Plantillazos musicales

En Buenos Aires había muchas pintadas de signo político. Algunos plantillazos o stencils también lo son, pero abunda más otro tipo de mensajes, de carácter publicitario, aunque no lo parezca a primera vista.

Discípulos de nadie es un grupo, que como seguramente no se puede pagar publicidad en la televisión o en las vallas publicitarias, aprovecha las paredes (por cierto, hace poco estaban buscando baterista).

Como suele suceder en Argentina, el ingenio verbal hace que a veces no sepas si se trata de un grupo musical o de un mensaje político o filosófico:

Pero, sí, se trata de un grupo:

Mario, cantante de Sujeto Medicado

No entendía bien la primera palabra: “latas” o “latex” o “la tez”, pero sea lo que sea era algo de una señora alemana. Ahora he descubierto que es un grupo que se llama “La tos de una señora alemana”

La abundancia de plantillas demuestra que la escena musical bonaerense está muy viva. Espero comprobarlo en un próximo viaje.

No he encontrado información acerca de Milonga de los inquietos, aunque he encontrado a unos Inquietos del centro y a unos “Los comodines de la milonga”

Buzzer, con la foto del grupo incluída

Bad Influence y una chica punk. No estoy seguro de que estas dos plantillas estén relacionadas, aunque todo hace suponer que sí.

Crayon aire

 

********

Cuaderno de Argentina

[Publicado en 2006]

Liliana en La Recoleta

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Dos versiones de la revolución

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
El cuaderno Pasajero

CUADERNO DE ARGENTINA


Leer Más
Carlos Gardel en las paredes

Leer Más
Un poco de cine en las paredes

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Ta te ti, muerte para ti

Leer Más

Originally posted 2006-03-21 22:11:49.

Las calles son nuestras

lascallessonnuestras

Las calles son de ellos. Parece que las calles siempre son de alguien. En la España de Franco un ministro del Interior (¿Fraga?) dijo “La calle es mía”. Pero ya no es suya, ahora son de ellos. ¿Cuándo serán de nadie, es decir, de todos?

Días después recibí un comentario:

  • tofi, Bs. As.4:00 PM

    “las calles son nuestras” significa que las calles son del pueblo. es decir de todos.
    las paredes gritan en nombre de la dignidad de un pueblo, de su gente, de sus clases oprimidas.
    presisamente, la frase es anónima.

    Respondí:
  • Hola Tofi,
    Me alegro de que sea esa la interpretación, porque es lo que coincide con lo que prefiero y dije en la entrada: que las calles no sean de nadie, es decir, de todos.
    Pero aún me queda una duda acerca de si la frase puede tener otro sentido (o un doble sentido quizá): que los propietarios de las calles sean, por ejemplo, los grafiteros o stencileros. Pero seguramente tienes razón tú.
    Un saludo

    NOTA 2018: O que sean de aquellos que se autonombran “el pueblo”, lo que es igual de malo.


Plantillazos de Buenos Aires

[19 de enero de 2006]

Plantillazos en Buenos Aires

Enganchado al mando

Leer Más
Araña

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Las calles son nuestras

Leer Más
Corto Maltés bajo las aspas

Leer Más
Paredes pintadas en Buenos Aires

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
Madres de mayo

Leer Más
Lobo que aulla

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Kasabian, Don Ramón, Pan triste y el ángel del bandoneón

Leer Más
Mao, coches y baloncesto

Leer Más
Proust bajo las aspas

Leer Más
Sos el jugador o sos la pieza

Leer Más
Autorreferencia y paradoja en francés

Leer Más
Multitud expectante

Leer Más
Kill Bill

Leer Más
Dios salve al raro

Leer Más

Originally posted 2006-01-19 00:55:55.

Dos versiones de la revolución

La revolución, el nuevo opio del pueblo, y uno de sus profetas más celebrados, aquí, en estas pintadas de Buenos Aires, en dos versiones.

“La revolución es un sueño estéreo”

che

“La revolución, un sueño realizado”

Poco después de la muerte de la muerte del dictador Francisco Franco, escribí un pequeño ensayo. Se llamaba Sobre la revolución y en él intentaba averiguar qué diablos significa esa palabra: “revolución”.

Todavía no lo sé, pero crece la sospecha de que es sólo un mantra que se repite mucho pero que no significa absolutamente nada.

Significa (eso sí se puede afirmar), un cambio del poder mediante la violencia, en algunas ocasiones con resultado positivo, como en Portugal, donde los revolucionarios renunciaron a mantenerse en el poder y se lo devolvieron a la ciudadanía. Pero casi siempre siempre con resultados desastrosos: una excusa para llegar al poder y mantenerse en él.

Hoy en día, a pesar de lo que sabemos de las revoluciones del siglo XX, mucha gente sigue repitiendo la palabra como si fuera un conjuro.

En ese ensayo de mi adolescencia me preguntaba lo que entonces yo mismo les preguntaba en persona a los ardientes defensores de la revolución: “Revolución, de acuerdo, ¿y después qué?”. Y aquí se acababan las ideas, se multiplicaban las vaguedades y las frases huecas, muy sentidas y muy intensas… O sucedía algo mucho peor: lo que se proponía que habría que hacer tras la revolución triunfante era preferible no escucharlo.

Lo malo de este juego de la revolución es que casi siempre se juega con la vida de las personas que participan, y que otras muchas son sacrificadas por un sueño…

¿Un sueño realizado o en estéreo, como dicen las dos pintadas que encontré en las paredes de Buenos Aires?

Casi siempre un sueño que también es una pesadilla.


[Publicado el 22 de febrero de 2006]


Cuaderno de Argentina

[pt_view id=”bc33341clq”]

Originally posted 2006-01-22 22:41:06.

Tener tiempo y hacer muchas cosas

 En 2006 o 2007 publiqué una entrada anunciando las fotografías de plantillazos en las paredes que había hecho en la ciudad de Buenos Aires (Paredes pintadas).

Recibí un comentario a esa entrada, que me lanzaba dos preguntas:

– ¿Cómo es k tienes tanto tiempo libre para hacer blogs??

– ¿Te has fijado que no tienes ningún comentario, es decir, que este es el primero??

A lo que respondí:

“Bueno, en realidad, hay varios comentarios en varias de las entradas de esta página de Plantillas en Buenos Aires, aunque no muchos, es cierto. Pero me gusta que sea así y que los comentarios, como el tuyo, lleguen de manera más o menos inesperada. 

En cuanto a tu otra pregunta, yo siempre pienso más bien lo contrario: que no tengo tiempo para nada. Pero supongo que las claves de que escriba tantas páginas son:

– La regularidad: no escribo tanto, pero lo hago habitualmente. Al final se acumula.
– Intento hacer mi trabajo, mis trabajos, en el mínimo tiempo (espero que sin merma de calidad) porque he aprendido a ir a lo esencial y no preocuparme por cosas que hacen más lento el trabajo.
– Estas entradas las escribo de manera ligera (de ahí que estén llenas de errores). Aunque algunas entradas tienen detrás más investigación, como las de los ensayos por capítulos o el Museo de los los Mundos Paralelos.
– No veo nunca la televisión (eso son varias horas al día ganadas).

 

Además de trabajar, también hago muchas cosas además de esta web: veo a los amigos, leo o escucho libros, voy al cine, camino mucho cada día…

En realidad, lo que más me gusta en la vida, y para lo que intento reservar todo el tiempo que puedo, quizá sea bailar. Si no me gustase tanto bailar, escribiría más del doble, supongo.


Memorabilia

[pt_view id=”d8eeb120i8″]

Originally posted 2007-03-21 21:14:19.

Colonia del Sacramento

CUADERNO DE URUGUAY

El Mundo, América, Uruguay, Colonia

Colonia del Sacramento es una pequeña ciudad al norte del Río de la plata. Se llega a ella en buquebús en sólo una hora desde Buenos Aires, así que no es exagerado decir que la ciudad más cercana a Buenos Aires no está en Argentina, sino en Uruguay.

Colonia en Uruguay, justo enfrente de Buenos Aires

Lo más asombroso de Colonia es la tranquilidad y la amabilidad de sus habitantes, a pesar de ser un destino turístico y una ciudad patrimonio de la humanidad. La amabilidad y educación de lo colonenses, y en general de los uruguayos, es legendaria, pero cierta. Martin Amis, que pasa los veranos (los inviernos europeos) en un pueblecito de Uruguay dice que no ha conocido pueblo más amable y civilizado que el uruguayo.

Hace unos días comí en un restaurante de Colonia. El dueño, y al mismo tiempo, cocinero era argentino. Me dijo que se había establecido aquí diez años atrás porque “Esto es único en el mundo: vas en la bici y los coches, las motos y la gente se paran para dejarte pasar”. Lo he podido comprobar: no conozco ningún lugar en el que se pueda ir tan tranquilamente en bicicleta, sin temor a ningún incidente: en caso de duda siempre pararán los coches. He visto a tres chavales pedaleando por la carretera y ocupando todo el carril, pero los coches que iban detrás ni les pitaban ni les decían nada: les adelantaban pasando por el otro carril, para no molestarles.

En otra ocasión, un motorista llevaba a remolque por la carretera a dos ciclistas: los cada uno de ellos se apoyaba en un hombro del motorista. Es frecuente ver a niños de no más de seis años pedaleando por la carretera y a muchas personas que van en moto y toman mate al mismo tiempo (con termo incluido). Otro día vi a la madre, el padre y dos niños pequeños, todos en la misma moto.

Tan sólo a veces se ve un coche a más velocidad: es casi seguro que el conductor será argentino, basta mirar la matrícula para comprobarlo.

Calles de Colonia

La de Colonia es una historia de luchas entre Portugal y España por el dominio de la ciudad. Fue fundada por el portugués Manuel de Lobo, que desde aquí se encargaba de controlar lo que sucedía al otro lado del Río de la Plata, es decir en los dominios españoles de Buenos Aires. Después los españoles se hicieron con la ciudad, aunque fue recuperada de nuevo por los portugueses, y así varias veces. Todavía es posible distinguir en la parte antigua las calles de origen portugués de las de origen español: las portuguesas tienen desagüe central, mientras que las españolas laterales.

Calle con desagüe central portugués

Calle con desagües laterales españoles

Además de ser una ciudad muy hermosa en su parte antigua y no estar nada mal en el resto, Colonia tiene unos alrededores que van desde bosques frondosos a playas tranquilas de arena fina en el Río de la Plata y una rambla costanera hermosísima en la que por la noche pueden verse las luces lejanas de Buenos Aires.

El Río de la Plata, confluencia del Uruguay y el Paraná, es el río más ancho del mundo y aunque hay un ligero oleaje, se trata de un río, no del mar y por tanto es agua dulce.

 

********

Cuaderno de Uruguay

[Publicado en 2005 en Pasajero]

[pt_view id=”bc33341clq”]

Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Una de las características que definen al ser humano, y que quizá lo distinguen de casi todos los animales, es su grafomanía. Escribimos en todas partes: corazones en árboles, miles de letras en papeles, bronces, papiros, pergaminos, incluso escribimos en la playa mensajes que sabemos efímeros. O en el cielo con aviones y volutas de humo. Ni siquiera nuestra propia piel se salva y la llenamos de tatuajes, que son un poco menos efímeros, porque se quedan ahí a no ser que los borremos con métodos tan agresivos como el propio tatuaje. Nada se salva de nuestra grafomanía, y tampoco las paredes de la ciudad.

Casi siempre las paredes se han utilizado para propósitos eróticos o políticos. En Pompeya se encontraron muchos grafitos o graffitis, muchos de ellos de contenido sexual. No recuerdo si había alguno político, pero sería muy extraño que las paredes de Roma no estuviesen llenas de pintadas como “Muerte a César”, “¡Qué vivan los hermanos Graco!”, “Craso, especulador”.

También dejamos nuestro nombre y la fecha en lugares que visitamos, una costumbre que suele considerarse vandálica, pero que no lo parece tanto cuando se trata, por ejemplo, de la firma de Lord Byron en el Templo de Poseidón o en el castillo de Chillón.

byrongraffiti

 Lord Byron en el castillo de Chillon parece haber
conseguido que su nombre pase a la posteridad
(Fotografía de Marisa D.L.)

 

Lord Byron intenta perdurar como el Templo de Poseidón (Tomado de The Romantic Audience Project)

********

En Buenos Aires había muchas pintadas de signo político y algunos plantillazos o stencils también lo son, pero abunda más otro tipo de mensajes, de carácter publicitario, aunque no lo parezca a primera vista.

Discípulos de nadie es un grupo, que como seguramente no se puede pagar publicidad en la televisión o en las vallas publicitarias, aprovecha las paredes (por cierto, hace poco estaban buscando baterista).

Como suele suceder en Argentina, el ingenio verbal hace que a veces no sepas si se trata de un grupo musical o de un mensaje político o filosófico:


SUJETO MEDICADO

Pero, sí, se trata de un grupo:

Mario, cantante de Sujeto Medicado

No entendía bien la primera palabra: “latas” o “latex” o “la tez”, pero sea lo que sea era algo de una señora alemana. Ahora he descubierto que es un grupo que se llama La tos de una señora alemana


La abundancia de plantillas demuestra que la escena musical bonaerense está muy viva. Espero comprobarlo en un próximo viaje.
No he encontrado información acerca de Milonga de los inquietos,
aunque he encontrado a unos Inquietos del centro y a unos Los comodines de la milonga
Buzzer, con la foto del grupo incluída

Bad Influence y chica punk

No estoy seguro de que estas dos plantillas estén relacionadas, aunque todo hace suponer que sí.


Crayon aire

 


[Publicado el 9 de agosto de 2006]

Cuaderno de Argentina

Liliana en La Recoleta

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Dos versiones de la revolución

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
El cuaderno Pasajero

CUADERNO DE ARGENTINA


Leer Más
Carlos Gardel en las paredes

Leer Más
Un poco de cine en las paredes

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Ta te ti, muerte para ti

Leer Más

Enganchado al mando

Leer Más
Araña

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Las calles son nuestras

Leer Más
Corto Maltés bajo las aspas

Leer Más
Paredes pintadas en Buenos Aires

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
Madres de mayo

Leer Más
Lobo que aulla

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Kasabian, Don Ramón, Pan triste y el ángel del bandoneón

Leer Más
Mao, coches y baloncesto

Leer Más
Proust bajo las aspas

Leer Más
Sos el jugador o sos la pieza

Leer Más
Autorreferencia y paradoja en francés

Leer Más
Multitud expectante

Leer Más
Kill Bill

Leer Más
Dios salve al raro

Leer Más

Carlos Gardel en las paredes

carlosgardel

Carlos Gardel es el ídolo máximo de Argentina, lo que ya es mucho decir en un país lleno de ídolos. Sin embargo, ha tenido sus altibajos en el panteón. Cuando estuve allí, hace nueve años (en 1997), Gardel y el tango en general no estaban tan de moda como ahora.

Yo, como casi todos los argentinos, me rindo también ante Gardel, y aunque sé que hay otros grandes cantantes de tango, creo que su voz tiene algo que no tiene ninguno, y que sobrevive a las malas grabaciones de su época.

Algunos han intentado explicar este misterio de Gardel, que “cada día canta mejor” recurriendo a que Charles Romuald Gardès nació un 11 de Diciembre de 1890 en Toulouse, Francia, y que su madre era francesa, o a que tal vez era uruguayo y nacido en Tacuarembó, o a todo tipo de explicaciones más enrevesadas.

********

Cuaderno de Argentina

[21 de marzo de 2006]

Liliana en La Recoleta

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Dos versiones de la revolución

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
El cuaderno Pasajero

CUADERNO DE ARGENTINA


Leer Más
Carlos Gardel en las paredes

Leer Más
Un poco de cine en las paredes

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Ta te ti, muerte para ti

Leer Más

Lobo que aulla

loboqueaulla

No sé si es una firma sin más o si significa algo que se me escapa.

El cartel ofrece español para hablantes de hebreo. Hay bastantes carteles dirigidos, supongo, a turistas israelís, que deben visitar preferentemente Argentina, pues creo que el 20% de la población tiene algo de judío. En Argentina se da la curiosa y terrible paradoja de que ha sido un refugio de nazis y uno de los países con más presencia judía. Al parecer, Perón organizó la llegada de los nazis, por lo que es mejor no imaginar que hubiera pasado en Argentina si los nazis hubiesen vencido en Europa.

Jordi comentó días después:

Ese lobo es de keith haring.
aquel artista que a finales de los 70 empezo pintando graffitis en el metro de nyc y acabo exponiendo en los grandes museos del mundo en muy poco tiempo.

check this:
http://www.haring.com/

si- tristemente paradojica coincidencia este tema argentino: refugio de nazis y de judios errantes at the same time.

se nota mucho la presencia de una poblacion judia? tipo nyc – donde se nota mucho mas una presencia de ciudadanos judios que, digamos , en londres o paris, por ejemplo

 

********

Plantillazos en Buenos Aires

[21 de marzo de 2006]

Enganchado al mando

Leer Más
Araña

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Las calles son nuestras

Leer Más
Corto Maltés bajo las aspas

Leer Más
Paredes pintadas en Buenos Aires

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
Madres de mayo

Leer Más
Lobo que aulla

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Kasabian, Don Ramón, Pan triste y el ángel del bandoneón

Leer Más
Mao, coches y baloncesto

Leer Más
Proust bajo las aspas

Leer Más
Sos el jugador o sos la pieza

Leer Más
Autorreferencia y paradoja en francés

Leer Más
Multitud expectante

Leer Más
Kill Bill

Leer Más
Dios salve al raro

Leer Más

Un poco de cine en las paredes

pulp fiction

Pulp Fiction

 Clint Eastwood: “Alégrame el día”

Marylin Monroe

********

Cuaderno de Argentina

[1 de febrero de 2006]

Liliana en La Recoleta

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Dos versiones de la revolución

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
El cuaderno Pasajero

CUADERNO DE ARGENTINA


Leer Más
Carlos Gardel en las paredes

Leer Más
Un poco de cine en las paredes

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Ta te ti, muerte para ti

Leer Más

Aspas en las paredes

Proust bajo las aspas

Alguien pone aspas rojas cubriendo otros plantillazos. Tal vez sea el mismo que pone lo que tapa, o tal vez su arte consista en fundirse con el de otro. Bajo las aspas rojas parece estar Proust.

Bajo las aspas se esconde Corto Maltes, que también visitó la Argentina en la historieta Tango.

El Che y Marylin al fin juntos

La fusión de dos de los más famosos iconos del siglo XX: el Che Guevara y Marilyn Monroe

Mi amigo Jordí escribió un comentario:

Viendo las fotos que estas tomando en buenos aires, pienso que te gustara el cuadro que un amigo pinto inspirado por el nombre de mi compania. el cuadro se llama “mao con duende”.
manana lo fotografiare y te lo envio.

besos desde nyc!

 


[Publicado el 22 de enero de 2006]

Liliana en La Recoleta

Leer Más
Plantillazos musicales

Leer Más
Dos versiones de la revolución

Leer Más
Plantillazos de publicidad y Lord Byron

Leer Más
El cuaderno Pasajero

CUADERNO DE ARGENTINA


Leer Más
Carlos Gardel en las paredes

Leer Más
Un poco de cine en las paredes

Leer Más
Aspas en las paredes

Leer Más
Ta te ti, muerte para ti

Leer Más