La epopeya de Gilgamesh

Gilgamesh, por Ana Aranda Vasserot

La epopeya de Gilgamesh es mi libro favorito, creo. He dicho alguna vez que lo mejor que tiene este libro tan antiguo es que siempre es nuevo, porque poco a poco se van descifrando nuevos fragmentos arqueológicos y el relato se va completando. No sé si algún día estará del todo completo, ya que todavía quedan bastantes lagunas.

Cada lectura de la Epopeya de Gilgamesh me reserva nuevas sorpresas, no sólo porque el texto se va completando, sino porque lo leo de distinta manera o en un nuevo lugar. En 1999 leí la versión de Jean Bottero, cuando viajé con mis amigos Luis y Marcos a Lisboa, donde me pareció encontrar a los cuervos de la epopeya mesopotámica. En 2005 inicié otro viaje con rumbo y destino desconocido con Marcos, Luis, Rafael, Bacti… y Gilgamesh en la versión de Joaquín Sanmartín, que me permitió descubrir detalles hasta entonces inadvertidos  en ese primer viaje de los dos amigos Gilgamesh y Enkidu.

Aquí, en las entradas de La epopeya de Gilgamesh, intentaré descifrar algunos de los secretos y riquezas de este poema inagotable.

Si quieres conocer de qué trata la Epopeya del Gilgamesh, puedes leer esta entrada.

Entradas de La epopeya de Gilgamesh

La epopeya de Gilgamesh

Leer Más
Gilgamesh y Canetti

Leer Más
El diabolus ex machina

Leer Más
La siembra de Gilgamesh

Leer Más
La paradoja de Gilgamesh

Leer Más
Dos hombres y un destino: Gilgamesh y Enkidu

Leer Más
El primer libro contiene todos los libros

Leer Más
Cuando los dioses hacían de hombres

Leer Más
¿Quién es el cazador furtivo?

Leer Más
Un jardín, un hombre, una mujer y una serpiente

Leer Más
Un poco de evemerismo mesopotámico

Leer Más
Junto a los ríos de Babilonia

Leer Más
El Salmo 137 y la influencia babilonia

Leer Más
La pausa valorativa en Babilonia

Leer Más
Las aventuras de Gilgamesh y Enkidu

Leer Más
Sinleke Unumi, uno de los primeros escritores

Leer Más

**********

(1 de diciembre de 2005)

 

Share