Rudimentos de Prognóstica Aplicada


En Maneras de predecir el futuro… o el pasado hablé de los trucos para predecir el futuro, que en realidad suele tratarse de una predicción desde el presente, pero atribuida a profetas imaginarios, como sucede en la lectura del sueño de Nabucodonosor, que se atribuye al Daniel bíblico. También me referí a las dificultades de los historiadores soviéticos para predecir el pasado en función de los gustos cambiantes de Stalin.

Según se deduce de la lectura  de Recuerdos de la era analógica, en los siglos venideros la predicción del futuro se convertirá en una disciplina científica llamada prognóstica aplicada:

Como es de sobra conocido, la predicción del futuro era uno de los géneros favoritos de los escritores del pasado, antes de que la prognóstica aplicada convirtiera tales tareas en trámites mecáni­cos carentes de incertidumbre y emoción. Hoy en día, la verdadera dificultad no consiste en predecir el futuro, sino el pasado.

 

Se supone que el texto anterior será escrito en el año 2412, lo que significa que todavía queda tiempo para desarrollar esa nueva ciencia, de la que podemos obtener algunos atisbos en el “Manifiesto contra los mundos virtuales”:

El pensamiento utópico, esa manera de imaginar un futuro luminoso, fue durante siglos un estímulo constante para el asesinato, la discrimi­nación y la locura visionaria. Pasaría mucho tiempo antes de que sus potencialidades prácticas pudieran ser reguladas de manera científi­ca a favor y no en contra de la humanidad, gracias al desarrollo de los universos posibles o virtuales y de la prognóstica aplicada.

Parece, en consecuencia, que la prognóstica aplicada será una disciplina que empleará los métodos de otras ciencias predictivas (como la meteorología o predicción del tiempo atmosférico), a asuntos sociales y políticos, para diseñar, no utopías imposibles, sino mundos posibles en los que experimentar nuevas hipótesis político-sociales.

Podemos suponer, en fin, que esa prognóstica aplicada será el desarrollo lógico de las cada vez más frecuentes simulaciones por ordenador, que permiten observar con precisión aspectos de la realidad que en el mundo digital resultan más comprensibles que en el analógico. Gracias a los simuladores se han inventado aviones antes siquiera de ensamblar dos piezas, se ha diseñado con éxito una operación a vida o muerte sin tocar el cuerpo del paciente y se ha conseguido predecir la evolución de una tormenta tropical y evitar en gran parte el desastre. En el futuro, quizá antes del siglo 25, se podrá diseñar una estructura económica que evite las crisis periódicas del capitalismo o que se anticipe a los problemas políticos y sociales más acuciantes, poniendo la venda antes que la herida y el parche antes de que se produzca el pinchazo.

A lo mejor esas simulaciones acabarán por resultar tan efectivas que hasta nosotros preferiremos vivir en ellas en vez de en el mundo real, tan sometido a lo imprevisible y catastrófico, como parece adivinarse en algunos textos de Recuerdos de la era analógica, en especial en “Manifiesto contra los mundos virtuales”.


RECUERDOS DE LA ERA ANALÓGICA
Una antología del futuro

Comprar

 

 

 


A continuación, puedes ver entradas dedicadas a Recuerdos de la era analógica encontradas en la Arqueo Red (que nosotros llamamos Internet)

Que nada se crea

|| Recuerdos de la era analógica


Leer Más
Comentario de los antólogos del siglo 25 al Manifiesto contra los mundos posibles

Leer Más
Manifiesto contra los mundos posibles

Leer Más
Recuerdos de la era analógica

Leer Más
Dios o Demiurgo a la luz de Wittgenstein

Leer Más
El menardismo de Recuerdos de la era analógica

Leer Más
Rudimentos de Prognóstica Aplicada

Leer Más
El verdadero libro digital

Leer Más
Vidas vicarias y Avatar

Leer Más
Manifiesto, aullidos y caballos sin nombre

Leer Más
El enigmático William Smullyan

Leer Más
Un mundo distinto pero igual

Leer Más
Los siglos indios

Leer Más
Cómo escuchar libros

Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Leer Más
Influencias precisas e inesperadas

Leer Más
Ficción especulativa costumbrista

Leer Más
El registro universal

Leer Más
Trivial Language

Leer Más
Acerca de “Picasso y los indiscernibles”

Leer Más
Los griegos y Gore Vidal

Leer Más
El índice onomástico

Leer Más
Juan José Millás y la percepción malebranchiana

Leer Más
La inmortalidad y los libros

Leer Más
Greguerías analógicas y digitales

Leer Más
Antólogos, prólogos y errores

Leer Más
Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4


Leer Más

Creatividad y teorías bastante extravagantes

Hacer algo o nada

Leer Más
Búsqueda azarosa

Leer Más
Las comparaciones no son odiosas

Leer Más
Un enlace casual en Google

Leer Más
Los dioses de Khemi
Comparación Automática 001

Leer Más
Cómo transmitir información a mayor velocidad que la de la luz…

Leer Más
Cambiar de tema para aprender mejor

Leer Más
Cómo tener buenas ideas entendiendo mal las cosas

Leer Más
Cómo descifré anoche el disco de Phaistos antes de irme a bailar

Leer Más
Impronta

Leer Más
Fantasías científicas de ayer y hoy presenta…

Leer Más
La profesión de escaparatista
[COSAS QUE SIEMPRE HAN EXISTIDO]

Leer Más
Cómo salir de los círculos cerrados

Leer Más
Cómo vivir más tiempo

Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
La multitarea y Jerome Perceval

Leer Más
CREATIVIDAD

inventarios e invenciones


Leer Más
Nuevos lenguajes y creatividad

Leer Más
La Regla del 9 contra el perfeccionismo

Leer Más
El genio no nace, se hace

Leer Más
El himno de batalla de la madre tigre

Leer Más

losgrandesinventosdetubau

Algunos de mis inventos

El buscador ególatra y eGOOGLE: herramientas para el ego

Leer Más
Cómo sujetar unas suelas recién pegadas

Leer Más
Cómo arreglar cosas rompiéndolas

Leer Más

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *