No reglas de los no lugares
NO LUGAR 28

Sala de espera en el Aeropuerto de Cuzco

[Domingo 28 de diciembre]

Observo ahora algo bastante característico de los no lugares: una muchacha duerme junto a una columna, en un lugar de paso para otras personas, apoyando su cabeza en su mochila.

A su lado, un joven, sentado con las piernas abiertas, también se apoya en la columna y parece reflexionar, tal vez dudando si debe dormirse o no. Más allá, en la pared de enfrente, una chica, también sentada y apoyada en el muro, lee.

A veces, en el metro, veo a personas sentadas en el suelo; yo mismo lo hago a menudo.

Existe una cierta permisividad, una relajación de las costumbres que es propia de los no lugares: nadie suele sentarse en el suelo cuando se halla en una casa que pertenece a alguien, ni siquiera suele hacerlo en su propia casa.

Share