La muerte de Denis Diderot

Poco antes de la muerte de Diderot, se le llevó a un lecho más cómodo. Dijo: “Os molestáis por un mueble que no durará ni cuatro días”. Murió, en efecto, cuatro días después, pronunciando estas palabras famosas: “El primer paso hacia la filosofía es la incredulidad”. El 1 de julio de 1784, Diderot, en la mesa, se inclina para servirse una compota de cerezas; su mujer le hace una pregunta, a la que ya no responde.

 

“Se utiliza a los muertos para deprimir y entristecer a los vivientes.”

mortal

“Cuando sobre mi sarcófago una gran Palas desolada muestre a los viandantes con el dedo las grabadas palabras: Aquí yace un sabio, no vayáis con una risa indiscreta a desmentir a la Minerva llorosa y ajar mi memoria honrada, diciendo: Aquí yace un loco… Guardadme el secreto.”

**********

**************

Desciende por esta página como por una tumba para conocer todas las entradas mortales alojadas en esta tumba digital.

PÁGINAS MORTALES

Accidentes eróticos

Craven y Cuervo visitan la Escuela


Leer Más
La inmortalidad y los libros

Leer Más
Liliana en La Recoleta

Leer Más
Cómo veo mi muerte

Leer Más
Los cementerios también mueren

Leer Más
Visitas al cementerio

Leer Más
Craven y Liliana

Leer Más
Mortal

Leer Más

LA GALERÍA MORTAL

La muerte de Demócrito de Abdera

Leer Más
La muerte de Séneca

Leer Más
La muerte de Francisco de Quevedo

Leer Más
La danza de la muerte

Leer Más
La muerte de Denis Diderot

Leer Más

LA DISCOTECA MORTAL

Albergo a ore y Les amants d’un jour

Leer Más
Une petite cantate, de Barbara

Leer Más
Vecchio frak, de Domenico Modugno

Leer Más
El señor de las sombras

Leer Más
Súplica para ser enterrado en la playa de Sète, de Georges Brassens

Leer Más
Canción para mi muerte, de Sui Generis

Leer Más

Originally posted 2012-03-25 18:50:36.

Midcult, mass cult y high cult

He escrito a lo largo de los años varios capítulos de Cosas que he aprendido de… un ejercicio que consiste en reconocer las deudas intelectuales (y en ello incluyo las sentimentales). Lo aprendí cuando leí en la adolescencia a Marco Aurelio, en esos hermosos pasajes en los que agradece a sus maestros lo aprendido. Mi padre siempre repetía aquello de que las citas eran una manera de pagar deudas, así que agradecer lo aprendido es no solo mencionar al autor y transmitir en otro lugar su ingenio  agudeza o belleza, como sucede en las citas, sino que a ello se añade el reconocimiento de una influencia benéfica sobre uno mismo. Walt Whitman también dio las gracias en aquel poema En mi vejez doy las gracias, y Borges lo imitó en el Poema de los Dones. Yo mismo escribí Acción de gracias.

He dedicado Cosas que he aprendido…. a escuelas y a personas, al budismo y al estoicismo, a Demócrito y a mi padre, a mi madre y a Jesucristo. Algunos de los agradecimientos que he escrito todavía no están en Diletante, pero los iré subiendo.

Podría escribir una lista apresurada de futuras Cosas que he aprendido de… con los siguientes autores o personajes o temas:

Descartes, Kropotkin, J.S.Mill, Stefan Zweig, Bai Juyi, Kierkegaard, el cine, Corto Maltés, X-MEN, Borges, Bertrand Russell, los cirenaicos, los cristianos, Krishnamurti, Epicuro, Diderot, Proust, Shakespeare, Aristóteles, Platón, The Rocky Horror Picture Show, Sade, Casanova, Popper, Agustín de Hipona, Safo/Pierre Louys, David Bowie, Stevenson, los mitos griegos, Feyerabend, Einstein, Kepler, Li’l Abner, el pop, los estoicos, los cínicos, el zen, Montaigne…

Como se ve en esta lista, hay de todo, y se mezcla lo que se llama Alta Cultura y Cultura de Masas: Aristóteles y la Patrulla X (X-Men).

Hace un tiempo esto de mezclar alta cultura, media cultura y cultura de masas estaba de moda: era una manera de escandalizar a los poderes culturales establecidos. Tiempo después estuvo mal visto de nuevo y fue considerado un vulgar intento de epatar a la burguesía.

Un buen ataque a la pretensión de mezclar culturas y poner el cómic a la altura de Shakespeare, se encuentra en uno de mis libros favoritos, Los porqués de un escriba filósofo, de Martin Gardner. Pero quizá lo más seguido en las últimas décadas ha sido no ya el desprecio a la cultura de masas sino todo lo contrario: el desprecio a la alta cultura.

A estas alturas, sin embargo, ya no se sabe si mezclar altas, medias y bajas culturas es bueno o malo, moderno o antiguo, burgués o antiburgués, así que espero que los que me lean, crean en mi sinceridad: no he puesto aquí a Montaigne, Platón o Aristóteles junto a los X-Men o David Bowie para epatar, sino, porque creo que he aprendido cosas importantes de ellos, o que al menos me han ayudado a convertir en más sólidas algunas tendencias o ideas que ya tenía o que ya intuía.

Y si alguien no me cree, mala suerte. Hay que contar con que muchas personas pueden llegar a ser increíblemente retorcidas cuando analizan asuntos que son muy sencillos y siempre  preguntan: “¿por qué haces esto?”, “¿por qué haces lo otro?”.

Y tengo que admitir que esa curiosidad a veces es un comportamiento razonable, porque a menudo la gente también hace las cosas de manera  muy retorcida y enrevesada. Pero me parece que, al menos en este asunto de las diferentes culturas, no se me puede aplicar el reproche de intentar ser enrevesado, aunque estoy dispuesto a discutirlo.


[Escrito en 2003. Revisado en 2019]

Memorabilia

Memorabilia-cabecera

[pt_view id=”d8eeb120i8″]

Originally posted 2003-07-21 12:00:52.

Historia

Aquí puedes ver todas o casi todas las entradas de historia publicadas en Diletante. Otras las puedes buscar con el buscador de la página (en la columna lateral derecha) escribiendo los términos que te interesen.


HISTORIA

Los historiadores místicos y Egipto

Leer Más
La máximas de Ptahhotep

Leer Más
La identidad y el mito de los orígenes

Leer Más
Los discursos en los historiadores

Leer Más
Héroes trágicos o victoriosos

Leer Más
Historia

Leer Más
La comprensión no implica justificación moral

Leer Más
El análisis premortem de Washington Irving Bishop

Leer Más


TUCÍDIDES Y LA DEMOCRACIA

[pt_view id=”51c4d85nbf”]

Los discursos en los historiadores

Dice Diderot en Jacques el fatalista:

tito livio

Tito Livio

“Hubiera sido como esas sublimes arengas de Tito Livio, en su historia de Roma… se leen con placer, pero destruyen la ilusión; un historiador que supone a sus personajes palabras que no han pronunciado, puede también suponerles acciones que no han realizado”.

Así es, y algo parecido pasa con los discursos que incluye Tucídides en La guerra del Peloponeso.


HISTORIA

Los historiadores místicos y Egipto

Leer Más
La máximas de Ptahhotep

Leer Más
La identidad y el mito de los orígenes

Leer Más
Los discursos en los historiadores

Leer Más
Héroes trágicos o victoriosos

Leer Más
Historia

Leer Más
La comprensión no implica justificación moral

Leer Más
El análisis premortem de Washington Irving Bishop

Leer Más

TUCÍDIDES Y LA DEMOCRACIA

[pt_view id=”51c4d85nbf”]