Las sociedades secretas

en La aventura del saber

Entrevista con Salvador Gómez Valdés en La aventura del saber, a propósito de mi libro La verdadera historia de las sociedades secretas. Fue, como siempre, un verdadero placer charlar con Salvador.

 

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

SALVADOR GÓMEZ: Hola a todos. Hace unas semanas hablamos de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes. Hoy vamos a hablar de La verdadera historia de las sociedades secretas. ¿Existe alguna relación entre Sherlock Holmes y las sociedades secretas?

DANIEL TUBAU: Que yo recuerde… Hay una aventura de Sherlock Holmes que trata del Ku Klux Klan [Las cinco semilals de naranja], de un americano que llega allí a Londres y al que persiguen… y al final dicen que se trata de una organización peligrosísima que existe en Estados Unidos, el KKK, y cuentan toda la historia. Y, no sé, después está el Club Diógenes, de Mycroft Holmes, donde no se puede hablar. Vas allí y nadie te interrumpe. Y no sé si hay otra relación más, ¿qué otra relación podría haber?

SALVADOR: Bueno, a lo largo de la historia de las sociedades secretas, cuentas también cómo surge de estas sociedades la Royal Society.
DANIEL: Ah, bueno, pues por ahí sí que podríamos encontrar una relación interesante.La Royal Society precisamente surge con una cierta influencia de sociedades secretas. Por ejemplo, hay una sociedad secreta muy interesante que es la de los Rosacruces, que es la más famosa del esoterismo. Y aunque ni siquiera es seguro que existiera, sí influyó. Es una especie de paradoja, la de sociedades que no han existido pero que han influido. Entre los fundadores de la Royal Society había algunos que se hacían llamar rosacruces o que estaban cercanos a esas ideas. El propio Francis Bacon con su Nueva Atlantida propone una utopía en la que toma ideas de los rosacruces. Y la Royal Society a su vez influirá en Sherlock Holmes, así que ahí podríamos encontrar una relación… y seguramente hay muchas más.

SALVADOR: Seguro. Oye, daniel, ¿y qué crees tú que hace que la gente quiera asociarse y que esas sociedades sean secretas?
DANIEL: Hay diversas razones. Una de las razones más claras es la persecución. Cuando en las épocas más represivas se han perseguido ciertas ideas o ciertos pensamientos, sobre todo en el terrreno religioso, la única solución era hacerlo todo en secreto, mantener ese pensamiento en secreto. Pero hay otras razones. con un aspecto más voluntario, más positivo, puede ser la intención de crear una especie de círculo selecto… Existe muchas veces en las sociedades secretas un sentimiento de élite, de crear una especie de microcosmos que incluso a veces reproduce la sociedad general con sus jerarquías. A lo mejor resulta que en la sociedad en general tú eres un simple empleado y en la sociedad secreta eres el Gran Maestre del Grado 33, ¿no? Lo que, claro, te da la sensación de pertenecer a algo muy selecto, un prestigio.

SALVADOR: Aunque, claro, te da prestigio solo ante los que pertenecen a esa sociedad.
DANIEL: Claro, pero eso le da a tu vida un trasfondo aventurero, un trasfondo de intensidad. En el libro trato fundamentalmente de sociedades secretas esotéricas, aquellas que dicen poseer un secreto, un conocimiento oculto que guardan. Pero hay otras que son criminales, por ejemplo, como la Mafia, los estranguladores, etcétera. Y hay otras que buscan el poder, que tampoco las trato mucho en el libro, aunque sí algunas que se relacionan con el conocimiento secreto, porque a veces confluyen los dos aspectos. Y después está la logia P2 de Lucio Gelli en Italia, que tienen la intención de alcanzar el control político. Pero aquí trato más el aspecto esotérico, de mantener un secreto, de una doctrina que es perseguida o de formar una especie de sociedad oculta… También, fíjate que otro aspecto que influyó mucho en al formación de los masones fue que en las sociedades masónicas de Inglaterra se relacionaban personas que de otra forma no tenían contacto: judíos, cristianos, musulmanes aunque había menos… o por ejemplo, gente rica que eran burgueses, con la nobleza… Unos tenían dinero, otros tenían prestigio. Y ahí se ponían en contacto, lo que es un aspecto también muy interesante de las sociedades secretas.

SALVADOR: ¿Y cuál es la primera sociedad secreta de la que se tiene constancia?
TUBAU: Bueno, yo comienzo en el libro incluso con la época prehistórica,  las hipótesis acerca de que en las cavernas, por ejemplo en Lascaux, hay dibujos de hombres con cabezas de ciervo que podrían llevar algún tipo de disfraz., pero también se habla de lo que se llamaban las manneburde o sociedades de guerreros y parece que sí, que ya eran esas sociedades de guerreros, donde había ritos de paso… en casi todas uno de los ritos de paso consistía en matar a un enemigo, a veces es matar un león pero otras es matar a un enemigo, cortarle la cabeza a uno de la tribu de al lado para entrar y prosperar en tu sociedad. Las sociedades de guerreros son el origen, pero luego ya encontramos muchas religiosas, a partir del momento en que existe la religión establecida: mientras más establecida y dogmática es una religión, más posibilidades hay de que se formen sociedades secretas de otras religiones.

SALVADOR: En la Edad Media estaban los gremios, ¿no? que mantenían sus conocimientos en secreto.
DANIEL: Sí, los gremios son otro de los factores que explican la creación de sociedades secretas. También en Roma ya existían las logias, había unas logias de trabajadores d ediferentes profesiones y ya luego en la Edad Media los gremios que mantenían los secretos de la profesión. Y, claro, esos secretos eran muy importantes, porque al tenerlos eras contratado en uno u otro sitio y tenías una manera de sobrevivir muy buena. Se supone además que los masones proceden de estos gremios. Masón (maçon) significa precisamente albañil, en francés maçonerie, albañilería, y por allí llegamos a los masones modernos. Por lo que hay una influencia clarísima de los albañiles, los constructores, los arquitectos, en la formación de la masonería.

SALVADOR. Y esto del culto al mal. Cuando presentamos tu libro y recomendamos su lectura, dijimos que era una manera excelente de entender la última película de Kubrick, cuando se van a una especie de misa negra.
DANIEL: Sí, a las sociedades secretas muchas veces se les ha atribuido la adoración al mal, al demonio, al satanismo. A veces ha sido mentira, han sido sus enemigos. En el caso de los templarios se les acusó de muchas cosas, de adorar a una cabeza cortada, de adorar al diablo, Bafomet lo llamaban… Pero no parece que adorasen al diablo. Parece que los templarios eran una sociedad influida en parte por los musulmanes durante su estancia en Tierra Santa… y además eran unos grandes banqueros. El gran poder que tenían los templarios es que eran unos grandes banqueros que hacían cheques que se podían devolver de aquí a otro país muy lejano. Y en cuanto al mal… Pues sí, hay algunas, que son las satanistas que, evidentemente lo que buscan es la adoración de Satán, de la cruz invertida, todo lo que sea contra el bien, se supone. La magia negra, el satanismo. Pero muchas otras han sido acusadas y en realidad no es que adorasen al mal, sino que sus detractores, la religión oficial casi siempre, les ha acusado de eso.

SALVADOR: En el libro hay un momento en el que hablas de la aparición, de la emergencia de la Royal Society y que viene de gente que se consideraban rosacruces…
DANIEL: Sí, que vienen de sociedades secretas. Pero aquí se da una curiosa paradoja. Porque Newton, por ejemplo, aparte de todos sus grandes descubrimientos en óptica, en los Principia Mathematica, en las leyes de la naturaleza, pues resulta que el 80% de lo que escribió Newton era sobre la interpretación de la Biblia, buscando códigos secretos y cosas así… Entonces, hay mucha influencia de las sociedades secretas, del misterio, pero la Royal Society es todo lo contrario: es el fin del secreto, consiste en hacer público el conocimiento secreto, discutirlo, ponerlo en común. Por ejemplo, se considera que Leonardo Da Vinci tenía que haber sido el primer científico. Cuando lees a Leonardo Da Vinci te das cuenta de lo cerca que está de la ciencia, de Newton, Galileo, cualquiera de ellos, y simn embargo, el propio Leonardo ya escribía al revés, para…

SALVADOR: Para que se tuviera que leer en un espejo y no se entendiera fácilmente…
DANIEL: Eso es, no había comunicación… pero la ciencia moderna surge del fin del secreto, de la comunicación. Existe una influencia de las sociedades secretas y al mismo tiempo es lo contrario de las sociedades secretas, el fin del secreto.

SALVADOR: ¿Y ahora mismo, existen sociedades secretas entre nosotros?
DANIEL: Muchas. Existen muchísimas sociedades secretas. Pero se tienen que registrar en el registro de sociedades, tienen que dar sus datos y quiénes son sus miembros y ya no son perseguidas, excepto en algunos países, como en China, que se persigue a varias sociedades secretas; o en los países musulmanes, en los que es difícil la admisión de sociedades secretas, pero en los otros lugares existen muchas. Por ejemplo, en Gran Bretaña, el rey o la reina es el Gran Maestre de la logia de Inglaterra hasta que se convierte en rey, que es cuando tiene que renunciar, porque sería un poco extraño que los socios votaran contra el Gran Maestre si fuera el rey. Pero en Gran Bretaña está admitido y es muy bien visto ser masón.

SALVADOR ¿Y para qué sirven hoy en día las sociedades secretas?
DANIEL: Para diversas cosas. En España, en los países más desarrollados apuntan a esta idea de crear un círculo selecto, donde te encuentras con personas que piensan como tú, una especie de club exclusivo. Y proponen un mundo muy interesante, porque todo lo que organizan es interesante: sus sitios, sus símbolos, etcétera. Yo creo que ahora cumple más este papel. Y las sociedades secretas perseguidas ya es más difícil que existan en el mundo moderno o en los países más desarrollados.

SALVADOR: Muy bien, daniel, ha sido un veradero placer como siempre contar contigo y te esperamos pronto. En cuanto saques un nuevo libro. Hasta siempre.


La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro


[Publicado por primera vez el 10 de mayo de 2015]

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

 

Share

Ingresar en una sociedad secreta

 

******

En el capítulo “La única mujer masona” cuento el caso de la primera mujer que ingresó en la masonería y la curiosa manera en la que lo consiguió.  En “El lado oscuro de la masonería” de las acusaciones a los masones de cometer crueldades.
COMPRAR EN en Casa del Libro. 

Ahora también puedes comprar La verdadera historia de las sociedades secretas en ebook (5,99 euros) para descargar al instante en todo el mundo y leer en cualquier lector electrónico (kindle, Ipad…) y en cualquier cualquier computador: La verdadera historia de las sociedades secretas

 

**********

 

Share

Masones en Dan Brown

En El símbolo perdido, Dan Brown describe una ceremonia de iniciación:

“Tal y como era tradición, había comenzado ese viaje ataviado con la vestimenta ritual de los herejes medievales que conducían al cadalso: la camisa abierta para dejar el pálido pecho al desnudo, la pernera izquierda del pantalón enrollada hasta la rodilla y la manga derecha remangada hasta el codo. Además, una gruesa soga alrededor del cuello: el «cable de remolque», lo llamaban los hermanos.”

Estos “hermanos” como es obvio, son los masones. Por si alguien no conoce el rito de iniciación masónico citado antes, enseguida Brown describe su indumentaria, que sí es conocida por todo el mundo:

“Los hermanos que lo rodeaban iban todos ataviados con el atuendo completo: delantal de piel de cordero, banda y guantes blancos.” 

Ceremonia de iniciación masónica en la que se aprecian casi todos los detalles descritos por Brown

 

Brown describe algunos detalles más de la ceremonia, explicando que el iniciado bebe un vino semejante a sangre de un cráneo humano.

Masones con sus típicos delantales o mandiles. El más alto (que está recibiendo la biblia masónica), es el célebre actor John Wayne

 

Aunque la descripción es neutra y realista, a quienes no conozcan la ceremonia y las costumbres masónicas les puede parecer extravagante o siniestra. Sin embargo, todos estos ritos tiene un significado simbólico y todo el acto es por completo inofensivo. Como descubrirá el lector del libro, Brown comienza de esta manera sin duda para atraer la atención de los lectores con algo vistoso y chocante, pero a medida que el libro avanza se detecta una clara simpatía de Brown hacia los masones.

Sin embargo, hay que señalar que el uso de la palabra “Hermandad” para referirse a la masonería es ambivalente: los masones lo usan constantemente y se llaman unos a otros “hermano”, pero también el periodista Stephen Knight tituló La hermandad a un libro, publicado en 1984, en el que acusaba a los masones de estar infiltrados en todos los centros del poder.

El libro La hermandad, fue un éxito de ventas y contribuyó a todo tipo de teorías conspirativas relacionadas con los masones. El propio Knigt, en 1976, había publicado otro libro, Jack el destripador, la solución final, en el que relacionaba a la corona de Inglaterra y a los masones con los crímenes de Jack el destripador.

 

******

Los masones son posiblemente la sociedad secreta, junto a los rosacruces, a la que dedico más espacio en mi libro, contando su origen y evolución e intentando desvelar su secreto, por ejemplo, en el capítulo “El secreto del secreto”.

 

La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas
Alba Edi­to­r­ial, 424 pági­nas

“La ver­dadera his­to­ria de las sociedades sec­re­tas desvela el saber oculto de los influyentes masones y franc­ma­sones, los mis­te­riosos rosacruces, los ese­nios y sicar­ios con­tem­porá­neos de Jesu­cristo, los magos per­sas y los sac­er­dotes egip­cios, los asesinos del Viejo de la Mon­taña, el pri­o­rato de Sión y los tem­plar­ios.
El libro nos guía a través de un sin­fín de cer­e­mo­nias ini­ciáti­cas, cul­tos mis­téri­cos, lengua­jes secre­tos, sím­bo­los y con­traseñas o la asom­brosa Cábala.”

COMPRAR en Casa del Libro

También en ebook: La verdadera historia de las sociedades secretas


La verdadera historia de las sociedades secretas

Mafia

 ENTRADAS PUBLICADAS

 

 

Share

El secreto es como morir

La idea  está presente en todo tipo de ceremonias y rituales en diversas culturas, que relacionan la iniciación con la muerte. Hablo de ello en La verdadera historia de las sociedades secretas y en especial en el capítulo titulado Otros misterios de la Antigüedad, que se inicia con la célebre frase de Platón.

orfeo-buzzatti

Orfeo a punto de descender a los infiernos (por Dino Buzzatti en Poema a Fumetti)

 Aparte de todo lo relacionado con la iniciación y, por ejemplo, con los ritos órficos, en los que la muerte y el descenso a los infiernos son seguidos por el regreso al mundo de los vivos, aunque habiendo sido transformado por la experiencia. En el caso de Orfeo podríamos considerar que esa parte suya que muere para siempre antes del renacimiento, es la propia Eurídice, su amada, que  permanece en las mansiones de Hades.

Pero en el caso de Platón, la frase tiene un doble significado  relacionado directamente con su filosofía y su metafísica y ontología, es decir, la disciplina que estudia el ser y la naturaleza última de los seres o, si se prefiere, “lo que hay”.

Platón, en efecto, consideraba que el mundo que habitamos es una copia de un mundo ideal, en el que viven los modelos perfectos o arquetipo de los que son copia todo lo que existe en este mundo vulgar nuestro. Nuestras almas habitan en ese mundo ideal y allí se pasan el tiempo contemplando las Ideas o Arquetipos. Por eso, cuando nacemos en realidad morimos, porque abandonamos el mundo perfecto para venir a esta prisión que llamamos realidad.

En consecuencia, morir significa regresar al mundo ideal, y por ello morir es ser iniciado, descubrir el secreto y la verdadera realidad de la que fuimos expulsados al nacer.

 

 **********

El primer capítulo de la novela El símbolo perdido de Dan Brown comienza conuna frase parecida: “El secreto es como morir”.

Share

Dan Brown entre la ficción y la realidad

Ya desde las primeras páginas se advierte que los protagonistas van a ser los masones, lo que también se detecta en la ilustración de la portada, que probablemente ha sido sugerida o al menos aceptada por Dan Brown. En esa imagen se ve el Capitolio de Washington y un sobre con extraños caracteres y un sello de lacre en el que se ve un símbolo masónico del grado 33. No digo más.

El símbolo perdido comienza con una advertencia clara:

“Ésta es una obra de ficción. Los nombres, personajes, empresas, organizaciones, lugares, acontecimientos y hechos que aparecen en la misma son producto de la imaginación del autor o bien se usan en el marco de la ficción. Cualquier parecido con personas (vivas o muertas) o hechos reales es pura coincidencia.”

Sin embargo, dos o tres páginas más adelante, Brown nos habla de un misterioso documento guardado en una caja fuerte de la CIA y añade:

“Todas las organizaciones que se mencionan en esta novela existen, incluidos los francmasones, el Colegio Invisible, la Oficina de Seguridad, el SMSC y el Instituto de Ciencias Noéticas. Todos los rituales, la ciencia, el material gráfico y los monumentos que aparecen son también reales.”

Así, que la pregunta es: ¿El símbolo perdido es ficción o es realidad?

Dan-Brown-illo-001Parece una paradoja insoluble, quizá motivada por los posibles problemas de difamación: lo que debemos entender es que las organizaciones existen pero que no necesariamente son como Brown las describe.

Ya en El código Da Vinci, Brown tuvo ciertos problemas al sugerir que ciertas organizaciones existían realmente (y que no eran un simple producto de la ficción), moviéndose en una delgadísima línea entre fantasear y mentir, en especial en lo que se refiere al Priorato de Sión.

Al situar esta advertencia al comienzo de su libro, Brown actúa con más prudencia al afirmar que existen los francmasones, el Colegio Invisible, la Oficina de Seguridad (OS), el SMSC (hay que suponer que se refiere a Spiritual, Moral, Social and Cultural Values) y el Instituto de Ciencias Noéticas. Es cierto que todo ello existe, aunque en el caso de el Colegio Invisible habrá que ver de qué manera Brown sostiene que existe o ha existido.

***************

Los capítulos de mi libro directamente relacionados con esta entrada son:

  • Francmasones:

“Los masones medievales” y especialmente “Los modernos francmasones”

  • Colegio Invisible:

El Colegio Invisible Rosacruz y la Royal Society”.

  • El Priorato de Sión
 “Los templarios y el Priorato de Sión” y “El verdadero Priorato de Sión”).

 

**********

 (Publicado por primera vez el 7 de 

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

Ahora también en ebook en todo el mundo:

La verdadera historia de las sociedades secretas

Share

Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

LA VERDADERA HISTORIA DE LAS SOCIEDADES SECRETAS

El conocimiento oculto
Las primeras sociedades secretas
Männerbünde: las primeras sociedades secretas
Los berserkir
iniciación  y privilegios
Sociedades secretas egipcias
Los textos de las pirámides
¿Masones en Egipto?
Los últimos sacerdotes de Isis
Los persas y las sociedades secretas
Zoroastro
Los mazdeístas y el dualismo
Los magos
La sociedad secreta pitagórica
Las iniciaciones pitagóricas
Acusmáticos y matemáticos
Los orígenes del esoterismo
Los misterios griegos
Otros misterios de la Antigüedad
Los druidas celtas
Los sicarios y los zelotes
Los terapeutas
Los esenios
Los manuscritos de Qumrán
¿Era esenio Jesucristo?
Los cristianos
La sociedad secreta cristiana
Los mitraístas
Los ritos iniciáticos del mitraismo
Mitraísmo y cristianismo
Los maniqueos
Los gnósticos

LOS ASESINOS
Sunitas y chiítas
Sectas sectarias
La fortaleza de Alamut
Los comedores de Hachís
Fundamentalismo
la sociedad secreta nizarí
¿En qué creían los asesinos?
Los que profesan otra religión
La caída de la fortaleza inexpugnable

LA SOCIEDAD SECRETA CÁTARA
Paulicianos y bogomilos
El origen de los cátaros
Las doctrinas cátaras
La sociedad secreta cátara
San Bernardo y Santo Domingo contra los cátaros
La cruzada contra los cristianos
La represión católica
La fortaleza de Montsegur

 

 

LOS TEMPLARIOS
El poder templario
Las Cruzadas y los templarios
El templo de Salomón
¿Qué había bajo el templo de Salomón?
La orden templaria
La destrucción de la Orden del Temple
La venganza de Felipe el Hermoso
El fin de Jacques de Molay
La maldición de Jacques de Molay
¿Qué confesaron los templarios?
Los templarios y los asesinos de Alamut
Los templarios y el Priorato de Sión
El verdadero Priorato de Sión
¿Sobrevivieron los templarios?

EL GRIAL Y LAS SOCIEDADES SECRETAS
El cuento del Grial
Los mitos del Grial
El Grial, los templarios y los cátaros
La Sociedad Thule y la Ahnenerbe
La Ahnenerbe, los cátaros y el Grial
Arturo, Merlín y la mesa redonda

 

 

LOS MASONES
Los masones medievales
Los constructores de catedrales
¿Qué es una logia?
Los gremios de masones
Los compañeros
La catedral de Estrasburgo
Normas, reglas e iniciaciones
Masones y francmasones

 

LOS CABALISTAS
Los Sabios de Sión
El nombre secreto de Dios (de nuevo)
El número de la bestia (666)
El código Atbash
La secreta influencia judía

EL RENACIMIENTO DE LAS SOCIEDADES SECRETAS
Hermes antes que Platón
Hermes antes que Jesucristo
El hermetismo
La filosofía hermética
Los giordanistas
La Escuela de la Noche
Shakespeare y la Escuela de la Noche
Escuela de ateísmo
Shakespeare contra Marlowe
La extraña muerte de Christopher Marlowe
Los maquiavélicos
INTRODUCCIÓN A LA MAGIA
Ciencia contra magia
La religión contra la magia

 

 

 

 

LOS ROSACRUCES

Los manifiestos rosacruces
Las bodas alquímicas
Fragor y silencio rosacruz
El objetivo de los rosacruces
La Milicia Crucífera Evangélica
Un verdadero mago inglés
El signo de Dee
Lutero, ¿primer profeta rosacruz?
Reforma, Contrarreforma… Intolerancia
La nueva Mesa Redonda
La conspiración de los Reyes de Invierno
Tras la pista del autor de los Manifiestos
Johan Valentin Andreae
Un enemigo de los rosacruces
Lo público y lo secreto
La cruz y la rosa
¿Y si los rosacruces no tuvieran que ver con las rosas?
La conspiración jesuítica
La Monita Secreta, el círculo interno Jesuita
El peligro rosacruz en Francia
¿Era Descartes rosacruz?
La Compañía del Santo Sacramento
La ciencia rosacruz y Francis Bacon
La nueva Atlántida
la utopía y la ciencia
El colegio invisible rosacruz y la Royal Society

Las sociedades secretas de John Toland
La Sociedad Socrática
Los Caballeros del Júbilo y la Abadía de Thelema
La Antigua Orden de los Druidas

 

LOS MODERNOS FRANCMASONES
¿Masones o francmasones?
El origen de la masonería moderna
Masones operativos y especulativos
La conexión escocesa y los templarios
La Gran Logia de Inglaterra
El origen de la masonería según las Constituciones de Anderson
Un interés mútuo
El factor esotérico
La única mujer masona
La nobleza masónica

El club Fuego Infernal
Los maquinadores
Los gormogones
Las sociedades secretas de Dashwood
Los Demoniacos
El club de los bistecs
La Sociedad Permisiva
El club de los Dilettanti
El Club Horroroso
Los reyes masones

La Hermandad de la Rosacruz Dorada
Giacomo Casanova, caballero rosacruz
Giuseppe Balsamo, conde de Cagliostro
La ópera de los masones
El conde de Saint Germain
La aventura del conocimiento secreto
Golden Dawn, masones, rosacruces y herméticos
El linaje rosacruz
La Orden de la Rosa del Rubí y de la Cruz Dorada

Aleister Crowley, la Bestia 666
La Abadía de Thelema
El lado oscuro de la masonería

 

LA BÚSQUEDA DEL CONOCIMIENTO SECRETO

¿En qué creían (y en qué creen) los masones?
El nombre secreto de Dios
Iniciación y juramento masónico
El templo de salomón y los templarios
¿Qué son los ritos y grados masónicos?
Masonería de alta graduación
El lenguaje y los símbolos masónicos
El secreto masónico
El secreto del secreto masónico
La masonería, reina de las sociedades secretas
El maremágnum de las sociedades secretas
Los linajes secretos
¿Conocimiento secreto o irracionalidad?
La búsqueda del conocimiento secreto
Las jerarquías secretas

 

 ************

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

Ahora también en ebook y para descargar al instante en todo el mundo
(kindle, Ipad y cualquier lector electrónico o computador):

La verdadera historia de las sociedades secretas

Share

El caballero D’Eon, masón

El caballero d'Eon, masón

En la última revisión de La verdadera historia de las sociedades secretas eliminé 70 páginas para que el libro no acabara siendo demasiado extenso o demasiado caro. Entre esas páginas había algunos apartados que quizá eran interesantes. Uno de ellos era el del curioso caso del caballero d’Eon, que venía a continuación de La única mujer masona, y se introducía tras este texto:

“Pero hubo una ocasión en la que los francmasones, a pesar de su declarada misoginia, permitieron el ingreso de una mujer por el procedimiento oficial. O tal vez no.”

A continuación, el apartado dedicado a ese ambiguo personaje.

 

 El caballero d’Eon, ¿hombre o mujer?

El caballero D’Eon protagonizó durante años uno de los más célebres casos de travestismo de la historia de Europa. Aunque no puedo contar en detalle su interesante caso, basta con saber que se sospechaba que el caballero D’Eon era un agente secreto al servicio de la corona francesa, que aparecía ante los demás a veces como hombre y a veces como mujer. Se suponía que le gustaba vestirse de mujer.

Caballero d'Eon, masón

D’Eon vestido de mujer vence en un duelo a esgrima

Sin embargo, hacia 1764, las sospechas tomaron otra dirección: empezó a propagarse el rumor de que no era un hombre, sino una mujer. D’Eon lo negó y, precisamente por esas fechas, fue admitido en la Logia de la Mortalidad de Londres. Se trataba de una logia masónica como cualquier otra, a pesar de su llamativo nombre, y, como cualquier otra logia, aplicaba el reglamento que prohibía ingresar a mujeres:

Hombres buenos y sinceros, libres de nacimiento, de edad madura y discreta; ni fiadores, ni mujeres, ni hombres inmorales o escandalosos, sino de buena reputación (…) Sano y fuerte, ni deformado ni desmembrado al momento de la iniciación; ni mujer ni eunuco.

El ingreso del caballero D’Eon en una logia masónica no disipó los rumores y muchos hablaron en tono burlón de la “hermana masona”. Pronto se empezaron a aceptar apuestas acerca de la identidad sexual del caballero D’Eon. Era tanto el dinero en juego que D’Eon desapareció durante un tiempo por miedo a ser secuestrado por quienes ansiaban certificar sus sospechas.

Cuando regresó, presentó una declaración jurada asegurando que era hombre y que siempre lo había sido, añadiendo que había rechazado grandes ofertas de dinero para que mostrara su sexo.

Unos apostadores decidieron llevar la cuestión a los tribunales y, aunque parezca asombroso, el juicio se celebró. En el trascurso del mismo, un periodista y un médico aseguraron que D’Eon era mujer. El propio D’Eon tuvo que admitirlo y a partir de 1777  se vistió como mujer, regresó a Francia e ingresó en un colegio de monjas. Los masones expulsaron a D’Eon de la logia.

El caballero d'Eon masón

Tiempo después, D’Eon regresó a Londres, donde vivió como mujer los veinticinco últimos años de su vida. Murió en la pobreza el 21 de mayo de 1810.

Fue entonces, al preparar su cuerpo para el funeral, cuando los médicos, dirigidos por el cirujano Père Elisée, descubrieron que era un hombre, y además sin ninguna deformidad en sus órganos sexuales.

Elisée pensó, con toda razón, que nadie le creería cuando lo contara, así que pidió a las autoridades que confirmaran sus observaciones. Más de veinte testigos comprobaron  que, efectivamente, D’Eon era un hombre.

La pregunta que se hacen los historiadores no es tanto por qué los masones admitieron a D’Eon, sino por qué lo expulsaron.

Los masones, al menos los que pertenecían a la Logia de la Mortalidad, siempre supieron que D’Eon era un hombre, puesto que en el rito de ingreso masónico, el postulante debe desnudar su pecho. Entonces, ¿por qué lo expulsaron al declararse en el juicio que D’Eon era mujer?

Jasper Ridley asegura que eso es una prueba del afán de los masones por conservar en secreto sus rituales y no contradecir a la opinión pública dominante.

Quizás también es una demostración de que los masones saben guardar un secreto: si el caballero D’Eon quería hacerse pasar por mujer, ellos no tenían derecho a revelar que no lo era.

O tal vez, y quizá esto es lo más probable, alguien ganó mucho dinero en las apuestas.

 

**********

 

Share

Tabla Esmeraldina

 

Tabla Esmeraldina (o Esmeralda)

Escrito atribuido a Hermes Trimegisto.

Aunque no es uno de los escritos del Corpus Hermeticum, desde que Marsilo Ficino tradujo aquellos extraña colección de textos, la Tabla Esmeraldina ha estado asociada a ellos. Se han encontrado versiones árabes de la Tabla Esmeraldina en el libro escrito en árabe Kitab Sirr al-Khaliqa, fechado entre 650 y 830, donde se asegura  que se trata de una carta escrita por Aristóteles a Alejandro Magno. Fue traducida al latín en el Secretum Secretorum (El secreto de los secretos) por Juan de Sevilla (Johannes Hispaliensis) hacia el año 1140 y por Felipe de Trípoli hacia el 1243.

El texto de la Tabla Esmeraldina es tan breve que se puede reproducir aquí, pero ha sido objeto de múltiples interpretaciones y contiene el que quizá es el concepto más célebre del hermetismo: “lo de arriba es como lo de abajo”, donde los términos de la comparación se han interpretado de muchas maneras, por ejemplo que el macrocosmos se corresponde con el microcosmos, lo espiritual con lo material o la divinidad con el ser humano

 

TABLA ESMERALDINA

Es real, sin mentira, cierto y muy verdadero.

Lo que que está abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo, para hacer los milagros de una sola cosa.

Y así como todas las cosas han salido de una cosa por el pensamiento de uno, así mismo todas las cosas han nacido de esta cosa por adaptación.

Su padre es el Sol, su madre es la Luna, el viento lo ha llevado en su vientre; la tierra es su nodriza. Ahí está el padre de todo el Thelema del Universo.

Su potencia sobre la tierra no tiene límites.

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo espeso, suavemente, con gran industria. El que sube la tierra al cielo y en seguida vuelve a bajar sobre la tierra, y recoge la fuerza de las cosas superiores e inferiores. Así tendrás toda la gloria del mundo, por eso toda la oscuridad se alejará de tí.

Es la fuerza fuerte de toda fuerza, porque vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida. Así es como fue creado el mundo. He ahí la fuente de admirables adaptaciones, aquí indicada. Por eso he sido llamado Hermes Trismegisto, que posee las tres partes de la Filosofía Universal. Lo que he dicho de la operación del sol, es completo.

La palabra que he puesto en negrita en el texto, Thelema, ha sido traducido como “Voluntad” y es de gran importancia por varias razones, como las abadías de Thelema de Rabelais, dashwood o Aleister Crowley, como se puede ver en la entradas de este diccionario dedicada a ella: Thelema.

Más información acerca de la Tabla Esmeraldina y los textos herméticos en La verdadera historia de las sociedades secretas, página 342. La imagen que encabeza esta entrada es de la edición del texto en latín por Chrysogonus Polydorus, Nuremberg 1541.

 

**********

Share

Thelema

Hay muchas referencias a Thelema en la historia del ocultismo y las sociedades secretas. A varias de ellas me refiero en detalle en el La verdadera historia de las sociedades secretas, así que aquí sólo recordaré algunas.

 

Thelema en la Tabla Esmeraldina

La palabra Thelema aparece en la Tabla Esmeraldina,  un misterioso escrito que suele asociarse al Corpus Hermeticum traducido por Marsilo Ficino para Cosme de Medicis, pero que es, sin duda, anterior. Se ha interpretado su significado como “voluntad”.

En las páginas 342 y 343 de mi libro intento desentrañar la rocambolesca historia de Thelema, y menciono también su relación con Agustín de Hipona.

 

Abadía de Thelema

Existen tres abadías de Thelema relacionadas con los asuntos tratados en La verdadera historia de las sociedades secretas.

La primera es la que aparece en la obra Gargantúa, de François Rabelais.

La segunda, la que creó Francis Dashwood en Inglaterra.

La tercera, la de Aleister Crowley en la isla de Cefalú.

 

1. Abadía de Thelema(Théleme), de Rabelais

En su obra Gargantúa, Rabelais dice que Gargantúa construyó una abadía para su amigo el monje. El monje le pide que no sea una abadía como las demás, pues bastante dificultad tendría él para gobernar a los monjes si no sabe siquiera gobernarse a sí mismo.

“La petición agradó a Gargantúa, quien le ofreció todas sus tierras de Télema, a orillas del Loira y a dos leguas del gran bosque de Port-Huault.”

La abadía de Thelema se regirá justo al contrario que todas las demás: no tendrá muros, ni relojes, en ella ingresarán hermosas novicias, y también muchachos hermosos; cualquiera podrá entrar o salir de la reclusión cuando le apetezca y hombres y mujeres convivirán.

Thelema de Rabelais

Gargantúa contempla la abadía de Thelema que ha construido para el monje

De las hermosas páginas dedicadas a la abadía inversa de Thelema, selecciono la parte que inspiró Francis Dashwood y Aleister Crowley.

“Toda su vida [la de los telemitas] estaba gobernada, no por leyes, estatutos o reglas, sino según su voluntad y libre albedrío. Se levantaban del lecho cuando les parecía bien, bebían, comían, trabajaban, dormían cuando les venía en gana. Nadie los despertaba, nadie los obligaba ni a beber, ni a comer, ni a hacer cualquier otra cosa. Así lo había establecido Gargantúa. En su regla no existía más que esta cláusula: Haz lo que quieras.”

No es extravagante suponer que Rabelais leyera los escritos mágicos del Corpus Hermeticum traducidos por Marsilo Ficino, o bien la Tabla Esmeraldina, en la que aparece la palabra Thelema (voluntad).

Rabelais

François Rabelais

 

Algunos estudiosos de Rabelais, como Alicia Yllera, consideran que tomó el nombre de un libro que se sabe llegó a leer, el misterioso Sueño de Polifilo, atribuido a Francesco Colonna (pero también a Luis Bautista Alberti). En esa obra, Thelemia es una de las ninfas que guía a Polifilo en su extraño viaje.

Thelema

Reconstrucción de la abadía de Thelema de Rabelais

 

Abadía de Thelema de Francis Dashwood

De esta interesante abadía de Thelema hablo en extenso en el libro, por lo que aquí sólo diré que fue creada por Dashwood, el fundador de los Clubs del Fuego Infernal.

 

Abadía de Thelema de Aleister Crowley

La abadía de Aleister Crowley en la isla de Cefalú se llamaba Thelema (342).

Probablemente se inspiró en la abadía de Thelema que aparece en el Gargantúa de Rabelais (283) y es seguro que también conocía la abadía de Thelema de Francis Dashwood, y quizá la sociedad secreta de los Caballeros del Júbilo, de John Toland (282s), que también imitaba a Rabelais.

Sin embargo Crowley aseguraba que su filosofía de Thelema (“Haz lo que quieras y eso se convertirá en ley”) le fue inspirada por algún espíritu durante un viaje a El Cairo.

 

**********

Share

Crítica de Marcos Méndez Filesi

Marcos Méndez Filesi

[Publicado en El jardín de los dioses]

Entre las diversas virtudes del libro me gustaría destacar la lucidez con que criba la extenuante información que existe sobre las sociedades secretas más afamadas. Incluso para quien cuenta con ciertos conocimientos históricos, es tal el ruido que rodea a templarios, masones o rosacruces, por ejemplo, que resulta imposible saber algo de ellos sin tropezar con textos disparatados que nos desvían del rigor histórico. Sin embargo, el libro de Tubau nos conduce por la espesura de la especulación trivial, separando las hipótesis de los hechos, la ficción de la realidad, para mostrarnos las sociedades secretas tal cual eran, con sus luces y sus sombras.
Por otro lado, como siempre sucede con la obra de Tubau, paradigma de inquietud renacentista, los temas se entremezclan y a partir del microcosmos de una sociedad secreta nos propone un sinfín de reflexiones sobre materias tan apasionantes como la Cábala, la magia o el hermetismo.

En suma, este delicioso ensayo, que se lee en un santiamén y que despierta el apetito por la investigación, resulta imprescindible para todo aquel que quiera conocer la verdadera historia de las sociedades secretas y su influencia en el desarrollo de nuestra historia, de nuestra cultura.

Da non perdere

 

*************

[Publicado el 11 de diciembre de 2008]

 ************

ENTRADAS PUBLICADAS

Las sociedades secretas

en La aventura del saber


Leer Más
La Sociedad Thule y otras sociedades secretas racistas

Leer Más
¿Por qué se crean sociedades secretas?

MUY Historia


Leer Más
Entrevista en MUY Historia: Sociedades secretas

Leer Más
El secreto de la sociedades secretas por fin revelado

Leer Más
Ingresar en una sociedad secreta

Leer Más
Masones en Dan Brown

Leer Más
El secreto es como morir

Leer Más
Dan Brown entre la ficción y la realidad

Leer Más
Juanjo de la Iglesia opina que la verdadera historia de las sociedades secretas es tronchante

Leer Más
Índice completo de La verdadera historia de las Sociedades Secretas

Leer Más
¿Qué es La verdadera historia de las sociedades secretas

Leer Más
El conocimiento oculto

Leer Más
El caballero D’Eon, masón

Leer Más
Tabla Esmeraldina

Leer Más
Thelema

Leer Más
El Gran Mecanismo

Leer Más
Ciencia y mística

Leer Más
Crítica de Marcos Méndez Filesi

Leer Más
Las sociedades secretas en Vigo

Leer Más
El Decepcionismo

Leer Más
Nostalgia ¿de qué?

Leer Más
Frances Yates y la tradición hermética

Leer Más

COMPRAR EN en Casa del Libro

Ahora también en ebook y para descargar al instante en todo el mundo
(kindle, Ipad y cualquier lector electrónico o computador):

La verdadera historia de las sociedades secretas

Share