Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]

(continúa desde: Un nuevo encuentro, Un argumento determinista)

Natalia

Bien, Ailatan. En primer lugar, dices que ese demonio lo sabe todo, pero en lo que se refiere a la Física, es un completo ignorante.

Ailatan

No sé a qué Física te refieres; te acabo de poner un ejemplo, el de las bolas de billar, de física newtoniana clásica.

Natalia

Yo hablo de la física cuántica, por supuesto[1]Actualmente se distingue entre física clásica y no clásica. A la segunda pertenecerían dos teorías que aún no han podido unificarse de manera coherente: la de la Relatividad y la Mecánica Cuántica. La física newtoniana o clásica sería, en principio, determinista, mientras que la cuántica sería indeterminista. A veces se considera que la teoría general de la relatividad de Einstein es también física clásica, pues su objeto es la fuerza gravitatoria, que es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza y la única que todavía escapa a los análisis cuánticos. Me refiero en concreto al principio de no-sé-qué de no-sé-quién.

Heisenberg

El principio de incertidumbre de Heisenberg. Es decir, a mi principio de incertidumbre o indeterminación, que dice que no se puede medir simultáneamente la posición y el movimiento de un objeto cuántico[2]Heinsenberg es uno de los más famoso físicos del siglo XX. Su principio expresa los resultados de la experimentación con fenómenos cuánticos: si queremos medir la posición de un fotón, por ejemplo, no podemos medir simultáneamente su movimiento. Resultaría demasiado extenso contar aquí cómo se alcanzan estos resultados y esas conclusiones, pero basta con saber que los fenómenos cuánticos no son tan predecibles como los que se refieren a objetos como bolas de billar.

Ailatan

¿Podría traducirme eso que acaba de decir?

Heisenberg

!Pero si ya lo he hecho! Lo que dije significa que es imposible predecir el comportamiento futuro de un objeto cuántico, por ejemplo un electrón. Es decir, los objetos cuánticos no se comportan como las bolas de billar[3]La diferencia fundamental, desde el punto de vista de su divulgación o traducción, entre la física newtoniana y la cuántica es que aquella es fácil de “ver” (los átomos son como bolas de billar moviéndose en el vacío). Sin embargo, la física cuántica no permite esta visión intuitiva: resulta casi imposible traducir los resultados de la física cuántica en imágenes que se puedan ver.

Natalia

Por tanto, si no es posible predecir siquiera el comportamiento futuro de un electrón, ¿cómo va tu demonio a predecir el estado total del universo?

Einstein

¿Puedo intervenir? Veréis, todas las observaciones y experimentos parecen confirmar el principio de indeterminación de Heisenberg, pero yo no creo que Dios juegue a los dados[4]Einstein, paso las últimas décadas de su vida intentando oponerse al indeterminismo implícito en la física cuántica. ello no significa necesariamente que Einstein fuese determinista, sino que no le satisfacían las explicaciones de los “cuánticos”. Para ello, diseñó varios experimentos imaginarios, como el llamado Einstein-Podolsky-Rosen, que generalmente se volvieron contra él. Hay quien considera que Einstein era demasiado viejo para aceptar las revolucionarias consecuencias de la física cuántica, pero actualmente, algunos científicos empiezan a pensar que tal vez Einstein tenía razón.. El que no podamos predecir el comportamiento de un electrón, puede deberse a un fallo en nuestras teorías o de los propios aparatos con los que observamos el electrón.

Ailatan

Es decir, que aunque nuestros aparatos actuales son imperfectos, eso no significa que en un futuro no puedan construirse aparatos más perfectos.

Einstein

No exactamente. Es posible que jamás se puedan fabricar tales aparatos. Mira, un aparato para observar electrones está compuesto de electrones, y para ver un electrón debemos iluminar la escena con una luz compuesta de electrones. Pues bien, esa luz ya influye en el objeto observado.

Natalia

No lo entiendo del todo.

Einstein

Dicho con sencillez: imagina que iluminas una caja con una bombilla de 40 vatios y que, para observar la luz producida por esa bombilla, utilizas un aparato que tiene una bombilla de 1000 vatios: no podrás distinguir la luz de la bombilla de 40 vatios, pues quedará subsumida en la luz producida por la de 1000 vatios[5]Esta es una bonita explicación, que, lamentablemente, es bastante incorrecta y que no entiende el problemaq cuántico. Seguramente no es literal de Einstein, sino de algún divulgador científico (dicho sea sin ningún ánimo de ofensa), pero es posible que una idea tan peregrina sólo pueda deberse a mi imaginación. En realidad, los fotones (más que los electrones) no se observan directamente. Lo que se observa es su impacto en un placa fotográfica. Sin embargo, queda al menos un fondo de la argumentación correcto, creo, y es el metafórico.

Natalia

Ahora si lo entiendo.

Ailatan

¿Te has convencido ahora de que no puedes refutar al demonio de Laplace?

Niels Bohr[6]Niels Bohr es el más importante de los físicos cuánticos, y uno de los más grandes científicos de la historia, aunque nunca logró la fama de Einstein, tal vez porque la teoría cuántica fue elaborada conjuntamente, y etapa tras etapa, por muchos científicos: Bohr, Heisenberg, Pauli, Schrödinger….

Ailatan no tiene razón, Natalia [7]En el original, Bohr decía que Ailatan tenía razón, lo que es una inconsecuencia, puesto que Niels Bohr defiende la teoría cuántica no determinista.. Mi amigo Albert ha propuesto muchos  argumentos contra mis teorías cuánticas, pero todos han fracasado, sin embargo, el experimento de Aspect… [8]El experimento de Aspect es uno de los más recientes que apoyan la validez de la teoría cuántica.

Continúa en Un argumento existencial


[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable- y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa, para regresar al texto donde estabas. Para cerrar la nota, haz clic en close, en la esquina superior derecha de cada nota]

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
Un nuevo encuentro

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 1

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento determinista

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 2

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento cuántico

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 3

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Un argumento existencial

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 4

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Más argumentos

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 5

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Una charla casual y causal acerca del libre albedrío

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 6

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
Las últimas razones y la razón última

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo 7

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA [1987]


Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más
La montaña del fin del mundo

|| Aventuras oníricas de Natalia (1992 / 1)


Leer Más


 El azar y la necesidad

De las fascinantes paradojas y contradicciones alrededor del azar, la necesidad y el destino quise hablar en 2014 en la página Divertinajes, o quizá no lo quise, sino que me fue impuesto por una necesidad metafísica o por el golpear causal o casual en el interior de mi cerebro. Aquí he añadido otros textos relacionados con el azar y la necesidad, es decir, el determinismo y el indeterminismo.

Pi y la Biblioteca

Leer Más
Dawkins: genes, memes y determinismo

Leer Más
Casualidades causales

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más
Tersites y Palamedes, las leyes del azar
|| Homéricas /007

Leer Más
Aquiles y Áyax se la juegan en Troya
Homéricas /008

Leer Más
El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
Cómo ganar a los dados a un tonto

Leer Más
Lo que sí está en los genes

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más
Casualidades

Leer Más
Casualidades significativas y narrativa

Leer Más
La columna de fuego

Leer Más
Análisis retrospectivo y física cuántica en el problema del determinismo y el indeterminismo

Leer Más
Cicerón, el estadístico

Leer Más

Share