¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, eso no implica que las teorías rivales al innatismo sostengan que el cerebro es una tabula rasa, una superficie virgen sin nada escrito en ella. Esa es una parodia que usan los chomskyanos para conseguir de manera rápida y elocuente que sus enemigos parezcan grotescos, pero lo cierto es que esos rivales, incluidos los conductistas, sabían que el cerebro humano no es igual que el cerebro de otras especies animales, puesto que, como cualquier científico sensato aceptaban la teoría de la evolución.

Es cierto que los conductistas no consideraban observables o mensurables los llamados estados internos, como todas aquellas emociones o sentimientos que no fueran expresados de manera observable, por ejemplo mediante el llanto o mediante una expresión oral como: “Odio a mi padre” o “Tengo hambre”. Pero también es cierto que a veces experimentaban  directamente sobre el cerebro, sobre esa supuesta tabula rasa, como en el caso del célebre perro de Pavlov, o como en las intervenciones quirúrgicas, en algunas ocasiones bordeando el crimen, en las que se extirpaba una parte del cerebro del paciente para intentar modificar su comportamiento.

El célebre y polémico experimento del niño Albert, por el conductista John Watson. Albert no tenía miedo a casi nada, excepto a los ruidos fuertes. Cuando vio una rata blanca por primera vez, no sintió ningún temor. Pero después, cada vez que se presentaba la rata, sonaba un ruido que asustaba a Albert. Al final se logró que el bebé se asustara de la rata y de cualquier cosa blanca y peluda, incluso de Santa Claus, e incluso aunque ya no sonara un ruido potente al mismo tiempo. El experimento tuvo que ser interrumpido antes de su conclusión.

Tabula rasa o tablilla de cera en la que escribir. En esta se puede leer “AVE” (“salud” en latín).

En realidad, Aristóteles no propuso la idea del cerebro como tabula rasa para afirmar que el cerebro era equivalente a una tablilla de cera sin grabar. Si sucediera así, entonces las tablillas de cera se podrían haber hecho con el dominio del planeta, en dura competencia con los seres humanos. Aristóteles usó esa imagen para oponerse al innatismo de Platón, a la teoría que sostiene que tenemos, ya desde el nacimiento, todo el conocimiento en nuestra mente y que, por lo tanto, lo único que debemos hacer es recordarlo.

 

 

Continuará…


[Publicado en 2006 en Pasajero. Revisado en 2017 (en verde)]

 

LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1


Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2


Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3


Leer Más
Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4


Leer Más
Los creyentes de la tabula rasa

|| La gramática innata de Chomsky /5


Leer Más
¿Una hipótesis innecesaria?

|| La gramática innata de Chomsky /6


Leer Más
El innatismo de Jung y la evolución

|| La gramática innata de Chomsky /7


Leer Más
¿Son innatas las categorías de Aristóteles?

|| La gramática innata de Chomsky /8


Leer Más

SIGNOS

Share