Escepticismo

Testimonios y Fragmentos

1. MI ESCEPTICISMO

1.1 El credo de un escéptico apasionado: “No te contagies”

«Un lema que uno ha de llevar a todas partes donde se discuta y que, como se dice en Las Mil y Una Noches, debería escribirse con una aguja en el ojo para tenerlo siempre a la vista: “No te contagies”.

»No dejes que el calor y el entusiasmo de la discusión te lleven a donde no quieres ir. No sigas a una multitud para hacer el mal, dice la Biblia, y repite el ateo Bertrand Russell.

»Ten cuidado con el entusiasmo compartido por muchos, porque a menudo se vuelve violento y contra otros. Entusiasmo quiere decir estar poseído por un dios (en-Theos) y estar poseído por un dios es muy semejante a estar fuera de sí, alienado, ocupado por otro, vacío, mera caja de resonancia de consignas.

»Pero no dejes tampoco que el entusiasmo nocivo te lleve al otro extremo, a la pasividad desapasionada, a una búsqueda obsesiva de la soledad, a encerrarte en una guarida protegida del ruido y la furia, rodeado tan sólo de aquellos que son como tú.

»No te contagies e imites lo que dicen estos porque son poderosos, o selectos, o distintos; pero no te contagies de su actitud, negando ahora cualquier cosa que digan ellos, situándote siempre en el extremo contrario, en la postura opuesta a la que ellos mantienen: eso te hará esclavo de ellos y siempre tendrías que saber qué piensan ellos para saber qué es lo que piensas tú.

»No concedas, en fin, tu adhesión incondicional a nadie y tampoco lo rechaces antes de saber siquiera que opina. Piensa siempre como un hombre libre».

Escribí este credo apasionado y escéptico hace unas semanas (2008), tras leer la página 58 de El legado de Europa de Stefan Zweig, dedicada a Montaigne».

Texto completo: ⇒ WP El credo de un escéptico apasionado

 

2. Política y escepticismo

burros«Hay personas que aplican toda la fuerza de un espíritu crítico y escéptico contra quienes sostienen ideas políticas diferentes  a las suyas, pero, al mismo tiempo, creen en verdaderas simplezas que no resisten el más mínimo examen crítico y escéptico».

⇒ WP Escepticismo y credulidad

 

3. AUTORES: NEXOS Y COMPARACIONES

3.1. Sherlock Holmes (Arthur Conan Doyle)

«Esta focalización dispersa de Holmes no solo se relaciona con lo que percibe en el exterior, sino también con lo que contempla en el interior de su propia mente. Consiste en no dejarse atrapar por una teoría instantánea, nacida de algún sesgo; en ser capaz, como decían los antiguos escépticos, de practicar la epojé, la suspensión del juicio: observar y reunir datos, contemplar las hipótesis que nuestro cerebro elabora para conectarlos, pero no quedar atrapado por la primera interpretación que parezca poder explicarlo todo; mantenerse alerta, focalizando en ciertos momentos sobre una línea de investigación pero manteniendo otras posibilidades abiertas: «Siempre hay que buscar una posible alternativa y estar preparado para ella».

No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes

 

«En definitiva Holmes, ante los misterios que debe resolver, hace lo mismo que el escéptico Sexto Empírico decía que debían hacer los filósofos frente a las religiones o doctrinas dogmáticas: no ya dudar de todo por sistema, sino practicar la epojé o suspensión del juicio. Los seguidores del moderno concepto de mindfulness o atención plena, de origen budista, que hoy en día es empleado en diversas terapias psicológicas, han adoptado la epojé de los escépticos para referirse a ese estado mental en el que dejamos que las ideas y la percepciones pasen por nuestra mente sin quedar atrapados por ellas, contemplándolas con aquella indiferencia emocional tan propia de Sherlock Holmes. Konnikova considera que ésta es una de las claves del pensamiento de Holmes, aunque a veces emplea el término en un sentido que lo acerca a una palabra-éxito casi mágica, a lo que Jeremy Safran ha llamado la McMindfulness, una operación de marketing similar al estilo de la cadena de hamburguesas McDonald’s».

No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes

 

«Aunque escepticismo o skepsis suele interpretarse como no creer en nada, incluso con no tener opinión, en realidad significa «seguir investigando», no aferrarse a una opinión inconmovible, a los prejuicios o a las ideas hechas. Ahora bien, los escépticos también sabían que no era posible mantener constantemente la incredulidad y que en la mayoría de  las ocasiones de la vida era necesario suspender la suspensión del juicio y ser un poco crédulos: si un coche se acerca a toda velocidad hacia nosotros, conviene apartarse cuanto antes y ponerse a dudar acerca de la existencia del coche una vez a salvo. Las situaciones de la vida en las que hay que suspender el escepticismo y la duda son aquellas en las que nos va muy bien con el conocimiento intuitivo e instintivo, con las ideas tradicionales, con la opinión común, es decir, casi siempre. Pero hay que recordar también que todos esos conocimientos son falibles y que en ciertas ocasiones hay que ponerlos en cuestión, en especial cuando nos enfrentamos a lo desconocido, a lo inesperado y a lo improbable. Es entonces cuando debemos ser escépticos».

No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes

 

3.2. William Shakespeare 

«Los comentadores y expertos confiesan que no es fácil saber de qué lado estaba Shakespeare: ¿era católico o anglicano?, ¿monárquico o republicano?, ¿homosexual o heterosexual?, ¿escéptico o creyente?».

 

3.3 | 3.4 Pirrón y Montaigne

Según Sexto Empírico, las fórmulas escépticas son expresiones pronunciadas por el pirroniano (el escéptico) que manifiestan su disposición escéptica y su estado de espíritu.

 “Puede ser”
“Suspendo mi juicio”
“No comprendo nada”
“Admitamos”
“No determino/decido nada”
“A todo argumento se opone un argumento equivalente”
“Es posible”
“Todo es indeterminado”
“No-aserción” (aphasias)
“Todo es incomprensible” (akatalêpta)

 Pero estas fórmulas valen más cuando se dicen, y en el momento en que se dicen, que escritas o tomadas como verdades absolutas. Como decía Montaigne:

 “Me hacen odiar las cosas verosímiles cuando me las imponen como cosas infalibles. Gusto de esas palabras que suavizan y moderan la temeridad de nuestras afirmaciones: “Quizá”, “En cierto modo”, “algo”, “dicen”, “creo” y otras semejantes”.

Esklepsis 5

3.5 Pierre Bayle

“Yo sé demasiado para ser pirrónico y demasiado poco para ser dogmático. “

NOTA 2012
“Pirrónico” en este contexto de entenderse como escéptico radical, aquel que afirma que nada se puede conocer o que no se puede establecer ningún tipo de principios que sean verdaderos con toda seguridad.

Pierre Bayle fue el creador del Diccionario Histórico-Crítico, gran obra precursora de la Ilustración y de la Enciclopedia de Diderot y D’Alembert.

Esklepsis 1

3.6 Descartes

Sentir, imaginar y el puro entender son modos de percibir, mientras que desear, rehusar o afirmar, son modos del querer.

El error, nos dice, y aquí Descartes se enfrenta con los escépticos, nunca se halla a la percepción, sino en todo caso en el juicio hecho sobre una percepción, pues en el juzgar se requiere tanto el entendimiento como la voluntad. El problema surge porque la voluntad se extiende más allá del entendimiento, pues en cierto modo es infinita, mientras que nuestro entendimiento, al ser creado, es finito. En cualquier caso, conviene recordar, nos recomienda Descartes, que la mayor perfección del hombre consiste en el obrar libre, por lo que somos nosotros la causa de nuestros errores y no Dios. Finalmente, vuelve a insistir en que el libre arbitrio es evidente de por sí.

Entendimiento y voluntad en Descartes [1] En la entrada discuto la opinión de Descartes aludiendo a las ilusiones ópticas

3.7 Lie zi

«Se puede leer en el Lie Zi:

“Los que dicen que el cielo y la tierra son indestructibles se equivocan y los que mantienen que son destructibles se equivocan. Sean o no destructibles o no destructibles, yo no lo sé.”

Es algo parecido a lo que dice Jenófanes acerca de que aunque descubriéramos la verdad no podríamos saber a ciencia cierta que la habíamos descubierto. También parece coincidir con una de las corrientes escépticas, la que no niega ni afirma que sea cierto lo que afirman las doctrinas dogmáticas, sino que se limita a encogerse de hombros y admitir que no es posible saber quien tiene razón>.

[Anotaciones a Taoism and the philosophy of Tai Chi Chu]

⇒ WP La escuela negativa del taoísmo

 

3.99  Enlaces a citas de otros autores acerca del escepticismo

⇒ WP Amado Nervo

⇒ WP José Ortega y Gasset

⇒ WP Definición de escepticismo por Denis Diderot y en la Encyclopedia Britannica (Esklepsis 4)

⇒ WP  Los escépticos ateos

⇒ WP Duda y escepticismo

 

4. OPINIONES DISPERSAS

4.1 Recomendación del escepticismo para el disfrute artístico

«Se puede disfrutar de la narración clásica y de la más actual, Homero y Joyce, Lubitsch y Wong Kar Wai, y podemos, como los escépticos antiguos, «suspender transitoriamente el juicio» y disfrutar incluso de lo que parece chocar con nuestras teorías más queridas, con la narración que imita a la vida y con la que se aleja de ella, con el modelo aristotélico y el platónico, con el de Scribe y Spielberg y el de Fellini y Buñuel, con Homero y con Internet.

El guión del siglo 21


«Para disfrutar de una narración de ficción es necesario practicar lo que los escépticos de la Antigüedad llamaban la suspensión del juicio: hay que aceptar de antemano que vamos a ver un montón de inverosimilitudes. De hecho, hay que creer y no creer al mismo tiempo en lo que estamos viendo, extraordinaria paradoja que ya señaló
Samuel Johnson:

Un pensamiento no nos llega al alma porque los males a los que nos enfrenta sean reales, sino porque son males a los que nosotros mismos podríamos vernos expuestos. Pero, al mismo tiempo, la clave de la tragedia procede precisamente de nuestra conciencia de la  ficción: si creyéramos que los asesinatos y traiciones son reales, dejarían de agradarnos.

Las paradojas del guionista


«Yo también considero muy recomendable la suspensión del juicio, no sólo en la discusión intelectual, sino d manera especial en la contemplación artística: creo que el placer aumenta si uno está dispuesto a creer transitoriamente que está viendo a dos bandidos yankis a punto de morir en Bolivia. Y como la suspensión del juicio es un estado transitorio, también puede disfrutar después viendo a Robert Redford y Paul Newman fingiendo que son dos bandidos yankis a punto de morir en Bolivia».

⇒ WP Los escépticos no son escépticos

4.2 Escepticismo e ingenuidad

«Pero, en general, no se puede calificar a estos autores [Lauzier, Lem, Wolfe] de escépticos, pues el escepticismo militante y dogmático no es sino una perversión de la ingenuidad>.

⇒ WP Desmitificadores y relativistas

4.3 Las dos clases de escépticos

[Hay dos clases de escépticos:]

a) aquellos que no creen en nada ni se pronuncian sobre nada. El escéptico griego, por ejemplo: “considera todos los argumentos en pro y en contra de cada tesis y ve que se equilibran. Él no toma partido… Tanto valen unas soluciones como otras, pues ninguna vale nada”.

b) aquellos que desconfían, que examinan atentamente los argumentos en pro y en contra para intentar descubrir cuáles tienen más garantías de ser ciertos. Aquellos que creen en la razón como medio de decisión.

Obviamente, yo estoy de acuerdo con estos últimos.

⇒ WP Desmitificadores y relativistas

4. 4 Desmitificadores y escépticos

<En la nómina de los desmitificadores de los desmitificadores, se puede incluir a mucha más gente: Nabokov, Buttler, Swift, quizá Lubitsch, Chesterton, etc. También tienen afinidades con los cínicos griegos (el lugar de los desmitificadores lo ocuparían, quizá, los epicureos y los escépticos)»..

⇒ WP Desmitificadores y relativistas [2]NOTA EN 2013: algunas asimilaciones y comparaciones hoy me parecen muy discutibles y varias definiciones son un poco imprecisas y quizá no muy exactas, pero en general estoy bastante de acuerdo con lo que decía aquí.

4.5 Relativismo y escepticismo

«Antes he asociado a los modernos relativistas con los escépticos griegos, y a sus oponentes (la segunda clase de escépticos antes señalada) con los cínicos. También dije que los epicúreos podrían ser incluidos en ese grupo de escépticos relativistas, ahora añadiría que al otro grupo podrían pertenecer algunos sofistas (tan injustamente despreciados)».

⇒ WP Desmitificadores y relativistas [3]NOTA EN 2013: algunas asimilaciones y comparaciones hoy me parecen muy discutibles y varias definiciones son un poco imprecisas y quizá no muy exactas, pero en general estoy bastante de acuerdo con lo que decía aquí.

4.6. Investigaciones e hipótesis

4.6.1 Multisentimiento

«Gertrude Stein hizo unos interesantísimos experimentos a principios del siglo XX acerca de la capacidad de desarrollar varias tareas intelectuales al mismo tiempo. Sería interesante investigar si también se puede sentir al mismo tiempo con la misma intensidad que algo es verdad y mentira».

Los escépticos no son escépticos

«Cuando alguien como John Dee decía que se comunicaba con los espíritus, incluso un escéptico podía llegar a dudar si lo creía de verdad o no, ya que las historias de los santos de la Iglesia contaban cosas mucho más extraordinarias y los límites entre lo posible y lo imposible eran difíciles de delimitar. Pero cuando alguien como Helena Blavatsky aseguraba, a finales del siglo XIX, que se comunicaba con los etéricos del Tíbet, resulta difícil creer que no lo hiciera sabiendo que estaba mintiendo, incluso aunque no supiésemos que sus trucos fueron descubiertos en varias ocasiones, como cuando se descubrió que la caja hermética a la que llegaban los mensajes del otro mundo tenía una ranura en la parte posterior».

La verdadera historia de las sociedades secretas

 

4. Enlaces a textos dedicados al escepticismo

⇒ WP Los escépticos no son escépticos


TESTIMONIOS Y FRAGMENTOS

Escepticismo

Testimonios y Fragmentos


Leer Más


 

Share