Nuclear noALT
(La página noALT /008)

noalt08

Las personas que se consideran de izquierdas son de manera abrumadora contrarias a la energía nuclear.

nuclear

 Las personas que se consideran de derechas son de manera abrumadora partidarias de la energía nuclear.

Nucelar sí

Las personas de izquierdas dicen que son contrarias a la energía nuclear porque es peligrosa.

Eso nos puede llevar a pensar que todas las personas de derechas son inmunes al miedo de que haya fugas, o que no les preocupa que estalle una central nuclear o que los residuos radioactivos afecten a la población. Parece extraño, porque, porque, por muy firmes que sean las convicciones de una persona, un asunto es  la ideología y otra muy diferente el miedo. Y cualquiera puede sentir miedo ante las cosas que acabo de enumerar.

Si pensamos en la típica caricatura del derechista, es decir, alguien que sólo piensa en su propio bienestar, no parece lógico que no le preocupe que haya centrales nucleares en su país, en su ciudad o en su pueblo, puesto que eso puede afectar a su bienestar y al de sus hijos. Si las centrales nucleares estuviesen en otro país, desde el que se importara la energía, entonces sería razonable que no le preocupara, porque tendría cero riesgo y muchos beneficios (recordemos que estoy hablando de la caricatura del derechista). Pero, como ya he dicho, no sucede lo mismo si las centrales están cerca de donde él vive.

En el lado contrario, parece raro que no haya ninguna persona de izquierdas que piense que la extracción y el consumo de petroleo y carbón está causando daños al planeta, según muchos expertos incluso mayores que los de las centrales nucleares, y que no prefiera el riesgo controlado de una nuclear a los desastres causados por la contaminación petrolera o la explotación del ser humano mediante uno de los trabajos más infames que jamaás han existido: el de minero.

¿Acaso no abundan entre el sector izquierdista quienes piensan que se está produciendo un calentamiento global, causando fundamentalmente por la contaminación resultante de los combustibles fósiles? ¿No puede haber dudas acerca de si es más fácil  destruir el planeta con petróleo que con centrales nucleares?

¿No existe ninguna persona de izquierdas que piense que para mantener nuestro nivel de vida y los derechos de los trabajadores, las pensiones y el estado de bienestar se necesita más energía barata que la que actualmente pueden proporcionar las  energías naturales o incluso el petróleo? ¿O personas que, sencillamente, teman la dependencia del gas y el petróleo ajenos, cada vez más controlado por los rusos y otros estados potencialmente inestables?

grecagrecagrecagreca

 Quizá has pensado, querido lector, que en lo anterior mi intención era atacar o defender la energía nuclear, o atacar o defender a las personas de izquierdas o de derechas. Lo más probable es que tú mismo te consideres de izquierdas o de derechas, así que desde el principio es posible que ya te hayas alineado en uno de los bandos.

Pero mi intención no era defender o atacar el uso de la energía nuclear, sino mostrar mi asombro ante la unanimidad de las etiquetas políticas: la falta de pensamiento propio de quienes inmediatamente se alinean con “los suyos”, sea cual sea el asunto que se discute. De quienes piensan que sólo existen dos opiniones posibles: o la nuestra o la de ellos. Eso que he llamdo en estas páginas noALT  el pensamiento alternante, que solo es capaz de pensar mediante opuestos enfrentados.  He elegido el asunto nuclear porque es uno de los que polariza las opiniones, pero podría haber escogido cualquier otro.

Lo que he querido decir es que, a no ser que se me escape algún detalle, es que en el asunto de la energía nuclear hay muy poco que discutir desde un punto de vista ideológico: de lo que se trata es de saber si la energía nuclear es una energía rentable pero al mismo tiempo fiable.

Quienes crean que no reune esas dos condiciones podrán estar en contra de su uso, ya sean de izquierdas o de derechas.

Quienes crean que sí es rentable y al mismo tiempo fiable podrán estar a favor, sin pensar en qué parte del espectro político se deben situar antes de opinar.

Es una sorpresa muy agradable encontrarse con un izquierdista partidario de la energía nuclear o con un derechista contrario a ella. Se equivoquen o acierten esas personas tan extravagantes, casi siempre eso significa que al menos piensan por sí mismos. También lo hacen, por supuesto, aquellos que no están del todo seguros y, sencillamente, dudan.

LOvelock

Lovelock, el autor de la hipótesis Gaia, que dice que la Tierra es una especie de organismo que se auto regula, muy popular entre los ecologistas, hace poco defraudó a sus seguidores porque defendió la energía nuclear como única forma de salvar el planeta.


 [Publicado por primera vez en 2009]

lapaginanoalt

El origen del pensamiento no alternante (noALT)

Read More
Cómo funciona el pensamiento alternante

La página noALT 001


Read More
La ciencia confirma noALT
(La página noALT /002)

Read More
La evolución de las piedras
(La página noALT /004)

Read More
Nuclear noALT
(La página noALT /008)

Read More

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare

4 thoughts on “Nuclear noALT
(La página noALT /008)

  1. ¡Hola hermanito!

    Si tengo que elegir diría que soy de izquierdas y que estoy contra la energía nuclear (qué típico tópico, pues) pero lo cierto es que no me parece barata, ni limpia, ni segura… Los defensores dicen que producirla sale muy barato, pero montar, mantener y desmontar una central (además de dehacerse de los residuos) no sólo es carísimo y complicado sino también peligroso y "sucio". Por supuesto el carbón o el gas también tienen inconvenientes parecidos. Quizá lo mejor sería invertir más en energías como el viento, las mareas o las radiaciones solares; sigue siendo carísimo, pero al menos es más limpio y seguro, lo que mejora bastante la ecuación. Y hay cosas que quizá no se deben medir por el coste, tal vez sería mejor hacerlas porque es lo mejor o simplemente porque es necesario…

    • pues sí, probablemente todos tus argumentos son correctos, aunque no puedo afirmarlo con total certeza, pero lo que he querido mostrar aquí no es si la energía nuclear sea buena o mala, o necesaria o innecesaria, o si hay o no alternativas energéticas mejores, sino que tan sólo lo he tomado como ejemplo lo nuclear para mostrar que en muchas de nuestras ideas los que nos llamamos de izquierdas o de derechas adoptamos un KIT COMPLETO de opiniones y a menudo reaccionamos de manera poco reflexiva, pensando, como dice Watzlawicz "dónde me sitúa esta opinión" antes que en las razones a favor en contra. Yo también me considero de izquierdas, aunque tal vez eso sea una superstición o una muestra de pensamiento mágico (teniendo en cuenta que un gran porcentaje de lo que ha defendido la izquierda en el siglo XX es poco o nada defendible, en mi opinión), pero intento analizar cada problema al margen de la ideología. Tú parece que también lo has hecho en el asunto nuclear y, como digo, creo que tus razones son buenas y probablemente yo las comparto, quizá con algunos matices (por ejemplo, quizá estamos cerca de encontrar un método para neutralizar o hacer inocuos los residuos nucleares, lo que sí haría que fuera la mejor energía), pero insisto en que no es un debate acerca de nuclear sí o no. Puedes elegir otro tema como ejemplo, uno en el que veas que no te sitúas donde se supone que deberías situarte en función de tu espectro político, pero en que encuentras razones que te hacen dudar. Muchos besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *