Tabla Esmeraldina

 

Tabla Esmeraldina (o Esmeralda)

Escrito atribuido a Hermes Trimegisto.

Aunque no es uno de los escritos del Corpus Hermeticum, desde que Marsilo Ficino tradujo aquellos extraña colección de textos, la Tabla Esmeraldina ha estado asociada a ellos. Se han encontrado versiones árabes de la Tabla Esmeraldina en el libro escrito en árabe Kitab Sirr al-Khaliqa, fechado entre 650 y 830, donde se asegura  que se trata de una carta escrita por Aristóteles a Alejandro Magno. Fue traducida al latín en el Secretum Secretorum (El secreto de los secretos) por Juan de Sevilla (Johannes Hispaliensis) hacia el año 1140 y por Felipe de Trípoli hacia el 1243.

El texto de la Tabla Esmeraldina es tan breve que se puede reproducir aquí, pero ha sido objeto de múltiples interpretaciones y contiene el que quizá es el concepto más célebre del hermetismo: “lo de arriba es como lo de abajo”, donde los términos de la comparación se han interpretado de muchas maneras, por ejemplo que el macrocosmos se corresponde con el microcosmos, lo espiritual con lo material o la divinidad con el ser humano

 

TABLA ESMERALDINA

Es real, sin mentira, cierto y muy verdadero.

Lo que que está abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo, para hacer los milagros de una sola cosa.

Y así como todas las cosas han salido de una cosa por el pensamiento de uno, así mismo todas las cosas han nacido de esta cosa por adaptación.

Su padre es el Sol, su madre es la Luna, el viento lo ha llevado en su vientre; la tierra es su nodriza. Ahí está el padre de todo el Thelema del Universo.

Su potencia sobre la tierra no tiene límites.

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo espeso, suavemente, con gran industria. El que sube la tierra al cielo y en seguida vuelve a bajar sobre la tierra, y recoge la fuerza de las cosas superiores e inferiores. Así tendrás toda la gloria del mundo, por eso toda la oscuridad se alejará de tí.

Es la fuerza fuerte de toda fuerza, porque vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida. Así es como fue creado el mundo. He ahí la fuente de admirables adaptaciones, aquí indicada. Por eso he sido llamado Hermes Trismegisto, que posee las tres partes de la Filosofía Universal. Lo que he dicho de la operación del sol, es completo.

La palabra que he puesto en negrita en el texto, Thelema, ha sido traducido como “Voluntad” y es de gran importancia por varias razones, como las abadías de Thelema de Rabelais, dashwood o Aleister Crowley, como se puede ver en la entradas de este diccionario dedicada a ella: Thelema.

Más información acerca de la Tabla Esmeraldina y los textos herméticos en La verdadera historia de las sociedades secretas, página 342. La imagen que encabeza esta entrada es de la edición del texto en latín por Chrysogonus Polydorus, Nuremberg 1541.

 

**********

Share