Dudar de las cosas sensibles

Descartes da varios argumentos para demostrar por qué podemos dudar de las cosas sensibles:

“Porque a veces nos hemos dado cuenta de que los sentidos son engañosos, y es prudente no confiar nunca demasiado en quienes nos han engañado, aunque sólo haya sido una vez”.
(Principios de filosofía, punto 4).

 Esto es cierto.

Ilusión óptica

NOTA ¿1996?:
Es cierto, pero también habrá que pensar si no nos ha engañado también más de una vez la reflexión pura. Por ejemplo: creíamos tener la solución de un problema matemático y luego hemos descubierto que nos hemos equivocado: y podemos descubrir ese error precisamente mediante los sentidos.

********

 [Los  principios de  la filosofía, de Descartes]

[martes 16 de enero de 1990]

[pt_view id=”a2a6ee47y5″]

 

La autonomía de los personajes y Nozick

robert nozickLa agudeza de Nozick en Ficción continúa en la discusión acerca de si el autor aprende acerca de sus personajes a medida que escribe.

Recuerdo ahora todas esas frases de escritores que parecen quejarse de que sus personajes acaban cobrando vida propia y creando la novela al margen de los deseos del autor.

***********

NOTA 2013
Mi opinión en este asunto quizá se ha modificado o matizado con los años, como ya dije en un comentario de 1994 que se puede ver al final de esta entrada. Creo que, como al parecer dice Nozick, un escritor puede aprender de sus personajes a medida que escribe y aunque no comparto la idea de quedar a merced de tus personajes, sí creo que la lógica interna de un personaje a menudo te lleva a descubrir que no puede hacer ciertas cosas y que sí debe hacer otras. Aunque no de manera tan estricta como cuando trazas dos, tres o seis líneas formando una figura y después descubres las propiedades de esa figura, algo semejante sucede en la ficción, que por su propia lógica interna te lleva a unos desarrollos y te impide otros, lo que acaba por darte una sensación (agradable, por otra parte) de que los personajes tienen vida propia. En consecuencia  pretender que los personajes viven por sí solos es un extremo que considero erróneo, pero también me lo parece el otro extremo (sustentado si recuerdo bien por Javier marías) que parece creer que un autor puede predecir y determinar de manera consciente todas las posibilidades de sus personajes. Probablemente cuando las líneas con las que trazas la figura de un personaje se revelan muy complejas, puedes acabar encontrándote con un personaje como alguno de los de Shakespeare, difícil de reducir a tres o cuatro leyes básicas y perfectamente predecibles.

**********

Más sobre Nozick en: Niveles y metaniveles: autores, dioses y hombres y en Nozick y la justificación del mal.

[ante quem 93]

cuadernodefilosofia

[Todas las entradas de filosofía en TODA LA FILOSOFÍA]

[pt_view id=”a2a6ee47y5″]

El hombre que crea a los dioses

diosess

Viaje por todos los mitos y religiones creadas por el hombre.

Al final presencia a los dioses que él creó y dice:

“Yo os di la vida, tú….gobiernas…tú..,.vigilas, etc…. pero ahora creo a un nuevo Dios, inmortal y poderoso. Origen del universo. Os destruye, Y desaparecéis porque ese Dios que yo he creado soy yo.”

**********

[pq80aq90]

Níveles y metaniveles: autores y dioses

diosarchitect1-e1287792530752Me parece recordar que Nozick propone en Ficción aquello que creo haber escrito hace años en algún lugar: el primero (el primer autor) crea al segundo, éste al tercero, etc., hasta llegar al último, que crea al primero.

Supongo que es algo que habrán pensado muchos antes que yo.

También imaginé una variante: los hombres crean a los dioses literalmente, mediante su fe. Y esos dioses, a su vez, crean a los hombres.

urobobos

escher-recursivoNOTA 2013:
No sé cuándo escribí esta variante de los dioses que crean a otros dioses que parece propia del neoplatonismo y los gnósticos, pero en la que el círculo se cierra,  como en una ilustración de Escher o como el Ourobobos, el dragón que se come a sí mismo.

Y sí, supongo que es un argumento que se le habrá ocurrido a muchos.

NOTA 2016:
Lo que es seguro es que lo escribí antes de 1993, supongo que cuando leía a Plotino en la Biblioteca Nacional de Madrid. En relación con todo esto, Alejo Alberdi me envío un enlace muy interesante: Our lives controled from Some Guy’s Couch 

Todo ello coincide con una de las posibles interpretaciones de mi libro Recuerdos de la era analógica. Puedes leer uno de los cuentos: Manifiesto contra los mundos virtuales.

 


recuerdos_era_analogica_daniel-tubau¿Quieres leer Recuerdos de la era analógica ahora mismo?: ebook]

Si prefieres la edición en  papel: libro


[ante quem 93]

cuadernodefilosofia

[Todas las entradas de filosofía en TODA LA FILOSOFÍA]

[pt_view id=”a2a6ee47y5″]