Una interpretación del taoísmo

Dice Giuseppe Tucci en su interesante  Apología del taoísmo:

“Nadie dejará de reconocer las innegables ventajas que una concepción semejante [dominar la naturaleza]  ha traído. A ella se deben las conquistas de la ciencia, el mejoramiento de las condiciones de la vida. Pero por todo esto que hemos ganado, ¿cuánto no hemos perdido? Y los progresos técnicos o científicos ¿representan verdaderos progresos cuando no van acompañados de una refinada sensibilidad ética, un mejoramiento de costumbres, un reavivamiento del sentido religioso?”

Este es un planteamiento que quizá podemos aceptar sin demasiadas dificultades: el progreso científico puede tener consecuencias negativas si no es empleado de una manera sensata y ética. No se entiende, sin embargo, qué tendría de bueno ese “reavivamiento religioso” que Tucci parece echar de menos. Sigamos leyendo:

“En el fondo, hay más que temer de la viquiana [por Giambattista Vico] barbarie de la reflexión que del plácido ascetismo del monje budista o taoísta. La cruel última guerra mundial demuestra cuán distintos son los caminos de la inteligencia y del corazón y cómo la ciencia, puesta al servicio de las malas causas, merece que se la desprecie antes que se la celebre. Es bien cierto que hoy se va de Roma a Pekín en un tiempo por lo menos diez veces menor que en el pasado; pero ¿han mejorado por esto las almas? Por mi parte, lo dudo mucho”.

Aquí ya la cosa empieza a moverse en terrenos que nos resultan familiares, más que nada por la distorsion a través de dicotomías imposibles: ¿es que alguien va a decir que hay que alabar a la ciencia “puesta al servicio de las malas causas”? Supongo que no lo dirá nadie, como nadie dirá que haya debamos alabar al primitivismo “puesto al servicio de las malas causas” o al taoísmo “puesto al servicio de las malas causas”. Nadie en su sano juicio o que no sea un inmoral elogiará ninguna cosa “puesta al servicio de las malas causas”. Pero con esa proposición absurda ya ha teñido de negatividad la ciencia.

También empiezan las asimilaciones caprichosas, como pensar que la Primera Guerra Mundial es un ejemplo de los “caminos de la inteligencia”, es decir de ese mundo de la razón que detesta, cuando muchos pensamos que esa guerra fue un reflejo del poder de los instintos, de los impulsos, del sentimiento intuitivo e irracional que impulsa a los nacionalismos, es decir, de lo que Tucci llama, con esa metáfora de casquería a la que tantos son devotos, “los caminos del corazón”. Continuémos: 

“Este correr, este afanarse, este anhelar, no tiene, en el fondo, otro objeto que hacer la cartera más pingüe y la vida más cómoda y bajo el hálito de ese craso materialismo que parece amenazar con ahogar los impulsos de toda noble y desinteresada idealidad, de la que el grupo de los poderosos está siempre dispuesto a reírse, pierde valor todo cuanto no tenga una utilidad práctica e inmediata”.

Como ya he dicho, el de Tucci es un discurso típico y mil veces repetido en el que se mezclan mentiras, verdades y medias verdades. Pero podemos preguntarnos: ¿en qué han empeorado las almas?, ¿respecto a qué? ¿Respecto a la barbarie de los siglos pasados, cuando las mujeres no eran siquiera seres humanos o ciudadanos de pleno derecho, ni tampoco lo eran los negros, ni tampoco los esclavos, ni siquiera los trabajadores? ¿Se puede refinar mucho el alma cuando el cuerpo es maltratado?

Sería fácil seguir, pero no lo haré, para no dejar que mi pensamiento también se desboque en frases grandielocuentes.

Convendría decir quizá y podríamos aceptarlo: “A nuestras almas todavía les queda un largo camino por recorrer” o algo parecido. Pero decir que hemos perdido algo, decírnoslo a nosotros, que como Tucci, espero, sabemos cuál ha sido la historia del mundo en los últimos siglos, la historia del mundo antes de esa contaminación de la inteligencia y la ciencia, resulta casi impúdico.

Más adelante dice:

“Las mismas leyes, que se han hecho tan casuísticas y minuciosas, atestiguan, en sustancia, que ha aumentado en nosotros la voluntad y la capacidad de pecar, las estadísticas de la delincuencia prosiguen en un crescendo aterrorizador su ascensión, y no hay casi otro campo en donde los hombres den muestra de su codicia y de su refinada astucia como en el arte de engañar al prójimo”.

Ahora bien, si alguien señala a Tucci algún acto bondadoso (seguramente alguien debió hacerlo), él tiene una respuesta rápida: “todo es hipocresia”. Veámoslo:

“Nuestra sociedad, con todos sus filantropismos y sus humanitarismos, etc., es, en el fondo, profundamente egoísta, y las vestiduras que asume son de pura hipocresía. Cuando tanto preocupan los problemas morales es que la moral falta; cuando preocupa la forma, falta la sustancia. Con la rectitud se gobierna un estado – dice Lao-tze (cap. 57) -; con las estratagemas se combate; con refrenar toda actividad se obtiene el dominio sobre el mundo entero”.

Y aquí el pensamiento de Tucci, que quiere ser taoísta, se desboca definitivamente. Es perfectamente razonable entender la desconfianza de Lao zi o de Zhuangzi acerca de la leyes, porque vieron para lo que esas leyes servían en su época, pero creo que se alegrarían de que ahora haya leyes que, por ejemplo, prohíben la pena de muerte. Pero dicho esto hoy, es no ver y, además mentir: “Las estadísticas de la delincuencia prosiguen en un crescendo aterrorizador su ascensión”, dice Tucci, y repitan tantos. Pero, si hablamos de Europa, de Estados Unidos, incluso de China,  nunca en toda la historia ha habido menos delincuencia y crímenes que ahora. Basta informarse para descubrirlo. Otra cosa (quizá) es si hablamos de América Latina, por ejemplo, de gran parte de Asia, de gran parte de África, pero Tucci está criticando esa supuesta degradación producida en los lugares en los que imperan las leyes y, se supone, el estado de derecho.

A mí siempre me ha parecido simplista esa interpretación del taoísmo, especialmente de Zhuangzi (si es que Zhuangzi era taoísta), porque creo que Zhuangzi nunca se habría dejado atrapar por sus propias opiniones cuando las circunstancias le mostrasen una realidad diferente.

Al revisar este artículo en 2018 y escribir lo que aparece en color verde, decidí investigar un poco acerca de Giuseppe Tucci y descubrí, y debo decir que eso no me sorprende en absoluto, que se acusa a Tucci de adherirse al Manifiesto de la Raza de los fascistas italianos. Al parecer, se trata de una cuestión debatida, pero su adhesión al fascismo esta fuera de toda duda, si tenemos en cuenta que fue nombrado representante del gobierno italiano con rango de ministro en una misión cultural en Japón entre 1936 y 1937, donde ofreció discursos radiofónicos en apoyo al Duce.

Si digo que no me sorprende descubrir esto, que confirma mis recelos ante los cantos encendidos a la naturaleza y contra la corrupta civilización moderna, es porque este tipo de discursos son frecuentes entre los fascistas y nazis, ya sean italianos, españoles, alemanes, ingleses o rumanos. Y también entre los izquierdistas más radicales, a qué negarlo (los extremos se tocan, ya se sabe).

Por otra parte, su Apología del taoísmo la escribió en 1924, por lo que no tiene sentido lo que dije acerca de las estadísticas actuales. Los crímenes e hipocresía a los que se refiere, sin embargo, no son sin duda los del fascismo, el nazismo o cualquier otra doctrina totalitaria, sino los de las sociedades democráticas de la época, que esos movimientos hacia los que unió o alabó Tucci se habían propuesto “regenerar y limpiar”. Fracasaron, afortunadamente.


[Publicado en 2004. Revisado en 2018]

NUMEN - Mitología Comparada


Share

Fuxi

||Orígenes mitológicos de China

Fuxi (伏羲) es el hermano o amante, o ambas cosas, de Nüwa, la creadora de los seres humanos. Se le atribuyen algunas invenciones importantes, como la escritura, la adivinación, el calendario, la red para pescar, la institución de la realeza, las matemáticas o los ocho trigramas del Yi jing (I Ching), aunque tiene dura competencia mitológica con otros personajes, como Canjie, al que también se le atribuye la escritura. En cuanto a los trigramas del Yijing, es necesario aclarar algunos asuntos.

El Yijing es un libro muy popular hoy en día en todo el mundo, así que no hace falta explicar que se trata de un oráculo compuesto de líneas continuas y líneas cortadas:

Los 64 hexagramas del Yijing (o Zhouyi, para ser más exactos)

Como se ve en la ilustración anterior, los 64 hexagramas se pueden considerar como el resultado de combinar 8 trigramas (combinación de tres líneas) en la parte superior o inferior de cada figura. Los 8 trigramas son:

Los ocho trigramas. Los cuatro de la izquierda se consideran yang y los cuatro de la derecha yin, a pesar de la paradoja de que hay más trigramas con mayoría de líneas yang (continuas) entre los trigramas considerados yin, y a la inversa.

Ahora bien, el Yi jing o I Ching es un libro que se compone del oráculo llamado Zhouyi (Cambios de los Zhou) junto a otros textos muy posteriores que constituyen lo que se llama las Diez Alas. Se trata de comentarios al Zhouyi, muy influyentes y consultados, puesto que el oráculo original resulta difícil de interpretar y de entender. Casi todas las ideas populares acerca del oráculo proceden de esos comentarios tardíos al Zhouyi, e incluso es en el Gran Tratado, el más importante de esos comentarios, donde se atribuye a Fuxi la invención de los trigramas:

“En la antigüedad el honorable Bao Xi (Fuxi), soberano del mundo entero, miró hacia arriba para contemplar las imágenes [guan xian] que había en el Cielo, y luego miró hacia abajo para observar los modelos [fa] surgidos de la Tierra, observó los dibujos [wen] de cada ave y de cada bestia, y qué cosas eran adecuadas para la Tierra. Para lo cercano eligió [compararlos con] su propio cuerpo; para lo lejano, escogió [compararlos con] otras cosas, y a partir de ahí creó los ocho trigramas, para poder establecer una comunicación con la virtud inherente a la iluminación espiritual”.

M.E. Lewis traduce el final de este pasaje de manera bastante diferente:

“Para comunicarse con los poderes de las inteligencias espirituales y así clasificar [o categorizar] las naturalezas de la miriada de objetos”.

Por su parte, Richard Rutt traduce este importante pasaje de la siguiente manera:

“Entonces creó los ocho trigramas con los que es posible comunicarse [o que tienen el poder para comunicar] con los espíritus y clasificar la miriada de los seres”.

Es decir, los trigramas servían de alguna manera para que los seres espirituales se comunicasen con los seres humanos y les trasmitiesen sus conocimientos, por ejemplo ayudándoles a predecir el futuro, o al menos a saber si era un buen momento para llevar a cabo una determinada acción. Sin embargo, lo curioso es que Fuxi después fue creando diversos usos, costumbres e instituciones humanas inspirándose no en los trigramas (tres líneas) sino en los hexagramas(seis líneas), que se supone no existían entonces, pues serían creados dos milenios más tarde por el rey Wen de los Zhou a partir de los trigramas:

“Fuxi clasificó los diez mil seres de acuerdo a sus tendencias innatas, anudó cuerdas para poder hacer redes con las que cazar y pescar, y probablemente esto se le ocurrió gracias al hexagrama Li“.

Diagrama que Fuxi vio en el caparazón de una tortuga, en un dragón o en un caballo que surgió de las aguas del Río Amarillo. Sin embargo, estos diagramas también son muy posteriores, de la dinastía Song, hacia el año 1000 de nuestra era, y no se conserva ninguna de las representaciones antiguas, si es que existieron.

La confusión crece cuando seguimos leyendo el Gran Tratado, es decir uno de los comentarios o “alas” del Zhouyi y se nos cuenta que en realidad Fuxi creó los trigramas al contemplar el lomo de un dragón o de una tortuga que salía del Río Amarillo. Por si esto fuera poco, en otro de los comentarios, la Octava Ala, se dice que los trigramas fueron surgiendo simplemente cuando Fuxi se dedicó a examinar los hexagramas en detalle. El compilador más influyente durante siglos del Yijing, el precoz y prodigioso Wang Bi, creía que no solo los trigramas, sino también los hexagramas habían sido creados por Fuxi.

En cualquier caso, como he dicho antes, estas interpretaciones no pertenecen al oráculo original, al Zhouyi, sino a los añadidos posteriores o Diez Alas.

Como su nombre indica, el Zhouyi o Cambios de los Zhou es el libro oracular de la dinastía Zhou, que empezó a gobernar en lo que con el tiempo sería China, tras derrotar a los Shang. Los Shang, a su vez, tenían su propio libro oracular a partir también de los mismos hexagramas, pero ordenados de otro modo, llamado Guicang que desapareció, pero del que se han encontrado fragmentos en excavaciones realizadas en 1993 en una tumba de Wangjiatai, datada antes de la unificación de China, en la época final de los Zhou. Una de las curiosidades de este descubrimiento es que las líneas cortadas se representan de diferente manera:

 

 

 

   Ming Yi 明夷

Por otra parte, se supone que la dinastía Xia, todavía situada en el resbaladizo terreno que separa mito de historia pero de la que cada vez se encuentran más indicios, interpretaba los hexagramas de una tercera manera en su libro Lianshan. De todo esto hablo en mi próximo libro, dedicado al arte de la estrategia en China, que incluye la tradución de El arte de la guerra de Sunzi (o Sun Tzu) llevada a cabo por Ana Aranda Vasserot, y que se publicará en mayo de 2018, así que no me extenderé más aquí en este asunto. Pero sí es importante señalar que la idea tan extendida, no solo entre los neófitos sino también entre los expertos ya desde la época Han o incluso antes, de que se deben crear o agrupar los signos del Yijing (los 64 hexagramas), a partir de los trigramas, no parece pertenecer al oráculo original (al Zhouyi). Por lo tanto, el atribuirle a un personaje mítico como Fuxi la creación de los ocho trigramas es probablmente un recurso de quienes decidieron que ordenar las líneas en tríos era importante, para así dotar a su invención de una mayor respetabilidad. En realidad, resulta bastante habitual el hecho de que en todas las culturas y religiones que cuanto más se retrocede en la atribución de una invención, más cercana a nosotros es esa invención.

Volvamos a Fuxi.

En la entrada dedicada a Nüwa he hablado de la gran inundación que cubrió la tierra y de cómo la diosa de cuerpo de serpiente reparó los daños, pero lo que al parecer no pudo evitar fue la desaparición de todos los seres humanos, por lo que fue inevitable que ella y su hermano Fuxi repoblaran de manera incestuosa el planeta. Todos nosotros descendemos de aquellos dos hermanos, como se supone que descendemos de los hijos de Adán y Eva, también unidos de manera incestuosa (al menos si hemos de creer que no había más seres humanos que los que fueron expulsados del Paraíso). Lo que no he contado allí es que según una versión del mito, Nüwa y Fuxi fueron en cierto modo los culpables del Diluvio, cuando liberaron al dios del Trueno o la Tormenta, que el padre de ellos, todavía niños, había encerrado en una caja (para este interesante mito, ver Lei Gong). Los dos niños sobrevivieron gracias a un barco que construyó su padre, al que podemos considerar el Noé chino, o el Utanapishti, Atrahasis o Ziusudra, si retrocedemos hasta el mitos sumerio-babilonio-acadio que inspiró el relato bíblico del Diluvio Universal. Cuando el Señor del Cielo detuvo el diluvio, el barco se estrelló contra el suelo y el padre de Fuxi y Nüwa murió.

Dos nagas o dioses serpientes de la India, extraordinariamente semejantes a Fuxi y Nüwa.

En cuanto al origen de la nueva humanidad, también existen diferentes versiones. En Nüwa me he referido a la que asegura que la diosa creó a los seres humanos con arcilla amarilla, pero otras variantes dicen que tras el diluvio los dos hermanos pidieron permiso a los dioses para aparearse, que subieron a un monte y encendieron dos fuegos. Al ver que el humo de las dos hogueras se entrecruzaba al elevarse hasta el cielo, interpretaron que los dioses permitían la unión sexual entre ellos.

Nüwa quedó embarazada, pero la criatura que nació era tan solo una bola de carne, algo parecido a lo que los científicos de hoy en día intentan hacer para que podamos comer carne sin causar sufrimiento y matar a los animales. Fuxi cortó en tiras esa bola de carne y clavó las piezas en una larguísima lanza que elevó hacia el cielo, hasta que el viento fue dispersando los pedazos por toda la tierra. De cada uno de esos pedazos nació una persona y así se repobló la tierra entera.

Una versión nos ofrece una explicación más sencilla. Fuxi quería tener hijos con Nüwa, pero ella no estaba segura de que debiera hacerlo, así que retó a Fuxi a una carrera: si él la alcanzaba, tendrían hijos. Según parece, Nüwa era muy veloz, pero todos nosotros somos la prueba de que Fuxi logró correr más que ella.

En El mito de la creación en la tumba de Chu contaré en detalle la versión más antigua del mito de la creación y el papel que jugaron Fuxi y Nüwa.

 

 


Bibliografía: Mark Edward Lewis, Flood Myths in ChinaChinese Mithology A to Z, Jim DeFelice; Zhouyi, por Richard Rutt; Unearthing the Changes, por Edward Shaughnessy; Yijing, El Libro de los Cambios, por Jordi Vila y Albert Galvany.

china-cabecera-origenes

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1


Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Pangu

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Nüwa

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Fuxi

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más


NUMEN, mitología comparada
(Para otras entradas de mitología, ver MITOLOGÍA)

El terror invade América

Leer Más
El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
La venganza de Alcmeón

Un mito recuperado por Carlos García Gual


Leer Más
Cómo descubrí cómo Teseo escapó del laberinto poco después de leer a Borges

Leer Más
El Mahabharata y otras obras del tiempo

Leer Más
El deus ex machina de la Medea de Eurípides

Leer Más
Sextina de amistad

EL ALBUM DE PANDORA


Leer Más
Mitología, mística y religión

Leer Más
La mitología comparada, ¿arte o ciencia?

Leer Más
Hipótesis mitológicas

Leer Más
El tiempo de los mitos

Leer Más
Salvado por el terror (y la mitología)

Leer Más
El héroe en el estiercol

Leer Más
La infiel Helena

Leer Más
La fiel Penélope

Leer Más
Teseo y la identidad

Leer Más
El barco de Teseo

Leer Más
La maternidad extravagante de Atenea y Satana

Leer Más
Atenea y Satana: el dios “embarazado”

Leer Más
Hefesto y el nacimiento de Atenea, reinterpretación de un mito

Leer Más
La prostitución masculina en los mitos armenios

Leer Más
Primera defensa del deus ex machina

Leer Más
Héroes trágicos o victoriosos

Leer Más
¡Felicidades!

Leer Más
El álbum de Pandora

Leer Más
Tuan Mac Carell
Seres proteicos 2

Leer Más
Los indoeuropeos y la mitología comparada

Leer Más
La fidelidad de la tradición

Leer Más
Helena de Troya y su doble

Leer Más
Las invasiones afortunadas

Leer Más

CHINA
(para ver todas las entradas: China)

Metáforas

Metáforas

Un aspecto interesante de la cuestión del conocimiento metafórico es la evidente relación entre las metáforas y aquello que decía ...
Leer Más
Modas efímeras

Modas efímeras

Desde al menos los años 60 se produce algo que no había sucedido antes: la recuperación de estilos del pasado ...
Leer Más
Hable como un verdadero experto<br> <h4> Lenguaje de expertos /1 </h4>

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ...
Leer Más
El juego de Goethe

El juego de Goethe

En su Viaje a Italia, Goethe explica un curioso juego, que llama "el juego etimológico" y que atribuye a su amigo ...
Leer Más
trund

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué ...
Leer Más
Nexos

Nexos

Estoy haciendo unos experimentos para sacarle partido a los libros que leo en la Biblioteca. Como leo varios a la ...
Leer Más
NEXOS 20031209

NEXOS 20031209

Nexos es un juego de combinaciones azarozas que inventé para pasar el rato y aprovechar mis lecturas. Lo cuento en ...
Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Signos, semiótica y lenguaje

Aquí puedes ver todas las páginas alojadas en mi sitio web dedicadas al estudio de los signos, la semántica y ...
Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard ...
Leer Más
La paradoja de secleb

La paradoja de secleb

Ana Aranda me ha enviado un correo a propósito de lo que dije acerca de la palabra secleb y de ...
Leer Más
¿Qué es secleb?

¿Qué es secleb?

Está página está dedicada a secleb, una idea que nació en el weblog Mundo flotante. Aquí reuniré todas las entradas ...
Leer Más
Marshall McLuhan <h4>Cómo se inventó el futuro / 4</h4>

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el ...
Leer Más
La boca de Gargantúa

La boca de Gargantúa

McLuhan habla de la boca de Gargantúa como la imprenta que contiene la Edad Media. O quizá lo recuerdo mal ...
Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que ...
Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi ...
Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Secleb y la Biblioteca de Babel

Borges es uno de mis autores favoritos. He leído probablemente todos sus libros, algunos de ellos varias veces y también ...
Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su larguísimo ...
Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Entre las muchas ideas y paradojas del pensador canadiense Marshall McLuhan, una de las más interesantes es la que dice ...
Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan<h4> La cicatriz de Ulises /10 </h4>

Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10

En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas, que trascurre en las calles de Singapur, ...
Leer Más
El medio es y no es el mensaje <h4> Paradoja nº2

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2

Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro ...
Leer Más
Algo más que un mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /1</h4>

Algo más que un mensaje

El modelo de la información de Shannon /1

Claude Shannon propuso un modelo explicativo de la información que se convirtió en legendario, a pesar de su aparente sencillez ...
Leer Más
El ruido es el mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /2</h4>

El ruido es el mensaje

El modelo de la información de Shannon /2

Desde hace bastante tiempo me interesa un aspecto del ruido, que no sé si ha sido tratado por los teóricos ...
Leer Más
Los SWIFTIES de Stephen King <h>CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS </h4>

Los SWIFTIES de Stephen King CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS

Los swifties es un  juego del que habla Stephen King en Mientras escribo, sus memorias . Según parece, el juego ...
Leer Más
Los filoetimólogos

Los filoetimólogos

Con la expresión filoetimólogos me refiero a los filósofos que piensan que las cosas se pueden explicar conociendo el origen ...
Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

"Búsquese en un diccionario manual cualquiera una palabra, mientras más corriente mejor, y se podrá seguir, por ejemplo en la ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Es un juego que aparece mucho en los libros de lingüística, aunque no se plantea como un juego con el ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

En el juego de la ambigüedad, las frases que se proponen son equívocas para el que las lee o las ...
Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué ...
Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Gary Klein, analista premortem

El análisis premortem es una herramienta que no se debe confundir con el premortem que le practicaron al pobre médium Washington ...
Leer Más
"Will it blend?" o cómo triturar el marketing <br> <i>Storytelling y marketing </i>

“Will it blend?” o cómo triturar el marketing
Storytelling y marketing

Una de las más exitosas campañas de marketing que se conocen es la de la firma Blendtec, que fabrica batidoras ...
Leer Más
El obituario de Coca Cola

El obituario de Coca Cola

En otra ocasión he hablado del análisis premortem,  una técnica que se emplea en el desarrollo de proyectos y que consiste ...
Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola ...
Leer Más
El revés y la trama

El revés y la trama

Estamos tan acostumbrados a escuchar aquello de “Traduttore, traditore” cada vez que se habla de la traducción, que se ha ...
Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

El regreso de Ulises y la traducción

Hace más de diez años, una de las primeras páginas que subí a la red se llamaba Utanapishti. Era un extraño ...
Leer Más
<i>El rey Lear </i> en tres dimensiones

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey ...
Leer Más
CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico  <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /1 </h4>

CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1

Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores ...
Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /2 </h4>

Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2

En su libro El enigma del laberinto, Margalit Fox cuenta el desciframiento del lineal B,  un misterioso lenguaje encontrado en ...
Leer Más
Expertos y marxistas<br> <h4>Lenguaje de expertos /2</h4>

Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2

Sin duda, usted, al ver la lista de palabras recomendadas en Hable como un verdadero experto, se habrá dado cuenta ...
Leer Más
Hablar, escribir... ¿bitear? <h4> Charlas en el templo masónico

Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico

Entrevista con Markus Edjical y Odilius Vlak para Zothique, the Last Continent.  Aunque puedes escuchar la entrevista al final de ...
Leer Más
Los navajos vencen a los japoneses <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes 3</h4>

Los navajos vencen a los japoneses

Cómo descifrar códigos y lenguajes 3

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además ...
Leer Más
Audiovisual extensions<h4>Understanding new audiovisual media 2</h4>

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also ...
Leer Más
Cinema and other media<h4>Understanding new audiovisual media 3</h4>

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer ...
Leer Más
El cine y los otros medios<h4>Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3</h4>

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se ...
Leer Más
El libre fluir del lenguaje

El libre fluir del lenguaje

En el artículo de "La línea de sombra", Patria, me referí a la supuesta grandeza de algunos personajes históricos que, más ...
Leer Más
Autores virtuosistas

Autores virtuosistas

Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios ...
Leer Más
Félix Guattari <br>|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari solía escribir con Deleuze, pero este texto le pertenece sólo a él: "Aquí se observa perfectamente que no ...
Leer Más
Chomsky recupera lo innato <h4> || LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1 </h4>

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1

Se puede pensar, y por lo tanto se ha pensado, que existen en ideas innatas, que no son adquiridas mediante ...
Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón <h4> La gramática innata de Chomsky /2 </h4>

De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2

 Al contrario que los innatismos religiosos, como el pecado original de los cristianos, judíos y musulmanes, o la idea del ...
Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa? <h4> || La gramática innata de Chomsky /3 </h4>

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, ...
Leer Más
Una <i>tablet</i> sin estrenar<h4> || La gramática innata de Chomsky /4 </h4>

Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4

A pesar de que los partidarios de la gramática innata de Chomsky dibujaron una caricatura de sus rivales, como creyentes ...
Leer Más
Pretaporter y consumo feroz

Pretaporter y consumo feroz

Es cierto que gracias a la globalización disponemos de ropa y zapatos baratos, siempre que sepamos comprarlos fuera de temporada ...
Leer Más

Share

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China

La cronología de los personajes legendarios de China ofrece muchas variaciones y confusión, suele considerarse que el primero de los llamados “Tres Soberanos” o Tres Augustos, nombre que se emplea para distinguirlos de los Emperadores Legendarios, era Fuxi (Fu-Hsi), aunque otras versiones aseguran que era el tercero. En algunas variante se dice que su esposa y hermana Nüwa también debe considerarse uno de los tres primeros soberanos, junto al propio Fuxi y a Shennong, el Primer Agricultor.

Se decía que Fuxi y Nüwa tenían la mitad del cuerpo escamoso, tal vez como el de una serpiente, quizá incluso lso dos lucían una poderosa cola de serpiente. A veces se les representa con cabeza y torso humano hasta la cintura y cola de serpiente, mientras que en otras ocasiones solo tienen cabeza humana y una larga cola serpentina. Su apellido o segundo nombre era Feng.

La creación de los seres humanos se atribuye a Nüwa, quien los habría fabricado con arcilla amarilla:

“Primero troceaba el barro con una soga y luego hacía las personas con los trozos, empleando arcilla amarilla para los nobles ricos y hebras de soga para los hombres del pueblo pobres”. [Estudios sobre las costumbres, en Recopilación imperial de los escritos de los años «de la Paz Universal»]

Shanhaijing_illustration_of_Nüwa

Nüwa tal como se representa en El clásico de las Montañas y los Mares (Shanhaijing)

No estoy seguro de si otra posible traducción de este texto es que usó arcilla amarilla en ambos casos pero que uso sogas para enderezar el barro, pero que unas cuerdas eran de mejor calidad que otras, lo que dio origen a la división social, tal como también se explica en el fragmento anterior.

Por otra parte, también se ha llegado a considerar que Nüwa era esposa del Emperador de Jade, aunque probablemente se trate de un mito muy posterior, basado en una novela de la época Ming.

Del resto de hazañas de Nüwa me interesan algunas que pueden relacionarse con acontecimientos históricos. Una de ellas tiene relación con un incendio, inundación y catástrofe provocada por el deterioro de las cuatro columnas que sostenían la Tierra (que sería de forma cuadrada según este mito). Nüwa tuvo que reparar el cielo y las cuatro columnas, que sustituyó por las patas de una tortuga gigantesca.

El desastre provocó en sus inicios que las Nueve Regiones se resquebrajaran. En el mito se menciona de manera específica la región central de Ji, asolada por Zhuanxu, el Dragón Negro, al que Nüwa venció, devolviendo la tranquilidad a Ji, que podría identificarse con el territorio habitado en aquel entonces por los hombres y mujeres que con el tiempo darían oprigena China. La localización exacta de Ji no la conozco con precisión, pues, aunque había un pequeño estado de ese nombre muy cerca de lo que hoy es Pekín, la acción que estamos contando parece trascurrir muy lejos de allí, cerca del monte Buzhou, al noroeste de las montañas Kunlun, en el Pamir, al norte de la cordillera del Himalaya.

Tortuga y columna

Esta tortuga, que al parecer está en zoo de Washington D.C., quizá se inspire en el mito chino de Nüwa y la catástrofe cósmica.

Más adelante habrá ocasión de regresar a este mito de destrucción, a los incendios, las inundaciones, a las nueve regiones, la provincia de Ji y la presencia de las tortugas, pero antes debemos conocer las causas de la catástrofe.

Nuwa-repara el cielo

Nüwa, aquí representada con solo cabeza y brazos de mujer, repara el Cielo. .

Qu Yuan es uno de los personajes más interesantes de la historia china, un consejero del rey de Chu cuyo suicidio hace cerca de 2500 años, todavía recuerdan y conmemoran los chinos. En Las preguntas del Cielo se pregunta qué relación había entre “la cólera de Kanghui y la inclinación del suelo hacia el sureste”, lo que nos hace sospechar que quizá la causa de los terribles incendios e inundaciones pudo ser un terremoto. Otro texto chino antiguo responde a la pregunta de Qu Yuan y nos explica lo que sucedió.

Resulta que Kanghui, también conocido como Gong Gong, “forzaba la ley” y “gobernaba como un déspota” y creía que el Agua (su elemento) ganaría a la Madera (elemento de su enemigo), por lo que se enfrentó al Dragón Luminoso. Al no poder vencer al dragón, embistió con su cabeza cornuda el Monte Partido (Buzhou) y fue entonces cuando se produjo la catástrofe.

Hay algunos detalles en el mito relacionados con la identidad de Kanghui y sus aliados y enemigos muy interesantes, que trataré en otro artículo. Pero antes conviene conocer al hermano y esposo de Nüwa, Fuxi.


 

china-cabecera-origenes

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1


Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Pangu

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Nüwa

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Fuxi

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más


EL ARTE DEL ENGAÑO
Daniel Tubau
Ariel editorial (600 páginas)

Pese a ser uno de los libros más traducidos y versionados de la historia, El arte de la guerra de Sunzi se ve, todavía hoy, envuelto en un halo de misterio y desconocimiento. Daniel Tubau ha hecho un monumental trabajo de investigación para ofrecernos una completa visión del gran clásico de la estrategia. Tubau demuestra que El arte de la guerra, en contra de muchas interpretaciones habituales, es un libro de múltiples y fascinantes lecturas.

Comprar en Amazon

El ensayo incluye también la traducción de El arte de la guerra de Sunzi y de Las 36 estratagemas chinas, por Ana Aranda Vasserot, con extensos comentarios.

 

 


NUMEN, mitología comparada
(Para otras entradas de mitología, ver MITOLOGÍA)

NUMEN - Mitología Comparada

CHINA
(para ver todas las entradas: China)

Metáforas

Metáforas

Un aspecto interesante de la cuestión del conocimiento metafórico es la evidente relación entre las metáforas y aquello que decía ...
Leer Más
Modas efímeras

Modas efímeras

Desde al menos los años 60 se produce algo que no había sucedido antes: la recuperación de estilos del pasado ...
Leer Más
Hable como un verdadero experto<br> <h4> Lenguaje de expertos /1 </h4>

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ...
Leer Más
El juego de Goethe

El juego de Goethe

En su Viaje a Italia, Goethe explica un curioso juego, que llama "el juego etimológico" y que atribuye a su amigo ...
Leer Más
trund

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué ...
Leer Más
Nexos

Nexos

Estoy haciendo unos experimentos para sacarle partido a los libros que leo en la Biblioteca. Como leo varios a la ...
Leer Más
NEXOS 20031209

NEXOS 20031209

Nexos es un juego de combinaciones azarozas que inventé para pasar el rato y aprovechar mis lecturas. Lo cuento en ...
Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Signos, semiótica y lenguaje

Aquí puedes ver todas las páginas alojadas en mi sitio web dedicadas al estudio de los signos, la semántica y ...
Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard ...
Leer Más
La paradoja de secleb

La paradoja de secleb

Ana Aranda me ha enviado un correo a propósito de lo que dije acerca de la palabra secleb y de ...
Leer Más
¿Qué es secleb?

¿Qué es secleb?

Está página está dedicada a secleb, una idea que nació en el weblog Mundo flotante. Aquí reuniré todas las entradas ...
Leer Más
Marshall McLuhan <h4>Cómo se inventó el futuro / 4</h4>

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el ...
Leer Más
La boca de Gargantúa

La boca de Gargantúa

McLuhan habla de la boca de Gargantúa como la imprenta que contiene la Edad Media. O quizá lo recuerdo mal ...
Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que ...
Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi ...
Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Secleb y la Biblioteca de Babel

Borges es uno de mis autores favoritos. He leído probablemente todos sus libros, algunos de ellos varias veces y también ...
Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su larguísimo ...
Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Entre las muchas ideas y paradojas del pensador canadiense Marshall McLuhan, una de las más interesantes es la que dice ...
Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan<h4> La cicatriz de Ulises /10 </h4>

Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10

En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas, que trascurre en las calles de Singapur, ...
Leer Más
El medio es y no es el mensaje <h4> Paradoja nº2

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2

Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro ...
Leer Más
Algo más que un mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /1</h4>

Algo más que un mensaje

El modelo de la información de Shannon /1

Claude Shannon propuso un modelo explicativo de la información que se convirtió en legendario, a pesar de su aparente sencillez ...
Leer Más
El ruido es el mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /2</h4>

El ruido es el mensaje

El modelo de la información de Shannon /2

Desde hace bastante tiempo me interesa un aspecto del ruido, que no sé si ha sido tratado por los teóricos ...
Leer Más
Los SWIFTIES de Stephen King <h>CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS </h4>

Los SWIFTIES de Stephen King CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS

Los swifties es un  juego del que habla Stephen King en Mientras escribo, sus memorias . Según parece, el juego ...
Leer Más
Los filoetimólogos

Los filoetimólogos

Con la expresión filoetimólogos me refiero a los filósofos que piensan que las cosas se pueden explicar conociendo el origen ...
Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

"Búsquese en un diccionario manual cualquiera una palabra, mientras más corriente mejor, y se podrá seguir, por ejemplo en la ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Es un juego que aparece mucho en los libros de lingüística, aunque no se plantea como un juego con el ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

En el juego de la ambigüedad, las frases que se proponen son equívocas para el que las lee o las ...
Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué ...
Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Gary Klein, analista premortem

El análisis premortem es una herramienta que no se debe confundir con el premortem que le practicaron al pobre médium Washington ...
Leer Más
"Will it blend?" o cómo triturar el marketing <br> <i>Storytelling y marketing </i>

“Will it blend?” o cómo triturar el marketing
Storytelling y marketing

Una de las más exitosas campañas de marketing que se conocen es la de la firma Blendtec, que fabrica batidoras ...
Leer Más
El obituario de Coca Cola

El obituario de Coca Cola

En otra ocasión he hablado del análisis premortem,  una técnica que se emplea en el desarrollo de proyectos y que consiste ...
Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola ...
Leer Más
El revés y la trama

El revés y la trama

Estamos tan acostumbrados a escuchar aquello de “Traduttore, traditore” cada vez que se habla de la traducción, que se ha ...
Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

El regreso de Ulises y la traducción

Hace más de diez años, una de las primeras páginas que subí a la red se llamaba Utanapishti. Era un extraño ...
Leer Más
<i>El rey Lear </i> en tres dimensiones

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey ...
Leer Más
CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico  <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /1 </h4>

CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1

Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores ...
Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /2 </h4>

Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2

En su libro El enigma del laberinto, Margalit Fox cuenta el desciframiento del lineal B,  un misterioso lenguaje encontrado en ...
Leer Más
Expertos y marxistas<br> <h4>Lenguaje de expertos /2</h4>

Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2

Sin duda, usted, al ver la lista de palabras recomendadas en Hable como un verdadero experto, se habrá dado cuenta ...
Leer Más
Hablar, escribir... ¿bitear? <h4> Charlas en el templo masónico

Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico

Entrevista con Markus Edjical y Odilius Vlak para Zothique, the Last Continent.  Aunque puedes escuchar la entrevista al final de ...
Leer Más
Los navajos vencen a los japoneses <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes 3</h4>

Los navajos vencen a los japoneses

Cómo descifrar códigos y lenguajes 3

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además ...
Leer Más
Audiovisual extensions<h4>Understanding new audiovisual media 2</h4>

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also ...
Leer Más
Cinema and other media<h4>Understanding new audiovisual media 3</h4>

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer ...
Leer Más
El cine y los otros medios<h4>Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3</h4>

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se ...
Leer Más
El libre fluir del lenguaje

El libre fluir del lenguaje

En el artículo de "La línea de sombra", Patria, me referí a la supuesta grandeza de algunos personajes históricos que, más ...
Leer Más
Autores virtuosistas

Autores virtuosistas

Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios ...
Leer Más
Félix Guattari <br>|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari solía escribir con Deleuze, pero este texto le pertenece sólo a él: "Aquí se observa perfectamente que no ...
Leer Más
Chomsky recupera lo innato <h4> || LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1 </h4>

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1

Se puede pensar, y por lo tanto se ha pensado, que existen en ideas innatas, que no son adquiridas mediante ...
Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón <h4> La gramática innata de Chomsky /2 </h4>

De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2

 Al contrario que los innatismos religiosos, como el pecado original de los cristianos, judíos y musulmanes, o la idea del ...
Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa? <h4> || La gramática innata de Chomsky /3 </h4>

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, ...
Leer Más
Una <i>tablet</i> sin estrenar<h4> || La gramática innata de Chomsky /4 </h4>

Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4

A pesar de que los partidarios de la gramática innata de Chomsky dibujaron una caricatura de sus rivales, como creyentes ...
Leer Más
Pretaporter y consumo feroz

Pretaporter y consumo feroz

Es cierto que gracias a la globalización disponemos de ropa y zapatos baratos, siempre que sepamos comprarlos fuera de temporada ...
Leer Más

Share

Pangu

||Orígenes mitológicos de China

panku_5652Pangu es lo más parecido a un dios creador que existe en la mitología china. Su mito pertenece a un mitema que se puede encontrar en otras culturas: el desmembramiento de un dios que da origen al universo. Al gigante Ymir de la mitología germana le sucede lo mismo cuando es vencido por Odín, Vili y Ve y su cadáver es descuartizado para dar origen a las montañas, los mares, los ríos y los lagos, las rocas y las montañas:

«Tomaron a Ymir y lo llevaron al centro del Ginnungagap y de él hicieron la tierra, de su sangre el mar y los lagos, la tierra se hizo de la carne y las montañas de los huesos: las piedras y las rocas las hicieron de los dientes y las muelas, y de los huesos que se habían roto. De la sangre que manaba de sus heridas y corría suelta hicieron los mares que rodeaban y unían la tierra, y pusieron ese mar en torno a ella, y a muchos les parece obra de enorme mérito. Tomaron también su cráneo y de él hicieron el cielo, y lo colocaron sobre la tierra, sobre cuatro puntas, y bajo cada una pusieron un enano. Se llaman así: Este, Oeste, Norte, Sur» (El engaño de Gylfi, por Snorri Sturlusson).

Este tipo de mitos es un indicio de que casi siempre se crearon primero las teorías que conciben el universo como una réplica del ser humano. Es decir, que nuestro cuerpo humano y mortal es el modelo que el cosmos imita, y no a la inversa. O por decirlo de otra manera, que el conocimiento avanza desde lo conocido, nuestro cuerpo, a lo desconocido, el universo. Solo con una mayor sofisticación cultural se llegaron a invertir los términos en esta relación entre el microcosmos y el macrocosmos para considerar, como en el Corpus Hermeticum, que los seres humanos somos, como sostiene también la cosmología actual, “polvo de estrellas” (aunque no por ello una réplica en miniatura del cosmos).

En su origen, Pangu era un gigante que dormía en el interior de un huevo caótico. Al despertarse y enderezarse, partió en dos el huevo, dando origen al cielo y la tierra y fue entonces, quizá tras dieciocho años intentando que no se cerrara de nuevo el huevo cósmico, cuando murió y de él nació toda la naturaleza primordial:

“Estando Pan Gu —el primero en nacer— a un punto de la muerte, se le metamorfoseó todo el cuerpo: el hálito se transformó en el viento y en las nubes; la voz en el estampido de los truenos; el ojo izquierdo en el sol y el ojo derecho en la luna; las cuatro extremidades y los cinco miembros en los cuatro puntos cardinales y en las Cinco Cumbres; la sangre en los ríos Azul y Amarillo; los tendones y las venas en las principales vías de comunicación en la tierra; los músculos y la carne en las terrazas de sembrado; el cabello y los demás pelos del cuerpo en los astros y los planetas; la piel y el vello en los prados y los bosques; los dientes y los huesos en los minerales y las piedras; el esperma y la médula en las perlas y los jades; la transpira­ción y el sudor en la lluvia y en los pantanos, y, en fin, los ácaros que en su cuerpo hubiera se transformaron, como despertados por el contacto con el viento, en los hombres y en los pueblos”.

[“Crónica de los cinco ciclos del Tiempo”, en Conjeturas acerca de la Historia, 1, en Mitología Clásica China]

pan-gu

Representación moderna de Pangu al romperse el cascarón.


[Pangu se pronuncia Panku]

china-cabecera-origenes

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1


Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Pangu

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Nüwa

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más
Fuxi

||Orígenes mitológicos de China


Leer Más


NUMEN, mitología comparada
(Para otras entradas de mitología, ver MITOLOGÍA)

NUMEN - Mitología Comparada

CHINA
(para ver todas las entradas: China)

Metáforas

Metáforas

Un aspecto interesante de la cuestión del conocimiento metafórico es la evidente relación entre las metáforas y aquello que decía ...
Leer Más
Modas efímeras

Modas efímeras

Desde al menos los años 60 se produce algo que no había sucedido antes: la recuperación de estilos del pasado ...
Leer Más
Hable como un verdadero experto<br> <h4> Lenguaje de expertos /1 </h4>

Hable como un verdadero experto

Lenguaje de expertos /1

Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ...
Leer Más
El juego de Goethe

El juego de Goethe

En su Viaje a Italia, Goethe explica un curioso juego, que llama "el juego etimológico" y que atribuye a su amigo ...
Leer Más
trund

¿Qué es el Trund?

Muchas personas se han interesado en los últimos días por el Trund, pero nadie parece ponerse de acuerdo en qué ...
Leer Más
Nexos

Nexos

Estoy haciendo unos experimentos para sacarle partido a los libros que leo en la Biblioteca. Como leo varios a la ...
Leer Más
NEXOS 20031209

NEXOS 20031209

Nexos es un juego de combinaciones azarozas que inventé para pasar el rato y aprovechar mis lecturas. Lo cuento en ...
Leer Más
Signos, semiótica y lenguaje

Signos, semiótica y lenguaje

Aquí puedes ver todas las páginas alojadas en mi sitio web dedicadas al estudio de los signos, la semántica y ...
Leer Más
Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

Leibniz y la claridad: los antiguos y los modernos

En La Vorágine inicié una Brevísima historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa, con un texto de Braudillard ...
Leer Más
La paradoja de secleb

La paradoja de secleb

Ana Aranda me ha enviado un correo a propósito de lo que dije acerca de la palabra secleb y de ...
Leer Más
¿Qué es secleb?

¿Qué es secleb?

Está página está dedicada a secleb, una idea que nació en el weblog Mundo flotante. Aquí reuniré todas las entradas ...
Leer Más
Marshall McLuhan <h4>Cómo se inventó el futuro / 4</h4>

Marshall McLuhan

Cómo se inventó el futuro / 4

Marshall McLuhan fue definido en los años 60 del siglo pasado como el más académico de los hippies y el ...
Leer Más
La boca de Gargantúa

La boca de Gargantúa

McLuhan habla de la boca de Gargantúa como la imprenta que contiene la Edad Media. O quizá lo recuerdo mal ...
Leer Más
McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

McLuhan y Shakespeare en un balcón de Verona

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que ...
Leer Más
Andrew Ingraham y el lenguaje

Andrew Ingraham y el lenguaje

En varias ocasiones he hablado de Andrew Ingraham y sus teorías del lenguaje. Lo hice por primera vez en mi ...
Leer Más
Secleb y la Biblioteca de Babel

Secleb y la Biblioteca de Babel

Borges es uno de mis autores favoritos. He leído probablemente todos sus libros, algunos de ellos varias veces y también ...
Leer Más
Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa

Comienzo aquí  una pequeña antología que recogerá textos filosóficos franceses desde sus orígenes hasta su decadencia, pasando por su larguísimo ...
Leer Más
Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Marshall McLuhan, antes y después de su tiempo

Entre las muchas ideas y paradojas del pensador canadiense Marshall McLuhan, una de las más interesantes es la que dice ...
Leer Más
Paseo por la realidad virtual con McLuhan<h4> La cicatriz de Ulises /10 </h4>

Paseo por la realidad virtual con McLuhan

La cicatriz de Ulises /10

En el capítulo anterior (Ulises en Singapur) analicé una película llamada Nueve vidas, que trascurre en las calles de Singapur, ...
Leer Más
El medio es y no es el mensaje <h4> Paradoja nº2

El medio es y no es el mensaje

Paradoja nº2

Una buena historia ha de sobrevivir al medio en el que es contada, ha de poder ser traducida a otro ...
Leer Más
Algo más que un mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /1</h4>

Algo más que un mensaje

El modelo de la información de Shannon /1

Claude Shannon propuso un modelo explicativo de la información que se convirtió en legendario, a pesar de su aparente sencillez ...
Leer Más
El ruido es el mensaje <h4> El modelo de la información de Shannon /2</h4>

El ruido es el mensaje

El modelo de la información de Shannon /2

Desde hace bastante tiempo me interesa un aspecto del ruido, que no sé si ha sido tratado por los teóricos ...
Leer Más
Los SWIFTIES de Stephen King <h>CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS </h4>

Los SWIFTIES de Stephen King CIBERNIA, JUEGOS CON PALABRAS

Los swifties es un  juego del que habla Stephen King en Mientras escribo, sus memorias . Según parece, el juego ...
Leer Más
Los filoetimólogos

Los filoetimólogos

Con la expresión filoetimólogos me refiero a los filósofos que piensan que las cosas se pueden explicar conociendo el origen ...
Leer Más
La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

La Doble Etimología, de Fritz Mauthner

"Búsquese en un diccionario manual cualquiera una palabra, mientras más corriente mejor, y se podrá seguir, por ejemplo en la ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD, de Noam Chomsky y Steven Pinker

Es un juego que aparece mucho en los libros de lingüística, aunque no se plantea como un juego con el ...
Leer Más
EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

EL JUEGO DE LA AMBIGÜEDAD INTERNA, de Daniel Tubau

En el juego de la ambigüedad, las frases que se proponen son equívocas para el que las lee o las ...
Leer Más
Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Comprender sin definir, Wittgenstein y Huizinga

Wittgenstein y Huizinga me sirven en este fragmento de la presentación de Nada es lo que es para explicar por qué ...
Leer Más
Gary Klein, analista premortem

Gary Klein, analista premortem

El análisis premortem es una herramienta que no se debe confundir con el premortem que le practicaron al pobre médium Washington ...
Leer Más
"Will it blend?" o cómo triturar el marketing <br> <i>Storytelling y marketing </i>

“Will it blend?” o cómo triturar el marketing
Storytelling y marketing

Una de las más exitosas campañas de marketing que se conocen es la de la firma Blendtec, que fabrica batidoras ...
Leer Más
El obituario de Coca Cola

El obituario de Coca Cola

En otra ocasión he hablado del análisis premortem,  una técnica que se emplea en el desarrollo de proyectos y que consiste ...
Leer Más
Bola de nieve y la doble sinecdoque

Bola de nieve y la doble sinecdoque

Vete de mí es una de las más hermosas canciones que cantó el cubano Ignacio Villa, más conocido por su nombre artístico Bola ...
Leer Más
El revés y la trama

El revés y la trama

Estamos tan acostumbrados a escuchar aquello de “Traduttore, traditore” cada vez que se habla de la traducción, que se ha ...
Leer Más
El regreso de Ulises y la traducción

El regreso de Ulises y la traducción

Hace más de diez años, una de las primeras páginas que subí a la red se llamaba Utanapishti. Era un extraño ...
Leer Más
<i>El rey Lear </i> en tres dimensiones

El rey Lear en tres dimensiones

Marshall McLuhan considera que la primera aparición de la tercera dimensión en la narrativa se da en una escena de El rey ...
Leer Más
CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico  <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /1 </h4>

CRIPTOGRAFÍA: Sherlock Holmes y el córnico

Cómo descifrar códigos y lenguajes /1

Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores ...
Leer Más
Detectives en el laberinto de Creta <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes /2 </h4>

Detectives en el laberinto de Creta

Cómo descifrar códigos y lenguajes /2

En su libro El enigma del laberinto, Margalit Fox cuenta el desciframiento del lineal B,  un misterioso lenguaje encontrado en ...
Leer Más
Expertos y marxistas<br> <h4>Lenguaje de expertos /2</h4>

Expertos y marxistas

Lenguaje de expertos /2

Sin duda, usted, al ver la lista de palabras recomendadas en Hable como un verdadero experto, se habrá dado cuenta ...
Leer Más
Hablar, escribir... ¿bitear? <h4> Charlas en el templo masónico

Hablar, escribir… ¿bitear?

Charlas en el templo masónico

Entrevista con Markus Edjical y Odilius Vlak para Zothique, the Last Continent.  Aunque puedes escuchar la entrevista al final de ...
Leer Más
Los navajos vencen a los japoneses <br> <h4> Cómo descifrar códigos y lenguajes 3</h4>

Los navajos vencen a los japoneses

Cómo descifrar códigos y lenguajes 3

Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos decidió inventar un código que no pudieran descifrar los japoneses. Para ello, además ...
Leer Más
Audiovisual extensions<h4>Understanding new audiovisual media 2</h4>

Audiovisual extensions

Understanding new audiovisual media 2

Marshall McLuhan, who became famous after the publication of The Gutenberg Galaxy (1962) and Understanding Media (1964), proposes very interesting theories, but also ...
Leer Más
Cinema and other media<h4>Understanding new audiovisual media 3</h4>

Cinema and other media

Understanding new audiovisual media 3

When it began, cinema depended too much on theatre and did not make the most of all the possibilities it could offer ...
Leer Más
El cine y los otros medios<h4>Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3</h4>

El cine y los otros medios

Entendiendo los nuevos medios audiovisuales 3

En sus orígenes, el cine dependía demasiado del teatro y no aprovechaba sus posibilidades como medio nuevo y diferente: se ...
Leer Más
El libre fluir del lenguaje

El libre fluir del lenguaje

En el artículo de "La línea de sombra", Patria, me referí a la supuesta grandeza de algunos personajes históricos que, más ...
Leer Más
Autores virtuosistas

Autores virtuosistas

Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios ...
Leer Más
Félix Guattari <br>|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari
|| Breve historia de la decadencia de la lengua filosófica francesa/2

Félix Guattari solía escribir con Deleuze, pero este texto le pertenece sólo a él: "Aquí se observa perfectamente que no ...
Leer Más
Chomsky recupera lo innato <h4> || LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1 </h4>

Chomsky recupera lo innato

|| LA GRAMÁTICA INNATA DE CHOMSKY /1

Se puede pensar, y por lo tanto se ha pensado, que existen en ideas innatas, que no son adquiridas mediante ...
Leer Más
De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón <h4> La gramática innata de Chomsky /2 </h4>

De Adán y Eva a Chomsky pasando por Platón

La gramática innata de Chomsky /2

 Al contrario que los innatismos religiosos, como el pecado original de los cristianos, judíos y musulmanes, o la idea del ...
Leer Más
¿Es nuestro cerebro una tabula rasa? <h4> || La gramática innata de Chomsky /3 </h4>

¿Es nuestro cerebro una tabula rasa?

|| La gramática innata de Chomsky /3

Aunque, como hemos visto, el innatismo de Chomsky sostiene que ya existe una gramática en nuestro cerebro desde que nacemos, ...
Leer Más
Una <i>tablet</i> sin estrenar<h4> || La gramática innata de Chomsky /4 </h4>

Una tablet sin estrenar

|| La gramática innata de Chomsky /4

A pesar de que los partidarios de la gramática innata de Chomsky dibujaron una caricatura de sus rivales, como creyentes ...
Leer Más
Pretaporter y consumo feroz

Pretaporter y consumo feroz

Es cierto que gracias a la globalización disponemos de ropa y zapatos baratos, siempre que sepamos comprarlos fuera de temporada ...
Leer Más

Share

Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China

Emperador de jade

Antes de que China se convirtiera en China, con la unificación llevada a cabo por el reino de Qin en el año -221, hubo una época en la que aquel territoriuo se llamó la tierra de los Zhou. Pero antes de los Zhou reinaron los Shang, y antes de los Shang, los Xia, que es una dinastía que todavía permanece entre las brumas de la leyenda, pues estamos hablando de épocas situadas más allá del año 2000 antes de nuestra era, aunque se empiezan a encontrar indicios de la existencia de la epoca xia.

Pues bien, los chinos consideran que antes de los Xia existieron ciertos personajes que, aunque reciben el nombre de emperadores y augustos, están más cerca de la mitología que de lo legendario, pues muchos de sus rasgos parecen más celestiales o demoníacos que humanos. La cronología de estos seres ofrece muchas variaciones y confusión, pero algunos mitos chinos aseguran que el primero de esos seres que dieron origen a las primeras civilizaciones era Yu Di, el Emperador de Jade.

Evemero de Mesina (Sicilia), que vivió hacia el -330. El evemerismo busca el origen de los mitos en lejanos recuerdos de hechos históricos.

El problema es que las historias que se refieren del Emperador de Jade son muy posteriores a los primeros mitos chinos y han sido tan adornadas y recargadas por la influencia india posterior y las evoluciones mágicas y místicas de un taoísmo ya muy evolucionado, que resulta muy difícil separar los rasgos originales del mito. Aquí voy a contar su historia tal como suele ser presentada, y más adelante intentaré aislar el germen original. Me interesa el Emperador de Jade en relación con el origen de la civilización china y por su posible relación con los pueblos que con el tiempo se convertirían en China, pero, como ya he dicho, es muy probable que nada de lo que se cuenta de él nos sirva en esta investigación evemerista, excepto quizá por alguna de esas carambolas que a veces se producen en la transmisión de los mitos, cuando un mito reciente conserva de alguna manera un detalle perteneciente a otro mito perdido.

Yu Di

Al parecer, el Emperador de Jade era una figura casi sin importancia o incluso inexistente en la tradición china primitiva, pero que se convirtió en una de las principales deidades taoístas, tal vez durante la dinastía Tang (618-907). En la dinastía posterior, la Song, el emperador Shenzong aseguró que había visto al emperador de Jade durante una noche del año 1007, y a partir de entonces su culto se hizo oficial y muy popular.

El mito de Yu Di nos asegura que este personaje no apareció de la nada, sino que era el príncipe heredero del Reino de la Dicha Pura y de las Majestuosas Luces y Ornamentos Celestiales. Era hijo o al menos ayudante de Yuanshi Tianzun, el Venerable Celeste del Comienzo Original.

Su historia acumula adjetivos y cifras mareantes más propios de la India que de China, en los que se detecta la influencia que supuso la llegada del budismo a China y que hace casi imposible distinguir, como ya he dicho, el mito original de su adorno posterior. Lo resumiré brevemente: tras una vida en la que demostró benevolencia y atención constante hacia sus semejantes desde el trono de su reino, decidió retirarse para dedicarse a la contemplación o a la búsqueda del Tao. Tras 211.708.000 años, consiguió la Inmortalidad Dorada, para después transformarse en el Emperador de Jade.

A pesar de todo el aspecto grandielocuente y celestial del mito, hay detalles que nos pueden hacer sospechar en el recuerdo lejano de luchas entre pueblos históricos. En especial un mito que se refiere a la época en la que Yu Di todavía no había alcanzado todo su poder.

Yu Di y el demonio

Se cuenta que Yu Di vagaba por la tierra, intentando mejorar su propio ser y que ya había hecho más de 3200 intentos en este camino de perfección, cada uno de tres millones de años. Al mismo tiempo, una criatura malvada quiso hacerse con el poder sobre el universo y empezó a acumular poder durante millones y millones de años. Hay que tener en cuenta que en la India está muy extendida la idea de que mediante la meditación o tapás, un sabio puede acumular un poder superior al de los mayores dioses. Después de tres mil intentos, aquel ente maligno se unió a todo tipo de criaturas demoníacas y asaltó el Cielo. Lo conquistó, tras vencer a los Tres Puros.

El Emperador de Jade, que estaba en ese momento luchando contra diversos monstruos en la tierra, percibió lo que había sucedido en el Cielo y ascendió para enfrentarse a la criatura maligna, a la que logró vencer gracias a su benevolencia, pues sus poderes eran semejantes. Una vez vencido el demonio, el Emperador de Jade fue proclamado Ser Supremo del Universo.

Por otra parte, el Emperador de Jade fue también el creador de los seres humanos, a los que fabricó a partir del barro. Lamentablemente, los puso a secar al sol, pero comenzó a llover y las figuras se estropearon bastante, lo que explica el origen de las enfermedades y las deformidades físicas de nacimiento.

También se atribuye al Emperador de Jade la creación del zodiaco chino, cuando convocó en el cielo a los animales. Aunque uno de ellos tenía que ser el gato, no pudo presentarse allí por culpa de la rata y su lugar fue ocupado por el cerdo. Aunque la función del mito es clara y no parece nada terrenal, sino más bien astronómica, no hay que descartar el considerar a esos doce animales como totémicos, quizá en representación de clanes primitivos. Volveré a hablar de este asunto al tratar de Fu xi y su hermana y/o esposa Nüwa.

Existen otros mitos relacionados con Yu Di, que se podrían investigar en busca de lejanas huellas de acontecimientos históricos, como el que cuenta como su hija Zhinu, la costurera celeste, se enamoró de un pastor llamado Niulang. En este tipo de mitos a veces se puede encontrar el lejano eco del contacto entre pueblos agricolas y ganaderos, aunque la historia del pastor Niulang y la costurera Zhinu suele emplearse con carácter cosmológico, para explicar un fenómeno que se puede observar en la Vía Láctea.

En cualquier caso, el sucesor de Yu Di como gobernante del universo fue Yùchén Tianshi, es decir, el Maestro Celestial del Amanecer de Jade de la Puerta Dorada.

 

Emperador de Jade Portraits_of_Jade_Emperor_and_the_Heavenly_Kings

El Emperador de Jade y los soberanos celestiales.

YU DI, EL EMPERADOR DE JADE

chino: 玉帝, pinyin: Yù Dì.

También llamado Yu Huang o Augusto de Jade (玉皇, Yù Huáng).

Otros nombres: Emperador Augusto de Jade (玉皇上帝, Yù Huáng Shàngdì) o Gran Emperador Augusto de Jade (玉皇大帝, Yù Huáng Dàdì). Los niños le llaman Abuelo Celestial (天公, Tiān Gōng).

 

 

 


china-cabecera-origenes

Fuxi <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Fuxi

||Orígenes mitológicos de China

Fuxi (伏羲) es el hermano o amante, o ambas cosas, de Nüwa, la creadora de los seres humanos. Se le ...
Leer Más
Nüwa <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China

La cronología de los personajes legendarios de China ofrece muchas variaciones y confusión, suele considerarse que el primero de los llamados ...
Leer Más
Pangu <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Pangu

||Orígenes mitológicos de China

Pangu es lo más parecido a un dios creador que existe en la mitología china. Su mito pertenece a un mitema ...
Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade <br><h4><i>Orígenes mitológicos de China</i></h4>

Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China

Antes de que China se convirtiera en China, con la unificación llevada a cabo por el reino de Qin en ...
Leer Más
China, ¿un pueblo sin mitología? <h4>||Orígenes mitológicos de China /1 </h4>

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece ...
Leer Más
CHINA

CHINA

A continuación, puedes ver todas las entradas y artículos que tienen relación con China, su historia, su filosofía y su ...
Leer Más
CUENTOS CHINOS: <i>El gobernador del Sur </i>, de Li Gongzuo

CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en ...
Leer Más
CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

En agosto de 2005 pasé unos días en Beijing con Ana Aranda. Beijing es la capital de China, es decir, ...
Leer Más
LOS SIETE SABIOS CHINOS /1 <h4>Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1 </h4>

LOS SIETE SABIOS CHINOS /1

Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1

En la época de los Tres Reinos (220 a 280), además de la llegada del budismo, hubo movimientos intelectuales muy ...
Leer Más
WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO <h4>Un experimento chino /1</h4>

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un ...
Leer Más
¿Qué es el <i>Zhuangzi</i>? <h4>UNA LECTURA DEL <i>ZHUANGZI /1</i>

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1

Zhuangzi es el nombre de uno de los libros chinos más importantes y conocidos. Hasta hace poco, lo habitual era ...
Leer Más
CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

  Cuando hace bastantes años me disponía a iniciar una sucesión de viajes que finalmente me llevaría a Perú, decidí ...
Leer Más
HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

La historiografía china tradicional tenía la costumbre de considerar que lo único que importaba era la sucesión de las diversas ...
Leer Más
LA ÉPOCA TANG

LA ÉPOCA TANG

La época Tang es una de las más interesantes de la historia de China y es un buen ejemplo de ...
Leer Más
La persona tras la máscara<h4> ESCRITO EN EL CIELO ~1</h4><h4> Ensayo sobre las máscaras /1</h4>

La persona tras la máscara

ESCRITO EN EL CIELO ~1

Ensayo sobre las máscaras /1

 Avión volando entre Madrid y Barcelona Lunes 1 de diciembre de 1997 Original del primer “Escrito en el cielo” En ...
Leer Más


Share

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

zhulong

Zhulong, el colosal dragón rojo que al cerrar y abrir los ojos daba comienzo al día o a la noche

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece de algunos de los rasgos que definen a una mitología e incluso a una religión, como la falta de una clase sacerdotal tan influyente como la del cristianismo o incluso el islamismo. Tan solo encontramos algo semejante durante la época de máxima expansión del budismo, durante la dinastía Tang, cuando los sacerdotes y los templos adquirieron un gran poder en China.

A pesar de lo anterior, la cultura china posee en sus tradiciones más antiguas muchos elementos propios de las mitologías, como mitos de origen y creación del cosmos, como el de Pangu; mitos de héroes civilizadores, como los emperadores legendarios; un panteón de dioses y antepasados míticos, aunque bastante adaptado a las necesidades de los mortales; unos cuantos mitos etiológicos, que explican el origen de diversas cosas, actos o costumbres. Y, por supuesto, fábulas de todo tipo protagonizadas por criaturas celestes o demoníacas o por espíritus que habitan en ríos, montañas o mundos lejanos.

La civilización china, hablando siempre en términos muy generales y por tanto muy discutibles, al menos cuando descendemos a los detalles, ha sido casi siempre bastante racional y razonable, ya desde la época de los Reinos Combatientes (-481/-221) y cuando se instauró el imperio, bajo la dinastía Qin (-221), que es el origen de lo que hoy conocemos como China. Esa racionalidad se hizo más explícita con la dinastía posterior, la Han, que adoptó ideas cercanas al filósofo Xunzi, y después con la implantación oficial del confucianismo.

Divinidad en un templo de Yunnan (Foto de Daniel Tubau)

Cuando llegaron a China las primeras ideas religiosas o metafísicas procedentes de la India, como las del budismo, la mitología china se pobló de divinidades coloridas y  vistosas como las que solo la irrefrenable imaginación india es capaz de crear. Los dioses comenzaron a ocupar su lugar en barrocos y superpoblados panteones, no solo entre los budistas chinos, sino también entre los taoístas e incluso entre los confucianos. En mis viajes a China he visitado muchos templos llenos de decenas de dioses, demonios y todo tipo de criaturas fantásticas, como se puede ver en algunas de las fotos que acompañan estos artículos.

Una divinidad en un templo chino de Yunnan (foto de Daniel Tubau)

Ahora bien, esa fase mitológica ya tardía no me interesa en esta investigación, en la que pretendo no solo contar los primeros mitos chinos, sino también descubrir las huellas de acontecimientos históricos que quizá se conservan en esos mitos de la China primitiva. Pondré un ejemplo: en otro lugar me he referido a un personaje llamado el Emperador de Jade, que a pesar de que se supone que existió en tiempos anteriores a la historia conocida, en realidad no resulta nada útil para rastrear los orígenes de China, ya que su culto es muy tardío. Se trataba de una divinidad menor, a la que no se dio demasiada importancia hasta que, en el año 1007, el emperador Shenzong aseguró haberse encontrado con él durante una noche. Creo que es mejor no hacer excesivo caso a mitos tardíos como este del Emperador de Jade y prestar más atención a las figuras mitológicas de los mitos primitivos chinos, llenas de aspectos fascinantes que quizá sí tengan relación con  recuerdos de épocas que se sitúan entre la historia y la leyenda. La entrada dedicada al Emperador de Jade tiene, en consecuencia, el único propósito de dar un ejemplo de esta barroca mitología tardía.

mitologia_clasicamitologia-clasica-china-gabriel-garcia-noblejas-trotta-18957-MLA20163033506_092014-FA pesar de que es cierto que la mitología china no puede competir con la griega, la india, la céltica o incluso la escandinava o germana, cuando se emprende una investigación rigurosa, se pueden recuperar bastantes mitos, como los que cuenta el sinólogo Gabriel García Noblejas en su Mitología clásica china, cuya edición en la editorial Trotta, me resulta una ayuda fundamental. A ella pertenecen muchos de los textos que he citado, cuando proceden de fuentes chinas clásicas.

 

 


china-cabecera-origenes

Fuxi <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Fuxi

||Orígenes mitológicos de China

Fuxi (伏羲) es el hermano o amante, o ambas cosas, de Nüwa, la creadora de los seres humanos. Se le ...
Leer Más
Nüwa <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Nüwa

||Orígenes mitológicos de China

La cronología de los personajes legendarios de China ofrece muchas variaciones y confusión, suele considerarse que el primero de los llamados ...
Leer Más
Pangu <h4>||Orígenes mitológicos de China </h4>

Pangu

||Orígenes mitológicos de China

Pangu es lo más parecido a un dios creador que existe en la mitología china. Su mito pertenece a un mitema ...
Leer Más
Yu Di, el emperador de Jade <br><h4><i>Orígenes mitológicos de China</i></h4>

Yu Di, el emperador de Jade

Orígenes mitológicos de China

Antes de que China se convirtiera en China, con la unificación llevada a cabo por el reino de Qin en ...
Leer Más
China, ¿un pueblo sin mitología? <h4>||Orígenes mitológicos de China /1 </h4>

China, ¿un pueblo sin mitología?

||Orígenes mitológicos de China /1

Se suele decir que los chinos no tienen mitología. Si se compara con otras culturas, es cierto que China carece ...
Leer Más
CHINA

CHINA

A continuación, puedes ver todas las entradas y artículos que tienen relación con China, su historia, su filosofía y su ...
Leer Más
CUENTOS CHINOS: <i>El gobernador del Sur </i>, de Li Gongzuo

CUENTOS CHINOS: El gobernador del Sur , de Li Gongzuo

Había una vez en un lugar de la lejana China, un soldado que se llamaba Fen. Aunque había luchado en ...
Leer Más
CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

CUADERNO DE PEKÍN: ¿Pekín o Beijing?

En agosto de 2005 pasé unos días en Beijing con Ana Aranda. Beijing es la capital de China, es decir, ...
Leer Más
LOS SIETE SABIOS CHINOS /1 <h4>Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1 </h4>

LOS SIETE SABIOS CHINOS /1

Los siete sabios del bosquecillo de bambú /1

En la época de los Tres Reinos (220 a 280), además de la llegada del budismo, hubo movimientos intelectuales muy ...
Leer Más
WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO <h4>Un experimento chino /1</h4>

WANG WEI: UN EXPERIMENTO CHINO

Un experimento chino /1

El parque de los ciervos (Lu Chai), de Wang Wei Todo empezó cuando poco antes del año 2000 leí un ...
Leer Más
¿Qué es el <i>Zhuangzi</i>? <h4>UNA LECTURA DEL <i>ZHUANGZI /1</i>

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1

Zhuangzi es el nombre de uno de los libros chinos más importantes y conocidos. Hasta hace poco, lo habitual era ...
Leer Más
CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

CUADERNO DE YUNNAN: Tiempo de espera

  Cuando hace bastantes años me disponía a iniciar una sucesión de viajes que finalmente me llevaría a Perú, decidí ...
Leer Más
HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

HISTORIA DE CHINA Y CRONOLOGÍA

La historiografía china tradicional tenía la costumbre de considerar que lo único que importaba era la sucesión de las diversas ...
Leer Más
LA ÉPOCA TANG

LA ÉPOCA TANG

La época Tang es una de las más interesantes de la historia de China y es un buen ejemplo de ...
Leer Más
La persona tras la máscara<h4> ESCRITO EN EL CIELO ~1</h4><h4> Ensayo sobre las máscaras /1</h4>

La persona tras la máscara

ESCRITO EN EL CIELO ~1

Ensayo sobre las máscaras /1

 Avión volando entre Madrid y Barcelona Lunes 1 de diciembre de 1997 Original del primer “Escrito en el cielo” En ...
Leer Más


Share

Viajes al Otro Mundo

Lectura del Zhuangzi /13

Palabras en el viento, por Rubén Monzón

Palabras en el viento, por Rubén Monzón

En Los soplos de la voz prometí una interpretación de las opiniones de Zhuangzi acerca del lenguaje que no he encontrado en ningún comentador, quizá porque la mayoría de los comentadores no se aventuran a discutir con nuestro querido amigo Zhuangzi, un respeto que, tal vez, es una de las formas del desprecio.

Tanto en esa entrada como en la anterior (Palabras en el viento) había ciertas dudas acerca de si el maestro Zhuang pretendía criticar el lenguaje al compararlo con el viento. Por un lado, dice que las “palabras no son como el viento”. Por otro lado, como nos señala Iñaki Preciado Ydoeta, quizá eso no es un elogio de las palabras, sino todo lo contrario. ¿Por qué? Porque para Zhuangzi el viento no sería lo que vulgarmente entendemos, esa brisa, aire o tempestad sin sentido ni significado.

En efecto, en los comienzos del libro segundo del Zhuangzi conocimos a Ziqi de Nanguo (ver La música del cielo), quien decía que el viento habla a través de las oquedades de la tierra. Ziqi parecía capaz de entrar en algo así como un trance, en abandonar su propio yo y entrar en comunión con la naturaleza. Cuando su amigo Yangcheng Ziyou le pregunta qué le ha sucedido en esos momentos en los que parecía “un tronco seco” sin conciencia, Ziqi le responde:

«¿Sabes? Hace un momento he perdido mi yo.
Aunque oigas la música de los hombres,
no oyes la música de la tierra.
Aunque oigas la música de la tierra,
no oyes la música del cielo».

Cuando su amigo le pregunta qué músicas son esas de la tierra y el cielo, Ziqi explica:

«Viento es lo que exhala la Tierra respirando
– dijo Ziqi -. Inmóvil hasta que se levanta
y braman con furia todas las oquedades.
Allí, en las montañas,
en los bosques profundos,
las hendiduras de los gigantescos troncos
son como narices, bocas, orejas,
muescas, tazas, morteros,
hoyos y hondonadas: todos ellos
susurran, silban, chillan,
sollozan, rugen, vociferan.
Unos llaman y otros son eco.
Unos son dulce brisa, otros
huracán desaforado.
Cuando el viento poderoso se detiene,
las oquedades se vacían de silencio.
¿No has visto tú la danza última
de las hojas, de las ramas
el último temblor?» 

Podemos entender este pasaje de muchas maneras, hay quien dice, y en ello coincide Liliana Chaves, que Zhuangzi, o mejor el personaje que nos está hablando en este pasaje, Ziqi de Nanguo, sostiene que la tierra es un ser vivo dotado de conciencia: “Creo entender que la tierra para el divino Zhuang es un ser viviente y por lo tanto es conciencia”. Carmelo Elorduy cita a un comentarista chino de la dinastía Tang, Cheng Xuanying que, en efecto, identifica a la Tierra (“la Gran Masa”) con el Creador, la naturaleza o el Universo. Elorduy señala además otro pasaje del Zhuangzi, en el capítulo 6, en el que se dice “La Gran Masa me ha cargado con mi cuerpo”, y compara esta concepción con la de algunos filósofos griegos, como Anaximandro o Anaxímenes, que hablaban de la respiración de la tierra, y otros que consideraban que la Tierra era un animal viviente, dotado de un Alma Universal”.

Sea como sea, y este es un asunto sobre el que volveremos una y otra vez, Ziqi habla de la música de los hombres, de la música de la Tierra y de la música del Cielo, como tres cosas diferenciadas, porque como hemos visto antes, dijo que puedes escuchar la música de los hombtres pero no la de la tierra, y la música de la tierra pero no la del cielo:

«La música del Cielo 
¿de dónde viene ese soplo múltiple y plural
que penetra en cada cosa
y que cada cosa inhala por sí misma?».

Aunque ahora no podamos resolver este asunto tan complejo y que ha sido interpretado de tan diversas formas, en parte según las preferencias de cada lector Cheng Xuanying (fl. 631-652) era budista o al menos estaba muy influido por el budismo que había llegado a China unos siglos antes, encontrando grandes semejanzas con el taoísmo y a veces fusionándose o cohabitando, en especial el budismo de la escuela dhyana, que dio origen al Chan chino y al posterior zen japonés. Por su parte, Carmelo Elorduy, extraordinario sinólogo pionero, era jesuita. Yo soy ateo y materialista, si es que esas palabras significan algo muy definido, más allá de la desconfianza en la existencia de dioses y espíritus. Cada uno queremos apropiarnos de las bellezas y la inteligencia del Zhuangzi y eso nos puede hacer ver lo que queremos ver y apenas mirar lo que no nos interesa o no nos gusta en los deliciosos pasajes de este libro incomparable. Pero, Zhuangzi, como Shakespeare se escapa a todas las redes que le lanzamos los interpretadores, y está bien que así suceda, porque los libros con un único significado son poca cosa. Aunque es mi intención en esta lectura del Zhuangzi intentar ver incluso lo que no quiero mirar y dejar hablar a Zhuang (y a otros posibles autores del libro), de vez en cuando ofrezco mi propia interpretación, sabiendo que es completamente personal y subjetiva, pero respetando, creo, unas reglas para leer textos filosóficos que me impuse a mí mismo hace muchos años, y que puedes leer aquí: Reglas para leer textos de filosofía.

Aclarado todo lo anterior, vuelvo al Zhuangzi y limito mi comentario a un objetivo modesto, el lenguaje y la música del cielo y de la tierra, dejando para más adelante las discusiones acerca de un Creador o una interpretación monista o panteísta de la naturaleza y el universo.

 

Words are wind, por Fiona Reeves

Words are wind, por Fiona Reeves

 

La música y el lenguaje del cielo y de la tierra

Recordemos cómo terminaba Ziqi su charla acerca de la música del cielo y de la tierra:

«Si la música de la Tierra
proviene de estas oquedades;
y si la música de los hombres
proviene de las flautas de bambú;
¿de dónde viene la música del Cielo?».

Aquí, como se ve, se establece una comparación explícita entre el lenguaje y la música de los seres humanos y esa otra música y ese otro lenguaje, incomprensible para nosotros, del viento, la tierra y el cielo.

Lo habitual, al interpretar este tipo de pasajes, es ponerse en el lugar del maestro Ziqi, un ejercicio muy arriesgado, en mi opinión, y dar por sentado que Zhuangzi nos está diciendo que nuestro lenguaje, nuestro pensar, nuestras palabras y nuestras distinciones no son otra cosa que inútiles y pretenciosos balbuceos, y que deberíamos quedarnos callados ante la magnificencia y verdad de la naturaleza, el Tao o como queramos llamarlo.

Nosotros y nuestro lenguaje, en definitiva, somos una vulgar copia de esa verdad inefable, así como lo son nuestras fatigosas distinciones y discusiones interminables acerca de lo que es y lo que no es. Existe, en definitiva, una verdad allá fuera donde todas las distinciones desaparecen y donde podemos, en algo semejante a un éxtasis místico como el de Ziqi de Nanguo, contemplar la verdad, que no está dividida ni es múltiple, como todo aquello que se nos aparece en nuestro mundo cotidiano.

Podríamos descubrir un paralelo entre este planteamiento y otros que se podrían encuadrar en eso que se ha llamado nostalgia del origen, del mundo indiviso, de la realidad Una y única. También con aquella filosofía perenne de la que hablaba Aldous Huxley.

Sin embargo, creo que se pierde de vista un asunto fundamental y en esto difiero del Zhuangzi o al menos de su interpretación dominante. Es una opinión personal, un debate con Zhuang, Ziqi o quienes sostienen esa distinción entre la pluralidad aparente y la esencial unidad.

 

El mundo del revés

No es que Zhuangzi o Ziqi hayan visto esa Verdad, esa Naturaleza, ese Tao indiviso y vengan aquí, a este mundo imperfecto, para contárnoslo y revelarnos que somos un pálido reflejo de lo Perfecto. Aunque Zhuangzi parece dudar hasta el último momento de su libro acerca de cuál es la respuesta a estas y a otras preguntas inquietantes, cieros intérpretes, que podríamos considerar “orientalistas” en el sentido empleado por Edward Said, parecen tenerlo muy claro y dar por sentado que debemos aceptar sin más la existencia de esas nociones trascendentes (Tao, Naturaleza, Verdad) y de las músicas y lenguajes de la tierra y el cielo, incluso de esas entidades con mayúscula, Cielo y Tierra y Viento, superiores a nosotros y de las que depende nuestra existencia y de las que son una imitación nuestras músicas y nuestros lenguajes.

Yo creo, sin embargo, que el proceso es más bien el contrario: es a partir de la observación de este mundo imperfecto como un filósofo, un místico o un pensador como Zhuangzi construye ese otro mundo.

Es a causa de la observación del lenguaje humano por lo que Zhuangzi se dedica a buscar en la naturaleza un lenguaje equivalente.

En realidad, Zhuang o Ziqui o los místicos y metafísicos que hablan de lo incognoscible, las esencias, la idealidad, el Tao con mayúsculas o “lo Otro”, están tan contaminados como cualquiera de nosotros y se dejan llevar, también como cualquiera de nosotros, por las cosas, las categorías y los esquemas que han observado en este mundo imperfecto. Y sólo después intentan trasladarlos a lo Otro, proporcionándole, de este modo, un lenguaje a Tierra, al Viento y al Cielo, o la Naturaleza, al Mundo y al Tao, pero no debido a que la Naturaleza, el Mundo o el Tao tengan tal lenguaje, sino porque somos nosotros quienes tenemos un lenguaje.

Dicho de otra manera: la metafísica como cosa de la que hablan los seres humanos se basa siempre en la física. Como se sabe, esto sucede ya desde el comienzo de la palabra “metafísica” gracias a un delicioso accidente: cuando Andrónico de Rodas quiso ordenar ciertos textos de difícil clasificación de Aristóteles, los situó detrás del volumen que contenía la Física, digamos que en el estante que está más allá del de la Física. Pero efectivamente, varios de esos textos se ocupan de lo que está “más allá de la física”, del fundamento último de lo que hace posible la física, la naturaleza, de la ontología, de la causa de todas las causas, etcétera.

Ahora bien, insisto en que todo lo que el maestro Zhuang encuentra allí, en el Cielo, en el Viento o en la Tierra, lo ha visto antes aquí: el lenguaje, la música y todo lo demás.

Ahora bien, algunos filósofos se han preguntado: ¿de dónde procede la idea de perfección si no existe la perfección en este mundo? ¿Y de dónde el concepto de Unidad si aquí lo que hay es multiplicidad?

Descartes, en un argumento indigno de su genio y  de su ingenio, dijo que la noción de perfección procedía de Dios: “Puesto que la perfección no existe en este mundo, esa idea tiene que haberla puesto un Dios en nuestra mente”.

Pero la verdad es que la idea de perfección o la idea de cualquier cosa que no podemos encontrar en este mundo imperfecto se puede imaginar fácilmente a partir de la observación de lo que sí vemos.

A partir de la observación de lo imperfecto se llega con tremenda sencillez a lo perfecto: veo en un objeto algo que no acaba de satisfacerme, así que puedo imaginar que ese objeto no tuviera ese defecto, y puedo imaginar, sin ningún esfuerzo especial, que no tuviera aquel otro defecto, que no tuviera ningún defecto.

Veo un trozo de madera que mide un metro: puedo imaginar que midiese dos metros, y que midiese cuatro, y que midiese siempre un poco más, puedo imaginar, en fin, que no llegase yo nunca a alcanzar su punta. De este modo llego a la idea de lo interminable y lo infinito, aunque no pueda contemplarlo en este mundo.

Este mundo cotidiano no es como es debido a la existencia de un Otro Mundo que nadie conoce, sino que cualquier otro mundo es imaginado a partir de este mundo. Zhuangzi se mueve a partir del lenguaje humano hacia el lenguaje de la Tierra y el Viento, y no al revés. Es el significado que descubre en ese aire sonoro que son nuestras palabras lo que le hace buscar también un significado en ulular del viento.

Los trascendentalistas, y no me refiero ahora a Zhuangzi, que es más complejo, ambiguo, divertido e interesante, suelen despreciar las distinciones de este mundo imperfecto nuestro y a los pobres filósofos que se pierden en discusiones interminables, pero su otro mundo trascendental no es ni más ni menos que una distinción más, una multiplicidad más que añadir a esas de las que tanto se burlan. Una hipótesis más, imaginada o inventada a partir de las observadas en este mundo vulgar que habitamos, y no al contrario. Aunque no soy marxista, creo que es muy cierto aquello que Marx aplicó a Hegel: hay que devolver al mundo lo que Hegel se llevó a los cielos, poner a Hegel del revés y convertir el espíritu hegeliano en materia.

Por otra parte, ese tipo de interpretaciones acerca de la Unidad, el Tao indiviso o la infinitud y perfección divinas son tan gratuitas como un brindis al sol, o al viento, si se prefiere. Porque también es muy fácil darse cuenta de que existe una  contradicción irresoluble entre vivir en ese Tao indiviso y, sin embargo, tomarse la molestia de escribir un libro lleno de paradojas y multiplicidades. Pronto veremos algunas más.

 Continuará…

 

 

******

ENTRADAS PUBLICADAS EN “LECTURA DEL ZHUANGZI”

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1


Leer Más
El pájaro Peng
Lectura del Zhuangzi /2

Leer Más
Otros mundos
Lectura del Zhuangzi /2b

Leer Más
Zhuang visita la caverna de Platón
Lectura del Zhuangzi /2c

Leer Más
Xu You y el gobierno del mundo
Lectura del Zhuang Zi /3

Leer Más
Los disparates de Jieyu
Lectura del Zhuangzi /4

Leer Más
La calabaza de Huizi
Lectura del Zhuangzi /5

Leer Más
La música del cielo

Lectura del Zhuangzi /6


Leer Más
La gran sabiduría y la pequeña
[Lectura del Zhuangzi /7]

Leer Más
El origen de todas las cosas
Lectura del Zhuangzi /8

Leer Más
Nos cortamos con el filo de las cosas
Lectura del Zhuangzi /9

Leer Más
El maestro de todos
Lectura del Zhuangzi /10

Leer Más
Palabras en el viento

Lectura del Zhuangzi /11


Leer Más
Los soplos de la voz

Lectura del Zhuangzi /12


Leer Más
Viajes al Otro Mundo

Lectura del Zhuangzi /13


Leer Más

TEXTOS COMPLEMENTARIOS

Enciclopedia del Zhuangzi
Lectura del Zhuangzi

Leer Más
Voltaire: Primera carta sobre los cuáqueros

Leer Más
Bibliografía

Leer Más
Platón: el mito de la caverna

Leer Más
Otros mundos: Uexkhull y el Zhuang Zi

Leer Más

Share

Los soplos de la voz

Lectura del Zhuangzi /12

words4

El maestro Zhuang dice: “Las palabras no son como el soplar del viento”.

Esta es una frase que puede ser interpretada de muy diversas maneras. Una de ellas, de la que he hablado en Palabras en el viento, es que las palabras son algo más que simple aire, puesto que transportan un significado, tienen un sentido. Desde este punto de vista, el maestro Zhuang estaría negando aquella célebre expresión de los nominalistas medievales que decían que las palabras eran “flatus vocis”, soplos de la voz.

Ahora bien, los nominalistas no llegaban tan lejos como para negar que las palabras tuvieran significado, lo que decían es que los conceptos universales, como “bondad”, “belleza” o “divinidad” eran emisiones fonéticas, palabras con un significado, sí, pero no necesariamente con un referente. Es decir, que aquello a lo que se referían no tenía por qué existir. Existe Dios, pero no la “divinidad”, existe este hombre y aquel hombre pero no la “humanidad”.

pedroabelardoRoscelino de Compiègne (1050-1121),  fundador del nominalismo y autor de la comparación entre los universales y los “flatus vocis” fue obligado a retractarse de sus enseñanzas, ya que, siguiendo su interpretación, era absurdo decir que exista algo que se corresponda con la palabra “Trinidad”, lo que existe, en todo caso es el Dios padre, el Dios hijo y  el Dios Espíritu Santo, lo que nos aleja de ese monoteísmo-trialismo inexplicable e incomprensible que adoptaron los cristianos y desemboca en la herejía del triteísmo, tres dioses o al menos tres sustancia diferenciadas. Sin embargo, su discípulo Abelardo y otros  filósofos como Guillermo de Ockham, conservaron el nominalismo, aunque teniendo mucho cuidado de aplicarlo a la Trinidad.

Los nominalistas, en definitiva, decían que los conceptos universales eran sólo “flatus vocis”, conceptos que tenían más sentido que el viento, pero que no se correspondían con algo existente en sí. Admitían que  algunas palabras podían tener una correspondencia en el mundo de las cosas existentes (incluyendo entre esas cosas existentes a Dios mismo), pues las significaban, por ejemplo, la palabra “pan” referida a una barra de pan. Incluso podía haber palabras que se refiriesen a cosas no existentes o no dotadas de individualidad sustancial, pero imaginables, como la “bondad” entendida como una cualidad aplicable a cierto tipo de acciones o pensamientos. Desde este punto de vista, cuando Zhuang dice que las palabras no son como el soplar del viento estaría diciendo que las palabras tienen significado (tesis de los nominalistas) o incluso que tienen algo más que significado (tesis de los realistas).

Sin embargo, la frase del Zhuangzi se interpreta a menudo en un sentido completamente opuesto: Zhuang no estaría despreciando al viento al decir que las palabras son algo más que el soplar del viento, sino todo lo contrario. Estaría despreciando a las palabras, diciendo que no llegan ni de lejos a las virtudes que sí tiene el viento. Esa es la intrerpretación que ofrece Preciado Ydoeta en su traducción del Zhuangzi::

“La palabra procede de un prejuicio, es algo intencional, no como el viento, que es totalmente espontáneo y natural”

Es decir, Zhuang no estaría diciendo: “La palabra no es como un simple viento o aire porque la palabra, además, expresa razones y tiene significados“, sino “La palabra no es como el viento o el aire porque la palabra no es natural y carece de la espontaneidad del viento“.

Preciado Ydoeta opina que Zhuang no solo da un sentido negativo a las palabras, sino que da un sentido positivo al viento. Veamos de nuevo el pasaje que ya cité en Palabras en el viento, pero ahora en la traducción de Pilar Gómez España y Jean Claude Pastor Ferrer:

“La palabra no está hecha sólo de aire,
la palabra tiene un decir,
pero lo que dice no es nunca fijo.
¿En verdad existen las palabras?
¿En verdad se diferencian del piar de los pájaros?“.

Es una traducción que parece acercarse más a mi interpretación, pero recordemos ahora la traducción de Preciado Ydoeta:

“La palabra no es como el soplar del viento. El que habla expresa razones, mas estas razones no son algo permanente. ¿Habla realmente? ¿O es que acaso no habla? Imagina que sus palabras son diferentes al piar de un pajarillo. ¿Se distinguen? ¿O acaso no se distinguen?

Aquí la traducción parece haber variado lo suficiente para favorecer otra interpretación. Hay razones muy poderosas a favor de la interpretación de Preciado Ydoeta, en especial el hecho innegable de que en los primeros pasajes del Zhuangzi se hace un elogio del viento y de lo que el viento expresa al moverse entre las oquedades de la tierra. Sin embargo, aunque creo que es cierto que Zhuang es crítico con la palabra y elogioso con el viento, creo que en el fragmento que nos ocupa se refiere al viento de la manera más común, como a algo que carece de significado, o al menos del significado atribuido a las palabras.

Enseguida veremos la crítica al lenguaje y a las palabras, al razonar mismo, que hace Zhuang, pero antes quiero avanzar una tesis personal. No tengo noticia de que ningún intérprete del Zhuangzi haya llegado a este planteamiento. Tiene que ver, precisamente con ese elogio del viento que hace Zhuang en los primeros capítulos de su libro.

Continuará…

***********

He hablado de la polémica entre realistas y nominalistas (que no hay que confundir con la poelémica realistas-idealistas, en El cristianismo, tan cerca y tan lejos)

******

ENTRADAS PUBLICADAS EN “LECTURA DEL ZHUANGZI”

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1


Leer Más
El pájaro Peng
Lectura del Zhuangzi /2

Leer Más
Otros mundos
Lectura del Zhuangzi /2b

Leer Más
Zhuang visita la caverna de Platón
Lectura del Zhuangzi /2c

Leer Más
Xu You y el gobierno del mundo
Lectura del Zhuang Zi /3

Leer Más
Los disparates de Jieyu
Lectura del Zhuangzi /4

Leer Más
La calabaza de Huizi
Lectura del Zhuangzi /5

Leer Más
La música del cielo

Lectura del Zhuangzi /6


Leer Más
La gran sabiduría y la pequeña
[Lectura del Zhuangzi /7]

Leer Más
El origen de todas las cosas
Lectura del Zhuangzi /8

Leer Más
Nos cortamos con el filo de las cosas
Lectura del Zhuangzi /9

Leer Más
El maestro de todos
Lectura del Zhuangzi /10

Leer Más
Palabras en el viento

Lectura del Zhuangzi /11


Leer Más
Los soplos de la voz

Lectura del Zhuangzi /12


Leer Más
Viajes al Otro Mundo

Lectura del Zhuangzi /13


Leer Más

TEXTOS COMPLEMENTARIOS

Enciclopedia del Zhuangzi
Lectura del Zhuangzi

Leer Más
Voltaire: Primera carta sobre los cuáqueros

Leer Más
Bibliografía

Leer Más
Platón: el mito de la caverna

Leer Más
Otros mundos: Uexkhull y el Zhuang Zi

Leer Más

Share

Palabras en el viento

Lectura del Zhuangzi /11

viento wind-word-deformation-psd-layered-material_35-36258

“La palabra no es como el soplar del viento. El que habla expresa razones, mas estas razones no son algo permanente. ¿Habla realmente? ¿O es que acaso no habla? Imagina que sus palabras son diferentes al piar de un pajarillo. ¿Se distinguen? ¿O acaso no se distinguen?

¿Cómo ha podido ocultarse el tao hasta el punto de aparecer la distinción entre lo verdadero y lo falso? ¿Cómo se ha podido ocultar la palabra hasta el punto de aparecer la distinción entre el “es” y el “no es”? ¿Hay lugar donde el tao no exista? ¿Será imposible la palabra?

 [Zhuangzi Libros interiores Libro 2. Qí wù lùn (齊物論). Capítulo 1.Identidad de las cosas y discursos (o  Identidad de los seres) Apartado III]

 

Si en el pasaje anterior (“El maestro de todos”) encontré ciertas dificultades de interpretación básica, aquí también las encuentro, aunque no por las mismas razones.

Pensemos en la primera frase: “Las palabras no son como el viento”.  Yo la interpreté en una ocasión en cercanía con frases como la shakesperiana “La sangre es más espesa que el agua”.

Entendí que Zhuangzi decía que las palabras no son mero aire, simple viento sin significado, a pesar de ser en esencia aire que se convierte en sonido. No son tan solo una emisión de viento que sale de nuestras bocas, porque también tienen significado. Eso es lo que parece confirmar la siguiente frase: “El que habla expresa razones, más estas razones no son algo permanente”, algo que podemos comparar sin duda con aquella sentencia clásica de griegos y latinos “Verba volant, scripta manent”, es decir, lo hablado vuela, lo escrito permanece, que es lo que dijo Cayo Tito al senado romano para resaltar lo importante que era los acuerdos quedaran escritos y no se hicieran mediante un pacto verbal, porque después esos pactos cada uno los recordaba según le conviniese. Desde este punto de vista podríamos intentar hacer una clasificación:

Aire: Que no significa nada.

Aire que significa algo pero no es permanente: la palabra oral.

Aire con significado y permanente: Lo escrito.

Esto nos podría llevar a muy interesantes reflexiones acerca de lo oral y lo escrito, porque al parecer la frase “Scripta manent verba volant” tiene dos interpretaciones por completo opuestas.

Lo habitual es entender que es un elogio a la permanencia que nos ofrece la escritura, frente a la volatilidad de lo hablado. Sin embargo, en la antigüedad parece que la interpretación preferida era otra: lo escrito está muerto, inmóvil, no cambia, mientras que lo oral está vivo y en perpetuo cambio, vuela de aquí para allá. Platón se refiere a esta condición defectuosa de lo escrito y elogia el discurso de Sócrates. La paradoja es que lo hace mediante diálogos escritos, en los que fija la imagen de Sócrates para la posteridad.

socrates

Sócrates por Johann Gottfried Schadow

Es bastante común encontrar un desprecio a lo escrito y a las disputas filosóficas en textos filosóficos, como sucede en el pasaje que estoy comentando del Zhuangzi, que, como se puede comprobar, está expresado de una manera muy disputadora e intelectual.

Así, Zhuang zi se lamenta de esa perdida del tao:

¿Cómo ha podido ocultarse el tao hasta el punto de aparecer la distinción entre lo verdadero y lo falso? ¿Cómo se ha podido ocultar la palabra hasta el punto de aparecer la distinción entre el “es” y el “no es”?

El maestro Zhuang parece sufrir por esas continuas disputas y artilugios retóricos y sofísticos, por ese retorcerse del lenguaje, por ese cambiar el sentido de lo inmutable, pero él, en definitiva, no hace otra cosa a lo largo de todo su libro, por lo que nos encontramos, como sucede a veces con Platón, con uno de esos casos de esquizofrenia reflexiva, en los que un autor deplora el ingenio de manera muy ingeniosa. Baste con ver cómo termina el pasaje comentado:

“Cada una de estas escuelas afirma lo que la otra niega, y niega lo que la otra afirma. Si queremos afirmar lo que los otros niegan y negar lo que los otros afirman, nada mejor que una mente iluminada”.

¿Y por qué íbamos, nosotros que echamos en falta esa supuesta y mítica unidad de las cosas desear “afirmar lo que otros niegan y negar lo que los otros afirman”? ¿No sería eso alejarnos también del tao y jugar con los conceptos contradictorios?

La verdad es que, a pesar de mi afecto y admiración hacia Zhuang zi, siempre me ha molestado un poco la soberbia y la contradicción de los ingeniosos (y él los supera quizá a todos) que se quejan de que hay demasiados ingeniosos por el mundo. De los que critican que se haya perdido una supuesta indiferenciación pura primigenia a causa de tantas disputas y paradojas sin sentido, pero que se dedican fundamentalmente a crear nuevas y hermosas paradojas. Creo que eso no es jugar limpio.

Volvamos a lo de las palabras que vuelan y lo escrito que permanece. En El guión del siglo 21, al hablar de las novedades que suponía el mundo digital, propuse una variante de aquel clásico “Scripta manent, verba volant”, que es la siguiente: “Bytia volant et manent”. Es decir: “Los bits vuelan y permanecen”.

La distinción entre lo oral como cambiante y lo escrito como permanente se transforma y casi se diluye ahora, porque en el mundo digital de los ordenadores e internet lo textual se modifica continuamente (como hago yo cada vez que reviso una de estas entradas acerca del Zhuangzi), pero también permanece en un soporte que se puede compartir con otros, más allá del interior de mi cerebro y mi memoria. Incluso se podrían rastrear la evolución de cada texto, por ejemplo al recuperar las versiones anteriores (algo que ofrece el sistema que empleo para escribir estas páginas, WordPress).

Creo que lo importante es que no solo lo textual, sino también lo oral e incluso lo audiovisual (oralvisual) tiene en el mundo digital las características volanderas y cambiantes de la antigua oralidad y, al mismo tiempo, la permanencia que parecía reservada  a la palabra escrita, de ahí lo de scripta manent verba volant sed bytia volant et manent (Lo escrito permanece, lo hablado vuela, pero los bits vuelan y permanecen).

Pero todavía no se ha dicho todo acerca del viento y la palabra en Zhuangzi…

Continuará…

******

ENTRADAS PUBLICADAS EN “LECTURA DEL ZHUANGZI”

¿Qué es el Zhuangzi?

UNA LECTURA DEL ZHUANGZI /1


Leer Más
El pájaro Peng
Lectura del Zhuangzi /2

Leer Más
Otros mundos
Lectura del Zhuangzi /2b

Leer Más
Zhuang visita la caverna de Platón
Lectura del Zhuangzi /2c

Leer Más
Xu You y el gobierno del mundo
Lectura del Zhuang Zi /3

Leer Más
Los disparates de Jieyu
Lectura del Zhuangzi /4

Leer Más
La calabaza de Huizi
Lectura del Zhuangzi /5

Leer Más
La música del cielo

Lectura del Zhuangzi /6


Leer Más
La gran sabiduría y la pequeña
[Lectura del Zhuangzi /7]

Leer Más
El origen de todas las cosas
Lectura del Zhuangzi /8

Leer Más
Nos cortamos con el filo de las cosas
Lectura del Zhuangzi /9

Leer Más
El maestro de todos
Lectura del Zhuangzi /10

Leer Más
Palabras en el viento

Lectura del Zhuangzi /11


Leer Más