LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo [1987]

Natalia y su doble inverso emprende un viaje a un extraño lugar en busca de respuestas a ciertas preguntas fundamentales.

Natalia Tubau y el autor de las felicitaciones, su hermano Daniel, quizá en fechas cercanas a este sueño (o recuerdo)

UN NUEVO ENCUENTRO

Una voz

Natalia, Natalia…

Natalia

Dejadme dormir…

 Voz

Natalia, Natalia…

 Natalia

Déjame, no quiero despertarme…

 Voz

Yo tampoco quiero que  te despiertes. Soy Ailatan. ¿Has olvidado nuestra cita?

 Natalia

¿Cita? Déjame pensar… !Eres tú quien la olvidó! No viniste el 1 de septiembre.

 Ailatan

Sí vine… SÍ HE VENIDO. Hoy es 1 de septiembre…

 Natalia

Imposible. Ya estamos en diciembre y mi hermano aún no me ha entregado su felicitación [1].

 Ailatan

ESTA es tu felicitación. Tu hermano aún no la ha escrito, pero lo hará en diciembre. Tú sueñas, pero no recuerdas; él recuerda, pero no sueña.

Natalia

No entiendo nada de lo que dices.

 Ailatan

Da igual, tampoco yo lo entiendo muy bien, aunque quizás nos lo pueda explicar Sócrates, ya sabes que él piensa que el conocimiento consiste en recordar [2].

 Sócrates

(Aparece en una nube) [3]

Dices bien, Ailatan, pues el conocer es como un parto, un alumbramiento, una mayeútica, en la que el alma recuerda lo que aprendió en el mundo de las Ideas [4]. (Desaparece tras la nube)

 Natalia

Sí, recuerdo que mi hermano (ya sabes que estudia Filosofía [5]) me contó aquello del esclavo que recordaba teoremas geométricos [6].

 Ailatan

En efecto. Pues bien, en esta ocasión, sucede que tú sueñas cada 1 de septiembre que te encuentras conmigo, pero nunca recuerdas tu sueño.

 Natalia

Eso es verdad, nunca me acuerdo. Mi hermano dice que yo sueño estas cosas, pero yo creo que se las inventa él.

 Ailatan

No. No se las inventa. Ni las inventa ni las sueña, tan sólo las recuerda, y al recordarlas las escribe, pensando que las inventa.

 Natalia

Pero, cómo puede recordarlas si nunca las ha vivido?

Ailatan

No tengo ni idea. Supongo que se tratará de un fenómeno de PES… Percepción Extrasensorial:  tú sueñas, él recuerda[7].

 Natalia

Un poco complicado, ¿no te parece?

 Ailatan

Bueno, la vida también es muy complicada.

 Natalia

Pues este año Daniel ha tardado mucho en recordar este sueño mío, ¿no?

 Ailatan

Querrás decir que tardará mucho en recordarlo. Recuerda que aún estamos a 1 de septiembre.

 Natalia

Lo siento, pero no puedo recordarlo: yo sólo sueño…[8].  Pero, dime, ¿por qué me has despertado?

 Ailatan

No lo he hecho. Lo único que quería era que pasases del sueño alfa a la fase REM.

 Natalia

¿Y eso por qué?

 Ailatan

Te podría decir que porque en la fase REM se producen las ensoñaciones. O porque en esta fase el cuerpo duerme pero el cerebro permanece despierto[9]. Pero no ha sido esa la razón. Lo he hecho porque tenía que hacerlo, no me preguntes por qué.

 Natalia

Como quieras. ¿Puedo preguntarte si estamos en el Infierno?

 Ailatan

Sí.

 Natalia

¿Y dónde está la gente que vimos el año pasado?

 Ailatan

He dicho que sí, que sí puedes preguntarme si estamos en el Infierno, no que estemos o no estemos en el Infierno.

 Natalia

De acuerdo. ¿Estamos en el Infierno?

 Ailatan

No. Estamos en el Limbo[10]. No vamos a ir al Infierno.

 Natalia

¡Cómo que no! Prometiste que iríamos al Infierno para intentar resolver el problema del tiempo.

Ailatan

Sí, lo prometí, PERO NO IREMOS.

 Natalia

Pero, mírate. Ya tienes 82 años. Hemos de impedir que sigas creciendo de este modo.

 Ailatan

Sí, hemos de hacerlo, pero no lo haremos. Quizá el año que viene.

 Natalia

El año que viene tendrás 92 años; dudo que te dejen salir del Infierno con esa edad.

 Ailatan

Es inútil que intentes convencerme: NO ME CONVENCERÁS.

 Natalia

Me parece que esa es una postura bastante intolerante y dogmática, sobre todo viniendo de ti.

 Ailatan

Piensa lo que quieras. Yo sólo digo que no me convencerás, no que yo no quiera ser convencida. En realidad, desearía que me convencieses, pero no lo harás.

 Natalia

Cada año eres más extraña. ¿Has oido hablar de la demencia senil?

 Ailatan

 Vas a conseguir que me enfade. No me lograrás convencer, porque ¡NO ES POSIBLE QUE ME LOGRES CONVENCER! Es una imposibilidad ontológica .

 Natalia

¿Ontoqué?

 Ailatan

Ontológica, es decir, que se halla en la misma esencia de lo real[11].

 Natalia

Cada día te pareces más a mi hermano… ¿No será que esta parte se la está inventando en vez de recordarla?

 Ailatan

No. Eso de la ontología me lo ha dicho un demonio.

 Natalia

¿Un demonio infernal?

 Ailatan

No, es un demonio intelectual: el demonio de Laplace. Es un demonio que lo sabe todo[12].

Natalia

Me gustaría que me explicases cómo es posible eso.

Ailatan

No es fácil de explicar. Yo he tardado tres meses en comprenderlo, pero tú lo entenderás en cinco minutos.

Natalia

Gracias por tu confianza en mi capacidad intelectual. Te escucho.

Ailatan

Yo no he dicho que te considere capaz e entenderlo en cinco minutos. He dicho que lo entenderás en cinco minutos, así que no hace falta que me escuches con atención. Te voy a explicar una cosa para evitar malentendidos: en esta conversación he usado, uso y usaré el tiempo verbal futuro con carácter afirmativo, jamás dubitativo. Yo no tengo la culpa de la ambigüedad del castellano, que sólo diferencia entre debe y debe de ser[13].

Natalia

De acuerdo. Supongo que ahora me EXPLICARÁS todo eso del demonio de Laplace[14]

Ailatan

Lo haré, en efecto

 

El limbo según Dante según Gustave Doré

UN ARGUMENTO DETERMINISTA

Ailatan

Ailatan ti te gusta jugar al billar, ¿no es cierto?[15]

Natalia

!Y tanto! Tendrías que haberme visto aquella noche en el Royal en que metí todas las bolas en una sola jugada![16]

Ailatan

Imagínate que metes una bola en un agujero.

Natalia

Nada más fácil de imaginar… y de hacer.

Ailatan

Pues bien, esa bola que has metido ha tenido que ser golpeada por otra para dirigirse al agujero y entrar en él. ¿De acuerdo?

Natalia

De acuerdo.

Ailatan

Y la bola que golpeó a la que entró en el agujero ha tenido que ser golpeada por otra bola, o por el taco, para dirigirse hacia la bola que entró.

Natalia

En efecto.

Ailatan

Luego, si alguien conociese todas las posiciones de las bolas sobre la mesa antes de tu jugada, y pudiese conocer a la perfección las características de tu golpe en el momento en que lo das, podría predecir las consecuencias dde ese golpe, ¿no te parece?

Natalia

Sí, supongo que tienes razón.

Demonio de Laplace (por Monoutte)

Ailatan

Pues bien, Laplace imaginó a una inteligencia o demonio capaz de conocer en un momento deteminado, no ya la situación de unas bolas de billar sobre una mesa, sino la situación de todas las partículas del universo. Este demonio, entonces, sería capaz de predecir las interacciones futuras de cada partícula con las demás. Es decir, podría predecir todo lo que va a suceder en el universo.

Natalia

Impresionante, pero se me ocurren varios argumentos en contra.

Ailatan

Eso es algo que ya me esperaba.

 

UN ARGUMENTO CUÁNTICO

Natalia

Bien. En primer lugar, dices que ese demonio lo sabe todo, pero en lo que se refiere a la Física, es un completo ignorante.

Ailatan

No sé a qué Física te refieres; te acabo de poner un ejemplo, el de las bolas de billar, de física newtoniana clásica.

Natalia

Yo hablo de la física cuántica, por supuesto[17] Me refiero en concreto al principio de no-sé-qué de no-sé-quién.

Heisenberg

El principio de incertidumbre de Heisenberg. Es decir, a mi principio de incertidumbre o indeterminación, que dice que no se puede medir simultáneamente la posición y el movimiento de un objeto cuántico[18]

Ailatan

¿Podría traducirme eso que acaba de decir?

Heisenberg

!Pero si ya lo he hecho! Lo que dije significa que es imposible predecir el comportamiento futuro de un objeto cuántico, por ejemplo un electrón. Es decir, los objetos cuánticos no se comportan como las bolas de billar[19]

Natalia

Por tanto, si no es posible predecir siquiera el comportamiento futuro de un electrón, ¿cómo va tu demonio a predecir el estado total del universo?

Einstein

¿Puedo intervenir? Veréis, todas las observaciones y experimentos parecen confirmar el principio de indeterminación de Heisenberg, pero yo no creo que Dios juegue a los dados[20]. El que no podamos predecir el comportamiento de un electrón, puede deberse a un fallo en nuestras teorías o de los propios aparatos con los que observamos el electrón.

Ailatan

Es decir, que aunque nuestros aparatos actuales son imperfectos, eso no significa que en un futuro no puedan construirse aparatos más perfectos.

Einstein

No exactamente. Es posible que jamás se puedan fabricar tales aparatos. Mira, un aparato para observar electrones está compuesto de electrones, y para ver un electrón debemos iluminar la escena con una luz compuesta de electrones. Pues bien, esa luz ya influye en el objeto observado.

Natalia

No lo entiendo del todo.

Einstein

Dicho con sencillez: imagina que iluminas una caja con una bombilla de 40 vatios y que, para observar la luz producida por esa bombilla, utilizas un aparato que tiene una bombilla de 1000 vatios: no podrás distinguir la luz de la bombilla de 40 vatios, pues quedará subsumida en la luz producida por la de 1000 vatios[21]

Natalia

Ahora si lo entiendo.

Ailatan

¿Te has convencido ahora de que no puedes refutar al demonio de Laplace?

Niels Bohr[22].

Ailatan no tiene razón, Natalia [23]. Mi amigo Albert ha propuesto muchos  argumentos contra mis teorías cuánticas, pero todos han fracasado, sin embargo, el experimento de Aspect… [24]

 

UN ARGUMENTO EXISTENCIAL

Natalia

!Basta! No quiero oir nada más de física cuántica. No entiendo nada. Lo único que parece claro es que no hay nada claro. [25]. Ahora, Ailatan, te diré mi segundo argumento: el demonio de Laplace fue imaginado por Laplace, supongo. ¿Cómo es que existe realmente y ha hablado contigo, tratándose, como se trata, de un  ser imaginario?

San Anselmo[26]

Permitidme que intervenga, pues la respuesta es sencilla. Laplace imaginó un ser infinitamente perfecto que conociera todo lo existente. Ese ser, por tanto, nos parece el ser más perfecto que podemos imaginar, ¿no es así?

Natalia y Ailatan

Sin duda.

San Anselmo

No obstante, también podemos imaginar a un ser igual de perfecto, pero que, además de existir en nuestra imaginación, exista en la realidad. Por tanto ese segundo ser sería más perfecto, pues tendría existencia real. Conclusión: ese ser ha de existir porque, si no existiese, no sería más perfecto que el ser perfecto que sólo existe en la imaginación.

Monje Gaunilo

!Vaya argumento! Según eso, yo también puedo imaginar un unicornio perfecto. Y como también puedo imaginar otro unicornio perfecto que además, exista, se concluye que existe un unicornio perfecto[27]

San Anselmo

!No sigas fatigándome, Gaunilo! Mi argumento ontológico sólo sirve para seres infinitos.

Gaunilo

Pues yo entonces imagino un unicornio infinito.

Natalia

No quiero interrumpir vuestra discusión, pero hay algo que no comprendo. Si el argumento ontológico de San Anselmo demuestra la existencia del demonio de Laplace, o de Dios, como él pretende, ¿Qué hace San Anselmo en el Limbo?[28]

Sócrates

Él y Gaunilo esperan a que una Instancia Superior decida si el argumento es realmente concluyente. El hecho de que aún no haya llegado la respuesta, hace pensar que tiene razón Gaunilo, pero el hecho de que exista el Limbo, parece indicar que la tiene Anselmo.

Natalia

¿Y puedo preguntarte qué haces tú aquí?

Sócrates

Estoy esperando a que los Doctores de la Iglesia decidan si tengo derecho a ir al Cielo o  no, puesto que no fui bautizado ni conocí la Revelación de Jesucristo[29]

 

MÁS ARGUMENTOS

Desconocido

Me parece que en toda esta discusión olvidáis algo muy importante. Dais por sentado que el universo es finito, pero podría ser infinito.

Natalia

Es verdad, si las partículas del universo fueran infinitas, sería imposible conocerlas todas.

Ailatan

Pero resulta que el universo no es infinito. Me lo ha dicho el demonio de Laplace, que lo ha recorrido hasta el último confín.

Natalia

¿Cómo puede asegurarlo? Quizá el universo se continúe en otra dimensión. Podrían existir miles de universos paralelos, como dicen algunos físicos cuánticos[30]

Ailatan

!Otra vez con la Física cuántica! Como sigas soñando con temas tan técnicos, no te va a gustar nada esta felicitación: no te entenderás ni a ti misma[31].

 Natalia

Tienes razón. Olvidémoslo. Volvamos a la Física clásica. Dices que el demonio de Laplace puede conocer el estado total del universo en un momento determinado, pero eso significa pensar que el tiempo real, no el tiempo psicológico, puede ser dividido en trozos, en partes o porciones; es decir, que no es continuo…[32]

Ailatan

Me parece que en nuestro viaje al Infierno no llegamos a resolver el problema del tiempo, ni siquiera hablamos de si es discreto o continuo…[33]

Natalia

De acuerdo. Olvidemos también el tiempo, por lo menos hasta que podamos regresar al Infierno[34]. Permíteme un último argumento, que pertenece a alguien que no está ni en el Infierno, ni en el Limbo, ni en el Cielo.

Ailatan

¿Se trata de un personaje ficticio?

Natalia

No. Es un filósofo que todavía habita en el mundo de los vivos[35]. Su argumento es este: imagina que el demonio de Laplace hace pública esta predicción: “La Bolsa bajará el día 15”. No es una predicción muy difícil para alguien que conoce el futuro de todo el universo, ¿no?

Ailatan

No, desde luego.

Ailatan

Pues bien, la gente, al enterarse de la predicción, retirará sus acciones antes del día 15, así que la Bolsa bajará el día 14, por ejemplo, con lo que no se cumplirá la predicción.

Ailatan

Pero el demonio conocería eso también, así que su predicción habría sido: “La Bolsa iba a bajar el día 15, pero en realidad, bajará el día 14”.

Natalia

Entonces, al enterarse de la predicción, la gente retirará sus acciones el día 13, y así ad infinitum.

Ailatan

Es un argumento muy poderoso. Sin embargo, podríamos suponer que, aún conociendo la predicción, la gente no retire su dinero y la Bolsa baje el día 15… Pero ya me doy cuenta de que eso significa suponer un comportamiento irracional, y que la gente podría hacer eso una vez, pero no lo repetiría al comprobar la exactitud de la predicción.

Natalia

Creo que esto es un golpe mortal para tu demonio.

Ailatan

En absoluto. Eso sólo demuestra una cosa: que el demonio no siempre puede hacer públicas sus predicciones. Dada esta imposibilidad lógica, lo más sensato es suponer que está determinado que el demonio laplaciano nunca hará este tipo de predicciones, pues él también está sometido al determinismo[36].

UNA CHARLA CASUAL (CAUSAL) SOBRE EL LIBRE ALBEDRÍO

Natalia

Bueno, olvidemos a Gaunilo y a la Física cuántica, olvidemos el tiempo y las predicciones públicas, y supongamos que existe el demonio de Laplace. Eso significa que no existe el libre albedrío, puesto que todas las acciones están determinadas. Pues, si no estuviesen determinadas, el demonio no podría conocerlas por anticipado.

Ailatan

Pues sí, creo que es evidente que el libre albedrío no existe.

Yehuda Ha Levi

!En absoluto! Vosotras habláis de un demonio que conoce todo. Yo hablo de Dios. Dios conoce todo lo que ha sido, lo que es y lo que será, pero eso no impide que el hombre posea libre albedrío[37]

Natalia

Pero si Dios sabe lo que vamos a hacer mañana, nosotros no podemos decidir, mañana hacer esto o lo otro.

Yehuda Ha Levi

Sí podemos. Y lo hacemos. Pues el conocimiento por parte de Dios de todos nuestros actos futuros NO ES LA CAUSA DE LOS MISMOS. Dios creó el mundo y después lo dejó actuar según su propia mecánica interna.

Ailatan

Dicho de otro modo: Dios es el relojero y el universo es su reloj. Él sólo se limita a darle cuerda[38]

Natalia

Sí, pero Dios ha fabricado ese reloj, luego Él ha determinado cómo se habrá de mover su maquinaria. De un modo u otro, no hay lugar en ese universo para el libre albedrío, para la libertad.

Ailatan

Entonces reconoces que tengo razón, que es difícil defender el indeterminismo.

Natalia

No, sólo reconozco que es imposible demostrar una cosa u otra. Incluso si tú cambiases de opinión y aceptaras que existe la posibilidad de elegir, ello no significaría que el determinismo es falso: podría estar determinado que tú cambiases de opinión. Del mismo modo, el que yo cambie o no de opinión no es un mérito tuyo[39]. Es una contradicción ser determimista y hacer proselitismo.

 

Ailatan

¿Qué quieres decir?

Natalia

Quiero decir que es un acto autocontradictorio.

Bertrand Russell

En efecto, es un proselitismo igual de absurdo que el de los solipsistas, es decir, aquellos que creen que todo el mundo exterior, incluido el resto de la humanidad, es un producto de su propia mente.

Ailatan

¿Por qué es absurdo?

Russell

Porque si los demás son un producto de tu imaginación, no existen. Y es una tontería intentar convencer a alguien que no existe de que no existe[40].

Ailatan

Me parece que estás anticipando el tema de la felicitación de 1990, así que te ruego que nos dejes seguir con nuestra conversación[41]

Chesterton[42]

Ese es un ruego absurdo, viniendo de un determinista. Es lo mismo que si un determinista da las gracias a alguien por pasarle la mostaza, puesto que, por qué elogiarle por pasar la mostaza si no podría culparle en caso de no haberlo hecho?

Russsell

Exacto. Si alguien cree, como Yehuda ha Levi, o muchos creyentes de otras religiones, que el futuro está contenido en el pasado y no se puede cambiar, no puede reprochar nada a los pecadores, ni intentar redimirlos.

Chesterton

De la misma manera, es absurdo el esfuerzo de los historicistas por intentar convencer al resto de la humanidad para que haga la revolución: si las leyes de la historia determinan que algo sucederá, nada podrá evitar que suceda[43]

Marx (Karl)

No, pero la clase revolucionaria puede contribuir a acelerar la llegada de esa fase histórica inevitable[44]

Paul Lafargue[45].

Pero, pertenecer a una clase u otra está determinado por el nacimiento, y las ideas de una persona, dices tú, están determinadas por la educación de clase; no entiendo entonces por qué atacas las ideas de tu propia clase[/ref]También es notable esta contradicción entre las ideas de Marx (y de Engels) y su teoría de que las ideas de las personas están determinadas por la clase social a la que pertenecen. Naturalmente, ello es compatible con un determinismo blando, pero no con uno estricto.[/ref]

Marx

Bueno, la clase…

Natalia

!No quiero oír más argumentos! Esto no es un sueño, es una pesadilla!

LAS ÚLTIMAS RAZONES Y LA RAZÓN ÚLTIMA

Natalia

Me parece que lo mejor será lanzar una moneda al aire. Si sale cara, el determinismo es correcto; si sale cruz, lo es el indeterminismo. Es una buena manera de elegir.

Demócrito

Te equivocas: si lanzas una moneda al aire no resuelves el problema, y mucho menos eliges[46]

Natalia

Ahora que lo dices, eso me recuerda algo que dice nuestro viejo amigo Gardiner[47] en un libro que leeré dentro de unos meses: “Si no podemos elogiar ni culpar a nadie por decisiones que no podrían haber sido distintas, menos aún podemos elogiarles o culparles por decisiones que se han tomado agitando los dados dentro de su cráneo”.

Demócrito

Así es, ni el determinismo ni el azar permiten la libre elección. En realidad, todo es fruto de ambas cosas, del azar y de la necesidad[48].

Natalia

Llevamos una eternidad hablando del determinismo y el indeterminismo. Se me ocurre que la mejor manera de resolver esto sería que me presentases al demonio de Laplace.

Ailatan

No puedo. Él me dijo que tú me harías esta petición, pero que no estaba determinada su presencia en este sueño[49]. También me dijo que le verías en otro sueño, pero no me dijo el año[50].

Natalia

No se puede decir que sean predicciones impresionantes, ¿eso es todo lo que te ha dicho?

Ailatan

No. También me dijo que tú te burlarías de sus predicciones y que yo terminaría éste diálogo, esta felicitación y éste sueño diciendo la palabra… FIN.

[Esta felicitación tiene notas, añadidas en 1997. Puedes verlas haciendo clic en las notas.  También puedes leer el texto completo de principio a fin -mucho más recomendable- y después las notas, que también aparecen  situadas al final del texto. Hay vínculos para saltar en un instante desde el número a la nota correspondiente, y a la inversa, para regresar al texto donde estabas. Para cerrar la nota, haz clic en close, en la esquina superior derecha de cada nota]

nataliaTubau-cabecera

LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El extraño caso del aniversario de Natalia Tubau [1982]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

El misterioso y estremecedor asunto de los crímenes de Natalia Tubau para con sus años [1983]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Rejuvenecer no es sino envejecer de otra manera…o…El irritante asunto de los aniversarios de Natalia Tubau [1984]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Cuarta felicitación de cumpleaños a mi insaciable hermana Natalia Tubau García [o La venganza es mía] [1985]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Diálogo con el que Daniel Tubau felicita a su hermana Natalia en su 26 aniversario [1986]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo [1987]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Natalia y Ailatan en busca del tiempo
[1988]

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

¿Un sueño? [1989]

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
1. Sueños y pesadillas

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
2. Un viaje cortolargo

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
3. En Moralia

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991] 4. Llegan más moralistas…

Leer Más
Una estancia en Moralia [1991]
5. ¿Alguien más se une al grupo?

Leer Más


 El azar y la necesidad

De las fascinantes paradojas y contradicciones alrededor del azar, la necesidad y el destino quise hablar en 2014 en la página Divertinajes, o quizá no lo quise, sino que me fue impuesto por una necesidad metafísica o por el golpear causal o casual en el interior de mi cerebro. Aquí he añadido otros textos relacionados con el azar y la necesidad, es decir, el determinismo y el indeterminismo.

Pi y la Biblioteca

Leer Más
Dawkins: genes, memes y determinismo

Leer Más
LAS AVENTURAS ONÍRICAS DE NATALIA

Un interludio absolutamente inevitable en el viaje de Natalia y Ailatan en busca del tiempo [1987]

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más
Tersites y Palamedes, las leyes del azar
|| Homéricas /007

Leer Más
El rey indio que se apostó a sí mismo

Leer Más
Cómo ganar a los dados a un tonto

Leer Más
Lo que sí está en los genes

Leer Más
El azar y la necesidad

Leer Más

Share
  1. [1]Al parecer, este año se iniciaron los problemas en la fecha de entrega de las felicitaciones…
  2. [2]Sócrates, en efecto, sostiene que el conocimiento consiste en recordar las Ideas que se han contemplado en una vida anterior.
  3. [3]El hecho de que Sócrates aparezca en una nube se debe a la comedia de Aristófanes Las Nubes, en la que Sócrates es ridiculizado, y también su manera de enseñar.
  4. [4]En el Teeteto dice Sócrates: “Mi profesión es la de partero, como la de mi madre, pero yo me ocupo de los hombres, y no de los cuerpos, sino de las almas”, afirmación que sin duda tiene un aspecto machista, puesto que a Sócrates, en lo que se refiere al conocimiento, no parecen importarle las mujeres ni sus almas.
  5. [5] Empecé a estudiar Filosofía en la Universidad Complutense tras pasar el examen de mayores de 25 años, así que ese año debía estar en segundo curso.
  6. [6]Esto sucede en el Timeo, donde Sócrates, por medio de sencillas preguntas, consigue que un esclavo que no sabe geometría descubra (o recuerde) teoremas geométricos.
  7. [7]La PES (ESP en inglés) o Percepción Extra-Sensorial es la sigla de los fenómenos paranormales, como la telequinesis o la telepatía.
  8. [8]Natalia juega con el equívoco anterior: Ailatan le ha dicho que ella sueña y que Daniel recuerda.
  9. [9]El sueño REM (Rapid Eye Movement o Movimiento Ocular Rápido) es una fase del sueño que se produce aproximadamente cada noventa minutos, y que dura varios minutos. Durante la fase REM se producen ensoñaciones vívidas e intensas, pero lo más interesante es que durante esta fase se produce una actividad cerebral similar a la de la vigilia, aunque el cuerpo permanece paralizado. Sin embargo, en experimentos con gatos se ha visto que mediante una lesión de la parte del tronco cerebral que inhibe el movimiento de los músculos, los gatos se levantan durante la fase REM y se mueven, dando zarpazos a objetos imaginarios.  Uno de mis cuentos se llama precisamente REM, y transcurre en una casa en algún lugar de Asia, en un ambiente semi-onírico. Por otra parte, el sueño REM parece explicar por qué al principio de la narración Ailatan dice a Natalia que no quiere despertarla. El grupo americano REM se llama así en referencia al sueño REM.
  10. [10]

    Cristo en el Limbo

    El Limbo es una zona intermedia entre el Infierno y el Cielo. Aunque siempre hay que recordar que se trata de un sueño, los encuentros que tienen Natalia y Ailatan a continuación parecen indicar que no es muy razonable que se hallen en el limbo, sino, más bien, en el Purgatorio. En cualquier caso, la doctrina de la Iglesia es tan imprecisa en su definición de ambos lugares, que todo es posible. El limbo se supone que es un estado o lugar intermedio entre cielo e infierno. Habría incluso dos clases  de Limbos: el limbus puerorum, donde estarían los niños no bautizados, y el limbus patrum, en el que se hallarían los santos del Antiguo testamento (que no conocieron la revelación de Jesucristo). Pero la idea del limbo parece ser tardía y medieval. En cuanto al Purgatorio, la idea parece que empezó a circular en círculos judíos en los siglos II y I a. de C. En 2 Macabeos II se dice: “obra santa y piadosa es orar por los muertos. Por eso hizo que fuesen expiados los muertos: para que fuesen absueltos de sus pecados” (12,46). Es decir, que los muertos no van directamente al cielo o al infierno (o al menos no todos), sino que Dios puede decidir perdonarlos conmovido por las oraciones de quienes los aman, lo que es una concepción absurda y hermosa. En el purgatorio se hallarían, por ejemplo, personas que han muerto en estado de gracia pero que no han purgado algún pecado venial, como alguna ofensa perdonable a Dios. Hay mucha gente que dice que no quiere ir al cielo porque es aburrido y que prefiere el infierno, por ser más divertido. A mí no me parece en absoluto divertido el infierno (a no ser el que visitaron Natalia y Ailatan el año pasado), pero creo que el mejor lugar es el Purgatorio.

  11. [11]La ontología es una disciplina filosófica (según algunos la única o fundamental), que trata del ser o de los seres o entes. Suele considerarse que se inicia con lo que Aristóteles llamaba Filosofía Primera. Como resulta que los libros en que Aristóteles trata de la filosofía primera fueron ordenados por Andrónico de Rodas detrás de los que trataban de la Física, se llamó a esta filosofía primera Metafísica (más allá o detrás de la Física), pero otras versiones explican sencillamente, que en la Metafísica puso Andrónico una colección variada de libros de difícil clasificación. Después se ha intentado distinguir entre lo ontológico y lo metafísico, e incluso se ha añadido lo óntico. Todo ello demasiado complicado para ser explicado aquí.
  12. [12]El demonio de Laplace es, en efecto, un demonio intelectual, imaginado por Pierre Simon de Laplace en su Ensayo filosófico sobre las probabilidades.
  13. [13]Es decir entre el sentido hipotético y el necesario. Algunas personas, debido al empleo incorrecto en ciertos contexto del “debe de”, han dejado de usarlo incluso para distinguir esos dos sentidos, con lo que todas sus frases suenan tremendamente dogmáticas:
    – ¿Habrá pan en la panadería a esta hora?
    – Debe haber (es decir, “es necesario y seguro que lo habrá”).
  14. [14]Laplace (1749-1827) es uno de los más famosos científicos franceses. Es también famoso por una anécdota: Napoleón, tras hojear la Mecánica Celeste de Laplace, le dijo que no veía en el libro ninguna alusión a Dios, a lo que Laplace respondió: “No tuve necesidad de tal hipótesis”.
  15. [15]Son famosas las partidas de billar de Natalia en el Royal.
  16. [16]Natalia cuenta una partida tan extraordinaria como ésta, o casi.
  17. [17]Actualmente se distingue entre física clásica y no clásica. A la segunda pertenecerían dos teorías que aún no han podido unificarse de manera coherente: la de la Relatividad y la Mecánica Cuántica. La física newtoniana o clásica sería, en principio, determinista, mientras que la cuántica sería indeterminista. A veces se considera que la teoría general de la relatividad de Einstein es también física clásica, pues su objeto es la fuerza gravitatoria, que es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza y la única que todavía escapa a los análisis cuánticos.
  18. [18]Heinsenberg es uno de los más famoso físicos del siglo XX. Su principio expresa los resultados de la experimentación con fenómenos cuánticos: si queremos medir la posición de un fotón, por ejemplo, no podemos medir simultáneamente su movimiento. Resultaría demasiado extenso contar aquí cómo se alcanzan estos resultados y esas conclusiones, pero basta con saber que los fenómenos cuánticos no son tan predecibles como los que se refieren a objetos como bolas de billar.
  19. [19]La diferencia fundamental, desde el punto de vista de su divulgación o traducción, entre la física newtoniana y la cuántica es que aquella es fácil de “ver” (los átomos son como bolas de billar moviéndose en el vacío). Sin embargo, la física cuántica no permite esta visión intuitiva: resulta casi imposible traducir los resultados de la física cuántica en imágenes que se puedan ver.
  20. [20]Einstein, paso las últimas décadas de su vida intentando oponerse al indeterminismo implícito en la física cuántica. ello no significa necesariamente que Einstein fuese determinista, sino que no le satisfacían las explicaciones de los “cuánticos”. Para ello, diseñó varios experimentos imaginarios, como el llamado Einstein-Podolsky-Rosen, que generalmente se volvieron contra él. Hay quien considera que Einstein era demasiado viejo para aceptar las revolucionarias consecuencias de la física cuántica, pero actualmente, algunos científicos empiezan a pensar que tal vez Einstein tenía razón.
  21. [21]Esta es una bonita explicación, que, lamentablemente, es bastante incorrecta y que no entiende el problemaq cuántico. Seguramente no es literal de Einstein, sino de algún divulgador científico (dicho sea sin ningún ánimo de ofensa), pero es posible que una idea tan peregrina sólo pueda deberse a mi imaginación. En realidad, los fotones (más que los electrones) no se observan directamente. Lo que se observa es su impacto en un placa fotográfica. Sin embargo, queda al menos un fondo de la argumentación correcto, creo, y es el metafórico.
  22. [22]Niels Bohr es el más importante de los físicos cuánticos, y uno de los más grandes científicos de la historia, aunque nunca logró la fama de Einstein, tal vez porque la teoría cuántica fue elaborada conjuntamente, y etapa tras etapa, por muchos científicos: Bohr, Heisenberg, Pauli, Schrödinger…
  23. [23]En el original, Bohr decía que Ailatan tenía razón, lo que es una inconsecuencia, puesto que Niels Bohr defiende la teoría cuántica no determinista.
  24. [24]El experimento de Aspect es uno de los más recientes que apoyan la validez de la teoría cuántica.
  25. [25]Así sucede, en efecto, en la física cuántica, que ha logrado grandes éxitos prácticos, pero no ha podido elaborar teorías de altura para explicar los fenómenos cuánticos, al menos de una manera que resulte fácil de entender. Es por ello, que la física cuántica se deja utilizar sin problemas tanto por materialistas estrictos (pero no decimonónicos) como por místicos y seguidores de filosofías orientales.
  26. [26]San Anselmo de Canterbury, nacido en Aosta es uno de los más impresionantes pensadores medievales,  famoso por el rigor lógico de sus argumentos. tenía la pretensión de demostrar racionalmente la Revelación. El argumento que expone a continuación es lo que desde Kant se ha llamado prueba ontológica de la existencia de Dios.
  27. [27]El monje benedictino Gaunilo replicó al argumento ontológico de San Anselmo. Si no recuerdo mal, en vez de un unicornio, el ejemplo elegido por Gaunilo era una isla. San Anselmo llegó a escribir una contra-réplica a Gaunilo.
  28. [28]Pero también la presencia de Anselmo en el Limbo podría deberse a que, aunque la conclusión de su argumento es correcta, las premisas no conducen a ella, pues si no, es de suponer que San Anselmo estaría en el Cielo y no en el Limbo. Tal vez la razón se deba a su soberbia por querer demostrar mediante un método finito (un argumento lógico) la existencia de un ser infinito.
  29. [29]Un grave problema que se planteó en el cristianismo fue el de qué sucedía con los buenos pensadores, los hombres honrados y de alma pura que habían vivido antes de la llegada de Jesucristo a la Tierra. En el caso de Sócrates, además, algunos pasajes de Platón en los que su maestro alude a su demonio interior fueron interpretados como una referencia al Dios cristiano.
  30. [30]Algunos físicos cuánticos proponen la teoría de los universos paralelos. Según esta teoría la imposibilidad de predecir si un electrón entrará o no por una rendija se explica porque en un universo entra, y en otro universo paralelo no entra. De este modo, existirían infinitos universos paralelos, idea que ha sido usada por muchos autores de ciencia ficción. En el comic son muy interesante los mundos o futuros alternativos que se proponen en las aventuras de la Patrulla X (X Men) y de Excalibur, por ejemplo. 33Del mismo modo, hay una argumento del límite del conocimiento que afecta al propio Dios: si Dios se presentara en la Tierra y, tras convencernos de que es Dios, declarara que conoce todo lo que existe, siempre habría la posibilidad teórica de que apareciese un Dios superior que conociese un universo invisible para ese primer Dios, y así ad infinitum. El argumento, que no es en absoluto banal, es mío, al menos en una formulación rigurosa y lo cuento en detalle en Esklepsis 3.
  31. [31]El autor ya intuía que, a estas alturas del relato, la Natalia real podría estar tan fatigada y aburrida como la que protagoniza esta aventura y su compañera Ailatan
  32. [32]Es decir, que existe una unidad mínima de tiempo, una partícula temporal mínima e indivisible.
  33. [33]Así es: el tema ni siquiera se planteó.
  34. [34]Como ya se ha dicho, ese regreso al Infierno todavía está pendiente.
  35. [35]Este pensador es Karl Popper, que todavía vivía entonces, pero que murió hace uno o dos años.
  36. [36]Y sin  embargo, no puede ser así, porque entonces se tendría que observar a sí mismo modificado por todo el conocimiento del estado actual del universo; esta observación sería un nuevo estado del universo, con lo que nunca podría salir de esta serie infinita.  Por ello, el demonio de Laplace debería estar fuera del Universo y del tiempo. El argumento que permite conocer el futuro pero prohibe realizar una predicción es posiblemente tan peregrino como el de ese científico ruso que dice que es posible viajar al pasado, pero que no se puede intervenir en él (así se elimina la paradoja del hombre que va al pasado y mata a su abuelo, con lo que él ya no puede llegar a nacer y, por tanto, viajar al pasado para matar a su abuelo)
  37. [37]Yehuda Ha Levi es un gran pensador judío de Tudela, que vivió tal vez entre el 1075 y el 1161. Opinaba que no había contradicción entre el libre albedrío y la presciencia divina (que Dios conozca lo que va a suceder), ya que el conocimiento por parte de Dios de nuestros actos no es la causa de ellos. El mundo, una vez creado por Dios, se desarrolla merced a su propia mecánica interna, lo que no impide que Dios sepa a dónde va a conducir este desarrollo.
  38. [38]Una de las polémicas en torno a Dios y la creación es si Dios es una especie de relojero que pone en marcha el reloj del universo, o si Dios actúa de manera directa y esencial en la marcha del mundo. Leibniz y Newton polemizaron acerca de este asunto, en lo que se conoce como la polémica Leibniz-Clarke (Clarke defendía la postura de Newton). El contraste entre determinismo e indeterminismo se suele ilustrar también con la imagen del reloj opuesta a la de la nube: el comportamiento de un reloj es predecible, el de una nube no.
  39. [39]Estos argumentos de Natalia y la discusión que da inicio a esta felicitación recuerdan mucho el extraordinario Jacques el Fatalista, de Diderot, que yo no había leído entonces (lo leí en 1993)
  40. [40]Russell cuenta que en una ocasión una mujer le mandó una carta diciendo que ella era solipsista (que creía que sólo existía ella misma) y que no entendía cómo esta idea no tenía más adeptos
  41. [41]En efecto, el tema del solipsismo se trata extensamente en al felicitación de 1990, que, aunque pueda no parecerlo, fue escrita después de esta frase que la prevé.
  42. [42]Chesterton es un genial escritor inglés, famoso por su cuentos detectivescos del Padre Brown y por su fascinante novela El hombre que fue Jueves.
  43. [43]Es conocida la paradoja del marxismo, que por un lado dice que las épocas sociales están determinadas por una especie de ente metafísico llamado Historia y, por otro lado, intenta cambiar la realidad actual (recuerda la teoría de Yehuda Ha levi: que el historiador marxista conozca lo que va a suceder no es la causa de que eso suceda). Este problema ha provocado la célebre distinción entre dos clases de marxismo: el crítico y el científico. Marx personalmente se movería entre uno y otro a lo largo de su vida.
  44. [44]Esta es una de las ideas del materialismo histórico de Marx.
  45. [45]Paul Lafargue era el cuñado de Marx. Aunque compartía sus ideas, al parecer no acababa de gustarle la obsesión marxista por el trabajo; él pensaba que la verdadera liberación del hombre no consistía en la redención por el trabajo, sino en el disfrute del ocio
  46. [46]Es decir, el libre albedrío sólo e posible como término medio entre el azar y el determinismo o necesidad.
  47. [47]Gardiner= Martin Gardner. El libro es probablemente Los porqués de un escriba filósofo
  48. [48]Célebre frase de Demócrito, filósofo griego, creador, junto a Leucipo, de la primera teoría atómica, al menos en Occidente.
  49. [49]En el original se decía no “presencia”, sino “presencia física”, lo que es tal vez discutible tratándose de un sueño.
  50. [50]Promesa que todavía (1997) no se ha cumplido