Oskar

Internet es un lugar, virtual pero muy real, que nos ofrece muchas cosas, una de las más importantes reencontrar amigos a los que no vemos desde hace muchos años. Gracias a la red y a Facebook en particular he recuperado la amistad de varios amigos.

Oskar

Uno de ellos fue Oskar, que leyó una entrada que escribí acerca de la película The Host y me escribió, preguntándose si yo era el mismo “Danieltubau de la etapa rockola que estaba casado o ennoviado con una francesita y que escribía cuentos como uno que recuerdo casi de memoria “la máscara” (terminaba con la frase “…me arranque la última máscara”).”
Y así volvimos a vernos después de tantísimos años, lo que fue una suerte porque, a pesar de sus muchos problemas de salud, Oskar seguía siendo tan extraordinariamente sensible, ácido y fascinante como en aquellos días deliciosos que pasamos juntos recorriendo Madrid de noche. Aunque entonces probamos muchas cosas, algunas bastante peligrosas, ahora, me dijo, era “adicto a la lucidez”. También me dio dos extraordinarios consejos que me ayudaron a entender mejor a mi hijo Bruno, pero sobre todo disfruté mucho todas las veces que nos vimos, y me encantó conocer a su compañera Aeryn (creo que estaban casados, pero a mí me cuesta asociar la palabra casado con el amor verdadero, que entre ellos era evidente).

Pensaba que esos días tan buenos se repetirían pronto, pero he sabido, también a través de facebook y Aeryn, que Oskar murió hace unos días. Durante muchos años le recordé sin poder verlo y ahora estoy seguro de que seguiré recordándole aunque ya no pueda volver a verlo.

******

[Escrito el 26 de abril de 2011]

Memorabilia

Memorabilia-cabecera

Aquí están las páginas más autobiográficas. Fundamentalmente fotos y vídeos antiguos.

 

Cuadernos ególatras

Leer Más
La memoria de lo incompleto

Leer Más
Fotografía familiar

Leer Más
Quién toca esta web me toca a mí

Etimología platónica de Il Saggiatore


Leer Más
Yo soy la materia de mi web

Leer Más
La identidades asesinas

Leer Más
Los falsos recuerdos

Leer Más
Verse en otros

Leer Más
No verse a sí mismo

Leer Más
Memorabilia

Leer Más
Uno de mis exlibris

Leer Más
En el barrio de Argüelles

Leer Más
Felicitación a Bruno en 2004

Leer Más
Mi mesa y mis dioses

Leer Más
En Berlín con Lennard

Leer Más
Tal como éramos

Leer Más
Retrato con una camisa de rosas

Leer Más
Oskar

Leer Más
El destino y el camino

Leer Más
Modelo de portada

Leer Más
Las lecciones de la experiencia

Leer Más
El credo de un escéptico apasionado: “No te contagies”

Leer Más
Memorabilia

Leer Más
Coincidencias con Proust

Leer Más
Intento filosófico 2

Leer Más
Leer 18.000 libros

Leer Más
Primera afición al teatro

Leer Más
Sobre dogmatismo, bluejeans y Coca-Cola

Leer Más
Intento filosófico 1

Leer Más
El cuestionario de Proust

Leer Más

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *