El efecto doppler contra el viento
Baikzouts en Irlanda/2

Ahakista

Cuando viajas en bicicleta, tienes que fiarte mucho del oído, porque lo que viene por delante lo ves, pero lo que viene por detrás lo oyes. Normalmente es fácil oír a los coches que vienen por detrás, pero ayer no lo era.

En la última etapa de mi viaje (Durrus-Ahakista) pedaleaba con el viento en contra. Oía perfectamente a los coches que venían de frente, incluso los oía más fuerte de lo normal, pero me era muy difícil oír los coches que venían por detrás.

Si coincidían un coche por delante y otro por detrás, entonces era casi imposible escuchar el sonido del que venía tras de mí. Y además, y por eso hablo del efecto Dopler, me pareció advertir que los coches eran más audibles cuando venían hacia mí de frente y cuando se alejaban tras adelantarme por detrás, que en las otras dos situaciones [cuando venían desde atrás y cuando se alejaban tras adelantarme]. Ahora bien, no me acuerdo del cambio grave/agudo característico del efecto doppler.

 

[18 de agosto de 1996]

******

Una entrada que escribí sobre el efecto doppler: El efecto Doppler

CUADERNO DE IRLANDA

El efecto doppler contra el viento
Baikzouts en Irlanda/2

Leer Más
Cuaderno de Irlanda

Leer Más
Humor irlandés

Leer Más
Un viaje a Ahakista

Leer Más
Baikzouts en Irlanda

Leer Más
Cuaderno de Irlanda

Leer Más
Sweet Molly Malone

Leer Más

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *