La calavera fantasma de Sherlock Holmes


No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

«Los aficionados al cine quizá hayan recordado al leer las últimas páginas aquello de la falta de raccord, que se da en muchas películas o series de televisión: un cigarrillo que crece de manera milagrosa, un reloj de pulsera en la muñeca de Julio César o una calavera en las habitaciones de Baker Street, que aparece y desaparece en planos sucesivos en el primer capítulo de Sherlock. Estas faltas de raccord se explican porque las escenas pueden haber sido grabadas en momentos o días diferentes, o por simples descuidos. El espectador de cine no suele percibirlos en un primer visionado, pero un examen atento de cualquier película permite descubrir que las heridas de un personaje cambian de lugar, como le sucede al propioWatson en la serie Sherlock, algo, por otra parte, muy holmesiano, porque lo mismo sucede en las novelas y cuentos escritos por Arthur Conan Doyle, en los que la bala jezail que alcanzó a Watson en Afganistán está a veces en una pierna y otras veces en un hombro». (No tan elemental, 300)


Pues bien, por cortesía de moviemistakes.com, aquí está el momento de la calavera de Baker Street que aparece y desaparece:

Sherlock skull

Ya que estamos con errores, aprovecho para corregir aquí una errata mía: la escena no pertenece al primer episodio de la serie, sino al primer episodio de la tercera temporada, titulado El signo de los tres.

En la película de david mament State and main se plantea precisamente qué le sucede a un equipo de cine que descubre que la realidad no se ajusta a o que le han contado (algo que pocas veces les causa prioblemas a los novelistas)

En la película de David Mamet State and main se plantea precisamente el desastre al que se enfrenta un equipo de cine que descubre que la realidad no se ajusta a lo que quieren contar (algo que pocas veces les causa problemas a los novelistas)

En cuanto a la cambiante herida de bala de Watson, este tipo de descuidos son bastante habituales entre los novelistas y autores de teatro, aunque no tanto entre cuentistas y poetas, dado que sus escritos son más breves (siempre que nos olvidemos de largos poemas como la Divina Comedia o la Ilíada, claro). En una página de Los tres mosqueteros, si no recuerdo mal, un espadachín empieza a agarrar tantas cosas, que necesitaría al menos tres manos para sujetarlas; en La tempestad, Shakespeare hace que el barco de Próspero se haga a la mar desde el puerto de Milán, que no existe. Como es obvio, si alguien se desplazara a Milán para rodar una adaptación La tempestad en sus escenarios naturales descubriría que no existe tal puerto.


calavera sherlockEn Movie Mistakes puedes descubrir más errores y todo tipo de curiosidades relacionadas con la serie de la BBC Sherlock.

Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


Entradas holmesianas no tan elementales


Sobre el libro


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes


International



No tan elemental, de Daniel Tubau

No tan elemental, de Daniel Tubau

 

Share