El conocimiento oculto

La historia del ocultismo no debería ser escrita por ocultistas.

A.E.Waite (historiador ocultista del ocultismo)

 

Una sociedad secreta puede serlo por dos razones: porque lleva a cabo actividades secretas, como rituales, ceremonias o iniciaciones, o porque mantiene su existencia en secreto.

Walter Raleigh

Sin embargo, no todos los que se esconden (o al menos esconden su manera de pensar), crean sociedades secretas. Julio César era incrédulo y escéptico respecto a la existencai de los dioses, pero mantenía sus ideas en secreto para no perjudicar sus intereses políticos. Bien sabía del peligro de enfrentarse, no ya a los dioses, sino a sus representantes autonombrados en la tierra: Sócrates fue asesinado por negar a los dioses de la ciudad (Atenas). Quizá Sócrates y su círculo de amigos, que tampoco eran una sociedad secreta, cometieron la imprudencia de pensar por sí mismos y dejar que se supiera. Todavía hoy gran parte de la humanidad debe mantener su incredulidad en secreto, si viven en países como Arabia Saudí, donde en 2015 el bloguero Raif Badawi ha sido condenado a recibir 1000 latigazos simplemente por criticar a las autoridades religiosas.

Sin embargo, todo lo anterior no nos autoriza a considerar que los dirigentes romanos escépticos del círculo de César constituyeran una sociedad secreta. Tampoco formaban una sociedad secreta quienes se conjuraron en secreto para asesinar a César. En la Inglaterra isabelina muchos nobles del círculo de Sir Walter Raleigh también ocultaban sus verdaderas creencias, y en muchos casos su ateísmo; además, crearon una sociedad secreta, la Escuela de la Noche, de la que sí se habla en La verdadera historia de las sociedades secretas. Una de las paradojas de la historia de las sociedades secretas es que muchas de estas organizaciónes no se crearon, como se cree popularmente, para difundir extraños cultos, sino para todo lo contrario: para ofrecer alternativas y protegerse de la intolerancia religiosa de las iglesias establecidas. Un ejemplo reciente de esa intolerancia es la justificación de la violencia religiosa por parte del actual Papa Francisco: “Si alguien insulta a mi madre, le doy un puñetazo”. Ya resulta discutible que un insulto cualquiera merezca un puñetazo, y aquí el Papa demuestra un primitivismo moral preocupante, pero que alguien reciba un puñetazo o sea asesinado porque otra persona mencione o dibuje a su Amigo Invisible, ya roza lo grotesco.

Existen, de todos modos, muchos tipos de sociedades secretas. Algunas son criminales, como la Mafia siciliana, la Yakuza japonesa o las Tríadas chinas; otras tienen un componente racista fundamental, como el Ku Klux Klan o la Sociedad Thule nazi. Algunas son de carácter revolucionario, como los carbonarios, el Mau Mau, el Loto Blanco o los masones en Italia, España e incluso Francia; en otras destaca su intención conspirativa y su deseo de ocupar parcelas de poder, como Propaganda Due (P2) de Licio Gelli, o el club Skull & Bones, al que pertenecen políticos de EEUU como George W.Bush y su padre George H.W. Bush o John Kerry; otras buscan la influencia por razones religiosas, como los jesuitas o el Opus Dei.

Muchas de estas organizaciones no son secretas, sino que son toleradas o incluso subvencionadas. Si fuéramos estrictos en la definición de sociedad secreta, deberíamos incluir también a los servicios secretos, desde la CIA o el KGB soviético al MOSAD israelí o la Stasi de la antigua República Democrática Alemana, o a los lobbys y grupos de presión.

En La verdadera historia de las sociedades secretas mi propósito fue ocuparme tan solo de un aspecto de las sociedades secretas, aunque tal vez sea el esencial. Me interesan en este libro las sociedades secretas que buscan una verdad espiritual, religiosa o filosófica, que están relacionadas con el misticismo o con el esoterismo. Sociedades secretas en las que la magia, la alquimia, la cábala, el Grial, el hermetismo, los ritos de iniciación y el conocimiento oculto juegan un papel fundamental. Son esas sociedades secretas que suelen aparecer en novelas de éxito o ensayos como El código Da Vinci, El péndulo de Foucault, La revelación de los templarios o El enigma sagrado. Sociedades secretas que poseen o dicen poseer un conocimiento secreto al que sólo pueden acceder los adeptos y los iniciados.

En una investigación de estas características, resulta inevitable referirse una y otra vez a historias más que dudosas, pero he intentado que el lector sepa siempre cuándo se habla de algo que está sujeto a fuertes dudas, cuándo de algo que parece probado y cuándo de algo que es pura invención. No niego que algunas hipótesis que hoy nos parecen extravagantes acerca de ciertas sociedades secretas puedan ser ciertas, pero es importante saber que son hipótesis, no hechos. Como decía el historiador, y miembro de la célebre sociedad secreta Golden Dawn, A.E.Waite: “Una cosa es lo posible, y otra muy distinta lo probado”. Los errores son inevitables al abordar un tema tan complejo,  pero siempre he intentado seguir una regla básica: distinguir claramente lo que se cree de lo que se sabe.

(La verdadera historia de las sociedades secretas)

 


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas


La verdadera historia de las sociedades secretas

Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Thelema

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Ciencia contra magia

Introducción a la magia /3


Leer Más
Una mentira noble

Platón y los asesinos de la montaña /1


Leer Más
Un mito político

Platón y los asesinos de la montaña /2


Leer Más
¿Una república racista?

Platón y los asesinos de la montaña /3


Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más

Mafia

 ENTRADAS PUBLICADAS

Tommaso Buscetta, mafioso arrepentido
La Mafia siciliana /1

Leer Más
El juez Falcone
La Mafia siciliana /2

Leer Más

 

 

Share

Un pensamiento en “El conocimiento oculto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *