El mundo holmesiano en España

sherlockponcelaLos seguidores de Sherlock Holmes son llamados holmesianos en Gran Bretaña y Estados Unidos y sherlockianos en Francia y otros países. En España y América Latina las dos denominaciones son válidas. Entre los holmesianos y sherlockianos, hay al menos dos especies: la de los lectores agradecidos que disfrutan con las aventuras de Holmes y la de los expertos que practican el llamado Juego holmesiano o Gran Juego. El Gran Juego consiste en partir del supuesto de que Sherlock Holmes no es un ente de ficción, sino una persona real, que vivió a finales del siglo XIX y principios del XX. Esta curiosa historia la cuento en los capítulos finales de No tan elemental.

Quienes siguen el Gran Juego, suelen considerar que Arthur Conan Doyle es solamente el autor supuesto de las aventuras, que fueron escritas en realidad por el propio John Watson, excepto tres de ellas, dos de la propia pluma de Sherlock Holmes y otra quizá escrita, está sí, por Conan Doyle.

Las prestigiosas ediciones anotadas de los relatos y novelas de Sherlock Holmes, por William S.Baring Gould y Leslie Klinger aceptan la hipótesis del Gran Juego y, en consecuencia, examinan los textos como si fueran el testimonio de hechos históricos. Además, hay un mundo increíble de imitaciones y explicaciones del mundo holmesiano, lo que se ha llamado apócrifos y pastiches, pero eso se cuenta en No tan elemental y también será tema de futuras entradas.

Aquí ofrezco algunos enlaces a librerías y clubs holmesianos, entendidos tanto en el sentido de afición a las aventuras de Holmes,  a la novela detectivesca o la serie negra, como a quienes practican el Gran Juego: librerías donde puedes encontrar los libros de Holmes y acerca de Holmes, blogs y páginas web y clubs holmesianos. Comenzamos por España.

No están todos, sin duda, así que si sabes de alguno más o quieres aparecer en esta página, ponte en contacto conmigo en notanelemental@gmail.com o pon un comentario en esta entrada.


 

Negra y criminal
Términos como Novela Negra, Novela Policíaca y Novela de Intriga no son suficientes para describir todas las especialidades que gustan en la librería Negra y criminal.  Espías, crónica, crímenes reales, cine, una sección de introducción a lo “negrocriminal” para los más jóvenes… criminología, diccionarios y ensayos.


Sherlock-holmes

Sherlock-Holmes.es 
Una web que pretende ofrecer toda la información posible de manera fácil y directa sobre Sherlock Holmes. Además, el visitante puede colaborar haciendo preguntas, compartiendo documentos o fotos, o sugiriendo nuevas ideas.


 

Círculo Holmes
Es una asociación con más de 20 años de existencia, está dedicada al intercambio y la relación entre aficionados y coleccionistas de todo lo relacionado con Sherlock Holmes.

 


calibre 38

Calibre 38
Es una publicación dedicada al mundo de la novela policiaca y sus derivados, en cine, comic o cualquier otro medio, todos los géneros son tratados, Hard Boiled, Thriller, Misterio, Enigma, Pulp, etc.

 


sherlock Holmes

Sherlock Holmes Online
Es  una página sobre el genial detective: libros, cine y televisión y mucho enlaces.


Sherlock Holmes en Espanol


Sherlock Holmes en español

Aquí encontrarás la lista de las aventuras de Sherlock y muchos más datos muy útiles.


meerschaum pipe

Meerschaum Pipe, Inverness Cape, Deerstalker Hat y Stradivarius Violin
Novedades y curiosidades sobre Sherlock Holmes

 


el diario de la seora HundsonEl diario de Hudson, un blog sobre la serie Sherlock.

 

 


La página la pagina espaola de sherlock holmesespañola de Sherlock Holmes
Es una página dedicada plenamente a la figura del hombre más bueno e inteligente que hayamos conocido.

 


 

bar of gold

El bar de Gold
Pastiches y otras curiosidades en torno al mundo de Sherlock Holmes.


Foro Baker Street foro baker street

 

 


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 



No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

Originally posted 2015-01-19 14:50:43.

Sherlock Holmes en Monterrey
(o Cómo encontrarse a sí mismo fuera de casa)

Un problema de las búsquedas en internet es que están tan personalizadas, en función del lugar en el que estamos o de nuestras búsquedas anteriores, que es fácil que se pierdan muchos resultados, como las páginas publicadas en otro país. Eso hace que las búsquedas casi siempre sean muy efectivas, pero también nos hace perder resultados que se salen de lo previsible (de lo previsible para un algoritmo, claro).

Como ahora estoy en México, y en concreto en Monterrey, al acudir a Google para ejercer mi egolatría (es decir, para poner “Daniel Tubau” en el buscador), encontré una entrada en la que se me mencionaba, y que no había encontrado en mis búsquedas ególatras en España:
“Antes de concluir el 2018 terminé de leer un libro que se llama No tan elemental, como ser Sherlock Holmes de Daniel Tubau y la verdad es que me ha sorprendido mucho, me ha llevado a reflexionar tanto a nivel personal como profesional, hasta dónde podemos aspirar a convertirnos en personas que busquemos trascender y no quedarnos en la superficie de lo trivial. ¡Qué mejor que inspirarnos en uno de los mejores detectives que la literatura ha dado!”
El autor de este fragmento se llama Alejandro Garza y su página tiene un nombre sugerente: “De aquello que solo puede ser escrito”. El título de la entrada es: “Vivamos la vida como proceso creativo y reinventivo”, y es muy interesante. Menciona el método creativo de Dalí de las llaves, que es uno de mis favoritos y que suelo mencionar en mis clases de creatividad (una buena casualidad), aunque yo lo cuento explicando la versión del que lo inventó, el matemático francés Henri Poincaré.

Captura de la página original

Cuando encontré el articulo de Alejandro Garza, que interpreta de manera tan acertada No tan elemental, intenté averiguar más, puesto que yo también aprendo de mi libro (y por lo tanto de Sherlock Holmes).

La página de Alejandro Garza

Hasta ese momento no sabía nada, pero el apellido del autor, “Garza”, me hizo sospechar que podía ser mexicano (en la dirección web no aparecía “mx”), porque durante mi estancia en México me he encontrado con el apellido Garza a menudo, algo que no es nada frecuente en España. Sin ir más lejos, en la zona de Monterrey en la que vivo está el nombre Garza.
Así que, después de aplicar de esta manera el método abductivo, que es quizá el segundo que más a menudo emplea Holmes, decidí recurrir al que probablemente es el primer método que emplea el célebre detective: la búsqueda de información.
No fue difícil. Solo tuve que hacer clic en el enlace “Sobre el autor”. Allí se puede leer que Alejandro es escritor y que ha publicado un libro llamado Historias para despertar antes de dormir. No se dice que sea mexicano, pero en una fotografía de su libro se puede leer: “Monterrey”.
¡Monterrey! Precisamente donde yo estoy ahora. Me pregunto si el algoritmo de Google me dará un resultado semejante en cada ciudad: ¿debo visitar todas las ciudades del mundo para encontrar menciones a mis libros?
Pero el hecho de que la foto se haya tomado en Monterrey no prueba que Alejandro sea mexicano o que viva en Monterrey, pues eso es solo otra abducción, es decir, no es demostrativa. Un oportuno clic a la página de twiter de Alejandro Garza sí que parece confirmarlo:
Todo parece indicar, a falta de una confirmación final que Alejandro vive aquí, en Monterrey. Esa confirmación la llevaré a cabo poniéndome en contacto con él.
Para terminar, los lectores más observadores, o los que apliquen lo que cuento en No tan elemental, se habrán dado cuenta de que el pie de foto del libro de Alejandro se puede leer: “Monterrey, 1986”. Sin embargo, en su twiter se lee que el libro fue impreso en 2017. ¿Imposible, improbable? Otro interesante misterio a resolver.

Puedes encontrar No tan elemental en México en casi cualquier librería.
También en España.
O bien en Amazon México
o en Amazon España

Y supongo que en cualquier otro país, sustituyendo es (España) o mx (México) por la terminación propia.
Esa es otra de las particularidades de los algoritmos internaúticos: si enlazo a Amazon un libro, no aparecerá el de su país, sino el de aquel que yo he seleccionado. Tal vez alguien sepa cómo hacer para que la dirección de Amazon se adapte automáticamente a cada país.


Sherlock Holmes en las conferencias TED

Holmes Ted x Gran Via

En 2015, Javier Villarrubia me invitó a una de las célebres charlas  TED para que hablase acerca de un personaje con el que mantengo desde hace tiempo una larga amistad. A continuación, puedes ver el vídeo de la charla y también la transcripción completa, que he variado en pequeños detalles, al tratarse de un texto escrito.

[Ver en TED xGran Vía]

A continuación, puedes leer la transcripción completa de la charla.

Ted-como serEstoy seguro de que todos sospecháis ya, y que sabéis incluso con certeza, de qué personaje o de qué persona voy a hablar.

Efectivamente, tenéis razón. Voy a hablar…

Holmes-boxeadorHolmes-escritor…de un boxeador

…de un escritor y cronista…


Holmes - jugador

Holmes - químico…de un jugador y experto en análisis retrospectivo.

Y, por supuesto, también voy a hablar de un hombre que tenía unos amplísimos conocimientos en química…


 Holmes - medicoHolmes - detective….y también en medicina: ha sido comparado con médicos a menudo.

Además de ser un gran investigador.


 

Holmes - baritsu

Holmes - violinistaEste hombre, además, era experto en la lucha que se llama baritsu, que es una mezcla de un arte marcial japonés, el jiujitsu y de la lucha con bastón y paraguas callejera.

Además era violinista….

Holmes - lector -escritor…y un gran lector.

A este hombre también le gustaba mucho fumar en pipa…

Daniel Tubau en Ted

Evidentemente, estoy hablando de Sherlock Holmes.


Sherlock Holmes, aparte de todas las profesiones que he dicho, y otras treinta más por lo menos, ha pasado a la historia como el mejor detective de todos los tiempos. Esa es la profesión por la que todos lo conocemos, pero, como ya he dicho, demostró sus dotes en más de treinta profesiones.

Holmes - todo
Daniel Tubau - 1987

Daniel Tubau en 1987 (la foto fue tomada por Catherine Moreau en la isla Mauricio o en La Reunión).

Hoy quiero hablar de Sherlock Holmes y quiero hablar de mi amistad con él. Una amistad que se remonta a varias décadas atrás, pues comenzó cuando mi madre me regaló Estudio en escarlata, que es también la primera aventura de Sherlock Holmes. Desde que leí esa novela, me aficioné a él y leí todas sus obras con verdadero entusiasmo. Pero nuestra amistad se afianzó de manera especial en 1987, cuando dediqué una libreta a Sherlock Holmes, que llamé “El método holmesiano”. En esa libreta me dediqué a apuntar lo que leía en las aventuras de Holmes, todos los conocimientos, todos los trucos, las herramientas y los mecanismos que él empleaba. Todo lo apuntaba en mi libreta, con la intención de imitarlo y ser como él.

 

Holmes - libreta

El cuaderno que dediqué a Sherlock Holmes lo conseguí en la isla de La Reunión, cuando Catherine y yo visitamos la papelería de la familia del novio de nuestro amigo Christophe Brivary. La papelería había cerrado años atrás y era un almacén lleno de libretas, cuadernos de dibujo, lápices y todo tipo de materiales de escritura francófonos (La Reunión es un departamento francés). En aquel lugar delicioso nos hicimos con un verdadero botín.

Holmes - libreta 2

La libreta dedicada a Holmes es de la célebre marca Lutèce (Lutecia, antiguo nombre de París: Lutetia Parisiorum).


Holmes - feria del libro

Después de casi treinta años de aquella libreta, en el 2015, he escrito un libro, tras dos años también de intensa investigación, durante los que he vuelto a leer los cincuenta y seis cuentos y las cuatro novelas de Sherlock Holmes. Un libro que se llama No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Desde entonces, se han producido muchos cambios (un cambio evidente es mi aspecto). Uno de ellos es que mientras que en la libreta ponía “El método de Sherlock Holmes” o “El método holmesiano”, aquí en el libro, sin embargo, hablo de “los métodos” de Sherlock Holmes.

 

La primera observación, por tanto, es que no existe un método holmesiano: existen muchos métodos holmesianos.

 

 


Holmes - métodosSherlock Holmes, en efecto,  no emplea un único método, sino que recurre a una variedad tremenda de métodos diferentes. Él mismo lo dice:

“Ya conoce usted mis métodos, Watson. No dejé ni uno solo sin utilizar en mi investigación”.

Holmes, en definitiva, siempre habla en plural de sus métodos y no de “su método”.

Holmes - mis metodos

Pues bien, este hombre, Sherlock Holmes, aparte de ser un detective, era sobre todo un detective científico. La gran aportación de Sherlock Holmes al mundo de los detectives fue llevar la ciencia al mundo criminal.

Al hacerlo, al llevar la ciencia al mundo criminal, en realidad se comportó como un buen representante de su época, porque en la Gran Bretaña de aquel entonces se sentía una gran admiración hacia los científicos. ¿Y por qué sentían los británicos tanta admiración hacia los científicos?

Porque gracias a ellos se había construido el Imperio Británico.

El Imperio Británico se construyó, en efecto, gracias a seguir el lema de Francis Bacon, el que fuera canciller de la Isabel, la reina shakesperiana, que dice:”La información es poder”, eso dijo Francis Bacon. Siguiendo este precepto y siguiendo el consejo de Bacon de observar la naturaleza sin cesar y de acumular datos, Inglaterra primero, y Gran Bretaña después, empezó a medir, a pesar a calcular, a cartografiar todo el planeta. Gracias a ese conocimiento, superior al de las otras naciones, construyó su imperio. El Imperio, en consecuencia, se debió a la información, al dominio de la información por parte de Gran Bretaña.

Sherlock Holmes, como Bacon, era también es un obseso por los datos, y él mismo lo proclama:”Datos, datos, necesito datos, no puedo hacer ladrillos sin arcilla”. Siguiendo los preceptos baconianos, lo primero que hace Sherlock Holmes es buscar información, datos con los que poder establecer teorías.

También dice en una ocasión: “Es un error capital teorizar antes de poseer datos. Insensiblemente se comienza a distorsionar los hechos para que encajen en las teorías, en vez de hacer que las teorías encajen en los hechos” Aquí en esta frase casi nos parece estar leyendo directamente a Francis Bacon, porque este era uno de sus consejos: no hay que hacer teorías antes de tener los datos. Hay que observar los datos y, a partir de ellos, hacer las teorías.

Sherlock Holmes también decía:”Tengo a gala no ir con prejuicios nunca y seguir con docilidad el camino que marcan los hechos”.

En definitiva, Holmes insiste siempre en que  “primero son los hechos y luego las teorías”.

Por otra parte, hay que tener mucho cuidado con la intuición, esa es una de las grandes lecciones de Sherlock Holmes. Todos confiamos mucho en la intuición, pensamos que tenemos una fantástica intuición que nos hace saber cómo son los demás con un solo golpe de vista y enseguida establecemos una teoría sobre la persona que vemos… ¿Pero qué sucede? Que se dice:”La primera intuición es lo que cuenta”. Y es verdad, pero para mal, no para bien. ¿Por qué?

Porque con esa primera impresión establecemos una teoría y a partir de ese momento, intentamos que todo lo que observamos se ajuste sea como sea a esa teoría.

Ese es un error que debemos evitar… Debemos escuchar a la intuición, porque muchas veces es el depósito de toda nuestra experiencia previa y nos suele dar una respuesta adecuada en el 90% de la ocasiones, pero cuando nos enfrentamos a una situación nueva la intuición ya no funciona igual de bien. Y precisamente, Sherlock Holmes en sus casos se enfrenta a ese 10% de situaciones que son completamente diferentes: casos raros, extravagantes…

Como el doctor House, que sabéis que está inspirado directamente en Sherlock Holmes y que también se enfrenta a enfermedades raras, extrañas, en las que la intuición no te da la respuesta adecuada.

Holmes - detalles

Aquí tenemos otro rasgo de cómo lleva Sherlock Holmes la ciencia al mundo criminal: “No se fíe nunca de las impresiones generales, muchacho, concéntrese en los detalles”. Esta atención al detalle, a lo minúsculo, a lo insignificante a aquello a lo que nadie ha dado importancia es uno de los rasgos fundamentales de la ciencia, y es así como se construyó la ciencia moderna. Aquí vemos las huellas dactilares, no las inventó Sherlock Holmes, pero las conocía bien cuando todavía mucha gente no las conocía y esa atención a lo pequeño lo vemos en series como CSI, que muestra cómo la ciencia por pequeñísimos detalles puede encontrar las soluciones de las cosas, algo en lo que Holmes fue pionero. Evidentemente, se lo considera un gran precursor de la ciencia forense y de la criminalística.

Holmes - duchenne

Placas Duchenne

Aquí veis, en la época de Holmes, un experimento curioso, las placas Duchenne… Se daba una descarga eléctrica en la cara a la gente, en el rostro, y se producían movimientos automáticos. Como veis, se quería investigar todo, saltándose incluso los límites de la ética muchas veces. Era con personas en manicomios, alienadas, etcétera.

Holmes - MorelliY aquí se puede ver otro detalle de la minuciosidad y atención al detalle que influyó directamente en Holmes (o por lo menos en Arthur Conan Doyle). Es de Giovanni Morelli, que era amigo de la familia Doyle.

Morelli era un experto en arte que se dio cuenta de que para distinguir a un maestro de un discípulo, para distinguir a Leonardo de alguien que trabajase en su taller no había que fijarse en la apariencia general, en la grandielocuencia del cuadro, sino que había que fijarse en los pequeños detalles, e como las orejas, las uñas, los dedos, especialmente de los pies. ¿Por qué?

Porque en esos pequeños detalles que parecían no tener importancia, el pintor se dejaba llevar, y eran digamos las huellas dactilares del pintor. Así es como realmente se podía identificar a un pintor, por la forma en la que pintaba la oreja: Mantegna, Botticcelli, son orejas muy distintas, cada oreja es completamente diferente.

Holmes - Bertillon

Otro ejemplo, también contemporáneo de Holmes, las placas de Bertillon, la antropometría, que es un sistema anterior a las huellas dactilares que servía para distinguir a sospechosos. Lo que se hacía era tomarles once medidas. La oreja, como se puede ver en la esquina inferior izquierda, también está muy detallada. Con esas once medidas se podía saber si un sospechoso al que tenían detenido era realmente quien decía ser.

Holmes - mirar y observar

Un reproche de Sherlock Holmes a su fiel compañero: “Su problema, Watson, es que usted mira, pero que no observa”. Tenemos que atender al detalle a la cosa pequeña, pero, además, hay que saber ver, hay que aprender a observar más que limitarse a ver. Las pistas y señales están a la vista para todos nosotros pero hay que saber verlas, y no depende eso de ir al oculista a graduarte las gafas, sino que depende de una graduación mental. De graduarte la mente, de decirte: “Tengo que estar preparado para ver cosas inesperadas, cosas que no sospechaba que pudiera ver”.

En la ilustración anterior, se puede observar una mano en la que se aprecian lo que se llama marcas ocupacionales, un estudio en el que Sherlock Holmes también es un pionero, pues influyó mucho en la disciplina. Esta ciencia demuestra que por pequeños callos, pequeñas heridas, pequeñas manchas, etcétera, se puede distinguir la profesión de una persona. Holmes demuestra en sus aventuras ser un experto en las marcas ocupacionales. Según la labor que realizas, por ejemplo, si eres escritor, antiguamente, antes de los ordenadores, siempre tenías en el dedo un callo porque siempre el lápiz o el bolígrafo estaba rozando en ese lugar. Cuando escribes con el ordenador al final siempre tienes las uñas rotas porque se te rompen de teclear. Ese es un rasgo más actual.

Holmes - pulga

Aquí se puede ver un asombroso monstruo. Este monstruo es una pulga, dibujada por uno de esos pioneros de la ciencia, de la Royal Society, Robert Hooke, que fue el gran rival de Isaac Newton allí en la Royal Society y que dibujó esta pulga. Para observarla y para ver estos pequeñísimos detalles de la pulga, lo que tuvo que hacer fue entregarle su sangre. Tuvo que poner a la pulga en su brazo y dejar que la pulga chupara su sangre y observar por un lado como funcionaba la pulga y además dibujarla. El propio Robert Hooke cuenta:

“La criatura era tan voraz que, pese a no poder contener más sangre, seguía chupando igual de rápido, mientras con la misma velocidad evacuaba la sangre por detrás”.

Todo esto le sucedía en el brazo a Robert Hooke, quien literalmente aquí se jugó la vida, porque esta pulga, este tipo de pulga, fue la que causó la gran peste en la que murieron millones de personas en Europa pocos años después de ese dibujo que publicó Robert Hooke.

Sherlock Holmes también se somete a todo tipo de venenos, a todo tipo de sustancias, simplemente por amor al conocimiento, por aumentar su conocimiento acerca de la realidad.

Holmes - métodos Samuel

Con la ilustración anterior sólo quiero decir que Holmes dominó todos los métodos científicos, aquí vemos la inducción, la deducción, la abducción (que no consiste en este caso en ser secuestrado por extraterrestres, es otro método de inferencia). No los voy a explicar aquí, pero digamos que Holmes conoce todos estos métodos y emplea la observación, la experimentación y otros de su propia cosecha.

Además de este carácter científico de Sherlock Holmes y de este poner a prueba, por ejemplo, la intuición, tiene una característica. Si yo lo definiese por una profesión , aparte de detective, de detective científico, lo definiría como lector. Sherlock Holmes es un lector. Él mismo lo dice:”Soy un lector omnívoro, con una extraña capacidad retentiva para todo lo insignificante”. Holmes lee mucho, muchísimos libros. él mismo ha escrito unos Anales criminales y a menudo le dice a Watson: “Páseme la L”. O la “M”, donde está Moriarty, el gran enemigo de Sherlock Holmes.

Pero más allá de ser un lector de libros y de los textos tradicionales, Holmes ejemplifica lo que dijo otro gran pionero de la ciencia, que es Galileo, quien dijo:

“El libro de la naturaleza está escrito en caracteres matemáticos”.

Y por tanto, para descifrarlo hay que saber matemáticas, algo que ha demostrado la ciencia moderna, que está descifrando todo el libro de la naturaleza gracias en gran parte a las matemáticas. Holmes también leía el libro de la realidad, aunque no en caracteres matemáticos, y veía signos en todas partes. Para Sherlock Holmes cualquier cosa es un signo, un carácter, una señal, un texto. Todo se puede leer.

Las mangas de la camisa de una persona, la forma del sombrero, las manchas de barro rojizo en las botas de sus amigo Watson. Todo se puede leer. Es un lector que,a demás, escribió un libro que se llama “El libro de la vida”, nos cuenta Watson, donde explica cómo lee la vida y como lee la realidad.

Holmes incluso lee y encuentra signos incluso en la ausencia de signos. Hay una aventura que se llama “La aventura del caballo Silver Blaze” (Estrella de plata). En esa aventura ha desaparecido un caballo y Sherlock Holmes está investigando y en un momento dado dice que ya está cerca de tener la solución. Y dice: “Y la tengo debido al curioso incidente del perro a medianoche”.

Holmes - lee

Aquí vemos a Holmes, leyendo un texto, en este caso es un texto, además, cifrado, porque otra de las profesiones de Sherlock Holmes es la de criptógrafo.

Y todo el mundo le dice:”¿qué curioso incidente? Si el perro esa noche, la noche que robaron el caballo, no hizo absolutamente nada, ni siquiera ladró”. “¡Ese es el curioso incidente!”, dice Homes”Que entren a robar un caballo y el perro no haga absolutamente nada significa algo. Significa que la persona que entró era conocida por el perro, era seguramente respetada y querida por el perro y por tanto no ladró. Por tanto podría ser, por ejemplo, su cuidador”. Así que incluso la ausencia de un signo es un signo para Sherlock Holmes.

En otra aventura, Holmes llega a decir:”En estos tres días solo ha sucedido una cosa importante y es que no ha sucedido nada”. Es una aventura en la que han robado unos planos importantes.

Esta capacidad de buscar signos es lo que hizo que Umberto Eco, el autor de “El nombre de la rosa”, que es un homenaje a las aventuras de Sherlock Hokmes: Guillermo de Baskerville se llama el detective medieval de Eco, y es por El perro de los Baskerville, la novela de Sherlock Holmes.  “Guillermo”, naturalmente, es por Guillermo de Occam, otro de los precursores de la ciencia.

Holmes - El signo de los tresPues bien, en el libro El signo de los tres, ya su título es un homenaje a la novela de Holmes El signo de los cuatro. Pero, además, es un libro en el que Umberto Eco y Thomas Sebeok proponen una antología en honor a los precursores de la semiótica. Y esos precursores de la semiótica son tres: Charles Sanders Peirce, filósofo pragmático americano, Ferdinand de Saussure, lingüísta, y nuestro querido Sherlock Holmes. Los semiólogos o semióticos lo consideran en pie de igualdad a Holmes, como uno de los precursores de la semiótica, como un gran semiótico. ¿Por qué? Porque lee signos. La semiótica se ocupa de la lectura de signos.

 

Ted-como serSherlock Holmes es capaz no solo de ver signos que nadie ve, capaz de ver signos invisibles o en la ausencia de signos, sino que además lee signos que están codificados. Por eso, el primer texto que veíamos al principio, estos muñequitos que vemos aquí, pertenecen a una aventura de Sherlock Holmes que se llama “los bailarines”. Y supongo que todos habéis adivinado lo que pone con estos bailarines: “Cómo ser Sherlock Holmes”. Ese es precisamente el código que él descifra en esa aventura.


Holmes - BellFinalmente, quiero acabar con un consejo que daba el doctor Bell.

El doctor Bell es el hombre que inspiró a Arthur Conan Doyle a escribir las aventuras de Sherlock Holmes. Parece que el doctor Bell era como nuestro célebre detective. Era un médico capaz de hacer las mismas asombrosas demostraciones que Sherlock Holmes. Fue el maestro de Conan Doyle en la Universidad de Edimburgo y fue también maestro de Robert Louis Stevenson. El doctor Bell se sintió muy halagado al verse reflejado en Sherlock Holmes, decía que las historias de Sherlock Holmes tenían una gran ventaja sobre las de otros detectives. Mientras que los otros detectives resolvían el misterio por un golpe de intuición milagrosa inexplicada e inexplicable, sin embargo, Sherlock Holmes lo explicaba.

Sherlock Holmes explicaba, en efecto, cómo había llegado a la solución del misterio. Y por eso decía Bell: “Esto hace que no solo sean un entretenimiento sino que son también un estímulo que nos incita a imitar a Sherlock Holmes. El lector piensa: “Yo quiero hacer esto en la vida cotidiana. Lo mismo que hace Sherlock Holmes… Puedo ver esos signos, puedo descifrar la realidad”.

Precisamente, también Francis Bacon decía:”Lo que distingue a la ciencia verdadera es que sus explicaciones extraen de las cosas todo el misterio (le quitan ese misterio). La impostura, sin embargo, disfraza las cosas para que parezcan más maravillosas de lo que serían sin el disfraz”. La ciencia explica. El nacimiento de la ciencia se debe al fin del secreto y al hecho de compartir el conocimiento. Así se creó la Royal Society, acabando con el fin del secreto y estimulando que los científicos compartieran sus conocimientos en vez de mantenerlos ocultos. Sherlock Holmes dice lo mismo: “Me temo, Watson, que me delato cuando explico las cosas. Los resultados sin mención de las causas impresionan mucho más.” Si me callase cómo lo he hecho, todo el mundo diría. “¡Oh, es maravilloso!” Pero qué le vamos a hacer, lo voy a explicar y al final dirá: “Elemental”, ¿verdad? Efectivamente, elemental.

Es elemental, pero lo que no es elemental es llegar a pensar como Sherlock Holmes: hay que hacer un esfuerzo, hay que dedicar el tiempo que él dedicó.

Me permitiré un último consejo:”No hay que ser como Sherlork Holmes, sino que hay que ser Sherlock Holmes”. ¿A qué me refiero con esto? A una frase de Goethe, el autor de Fausto.

Goethe en su época, viendo la admiración que había hacia los griegos de la época clásica, que él también compartía, pero viendo que muchas veces era imitación servil y vulgar, dijo:”No hay que ser como los griegos: hay que ser griego”.

Es decir, no hay que imitar las apariencias de lo griego, esas cosas que parece que hacían los griegos y hacer cosa parecidas, sino que hay que situarse frente a la realidad como los griegos se situaban, que es precisamente como se situaban también los científicos y Sherlock Holmes: con una gran curiosidad e inquietud, poniendo en cuestión tus propios prejuicios, poniendo en cuestión tus ideas, buscando los signos más allá de lo normal y más allá de lo aparente, fijándote en lo minúsculo, etcétera.Todas estas cosas que hemos comentado. Por tanto, yo les animo a que vayan a las aventuras de Sherlock Holmes si no lo han hecho ya y que les sirvan de entretenimiento, de fabuloso entretenimiento, y además de estímulo, porque son un gran estímulo para ser Sherlock Holmes.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary


Originally posted 2015-12-30 15:25:31.

El mundo paranormal y Sherlock Holmes

Uno de los asuntos que más ha interesado a los holmesianos y que ha dado origen a interminables polémicas, es el de la relación entre Sherlock Holmes y el mundo paranormal. A partir de una interesante pregunta de Lola Larumbe, hablamos de este tema Carlos García Gual, Pedro Angosto y yo mismo en la librería Rafael Alberti.

Después de la transcripción del vídeo, he escrito unas notas acerca de  algunos aspectos  relacionados con la charla.


TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Lola Larumbe: ¿Y Holmes nunca tiene, visiones procedentes de un sueño… premoniciones. Lo que se llama premoniciones?

Daniel Tubau: ¿Premoniciones? Yo diría que no. Diría…

Pedro Angosto: En la película de Garci, sí.

(Risas)

Daniel Tubau: Yo diría que no tiene premoniciones, ¿te refieres a algo que va  a pasar después…?

Carlos García Gual: No, no…

Daniel Tubau: Yo creo, que no, pero digo siempre “creo”, porque aunque he leído tres veces o más las 60 novelas y cuentos de Sherlock Holmes para escribir el libro, siempre después hay una aventura, en la que no te has fijado, que tiene una premonición… Pero me da la impresión de que nunca…

Pedro Angosto: El universo de Sherlock Holmes es absolutamente material, también porque tiene un sentido. Si intervienen fuerzas sobrenaturales, sus poderes de observación son nulos.

Daniel Tubau: Sí, eso es muy interesante. Hay un personaje, un detective que no hemos mencionado y que para mí es casi mi segundo favorito, que es el Padre Brown, de Chesterton. El padre Brown es un curita que va resolviendo casos. Chesterton era cristiano, es curioso porque se convirtió al catolicismo… De una manera muy extravagante. Él dice que estaba en Francia en una ocasión y entró en una iglesia católica y entonces escuchó a un cura francés y escuchó un sermón, que dice que era lo más absurdo que se podía nunca decir, que no tenía el más mínimo sentido… Y entonces se dijo: “Si esto ha sobrevivido dos mil años, ¡tiene que ser la verdad!”.

(Risas)

….Bernard Shaw decía: “Cuando Chesterton se subió en la barca del cristianismo, la barca empezó a hacer aguas”. Porque Chesterton medía dos metros y era inmenso… Y entonces, el Padre Brown, lo curioso es que, como tú dices de Conan Doyle, a pesar de ser católico y defender claramente la cosa espirtual, nunca hace que el padre Brown resuelva un caso con cosas paranormales, ni Dios, ni sueño, ni nada… Su método también es [racional]… Claro, perdería, como tú dices, la gracia. Si vale todo, entonces…

Pedro Angosto: Hay un debate entre los holmesianos, por así decirlo, sobre si en ese universo… porque ahora en el 90 por ciento de los pastiches que se escriben ahora de Holmes siempre intervienen los dioses de Lovecraft, o cualquier otra cosa… Pero con Sherlock Holmes en medio. Pero existe este debate de hasta qué punto el personaje se presta a eso y luego si el propio Sherlock Holmes era creyente o religioso. Yo creo que sí, que aunque es absolutamente científico en su comportamiento, hay varias ocasiones en las que deja libre al culpable, porque dice. “Ya se enfrentará [a un juez mayor]”.

Daniel Tubau: En efecto. En el cuento este que decíamos, el de la rosa, hace una especie de prueba de la existencia de Dios por vía negativa. Dice: “Todo este dolor y toda esta crueldad, si no existiese un Dios, ¿qué sentido tiene? No puede soportar todo el horror que existe en el mundo y que, si encima no existe Dios,pues apaga y vámonos. Es una prueba de Dios por la vía negativa, es leve, pero… Pero yo creo que si se recurre lo que decías de usar al personaje en unas aventuras [de carácter sobrenatural] ya pierde todo sentido. Si se empieza a recurrir al otro mundo y todo eso… Es como usar a un personaje que lleva una gorra como la de Holmes…

Lo paranormal

En alguna ocasión, como señalé en No tan elemental, Holmes deja claro que él no tiene nada que hacer si intervienen poderes situados más allá de lo razonable. Lo dice con cierta ironía, sin llegar a negar de manera explícita esa posibilidad, pero considerándola fuera por completo de su jurisdicción. De todos modos, en ninguno de sus casos (si la memoria no me traiciona) Holmes se rinde ante el mundo paranormal o admite que algo sea inexplicable para la lógica y la razón.

Uno de los momentos en los que se refiere de manera explícita a su incapacidad para prever el futuro es en El sabueso de los Baskerville, cuando dice:

“El pasado y el presente se hallan en mi campo de acción, pero lo que un hombre pueda hacer en el futuro es algo muy difícil de predecir”.

Cuando mostré una cierta duda acerca de si Sherlock Holmes tiene alguna premonición en alguna de sus aventuras, lo hice porque recordaba vagamente algún pasaje en el que el detective parece anticiparse a algo que va a suceder. Al editar ahora el vídeo, la sensación se intensificó, y además vino acompañada por la sensación de que, a pesar de tener esa premonición, Holmes no actuó cuando podía y, de este modo, evitar algo trágico que podía suceder. Creo que algo semejante sucede no en una, sino en varias aventuras, lo que deja en muy mal lugar a Holmes, puesto que parece no actuar para que no suceda algo malo que podría haber evitado.

El caso que me vino hace un instante a la mente fue el de Las cinco semillas de naranja, donde Holmes casi prevé la muerte de su cliente, o al menos el extremo peligro al que se enfrenta, y sin embargo no hace nada por impedirlo, pues lo manda de regreso a su casa, en vez de ponerle algún tipo de protección o decirle que es preferible que permanezca en Londres. El hombre, efectivamente, es asesinado.

Pero creo que hay algún caso más, que ahora buscaré con la ayuda de Leslie Klinger y Sabine Baring Gould, en el que Holmes demuestra de manera evidente que es muy bueno trabajando con el pasado y el presente pero no tanto previendo el futuro. Quizá algún lector holmesiano o sherlockiano pueda ayudarme en este asunto.

¿Sherlock sobrenatural?

En mi opinión, un buen pastiche sherlockiano, es decir una aventura protagonizada por Sherlock Holmes pero no escrita por Conan Doyle, debe respetar las características básicas del detective y de las aventuras. Cada uno es libre de convertir a Holmes en un personaje a su medida, pero a mí, desde mi gusto personal, si en una historia protagonizada por Holmes la explicación es paranormal o interviene el más allá o lo sobrenatural, no me interesa y casi considero que es una estafa.

Eso no quiere decir que no haya estupendas historias en las que se usa a Holmes como un mero monigote en medio de un mundo paranormal, pero eso será mérito del arte narrativo del autor, que nada aporta a la figura de Holmes ni al placer de leer una aventura que podamos atribuir a Sherlock Holmes. Como decía Pedro Angosto, si interviene lo paranormal, los poderes deductivos o analíticos de Sherlock Holmes se convierten en un adorno sin sentido (aunque, como él propio Pedro parece insinuar, parece que él no aplica este precepto).

Chesterton

Cuando Bernard Shaw hablaba de cómo la barca del catolicismo comenzó a hacer aguas al subirse a ella Chesterton, estaba usando el doble sentido, por supuesto: no era sólo por la tremenda envergadura física de Chesterton, sino también por su extravagante manera de defender la religión, y el catolicismo en particular. Como decía Borges, Chesterton siempre tiene una intención proselitista, pero que raramente tiene efecto y que, por fortuna, no anula su inagotable ingenio. Pero ni con todo su ingenio pudo Chesterton convertir en razonables algunos de los mayores absurdos del catolicismo. Cuando lo intenta, uno tiene la sensación de que Chesterton está desperdiciando sus grandes capacidades intelectuales, que debería entregar a mejores causas que justificar cualquier disparate moral e intelectual de la iglesia católica.

Holmes y la rosa

En cuanto al cuento de la rosa, me refiero a El tratado naval, donde un Holmes melancólico, con una rosa en la mano, reflexiona acerca de cómo a través de la existencia de las rosas se podría deducir la existencia de Dios. Lo cuento en No tan elemental y lo comentaré en otra entrada. Pero el relato en el que habla del sinsentido de un mundo sin Dios es La caja de cartón.



No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Originally posted 2016-10-13 17:34:34.

Sherlock Holmes y la aventura de los huevos de pascua

En todo el mundo hay miles, quizá decenas de miles de holmesianos, también llamados sherlockianos. Yo mismo me puedo considerar uno de ellos, aunque no pertenezco de manera oficial a ningún club o sociedad (aparte de la Sociedad Decepcionista, claro).

Los holmesianos llaman pastiches o apócrifos a los cuentos, novelas, adaptaciones teatrales, películas o series de televisión en las que aparece Sherlock Holmes pero que no fueron escritas por John Watson, por Sherlock en persona o incluso por Arthur Conan Doyle, al que algunos atribuyen la autoría de todas las aventuras canónicas.

 [La mesa de los Madrid Days del Círculo Holmes de Barcelona antes de comenzar las sesiones]

Hace no mucho [en 2016] tuve el inmenso placer de volver a ver a los holmesianos del Círculo Holmes, que visitaron Madrid en una expedición tras las huellas de los Madrid Days holmesianos (aunque apócrifos) de la película de José Luis Garci. [La mesa de los Madrid Days del Círculo Holmes de Barcelona antes de comenzar las sesiones]

La serie Sherlock, que empezó muy bien pero acabó muy mal, ha dado origen a decenas de páginas web que intentan detectar los huevos de Pascua (Easter eggs) que esconde cada capítulo. Se llama huevos de Pascua a esos pequeños guiños escondidos en una narración, pero también en un programa de software. En este caso, la expresiñon se refiere a referencias más o menos ocultas a aventuras canónicas de Sherlock Holmes, que solo pueden descubrir los expertos en el personaje.

Holmesian.netHolmesian.net

Entre quienes han rastreado en la serie Sherlock huevos de Pascua hay páginas como Pajiba, o Mental_floss, o What Culture, o Den of Geek o incluso la revista Wired. Es una muestra del efecto descomunal que la serie de la BBC está teniendo y que lanza a sus seguidores a sumergirse en la lectura de las aventuras originales de Sherlock Holmes, de una manera que sin duda no había sucedido desde hace décadas, pues las ventas del llamado Canon holmesiano aumentaron un 53% en el año del estreno de la serie y un asombroso 180% en 2012, según se explica Stacey M. Lantagne en Sherlock Holmes and the case of lucrative fandom. Las cifras  anteriores no tienen en cuenta todas las versiones de los cuentos y novelas de Holmes que se pueden leer gratis y que circulan de forma masiva por Internet, puesto que han prescrito los derechos de autor de las aventuras originales en muchos países. Por otra parte, la serie ha sido vendida a 150 países y es de suponer que también en esos lugares habrá estimulado la lectura de las aventuras originales. Yo mismo pude comprobar ese éxito en las librerías de Shanghai, llenas de libros de y sobre Sherlock.

Sin embargo, a pesar de mi afición al personaje y a algunos holmesianos en particular, No tan elemental no es un libro sólo para holmesianos, sino que lo escribí pensando en cualquier lector que sienta curiosidad hacia el personaje. Incluso para aquellos a los que no interesa Sherlock Holmes, pero que sí están interesados en el asunto de cómo pensamos y cómo podemos pensar mejor. Es decir, cómo podemos lograr, al menos en cierta manera, pensar de la misma manera que Sherlock Holmes. Es también una investigación acerca de las diversas profesiones de Sherlock y de cómo se reconocen sus aportaciones en diversas ciencias y disciplinas.

En esta presentación en la librería El Buscón de Madrid, tras una breve pero encantadora presentación de Luis Sancho, Juanjo de la Iglesia y yo comentamos algunas de estas cosas. Puedes leer la traducción bajo el vídeo.

TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Juanjo de la Iglesia:Bienvenidos, muchas gracias por venir. Estamos aquí muy bien, muy acogedor, ¿no?

Daniel Tubau: Sí, mejor que allí  [en un primer espacio desde el que nos disponíamos a presentar el libro] que estábamos un poco como en una oficina…

Juanjo de la Iglesia: Bueno, pues hemos repetido presentación. Creo que alguien más ha repetido también… ¡hay algunos entusiastas!

Victoria García Laborda: Una madre, siempre es una madre.

Juanjo de la Iglesia: ¡Bueno, una madre siempre va  a venir! 

Victoria García Laborda: Claro.

Juanjo de la Iglesia: Pero aparte de por madre, sin duda viene porque estuvo aquello formidablemente bien.

Daniel Tubau:  Fabuloso, fabuloso…

Juanjo de la Iglesia: Acaba de decir una cosa [Luis Sancho] acerca del libro que está muy bien, pero que puede dar la sensación de que el libro está escrito para holmesianos. Para gente que haya leído a Sherlock. Por ahí empezamos a tirar del hilo Daniel y yo el otro día en la presentación en la librería La Fugitiva, en Lavapiés, bueno, en Antón Martín. 

Y yo creo que no. No es imprescindible. No es un libro que vaya dirigido a los holmesianos, lleno de guiños a holmesianos que sólo entiendan ellos, sino que es un libro que también tiene claves… Aparte de que lo que ha dicho Luis es verdad, que no sólo es un ensayo sobre Holmes, sino que es un ensayo sobre eci, sobre pensamiento racional y sobre muchas cosa. Pero que también es un libro que da muchas claves para entender al personaje.

Daniel Tubau: Sí, también lo dijimos el otro día. El libro sí que tiene juegos para holmesianos, tiene huevos de Pascua, esas pequeñas sorpresas que encantarán a los holmesianos, por ejemplo a los aficionados a la serie Sherlock, ya sabéis, la serie de la BBC… pues también hay sorpresas. Hay páginas web en las te cuentan todo los huevos de Pascua que hay en esa serie… Pero mi libro no es sólo para holmesianos, sino para lectores que no sean tan holmesianos. Luego hablaremos un poquito de los holmesianos, que son una especie de secta muy curiosa…

Juanjo de la Iglesia: Son como trekies, como los de Star Trek, pero en Holmes…

Daniel Tubau: Sí, muy curioso… Pero el libro es también para personas que simplemente les guste el personaje, que les guste Sherlock Holmes o la novela de detectives… y creo que para cualquier persona que quiera pasarse un buen rato leyendo un libro, que es accesible también para todo tipo de público y de lector.

Juanjo de la Iglesia: Lo he podido leer yo, osea que… lo puede leer cualquiera, garantizado.

Daniel Tubau: Pero, además, como trata de todo tipo de cosas, de ciencias, y de disciplinas en las que Holmes ha destacado, creo que sí, que es un libro apto para cualquier persona, sea o no holmesiana.




No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.



Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Originally posted 2016-10-27 18:37:07.

El alimento de los dioses

Daniel, detective bíblico

Daniel- 473px-Michelangelo_Buonarroti_026

En No tan elemental cuento algunas de las hazañas detectivescas de Daniel, como dos que recordé en la presentación que hice junto a Carlos García Gual en la librería Rafael Alberti. Es interesante señalar que tanto la historia que cuento en el vídeo como la de Susana y los viejos son consideradas apócrifas por los judíos y por muchos protestantes.

Daniel es uno de los cuatro profetas mayores para los cristianos, junto a Isaías, Jeremías y Ezequiel, aunque no lo es para los judíos. Al leer sus andanzas es fácil tener al impresión de que se trata de un personaje que va más allá de los fines religiosos y que debió ser una especie de truhán o astuto aventurero al estilo de Ulises, Simbad o Nasrudín.

Lo curioso del personaje de Daniel es que reúne muchas de las habilidades de un detective como Sherlock Holmes, pero también de un adivino o un intérprete de sueños de sueños; es también un criptógrafo, que sabe descifrar las palabras que se le aparecen al rey Nabucodonosor y, además, es capaz de sobrevivir en un foso junto a asiete leones.

Aunque en la presentación dije que la historia trascurre en tiempos de Nabucodonosor, en realidad tuvo lugar cuando ya Ciro había conquistado el reino babilonio, cumpliendo precisamente la profecía que contenía el sueño de Nabucodonosor.

 

TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Daniel Tubau: Hay detectives precursores, aquí (en No tan elemental) no he llegado a hablar… Lo tenía en uan primera versión: “los precursores de Holmes”, pero se alargaba mucho y se separaba de la intención del libro… Pero un precursor curioso…. bueno, Zadig de Voltaire es muy famoso…

Carlos García Gual: Dupin…

Daniel Tubau: Dupin, sí… Vidocq que era un detective auténtico… Pero hay uno auténtico, Daniel… Daniel, como yo…. el de la Biblia, era un gran detective. Tiene como tres o cuatro casos detectivescos. Os cuento uno de ellos.

Daniel vivía en Babilonia y resulta que los sacerdotes decían que Daniel adoraba a otro dios y que debían expulsarlo. Entonces Daniel dijo: “Tus sacerdotes adoran a  dioses que no existen, la comida que les dan los sacerdotes a los dioses se la comen ellos mismos”. Nabucodonosor, creo que era, dijo: “Pero, ¿puedes probar eso?” Y Daniel dijo: “Sí, vamos a poner comida en el templo y vamos a cerrar el templo a cal y canto. Y así al día siguiente veremos si los dioses se han comido o no la comida. Y entonces, efectivamente, cierran el templo y al día siguiente entran y ven que, efectivamente, la comida ha sido comida. Los sacerdotes dicen: “Lo ves? Los dioses existen. Han venido y se han comido la comida”. Entonces Daniel dice: “Eh! Un momento: fijaos en el suelo” Y entonces en el suelo Daniel había puesto ceniza (la noche anterior) y estaba todo lleno de huellas. Siguen las huellas, y las huellas van a un pequeño cuartito y allí se ve que en ese cuartito entran los sacerdotes por el otro lado del templo, se comen la comida y después se van.

Lola Larumbe: Había un sacerdote gordo.

Daniel: Exactamente. Y ese es un caso que tiene a Daniel como detective.

Daniel y Ciro en el templo de Bel descubren que no hay comida en el altar

Daniel y Ciro en el templo de Bel descubren que no hay comida en el altar


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


 

Originally posted 2015-12-10 01:36:06.

Holmes, el violinista

Las otras profesiones de Sherlock Holmes

Es muy conocida la afición al violín de Sherlock Holmes, pero muchos aficionados a las aventuras del detective tienen la impresión de que Holmes lo tocaba horriblemente. También está muy generalizada la idea de que Watson tenía una pésima opinión de las dotes musicales de su amigo. Sin embargo, no es eso lo que nos dice el buen Watson, quien considera que la habilidad de su compañero de piso era notable, aunque excéntrica:

“Sabía yo perfectamente que él era capaz de ejecutar piezas de música, piezas difíciles, porque había tocado, a petición mía, algunos de los lieder de Mendelssohn y otras obras de mucha categoría”. [1]Arthur Conan Doyle, Estudio en escarlata 

Jeremy Brett demostrando la habilidad de Holmes con el violín

La razón por la que tantas personas piensan que Holmes no era un buen violinista se debe a otros pasajes de las aventuras, donde Watson describe uno de los hábitos de su amigo:

“Era raro que, abandonado a su propia iniciativa, ejecutase verdadera música o tratase de tocar alguna melodía conocida. Recostado durante una velada entera en un sillón, solía cerrar los ojos y pasaba descuidadamente el arco por las cuerdas del violín, que mantenía cruzado sobre su rodilla. A veces las cuerdas vibraban sonoras y melancólicas. En ocasiones sonaban fantásticas y agradables. Era evidente que reflejaban los pensamientos de que se hallaba poseído.” [2]Arthur Conan Doyle, Estudio en escarlata 

Es obvio que esa manera de tocar el violín puede poner nervioso a cualquiera, así que, tras “aquellos solos irritantes”, el detective terminaba ejecutando para su compañero de piso “toda una serie de mis piezas favoritas, a modo de ligera compensación por haber puesto a prueba mi paciencia”.[3]Arthur Conan Doyle, Estudio en escarlata 

Por otra parte, en una de las aventuras de Holmes, “Los planos del Bruce-Partington”, Watson dice que en cuanto solucionó el caso (una de sus mayores contribuciones a la seguridad del Imperio Británico), el detective “regresó con fuerzas renovadas a su tratado sobre los motetes polifónicos de Lassus, que desde entonces ha sido impreso en edición privada, y dicen los expertos que es la última palabra sobre el tema” [4]Arthur Conan Doyle, “Los planos del Bruce-Partington”, en Su último saludo en el escenario.

Uno de los complejos motetes de Orlando de Lasso, “Temor y temblor”, la expresión de Pablo de Tarso que es también el origen de un ensayo extraordinario de Kierkegaard: «Así pues, queridos míos, de la misma manera que habéis obedecido siempre, no sólo cuando estaba presente sino mucho más ahora que estoy ausente, trabajad con temor y temblor por vuestra salvación, pues Dios es quien obra en vosotros el querer y el obrar, como bien le parece”.

 

La música parece una de las pocas cosas que consigue relajar a Sherlock Holmes cuando no tiene un misterio que resolver a la vista, no solo rasgando las cuerdas del violín o interpretando alguna pieza para Holmes, sino también asistiendo a conciertos:

“Sarasate toca en St.James esta tarde. ¿Qué le parece, Watson? Podrían sus pacientes esperar durante unas pocas horas”. [5]Arthur Conan Doyle, “La liga de los pelirrojos”, en Las aventuras de Sherlock Holmes.

Pablo Sarasate

Una malagueña de Sarasate, aunque no interpretada por él, sino por Gil Shaham

Después, Watson describe el placer que Holmes obtuvo en ese concierto y asegura que Holmes también era un buen compositor:

“Mi amigo era un entusiasta de la música, no sólo un intérprete muy dotado, sino también un compositor de méritos fuera de lo común. Se pasó toda la velada sentado en su butaca, sumido en la más absoluta felicidad, marcando suavemente el ritmo de la música con sus largos y afilados dedos, con una sonrisa apacible y unos ojos lánguidos y soñadores que se parecían muy poco a los de Holmes el sabueso, Holmes el implacable, Holmes el astuto e infalible azote de criminales.” [6]Arthur Conan Doyle, “La liga de los pelirrojos”, en Las aventuras de Sherlock Holmes.

Sería demasiado extenso reseñar aquí la intensa afición de Holmes a la música, así que animo a los lectores a que acudan a las aventuras del detective, porque  seguro que pronto encuentran muchos más ejemplos.

Ilustración de Samuel Velasco para No tan elemental: cómo ser Sherlock Homes

Esta entrada es un pasaje que escribí para No tan elemental.Cómo ser Sherlock Holmes, que finalmente quedó fuera del libro. En las páginas de No tan elemental podrás encontrar muchas otras profesiones de Holmes y conocer las razones de su éxito como detective.

 


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


  Para saber más acerca del libro: No tan elemental, querido Holmes
Para saber más acerca de Daniel Tubau: Algunas pistas acerca del autor


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


 

Originally posted 2017-06-02 19:19:50.

Notas   [ + ]

1, 2. Arthur Conan Doyle, Estudio en escarlata 
3. Arthur Conan Doyle, Estudio en escarlata 
4. Arthur Conan Doyle, “Los planos del Bruce-Partington”, en Su último saludo en el escenario
5. Arthur Conan Doyle, “La liga de los pelirrojos”, en Las aventuras de Sherlock Holmes.
6. Arthur Conan Doyle, “La liga de los pelirrojos”, en Las aventuras de Sherlock Holmes.

Los pastiches holmesianos

marx-sherlockEn este fragmento de la presentación de No tan elemental en La fugitiva, con Juanjo de la Iglesia, se cuenta la curiosa existencia de un grupo de personas que se hacen llamar holmesianos o sherlockianos.

 [youtube width=”640″ height=”480″]

[/embed]

Continuará…


Wyoming-No-tan-elemental


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]



International: Not So Elementary


Originally posted 2015-02-11 22:47:29.

Sherlock Holmes en Bilbao

Radio Popular, con May Madrazo

Sherlock-Radio Popular Bilbao (11)Aquí puedes escuchar la entrevista que me hizo May Madrazo en Radio Popular de Bilbao a propósito de No tan elemental.Cómo ser Sherlock Holmes.


 

 


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


  Para saber más acerca del libro: No tan elemental, querido Holmes
Para saber más acerca de Daniel Tubau: Algunas pistas acerca del autor


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]


Sobre el libro

[pt_view id=”64488b37gm”]


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)

[pt_view id=”64488b37gm”]


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


 


 

Originally posted 2015-08-20 21:20:44.

Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental

Luis de Luis Otero, alias Jabez Wilson en Círculo Holmes, me ha hecho una entrevista de esas que da verdadero placer contestar. La verdad es que siempre me tomo las entrevistas con interés, como una manera de conocer mis propios libros y como una oportunidad de charlar acerca de temas que me interesan (de no ser así, no habrá escrito esos libros, claro). Pero de vez en cuando llega un entrevistador como Luis de Luis, capaz de llegar más allá de las apariencias y de descubrir cosas que a veces uno pone en los libros pensando que casi nadie lo advertirá, o que incluso descubre cosas que uno mismo no era consciente de haber puesto. Se supone que estas son dos de las grandes características que debe tener el crítico literario, ya se llame Samuel Johnson, William Hazzlit, Susan Sontag, Umberto Eco, Jerome Perceval o Jan Kott.

 Las preguntas de Luis de Luis me sorprendieron por lo inesperado y lo preciso, pues no solo descubrió algunos de los Huevos de Pascua del libro (no me refiero a los puramente holmesianos, que son los más fáciles), sino que fueron un verdadero estímulo para la reflexión. Buñuel decía que la lectura de los libros y críticas de Bazin había hecho que entendiera mejor sus propias películas. Lo mismo puedo decir de esta entrevista de Luis de Luis, que puedes leer, por supuesto, en Círculo Holmes: “Hay algo que siempre cambia en Holmes y algo que siempre permanece”.

Espero haber estado a la altura en mis respuestas y haber aportado algo interesante. A mí, después de leer la entrevista, me apetece desarrollar algunos asuntos tratados, cosa que haré en el futuro.

Continuará…


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)

 


Entradas holmesianas no tan elementales

[pt_view id=”64488b37gm”]



No tan elemental, de Daniel Tubau

Si ya estás leyendo No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, haz clic en esta imagen.


Originally posted 2017-03-24 18:03:12.