Hacia el final
ESCRITO EN EL CIELO 18

Avión volando sobre Colombia

[Lunes 29 de diciembre de 1997]

 

Este proyecto, que se inició hace 28 días en un taxi que me llevaba al Aeropuerto de Madrid- Barajas, va llegando a su fin, que puede ser, de nuevo, un taxi que me lleve desde el Aeropuerto de Madrid-Barajas a mi casa, mañana día 30. Perfecto final, inverso del inicio.

Primera página de una lista de no lugares y escritos en el cielo

 

No creo que se haya agotado el tema de los no lugares, y mucho menos el de las máscaras. Han quedado asuntos pendientes y posibles desarrollos interesantes, pero temo repetirme, abusar del asunto, sacar las cosas de quicio, caer en consideraciones fuera de lugar. Me quedan, de todos modos, unas catorce horas de vuelo, así que es posible que todavía escriba mucho en este cielo que va cambiando en relación al suelo que está bajo él: “cielo de Colombia”, “cielo sobre el Atlántico”, “cielo sobre las Azores”, “cielo sobre España” y “Del cielo a Madrid”, como final también inverso del célebre dicho castizo.

Sí, es posible que vuelva, como el asesino, al lugar, al no lugar del crimen, pero ahora mi intención es terminar un cuento que se inició como un sueño en Cuzco, continuó en Lima, en el trayecto Lima-Quito-Bogotá y en el Aeropuerto de Bogotá.

En cuanto a este proyecto-pasatiempo-experimento-investigación, me limitaré tal vez a añadir algunos comentarios sugeridos por el libro de Augé, que acabo de terminar de leer.


Share