LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Hace un tiempo que mi hermana Natalia me dio por fin permiso para subir a esta página las felicitaciones de aniversario que le he escrito desde hace más de veinte años.

Comienzo a hacerlo ahora, con la primera felicitación, una parodia al estilo de Lovecraft y sus monstruos fungosos que susurran ininteligibles cantos en los subterráneos de la Universidad de Miskatonic. No en vano en alguna página web me clasifican como “escritor lovecraftiano”en la estela del “solitario de Providence”.

Me sentía incapaz de comprender lo que estaba sucediendo. En vano intenté dejar mi mente en blanco y pensar sosegadamente en el extraordinario caso del que era protagonista mi hermana.

Año tras año, su edad aumentaba en una continua e inevitable progresión aritmética. A los seis años siguieron los siete, y a los siete los ocho… ¿Hasta cuándo?

¿Acaso jamás se detendría en su frenético avance a través del tiempo?

Me detuve un instante. Sentía dentro de mí un gusano que me corroía las entrañas. ¿Me sería dado alguna vez el raciocinio necesario para poder explicarme a mí mismo el misterio que es el crecer?

Eran ya veintidós años, y parecía sólo el principio. Me vestí y salí a la calle. Llovía.

Entonces, algo me turbó y dudé que hacer. Finalmente, entré en la tienda y adquirí un bello libro.

Sabiendo que jamás me sería revelado el extraño caso de la progresión aritmética de la edad, me encaminé a la casa de mi hermana.

(1 de septiembre)

 


 

NOTAS DE 1997

En 1997 le regale a mi hermana El libro de Natalia, donde encuaderné las diez primeras felicitaciones. Aproveché para añadir notas explicando algunos detalles curiosos. Las copio aquí.

Lovecraft y sus monstruos

#1 Este breve relato imita el estilo de H.P. Lovecraft, más que nada por el tono de angustia y desesperación y el uso de adjetivos desgarradores y desmesurados. En realidad es una parodia de una parodia, porque la idea se me ocurrió recordando una parodia de Lovecraft publicada en la versión española de NATIONAL LAMPOON, que se titulaba algo así como Aquello que murmura en las cañerías.

Una portada del National Lampoom de Estados Unidos:
“Dadme una revista con una chica bonita, un perro o un niño
y os daré una revista de éxito” (William Randolph Hearst)

#2 No recuerdo qué libro compré a Natalia como regalo. Sin embargo, sé que yo ese día llevaba uno de Borges: El libro de los seres imaginarios, y que vestía una camisa con gemelos amarillos.

Estos datos los he obtenido de un breve texto que escribí el día después de la fiesta de cumpleaños, en el que contaba precisamente la fiesta y lo que hice después. Ahora pienso que el libro que le regalé pudo ser De Historia et Veritate Unicornis.


***********

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo [1987]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más

Share
  • nuria navarro

    Esa foto de diablesa se hizo en Empúries, la noche de la luna. Yo dormía en la litera de abajo de Natalia. Las dos fumábamos mucho y bien. No sé cómo he ido a parar a esta página, pero la verdad es que me ha dado un subidón al verla. Un beso de mi parte a su parte.