Platón (-427/-347)

Platón imaginó un mundo habitado por Ideas, Formas o Arquetipos, en el que viven los originales de todas las cosas que existen en el mundo material. Lo que vemos todo los días es sólo un duplicado de algo más perfecto que le sirve de modelo. Existe un Caballo ideal del que son réplica los caballos terrestres y existe también lo Bello, de lo que participan o imitan todas las cosas bellas. Ya en su época la teoría de las Ideas de Platón recibió burlas de sus contemporáneos. Aristóteles dijo que era tan sólo palabrería sin sentido y muchos le preguntaron si también había una Idea del barro, de la Suciedad y de cualquier otra cosa que podamos imaginar. El cínico Diógenes le dijo a Platón que no veía por ningún lado la Caballeidad de Platón, sino tan sólo caballos. Platón, que como discutidor debió ser tan insuperable como su maestro Sócrates, respondió a Diógenes que no le extrañaba que no pudiera ver la Caballeidad, porque sólo tenía los ojos para ver las cosas sensibles, pero carecía de la visión necesaria para percibir lo inteligible. Era una manera ingeniosa de llamar imbécil a Diógenes. No podemos saber qué pensaba exactamente Platón acerca de las Ideas, y los expertos todavía discuten acerca de su verdadera naturaleza, pero se han comparado con el ADN o el genotipo, aquello que define a una especie, de tal modo que la Idea de caballo sería el ADN de la especie de los caballos. Muchos matemáticos todavía hoy en día son platónicos y consideran, con razones poderosas, que los entes que estudian poseen algún tipo de realidad independiente de los entes concretos, de este o aquél número escrito en un papel.

Blogger PostGoogle GmailLinkedInMySpaceDeliciousShare

3 thoughts on “Platón (-427/-347)

    • Hola Alejo. Es bastante difícil saber hasta que punto las teorías de Platón son o no directamente responsables de los males causados a la humanidad en su nombre, aunque sí es cierto que, como bien dices, y al menos desde que Karl Popper lo atacó en "La sociedad abierta y sus enemigos", ha quedado bastante claro que la influencia de "La República" platónica ha sido bastante negativa en lo que se refiere a la organización de la sociedad. Como lo son, me parece, todas las teorías que creen de una u otra manera en la perfección. En mi libro "Defensa perfecta de la imperfección" hablo bastante de ese asunto y Platón sale muy mal parado. Lo que no quiere decir que la teoría de las Formas esconda también grandes estímulos intelectuales y que los diálogos de Platón sean una de las más deliciosas lecturas filosóficas, sino la más (con permiso de Montaigne y algún otro).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *