PRINCIPIOS DE LA FILOSOFÍA DE DESCARTES: Aviso preliminar

Estos textos son una transcripción de una cinta magnetofónica en la que grabé las ideas que me iba sugiriendo la lectura de los Principios de filosofía de Descartes. Ese largo comentario debí grabarlo en la cinta después de 1989 (pues de ese año es la edición del libro de Descartes que utilice) y anterior a 1991, pues en esa fecha hice una revisión a estos comentarios. Es decir, lo escribí en 1989, 1990 o 1991.

Cada vez que releo este texto, añado cosas nuevas y también algunas ya muy repetidas. No puedo evitarlo: he escrito páginas y páginas dedicadas a Descartes, de las que este texto es solo una pequeña muestra. Espero ir revisándolas poco a poco.

Dudé si poner los comentarios a lo que grabé en la cinta en notas a pie de pagina, o bien todos juntos al final del documento, pero después eso me pareció poco funcional, así que he preferido poner los comentarios en su lugar correspondiente. Para que se distingan del texto original, los he puesto entre llaves (< >) y he añadido notas que indican la fecha.

Para avanzar en las revisiones de textos antiguos, intento no añadir demasiados comentarios y notas. No he añadido, por ejemplo, ningún comentario al trabajo en el que comparo la ética de Aristóteles con la de Demócrito. Sin embargo, en el caso de estos Principios de filosofía, no pude evitar añadir algún que otro comentario en una revisión que hice en 1999. Tal vez haga una edición posterior con más detenimiento, pero me temo que me van a faltar años para revisar todos mis textos antiguos, así que muchas se quedarán tal como están.

NOTA EN 2012

Al tratarse de la transcripción de una cinta magnetofónica, que iba grabando mientras realizaba otras tareas (como fregar los platos), la expresión de las ideas no es muy precisa, pero he mantenido el estilo, a veces un poco deslavazado, corrigiendo sólo aquellos pasajes difíciles de entender. A pesar de ello, sí se encuentra un  cierto tono académico en ocasiones, del que uno se contagia cuando se sumerge en el estudio de la filosofía, que creo que hay que intentar moderar, adaptando el estilo y la lengua al lenguaje común, “claro y distinto”, como diría el siempre ameno Descartes. Así que, también en este otro extremo del estilo, he hecho algunas correcciones, pero sólo las imprescindibles, para evitar la jerga académica.

En cualquier caso, se trata tan sólo de apuntes y comentarios apresurados, no de una introducción o un  comentario riguroso al libro de Descartes.


[ lunes 1 de enero de 1990]

 

cuadernodefilosofia

 

 

Share