Montaigne y mi retrato

LUIS DE LUIS: No se ofenda. Su  libro (No tan elemental), en el sentido más montaigniano  de la palabra es asistemático , derivativo y deshilachado…
DANIEL TUBAU: No me ofendo, todo lo contrario: es un elogio para mí, y más si me comparas con Montaigne. Por cierto, habría que investigar el aspecto sherlockiano de Montaigne, que era un gran observador, al menos de sí mismo. Sin embargo, también debo decir que es uno de los libros más organizados, y no sé decir si sistemático, que he escrito.

Entrevista con Luis de Luis Otero /2

LUIS: Pues es un libro abocetado e inacabado…
DANIEL: Ahora bien, es cierto que es incompleto, por un lado, por el tema en sí, por lo inabarcable del propio Holmes y del arte de la deducción y, por otro lado, porque he observado, de manera especial ahora que estoy terminando un ensayo acerca de El arte de la guerra, de Sunzi, que en mis libros acabo por ocuparme de todo, sea cual sea el disparador: a veces Sunzi, a veces Holmes, a veces una teoría del guión.

LUIS: Parafraseando: “Nada humano le es ajeno”
DANIEL: Como dicen los místicos new age (cosa que yo no soy): “Todo está conectado”: escriba lo que escriba, acabo por escribir acerca de todo. Y claro, al final todo se me queda a medias. Por otra parte, y esto sí que es un propósito consciente en casi todos mis libros, intento siempre dejar espacio al lector y muchas veces sugerirle o señalarle lugares a los que puede dirigirse una vez terminado mi libro.

LUIS: Por otra parte, y esto es también muy montaigniano, su libro no acaba nunca  
DANIEL: Buena observación. Así es. Siempre me gusta que lo que escribo esté vivo. Hace mucho tiempo hice mío un lema de Gustave Doré, el ilustrador  de la Divina Comedia, Don Quijote, El paraíso perdido, Les contes drolatiques de Balzac, Gargantúa…que en su insaciabilidad decía: “Yo lo ilustraré todo”. Yo lo adopté durante la adolescencia, aunque, dado que soy mal dibujante, lo cambié por: “Yo lo pensaré todo”, que se debe entender en el sentido de “Pasaré todo por mi sensibilidad y mi reflexión”. Y en ello estoy, pero creo que no me dará tiempo, y también eso quedará incompleto.

LUIS: En su blog lo reinicia e reinterpreta una y otra vez…
DANIEL: No me gusta solamente pensar, sino pensar sobre lo pensado: modificarlo, corregirlo, refutarlo. Tengo un libro que se llama Las paradojas del guionista, reglas y excepciones en la práctica del guión. Pues bien, ahora ya busco excepciones a las excepciones en el blog dedicado al libro. Aunque puede sonar un poco narcisista y egotista: me gusta discutir conmigo mismo. Mi yo de ahora discute con el de antes de ayer o con el de hace veinte añosfuturo.


COMENTARIOS EN 2018

Montaigne: Sin ninguna duda, Montaigne es uno de los pensadores que más admiro, por lo que fue una alegría que Luis me comprara de algún modo con él. Ya en mi revista Esklepsis dediqué uno de los pórticos o prólogos a los Ensayos de Montaigne, recopilando las descripciones que Montaigne hace de su propia afición a escribir los ensayos y a trazar de esa manera su retrato: De Montaigne al lector.

También en uno de mis blogs (el número 20, publicado en 2004) hice un homenaje a Montaigne, al llamarlo Il Saggiatore, es decir, El Ensayador, lo que también es, como es obvio, un homenaje a ese otro gran ensayador que fue Galileo Galilei. Elegí como  imagen del blog a Craven (que en cierto modo soy yo mismo después de muerto), cabalgando un caballo de ultratumba y al mismo tiempo girándose hacia atrás para lanzar una flecha. Esa flecha, si se mira con atención es una frase de Montaigne,ç con la que definía sus Ensayos: “Yo mismo soy la materia de mi libro” (Je sui moi-même la matière de mon livre”). Cambié, eso sí, “libro” por “web”. Es obvio el sentido que quise darle: yo también soy en gran medida la materia de mi web. La frase se encuentra también al comienzo de Diletante, en la columna de la izquierda

Ya antes, había modificado otra frase de Montaigne acerca de sus Ensayos: “Esta es una web de buena fe, lector. Te advierte desde el principio que no me propongo otro fin que no sea doméstico y privado”. De nuevo sustituí libro por web. Algunos lectores no han percibido esta intención que comparto con Montaigne respecto a sus ensayos, y han buscado en esta web una seriedad y un rigor que reservo para los libros publicados (aunque no para todos ellos). No tanto para lo que escribo aquí, que es siempre una investigación y un aprendizaje del mundo y de mí mismo.

Las anteriores son algunas de las presencias de Montaigne en mis páginas, pero hay muchas más.

El arte de la guerra: Ese libro que estaba escribiendo se convirtió finalmente en El arte del engaño, publicado hace apenas dos meses.

Una teoría del guión: Un ejemplo de cómo dos e mis lectores (y grandes amigos) han considerado un libro acerca de la escritura del guión como un estímulo para escribir libros o para incluso entender otros aspectos de la vida, se puede ver en: Las paradojas del guionista (y de cualquier otra persona).

Sugerirle o señalarle lugares: Quizá no todos, pero si muchos de mis libros, señalan hacia otros lugares, hacia otrso libros seguramente más interesantes que los míos. En algunos casos, como en Las paradojas del guionista, la indicación de otros lugares y autores ocupa una parte importante del libro, porque suelo citar a mis fuentes y a quienes me han dado placer en la lectura, al contrario de lo que hacen otros autores (en especial en el mundo del guión).

También eso quedará incompleto: Todo o casi todo quedará inevitablemente incompleto cuando llegue la muerte.

Excepciones a las excepciones: En Las 38 paradojas del guionista y algunas más, en efecto, busco las excepciones a las propias excepciones, es decir a las paradojas de mi libro, que ya son en sí mismas en cierto modo excepciones.

Continuará…


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)

 


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]



No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.


Originally posted 2018-07-31 19:02:29.

Presentación de No tan elemental en Barcelona

logotop-negraycriminalnegrayciminal

El viernes  12 de junio estaré con mi libro No tan elemental, como ser Sherlock Holmes en la librería barcelonesa Negra y Criminal, con motivo ni más ni menos que del encuentro anual Holmesiano o Sherlockiano (que se celebrará al día siguiente y al que también tendré el honor de asistir). Seguro que serña un divertido encuentro para cualqueir persona a la que le guste Sherlock Holmes, las novelas de detectives o los buenos ensayos.

A continuación, la nota de prensa:

Sherlock Holmes, el personaje más citado en todos los tiempos y literaturas, sigue vivo.El sábado que viene es la Convención Anual del Circulo Holmes. Esta librería, que es socia del Círculo, con el nombre canónico de Pequeña librería en la esquina de Church Street, hemos organizando un viernes sherlockiano.

El próximo VIERNES DÍA 12, a  partir de las siete y media de la tarde tendremos a Daniel Tubau, que acaba de publicar No tan elemental. Como ser Sherlock Holmes. Nos contará como conseguirlo.

 

También tendremos a Mariano F. Urresti, si llega a tiempo desde…
Pero también tendremos ejemplares de:
 
 
         

Mr Holmes, de Mitch Cullin, de Roca Editorial,  que fue editado por Via Magna con el título Un sencillo truco mental.
Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, de Juan Ramón Biedma. ¡Que viva Moriarty! — Maximilien Heller, de Henry Cauvian. ¿Y si ConanDoyle fuera un plagiario?


Las violetas del Círculo Sherlock, de Mariano F. Urresti. 

Les esperamos, aunque ello no sea tan elemental.
 
Saludos negrocriminales y buena lectura
Salutacions negrocriminals i bona lectura
Goraintzi beltza-kriminalak eta irakurketa onak
Saúdos negrocriminais e boa lectura
 
www.negraycriminal.com
http://negraycriminal.wordpress.com/
 

NOS VEMOS EL VIERNES 12 a las 19.30 en Nergra y Criminal.
negraycriminalCarrer de la Sal, 5, 08003 Barcelona

Teléfono:932 95 59 22


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)



carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


 Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 



No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

 

Originally posted 2015-06-10 00:19:16.

No tan elemental, con Carlos García Gual

libreria_rafael_albe

En la legendaria librería Rafael Alberti, donde pasé horas de mi niñez y adolescencia rebuscando nuevos libros que leer, entre ellos las aventuras de Sherlock Holmes, se presenta este viernes 8 de mayo de 2015 mi libro No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes.

conNataliaenAlberti

Con mi hermana en la Alberti en los tiempos legendarios y peligrosos (tras un atentado fascista).

¿Y qué mejor presentador para un mito moderno como Sherlock Holmes que un experto en mitos como Carlos García Gual?


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.

 


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]



No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

Originally posted 2015-05-08 14:17:34.

El origen de No tan elemental

Aunque No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes se ha publicado en 2015, su origen se puede situar hacia 1987, como puede comprobarse en este momento de la presentación en la librería Rafael Alberti, cuando Carlos García Gual me pidó que leyera un fragmento del libro.

Transcribo a continuación el pasaje del libro junto a algunas imágenes de aquella libreta.

libretaholmes2

La libreta, francesa, como indica su nombre (Lutecia es el nombre antiguo de París) la conseguí en la isla de la Reunión, en una vieja librería del novio de mi amigo Christophe Brivary. La librería ya no funcionaba, pero allí permanecían los suculentos restos: cientos de libretas, lápices y todo tipo de útiles de escritorio.

libretaholmes«En 1987 dediqué uno de mis cuadernos de notas al estudio de Sherlock Holmes y lo rotulé en el lomo como «El método holmesiano». En ese cuaderno recopilé citas de sus aventuras y escribí pequeños ensayos, bajo epígrafes que en algunos casos coinciden con los de este libro: «Consejos generales», «Amplitud de miras», «Recolección de datos», «Lo que se debe evitar», «Formación de hipótesis», «Disfraces, máscaras y fingimientos», «Holmes como psicólogo social» o «Sherlock Holmes y el análisis retrospectivo». También anoté los resultados de mis investigaciones holmesianas en la vida cotidiana, pues, tras leer los relatos del detective, empecé a fijarme en cualquier
minucia o detalle, buscando las diferencias en lo aparentemente semejante y las semejanzas en lo diferente. Llegué a ser capaz de distinguir entre más de una decena de marcas de aceite untando un pedazo de pan, entre diversas mezclas de café a través del olor y a identificar una gran cantidad de perfumes y colonias de hombre y de mujer; a buscar el camino más corto para llegar a cualquier lugar, lo que me hizo perderme más de una vez por caminos insólitos; a situarme en el lugar exacto del andén del metro para coincidir con la puerta cuando el vehículo se detuviera; a saber si en el baño de un desconocido la ventana o la lámpara estaba a la derecha o a la izquierda (fijándome en la calidad del afeitado de cada lado de la cara) y a descubrir pequeños secretos en los gestos y en la manera de vestir de mis compañeros del colegio. Como decía el doctor Bell que hacían los lectores más inquietos de las aventuras de Sherlock Holmes, descubrí la importancia de los pequeños detalles y empecé a detectar signos en cada cosa, como un semiólogo compulsivo que pretende descifrar el mundo.

libretaholmes4Tal vez se pueda considerar que casi todo aquello en lo que me entrené y que escribí acerca de los métodos de Sherlock Holmes era conocimiento inútil, como lo era para Holmes y Watson saber cuántos escalones hay en un piso de solteros de Baker Street, pero nunca se sabe, pues, al menos, me ha servido para escribir este libro».

daniel-mauricio

Foto de la época de la libreta, probablemente en la isla de La Reunión.

«Hay setenta y cinco perfumes que el criminalista debe ser capaz de distinguir, y, en mi propia experiencia, en más de una ocasión ha habido casos cuya solución ha dependido de un reconocimiento rápido de dichos perfumes».
                                                                        Sherlock Holmes


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.

 


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


[pt_view id=”64488b37gm”]

No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.

No tan elemental

Guzmán Urrero (The Cult)

guzman urrero

Guzmán Urrero, director de The Cult

A continuación, reproduzco la reseña de mi libro No tal elemental: cómo ser Sherlock Holmes, publicada en la revista digital The Cult y escrita por Guzmán Urrero.

En mi opinión es la crítica más precisa e inteligente que se ha publicado, lo que le agradezco mucho a Guzmán.

[El artículo original en The Cult: No tan elemental.Cómo ser Sherlock Holmes]


»Holmes acaba de llegar al escenario del crimen. El pasado, ambiguo y múltiple, se retrata en los detalles. Casi nada se sabe aún, todo es posible. Pero el lector encara la investigación como un reto del que también es partícipe. ¿La recompensa? Ahí es nada: encontrar sentido al mundo. O en otras palabras, seguir junto a Sherlock esa pista inesperada que, además de resolver el misterio, ha de ofrecernos una síntesis científica de la realidad.

»Un movimiento en la arena. Una tela deteriorada. Una grieta imperceptible. Son rastros, signos fugaces, cuyo desciframiento equivale a un proceso experimental. Y es ese juego de la mente lo que Daniel Tubau describe en este libro apasionante, una monografía en la que el autor, cruzando saberes, averigua la unidad de medida del pensamiento holmesiano.

»Hay bibliotecas enteras sobre el detective e incluso quienes no se han interesado por él conocen el alcance de su figura. Sin embargo, Tubau escapa de los caminos trillados y nos conduce a un territorio fascinante, en el que vemos la actividad de Holmes como la de un sabio que traza sus descubrimientos con pinceladas muy coherentes y precisas, que a su vez nos remiten a la criminología, la ciencia forense o la neuropsiquiatría.

»En cierto modo, el problema enmascarado en cada uno de sus casos acaba siendo un MacGuffin. El verdadero prodigio es el propio mecanismo cerebral de Sherlock, examinado por Tubau desde todas sus perspectivas, con una amenidad y un rigor envidiables.

»¿Podemos parecernos a este investigador que pone en marcha todo su talento para interpretar la realidad? ¿Son un secreto inalcanzable sus estrategias mentales? “Cuando seguía un rastro como aquel ‒leemos en El misterio de Boscomboe Valley‒, Sherlock Holmes se transformaba. Los que solo conocían al tranquilo pensador y lógico de Baker Street habrían tenido dificultades para reconocerlo. Su rostro se acaloraba y se ensombrecía (…) su mente estaba tan concentrada en lo que tenía delante que toda pregunta o comentario caía en oídos sordos o, como máximo, provocaba un rápido e impaciente gruñido de respuesta”.

»La esencia de la investigación, en el caso de Holmes, no es solo la recapitulación de indicios, al estilo policial, ni el relato de la mejor versión de la verdad posible, como si fuera un periodista, sino el recorrido por un laberinto espacioso e intermitente que, bajo sus pasillos, cruces y patios, alberga una estructura natural y lógica.

»Los signos casi nunca son obvios. Aparecen, desaparecen y reaparecen. Podemos indagar en ellos por medio de los métodos de diagnóstico clínico ‒Conan Doyle otorgó a Holmes cualidades del doctor Joseph Bell, de quien fue secretario en la Royal Infirmary of Edinburgh‒, y también podemos someterlos al método científico ‒de ahí que Tubau cite repetidamente a Francis Bacon como otro antecesor de Holmes‒. Pero acaso el espacio más propicio para la actividad holmesiana sea, precisamente, la semiótica, como ya se encargaron de indicar Umberto Eco y Thomas A. Sebeok.

»En esta línea, el autor nos propone otro paralelismo: el filósofo, inventor, cientítico y matemático estadounidense Charles S. Peirce, un genuino hombre del Renacimiento, pionero de la psicología experimental y contemporáneo de Conan Doyle. “Muchos expertos ‒escribe Tubau‒ han llegado a la conclusión no solo de que las semejanzas entre Holmes y Peirce hacen que podamos considerar al detective como uno de los padres de la semiótica, sino también que Peirce fue quien mejor definió el método de Holmes».

»El repertorio de conocimientos y habilidades que desvela el libro también incluye la criptografía, el mentalismo, la ciencia de la deducción y la filosofía de la ciencia, entre otros muchos.

»Ténganlo en cuenta: usar todo ese caudal en nuestro beneficio es parte de su atractivo.

»Entre las singularidades del pensamiento de Sherlock, Maria Konnikova menciona su capacidad para separar lo crucial de lo incidental. Pienso que no es una mala definición del propio Daniel Tubau como ensayista.

»No tan elemental no solo es una lectura divertida y sofisticada. También es un estudio muy preciso de las dotes de observación de Holmes más allá del contexto cultural de su época, con constantes observaciones psicológicas del personaje y un sólido conocimiento de los últimos avances en varias disciplinas científicas.

»Un libro imprescindible para cuantos vistamos imaginariamente el 221B de Baker Street.»

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de la portada y la sinopsis © 2015 Planeta. Reservados todos los derechos.


 

 sherlock holmes alberti(2)PRÓXIMA PRESENTACIÓN EN MADRID:


Wyoming-No-tan-elemental


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 



No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

 

Sherlock Holmes entre políticos, editores y guionistas

Rocío Linares, La Razón

Illustration_for_'The_Bruce_Partington_Plans'_(Frederic_Dorr_Steele,_1908)

Watson en la aventura “Los planos del Bruce-Partington”, en la que Sherlock Holmes interviene en la alta política.

 

Reproduzco a continuación fragmentos de la entrevista que me hizo Rocío Linares para La Razón y que se publicó el 12 de febrero de 2015. Puedes leer otros fragmentos en “Sherlock Holmes y la intuición”:

-¿Cree que en la era de la información y de las comunicaciones se necesitan detecives?
– Sí. De hecho, la profesión de detective es una de las que hoy se encuentran en auge, según me cuenta una amiga detective. Hay más gente de la que imaginamos que quiere controlar a los demás. Precisamente se publicó hace poco una encuesta que revelaba que un tercio de los jóvenes españoles aceptaban ser controlados y consideraban que había que controlar a otras personas.

 

-¿En qué situación llamaría usted Sherlock hoy?
-Lo llevaría al Congreso, para que adivinara las intenciones de los políticos, qué quieren decir en realidad cuando cuando hablan con esa retórica. Es curioso que Sherlock nunca fuera avisado para resolver casos relacionados con la política …

-¿Se le ocurre alguien que encarne el perfil de Holmes?
-Para mí, Walter Murch, uno de los montadores de “Apocalypse Now”, es un Sherlock Holmes del presente. Un hombre muy inteligente, que trasciende su profesión de montador. Él ha explicado cómo en la edición de una película tiene que medir muy bien el momento en el que corta, si antes de que el actor parpadee o después, porque eso da pistas al espectador.

WalterMurch

Walter Murch

-¿Cómo relaciona su profesión de guionista con la de detective?
-Creo que tiene mucho que ver. A la hora de transformar una historia en el lenguaje televisivo, tienes que pensar por el espectador y guiarlo, sin que sienta que está siendo
conducido. Yo mismo utilizo los métodos de Sherlock que comento en mi libro para mis clases de guión. Trabajas con la sugestión, tienes que anticiparte al público, es incluso un trabajo de prestidigitador.

-¿Los guionistas se deben al público?

La Razon

-Normalmente tienes que hacer lo que te encargan, que pocas veces son grandes narrativas. En España, en concreto, siempre piden cosas muy convencionales, de estilo antiguo. Tienen que llegar las grandes ideas. Aunque el consumo de televisión está cambiando. La revolución en la ficción se ha producido en los canales de pago, donde la gente ve lo que quiere en cada momento. Estamos asistiendo a una reeducación del público y los espectadores son más exigentes.

– ¿Cuál es el reto de los guionistas en el panorama televisivo actual?
-En España es conseguir el reconocimiento que merecen porque no se valora ni su labor ni sus ideas. Siempre tienes que adaptarte a lo que piden, aunque un creador siempre tiene en su cabeza la serie que quisiera hacer y no puede. Aquí la figura del guionista no está suficientemente reconocida, mientras que en otros países de Europa o en Estados Unidos, es el rey. Aquí, sólo se conoce a los actores pero no se sabe quién ha escrito la serie.

 

 


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


 

Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sherlock Holmes y la intuición

Reproduzco a continuación algunos fragmentos de la estupenda entrevista que me hizo Rocío Linares para La Razón y que se publicó el 12 de febrero de 2015.

Ver lo que otros no ven, anticiparse, saber qué piensan los demás … Todo lo que hace a Sherlock Holmes parecer un ser de otro mundo se puede aprender. El cómo lo propone Daniel Tubau en su libro «No tan elemental» (Ariel), que descubre la forma de pensar del célebre detective de Arthur Cenan Doyle. Su particular mirada sobre la realidad, explica Tubau, es lo que le fascinó, igual que a los millones de seguidores que tiene el detective en el mundo, que incluso obligaron a Doyle a resucitar al personaje tras escribir su caída mortal por las cataratas de Reichenbach. Tubau ha leído todos sus libros, visitó su casa en el 221 B de Baker Street en Londres y a los 16 años ya comenzó a anotar en una libreta qué podía aprender de Holmes. Ahora su libro, basado en un exhaustivo estudio de los relatos de Conan Doyle y los tratados de las diversas disciplinas que pone en práctica el detective, descifra las claves para pensar por delante de los demás.

– ¿Por qué es interesante que un libro explique cómo piensa Sherlock Holmes?
-Porque nos enseña que se puede pensar  mejor. Alejarnos de los planteamientos de Watson, que son los comunes, y aprender a ver el mundo con más claridad.

– ¿Cuál es la clave?
-Mirar con curiosidad y mirar atentamente. Es lo que caracteriza a Holmes y lo emparenta con los científicos y con la ciencia moderna, que precisamente recuperó la curiosidad, que durante la Edad Media estaba mal vista. Entonces se pensaba que no había que preguntar, sino que las cosas eran como eran, pero los científicos querían saber.

– ¿Por qué Holmes sigue fascinando y parece tan extraordinario?

-Es curioso, porque a nosotros nos parece inalcanzable, pero él siempre dice que su forma de pensar es «elemental» (no me refiero a la frase «elemental querido Watson» que eso apareció después, en las películas). Lo que intento mostrar en el libro es que sus deducciones, para nosotros asombrosas, se pueden aprender, con un trabajo previo y el uso de métodos adecuados.

-¿Qué es lo elemental para pensar a su modo?
– Lo primero, dejar atrás los prejuicios y no fiarnos de la intuición, que funciona en el 80% de los casos pero en las situaciones nuevas no. Ahí Sherlock nos sorprende, pero porque su intuición está entrenada.

-¿Y qué es la intuición?
-En gran parte es el depósito de conocimientos que hemos adquirido a lo largo de la vida y que nos ofrece respuestas ante una situación. Nuestro aprendizaje previo nos dicta cómo reaccionar. Vemos una sombra y nos cambiamos de acer porque nos sugiere peligro. Pero eseo se basa muchas veces en prejuicios, así que no tiene hgarantía. Es una respuesta automática, que puede funcionar o no.

-En su libro dice que el mundo está lleno de cosas obvias que hoy nadie observa”. ¿Es un error al que nos lleva la rutina de nuestros tiempos?
-Es un mal de todos los tiempos. Pero es que hoy además tenemos sobresaturación de información, que impide que nos sorprendamos y, además, nos obliga a tener que distinguir lo importante de lo accesorio, lo que es muy difícil.

Continuará

 


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


Sherlock Holmes: más que un lector de signos

Juanjo de la Iglesia busca aquí la característica que hace diferente a Sherlock Holmes de otros grandes lectores de signos.

 A continuación, ofrezco una variante que hice hace tiempo acerca de lo que cuenta Juanjo de los mensajes de humo de los indios, usando uno de los célebres cuadros de Frederic Remington. En este caso, varios indios, quizá cheyennes, envían un mensaje de humo intencionado a sus amigos siux pero, al mismo tiempo, no pueden evitar enviar un mensaje no intencionado a las tropas del General Custer.

indios-mensaje

Como es obvio, una vez que se sabe que los indios son capaces de transmitir mensajes mediante volutas de humo, el sistema pierde parte de su efectividad, pues ahora ese humo no se toma como algo inocente, sino como una prueba de la presencia cercana de indios. Aún así, queda la posibilidad de que elmensaje cifrado en las volutas no pueda ser entendido por todos los que ven el humo.

Tiempo después, dibujé otra variante protagonizada por los indios shawnee. En este caso, se trata de un mensaje intencionado y otro accidental, pero también muy significativo.

shawnee01 shawnee02

También tiene mucha importancia, y así lo explico en No tan elemental, que Holmes es capaz de ver mensajes no solo en la ausencia de signos, sino también en lo que otros consideraría ruido. Un tema que también he tratado en El ruido es el mensaje.

Continuará…


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


Sherlock Holmes y la insólita profesión de Juanjo de la Iglesia

danielyJuanjo1

El comienzo de la estupenda presentación que hizo Juanjo de la Iglesia de No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, en la librería-cafetería La Fugitiva.

Del mismo modo que Sherlock Holmes tenía muchas profesiones, Juanjo de la Iglesia no sólo es uno de los mejores periodistas de España, uno de los más sensatos y fiables reporteros de la televisión desde aquella sección de la “Ética periodística” del programa Caiga Quien Caiga, sino que ejerce otra profesión bastante insólita. Descúbrela a continuación.

[youtube width=”640″ height=”480″]http://youtu.be/zPeTEd8hC0E[/embed]

 

Continuará…


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes

[pt_view id=”64488b37gm”]


Cómo descifrar códigos y lenguajes

[pt_view id=”64488b37gm”]


International

[pt_view id=”64488b37gm”]


No tan elemental en “La aventura del saber”

Una muy agradable e interesante conversación en “La aventura del saber”, con Salvador Valdés, un gran entrevistador, con el que fue un placer charlar.

Haz clic en la imagen de abajo si quieres ver la entrevista.

SALVADOR: Hola a todos. Acaba de aparecer este libro: No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Trata sobre el personaje, sus peculiaridades psicológicas, sus aficiones, sus métodos de investigación, su manera de leer el mundo y sobre todo aquelloq ue aquel que comparta la fascinación por el detective de Baker Street pueda imaginar. Bienvenido, daniel Tubau. Gracias por el libro.
DANIEL: gracias a vosotros.

SALVADOR: ¿Cómo conociste a Sherlock? ¿Qué edad tenías?
DANIEL: Pues era un niño o un adolescente. Yo creo que era un niño y que fue mi madre la que me enseñó los primeros cuentos. Empecé a leerlos. Yo creo que empecé con Estudio en escarlata, que es el primero que se publicó y el tercero cronológicamente de sus aventuras, y ahí me quedé fascinado por el personaje.

SALVADOR: Te cayó bien.
DANIEL Me cayó muy bien desde el principio.

SALVADOR: ¿No te resultaba un poco frío y demasiado listo?
DANIEL: No, yo creo que no, porque ya se sabe que también los adolescentes tienen esa tendencia. Se dice aquello de que los jóvenes creen que lo saben todo, los adultos dudan de todo y los viejos se lo creen todo. Pues yo era joven y pensaba que era mejor que los demás, así que un personaje que está un poco por encima resulta muy atractivo, porque criticas a los que te rodean y en fin…

SALVADOR: Y además es un personaje peculiar por muchas cosas. Le gusta tocar el violín. Tiene una adicción…
DANIEL: tiene una adicción, como el doctor House de la serie, que se basa mucho en el personaje de Holmes y es un personaje bastante extravagante, lo que ha reflejado muy bien la serie de la BBC: esa extravagancia que a lo mejor se perdía un poco al ver las películas de época, porque lo vemos en la época victoriana o eduardiana y nos parece una persona antigua, pero ahora… Era una persona extravagante en su época y lo vuelve a ser ahora.

SALVADOR: Tú crees entonces que la serie está bien, que interpreta bien lo fundamental del personaje.
DANIEL: La serie está hecha por holmesianos, está llena de guiños, lo que yo llamo en el libro “huevos de Pascua”, pequeñas sorpresitas para los aficionados, y se nota que los que la han escrito conocen al personaje a fondo. A veces mezclan historias, pero lo hacen muy bien. Las adaptaciones no son de un cuento o de una novela en particular, sino de varios mezclados y muy bien mezclados.

SALVADOR: ¿Y qué dirías tú que es lo fundamental del personaje?
DANIEL: ¿De Holmes? Ver una inteligencia en movimiento. Ver esa capacidad de desplegarse todos los poderes mentales de una persona y de ver signos en todo. Yo creo que lo que más le caracteriza de las veinte o treinta profesiones que se mencionan en el libro es una que casi no es una profesión, aunque si lo es en las editoriales, que es “lector”, es un lector. Lee el mundo, lee la realidad, el universo, las personas, lee libros también, enciclopedias.

SALVADOR: ¿Qué libros lee?
DANIEL: Precisamente hay un momento en Estudio en escarlata donde Watson hace una lista de los conocimientos de Holmes y en literatura prácticamente le pone cero, como si no supiese nada. Dice que no conoce a Thomas Carlyle, que era una figura en la época. Pero después, cuando sigues leyendo las aventuras de Holmes, ves que sí, que es también un lector de libros y que Watson se equivocó en eso. No se sabe si es que Holmes le tomaba el pelo a veces. Y sí, leía mucho. Una de sus lecturas clásicas básicas son los escritos de Francis Bacon, el canciller de Inglaterra al que se considera el creador de la ciencia moderna, porque a veces cuando habla Holmes parece que está citando directamente algún texto de Bacon. El Novum Organum

SALVADOR: Porque el pensamiento holmesiano, el método que él tiene para descubrir al asesino, al ladrón o al culpable, de solventar el caso, es científico…
DANIEL: Es científico, claro. El es un detective. Él se llama a sí mismo detective consultor, porque dice que es la última instancia a la que se acude cuando ya la policía o Scotland Yard ya no saben qué hacer… Acuden a él. Pero más que consultor es científico. Lo suyo es la aplicación del método científico al mundo policiaco, detectivesco, etcétera. Y por eso se lo considera precursor de muchos de los descubrimientos de la ciencia forense y también del análisis de la escena del crimen, lo que vemos en series como CSI. Pues eso es lo que decía Sherlock Holmes, que llegaba a al escena del crimen y decía: “Si llega la policía primero, lo destrozan todo y ya no hay nada que observar”. Es decir, conviene llegar antes que la policía.

SALVADOR: Otra de las cosas de las que se ha hablado mucho respecto al personaje de Sherlock Holmes es su relación con las chicas, ¿no?
DANIEL: Sí, tiene con ellas una relación difícil. No se le conocen relaciones… Bueno, hay una aventura en la que dice que ha seducido a una criada para poder acceder al personaje al que quiere acceder, pero después tiene una historia, Un escándalo en Bohemia, en la que se relaciona con Irene Adler, que es una estafadora que lo vence, lo derrota y él la admira muchísimo. Y termina la aventura pidiendo una fotografía de Irene Adler para tenerla ahí siempre, porque es la persona que le parece más admirable de todas con las que se ha enfrentado. Y ahí algo ahí que parece como fascinación, no se sabe si hay algo también erótico, sexual… También se ha hablado mucho de la homosexualidad que pudiera existir entre Watson y Holmes viviendo en la misma casa. Watson se casa… hay dudas si dos o tres veces, hay bastantes dudas en eso.

SALVADOR: Y la película aquella de Barry Levinson, ¿te acuerdas? El joven Sherlock Holmes… en la que él tiene una novia y la novia muere y él queda ya marcado…
DANIEL: Sí, digamos que eso va en la línea de la narrativa actual. Yo como guionista, veo que cuando se crean personajes, una de las normas es buscar en el pasado del personaje las causas que explican su actitud… Es una tendencia muy moderna, nacida del psicoanálisis, porque en los griegos no vemos esa obsesión ni en Shakespeare tampoco la vemos, por la infancia de los personajes. Pero ahora nos parece que el personaje se explica mejor si le ha pasado algo en la infancia, si ha tenido un problema con su padre, con su madre, y en esa línea va la pelñícula. Creo que la cuarta temporada de Sherlock de la BBC va a mostrar los problemas con su hermano Mycroft y como eso le ha influido también mucho.

SALVADOR: Habrá que verla entonces, porque puede haber claves, si son tan holmesianos…
DANIEL: Sí, son muy holmesianos.

SALVADOR: Oye, ¿qué diría Freud de Sherlock Holmes?
DANIEL: Pues curiosamente diría muchas cosas. Porque Freud admiraba a Holmes. En el libro cuento que uno de los pacientes más célebres de Freud, el “hombre de los lobos”, un paciente que soñaba con lobos… Y el hombre de los lobos cuenta que una vez habló a Freud de Holmes y que sorprendentemente, porque él pensaba que a Freud no le interesaría ese tipo de literatura, dijo: “No, no, este personaje me parece admirable, y yo hago lo mismo que Holmes pero en la psicología, intento buscar en los pequeños detalles, donde nadie mira, como por ejemplo los sueños, las claves que explican la personalidad. Y después además, uno de los grandes holmesianos, Nicholas Meyer…

SALVADOr: Sí, Elemental doctor Freud
DANIEL: Sí, en esa aventura Sherlock Holmes va a Viena para curarse de una adicción precisamente y allí tiene esa historia. Hay mucha relación entre Freud y Holmes.

SLAVADOR: ¿Y tú que crees que diría Freud? Es muy aventurado…
DANIEL: Sí, es muy aventurado. Nicholas Meyer nos propone diversas situaciones… Pero, vamos, Freud lo dijo, dijo claramente que admiraba a Sherlock Holmes y que él hacía lo mismo. Y en algún caso incluso dice algo como “Ojalá que pudiéramos ser como Sherklock Holmes y encontrar la solución con esos pequeños detalles…”

SALVADOR: ¿Tú dirías que Sherlock Holmes es un personaje feliz?
DANIEL: Da la impresión de que no. Hay momentos muy melancólicos de Holmes, Cuando no tiene un caso que resolver se sume en profundísimas depresiones, según cuenta Watson, y necesita que surja algún desafío, algún enigma para ponerse en acción. Da la impresión de ser melancólico, solitario, al final de su vida se retira a una granja a cuidar abejas. Ahora mismo se está haciendo una película, que va a estrenarse pronto, con Ian McKellen que hace de Sherlock Holmes ya retirado, en su finca de Sussex. Pero parece un personaje solitario, por lo que cuenta Watson… Es asocial, le aburre la gente, no se relaciona bien con los demás, etcetera. Ahora, cuando está trabajando, todo eso desaparece y es capaz de seducir a quien sea.

SALVADOR: Hay un capítulo entero que dedicas a lo que llamas el detective semiótico. Es un tema que te interesa, también por tu profesión de guionista, por un lado, y de profesor…
DANIEL: Sí, porque en la semiótica consideran a Sherlock Holmes como uno de sus padres fundadores, curiosamente. Se considera que son Ferdinand de Sausure, con el Curso de lingüística general, Charles Sanders Peirce, el filósofo pragmatista americano y Sherlock  Holmes. Y lo citan en igualdad de condiciones. Dicen, “Y esto dice Sherlock Holmes”, no citan al pobre Arthur Conan Doyle, sino que se lo atribuyen todo al personaje.

SALVADOR: Han llegado a ese extremo. Como Don quijote con Cervantes.
DANIEL: Exactamente. Y él es como un padre fundador. ¿Por qué?  Porque se ocupa de los signos. Todo lo que él ve es un signo de alguna manera, y por eso es sin duda el personaje más relacionado con la semiótica.

SALVADOR: Lo más alucinante de todo es como hay un ensayo de Thomas Sebeok en el que compara el mundo Sherlock Holmes con el de Charles Sanders Peirce (“Pers”) y realmente ves que las coincidencias son extraordinarias.
DANIEL: Asombrosas. De hecho, en el libro hay algo que no voy a revelar aquí, pero que se relaciona con el tercer hermano de los Holmes, que es Sherrinford Holmes, que es más listo todavía que Sherlock y que Mycroft…. porque en principio Mycroft es más listo que Sherlock… Pues hay otro todavía más listo y además tiene que ver con todo esto que estamos hablando de la semiótica, de Charles Sanders Peirce.

SALVADOR: Otro de los capítulos interesantes, bueno, todos son interesantes (lean el libro porque es fantástico), se ocupa de la creatividad de Sherlock Holmes.
DANIEL: Eso es curioso, porque en toda la investigación que he realizado, no he encontrado que en ningún lugar se dijese de manera directa que Sherlock Holmes fuese un precursor del estudio de la creatividad y realmente, todo su proceso de investigación es lo que hoy en día los expertos en creatividad definen como el proceso creativo, que se empezó a estudiar… con Koestler y otros autores y que sigue unas fases. Sherlock sigue esas fases: planteamiento del problema, maduración, incubación, luego te olvidas del problema, luego tienes una inspiración, eso que los griegos decían de la musa… pues efectivamente, llega la musa, pero llega como resultado de un trabajo previo creativo. Y bueno, yo considero que Holmes es un precursor igual que de la semiótica, del proceso creativo, sin ninguna duda.

SALVADOR: Que Peirce llama abducción, ¿no?
DANIEL: Efectivamente. Ese es el método que más usa Holmes… aunque el método de Sherlock Holmes es que usa muchos métodos, mezcla muchos… Pero aparte de la deducción y la inducción, hay una tercera manera que es la abducción y que es lo que más usa Holmes en sus aventuras, y también el que usamos todos nosotros. No da tiempo a explicarlo, pero en el libro sí se explica y se cuenta con mucho detalle.

SALVADOR: Leánlo, porque de verdad que se lo van a pasar en grande.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


 

[pt_view id=”64488b37gm”]