La diagonal del alfil

||| El Duelo /12

[Leer capítulo: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once]

12.La diagonal del alfil

—¿Ahora tenéis tratos con piratas? -preguntó con socarronería el abad.

—Siempre los ha tenido -dijo Frederick, con idéntica socarronería.

—Es un buen pirata -dijo el barón y enseguida, intentando desviar la conversación, preguntó:- ¿cómo han ido vuestros asuntos en Francia?

Nuestros asuntos -corrigió el abad- no van muy bien, pero tal vez mejoren en fechas próximas, las fuerzas coaligadas europeas están siendo derrotadas por los ejércitos franceses, pero en París las divisiones entre los dirigentes de la Convención aumentan de día en día, el terror se impone, han sido guillotinados Hebert y algunos de sus seguidores y, en el otro extremo, Danton, acusado de traición.

—!Es él caos! -exclamó el barón con exagerada indignación-. ¿No opináis vos lo mismo? -preguntó, dirigiéndose a Frederick.

Frederick guardó silencio durante unas segundos, el abad le miraba fijamente, esperando su respuesta. Cuando se disponía a hablar, el barón decidió que el juego había ido demasiado lejos.

—Olvidemos la revolución; ahí está Eugenia- dijo, y señaló con un gesto las escaleras que daban al salón principal, por las que descendían tres mujeres.

Vivienne, su sobrina Eugenia y la marquesa de Cicnos, esperaron junto a las escaleras la llegada del barón y el abad, mientras Frederick permanecía discretamente alejado, ante el temor de que Vivienne le reconociera.

—Voy a hablar con ese apuesto pirata -dijo Vivienne, mirando a Frederick.

—Quizá sería mejor que os presentara a alguien que desea vivamente conoceros -dijo el barón, intentando alejar a Vivienne de Frederick.

—Si tanto lo desea, podrá esperar a que yo hable con mis amigos -dijo Vivianne con una sonrisa cómplice-. No temáis, podéis confiar en mi discreción. Él y yo estamos en bandos enemigos y mortalmente enfrentados, pero mientras me sea posible intentaré seguir viviendo en el mundo amable en que fui educada y que ahora está desmoronándose.

  

Continuará


Sobre El Duelo

Share