Cómo vivir más tiempo

reloj

Muchas personas se preguntan cómo se puede vivir más tiempo, disfrutar de más años de vida. Aquí voy a ofrecer algunos consejos para ganar más años de vida, mas meses, más horas y más minutos.

Viajes en coche

Se suele considerar que un viaje en coche de una ciudad a otra ha de ser lo más rápido posible. Madrid-Barcelona en cinco horas. Se va por la autopista o la autovía, se pone el coche a toda pastilla y… se tiran cinco horas a la basura.

Porque cinco horas a toda velocidad, sin disfrutar del paisaje (¿qué paisaje hay en una autopista a no ser los encantadores molinos eólicos de Aragón?), sin detenerse excepto para tomar un café en un feo centro/bar//restaurante/kiosko de carretera. A una velocidad que impide, al menos al conductor, mantener una conversación sosegada y con todos los pasajeros  pendiente de que el conductor no se despiste o no se duerma. Tiempo perdido. Se cree ganar mucho tiempo, ahorrar horas, pero lo único que se hace es perder tiempo: las cinco horas del viaje.

Quien espera desespera

Esperamos a alguien. O esperamos un avión o un tren en el que vamos a viajar. Ese tiempo de espera lo catalogamos rápidamente como tiempo inútil. Un tiempo de transición en el que no puede suceder nada interesante porque no podemos iniciar nada en serio. Nos dejamos llevar por la desgana y tiramos minutos u horas a la basura. Si el amigo tarda en llegar a la cita, nos pasamos todo el tiempo pensando en cómo le regañaremos cuando llegue, y después, además, nos enfadamos.

Si cambiamos nuestra mentalidad de espera y en vez de pensar que nuestro amigo ya debía estar aquí, pensamos que es una suerte que todavía no  haya llegado, todo cambia de sentido. Ahora podemos observar lo que sucede a nuestro alrededor, mirar a aquellos tres que discuten en una mesa cercana, a esa muchacha que escribe al fondo del local, al ese camarero tan peculiar, enseguida encontraremos un nexo común entre todos ellos o un tema de reflexión adecuado para pasar los minutos de espera, que ya no serán minutos de espera, sino de vida vivida.

Salas de espera, aviones, trenes

En un viaje lleno de escalas uno cree perder valiosas horas de tiempo en las salas de los aeropuertos, en el interior de los aviones, en eso que Marc Augé llama no lugares. Yo he descubierto, sin embargo, que los no lugares son un lugar perfecto para pensar, escribir, iniciar investigaciones. Ya lo hice en Escrito en el cielo y en ningún lugar, cuando inicié dos investigaciones durante una serie de viajes con muchas escalas, una acerca de las máscaras y otra acerca de los no lugares. Recientemente, en un viaje a América, inicié una interesante investigación acerca de cierres, conectores y cerrojos. En todos mis viajes soy un ávido cazador de momentos e ideas, y muchos de ellos los obtengo no ante el paisaje fenomenal y ansiado, sino en el camino de un lugar a otro, o en el autobús que me lleva a la Ciudad de la imagen para dar mis clases. Los modernos medios electrónicos, como el programa para tomar notas Evernote, permiten no sólo escribir en el móvil estés donde estés, sino además tomar fotos del momento. Así voy llenando mi libreta electrónica de notas.

Trayectos

El tiempo que transcurre entre un lugar y otro, el recorrido que nos lleva de aquí a allá. Para muchas personas, ese tiempo no existe, es también un tiempo perdido, que se quiere que acabe, que no gusta. Muchas personas, en vez de caminar o pasear, trasladan sus cuerpos de un lugar a otro. Pero en cualquier traslado del propio cuerpo se lleva también ese extraordinario juguete que es la mente. Conviene usarla, no sólo para esquivar el tráfico o pensar en la prisa que se tiene y en el tiempo que se está tardando.

Si se suman todos los minutos ganados en estas y otras actividades que suelen ser consideradas tiempo perdido, se descubrirá que añadimos a nuestra existencia quizá entre cinco y diez años más de vida vivida.

 


 [Publicado por primera vez en Salón digital el 8 de mayo de 2010]

Inventario, de Daniel Tubau

El genio no nace, se hace

Leer Más
El obituario de Coca Cola

Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Leer Más
Nuevos lenguajes y creatividad

Leer Más
Creatividad, inventarios e invenciones

Leer Más
La multitarea y Jerome Perceval

Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
Cómo vivir más tiempo

Leer Más
Cómo salir de los círculos cerrados

Leer Más
La profesión de escaparatista
[COSAS QUE SIEMPRE HAN EXISTIDO]

Leer Más
Fantasías científicas de ayer y hoy presenta…

Leer Más
Impronta

Leer Más
Cómo descifré anoche el disco de Phaistos antes de irme a bailar

Leer Más
Cómo tener buenas ideas entendiendo mal las cosas

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Cómo transmitir información a mayor velocidad que la de la luz…

Leer Más
Los dioses de Khemi
Comparación Automática 001

Leer Más
Un enlace casual en Google

Leer Más
Las comparaciones no son odiosas

Leer Más
Búsqueda azarosa

Leer Más
Hacer algo o nada

Leer Más

***

losgrandesinventosdetubau

Cómo arreglar cosas rompiéndolas

Leer Más
Cómo sujetar unas suelas recién pegadas

Leer Más
El buscador ególatra y eGOOGLE: herramientas para el ego

Leer Más

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *