Demócrito, precursor de la Biblioteca Total

democritosalvatorrosa_democritusinmeditation

Demócrito en meditación, por Salvatore Rosa

En La biblioteca total, relato que precede y anuncia al mucho más célebre “La biblioteca de Babel”, Borges enumera varios precedentes de esa biblioteca universal que contendría todo lo escrito:

“El capricho o imaginación o utopía de la Biblioteca Total incluye ciertos rasgos, que no es difícil confundir con virtudes. Maravilla, en primer lugar, el mucho tiempo que tardaron los hombres en pensar esa idea. Ciertos ejemplos que Aristóteles atribuye a Demócrito y a Leucipo la prefiguran con claridad, pero su tardío inventor es Gustav Theodor Fechner y su primer expositor es Kurd Lasswitz. (Entre Demócrito de Abdera y Fechner de Leipzig fluyen -cargadamente- casi venticuatro siglos de Europa.) Sus conexiones son ilustres y múltiples: está relacionada con el atomismo y con el análisis combinatorio, con la tipografía y con el azar.”

  ¿Por qué cita Borges en esta enumeración a Demócrito?

Democrite_Leon-Alexandre_Delhomme_MBA_Lyon

Demócrito, por Leon-Alexandre Delhomme

Es obvio que la primera e inmediata relación de Demócrito con esa Biblioteca Total es el atomismo, la filosofía creada por el filósofo de Abdera y su maestro Leucipo. Del mismo modo que mediante la combinación de un cierto tipo de átomos se crea todo lo existente, la Biblioteca Total acogería los libros cuya suma es la combinación de todas las letras del alfabeto.

Existe otra razón más directa que explica la cita: Demócrito anticipa, en efecto,  la Biblioteca Total en alguno de los fragmentos que se conservan de él y que Borges cita también.

Demócrito, en efecto, parece haber establecido una analogía explícita entre átomos y letras, por ejemplo en este pasaje que cita Aristóteles en su Metafísica:

“Leucipo y Demócrito dicen que las diferencias de los átomos son causa de las otras diferencias entre las cosas. Afirman, en efecto, que esas diferencias son tres: figura,orden y posición, pues dicen que el ser se diferencia únicamente por “estructura”, “contacto” y “dirección”; de  estos, la estructura es la figura, el contacto es el orden y la dirección es la posición. “A” difiere de “N” por la figura. “AN” de “NA” por el orden. “N” de “Z” por la posición.”

Quizá no queda claro, según el tipo de letra que se emplee, el ejemplo final: tenemos que imaginar la N como una Z que gira 90 grados.

Al parecer, la analogía entre átomos y letras no quedaba aquí, sino que, como señalan los anotadores de los fragmentos de Demócrito:

“Parece que Demócrito empleó el lenguaje para explicar su teoría física. La letra es al átomo lo que la sílaba a un complejo de átomos y la palabra a un todo físico… Demócrito considera el carácter atómico del las letras del alfabeto como símbolo de la estructura del universo físico”.  (Los filósofos presocráticos, edición de Gredos)

Citán también la opinión de Sambursky, quien dice que para Demócrito las palabras son moléculas lingüísticas, compuestas de átomos que son las letras. Esas moléculas a su vez se combinan para formar la oración.

Pero hay otro fragmento de Demócrito, de nuevo también citado por Borges en “La Biblioteca Total”, en el que se dice que todos los libros están contenidos en potencia en las letras del alfabeto:

“Una tragedia y una comedia están compuestas por las mismas letras”.

La frase, citada de nuevo por Aristóteles, pero ahora en De la generación y la corrupción, es tan extraordinaria como otros de los fragmentos de Demócrito (por ejemplo, aquel juicio de la razón a los sentidos) y parece confirmar  la opinión de Dionisio de Halicarnaso:

“Descuellan por su estilo entre los filósofos, según mi opinión, Demócrito, Platón y Aristóteles; difícil resulta encontrar otros que hayan combinado mejor las palabras”.

¿Qué mejor elogio para el creador (junto a Leucipo) del atomismo  y autor de la analogía entre letras y átomos que considerarlo uno de los mejores “combinadores de palabras”?

En "Melinda y Melinda", Woody Allen ejemplificó el dicho de Demócrito, contando, casi con las mismas letras, uan tragedia y una comedia.

En “Melinda y Melinda”, Woody Allen ejemplificó el dicho de Demócrito, contando, casi con las mismas letras, o al menos con el mismo personaje, una tragedia y una comedia.

 

 

Entradas sobre DEMÓCRITO

Razón y sentidos en Demócrito

Se da en los pensadores presocráticos, dice un libro de texto, una creciente desconfianza hacia el papel jugado por los sentidos en el cono

Leer Más
La muerte de Demócrito de Abdera

"Se cuenta que Demócrito de Abdera, debido a su vejez, había decidido quitarse la vida y para lograrlo disminuía día a día la cantidad

Leer Más
Tritogenia , de Demócrito, y otros libros recuperados

Un día, al salir de la facultad de Filosofía, mi amigo Manuel Abellá y yo discutíamos acerca de si la lista de las grandes obras clás

Leer Más
Demócrito, precursor de la Biblioteca Total

[caption id="attachment_17592" align="aligncenter" width="600"] Demócrito en meditación, por Salvatore Rosa[/caption] En La biblioteca

Leer Más
La confianza lamentable de Dionisio de Halicarnaso

En De verbum compositionem (Sobre la composición literaria) Dionisio de Halicarnaso se pregunta qué escritores tenían mejor estilo. Conce

Leer Más
…Demócrito de Abdera

De Demócrito he aprendido tantas cosas que resulta difícil explicarlas. Quizá parezca extraño que se pueda aprender tanto de un filósof

Leer Más
El azar y la necesidad

 Hace tres años empleé esta imagen de Craven como cabecera de mi blog El azar y la necesidad. Creo que expresa con claridad intuitiva u

Leer Más

ENSAYO “LA ÉTICA DE DEMÓCRITO Y ARISTÓTELES”

2.7 Conclusión

Sólo queda por comentar una cuestión que es tal vez la central en todo estudio de la ética aristotélica: el de su misma definición.

Leer Más
2.6 Pensamiento, palabra y acción

Hay un asunto que interesa de manera muy especial a Demócrito, pero que Aristóteles apenas examina directamente en la Ética a Nicóma

Leer Más
2.5 Lo bueno y lo malo y el criterio

Demócrito aborda una cuestión que Aristóteles no examina sino muy indirectamente (especialmente en el Libro I): la distinción misma

Leer Más
2.4 Acceso del hombre a la felicidad

Llegamos con esto a la cuestión que tanto preocupaba a Aristóteles: si el hombre aspira a la felicidad debido a la naturaleza, al azar

Leer Más
2.3 Los bienes exteriores

Para Demócrito, “la felicidad o desgracia humana no puede depender del azar ni de los dioses (fr.691)”, algo que Aristóteles expresa d

Leer Más
2.2 La felicidad es el bien supremo y el fin de la vida

Según Cicerón, la cuestión ética fundamental de la felicidad fue determinante en Demócrito: “Demócrito descuidó sus bienes y s

Leer Más
2.1 La ética de Demócrito

El catálogo de las obras de Demócrito, enumera ocho tratados dedicados a la ética: “Pitágoras”, “Sobre la disposición de áni

Leer Más
1.9 La felicidad en la adversidad

Por último, Aristóteles expone de nuevo la cuestión de los bienes exteriores, pero esta vez para analizar sus consecuencias. Si es ci

Leer Más
1.8 ¿Cómo se puede acceder a la felicidad?

Vuelve con esto Aristóteles a una pregunta que se hacía al principio y a la que no me he referido en su momento (para poder hacerlo aq

Leer Más
1.7 Bienes exteriores: del cuerpo y del alma

Una vez alcanzado este punto, se pueden comparar los diversos bienes que puede obtener el hombre: exteriores, del cuerpo y del alma[1].P

Leer Más
1.6 ¿Qué es la felicidad?

Llega, por fin, el momento de averiguar qué es la felicidad. Ello puede lograrse examinando cuál es la función propia del hombre, “

Leer Más
1.5 La felicidad es un fin perfecto

Tras el examen de las diversas soluciones propuestas, Aristóteles retorna a la noción de bien y señala que el bien no es sino “aque

Leer Más
1.4 Refutación de la idea platónica de “Bien”

Examina ahora Aristóteles otra forma de abordar la cuestión del bien supremo, la de su maestro Platón. Aquí se halla aquella célebre op

Leer Más
1.3 La felicidad y los tres modos de vida

Al examinar la vida política, vemos que su fin parece ser el honor, o los honores[1]. Sin embargo, estos honores a los que se aspira se

Leer Más
1.2 El bien supremo es la felicidad

Ahora bien, ¿cuál es la meta de la política y el bien supremo? Todos están de acuerdo en que es la felicidad[1]. Comienza, a partir de

Leer Más
1.1 Bienes y fines. La política y el bien supremo

Aristóteles constata, en primer lugar, que toda actividad humana tiene un fin, y considera que los bienes son precisamente aquello a lo q

Leer Más
Introducción

[caption id="attachment_17427" align="alignleft" width="216"] Aristóteles[/caption] Se examina en este trabajo la ética de Aristóteles

Leer Más
ÍNDICE

Introducción I. LA ÉTICA DE ARISTÓTELES 1. Bienes y fines. La política y el bien supremo 2. El bien supremo es la felicidad

Leer Más

Esta entrada fue publicada en Demócrito, El resto es literatura, Jorge Luis Borges. Guarda el enlace permanente.