El señor de las sombras

Javier Solís

Hace un tiempo escribí en respuesta a la opinión de mi amiga Nuria acerca de una entrada dedicada a dos grandes compositores mexicanos:

“Pos ándele nomás, me dice Nuria que le gustó lo de Jose Alfredo y Agustín de ayer y recién me entero que el hijo de Jose Alfredo Jiménez ha descubierto una canción inédita de su padre que compuso con… ¡Agustín Lara! Fue la única canción que compusieron juntos, al parecer. Creo que se llama Así canta México. El hijo busca a un buen intérprete para grabarla, pero dice que es difícil porque no hay muchos buenos cantantes ahora en México. También dice Nuria que Chavela no es mexicana, lo que es cierto, pues nació en Costa Rica, aunque todos la consideran mexicana, incluso ella. Y por cierto, no me resisto a poner una canción del que yo creo que es mi cantante mexicano favorito (pero es difícil afirmar algo así con tanto talento donde escoger): Javier Solís, el señor de las sombras.” (Colapso de fotones, 2005)

Aquí puedes oír la canción que le dio el apelativo: Sombras o Sombras nada más

Imagen de previsualización de YouTube

Es curioso que esta canción no era originalmente un bolero, sino un tango con texto de José María Cortursi. La letra tiene algunos ingredientes habituales en el tango, como el lamento, la amargura por un pasado perdido (que tampoco fue plenamente feliz o fue brevísimo) y la soledad. Pensemos en tangos como Cuesta abajo:

“Si arrastré por este mundo
la vergüenza de haber sido
y el dolor de ya no ser.”

Pero también hay en la letra de Sombras otros elementos más propios del bolero o la canción mexicana, como el orgullo, el desgarro y las imágenes vívidas y concretas, que rozan a veces la delectación al describir lo exagerado, como en: “Quisiera abrir lentamente mis venas, mi sangre toda verterla a tu pies”. En términos generales, en la canción mexicana hay un lamento por el tiempo feliz del pasado o que pronto acabará (“Reloj no marques las horas”), mientras que en el tango raramente se asiste a la felicidad, ni pasada ni presente: todo es lamento.

Es muy llamativo que la interpretación de Javier Solís, su ritmo abolerado, que obliga a prolongar las sílabas del endecasílabo, y la inclusión de instrumentos ajenos al tango como la trompeta, parecen trasformar el significado de la canción. Puedes observarlo al escuchar  la versión original en tango…

Imagen de previsualización de YouTube

La inclusión de Sombras nada más en La discoteca mortal se debe a que se habla de un suicidio, aunque no sea seguro que vaya a tener lugar.

******

La entrada en la que hablo de Jose Afredo Jiménez y Agustín Lara es: Impíos mexicanos

[Publicado el 2 de agosto de 2005 en Colapso de fotones]

Agosto de 2012: Hace unos días murió Chavela.

Share