Somos lo que comemos

 

“Has de saber que tus perfecciones futuras guardarán relación con los cuidados que prodigues aquí para alcanzarlas”

Leibniz, Un sueño

comer

Leibniz se refiere en la cita anterior al otro mundo cristiano, como lugar en el que obtendrás esas perfecciones futuras, pero la idea se podría aplicar también a la reencarnación budista: tus futuras vidas dependen de tu comportamiento en esta vida.

Pero yo prefiero aplicarlo a esta vida terrenal.

Aristóteles decía que somos lo que hacemos: también se podría decir que seremos lo que hacemos.

Nos fabricamos a nosotros mismos día a día, así que, si queremos gustarnos en el futuro, deberíamos ir proporcionándonos cosas interesantes ahora, para disfrutarlas después. Muchas personas que dicen aburrirse hora tras hora tal vez lo hacen porque no pueden encontrar nada en sí mismas que les entretenga: nunca lo pusieron ahí dentro.

También se podría aplicar el dicho “Somos lo que comemos” no ya a la comida material, sino también a la intelectual y espiritual: dependiendo de los estímulos que nos proporcionemos obtendremos unos u otros resultados, creceremos de manera más equilibrada y mantendremos mayor vigor y belleza intelectual.

Creo que deberíamos ser no sólo sujetos pasivos en un laboratorio conductista, a la espera de que lancen estímulos sobre nosotros, sino sujetos activos cognitivos, que buscamos los estímulos y que, a menudo, incluso los creamos.

*************

[Publicado el 20 de enero de 2005]

LEIBNIZ

“El todo es mayor que la parte” antes de Leibniz y una nueva objeción

Leer Más
Objeciones a “El todo es mayor que su parte” formulado por Leibniz

Leer Más
Leibniz y el sonido

Leer Más
El sueño de Leibniz

Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leer Más
Somos lo que comemos

Leer Más
Leibniz y la manía de guardarlo todo

Leer Más

ENTRADAS DE ÉTICA Y COSTUMBRES

El feísmo y hacerlo mal demasiado bien

Leer Más
La maledicencia

Leer Más
Casanova y los vividores

Leer Más
El placer y la salud

Leer Más
La suavidad de las costumbres

Leer Más
Somos lo que comemos

Leer Más
Los charlatanes, según Plutarco

Leer Más
NO SMOKING (decía Varona)

Leer Más
Menos humos

Leer Más
Plutarco y los moralistas

Leer Más
El diablo y la maledicencia

Leer Más

*****

cuadernodefilosofia

Charlotte Perkins Gilman

Leer Más
Filósofos – De Aristóteles a Zenón

Leer Más
La fidelidad de la tradición

Leer Más
Wittgenstein, Neurath y los memes

Leer Más
La metafísica de la ética

Leer Más
Cornwallis y Demócrito

Leer Más
El contagio por los adversarios

Leer Más
Mímesis y símbolos

Leer Más
SUSAN SONTAG

Leer Más
Por qué un caballo blanco no es un caballo

Leer Más
Taoísmo y tai chi

Leer Más
La escuela negativa del taoísmo

Leer Más
Yang Zhu, el sabio escondido que llenó el mundo de palabras

Leer Más
Relativismo cultural y malos tratos

Leer Más
Leibniz y el sonido

Leer Más
Nozick y la justificación del mal

Leer Más
Test de Turing y solipsismo

Leer Más
La autonomía de los personajes y Nozick

Leer Más
Níveles y metaniveles: autores y dioses

Leer Más
Teología o mística materialista

Leer Más
La relación entre teoría y observación… [y Sherlock Holmes]

Leer Más
Los honestos materialistas

Leer Más
Razón y sentidos en Demócrito

Leer Más
TODA LA FILOSOFÍA

Leer Más

Share

Un pensamiento en “Somos lo que comemos

  1. Pingback: Cómo escribir (y cómo leer) más|| Mientras escribo , de Stephen King /6 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *