Heródoto y Tucídides

Tucídides y la democracia /2

En lo que sigue no se pretende decidir si el mejor historiador de la Antigüedad es Heródoto o Tucídides, entre otras cosas porque también habría que contar, refiriéndonos sólo a los griegos, con Polibio.

Tucídides

Tucídides

Desde el punto de vista formal parece muy difícil negar la palma a Tucídides, pues es admitida de manera casi unánime la superioridad científica de su método histórico. Así que, sin demasiadas reticencias, le concedo el triunfo en este terreno a Tucídides, fiándome de la fama y prestigio que le rodean, una fama que, según Momigliano, se remonta a la Revolución francesa, pues hasta entonces se consideraba superior a Polibio [ref] Política y teoría económica, M.I Finley y otros, 183 [/ref].

Herodotus. Historical artwork of Herodotus of Halicarnassus (484-425 BC), a Greek historian from Iona who documented the Greco-Persian wars, which occurred in 490 and 480-479 BC. This documentation was entitled The Histories, and is probably the work for which he is best known. The Histories also contains excellent ethnographic descriptions of the peoples that the Persians conquered, fairy tales, gossip, legends, and a very humanitarian morale. He is considered the world's first historian and often referred to as the "Father of History".

Herodoto

Tan sólo incidentalmente, pues, se tratarán aquí cuestiones de metodología en la comparación entre ambos autores.

Lo que pretendo discutir no es el carácter científico de Heródoto o Tucídides sino sus respectivas ideologías, entendidas en un sentido plenamente político: sus ideas políticas.

Se pretende también, y este es el verdadero motivo de esta modesta investigación, confirmar o refutar algunas opiniones que expresé de manera aventurada y que ahora enumero, confiando en el nebuloso testimonio de mi memoria. A saber:

  1. Que Tucídides es un hombre de partido, un historiador parcial, a pesar de sus declaraciones de neutralidad, que su partido era precisamente el más reaccionario del momento, es decir, el oligárquico, el de los ‘menos’ y, en consecuencia, que a Tucídides no le gusta la democracia como sistema político, y que si admira a Pericles es porque lo considera un gran hombre y no por ser un producto y un adalid de la democracia.
  2. Por contra, Heródoto sí aprecia la democracia y es probablemente el historiador más imparcial, en la medida de lo humanamente posible (y, obviamente, con la salvedad de esta toma de partido por la democracia) de la Antigüedad, y tal vez de toda la historia. Es Heródoto, además, y a pesar de sus simpatías por Atenas, un cosmopolita que respeta tanto a griegos como a bárbaros, y deplora su enfrentamiento.
    [Tweet «Lo que pretendo discutir no es el carácter científico de Heródoto o Tucídides sino sus respectivas ideologías»]
  3. Acerca de Tucídides también dije que admiraba a Esparta por su sistema político, a pesar de que la guerra le obliga a considerarla su enemiga, como buen patriota que era. Si era pacifista (y esto no sé si lo dije, pero si lo pensé, o lo pienso ahora), era porque consideraba una desgracia para Atenas, para Esparta y para la unidad griega o el imperio ateniense, esa guerra. Desde cierto punto de vista no hay nadie que no sea pacifista; también Napoleón dijo: «La paz no se puede construir sobre las bayonetas».

Una vez establecidas las bases y los motivos que me llevan a hacer esta apresurada, y sin duda superficial, investigación, consideraré qué estructura se le puede dar.

Continuará


TUCÍDIDES Y LA DEMOCRACIA

[wpts_matriz boxwidth=’120′ category=’5291′  posttype=» taxonomy=» posts=’30’ order=’ASC’ limit=’30’  boxstyle=’1′ buttoncolor=’nobutton’ titlesize=’11’ contentsize=’11’ titlefont=’default’ contentfont=’default’ prd=» showtitle=’1′ showexcerpt=’1′ showimage=’1′]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *