Las sociedades secretas

en La aventura del saber

Entrevista con Salvador Gómez Valdés en La aventura del saber, a propósito de mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas. Fue, como siempre, un verdadero placer charlar con Salvador.

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

SALVADOR GÓMEZ: Hola a todos. Hace unas semanas hablamos de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Hoy vamos a hablar de La verdadera historia de las sociedades secretas. ¿Existe alguna relación entre Sherlock Holmes y las sociedades secretas?

DANIEL TUBAU: Que yo recuerde… Hay una aventura de Sherlock Holmes que trata del Ku Klux Klan [Las cinco semilals de naranja], de un americano que llega allí a Londres y al que persiguen… y al final dicen que se trata de una organización peligrosísima que existe en Estados Unidos, el KKK, y cuentan toda la historia. Y, no sé, después está el Club Diógenes, de Mycroft Holmes, donde no se puede hablar. Vas allí y nadie te interrumpe. Y no sé si hay otra relación más, ¿qué otra relación podría haber?

SALVADOR: Bueno, a lo largo de la historia de las sociedades secretas, cuentas también cómo surge de estas sociedades la Royal Society.
DANIEL: Ah, bueno, pues por ahí sí que podríamos encontrar una relación interesante.La Royal Society precisamente surge con una cierta influencia de sociedades secretas. Por ejemplo, hay una sociedad secreta muy interesante que es la de los Rosacruces, que es la más famosa del esoterismo. Y aunque ni siquiera es seguro que existiera, sí influyó. Es una especie de paradoja, la de sociedades que no han existido pero que han influido. Entre los fundadores de la Royal Society había algunos que se hacían llamar rosacruces o que estaban cercanos a esas ideas. El propio Francis Bacon con su Nueva Atlantida propone una utopía en la que toma ideas de los rosacruces. Y la Royal Society a su vez influirá en Sherlock Holmes, así que ahí podríamos encontrar una relación… y seguramente hay muchas más.

SALVADOR: Seguro. Oye, daniel, ¿y qué crees tú que hace que la gente quiera asociarse y que esas sociedades sean secretas?
DANIEL: Hay diversas razones. Una de las razones más claras es la persecución. Cuando en las épocas más represivas se han perseguido ciertas ideas o ciertos pensamientos, sobre todo en el terrreno religioso, la única solución era hacerlo todo en secreto, mantener ese pensamiento en secreto. Pero hay otras razones. con un aspecto más voluntario, más positivo, puede ser la intención de crear una especie de círculo selecto… Existe muchas veces en las sociedades secretas un sentimiento de élite, de crear una especie de microcosmos que incluso a veces reproduce la sociedad general con sus jerarquías. A lo mejor resulta que en la sociedad en general tú eres un simple empleado y en la sociedad secreta eres el Gran Maestre del Grado 33, ¿no? Lo que, claro, te da la sensación de pertenecer a algo muy selecto, un prestigio.

SALVADOR: Aunque, claro, te da prestigio solo ante los que pertenecen a esa sociedad.
DANIEL: Claro, pero eso le da a tu vida un trasfondo aventurero, un trasfondo de intensidad. En el libro trato fundamentalmente de sociedades secretas esotéricas, aquellas que dicen poseer un secreto, un conocimiento oculto que guardan. Pero hay otras que son criminales, por ejemplo, como la Mafia, los estranguladores, etcétera. Y hay otras que buscan el poder, que tampoco las trato mucho en el libro, aunque sí algunas que se relacionan con el conocimiento secreto, porque a veces confluyen los dos aspectos. Y después está la logia P2 de Lucio Gelli en Italia, que tienen la intención de alcanzar el control político. Pero aquí trato más el aspecto esotérico, de mantener un secreto, de una doctrina que es perseguida o de formar una especie de sociedad oculta… También, fíjate que otro aspecto que influyó mucho en al formación de los masones fue que en las sociedades masónicas de Inglaterra se relacionaban personas que de otra forma no tenían contacto: judíos, cristianos, musulmanes aunque había menos… o por ejemplo, gente rica que eran burgueses, con la nobleza… Unos tenían dinero, otros tenían prestigio. Y ahí se ponían en contacto, lo que es un aspecto también muy interesante de las sociedades secretas.

SALVADOR: ¿Y cuál es la primera sociedad secreta de la que se tiene constancia?
TUBAU: Bueno, yo comienzo en el libro incluso con la época prehistórica,  las hipótesis acerca de que en las cavernas, por ejemplo en Lascaux, hay dibujos de hombres con cabezas de ciervo que podrían llevar algún tipo de disfraz., pero también se habla de lo que se llamaban las manneburde o sociedades de guerreros y parece que sí, que ya eran esas sociedades de guerreros, donde había ritos de paso… en casi todas uno de los ritos de paso consistía en matar a un enemigo, a veces es matar un león pero otras es matar a un enemigo, cortarle la cabeza a uno de la tribu de al lado para entrar y prosperar en tu sociedad. Las sociedades de guerreros son el origen, pero luego ya encontramos muchas religiosas, a partir del momento en que existe la religión establecida: mientras más establecida y dogmática es una religión, más posibilidades hay de que se formen sociedades secretas de otras religiones.

SALVADOR: En la Edad Media estaban los gremios, ¿no? que mantenían sus conocimientos en secreto.
DANIEL: Sí, los gremios son otro de los factores que explican la creación de sociedades secretas. También en Roma ya existían las logias, había unas logias de trabajadores d ediferentes profesiones y ya luego en la Edad Media los gremios que mantenían los secretos de la profesión. Y, claro, esos secretos eran muy importantes, porque al tenerlos eras contratado en uno u otro sitio y tenías una manera de sobrevivir muy buena. Se supone además que los masones proceden de estos gremios. Masón (maçon) significa precisamente albañil, en francés maçonerie, albañilería, y por allí llegamos a los masones modernos. Por lo que hay una influencia clarísima de los albañiles, los constructores, los arquitectos, en la formación de la masonería.

SALVADOR. Y esto del culto al mal. Cuando presentamos tu libro y recomendamos su lectura, dijimos que era una manera excelente de entender la última película de Kubrick, cuando se van a una especie de misa negra.
DANIEL: Sí, a las sociedades secretas muchas veces se les ha atribuido la adoración al mal, al demonio, al satanismo. A veces ha sido mentira, han sido sus enemigos. En el caso de los templarios se les acusó de muchas cosas, de adorar a una cabeza cortada, de adorar al diablo, Bafomet lo llamaban… Pero no parece que adorasen al diablo. Parece que los templarios eran una sociedad influida en parte por los musulmanes durante su estancia en Tierra Santa… y además eran unos grandes banqueros. El gran poder que tenían los templarios es que eran unos grandes banqueros que hacían cheques que se podían devolver de aquí a otro país muy lejano. Y en cuanto al mal… Pues sí, hay algunas, que son las satanistas que, evidentemente lo que buscan es la adoración de Satán, de la cruz invertida, todo lo que sea contra el bien, se supone. La magia negra, el satanismo. Pero muchas otras han sido acusadas y en realidad no es que adorasen al mal, sino que sus detractores, la religión oficial casi siempre, les ha acusado de eso.

SALVADOR: En el libro hay un momento en el que hablas de la aparición, de la emergencia de la Royal Society y que viene de gente que se consideraban rosacruces…
DANIEL: Sí, que vienen de sociedades secretas. Pero aquí se da una curiosa paradoja. Porque Newton, por ejemplo, aparte de todos sus grandes descubrimientos en óptica, en los Principia Mathematica, en las leyes de la naturaleza, pues resulta que el 80% de lo que escribió Newton era sobre la interpretación de la Biblia, buscando códigos secretos y cosas así… Entonces, hay mucha influencia de las sociedades secretas, del misterio, pero la Royal Society es todo lo contrario: es el fin del secreto, consiste en hacer público el conocimiento secreto, discutirlo, ponerlo en común. Por ejemplo, se considera que Leonardo Da Vinci tenía que haber sido el primer científico. Cuando lees a Leonardo Da Vinci te das cuenta de lo cerca que está de la ciencia, de Newton, Galileo, cualquiera de ellos, y simn embargo, el propio Leonardo ya escribía al revés, para…

SALVADOR: Para que se tuviera que leer en un espejo y no se entendiera fácilmente…
DANIEL: Eso es, no había comunicación… pero la ciencia moderna surge del fin del secreto, de la comunicación. Existe una influencia de las sociedades secretas y al mismo tiempo es lo contrario de las sociedades secretas, el fin del secreto.

SALVADOR: ¿Y ahora mismo, existen sociedades secretas entre nosotros?
DANIEL: Muchas. Existen muchísimas sociedades secretas. Pero se tienen que registrar en el registro de sociedades, tienen que dar sus datos y quiénes son sus miembros y ya no son perseguidas, excepto en algunos países, como en China, que se persigue a varias sociedades secretas; o en los países musulmanes, en los que es difícil la admisión de sociedades secretas, pero en los otros lugares existen muchas. Por ejemplo, en Gran Bretaña, el rey o la reina es el Gran Maestre de la logia de Inglaterra hasta que se convierte en rey, que es cuando tiene que renunciar, porque sería un poco extraño que los socios votaran contra el Gran Maestre si fuera el rey. Pero en Gran Bretaña está admitido y es muy bien visto ser masón.

SALVADOR ¿Y para qué sirven hoy en día las sociedades secretas?
DANIEL: Para diversas cosas. En España, en los países más desarrollados apuntan a esta idea de crear un círculo selecto, donde te encuentras con personas que piensan como tú, una especie de club exclusivo. Y proponen un mundo muy interesante, porque todo lo que organizan es interesante: sus sitios, sus símbolos, etcétera. Yo creo que ahora cumple más este papel. Y las sociedades secretas perseguidas ya es más difícil que existan en el mundo moderno o en los países más desarrollados.

SALVADOR: Muy bien, daniel, ha sido un veradero placer como siempre contar contigo y te esperamos pronto. En cuanto saques un nuevo libro. Hasta siempre.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro


[Publicado por primera vez el 10 de mayo de 2015]

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

 

Share

Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

LA VERDADERA HISTORIA DE LAS SOCIEDADES SECRETAS

El conocimiento oculto
Las primeras sociedades secretas
Männerbünde: las primeras sociedades secretas
Los berserkir
iniciación  y privilegios
Sociedades secretas egipcias
Los textos de las pirámides
¿Masones en Egipto?
Los últimos sacerdotes de Isis
Los persas y las sociedades secretas
Zoroastro
Los mazdeístas y el dualismo
Los magos
La sociedad secreta pitagórica
Las iniciaciones pitagóricas
Acusmáticos y matemáticos
Los orígenes del esoterismo
Los misterios griegos
Otros misterios de la Antigüedad
Los druidas celtas
Los sicarios y los zelotes
Los terapeutas
Los esenios
Los manuscritos de Qumrán
¿Era esenio Jesucristo?
Los cristianos
La sociedad secreta cristiana
Los mitraístas
Los ritos iniciáticos del mitraismo
Mitraísmo y cristianismo
Los maniqueos
Los gnósticos

LOS ASESINOS
Sunitas y chiítas
Sectas sectarias
La fortaleza de Alamut
Los comedores de Hachís
Fundamentalismo
la sociedad secreta nizarí
¿En qué creían los asesinos?
Los que profesan otra religión
La caída de la fortaleza inexpugnable

LA SOCIEDAD SECRETA CÁTARA
Paulicianos y bogomilos
El origen de los cátaros
Las doctrinas cátaras
La sociedad secreta cátara
San Bernardo y Santo Domingo contra los cátaros
La cruzada contra los cristianos
La represión católica
La fortaleza de Montsegur

 

 

LOS TEMPLARIOS
El poder templario
Las Cruzadas y los templarios
El templo de Salomón
¿Qué había bajo el templo de Salomón?
La orden templaria
La destrucción de la Orden del Temple
La venganza de Felipe el Hermoso
El fin de Jacques de Molay
La maldición de Jacques de Molay
¿Qué confesaron los templarios?
Los templarios y los asesinos de Alamut
Los templarios y el Priorato de Sión
El verdadero Priorato de Sión
¿Sobrevivieron los templarios?

EL GRIAL Y LAS SOCIEDADES SECRETAS
El cuento del Grial
Los mitos del Grial
El Grial, los templarios y los cátaros
La Sociedad Thule y la Ahnenerbe
La Ahnenerbe, los cátaros y el Grial
Arturo, Merlín y la mesa redonda

 

 

LOS MASONES
Los masones medievales
Los constructores de catedrales
¿Qué es una logia?
Los gremios de masones
Los compañeros
La catedral de Estrasburgo
Normas, reglas e iniciaciones
Masones y francmasones

 

LOS CABALISTAS
Los Sabios de Sión
El nombre secreto de Dios (de nuevo)
El número de la bestia (666)
El código Atbash
La secreta influencia judía

EL RENACIMIENTO DE LAS SOCIEDADES SECRETAS
Hermes antes que Platón
Hermes antes que Jesucristo
El hermetismo
La filosofía hermética
Los giordanistas
La Escuela de la Noche
Shakespeare y la Escuela de la Noche
Escuela de ateísmo
Shakespeare contra Marlowe
La extraña muerte de Christopher Marlowe
Los maquiavélicos
INTRODUCCIÓN A LA MAGIA
Ciencia contra magia
La religión contra la magia

 

 

 

 

LOS ROSACRUCES

Los manifiestos rosacruces
Las bodas alquímicas
Fragor y silencio rosacruz
El objetivo de los rosacruces
La Milicia Crucífera Evangélica
Un verdadero mago inglés
El signo de Dee
Lutero, ¿primer profeta rosacruz?
Reforma, Contrarreforma… Intolerancia
La nueva Mesa Redonda
La conspiración de los Reyes de Invierno
Tras la pista del autor de los Manifiestos
Johan Valentin Andreae
Un enemigo de los rosacruces
Lo público y lo secreto
La cruz y la rosa
¿Y si los rosacruces no tuvieran que ver con las rosas?
La conspiración jesuítica
La Monita Secreta, el círculo interno Jesuita
El peligro rosacruz en Francia
¿Era Descartes rosacruz?
La Compañía del Santo Sacramento
La ciencia rosacruz y Francis Bacon
La nueva Atlántida
la utopía y la ciencia
El colegio invisible rosacruz y la Royal Society

Las sociedades secretas de John Toland
La Sociedad Socrática
Los Caballeros del Júbilo y la Abadía de Thelema
La Antigua Orden de los Druidas

 

LOS MODERNOS FRANCMASONES
¿Masones o francmasones?
El origen de la masonería moderna
Masones operativos y especulativos
La conexión escocesa y los templarios
La Gran Logia de Inglaterra
El origen de la masonería según las Constituciones de Anderson
Un interés mútuo
El factor esotérico
La única mujer masona
La nobleza masónica

El club Fuego Infernal
Los maquinadores
Los gormogones
Las sociedades secretas de Dashwood
Los Demoniacos
El club de los bistecs
La Sociedad Permisiva
El club de los Dilettanti
El Club Horroroso
Los reyes masones

La Hermandad de la Rosacruz Dorada
Giacomo Casanova, caballero rosacruz
Giuseppe Balsamo, conde de Cagliostro
La ópera de los masones
El conde de Saint Germain
La aventura del conocimiento secreto
Golden Dawn, masones, rosacruces y herméticos
El linaje rosacruz
La Orden de la Rosa del Rubí y de la Cruz Dorada

Aleister Crowley, la Bestia 666
La Abadía de Thelema
El lado oscuro de la masonería

 

LA BÚSQUEDA DEL CONOCIMIENTO SECRETO

¿En qué creían (y en qué creen) los masones?
El nombre secreto de Dios
Iniciación y juramento masónico
El templo de salomón y los templarios
¿Qué son los ritos y grados masónicos?
Masonería de alta graduación
El lenguaje y los símbolos masónicos
El secreto masónico
El secreto del secreto masónico
La masonería, reina de las sociedades secretas
El maremágnum de las sociedades secretas
Los linajes secretos
¿Conocimiento secreto o irracionalidad?
La búsqueda del conocimiento secreto
Las jerarquías secretas

 

 ************

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

Ahora también en ebook y para descargar al instante en todo el mundo
(kindle, Ipad y cualquier lector electrónico o computador):

La verdadera historia de las sociedades secretas

Share

Las sociedades secretas en Vigo

Antes de presentar en el Club Faro de Vigo mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas, el periodista Fernando Franco me hizo una entrevista: después, y escribió también una crónica de la conferencia.

Faro de Vigo - La verdadera historia de las sociedades secretas

A continuación, reproduzco la entrevista, que no era sobre las sociedades secretas sino sobre temas diversos, y que ha quedado bastante simpática, lo que no es extraño porque Fernando Franco es un periodista excelente, además de un tipo verdaderamente amable e inteligente.

Lo cierto es que mi breve estancia en Vigo fue estupenda, con una organización eficaz y encantadora a cargo de Marisa Real, una gran presentación por Antonio Pinacho y un público que llenó la sala, que pareció seguir con interés la charla y que me hizo muchas preguntas al terminar. Un placer de principio a fin, incluida una cena deliciosa (el fin fue el regreso, porque debido a la niebla hubo que desviar el vuelo a Santiago y fue un poco cansado, pero eso sucede al parecer de vez en cuando).

 

Daniel Tubau - Faro de Vigo

Faro de Vigo - La verdadera historia de las sociedades secretas - Daniel Tubau

Otro anuncio. Aquí junto a Antonio Pinacho, el presentador de la conferencia.

 

 

 

 

Tiene un largo y fructífero cu­rriculum como guionista (y profesor) y director de progra­mas o series televisivas pero Tubau es un ser curioso al que le gusta entrar en otras dimen­siones de la existencia. Por ejemplo, con este libro: “La verdadera historia de las so­ciedades secretas” (Alba).

Lo cierto es que, aunque Daniel Tu­bau pueda pasar la mayor parte de su tiempo escribiendo guiones, diseñando programas o dando clases aquí v allá a futuros guionistas, si hace­mos una introspección en su itinerario ve mos que como escritor tiene desde libros con música, como las biografías de Deep Purple o AC DC, hasta cuentos juveniles, pa­sando por obras de divulgación de la patata o el chocolate (no el que se fuma) y, por puesto, referidas a su trabajo oficial, contan­te y sonante, con “Las paradojas del guio­nista”. En este maremágnum creativo destacan sobre todo sus muchos trabajos de guión o dirección televisiva y yo cito un libro que aún no ha salido pero que está escrito: “Elogio de la infidelidad” Por ahí anda este Tubau, que para más singularidad se define como miembro fundador de la Sociedad Decepcionista.

Oiga, esa Sociedad Decepcionista no aparece ni en Internet…

(risas) Claro, para darle más carácter de sociedad secreta. No, no. En realidad la fundamos un grupo de compañeros en una cafetería madrileña llamada Brillante. La primera ley es que todo es decepcionante; la segunda, que en caso de que no sea así, sería decepcionante, etcétera.

¿Y esas sociedades secretas de las que trata su libro?

Lo que hago es un recorrido por la his­toria para explicar las características que dis­tinguen a cada una de las que han existido o que, sin existir fehaciemememe, se ha habla­do de ellas.

Bueno, entonces no son tan secretas…

Ciertamente, si fueran secretas en su sentido más estricto no estaríamos hablando de ellas. Digamos que se llaman secretas por sus ritos, o por el secreto que dicen guardar, o que lo han sido durante un tiempo pero luego se ha sabido. Esto le pasó a los cataros, de los que no se supo públicamente hasta pasados varios siglos.

¿Y qué secreto guardan?

Cada una de ellas tiene objetivos secretos y motivaciones diferentes para la pertenencia; o sea que no hay explicación única para todas. Por ejemplo la motivación puede ser una manera de promoción social importante, como en los francmasones modernos, a partir del siglo XVIII, que reunía a nobleza y burguesía.

Sorprende la variedad al leer el índice que figura en su libro…

Es que han sido una constante a lo largo de la Historia. Y sorprendentes, como los llamados Asesinos del Viejo de la Mon­taña, que cometían asesinatos selectivos y te­nía motivación religiosa.

Las sociedades secretas egipcias, los mazdeístas, los druidas celtas, los esenios, los cristianos primitivos, los mitraístas, los asesinos o hassasin musulmanes, los cátaros, los templa­rios, los masones… Extenso el número de estas sociedades, reales o no, a las que el libro da referencia en un recorrido desde la Anügüedad hasta el presente.

Actualmente hay más que nunca pero no son secretas porque están obligadas a registrarse.

No sé, pero a lo mejor el verdadero se­creto de muchos bestseller sobre ellas es que, como son secretas, se puede inventar todo sobre ellas…

Eso es así y en el ámbito de la novela es algo comprensible como en el Código da Vlnci, pero no en el ensayo, y también se ha inventado mucho en el ensayo. Por eso yo titulo a mi libro “La verdadera historia…”

Hay otra dimensión de su vida, de ín­dole laboral, que es el trabajo como guionista. Que haya tanta serie televi­siva ¿quiere decir que pasamos por buen momento?

Estamos en la Edad de Oro de las series televisivas a pesar de Internet, aunque eso sucede en Estados Unidos, en donde se están escribien­do algunas impresionantes, mucho mejores que el cine de Hollywood. Hay cineastas que se han pasado a la televisión.

¿Y en España?

No existe ese nivel norteamericano pero se supone que llegará. Desde luego, hay se­ries que denotan muy buen equipo de guionistas. Una diferencia es que nuestras series son más largas y eso dificulta mantener con gancho el tono narrativo.

Hay programas como “Caiga quien Caiga” que supusieron una ruptura en las formas pero están de capa caída…

El método se va copiando y haciendo común. En el caso de este programa, en cuyo nacimiento participé, se ha perdido su senti­do inicial porque antes se trataba de enfrentar a los reporteros a un desafío pero contando la verdad; ahora se recurre a efectos especiales como aumentarles la nariz a los personajes, poner­le unas orejas, etcétera. Eso no es real.

Ese afán de espectacularidad. de sor­prender más que la competencia, ¿no está creando un circo televisivo, una televisión manipuladora?

Sí. Estamos jugando en fronteras muy delicadas, en equilibrios complicados para mantener los índices de audiencia. Estamos mezclando información con entretenimien­to pero sin mostrar claramente cuándo es lo uno o cuando lo otro.

Tiene usted un pasado de exuberante variedad. Desde libros de divulgación sobre la patata hasta biografías de grupos como Deep Purple pasando por un ensayo como “Elogio de la infidelidad.

Este último aún se va a publicar. Sosten­ga la tesis de que la fidelidad no es una virtud.Cuente, cuente, a no ser que tenga que callar por miedo a su pareja…

(risas) Mi pareja y yo no tenemos ese problema. No me refiero sólo a la infidelidad sexual sino al partido político, etcétera. En el caso del partido, ¿qué pasa si se desplaza de las ideas iniciales? Y en el de la pareja, que le voy a decir que no sepa. Si la fidelidad le crea una frustración… Seguramente somos capa­ces de dar amor a más de una persona.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas

[Publicado por primera vez el 9 de diciembre de 2008]

El lugar en el que se creó el Decepcionismo no fue el Brillante, sino la Cervecería Esmeralda. Lo cuento en El Decepcionismo.

 ************

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

Ahora también en ebook y para descargar al instante en todo el mundo
(kindle, Ipad y cualquier lector electrónico o computador):

La verdadera historia de las sociedades secretas

 

Share

El Decepcionismo

En la tapa interior de La verdadera historia de las sociedades secretas se puede leer:

“Daniel Tubau es guionista y director de programas y series de televisión y autor de Las paradojas del guionista (Alba, 2007) Apasionado por la filosofía, la mitología, el comic y todo lo relacionado con la muerte, es también miembro fundador de la Sociedad Decepcionista.”

Me han preguntado varias veces qué sociedad es la Decepcionista. El periodista Fernando Franco, del periódico Faro de Vigo, me dijo que había estado buscando información en Internet acerca de esa sociedad y que no había encontrado absolutamente nada. Esa es la prueba de lo secreta que es la Sociedad Decepcionista, tan secreta que ni siquiera sus miembros, excepto yo, saben que pertenecen a ella.

También en una entrevista me preguntaron por la Sociedad Decepcionista:

“Como fundador de la Sociedad Decepcionista ¿Aceptas a seguidores de clubes de fútbol, corazones rotos y miembros de partidos políticos?, ¿A quién le cerrarías las puertas?

__ La Sociedad Decepcionista no acepta nuevos miembros desde hace unos 15 años. Y no aceptaría a socios cuya decepción procede de accidentes como el fútbol o un amor roto: tiene que tratarse de un decepcionismo menos casual, más absoluto. Así que le cerraría las puertas a casi todo el mundo, incluso a mí mismo, pues como decía Groucho Marx, no puedo pertenecer a una sociedad que acepta miembros como yo. Además, el decepcionismo y el pesimismo son hoy en día un lugar común tan común que yo prefiero ser optimista.

Cuando terminé el libro sobre las sociedades secretas pensé si podía añadir algo que me relacionase directamente con alguna de ellas y, como es cierto, aunque suene ya muy repetido, que siempre he seguido el precepto de Groucho Marx de no pertenecer a ningún club, lo más cercano que encontré fue el Decepcionismo, un breve movimiento filosófico en cuyo desarrollo sí participé.

El Decepcionismo fue creado en una cafetería de el barrio de Argüelles de Madrid, junto a la calle de la Princesa, llamada Cervecería Esmeralda. Allí estábamos un día del siglo pasado cinco amigos de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, dos chicos y tres chicas. No sé por qué razón, pensamos en la posibilidad de crear una nueva tendencia filosófica. Tras pensar en diversas posibilidades, alguien propuso el Decepcionismo.

Sede transitoria de la Sociedad Decepcionista

Enseguida empezamos a definir el decepcionismo, a describir sus rasgos fundamentales, a establecer incluso sus leyes. Apuntamos lo que se nos ocurría en papeles sueltos. Yo conservo uno de ellos (aunque ahora soy incapaz de encontrarlo), y sé que Blanca Gortari anotó en una carpeta azul bastantes cosas. Ignoro si existen más testimonios del Decepcionismo.

Una de las cosas más interesantes eran las leyes del Decepcionismo, que tal vez eran ocho, diez o doce, pero de las que yo sólo recuerdo tres, y ni siquiera estoy seguro de si mi recuerdo es preciso y exacto. Pero intentaré enumerar aquí esas tres leyes.

Las leyes del Decepcionismo

1ª Ley: Todo es decepcionante

2ª Ley: Si se diera el caso de que no todo fuera decepcionante, eso sería muy decepcionante.

3ª Ley: En el caso de que la segunda ley del Decepcionimo fuera cierta, ello confirmaría la verdad de la primera ley del Decepcionismo.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas

[Publicado por primera vez el 24 de diciembre de 2008]

 ************

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

Share