Las sociedades secretas

en La aventura del saber

Entrevista con Salvador Gómez Valdés en La aventura del saber, a propósito de mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas. Fue, como siempre, un verdadero placer charlar con Salvador.

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

SALVADOR GÓMEZ: Hola a todos. Hace unas semanas hablamos de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Hoy vamos a hablar de La verdadera historia de las sociedades secretas. ¿Existe alguna relación entre Sherlock Holmes y las sociedades secretas?

DANIEL TUBAU: Que yo recuerde… Hay una aventura de Sherlock Holmes que trata del Ku Klux Klan [Las cinco semilals de naranja], de un americano que llega allí a Londres y al que persiguen… y al final dicen que se trata de una organización peligrosísima que existe en Estados Unidos, el KKK, y cuentan toda la historia. Y, no sé, después está el Club Diógenes, de Mycroft Holmes, donde no se puede hablar. Vas allí y nadie te interrumpe. Y no sé si hay otra relación más, ¿qué otra relación podría haber?

SALVADOR: Bueno, a lo largo de la historia de las sociedades secretas, cuentas también cómo surge de estas sociedades la Royal Society.
DANIEL: Ah, bueno, pues por ahí sí que podríamos encontrar una relación interesante.La Royal Society precisamente surge con una cierta influencia de sociedades secretas. Por ejemplo, hay una sociedad secreta muy interesante que es la de los Rosacruces, que es la más famosa del esoterismo. Y aunque ni siquiera es seguro que existiera, sí influyó. Es una especie de paradoja, la de sociedades que no han existido pero que han influido. Entre los fundadores de la Royal Society había algunos que se hacían llamar rosacruces o que estaban cercanos a esas ideas. El propio Francis Bacon con su Nueva Atlantida propone una utopía en la que toma ideas de los rosacruces. Y la Royal Society a su vez influirá en Sherlock Holmes, así que ahí podríamos encontrar una relación… y seguramente hay muchas más.

SALVADOR: Seguro. Oye, daniel, ¿y qué crees tú que hace que la gente quiera asociarse y que esas sociedades sean secretas?
DANIEL: Hay diversas razones. Una de las razones más claras es la persecución. Cuando en las épocas más represivas se han perseguido ciertas ideas o ciertos pensamientos, sobre todo en el terrreno religioso, la única solución era hacerlo todo en secreto, mantener ese pensamiento en secreto. Pero hay otras razones. con un aspecto más voluntario, más positivo, puede ser la intención de crear una especie de círculo selecto… Existe muchas veces en las sociedades secretas un sentimiento de élite, de crear una especie de microcosmos que incluso a veces reproduce la sociedad general con sus jerarquías. A lo mejor resulta que en la sociedad en general tú eres un simple empleado y en la sociedad secreta eres el Gran Maestre del Grado 33, ¿no? Lo que, claro, te da la sensación de pertenecer a algo muy selecto, un prestigio.

SALVADOR: Aunque, claro, te da prestigio solo ante los que pertenecen a esa sociedad.
DANIEL: Claro, pero eso le da a tu vida un trasfondo aventurero, un trasfondo de intensidad. En el libro trato fundamentalmente de sociedades secretas esotéricas, aquellas que dicen poseer un secreto, un conocimiento oculto que guardan. Pero hay otras que son criminales, por ejemplo, como la Mafia, los estranguladores, etcétera. Y hay otras que buscan el poder, que tampoco las trato mucho en el libro, aunque sí algunas que se relacionan con el conocimiento secreto, porque a veces confluyen los dos aspectos. Y después está la logia P2 de Lucio Gelli en Italia, que tienen la intención de alcanzar el control político. Pero aquí trato más el aspecto esotérico, de mantener un secreto, de una doctrina que es perseguida o de formar una especie de sociedad oculta… También, fíjate que otro aspecto que influyó mucho en al formación de los masones fue que en las sociedades masónicas de Inglaterra se relacionaban personas que de otra forma no tenían contacto: judíos, cristianos, musulmanes aunque había menos… o por ejemplo, gente rica que eran burgueses, con la nobleza… Unos tenían dinero, otros tenían prestigio. Y ahí se ponían en contacto, lo que es un aspecto también muy interesante de las sociedades secretas.

SALVADOR: ¿Y cuál es la primera sociedad secreta de la que se tiene constancia?
TUBAU: Bueno, yo comienzo en el libro incluso con la época prehistórica,  las hipótesis acerca de que en las cavernas, por ejemplo en Lascaux, hay dibujos de hombres con cabezas de ciervo que podrían llevar algún tipo de disfraz., pero también se habla de lo que se llamaban las manneburde o sociedades de guerreros y parece que sí, que ya eran esas sociedades de guerreros, donde había ritos de paso… en casi todas uno de los ritos de paso consistía en matar a un enemigo, a veces es matar un león pero otras es matar a un enemigo, cortarle la cabeza a uno de la tribu de al lado para entrar y prosperar en tu sociedad. Las sociedades de guerreros son el origen, pero luego ya encontramos muchas religiosas, a partir del momento en que existe la religión establecida: mientras más establecida y dogmática es una religión, más posibilidades hay de que se formen sociedades secretas de otras religiones.

SALVADOR: En la Edad Media estaban los gremios, ¿no? que mantenían sus conocimientos en secreto.
DANIEL: Sí, los gremios son otro de los factores que explican la creación de sociedades secretas. También en Roma ya existían las logias, había unas logias de trabajadores d ediferentes profesiones y ya luego en la Edad Media los gremios que mantenían los secretos de la profesión. Y, claro, esos secretos eran muy importantes, porque al tenerlos eras contratado en uno u otro sitio y tenías una manera de sobrevivir muy buena. Se supone además que los masones proceden de estos gremios. Masón (maçon) significa precisamente albañil, en francés maçonerie, albañilería, y por allí llegamos a los masones modernos. Por lo que hay una influencia clarísima de los albañiles, los constructores, los arquitectos, en la formación de la masonería.

SALVADOR. Y esto del culto al mal. Cuando presentamos tu libro y recomendamos su lectura, dijimos que era una manera excelente de entender la última película de Kubrick, cuando se van a una especie de misa negra.
DANIEL: Sí, a las sociedades secretas muchas veces se les ha atribuido la adoración al mal, al demonio, al satanismo. A veces ha sido mentira, han sido sus enemigos. En el caso de los templarios se les acusó de muchas cosas, de adorar a una cabeza cortada, de adorar al diablo, Bafomet lo llamaban… Pero no parece que adorasen al diablo. Parece que los templarios eran una sociedad influida en parte por los musulmanes durante su estancia en Tierra Santa… y además eran unos grandes banqueros. El gran poder que tenían los templarios es que eran unos grandes banqueros que hacían cheques que se podían devolver de aquí a otro país muy lejano. Y en cuanto al mal… Pues sí, hay algunas, que son las satanistas que, evidentemente lo que buscan es la adoración de Satán, de la cruz invertida, todo lo que sea contra el bien, se supone. La magia negra, el satanismo. Pero muchas otras han sido acusadas y en realidad no es que adorasen al mal, sino que sus detractores, la religión oficial casi siempre, les ha acusado de eso.

SALVADOR: En el libro hay un momento en el que hablas de la aparición, de la emergencia de la Royal Society y que viene de gente que se consideraban rosacruces…
DANIEL: Sí, que vienen de sociedades secretas. Pero aquí se da una curiosa paradoja. Porque Newton, por ejemplo, aparte de todos sus grandes descubrimientos en óptica, en los Principia Mathematica, en las leyes de la naturaleza, pues resulta que el 80% de lo que escribió Newton era sobre la interpretación de la Biblia, buscando códigos secretos y cosas así… Entonces, hay mucha influencia de las sociedades secretas, del misterio, pero la Royal Society es todo lo contrario: es el fin del secreto, consiste en hacer público el conocimiento secreto, discutirlo, ponerlo en común. Por ejemplo, se considera que Leonardo Da Vinci tenía que haber sido el primer científico. Cuando lees a Leonardo Da Vinci te das cuenta de lo cerca que está de la ciencia, de Newton, Galileo, cualquiera de ellos, y simn embargo, el propio Leonardo ya escribía al revés, para…

SALVADOR: Para que se tuviera que leer en un espejo y no se entendiera fácilmente…
DANIEL: Eso es, no había comunicación… pero la ciencia moderna surge del fin del secreto, de la comunicación. Existe una influencia de las sociedades secretas y al mismo tiempo es lo contrario de las sociedades secretas, el fin del secreto.

SALVADOR: ¿Y ahora mismo, existen sociedades secretas entre nosotros?
DANIEL: Muchas. Existen muchísimas sociedades secretas. Pero se tienen que registrar en el registro de sociedades, tienen que dar sus datos y quiénes son sus miembros y ya no son perseguidas, excepto en algunos países, como en China, que se persigue a varias sociedades secretas; o en los países musulmanes, en los que es difícil la admisión de sociedades secretas, pero en los otros lugares existen muchas. Por ejemplo, en Gran Bretaña, el rey o la reina es el Gran Maestre de la logia de Inglaterra hasta que se convierte en rey, que es cuando tiene que renunciar, porque sería un poco extraño que los socios votaran contra el Gran Maestre si fuera el rey. Pero en Gran Bretaña está admitido y es muy bien visto ser masón.

SALVADOR ¿Y para qué sirven hoy en día las sociedades secretas?
DANIEL: Para diversas cosas. En España, en los países más desarrollados apuntan a esta idea de crear un círculo selecto, donde te encuentras con personas que piensan como tú, una especie de club exclusivo. Y proponen un mundo muy interesante, porque todo lo que organizan es interesante: sus sitios, sus símbolos, etcétera. Yo creo que ahora cumple más este papel. Y las sociedades secretas perseguidas ya es más difícil que existan en el mundo moderno o en los países más desarrollados.

SALVADOR: Muy bien, daniel, ha sido un veradero placer como siempre contar contigo y te esperamos pronto. En cuanto saques un nuevo libro. Hasta siempre.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro


[Publicado por primera vez el 10 de mayo de 2015]

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *