Presentación de la época Tang

Emperador Wen, de los Sui

Precedentes: la dinastía SUI

La dinastía Tang está considerada como una de las más brillantes de la historia china, comparable a la Han. Sucede a la breve dinastía Sui (581-618), que había puesto fin al período llamado Edad Media china.

 tang

Territorio dominado por la dinastía SUI

 

Los dos emperadores Sui fueron:

  Wen (Yang Jian)  (581-604)

  Yang (604-617).

Se atribuyen a Yang crueldades sin límite, aunque eso es algo habitual en la historiografía china: el último emperador de las dinastías siempre era desastroso en todos los sentidos, porque así se justificaba el cambio de dinastía, que había perdido el mandato del Cielo y debía ser reemplazada por una nueva dinastía.

Los Sui, además de unificar muchos territorios que habían permanecido en conflicto desde la caída de los Han y establecer la nueva capital en Changán, iniciaron la construcción del Gran Canal y construyeron grandes graneros cerca de Changán y de Luoyang (la otra capital).

 

Características fundamentales de la dinastía Tang

Los Tang mantuvieron la capital en Chang’an y extendieron el territorio más allá de las fronteras Han. Se fortalecieron los contactos con la India y el budismo se consolidó y  se convirtió en una de las principales características chinas, ya para siempre, junto al confucionismo y el taoísmo.

También se inventó la imprenta por bloques con lo que los escritos se extendieron entre muchas más personas. Los exámenes u oposiciones se extendieron por todo el país.

Aunque consiguieron que los árabes no se hicieran con el imperio, los Tang fueron derrotados en 751 en Talas (Asia Central) y ello, unido a crisis económicas y todo tipo de rebeliones, hicieron posible que una invasión de gentes del norte acabara con la dinastía en el año 907, produciéndose una nueva fragmentación en cinco dinastías del norte y diez reinos en el sur.

China-Tang

  Circunscripciones chinas de los Tang en 742 y las “provincias” de 822

Las circunscripciones (Dao) chinas de los primeros Tang carecían de contenido estructural administrativo. No eran más que zonas para la inspección de los comisarios, que supervisaban tan sólo la administración de las prefecturas. Tras la rebelión de An Lushan en 755, el Imperio se dividió en aproximadamente 40 departamentos, regidos por gobernadores militares, muchos de los cuales eran de hecho independientes. Esto provocó una tremenda fragmentación del imperio. La corte intentó restaurar el centralismo con cierto éxito hacia el 820. Pero tras la insurrección de Huang Chao (874-884) el colapso de al autoridad central en las provincias fue total

 

Changán, la capital

changan

Changán en las épocas Sui y Tang

 

changan

  Plano de un palacio de Changán, procedente del Chang’anzhi
(Memoria sobre Changán) de Song Minqiu (1019-1079)


[Escrito en 1999, publicado en 2004]

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *