Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

McLuhan

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el más hippie de los académicos.

En sus libros, convertidos en bestsellers a pesar de la dificultad de su lectura, popularizó algunos conceptos que se hicieron famosos.

Estos son algunos de los más conocidos.


Aldea Global

Foto: manuperez

Aldea global

Anticipándose a la globalización y a Internet, McLuhan anunció que el mundo moderno era de nuevo un aldea en la que un habitante de Japón conocía en instantes lo que hacía un ciudadano polaco. Años después, el concepto se popularizó como globalización (o más recientemente como el mundo plano de Friedman). No era la primera vez que este fenómeno se producía en la historia, pero McLuhan supo percibir que en esta ocasión alcanzaría una dimensión hasta entonces desconocida.


Galaxia Gutemberg contra Galaxia Marconi

galaxia gutemberg

 

Este era un concepto que servía para distinguir la época en la que la imprenta trasformó la naturaleza humana de la nueva trasformación que llegó siglos más tarde gracias a la electrónica.

Galaxia MarconiAunque ni Gutemberg inventó la imprenta (lo hicieron los chinos mucho antes) ni Marconi inventó la radio (lo hizo Tesla, como reconoce la oficina de patentes de Estados Unidos), las dos galaxias sirvieron a McLuhan para señalar algunas paradojas y diferencias entre la cultura oral y la escrita.

Nikola Tesla entre sus rayos habituales

 

El medio es el mensaje

Esta es una de las frases más repetidas y más controvertidas de McLuhan. A veces se entiende poniendo el énfasis en las características de cada medio: “Un mismo mensaje se transforma según el medio en el que es trasmitido”; otras veces se señala que lo importante no es lo que se dice sino a través de qué medio se dice. En ocasiones se insiste en que McLuhan se refiere a que los medios transforman la sociedad y se recuerda que al hablar de medio McLuhan se refería a todo un contexto, no a un único aparato o máquina o tecnología como puede ser la radio, la televisión, un periódico o un libro. En realidad, todas las interpretaciones anteriores dan lugar a debates interesantes.


El medio es el masajeMarshall McLuhan también dio muestras a menudo de un gran sentido del humor, como cuando publicó con Quentin Fiore El medio es el masaje, que muchos han creído un error tipográfico por aquello de “El medio es el mensaje”, o cuando dijo aquello de “Mire hacia atrás sin darse la vuelta: usted está en un  espacio sonoro.”

McLuhan no desarrollaba en sus libros un sistema de pensamiento claramente organizado, sino que hablaba de multitud de asuntos, tal vez porque esa era la esencia de la nueva época que llegaba, una época que los ordenadores (que él apenas pudo conocer) llevarían  a su extremo, cosa que sí previó en gran parte en La aldea global. Una época eléctrica de eslóganes, rapidez, mezcla y novedad constante.

Una variante de lo que dice McLuhan en la página de Contraexplosión de las escuelas como mazmorras, se la escuché a un anciano profesor uruguayo en un debate de televisión acerca de los males de las nuevas tecnologías:

 “Los padres se preocupan porque sus hijos se pasan todo el día delante de una pantalla de ordenador, pero no se inquietan porque se pasen el día en la escuela delante de un pizarrón en el que nunca pasa nada”.

mcluhan

Una página de Contraexplosión, de Marshall McLuhan y Harley Parker, en la que muestra sus dotes de profeta

 

En cuanto a lo de las computadoras (“La computadora es a la urbe lo que el LSD al idiota electrónico, es decir, el fin de todas las metas, objetivos y puntos de vista”), McLuhan no lo dijo hace unos años, sino en ¡1969!

A pesar de no construir un sistema filosófico definido, había ciertos conceptos que definían el pensamiento de McLuhan, como su extraña y siempre discutida diferenciación entre medios calientes y medios fríos, que es fácil entender al contrario. Un medio caliente es el que proporciona más información, que satura más y, por tanto, que permite menos la participación del espectador o receptor, mientras que un medio frío tiene baja definición, ofrece menos información y exige, por tanto que el espectador ponga más de su parte. El teléfono es un medio frío, por ejemplo, y ahí no parece haber mucha dificultad, pero las cosas se complican cuando hablamos de la televisión, que él consideraba un medio frío (lo que no es extraño en su época) o d una caricatura (frío) frente a una fotografía. O cunado hablamos de un videojuego, por ejemplo.

McLuhan fue definido como el más académico de los hippies y el más hippie de los académicos Clic para tuitearPero la afirmación más importante de McLuhan fue que los medios son extensiones del cuerpo humano. Y con medios no se refiere sólo a los medios de comunicación, sino a todo lo que sirve para expandir nuestros sentidos, ya sea de manera visual, auditiva o incluso táctil.

Por otra parte, utilizamos los medios y, al hacerlo, en cierto modo nos convertimos en sus esclavos. McLuhan llegó a definir a un indio piel roja como el servomecanismo de su canoa y a un urbanita del siglo XX como servomecanismo de su automovil o a uno del siglo XXI, podríamos decir, como esclavo orgánico de su smartphone.


CÓMO SE INVENTÓ EL FUTURO

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4


Leer Más
Vannevar Bush y el memex
Cómo se invento el futuro /1

Leer Más
Borges, santo patrón del hipertexto

Cómo se invento el futuro /2


Leer Más
Ted Nelson y Xanadú
Cómo se invento el futuro /3

Leer Más


MARSHALL MCLUHAN

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3


Leer Más
Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3


Leer Más
Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2


Leer Más
El rey Lear en tres dimensiones

Leer Más
El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2


Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10


Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Leer Más
La boca de Gargantúa

Leer Más
Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4


Leer Más


Recuerdos de la aera analogica

Algunas claves más en…

Recuer­dos de la era analóg­ica, una antología del futuro
eBook
Evohé, Ama­zon

Ver­sión impresa
Evohé, Ama­zon


Recuerdos de la era analógica 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *