Arthur Conan Doyle contra Sherlock Holmes

La vida secreta de Sherlock Holmes /10

Arthur Conan Doyle y un ectoplasma amigo suyo

No es posible continuar aquí el examen del fascinante episodio en la vida de Arthur Conan Doyle que lo enfrentó a su antiguo amigo Harry Houdini, pero lo anécdota contada en “El truco más difícil de Houdini” puede servir como ejemplo de los intereses y métodos tan diferentes de Conan Doyle no sólo con Houdini sino con su propia criatura, Sherlock Holmes. Ahora bien, Conan Doyle no sólo tenía una visión de la realidad diferente a la de su científico detective, sino que, como enseguida veremos, odiaba a Holmes hasta el punto de desear su muerte.

Arthur Conan Doyle presentó por primera vez en público a Sherlock Holmes en la novela Estudio en escarlata, publicada en 1887. Poco a poco se fueron añadiendo más novelas y cuentos hasta completar lo que se llama el «Canon Holmesiano», que se compone de cincuenta y seis cuentos y cuatro novelas [1]Algunos añaden al Canon holmesiano los cuentos escritos por el sobrino de Arthur, Adrian Conan Doyle, en colaboración con John Dickson Carr.. El éxito de Sherlock Holmes fue inmediato y constante en Gran Bretaña y en el resto del mundo, pero aquel gran triunfo se convirtió en una pequeña tragedia personal para su autor.

A Arthur Conan Doyle le gustaba considerarse un escritor de novela histórica y estaba especialmente orgulloso de obras como La compañía blanca. Sin embargo, fueron las novelas policíacas, que él consideraba literatura de segunda clase, las que llamaron la atención del público. A medida que Holmes se iba haciendo más famoso, su autor sentía más y más celos por una fama que creía merecer, y porque esa fama no era debida a sus novelas históricas.

El espiritista Arthur Conan Doyle encadenado a su materialista criatura Sherlock Holmes (caricatura de la revista de la época Punch)

La creciente animadversión del autor hacia su criatura se puede observar en las nuevas aventuras de Sherlock Holmes. Sin perder nunca la compostura y las buenas maneras, Conan Doyle fue añadiendo más y más defectos a su personaje: es derrotado por Irene Adler, es vanidoso e insensible, desprecia al fiel Watson… Finalmente, la novela El signo de los cuatro se inicia con la siguiente escena:

«Sherlock Holmes cogió la botella del ángulo de la repisa de la chimenea, y su jeringuilla hipodérmica de su pulcro estuche de tafilete. Insertó con sus dedos largos, blancos y nerviosos, la delicada aguja, y se remangó la manga izquierda de la camisa. Por un instante sus ojos se posaron pensativos en el musculoso antebrazo y en la muñeca, cubiertos ambos de puntitos y marcas de los innumerables pinchazos. Finalmente, hundió en la carne la punta afilada, presionó hacia abajo el delicado émbolo y se dejó caer hacia atrás, hundiéndose en el sillón forrado de terciopelo y exhalando un profundo suspiro de satisfacción».

Por si quedaban dudas acerca de lo que el autor opina de esta afición de su personaje, Watson añade enseguida:

«Durante muchos meses había presenciado esa operación tres veces al día; pero la costumbre no había llegado a conseguir que mi alma se adaptara. Por el contrario, cada día que pasaba me sentía más irritado ante ese espectáculo, y todas las noches sentía sublevarse mi conciencia al pensar que me había faltado valor para protestar».

 

Continuará


[Esta entrada ha sido escrita a partir de fragmentos de No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, que finalmente no incluí en el libro]


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
Amazon, La FugitivaRafael Alberti,Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


La vida secreta de Sherlock Holmes

Sherlock contra Cyrano

LA VIDA SECRETA DE SHERLOCK HOLMES /1


Leer Más
Sherlock Holmes no está enterrado en Spoon River

La vida secreta de Sherlock Holmes /3


Leer Más
El extraño caso de Arthur Conan Doyle

La vida secreta de Sherlock Holmes /4


Leer Más
Auguste Dupin, según Conan Doyle y Holmes

La vida secreta de Sherlock Holmes /5


Leer Más
La realidad de los detectives

La vida secreta de Sherlock Holmes /6


Leer Más
El autor no es el personaje

La vida secreta de Sherlock Holmes /7


Leer Más
Houdini y el otro mundo

La vida secreta de Sherlock Holmes /8


Leer Más
El truco más difícil de Houdini

La vida secreta de Sherlock Holmes /9


Leer Más
Sherlock Holmes mata a Moriarty y muere a manos de Conan Doyle

La vida secreta de Sherlock Holmes /11


Leer Más
Sherlock Holmes, de entre los muertos

La vida secreta de Sherlock Holmes /12


Leer Más
Arthur Conan Doyle visita el Más Allá

La vida secreta de Sherlock Holmes /13


Leer Más
Los manuscritos inéditos de Sherlock Holmes

La vida secreta de Sherlock Holmes /14


Leer Más
Arthur Conan Doyle, impostor

|| La vida secreta de Sherlock Holmes /15


Leer Más
El hermano más listo que el hermano más listo de Sherlock Holmes

La vida secreta de Sherlock Holmes /16


Leer Más
Los enigmas de Sherlock

|| La vida secreta de Sherlock Holmes /17


Leer Más
Respuestas sin preguntas

|| La vida secreta de Sherlock Holmes /18


Leer Más
El hombre que nunca vivió y que nunca morirá

La vida secreta de Sherlock Holmes /2


Leer Más
Arthur Conan Doyle contra Sherlock Holmes

La vida secreta de Sherlock Holmes /10


Leer Más

Entradas holmesianas no tan elementales


Además…

Sobre el libro No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 


Originally posted 2016-06-14 14:47:04.

Share

Sherlock Holmes, experto en creatividad

sherlock-habitacion
Más de cien años después de su primera aventura, Sherlock Holmes nos sigue fascinando, como demuestra que la serie de la BBC Sherlock se haya vendido a más de 150 países. Pero resulta curioso que Holmes no sólo haya pasado a la historia de los detectives, sino que sea considerado precursor de ciencias como la semiótica, la criminología e incluso la química. En mi libro No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes, he propuesto que su nombre figure también entre los pioneros del estudio de la creatividad.

Hasta el siglo XX se pensaba que la creatividad era algo mágico, una misteriosa cualidad que solo algunas personas poseían, ya fuera debido al destino, a las musas o la genética. Los antiguos griegos llamaban tecné (técnica) a todas las artes, con excepción de la poesía, porque pensaban que los artistas debían crear sus obras siguiendo unas reglas, pero pasaron más de dos milenios hasta que Poincaré, Wallas o Koestler recuperaron la idea de tecné de los griegos y la aplicaron a la creatividad misma. Wallas propuso en El arte de pensar (1926) una tesis insólita: existe un proceso creativo y, además, ese proceso incluye a la musa de los poetas, es decir, la inspiración. En definitiva, Wallas, siguiendo las ideas del matemático Poincaré, propuso cuatro fases del proceso creativo:

  1. Preparación
  2. Incubación
  3. Iluminación
  4. Verificación

La iluminación es la tercera fase del proceso, no la primera, por lo que, como decía Picasso: “Es cierto que existe la inspiración, pero es mejor que te encuentre trabajando”, o, para ser más exactos: es porque has estado trabajando que llega a ti la inspiración.

Daniel Tubau- Nebrija

Daniel Tubau (fotografía de Zaida del Río Martín)

Pues bien, Sherlock Holmes sigue siempre un proceso creativo similar al de Wallas y los modernos expertos en creatividad.

En primer lugar, investiga: suele recibir la visita de un cliente, a quien interroga, extrayendo toda la información posible a la manera socrática de preguntas y respuestas. La investigación continúa en la escena del crimen, donde busca toda la información relevante: “¡Datos! ¡Necesito datos! –exclama- No puedo construir ladrillos sin arcilla”.

Cuando tiene todos los datos, Holmes se dedica a… descansar. En efecto, pasa las horas tocando el violín, paseando con Watson o fumando en su célebre pipa: “Este es un problema de tres pipas” o “de cinco pipas”, asegura, según la complejidad del problema.

Y cuando ya parece que Holmes se ha olvidado del problema, de repente es sacudido por una inspiración y advierte un detalle que le puede llevar a la solución. Esa es la inspiración que los poetas atribuían a las Musas, y que, como se ve, necesita de un largo proceso previo.

Finalmente, llega el momento de la verificación, cuando Holmes comprueba que todas las piezas encajan y descubre los errores y aciertos de su hipótesis.

Todas las fases, aunque algunos expertos añaden alguna más, son fundamentales para el proceso creativo. Los malos resultados suelen deberse a que se ha descuidado cualquiera de ellas. Por eso, como siempre digo a mis alumnos, para ser un buen escritor hace falta voluntad y trabajo, tanto en la fase de investigación como en la de revisión: ese es el verdadero camino hacia la inspiración creativa.

 


Artículo publicado originalmente en el Blog Actualidad Nebrija, de la Universidad Nebrija

En No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, examino a fondo el proceso creativo en Holmes y sus coincidencias con las fases del proceso creativo establecidas por Graham Wallas, Poincaré, Koestler y los expertos actuales.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


La relación entre teoría y observación… y Sherlock Holmes

Leer Más
El misterioso caso de Sherlock Holmes
SHERLOCK HOLMES

Leer Más
Algunas pistas acerca del autor

Leer Más
Piensa como Sherlock Holmes en 12 pasos

Leer Más
No tan elemental, cómo ser Sherlock Holmes

Leer Más
El mundo holmesiano en España

Leer Más
Los pastiches holmesianos

Leer Más
Los pastiches de Sherlock Holmes

Leer Más
Indagaciones lógicas de Sherlock Holmes

Leer Más
Cómo ser…

Una charla en TED


Leer Más
Tú puedes ser Sherlock Holmes

La Contra, con Víctor Amela


Leer Más
Sherlock Holmes en La Vanguardia

La Contra, con Víctor Amela /2


Leer Más
Sherlock Holmes en Bilbao

Radio Popular, con May Madrazo


Leer Más
Hamlet, detective

Leer Más
El alimento de los dioses

Daniel, detective bíblico


Leer Más
Susana y los viejos

Daniel, detective bíblico /2


Leer Más
Sherlock Holmes en las conferencias TED

Leer Más
Sherlock Holmes y las pisadas misteriosas

Leer Más
Una intuición muy entrenada

Leer Más
El mundo paranormal y Sherlock Holmes

Leer Más
Holmes, el hombre que nos graduó la mente

Leer Más
Un libro holmesiano… para cualquier lector

Leer Más
Sherlock Holmes, el inconformista

Leer Más
Holmes, el violinista

Las otras profesiones de Sherlock Holmes


Leer Más
Demócrito, filósofo y detective

Leer Más
Las palabras y las cosas

|| Entrevista con Luis de Luis Otero /1


Leer Más
Sherlock Holmes, científico

Leer Más
La manera de pensar de Holmes

Leer Más
Sherlock Holmes, experto en creatividad

Leer Más
Luis de Luis Otero demuestra que no es tan elemental

Leer Más


International

Alcuni indizi sull’autore

Leer Más
Non così elementare, come essere Sherlock Holmes

Leer Más
看看您的周围 您看到了什么? 您可能没有看到什么特别的: 琐事的小事… 与往常一样

Leer Más
Not so elementary: How to be Sherlock Holmes

Leer Más


Originally posted 2015-01-30 13:44:05.

Share

La manera de pensar de Holmes

Carlos García Gual explica una de las diferencias fundamentales entre Sherlock Holmes como detective y los detectives e investigadores que surgieron después, imitándolo. Aunque hay precursores de Holmes como Auguste Dupin o Legrand, y el propio creador de la Surete francesa, François Vidocq, el gran referente que popularizó un género todavía balbuceante y que atrajo la atención del gran público sobre una profesión como la de detective fue sin duda Sherlock Holmes.

Pero existen bastantes diferencias entre el maestro y sus discípulos, algunas de ellas muy interesantes, como las que señala Carlos García Gual.


TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Carlos García Gual: Lo atractivo, después de toda esta literatura sobre Holmes, es que todavía nos atrae por esa mezcla que tiene de romanticismo, cientifismo, subrayando un poco lo individual. Esa manera un poco anárquica de Holmes…  que choca un poco con lo que ha sido la novela policíaca moderna. Ahora, si ustedes se fijan, en las novelas policíacas modernas ya no se da este investigador suelto, sino que tiene relación con una policía que tiene una técnica muy avanzada. Lo que se lleva no es tanto el razonamiento, que es la gran arma de Holmes, sino las pequeñas…

Daniel Tubau: Las pequeñas técnicas científicas…

Carlos García Gual: ...los pequeños  restos que se ha dejado el criminal, que se ha dejado un pelo, o hay una sustancia rarísima, o hay algo que sólo se encuentra en algún sitio y entonces, mediante las máquinas… tiene las fichas de los posibles criminales y entonces… Eso no existía en la época, digamos, en la época heroica de la novela policíaca. Es anterior a lo que se llama la novela negra americana. Es un poco anterior también a las secuelas de las novelas inglesas de Agatha Christie que heredan mucho…. Poirot hereda mucho… por contraste, muchas veces en contraste con Holmes… Y todo esto está aquí. Pero lo que Daniel hace es insistir un poco en la metodología, para que comprendamos muy bien qué tipo de pesquisas, qué inteligencia es la de Holmes. Y por eso, en algunos pasajes dice que esto puede enseñarnos a ser como él. A mí me gustaría que él leyera antes de continuar una de las páginas finales, este es un libro analítico… una de las páginas finales en la que habla de cómo llegó a pensar en este libro.

Daniel Tubau: Es casi el desenlace… así que…

Pedro Angosto: Un spoiler…

Estatua de Sherlock Holmes en Londres, por Rich McCor

Estatua de Sherlock Holmes en Londres, por Rich McCor

Daniel Tubau :

«Hace ya casi 30 años, en 1987, destiné uno de mis cuadernos de notas al estudio de Sherlock Holmes. Lo llamé «El método holmesiano». En él recopilé citas de sus aventuras y escribí pequeños ensayos, bajo epígrafes que en algunos casos coinciden con los de este libro: «Consejos generales», «Amplitud de miras», «Recolección de datos», «Lo que se debe evitar», «Formación de hipótesis», «Disfraces, máscaras y fingimientos», «Holmes como psicólogo social» o «Sherlock Holmes y el análisis retrospectivo». También anoté los resultados de mis investigaciones holmesianas en la vida cotidiana, pues empecé a fijarme en cualquier minucia o detalle, buscando las diferencias en lo aparentemente semejante y las semejanzas en lo diferente. Llegué a ser capaz de distinguir entre más de una decena de marcas de aceite y entre diversas mezclas de café a través del olor, a buscar el camino más corto para llegar a cualquier lugar, lo que me hizo perderme más de una vez por caminos insólitos, a situarme en el lugar correcto del andén en el metro para coincidir con la puerta, a saber si en el baño de un desconocido la ventana estaba a la derecha o a la izquierda, fijándome en la calidad del afeitado de cada lado de la cara, y a descubrir pequeños secretos en los gestos y manera de vestir de mis compañeros del colegio, como el doctor Bell decía que hacían los lectores más inquietos de las aventuras de Sherlock Holmes. Me encantaba fijarme en los pequeños detalles y empecé a ver signos en cada cosa, como un semiólogo compulsivo. Se puede considerar que casi todo aquello en lo que me entrené y que escribí hace ya casi treinta años era conocimiento inútil, como lo era para Holmes y Watson saber cuántos escalones hay en un piso de solteros de Baker Street, pero nunca se sabe, pues al menos me ha servido para escribir este libro».



No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


carlos-garcc3ada-gualCarlos García Gual ha dicho de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes:
Es una mis mejores lecturas  de ensayos literarios en mucho tiempo, tanto por su originalidad como por su estilo. Y sobre un tema  para mí fascinante ya que me trae recuerdos de lecturas juveniles… Me tiene admirado su manejo de todos esos registros tan bien usados en esta trama tan erudita y esa disección tan inteligente, de fina “filología” (en el buen sentido de la palabra)… Creo que el resultado final es espléndido y muy divertido”.


Wyoming-No-tan-elemental


Entradas holmesianas no tan elementales


Sobre el libro


SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes

(con Sherlock Holmes)]


International: Not So Elementary

 

Originally posted 2016-06-14 14:47:04.

Share

Sherlock Holmes, científico

Alexandra von Schelling en la reseña y entrevista que se publicó en El Mundo (“Para que Watson sea como Sherlock”) proponía un destacado que me parece muy acertado: “El detective de Conan Doyle tiene un valor científico/moral: el inconformismo, la fe en la observación, el naturalismo…”

Para mostrar esas características de Sherlock Holmes, Alexandra explicaba que “el libro empieza por demostrar la genialidad del detective comparándolo con algunas de las grandes mentes pensantes de la Historia. Por ejemplo, el autor hace una comparación entre el crítico de arte Giovanni Morelli y su habilidad para distinguir entre cuadros sólo por la forma de una oreja y la habilidad de Holmes para encontrar pistas en detalles minúsculos como el orificio de un pendiente. Lo compara con Francis Bacon y con otros filósofos naturalistas como Robert Hooke porque Holmes desmenuza el misterio igual que los filósofos desmenuzan el universo. Y mejor aún, da un consuelo ‘sherlockiano’ a las personas que piensan que el mundo es rutinario: contra la depresión, un poco de ‘pensamiento Holmes’.”

Holmes en su laboratorio casero - Dorr Steele

Acerca de la relación de Holmes con la ciencia y de la pequeña o gran injusticia que se cometen o cometemos los holmesianos con Arthur Conan Doyle, conté en aquella entrevista:

“Curiosamente, Holmes es un personaje que ha superado el autor. En diversas disciplinas científicas se habla de los métodos de Holmes en vez de los métodos de Conan Doyle; parece que todo se le ha ocurrido a Holmes en vez de a Doyle. Los holmesianos investigan el personaje como si fuera real, como los cristianos investigan a Jesucristo. En los estudios forenses, por ejemplo. en todo lo que está relacionado con la escena del crimen, Holmes logró tener influencia: el hábito de fijarse específicamente en los detalles que pasan desapercibidos en principio… Se fija en las huellas, en las pisadas, en cualquier pequeña marca que pueda conducir a la solución. Cuando Conan Doyle viajó a Egipto, descubrió que la policía de Egipto usaba sus cuentos de Sherlock Holmes como un manual. No era una lectura, era un manual”.

 


La entrevista de Alexandra von Schelling a propósito de No tan elemental se publicó en El Mundo el el 30 de enero de 2014.


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)


 

Entradas holmesianas no tan elementales


 

Originally posted 2016-06-14 14:47:04.

Share

Not so elementary: How to be Sherlock Holmes

Look around you.
What do you see?

Probably nothing that especially catches your attention:
trifling, insignificant things… Nothing out of the ordinary.
More of the same.

Notanelemental-portada

Now put yourself in Sherlock Holmes´s shoes. Holmes: a master of deduction, a most talented researcher, a pioneer of semiotics and the application of scientific methods in everyday life, a master of cryptography, forensic science and crime scene investigation, an expert in reading clues and even minds. Now, with all these skills, take any stranger. Try to deduce his profession, where he is going, what is on his mind, what his intentions are. Start to observe your surroundings in a new light. Discover meaning in everything. Do not trust your first impressions. It is time to decode the world around you.

In Not So Elementary  Daniel Tubau invites you to discover the secrets of Sherlock Holmes, to understand what lies behind his success and the methods which allow him to solve any  mystery and  to see what others are unable to.

Both fascinating challenging, this book is essential reading for anyone who wants to become a true Sherlock Holmes.

(Traducción de Helen Leathem)


contact: danieltubau@gmail.com

See also: Algunas pistas acerca del autor


Notanelemental-portada

No tan elemental
Cómo ser Sherlock Holmes.
Daniel Tubau
A la venta en todo el mundo
(y en: Amazon, La FugitivaRafael Alberti, Laie…)



SÓLO PARA TUS OJOS 
(Lectores de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes)


Además…

La vida secreta de Sherlock Holmes


Cómo descifrar códigos y lenguajes


International