano
He aprendido a caminar como si poseyera todavía el don de ver la luz, pues mi destino me obliga a no detenerme nunca[4]Esta condena (no poder nunca detenerse) es otra de las pistas que permiten identificar a este personaje. No se trata, en cualquier caso, del holandés errante. A partir de ahora ya no se irán señalando los siguientes indicios, sino que en la nota final se dará cumplida explicación de cada una de ellas..

 Continuará…

*********

[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas o leyendo la barra lateral.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


Share

Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

arjuna-wijaya-jakarta

¿Alguien más se une al grupo?

En capítulos anteriores (1 y 2), Natalia y Arlequín emprendieron la búsqueda de Moralia, debido a que Natalia había soñado que se veía a sí misma en un acantilado y no se ayudaba. Tras caer por un agujero, llegaron a Moralia (3), donde encuentran a un verdugo moralista, a Kant, a Jesucristo y a Confucio. El verdugo, que es masoquista y kantiano, está aplicando la regla “Haz a los demás lo que desearías que te hicieran a ti”. En el capítulo 4 los viajeros se encontraron con Mo Di, el creador de la doctrina del Amor Universal.

 

Un hombre a caballo se acerca al galope y se detiene junto al carro, marchando entonces al paso de los viajeros.

Caballero
Perdonen que les fatigue con el deber de atenderme. No pude evitar escuchar la conversación que mantuvieron en la Plaza de la Moral [5] Plaza de la Moral era el nombre del lugar de torturas., y creo que ustedes podrían ayudarme a resolver una disputa. Me gustaría acompañarles allá donde van… Porque ustedes van a algún lugar, ¿no?

Arlequín
De eso no cabe duda, aunque no sepamos a cuál [6] La respuesta de Arlequín, claro está, recuerda de nuevo a Lewis Carroll. Pensé poner un ejemplo similar que sabía que estaba en las aventuras de Alicia, pero me desalentó pensar que tendría que buscarlo página a página; abrí al azar Alicia en el país de las Maravillas y encontré este diálogo… ALICIA: Minino de Cheshire… ¿te importaría decirme, por favor, que dirección debo tomar desde aquí? GATO DE CHESHIRE: Eso depende en gran medida de adónde quieres ir… ALICIA: No me importa mucho adónde.… GATO DE CHESHIRE: Entonces da igual la dirección” chesire-cat.

LaoZi
Yo diría que no vamos a ningún lugar, pero, si quieres que responda a lo que a ti te interesa (guiña un ojo a Jesucristo) respondería que sí: aunque no vayamos a ningún lugar, llegaremos a algún lugar [7]Lao Zi ofrece una interesante variante de estos juegos acerca de ir a algún sitio, muy plena de sentido: aunque su intención no es ir a algún lugar, ello no impedirá que lleguen a algún lugar”.

 

Confucio
Bien dicho, querido amigo. Es un placer oírte hablar [8] Me he permitido presentar a Confucio como un tipo simpático, amigable, capaz de disfrutar de las cosas pequeñas y además gran amigo de Lao Zi. Es el Confucio que me gusta a mí. No sé si es la visión correcta, pero sí creo que la imagen de Confucio está muy deformada por la tremenda influencia del confucianismo en la sociedad china. Como él mismo dijo páginas atrás: “No se puede uno fiar de las generaciones futuras”. Curiosamente, a Lao Zi y el taoísmo no se le aplica la misma vara de medir que con tanta dureza se descarga sobre Confucio y el confucianismo. Aunque yo no lo veo así, es posible que algunos lectores consideren que mi Confucio es un simplón y mi Lao Zi un pedante, ¿puedo decir que lo siento por ellos (por los lectores que piensen eso) sin que piensen que soy un pretencioso insoportable?. (al caballero:) ¿Te interesa el doloroso asunto que discutíamos?

laozi-kungziCaballero
Pues sí… Por cierto, hola, Arlequín, hola Natalia. ¿No me reconocéis?

Natalia
Sí, en eso estaba pensando. Usted es el Primer Caballero del Club de los Solipsistas[9] En la felicitación de 1989, Natalia y Arlequín conocieron a este caballero solipsista, llamado PRIMER CABALLERO en los diálogos, que discutía con el cura Maroon y que decidió suicidarse para comprobar si era verdad su solipsismo..

Caballero
Así es. Encantado de volver a verte

Natalia
… A pesar de que no nos hemos visto antes ni nos estamos viendo ahora.

Caballero
Veo que recuerdas perfectamente nuestra conversación [10] En su conversación con los solipsistas, estos explicaron a Natalia que, a pesar de no creer en la existencia de otras mentes, ellos aceptaban hablar como si aquéllas mentes existieran. De ahí lo atinado de la observación de Natalia: para el solipsista, ella en realidad ni existe ni existió. Sin embargo, hay que suponer que en su sueño, Natalia no le dijo al caballero: “Usted es el Primer Caballero”, pues ese título sólo tiene sentido en la transcripción realizada por mí del sueño., así que me permitiré seguir hablando de este modo convencional, dando por supuesto que tú y tus compañeros existís: el convertirme en solipsista no me hizo perder los buenos modales, ni darme cuenta de cómo he de comportarme en cada ocasión. (A Confucio:) Pero tú me preguntabas si me interesaba el doloroso asunto que discutíais. Te respondo que sí. Es cierto que me interesa el tema, pero para mí no es doloroso.

Kant
Ah, es usted un inmoral.

Caballero
No, yo no me definiría así. Verás, nosotros, los solipsistas, no necesitamos de superestructuras morales o éticas, ni de ningún tipo de precepto o doctrina para tratar bien a los demás. Los tratamos bien porque consideramos que los demás son nosotros mismos: simplemente, cuidamos de nosotros mismos. Pero la disputa de la que antes os hablé es la que mantengo desde hace días con un aceitunado caballero que se empeña en afirmar que piensa como yo. Permitid que os lo presente: él es aún más cortés que yo y le parecía una falta de educación unirse al grupo sin ser invitado.

Se gira hacia atrás y agita en alto su sombrero. En la lejanía se ve una nube de polvo que va aumentando de tamaño hasta convertirse en un carro de guerra tirado por cuatro caballos. Lo guía un joven apuesto, de rasgos hindúes.

Arjuna
Bienaventurados todos. Gracias por acogerme en este delicioso grupo.

Caballero
Este hombre es Arjuna, el héroe Arjuna [11]Arjuna es el protagonista del Bhagavad Ghita o Canto del Bienaventurado, uno de los libros más importantes de la India, y que es una sección del vasto Mahabarata..

Lao Zi
Yo me llamo Lao Zi. Quienes viajan sobre el heno son: Natalia, Confucio, Kant y Arlequín. Es un placer contar con la compañía de un guerrero de tan nobles sentimientos como tú [12]Lo que dice Lao Zi acerca de los nobles sentimientos de Arjuna no es, pese a lo que puedan pensar quienes conocen el Bhagavad Ghita, una ironía. Luego se explicará por qué..

Caballero
Les estaba explicando a estas personas tan amables que tú insistes en afirmar que piensas lo mismo que nosotros, los solipsistas.

Arjuna
Así es. No existe diferencia entre vosotros y yo, porque no existe ningún yo. Así que todos somos lo mismo.

Arlequín
No estoy muy seguro de que el hecho de no existir sea una buena razón para considerar que todos somos idénticos. Y si es así: ¡Vive la difference! [13] Ya que la diferencia parece implicar la existencia. Sin embargo, la conclusión no se sigue de manera necesaria de la proposición hecha por Arlequín, como habrá advertido cualquier lector que tenga algunos rudimentos de lógica..

Arjuna
Lo que quiero decir es que entre el Ser individual y el Absoluto no hay distinción: son lo mismo [14]Esta es una de las ideas principales del Bhagavad Ghita (que es un libro común a las seis darsanas o escuelas ortodoxas de la India): el Atman (el alma, la conciencia o el ser individual) se identifica con Brahman (lo Absoluto)..

Caballero
Me parece estupendo, pero yo no pienso eso. Yo sé que los demás no son lo mismo que yo, sino sencillamente que no son. Solo yo soy.

Arjuna
Tat tvam asi. Así es: Tú eres Aquello [15]Tat Tvam Asi (Tú eres Eso/Aquello) es la formulación más célebre de la doctrina que se comenta en la nota anterior. Es decir: el Atman (Tú) es el Brahman (Eso). No hay diferencia entre la conciencia que contempla y lo contemplado..

Caballero
No: (se señala) Yo soy Esto.

Kant
Lo interesante de este asunto es que ustedes, el caballero sollipsista y Arjuna, se comportan igual con los demás, pero parten de dos concepciones que, sean o no idénticas en última instancia, se expresan de distinto modo y que les obligan a discutir al uno con el otro. Lo importante es que los dos cuidan a los demás porque se cuidan a sí mismos. Es un hermoso fin, sean cuales sean las razones que a él conducen.

Arjuna
Bueno… (Duda durante un largo rato, como no atreviéndose a hablar) No estoy muy seguro de que esa se la consecuencia de mi doctrina. Verán, tengo un consejero azulado [16] Se refiere a Krishna, el dios que,bajo la forma de su auriga, convence a Arjuna de ir a la batalla contra sus parientes, cosa que  él no quiere hacer (lo que dijo Lao Zi de sus buenos sentimientos no era una ironía). ¿Quién no va a dejarse convencer por un dios como Krishna, que no es otro que Vishnu, y que, de ser cierta su doctrina, no es otro que el propio Arjuna y Brahman y quien esto escribe, es decir, yo? El Bhagavad Gita es un libro hermoso y cruel, uno de los máximos exponentes de la justificación de la crueldad: no hay nada malo en matar a los parientes, puesto que los parientes no existen, ni existe tampoco el dolor. Es el libro de cabecera de los Hare Krishna. Mucha gente confunde a los Hare Krishna con los budistas, a pesar de que Buda surgió para oponerse a las escuelas ortodoxas hindúes. El budismo es, junto con el jainismo, la principal de las filosofías heterodoxas (no basadas en los Vedas) de la India. (no quiero decir su nombre, pues entonces aparecería) que me intenta convencer de que da igual tratar bien o mal a los demás.

Vishnu-Kroshna-Brahman se muestra en todo su esplendor a Arjuna para convencerlo de que inicie la masacre con alegría.

En la imagen, Vishnu-Kroshna-Brahman se muestra en todo su esplendor a Arjuna para convencerlo de que inicie la masacre con alegría.

Lao Zi
Bien, pero ahora que él no está guiando tu carro, vamos a tratar bien a Natalia y a disolvernos entre las brumas de los sueños…

Confucio
Sí, no la fatiguemos más, pues nuestro viaje no ha hecho sino empezar.

Jesucristo
Dejémosla descansar, no del sueño, sino de la lectura de este sueño.

Natalia
Son ustedes muy amables, pero me gustaría seguir soñando para averiguar por qué no me ayudé a mí misma en mi pesadilla [17] Natalia no ha olvidado la razón que la llevó a Moralia, cosa que no parece recordar el autor de esta narración, o sea yo..

Lao Zi
Hay tiempo para todo, amiga, sobre todo para seguir soñando. Volveremos a vernos. [18] Seguramente no hace falta aclarar que el título “¿Alguien más se une al grupo?” tiene algún tipo de sentido teniendo en cuenta que según el caballero solipsista solo existe él, por lo que quizá nadie “más” se puede unir a un “grupo”, que tampoco existe.

¿FIN?

*********

[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas o leyendo la barra lateral.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


Share

Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

En capítulos anteriores (1 y 2), Natalia y Arlequín emprendieron la búsqueda de Moralia, debido a que Natalia había soñado que se veía a sí misma en un acantilado y no se ayudaba. Tras caer por un agujero, llegaron a Moralia (3), donde encuentran a un verdugo moralista, a Kant, a Jesucristo y a Confucio. El verdugo, que es masoquista y kantiano, está aplicando la regla “Haz a los demás lo que desearías que te hicieran a ti”…

…llegan más moralistas

Se acerca otro hombre, que viste una túnica verde.

mozi3Mo Di
Ese es el problema de aplicar preceptos morales equivocados. Escuchad lo que dice mi doctrina del Amor Universal: “Tienes que tratar a los demás como si fuera tu propia familia” [19]No he encontrado esta enunciación  del principio del Amor Universal expresada de manera explícita en el libro de Mo Di, ni en la Historia de la Filosofía China de Fung Yu Lang, pero, aunque no se exprese tan claramente, está implícita en pasajes como éste: “Todo el universo es mi familia”, así como en la acusación de Mencio (confuciano) de que el amor universal destruía la piedad filial al proponer un amor igualitario: habría que amar a nuestro padre como amamos a un extraño. En la introducción al libro de Mo Di, Fernando Mateos aclara que Mo Di “no enseñó que debemos amar a los padres propios como amamos a los extraños, sino viceversa, amando a los otros como amamos a los nuestros y que nuestro amor familiar se extienda a todo el mundo.””.

Confucio
¡Calla! [20]Aunque Confucio casi con absoluta seguridad no pudo conocer a Mo Di, este si conoció las ideas de Confucio y escribió contra ellas explícitamente: uno de sus escritos se titula “Anticonfucianismo”. La rivalidad entre moístas y confucionistas era muy grande y las doctrinas de Mo Di llegaron a ser tan populares como las de Confucio. De ahí que Confucio muestre una cierta animadversión, que le hace perder los buenos modales, al hablar con Mo Di ¿Es que no sabes que el verdugo es masoquista porque un amigo de su padre decidió aplicar tus preceptos?

Jesucristo
(A Natalia y Arlequín) Así es: el amigo del padre del verdugo era sádico y no sólo pegaba a su propia familia, sino que, como era partidario del Amor Universal de Mo Di, torturaba del mismo modo al todo los vecinos.

Confucio
El pobre verdugo, torturado desde pequeño por el amigo de su padre, desarrolló desde la infancia un gusto perverso y desmesurado hacia los golpes. Ser pegado, y además ser pegado por Amor Universal, fue una experiencia que determinó no sólo su masoquismo, sino también su afán proselitista.

Kant
Pero si ese amigo de su padre era sádico, entonces, cuando pegaba a los demás, hacía lo que realmente le gustaba a él, así que habría que preguntarse si realmente era un partidario de Mo Di o si solo decía seguir la doctrina del amor universal para justificarse. No sabemos si era un individuo moral por gusto, por necesidad o por sentido del deber.

Confucio
Eso es cierto, pero en el caso del verdugo si sabemos que hace lo que hace por sentido del deber, para hacer a los demás lo que desea para sí mismo, pues él no es sadomasoquista, sino sólo masoquista. Aplicar estas torturas a los demás representa un gran sacrificio para él: a él le gusta sufrir, pero no causar sufrimiento.

Jesucristo
Con lo que aplica otro de tus preceptos, que también es de Inmanuel; hay que querer el bien por el bien mismo [21]Confucio o los confucionistas, explica Fung Yu Lang, defendieron la idea de “hacer por nada”. Hacemos lo que debemos hacer simplemente porque es moralmente justo hacerlo, y no por alguna consideración externa a esa compulsión moral. Frente a esta idea, los taoístas propusieron la de “hacer nada”. Inmanuel Kant también sostenía que la única razón de la acción moral es la misma acción, al margen de cualquier otro resultado, como el éxito de la misma, por ejemplo. Sólo existe valor moral para Kant, explica Russell, cuando un hombre actúa por sentimiento del deber; no es suficiente que el acto se realice tal como el deber pudiera haberlo prescrito. .

kant

Kant
Sí… Es cierto (rompe a llorar) Mi error… fue no pensar que mis preceptos sólo eran aplicables a alguien que pensara como yo en el resto de las cosas [22] Este reproche, que también se hacía hace un momento a sí mismo Confucio, me parece muy adecuado: los moralistas que además tienen buenos sentimientos (lo que yo considero buenos sentimientos, claro) formulan leyes que, aplicándolas ellos, con sus buenos sentimientos, producen hermosos resultados; pero esas mismas leyes, aplicadas por otros moralistas con malos sentimientos (lo que yo considero malos sentimientos, que para ellos serían buenos sentimientos) producen resultados lamentables. Pero no quiero quitarles los argumentos a mis personajes, así que no sigo por esa línea.. Pero, ahora, lo mejor será que os vayáis, pues el verdugo está terminando ya su tarea moral.

Lao Tzu Bronze

En ese momento se detiene junto a ellos un carro de heno arrastrado por un buey. Sobre el buey va sentado un anciano.

Anciano
(A Confucio) Maestro Kung [23] Confucio se llamaba Kung Tse o Kung Zi o Kung Tzi, que quiere decir más o menos Maestro Kung. No es fácil elegir entre las diversas posibilidades de traducción de los nombres chinos. En el caso de Confucio y Mencio resulta casi imposible utilizar sus nombres latinizados. En el caso de Mo Di, quizás debería escribir Mo Zi o Mo Tzi (Maestro Mo), aunque el se llamaba Mo Di (pronunciado Mo Ti). Enseguida se verá otro ejemplo., ¡Cuánto tiempo desde nuestro último encuentro y qué poco hemos cambiado los dos! [24]Más adelante se explicará todo este diálogo.

 Confucio
Así es, Maestro Lao. ¿Nos permitís subir a vuestro carro?

Anciano
Sabía que eso sucedería tarde o temprano [25] Supongo que será innecesario señalar el doble sentido de esta frase, así que lo haré de la elegante manera anterior. . Subid, hay sitio para todos.

Todos suben al carro de heno. Lao Zi acaricia al buey, que tira suavemente del carro, alejándose del lugar de tortura.

Confucio
Queridos amigos, permitan que les presente a mi viejo amigo y rival: Lao Zi, el Maestro Lao.

Arlequín
¿Éste es el mismo que Lao Tse?

Natalia
Creo que sí. Perdone, ¿usted es el autor del Tao Te King, ¿verdad?

Lao Zi
La respuesta a lo que quieres saber es “Sí”. La respuesta a tu pregunta es: “Quizás sí, quizás no” [26]  Natalia no está realmente interesada en saber si Lao Zi es el verdadero autor del libro del Tao, tampoco le interesa si ése es el título correcto del libro, o cosas semejantes. Lo que Natalia quiere saber es si Lao Zi es la misma persona que esa otra llamada Lao tse, a la que se asocia con el Tao Te King. Así que la respuesta al interés de Natalia es “sí”. Para la pregunta literal de Natalia, las respuestas pueden ser muchas: ni está claro que Lao Zi (o Lao Tse) escribiera el Tao Te King, ni que deba llamarse así al libro, pero Lao Zi parece referirse más a la primera incertidumbre: si él es o no el autor de ese libro. En cuanto a la conversación entre Confucio y Lao Zi, antes de que éste sea presentado, señalaré varias fruslerías y juegos tontos que me he permitido. Como dije en otra nota, Lao Zi, llama a Confucio a la manera China: Maestro Kung (Kung Zi), y a su vez Confucio traduce completo el nombre de Lao Zi al llamarle “viejo maestro” (que he puesto en minúscula para que no se notara); el encuentro entre ambos, que era una historia tradicional es actualmente puesto en duda por los expertos, que no sólo han convertido a Confucio en más viejo que Lao Zi (anterior a él), sino que además dudan de que siquiera pudieran llegar a conocerse, pues Confucio habría muerto antes de que naciera Lao Zi. Como ya se ha dicho una y otra vez, Lao tse y Lao Zi designan al mismo personaje.”.

Natalia y Arlequín se quedan con cara de duda.

Confucio
Dime, querido amigo. Te perdí de vista camino de la India, qué pasó después [27] Según la leyenda, la última vez en que Lao zi fue visto fue a lomos de un buey (el mismo de esta felicitación, sin duda) camino de la India. Lo del carro de heno lo añadí pensando en la célebre pintura de El Bosco..

Lao Zi
Bueno, llegué a la India a tiempo de conocer a un tal Siddharta Gautama, también llamado Sakyamuni, también llamado el Despierto o el Iluminado, también llamado Buda. Un hombre estupendo. Hablamos de muchas cosas [28]

Buda, Lao zi y Confucio

Buda, Lao zi y Confucio

Todos los nombres que menciona Lao Zi se pueden emplear para hablar del fundador del budismo. Debido al cambio de fechas en lo que se refiere Lao Zi, es posible que éste otro encuentro entre dos sabios (que yo sepa sólo mencionado por el autor que escribe esta frase) resulta muy improbable. En cualquier caso, lo que resulta muy interesante es que parece insinuarse que Lao Zi pudo influir en Buda, con lo que se daría la vuelta a la versión aceptada que dice que el budismo llegó a China y allí, en cierta fusión con ideas taoístas, dio origen al “‚Ch’ang, que después, al pasar a Japón, se convertiría en el hoy famosísimo Zen..

Jesucristo
¡Cristo! ¿No querrás decir que llegaron a conocerse tres de los más grandes sabios de la humanidad?

Lao Zi
No, no era eso lo que quería decir, pero no olvides a Mahavira, al que también podría haber conocido [29]Mahavira es, si no el fundador, sí el más importante representante y maestro tradicional del jainismo. Como era contemporáneo de Buda, si Lao Zi conoció a Buda, bien pudo haber conocido a Mahavira. Como sucedió páginas atrás, Lao Zi responde con sencillez y de manera aparentemente paradójica a lo que ha dicho Jesucristo: el no quería decir lo que Jesucristo, de manera retórica, parece atribuirle, él simplemente dijo que había conocido a Buda.. Oh, perdón.

Jesucristo
Da igual, pero,¡qué lástima haber nacido tan lejos y tan tarde!

Arlequín
Claro, en su época ya no había nada nuevo que decir [30] Muchas de las doctrinas atribuidas a Jesucristo pueden encontrarse en pensadores de India y China, particularmente en el budismo..

Lao Zi
Creo que nuestro amigo Jeshua no pensaba en eso [31] Jeshua parece que es una traducción más correcta que Jesús. De este modo, Lao Zi intenta hacerse perdonar su ligera falta de educación, de la que es perfectamente consciente (¿Tú también, lo advertiste, lector?), porque ya se disculpó antes (la disculpa de Lao zi se debe a que no incluyó al propio Jesucristo entre los sabios de la humanidad) . Pero no me gusta hablar acerca de lo que piensan los demás, pues podrían regañarme mi querido Zhuang [32]Hay un cuento taoísta, que no sé si se puede atribuir a Zhuang Zi (un taoísta ): “Dos sabios se encontraban en un puente contemplando el fluir de las aguas bajo sus pies. Uno dijo: “Desearía ser pez; los peces son muy felices”. El otro replicó: “¿Cómo sabes si los peces son felices o no. Tú no eres pez”. Y entonces el primero dijo: “Tampoco tú eres yo, así que, ¿cómo puedes saber si yo sé o no sé cómo se sienten los peces?”. 2014: se trata, efectivamente de una historia que aparece en el Zhuang zi, que por aquel entonces yo empezaba a leer. Puedes leer mis comentarios al Zhuang zi aquí.

Continúa en “¿Alguien más se une al grupo?.

*********

[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


Share

Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

…En Moralia

En capítulos anteriores (1 y 2), Natalia y Arlequín emprendieron la búsqueda de Moralia, debido a que Natalia había soñado que se veía a sí misma en un acantilado y no se ayudaba. Ahora han caído por un agujero.

Natalia-Daniel-Barcelona

Natalia, la Soñadora, y su hermano Daniel, cronista de sus sueños

Natalia y Arlequín descienden por un tubo en forma de espiral durante un tiempo que les parece interminable (dos minutos). Finalmente, son escupidos en un prado, uno encima del otro, primero Natalia, después Arlequín, que cae sobre ella.

Arlequín
Perdona, Natalia… Bueno, ya estamos en Moralia.

Arlequín señala, a su izquierda, un gran cartel en el que pone: “Bienvenidos a Moralia”.

Natalia
Me parece que te equivocas, Arlequín. Esto no puede ser Moralia. ¿No ves a es hombre clavado a una cruz y a ese otro con una capucha de verdugo que le está dando latigazos?

Arlequín
Es cierto, y después le echa sal y vinagre sobre las heridas [33] Que no es lo mismo que darle a beber vinagre y hiel, como a Jesucristo: tal vez a él no se lo dieron para hacerle sufrir más, sino para anestesiar su dolor . Vamos a acercarnos.

Natalia
Quizá deberíamos irnos de aquí.

Arlequín
No te preocupes, Natalia. (Al verdugo) Perdone que le interrumpa. Estamos en Moralia, ¿verdad?

Verdugo
(con amabilidad) Bienvenidos. Esperen un segundo, en cuanto termine con este otro turista, me ocuparé de ustedes

Natalia
Ah, no, de verdad, por nosotros no se preocupe. Nos gusta esperar, ¿verdad, Arlequín?

Arlequín
¡Claro! usted cumpla bien con su trabajo, que eso es lo que importa: el trabajo bien hecho. Además, nos están esperando…

Arlequín agarra a Natalia y se la lleva lejos del lugar de tortura.

Arlequín
(señalando a lo lejos) Mira allí, Natalia, yo conozco a ese tipo.…

Natalia
¿Ese que está llorando y dándose golpes de pecho? Parece sufrir mucho.

Arlequín
(Al hombre que llora y se golpea) Perdone si interrumpimos un poco su congoja, ¿no es usted Inmanuel Kant?

Kant
En efecto, soy yo; pero, por favor, hable más bajo, no vaya a ser que me reconozcan mis víctimas pasadas, presentes y futuras.

Natalia
¿Se refiere usted a las que son torturadas en esa cruz?

Kant
Sí.

Natalia
¿Y qué tiene usted que ver con esto? Usted ha pasado a la historia como el pensador más moral de cuantos han existido [34]Así, Kant ocupa ese puesto en la historia, tal vez con la posible excepción de Sócrates.

Kant
¡Ay de mí! Esa es mi desgracia. Aquí, en Moralia, aplican mis preceptos a rajatabla. El hombre vestido de cuero negro con la capucha de verdugo, es uno de mis más fieles y perfectos partidarios.

Natalia
No puedo entenderlo.

Kant
Es muy sencillo. Ese hombre está aplicando mi imperativo categórico: “Obra como si la máxima de tu acción debiera convertirse por tu voluntad en ley universal de la naturaleza” [35]El Imperativo Categórico de Kant se conoce en distintas formulaciones: la que el propio Kant enuncia aquí es la segunda de las cinco que ofrece H.J.Paton en The Categorical Imperative .”

 Se acerca un hombre joven, con el rostro bien afeitado y con un taparrabos de tela grisácea. Antes de hablar, sonríe amablemente a todo el grupo.

Hombre
Sí, también está aplicando mi más importante doctrina, la Regla de Oro: “Cuanto quisiereis que os hagan a vosotros los hombres, hacédselo vosotros a ellos.”
[36]Así lo dice Jesucristo en Mateo 7.12. Aunque la Regla de Oro se conoce popularmente como: “Haz a los demás lo que quisieras que los demás te hicieran a ti”, un enunciado no aparece en ninguna de las versiones bíblicas. Pero la idea sí se expresa con bastante claridad en otros pasajes. Así, en Lucas 6.31: “Y como queréis que os hagan los hombres, así hacerles también vosotros”. Y también en Tobías 4.15 en forma negativa: “Lo que no quieres para ti, no lo hagas a nadie” (aquí no es Jesús quien habla, sino Tobías, que se lo dice a su hijo Tobías). Respecto a este último pasaje, Asimov dice que es una expresión de la Regla de oro, la idea de “guiar las acciones por empatía, es decir, poniéndose en el lugar de la otra persona”. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Lo que sucede más bien es que se pone a las otras personas en el lugar de uno mismo: ponerse en lugar de la otra persona consiste en intentar saber cómo siente y qué piensa el otro, y no suponer sin más que siente y piensa como nosotros y que, por tanto, debemos hacer con ella lo que nos gustaría que ella nos hiciese a nosotros.

Tobias-420px-Filippino_Lippi_016

Tobías y el ángel, por Filippino Lippi, 1472). Uno de los pasajes más conocidos del libro de Tobías: el arcangel Rafael ayuda al ciego Tobías a recuperar la vista y a exorcizar a Sara, poseída por el demonio Asmodeo.

En el pasaje que he citado en la felicitación, Jesucristo añade que esa doctrina “está en la Ley y en los Profetas.” En la Biblia que yo consulto (Nacar-Colunga) se dice que no se encuentra ni en la Ley ni en los Profetas esa doctrina de la caridad (?), al menos expresada de manera explícita. Ahora bien, tenemos esa formulación ya mencionada de Tobías 4.15. Sin embargo, Tobias es un libro que no se incluye ni en el Canón protestante ni en el judío jerosomilitano (pero sí por los judíos de la Diáspora), sino sólo en el católico (en el Antiguo Testamento, después de Nehemías). La historia de Tobías fue escrita probablemente hacia el año 200 antes de Cristo, pero la acción tiene lugar hacia el -720, en tiempos de Nínive (cuyo fin Tobías presencia). Aunque Tobías no es uno de los libros proféticos, guarda ciertas semejanzas con estos, como es el utilizar la narración de un desastre antiguo (la caída de Nínive) como símbolo de uno futuro (la caída del imperio seleúcida). Asimov dice, quizá con cierta ironía, que el autor del libro fue un excelente profeta: el Imperio Seleúcida cayó una generación después de ser escrito el libro de Tobías

Natalia¡Ah! Usted es Jesucristo. No le había reconocido sin barba.

jesucristo-bizantino

jesucristo rabbula Evangelios 6

El Jesucristo de pelo crespo y barba recortada en una representación de los Evangelios de Rabbula (siglo VI)

Jesucristo
Por favor, no me trates de usted, no puedo soportarlo.
[37]Según parece, en el Nuevo testamento, Jesús habla con sus discípulos y ellos con él tratándose de “tu”, nunca de “usted”. Digo según parece porque no sé si en el original de los libros del NT, escrito en griego koiné (con la posible excepción de Mateo, que quizá fue escrito en Arameo), se empleaba una u otra fórmula. Es decir, no sabemos cómo hablaba Jesús con sus discípulos, pero todos los textos que cuentan su vida y andanzas lo muestran tratando de tú y siendo tratado de la misma manera por todos. Me di cuenta de este asunto cuando leí las Cartas Filosóficas de Voltaire, en las que éste cuenta, en un estilo no muy distinto del llamado Nuevo Periodismo, sus experiencias en Inglaterra. Las primeras cartas están dedicadas a los cuáqueros (quakers), quienes se negaban a quitarse el sombrero delante de nadie ni a tratarlo de “usted”, ya se tratase del mismísimo rey. Uno de estos cuáqueros le explica a Voltair por qué: “Confiesa que has tenido dificultad en no reírte cuando he respondido a todas tus cortesías con el sombrero en la cabeza y tuteándote; sin embargo, me pareces demasiado instruido para ignorar que en el tiempo de Cristo ninguna nación caía en el ridículo de sustituir el singular por el plural. Decían a César Augusto: te amo, te ruego, te agradezco… Sólo mucho después de él los hombres comenzaron a hacerse llamar vos en lugar de tú, como si fuesen dobles, y a usurpar los títulos impertinentes de Grandeza, de Eminencia, de santidad, que unos gusanos dan a otros gusanos, asegurándoles que son, con un profundo respeto y una falsedad infame, sus muy humildes y obedientes servidores.” Y termina diciendo el cuáquero: “Para salvaguardarnos de ese indigno comercio de mentiras y de halagos, tuteamos igualmente a los reyes y a los zapateros, no saludamos a nadie y no tenemos por los hombres más que caridad, y respeto sólo por las leyes”.
Esta es una de las estupendas costumbres de los cuáqueros: yo creo que tratar alguien de “usted” indica sólo un respeto absurdo o un temor lamentable. Es cierto que al conocer a una persona suelo hablarle de “usted”, pero es sólo porque sé que muchas personas se ofenden tontamente si las tratas de “tu”, pensando que estás faltándoles al respeto. Yo no soy tan estricto o tan coherente como los cuáqueros, que a menudo se ganaron la cárcel o el destierro por tutear a jueces e incluso a reyes. Después de leer las cartas de Voltaire, embellecí la historia, haciendo que los cuáqueros remontasen el tuteo al propio Jesucristo y a sus discípulos, en vez de a César Augusto, como he descubierto al releer dichas cartas. Por otra parte, Corominas cuenta que ‘vos’ (del latín, vuos, vosotros) se empezó a emplear desde los orígenes del castellano además de en su forma plural, como forma singular reverente. Al final, se extendió tanto su empleo que ya no indicaba respeto, sino sólo la falta de familiaridad entre iguales y falta de respeto en boca de un noble. Se dejó de emplear, excepto en las zonas rurales (y así sobrevivió en las partes rurales de América de aquel entonces con el valor de ‘tú’). Para evitar la ambigüedad del singular de vos, se empleó sólo el vosotros con carácter plural. En cuanto a usted, es una contracción de vuestra merced, inventado para sustituir a vos, desgastado ya como pronombre de respeto. Una historia interesante, sin duda
. En cuanto a lo de la barba, nunca la he llevado. Eso, como tantas otras cosas referidas a mí, es algo que se inventaron mucho tiempo después de mí muerte.
[38] Parece, en efecto, que el Jesús histórico (si es que existió alguna vez) e incluso el que es descrito en los Evangelios, no llevaba barba, aunque sí largos cabellos. No recuerdo exactamente a qué época se remontan las primeras imágenes del Cristo barbado. Entre mis libros, no he encontrado ninguna anterior al año 900: la de un iconoclasta bizantino que cubre con cal un retrato de Jesucristo (que parece llevar una ligera barba). Pero incluso en el año 1000 todavía se representa a Jesús sin barba en el Libro de los Evangelios de Otón III. En algún lugar he leído también una poderosa argumentación que sostenía que Jesucristo no podía haber llevado barba, por alguna razón muy concreta relacionada con su clase social, su oficio, o algo semejante. No recuerdo dónde.

Caravaggio representó a Jesucristo sin barba, algo excepcional en su época.

Caravaggio representó a Jesucristo sin barba, algo excepcional en su época.

(Nota en 2014) Aunque estamos acostumbrados a las representaciones de Jesucristo con barba, expertos en la época en la que se supone que vivió Jesús de Nazaret creen que no podía llevar barba por razones del culto o de la secta a la que pertenecía. En las primeras representaciones de Jesucristo, se lo solía representar joven y perfectamente afeitado o con una barba pequeña y recortada y el pelo un poco crespo, es decir con un aspecto más semita que griego. Incluso hubo quienes protestaron contra la imagen que ahora tenemos de Jesucristo (y de Dios mismo) por parecerse demasiado al Zeus griego o el Júpiter romano. Así lo cuenta Teodoro Lector al recordar una anécdota que sucedió en los tiempos en que Gennadius era patriarca de Constantinopla (458-471): “En el tiempo de Gennadio era conocido un pintor que quereía pintar al Salvador con la apariencia de Zeus”. En opinión de Teodoro, en el siglo VI opina que la otra imagen, “la del pelo corto y crespo era más auténtica”. En la imagen se puede ver el Jesucristo de pelo crespo y barba recortada en una representación de los Evangelios de Rabbula (siglo VI) .

Confucio
Sí, no se puede uno fiar de las generaciones futuras. ¡Ah, en los buenos tiempos míticos las cosas no eran igual!

[39]Para Confucio, como para muchos pensadores chinos, había existido en tiempos remotos una época mítica ideal, de carácter más o menos comunista y justo, además de varios emperadores, como el Emperador Amarillo, caracterizados por ser gobernantes perfectos. Esta idea de la edad de oro en el origen de la humanidad es común a muchas culturas. Existe, por ejemplo en Grecia. En algún lugar leí que la originalidad del cristianismo consistió en poner la Edad de Oro al final de los tiempos, en vez de al principio. Eso es muy discutible: no sólo en otras culturas existe también esa Edad de Oro futura, sino que toda la leyenda del Paraíso y Adán y Eva no es sino otro ejemplo del tópico de la Edad de Oro en la que vivieron nuestros antepasados Pero, claro, parte de la culpa también la tenemos nosotros por no pensar bien en las consecuencias de nuestras reglas cuando son aplicadas por otros temperamentos. Este hombre, el verdugo, no sólo es kantiano y cristiano, también aplica mi precepto llamado el cuadrado de medir: “No hagas a los demás lo que no quieras para ti mismo” [40]Confucio dice esta frase en Analectas XII,2., cuando su discípulo le pregunta por el significado de jen (hombre de virtud, más o menos). Efectivamente, fueron los confucianos posteriores los que llamaron a esta idea el “principio de aplicar un cuadrado de medir”, es decir uno se pone a si mismo como norma para regular la propia conducta, que, como se ve, coincide con la Regla de Oro cristiana (y también pitagórica al parecer) y con el precepto kantiano)”.

confucioNatalia
Pero, no acabo de entender por qué hablan de ese verdugo como si se tratara de un ser perfecto desde el punto de vista de la moral que ustedes han creado, y como un fiel discípulo de sus doctrinas.

Kant
Lo es, lo es… Lamentablemente.

Jesucristo
Sí, porque ese hombre, además de ser un perfecto moralista cristiano-kantiano-confuciano, es masoquista.

Confucio
…Así que hace a los demás lo que le gustaría que le hicieran a él.

 Continúa en “Llegan más moralistas”

*********

[Esta felicitación que escribí para mi hermana Natalia tiene notas, añadidas en 1997, y otras escritas en 2014. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


Share

Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

[Natalia tras despertarse de una pesadilla en la que se vio a sí misma en un acantilado y no se ayudó (Sueños y pesadillas), emprende junto a Arlequín un viaje en busca de una respuesta a su extraña actitud. Arlequín le promete que viajarán a Moralia]

…Un viaje cortolargo

 

arlequinado

Arlequín ofrece su mano a NATALIA y ambos se elevan, atraviesan el techo de la habitación y el tejado del edificio. Pronto llegan junto al círculo de la Luna y se lanzan dentro, como si se tratara de una piscina. Caen al otro lado sobre un suelo de mármol blanco y negro, idéntico al traje a rombos de Arlequín. El suelo arlequinado se extiende en todas direcciones hasta donde alcanza la vista.


 

Natalia
Me parece que nos hemos perdido. Esto parece un desierto de mármol de Carrara [41] El mármol de Carrara es uno de los más apreciados. Se extrae de las montañas que rodean el pequeño pueblo de Carrara. Las canteras de Carrara ya eran explotadas por los etruscos, y los romanos llamaban al mármol extraído de ellas marmor lunensis (esa es una de las razones, la más erudita y sutil,  por las que Arlequín y Natalia caen, tras atravesar la Luna, en ese desierto de mármol de Carrara). La extracción se detuvo con la Caída del Imperio, reanudándose en el siglo X y proporcionando a Carrara la materia prima para infinidad de obras de arte florentinas, genovesas y venecianas.

 Arlequín
Lo mejor será dirigirnos hacia alguna parte.

Natalia
Pero, si caminamos en dirección contraria, podemos morirnos de hambre o de sed, o de ambas cosas a la vez.

Arlequín
No te preocupes. Todos los caminos conducen, tarde o temprano, a Moralia. El único peligro es pasar de largo. Tenemos que estar muy atentos.

Natalia
De acuerdo. Vamos entonces hacia allí.

Natalia señala con su dedo índice una dirección y ella y Arlequín dan un paso al frente.

Natalia
!Mira! !Una puerta gigantesca allí a lo lejos. Tenías razón: hemos dado un sólo paso y ya hemos visto Moralia. Afortunadamente, hemos elegido la buena dirección.

Arlequín
El resultado habría sido el mismo en cualquier dirección, incluso en cualquier sentido.
[42] La manera más fácil de alejarse de un lugar no es ir en otra dirección, sino en el otro sentido. Mucha gente confunde dirección y sentido y dicen: “Vamos en dirección contraria”, cuando contrario sólo puede ser, estrictamente, el sentido. Ya antes Natalia (la Natalia soñada) dijo: “dirección contraria”. Yo mismo, en la acotación siguiente escribí primero: “y luego un paso al frente en la dirección contraria” (lo he corregido ahora). Mira.

 Arlequín toma a Natalia de la mano y ambos dan un paso hacia atrás y luego un paso al frente en sentido contrario.

Natalia
Es verdad, allí está Moralia.

Arlequín
Verás… el problema es que no estoy seguro de que ese lugar sea Moralia.

Natalia
Bueno, por lo menos es un lugar. Vamos hacia esa puerta.

Arlequín
Espera, no hace falta. Hagamos que ella venga a nosotros.

Natalia
¿Es que es una puerta con patas?

Arlequín
No exactamente.

 Arlequín se agacha y agarra el suelo como si se tratara de un mantel. Tira de él hacia sí mismo y va acercando poco a poco la puerta, hasta que queda junto a ellos.

puerta

Arlequín
Bueno, ya hemos llegado [43] ¿Han llegado, a pesar de no haberse movido?. Más bien parece que, al contrario del célebre dicho de Mahoma, la Montaña (Moralia) es la que ha venido a ellos. Pero, como yo pensaba, esto no es Moralia.

Natalia
!Claro que sí! Mira, lo pone bien claro en la misma puerta: “A MORALIA”.

Arlequín
No, fíjate bien. lo que pone es “AMORALIA”.

Natalia
Es cierto.

Arlequín
Bueno, no te preocupes. Mira: por ahí sí se va a Moralia.

 Arlequín señala un pequeño agujero en el suelo, junto al que hay un letrero en el que pone MORALIA, en letras casi ilegibles.
[44]
El agujero, es obvio, recuerda el de Alicia en el país de las maravillas: la madriguera de conejo por la que Alicia cae al perseguir al conejo blanco, pero también tenía relación para mí con otras dos imágenes de mi infancia. La primera era Yellow Submarine, la película de animación de los Beatles, en la que atraviesan el Mar de los Agujeros, y allí descubren que los agujeros son lonchas que se pueden colocar aquí y allá; la otra era un cuento ilustrado que leí en la infancia en el que pasaba algo similar y los personajes pintaban agujeros o puertas que les servían para llegar a otros mundos o pasar de uan página a otra. Siempre he querido saber qué cuento era ese, y algún otro de mi infancia, pero no he logrado encontrar ninguna referencia. 

Arlequín
(Saltando al agujero) !Vamos!

El mar de los agujeros (Yellow Submarine)

  Continúa en “En Moralia”…

*********

[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable.-y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa]

 

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


Share