No lugares que cambian de lugar
NO LUGAR ~8

Autocar Aeropuerto Charles De Gaulle (París) a Disneylandia-París
Jueves 5 de Diciembre de 1997

Viajo ahora por las carreteras francesas, cerca de un París que no llegaré a ver, y empiezo a llegar a la conclusión de que los transportes, ya sean públicos o privados, no son exactamente no lugares. O tal vez habría que distinguir entre los no lugares en movimiento y los no lugares estáticos. Eso sí, unos y otros parecen lugares de tránsito: salas de espera, aeropuertos, estaciones de tren, tal vez las paradas de autobús, andenes de metro, autobuses, taxis… Tránsito hacia otro lugar, a veces hacia otro no lugar.

No se me oculta la paradoja, tal vez trivial, de que todo lugar y todo momento es de tránsito, incluso el planeta en el que vivimos y la vida misma

 

 


 

 

2011

Como es sabido, al menos por los adultos, los personajes de Disney, como Goofy, esconden en su interior hombres y mujeres. se trata, pues, no sólo de personajes, sino de personas, es decir de máscaras, quizá por partida doble o triple. Es célebre la anécdota de la demanda que pusieron a Disneylandia porque un niño o una niña vio a uno de sus personajes descabezados fumándose un cigarrillo en un descanso. El trauma de la tierna criatura obtuvo una importante compensación monetaria. Recuerdo que hace muchos años leí una divertida serie de chistes en la revista MAD en la que el gran Sergio Aragonés mostraba algo patrecido: la trastienda de las brillantes y cursis máscaras de Disneylandia.

 

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *