El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

reji-logo

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales (1) ¿Por qué el Séptimo Arte? y (2) Extensiones audiovisuales

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se hacían películas que parecían teatro grabado. La cámara era como un espectador sentado en su butaca, incluso más pasiva, pues ni siquiera dirigía su atención hacia uno u otro lugar, sino que recogía, inmóvil, todo lo que pasaba delante de ella.

Poco a poco, los cineastas empezaron a descubrir que el cine no tenía por qué imitar al teatro y que la cámara se podía mover, incluso aunque no se movieran los actores.

Otra de las grandes ventajas del cine respecto al teatro era que no estaba limitado en cuanto a decorados. Cada escena podía transcurrir en un lugar diferente: en una calle, en una casa, en un gran hotel, en un barco, en un tren.

Presentación del proyecto A (Alpha) de Stathis Athanasiou.

Presentación del proyecto A (Alpha) de Stathis Athanasiou, que pone al cien al servicio de su “pariente natural”, el antiguo drama griego.

El cine, el nuevo medio ya plenamente entendido, como diría McLuhan, llegó a sus máximas cotas de expresión hacia 1930.Y entonces retrocedió durante un tiempo casi a sus orígenes y volvió a mirar al teatro como fuente de inspiración. La culpa fue de la invención del sonido cinematográfico. Hasta ese momento nadie se había preocupado mucho por escribir diálogos, ya que bastaba con darles unas pautas a los actores y que pareciese que estaban hablando de asesinarse o de amarse. El guión, al menos tal como se conoce hoy en día, nació gracias al cine sonoro, pero el cine sonoro también logró evolucionar gracias al guión.

Continuará…



lasparadojasreji-logoEste artículo es una selección de algunos pasajes de mi libro Las paradojas del guionista, reglas y excepciones en la práctica del guión (Alba editorial, 2007) que escribí con motivo de mi participación en un congreso en París en 2008 llamado “Rencontres Europeennes des jeunes et de l’image”.

Web page: Las paradojas del guionista
Amazon


 

Entendiendo los nuevos medios

¿Por qué el Séptimo Arte?

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 1


Leer Más
Extensiones audiovisuales

Entendiendo los medios audiovisuales 2


Leer Más
El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3


Leer Más
Cine y comic

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 4


Leer Más
Cine y literatura

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 5


Leer Más
Cine y televisión

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 6


Leer Más
Los nuevos medios audiovisuales

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 7


Leer Más
La televisión interactiva

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 8


Leer Más
La fascinación por la herramienta

|| Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 9


Leer Más

Las 38 paradojas del libro y algunas más

Las paradojas de Las paradojas del guionista, aunque aquí se añaden nuevas ideas y consideraciones, mostrando que incluso existen interesantes excepciones a las propias excepciones.

Las 38 paradojas del guionista (y algunas más)

Leer Más
Decir que no se deben dar normas es dar una norma
Paradoja nº1

Leer Más
El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2


Leer Más
Causas sin efecto y efectos sin causa
Paradoja nº3

Leer Más
El guionista debe trabajar para que su trabajo no se note
Paradoja nº4

Leer Más
Se debe proporcionar información sin que parezca información
Paradoja nº5

Leer Más
La mejor manera de mostrar algo es no mostrarlo nunca del todo
Paradoja nº6

Leer Más
Promete pero no cumplas
Paradoja nº10

Leer Más
Todos los métodos son buenos, incluso los malos

Paradoja nº27


Leer Más

Reglas y excepciones (Las paradojas del guionista)

La infidelidad del guionista

Leer Más
Las reglas del juego en Shakespeare

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Las formas narrativas… no narrativas

Leer Más
Will Eisner y Orson Welles

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Las paradojas del guionista (y de cualquier otra persona)

Leer Más
Excalibur , entre las leyes del mito y las del guión

Leer Más
El viaje del héroe

Leer Más
Hana y la verdad verosímil

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Manera de leer Principios de filosofía y otros libros

Leer Más

 

The scriptwriter’s paradoxes

Why the Seventh Art?

Understanding new audiovisual media 1


Leer Más
Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2


Leer Más
Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3


Leer Más
Cinema and comics

Understanding new audiovisual media 4


Leer Más
Cinema and literature

Understanding new audiovisual media 5


Leer Más
Cinema and television

Understanding new audiovisual media 6


Leer Más
The new audiovisual media

Understanding new audiovisual media 7


Leer Más
Interactive television

Understanding new audiovisual media 8


Leer Más
A fascination for the tool

|| Understanding new audiovisual media 9


Leer Más


Share

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

reji-logo

Understanding New Audiovisual Media (Daniel Tubau) Read first: (1) Why the Seventh Art? and (2) Audiovisual extensions

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer as a new medium: to direct a film was just like shooting a theatre play. The camera’s point of view was that of a spectator in a seat, it could even be said that the reception was more passive since attention did not divert once while still noticing everything that was happening before it.

Little by little, directors discovered that cinema had no reason to copy theatre and that a camera could move even though actors did not. Another great advantage of cinema compared to theatre concerns the settings. Each scene can take place in a different location: in a street, a house, a great hotel, a boat, in a train.

Presentación del proyecto A (Alpha) de Stathis Athanasiou.

A (Alpha) de Stathis Athanasiou.

According to McLuhan, it’s around 1930 that film, a fully-fledged medium, completely mastered its force of expression, after what it regressed and went back to its origins, drawing once again inspiration from theatre. Sound is the reason for this regression. Indeed, until then, no one had to deal with dialogues, since all that actors needed were a few directives to set the tone, thus conveying the impression that they talked about love or hatred. The scenario, in its current form, was born thanks to sound films, which have in return been altered by the scenario.

To be continued…


lasparadojasThis article is a selection of passages taken from my book, The scriptwriter’s paradoxes: rules and exceptions in the practise of a scenario (Las paradojas del guionista, Alba Editorial, 2007) aimed at people interested in scriptwriting, and narration in general. The book explores the different theories and manuals existing on the subject, while listing forty paradoxes with which a scriptwriter might be faced.

Web page: Las paradojas del guionista
Amazon

ficha-danieltubau-en


The scriptwriter’s paradoxes

Why the Seventh Art?

Understanding new audiovisual media 1


Leer Más
Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2


Leer Más
Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3


Leer Más
Cinema and comics

Understanding new audiovisual media 4


Leer Más
Cinema and literature

Understanding new audiovisual media 5


Leer Más
Cinema and television

Understanding new audiovisual media 6


Leer Más
The new audiovisual media

Understanding new audiovisual media 7


Leer Más
Interactive television

Understanding new audiovisual media 8


Leer Más
A fascination for the tool

|| Understanding new audiovisual media 9


Leer Más

Other posts

Las 38 paradojas del libro y algunas más

Las 38 paradojas del guionista (y algunas más)

Leer Más
Decir que no se deben dar normas es dar una norma
Paradoja nº1

Leer Más
El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2


Leer Más
Causas sin efecto y efectos sin causa
Paradoja nº3

Leer Más
El guionista debe trabajar para que su trabajo no se note
Paradoja nº4

Leer Más
Se debe proporcionar información sin que parezca información
Paradoja nº5

Leer Más
La mejor manera de mostrar algo es no mostrarlo nunca del todo
Paradoja nº6

Leer Más
Promete pero no cumplas
Paradoja nº10

Leer Más
Todos los métodos son buenos, incluso los malos

Paradoja nº27


Leer Más

Reglas y excepciones (Las paradojas del guionista)

La infidelidad del guionista

Leer Más
Las reglas del juego en Shakespeare

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Las formas narrativas… no narrativas

Leer Más
Will Eisner y Orson Welles

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Las paradojas del guionista (y de cualquier otra persona)

Leer Más
Excalibur , entre las leyes del mito y las del guión

Leer Más
El viaje del héroe

Leer Más
Hana y la verdad verosímil

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Manera de leer Principios de filosofía y otros libros

Leer Más


Share

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan (Associated Press, 1968)

Marshall McLuhan (Associated Press, 1968)

reji-logo

Understanding New Audiovisual Media (Daniel Tubau) Read first: Why the Seventh Art?

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also a great number of inventive sentences and paradoxical ideas, which gave him great media coverage in a very short time. Forinstance: “Look behind without turning back, you
are in an acoustic space”, or “We live in a global village”.

According to McLuhan, the world got out of the Gutenberg galaxy and entered the Marconi
galaxy, which means, it went from the printed media to reach the pictorial media, a picture connected to electronics. Thanks to new information transmission systems, during the 60s, the world has become a global village in which someone living in Paris can know
what happens in Tokyo better than what happens at his neighbour’s.

McLuhan’s most famous paradox is: “The medium is the message”. Until then, it was acknowledged that several factors intervened in the communication process, like the transmitter and the receiver of  the message, the medium with which the message is transmitted and the message itself. Hence the paradoxical meaning found in McLuhan’s claim, which identifies the message to its medium. This expression that travelled all around the world can be interpreted in different ways. One of them, following Andy Warhol’s famous line, maintains that each one of us is entitled to have fifteen minutes of television glory. It was even said that what is not on TV does not exist.

However, the current interpretation of McLuhan’s sentence, does not exclude the one quoted above, but it illustrates the author’s fundamental intuition. What McLuhan says is that any human creation is an extension of one’s body:

“Clothes are an extension of the skin, a house is an extension of the control mechanisms of the body’s temperature, the stirrup, the bicycle and the car are extensions of Man’s feet; the computer is an extension of our central nervous system (2)”.

mcluhan-medium-extensions

Eric Norden “A candid conversation with the High Priest of Popcult and Metaphysician of the Media” (Playboy , 1969)

Human’s most important extensions are undoubtedly communication media, amongst  which are objects as diverse as printing, a Russian icon, a road sign, television or cinema.  In addition, McLuhan puts forward the idea that communication media do not only transmit messages, but transform them at the same time:  the same message appears differently according to the chosen medium and each medium compels the message to adapt to it.

To cap it all, the transmitter itself (Television-viewer, cinemagoer or newspaper reader) perceives things differently according to the medium through which the message is received.

 

To be continued…


lasparadojasThis article is a selection of passages taken from my book, The scriptwriter’s paradoxes: rules and exceptions in the practise of a scenario (Las paradojas del guionista, Alba Editorial, 2007) aimed at people interested in scriptwriting, and narration in general. The book explores the different theories and manuals existing on the subject, while listing forty paradoxes with which a scriptwriter might be faced.

Web page: Las paradojas del guionista
Amazon

ficha-danieltubau-en


The scriptwriter’s paradoxes

Why the Seventh Art?

Understanding new audiovisual media 1


Leer Más
Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2


Leer Más
Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3


Leer Más
Cinema and comics

Understanding new audiovisual media 4


Leer Más
Cinema and literature

Understanding new audiovisual media 5


Leer Más
Cinema and television

Understanding new audiovisual media 6


Leer Más
The new audiovisual media

Understanding new audiovisual media 7


Leer Más
Interactive television

Understanding new audiovisual media 8


Leer Más
A fascination for the tool

|| Understanding new audiovisual media 9


Leer Más

Other posts

Las 38 paradojas del libro y algunas más

Las paradojas de Las paradojas del guionista, aunque aquí se añaden nuevas ideas y consideraciones, mostrando que incluso existen interesantes excepciones a las propias excepciones.

Las 38 paradojas del guionista (y algunas más)

Leer Más
Decir que no se deben dar normas es dar una norma
Paradoja nº1

Leer Más
El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2


Leer Más
Causas sin efecto y efectos sin causa
Paradoja nº3

Leer Más
El guionista debe trabajar para que su trabajo no se note
Paradoja nº4

Leer Más
Se debe proporcionar información sin que parezca información
Paradoja nº5

Leer Más
La mejor manera de mostrar algo es no mostrarlo nunca del todo
Paradoja nº6

Leer Más
Promete pero no cumplas
Paradoja nº10

Leer Más
Todos los métodos son buenos, incluso los malos

Paradoja nº27


Leer Más

Reglas y excepciones (Las paradojas del guionista)

La infidelidad del guionista

Leer Más
Las reglas del juego en Shakespeare

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Las formas narrativas… no narrativas

Leer Más
Will Eisner y Orson Welles

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Las paradojas del guionista (y de cualquier otra persona)

Leer Más
Excalibur , entre las leyes del mito y las del guión

Leer Más
El viaje del héroe

Leer Más
Hana y la verdad verosímil

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Manera de leer Principios de filosofía y otros libros

Leer Más


Share

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey Lear:

“No se ha reconocido debidamente a Shakespeare el mérito de haber hecho en El rey Lear la primera alusión verbal, que yo sepa la única en cualquier literatura, a la perspectiva tridimensional”.

En esa escena asistimos al momento en el que Edgar conduce a su padre Gloucester, ciego, loco y con ganas de suicidarse, hacia los acantilados de Dover:

GLOUCESTER: La cima de esa colina, ¿Cuándo la alcanzaré?
EDGAR: Ya estáis subiendo; fijaos cómo nos cuesta.
GLOUCESTER: El suelo se me antoja llano.
EDGAR: Es mucha la pendiente. ¡Escuchad! No oís el mar.
GLOUCESTER: No oigo nada.
EDGAR: Entonces es que vuestros sentidos se alteraron por el tormento de los ojos.

Cuando llegan a la cima, Edgar describe de manera detallada el abismo que tienen a sus pies, señalando, nos dice McLuhan, “cinco planos diferentes de profundidad”:

“Venid aquí, Señor; este es el sitio.
No os mováis. ¡Qué pavor y asombro causa
dirigir tan abajo la mirada!
Los cuervos y los grajos que aletean
a media altura, no se ven tan grandes
como un escarabajo. A la mitad
de la quebrada hay alguien suspendido
que siega hinojo: ¡fastidioso oficio!
No parece mayor que vuestra cabeza.
Los pescadores que andan por la playa
asemejan ratones; a lo lejos
anclado se ve un barco, que parece
no mayor que su bote; el bote mismo,
no mayor que una boya, tan pequeño
que puede verse apenas. El murmullo
de las olas que rompen en las rocas
no llega aquí, tan alto. Más no miro,
no vaya a ser que pierda la cabeza,
se me nuble la vista y me despeñe.”

Aquí hemos podido ver esos planos que nos sugieren la tridimensionalidad al distinguir entre las diferentes alturas: los pájaros que vuelan, un hombre suspendido en el abismo, las rocas, los barcos y la playa. Pero, como dice de manera excelente Jan Kot en Shakespeare, nuestro contemporáneo, lo asombroso es que, ese abismo que describe Edgar no existe.

Entiéndase bien: no es que los actores que representan la función finjan que están ante un abismo, sino que es Edgar (el personaje de la obra, no el actor que lo interpreta) quien está engañando a su padre, haciéndole creer que se encuentra al borde de un precipicio.

Y sin embargo, dice Kot:

“Este acantilado inexistente no sólo sirve para engañar a un ciego: nosotros hemos creído  también por un momento en la existencia de este paisaje y de esta pantomima”. 

Los espectadores, en efecto, hemos visto por un instante la tercera dimensión en el escenario plano de un teatro y hemos creído que el ciego Gloucester se arrojaba por el acantilado descrito por Edgar, esperando verle morir despeñado contra las rocas. Sólo después, cuando vemos como el actor cae torpemente al suelo, descubrimos que Edgar ha hecho creer a su padre que podría arrojarse a una muerte segura y que no había tal abismo, ni en el teatro ni en la narración. Es solo entonces cuando vemos cómo el hijo recoje al padre, pero no del fondo del abismo al que creimos por un momento que lo arrojaba, sino de a lo sumo un pequeño desnivel del terreno. Pero el padre, ante lo que cree el milagro de haber sobrevivido a una caída desde un acantilado, recupera la cordura.

Edgar y Gloucester en El rey Lear de Robert Wilson

Edgar y Gloucester en El rey Lear de Robert Wilson

Esta es una escena, con ese doble engaño de Edgar a Gloucester, y al mismo tiempo a los espectadores, que sólo se puede dar en un teatro. En una película por fuerza tendríamos que ver o bien a los dos personajes se encuentran en un lugar plano, o bien a los dos al borde de un abismo. No podríamos imaginar por un instante esa falsa tridimensionalidad en la ficción del relato y después descubrir que ese abismo desaparece de nuestra conciencia.  Edgar, o Shakespeare si se prefiere, logró hacernos creer que debíamos aceptar las convenciones teatrales y ver un abismo en un pequeño desnivel del teatro, para luego revelarnos que no era así, que lo que teníamos que haber visto, que lo que veía Edgar, era, en efecto, un pequeño desnivel, no muy diferente en la ficción del que se puede ver sobre las tablas del teatro.

Es un ejemplo magnífico de cómo se pueden plegar y desplegar las dimensiones en el escenario vacío de un teatro y en la imaginación de los espectadores.

********

[Publicado el 3 de marzo de 2011 en Divertinajes]

WILLIAM SHAKESPEARE

La opinión de Shakespeare sobre sus obras

Leer Más
Un curioso epílogo de Shakespeare

Leer Más
Diatriba contra la virginidad

Leer Más
Escribir sobre Shakespeare

Leer Más
La invención humana

Leer Más
Hamlet, el primer romántico

Leer Más
La vida y la obra en Shakespeare y Catulo

Leer Más
Shakespeare y los androides

Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Shakespeare y su época

Leer Más
El guionista a la búsqueda del espectador

Leer Más
Cardenio, la obra perdida de Shakespeare
Shakespeare y Cervantes /1

Leer Más
El Shakespeare cervantino
Shakespeare y Cervantes /2

Leer Más
Los libros que queremos leer y el Cardenio
Shakespeare y Cervantes /3

Leer Más
Todo Shakespeare

Leer Más
Proteo el cambiante

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Los celos en Shakespeare y Calderón de la Barca

Leer Más
Shakespeare y la imperfección

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
Hamlet, detective

Leer Más
Shakespeare entre showrunners

Leer Más
Shakespeare y los guionistas

…y un artículo de Lucía Burbano


Leer Más
¿Dónde suceden las cosas en Shakespeare?

Leer Más
Las reglas del juego en Shakespeare

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más


espectadoreselprotagonista

El espectador es el protagonista

Zeami, el teatro Nô y el jo ha kyu

Leer Más
El destino y el camino

Leer Más
El guionista a la búsqueda del espectador

Leer Más
Lo innecesario, Sócrates y Steve McQueen

Leer Más
David Chase contra la televisión convencional

Leer Más
Mundo audiovisual: cine, series y guión

Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
La lógica demente en El jovencito Frankenstein

Leer Más
Mesas y organismos: cómo frente a para qué

Leer Más
El espectador es el protagonista

Manual y antimanual de guión


Leer Más
El espectador está en la calle

Leer Más
Antimanual de guión

Leer Más
La estructura del espectador

Leer Más
Presentación en Con tarima, con Juanjo de la Iglesia

Leer Más
La verdadera profesión de Juanjo de la Iglesia

Leer Más
El espectador en La aventura del saber

Leer Más
Series de televisión y nueva narrativa

Entrevista en El Periódico de Aragón


Leer Más
¿Son útiles los métodos de guión?

Coloquio en São Paulo /1


Leer Más
El protagonista es el macguffin

Leer Más
Viejas y nuevas fórmulas de guión

Leer Más
Shakespeare y los guionistas

…y un artículo de Lucía Burbano


Leer Más
La Regla del 9 contra el perfeccionismo

Leer Más
The structure of the viewer

Leer Más
Cómo adaptarse al medio audiovisual

Leer Más


Casa del Libro (versión impresa y electrónica)
Amazon (versión impresa y electrónica)

Todas las entradas y artículos que he publicado en relación con el libro, aquí: Las paradojas del guionista.

Si buscas entradas relacionadas con mi otro libro El guión del siglo 21, el futuro de la narrativa en el mundo digital, puedes visitar la página El guión del siglo 21.

Todas las entradas de literatura en: El resto es literatura


WILLIAM SHAKESPEARE

Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Las reglas del juego en Shakespeare

Leer Más
¿Dónde suceden las cosas en Shakespeare?

Leer Más
Shakespeare y los guionistas

…y un artículo de Lucía Burbano


Leer Más
Shakespeare entre showrunners

Leer Más
Hamlet, detective

Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
El autor y sus personajes

Leer Más
Shakespeare y la imperfección

Leer Más
Los celos en Shakespeare y Calderón de la Barca

Leer Más
Macbeth y las tres brujas

Leer Más
Potencia y acto en Shakespeare

Leer Más
Proteo el cambiante

Leer Más
Todo Shakespeare

Leer Más
Los libros que queremos leer y el Cardenio
Shakespeare y Cervantes /3

Leer Más
El Shakespeare cervantino
Shakespeare y Cervantes /2

Leer Más
Cardenio, la obra perdida de Shakespeare
Shakespeare y Cervantes /1

Leer Más
El guionista a la búsqueda del espectador

Leer Más
Shakespeare y su época

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Leer Más
Shakespeare y los androides

Leer Más
La vida y la obra en Shakespeare y Catulo

Leer Más
Hamlet, el primer romántico

Leer Más
La invención humana

Leer Más
Escribir sobre Shakespeare

Leer Más
Diatriba contra la virginidad

Leer Más
Un curioso epílogo de Shakespeare

Leer Más
La opinión de Shakespeare sobre sus obras

Leer Más

Share

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2


Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro medio, pero el medio determina también la forma en la que es contada una historia.   Todo el largo capítulo «Entender los medios» se dedica a este asunto. En primer lugar, recordando lo que era la paradoja original de McLuhan: «El medio es el mensaje». En los siguientes apartados se hace un repaso de algunos de los medios relacionados con la narración audiovisual y se continúa con un análisis del propio medio audiovisual. El último apartado se ocupa específicamente de la paradoja en sí y se le da la vuelta («El medio es y no es el mensaje»).

 

Nam June Paik, «McLuhan Caged (in Electronic Art II)», 1968

 

 

Los primeros capítulos de Las paradojas del guionista están dedicados a uno de los asuntos más importantes en la creación artística: entender el medio para el que se trabaja. Analicé algunos de los medios más importantes relacionados con el cine, como la literatura, la música, el teatro o el comic. Aunque el tema da para escribir un libro extenso, me limité a resumir algunos de los aspectos que creo son más interesantes para el trabajo del guionista. En cualquier caso, la sección del libro dedicada a los diferentes medios  termina con un apartado que expresa con claridad la paradoja: “El medio es y no es el mensaje”.

Como es sabido la frase “El medio es el mensaje” es una de las más célebres del más célebre de los teóricos de la comunicación, Marshall McLuhan, quien decía que el medio mediante el que es trasmitido un mensaje determina, modifica y cambia la recepción y percepción de ese mensaje. El mismo suceso, contado en televisión, en cine o en un periódico, es percibido de distinta manera.

Una expresión de la teoría de McLuhan es el dicho no menos célebre de Andy Warhol: “Todos tenemos derecho a nuestros 15 minutos de fama”. Es decir nuestros 15 minutos de presencia en televisión, algo que se está haciendo realidad hoy en día (y  no tanto en la época de McLuhan y Warhol), en los programas de tele- realidad como Gran Hermano, pero también con los contenidos digitales en Internet, ahora accesibles a casi todo el mundo,, y que les permiten, nos permiten, mostrar lo que hacen o mostrarse a sí mismos sin más.

 

El medio es el mensaje en Mad Men

Se trata de un anacronismo, pues en la época en la que trascurre la serie, McLuhan no había popularizado la expresión. Faltaban tres o cuatro años.

EStoy convencido de que esta paradoja  (El medio es y no es el mensaje) pronto dará origen a una interpretación mucho más compleja y también muy interesante. Es algo de lo que hablo en El guión del siglo 21, dedicado a las nuevas narrativas audiovisuales, en el que confirmo algunas intuiciones que deslicé en Las paradojas del guionista. Es el primer paso hacia algo que creo sucedera en un futuro un poco más lejano, como lo cuento en el relato de Recuerdos de la era analógica que se llama “La obra de arte en la época de la reproducción malebranchiana”, cuando la distinción entre medios y mensaje se haré especialmente complicada. Siento ser críptico, pero explicarlo más disminuiría el placer de la lectura de Recuerdos de la era analógica.

 *****

Marshall McLuhan en Annie Hall

Mucha gente recuerda la frase de McLuhan “El medio es el mensaje” y se rien de quienes lo citan diciendo “El medio es el masaje”. Pero lo cierto es que McLuhan escribió El medio es el masaje, un delicioso y encantador librito, en colaboración con el artista gráfico Quentin Fiore.

Versión española de El medio es el masaje, de Marshall McLuhan y Quentin Fiore

El libro se convirtió ya entonces en un audiobook, en un disco de vinilo, al que se añadieron efectos del medio sonoro. En los dos vídeos siguientes puedes escucharlo, aunque está en inglés y requiere cierta atención, pues McLuhan nunca es trivial.

 Imagen de previsualización de YouTube

El medio es el masaje 1

Imagen de previsualización de YouTube

El medio es el masaje 2

 

Share